Anniversary Sale Anniversary Sale

PUBLICIDAD

El melanoma es una enfermedad común en los trabajadores de oficina

melanoma

Historia en Breve -

  • El melanoma es una forma agresiva de cáncer de piel que se manifiesta con mayor frecuencia en los trabajadores de oficina, quienes probablemente se quemen con el sol durante las actividades al aire libre del fin de semana y estén expuestos a los rayos UVA dañinos a través de las ventanas de la oficina
  • Cada vez es más evidente la necesidad de exponerse de forma regular a la luz de espectro completo; al ayudar a las personas a saber la "dosis" óptima necesaria, la salud pública podría abordarse de mejor manera, en vez de indicarles evitar exponerse a los rayos del sol por completo
  • La deficiencia de vitamina D está relacionada con el riesgo de desarrollar un sinnúmero de padecimientos; y, al parecer, tener niveles séricos en la sangre de 60 a 80 ng/ml es óptimo para prevenir las enfermedades, por lo que la exposición sensible a los rayos del sol es la mejor manera de lograrlo
  • Si no tiene acceso a plena luz solar durante los meses de invierno, tomar un suplemento por vía oral podría ayudarle a alcanzar un nivel ideal de vitamina D; así mismo, debe asegurarse de optimizar su consumo de vitamina K2 y magnesio para evitar efectos negativos

Por el Dr. Mercola

En mi artículo de 2015 “Necesita un suplemento de vitamina D para mantener sus niveles en óptimas condiciones?” —en el que entrevisté al fallecido Dr. Robert Heaney, profesor de medicina de la Universidad de Creighton y renombrado investigador en el campo de la biología ósea y la vitamina D1—, el Dr. Heaney admitió que uno de los secretos vergonzosos en el campo de la nutrición es la falta de conocimiento sobre lo que realmente es normal.

Cuando el enfoque para medir el consumo de vitamina es determinar la cantidad necesaria para evitar desencadenar una enfermedad o establecer la cantidad más alta antes de experimentar una toxicidad, entonces no hay manera de que obtenga los niveles óptimos requeridos para sustentar la función biológica.

La vitamina D es una hormona esteroide que el cuerpo produce con ayuda del colesterol cuando se encuentra expuesto a los rayos del sol. Este nutriente esencial interactúa con varios sistemas diferentes en el cuerpo y es vital para la expresión del ADN celular.

Una de las mejores maneras de optimizar sus niveles sanguíneos es al exponerse de forma prudente a los rayos del sol, mientras cuida de no quemarse la piel.

Aunque la deficiencia es algo muy común, no solo en los Estados Unidos sino también alrededor del mundo, muchas personas consideran que no están en riesgo simplemente porque consumen alimentos fortificados con vitamina D.

Con el avance de la tecnología y las investigaciones, se ha vuelto evidente que la deficiencia de vitamina D está descontrolada y puede influir enormemente en el desarrollo de diversos padecimientos y enfermedades crónicas.

De hecho, las investigaciones estiman que2 el 85 % de los niños de ciudades industriales, y más de la mitad de los adultos y adultos mayores son deficientes en vitamina D.

Es probable que la falta de exposición a los rayos del sol haya sido impulsada por el temor a desarrollar cáncer de piel. Sin embargo, a diferencia de las personas que pasan tiempo al aire libre, los trabajadores de oficina desarrollan melanoma con mayor frecuencia.3

Trabajar en una oficina podría elevar el riesgo de desarrollar un melanoma maligno

Durante décadas, el mensaje de la comunidad médica ha sido evitar la exposición directa a los rayos del sol y aplicar protector solar al pasar tiempo al aire libre.

La extensa campaña pública de Australia4 para frenar las tasas de cáncer de piel ha ocasionado que el 31 % de los adultos australianos sea deficiente en vitamina D, lo que a su vez está relacionado con varias enfermedades mortales, incluyendo al cáncer.

La producción de vitamina D podría disminuir en un 97 % al aplicar SPF 30 —aunque es importante disminuir la posibilidad de quemaduras solares— pero desde los años 70 se sabe que los trabajadores de oficina están en mayor riesgo de desarrollar melanoma maligno, a diferencia de las personas que pasan tiempo al aire libre.

Lo curioso es que el melanoma puede aparecer en partes del cuerpo que casi no tienen mucho contacto con los rayos del sol, pero que con frecuencia se queman, como el torso de los hombres o la parte posterior de las piernas de las mujeres.5

En un estudio basado en la población y de casos controlados, los investigadores encontraron un patrón de riesgo de melanoma significativamente elevado en las lesiones del torso de las personas que informaron haber utilizado protector solar que les permitiera tomar el sol por más tiempo.6

Cuando se encuentra al aire libre, está expuesto al espectro completo de los rayos ultravioleta (UV), incluyendo a los rayos UVA y UVB.

Los rayos UVB son necesarios para que el cuerpo produzca vitamina D y con frecuencia solo afecta a las capas superficiales de la piel. Por otro lado, los rayos UVA, penetran profundamente en la dermis y podrían provocar el envejecimiento prematuro de la piel y suprimir el sistema inmunológico.7

La diferencia entre los rayos UVA y UVB es en donde descienden las ondas de luz del espectro de longitud de onda. Una razón por la que los trabajadores de oficina podrían estar en mayor riesgo de desarrollar un melanoma maligno es debido a su exposición a longitudes de onda UVA filtradas a través de las ventanas de las oficinas.

Las ventanas bloquean los rayos UVB, pero dejan pasar los rayos UVA. Una razón secundaria podría ser que las personas que trabajan en oficinas pasan más tiempo al aire libre durante los días festivos y fines de semana, lo cual puede ocasionar quemaduras solares, y sentar un antecedente para el cáncer de piel.8

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que:9

“Se cree que la exposición durante la infancia puede ser más significativa que la exposición durante la adultez. El desarrollo de tumores podría estar relacionado con la exposición ocasional a los rayos del sol intensos durante períodos cortos, como los fines de semana o días festivos.

Esta noción es sustentada por una mayor incidencia de melanoma maligno en las personas que trabajan en espacios cerrados, en comparación con las personas que trabajan al aire libre”.

Todo el espectro solar es beneficioso para la salud

Los científicos han empezado a entender varios aspectos en que la exposición a los rayos del sol es vital para la salud humana. En una entrevista, Alexander Wunsch, Ph. D., un experto mundial en fotobiología,10 explica que:11

“La luz solar induce efectos de adaptación endocrina coordinados; influye en la actividad simpática y parasimpática, y es un importante estímulo circadiano, así como estacional para el reloj corporal...

Nuestro sistema, a través de los ojos y la piel, detecta los colores de la luz en el ambiente para adaptar el sistema hormonal a las necesidades específicas del momento y lugar.

Sería diferente si estuviéramos sentados bajo el sol en el desierto, bajo un techo de hoja o debajo de un árbol en algún lugar boscoso.

Los colores que nos rodean y percibimos a través de los ojos le indican a nuestro cerebro, al cerebro medio [y] a los centros de dirección hormonal, lo que ocurre a nuestro alrededor y lo que debe hacer para lidiar con esa situación particular”.

Dados los múltiples beneficios de la exposición a los rayos del sol, la clasificación por parte de la OMS sobre la luz solar como agente cancerígeno (y su recomendación de evitar los rayos del sol), es como decir que el oxígeno podría causar cáncer porque es la molécula precursora de los radicales libres, y por lo tanto, debemos dejar de respirar, según Wunsch.

Cada vez es más evidente que exponerse de forma regular a la luz de espectro completo es necesario y beneficioso para la mayoría de las personas, y la salud pública podría abordarse de mejor manera al ayudar a las personas a comprender la "dosis" óptima necesaria, en vez de indicarles evitar exponerse a los rayos del sol por completo.

Aunque exponerse a cantidades anormalmente altas de rayos UVA puede dañar la piel, hacerlo de forma sensible puede ayudar a producir óxido nítrico, que relaja el sistema arterial y normaliza la presión arterial. A su vez, la presión arterial alta (hipertensión) está vinculada a la enfermedad de las arterias coronarias, aneurisma, insuficiencia cardíaca, derrame cerebral y demencia.12

Importancia de la vitamina D para la salud en general

En el pasado, la vitamina D era reconocida como el tratamiento para abordar el raquitismo, y posteriormente para la osteomalacia (ablandamiento óseo). Hoy en día, gran parte del enfoque sobre los beneficios de la vitamina D se ha centrado en la prevención de resfriados y enfermedades. Sin embargo, la vitamina D es un micronutriente vital para el funcionamiento celular.

Como describe Heaney, ser deficiente en este micronutriente, puede afectar el funcionamiento óptimo de sus células.

En los últimos 10 años, los científicos han aprendido el papel fundamental que desempeña la forma activa de la vitamina D para lograr que el ADN esté disponible para la célula, con el fin de poder crear las proteínas y enzimas necesarias para promover el funcionamiento.

Cuando disminuyen los niveles de vitamina D, afecta el funcionamiento de las células; podría experimentar una disminución en la capacidad inmunológica, equilibrio o fuerza ósea de forma inmediata. Sin embargo, a largo plazo, la vitamina D es responsable de diversas funciones críticas, incluyendo la regulación de la absorción de calcio y fósforo de origen alimenticio.

Estos nutrientes son esenciales para la salud ósea y actividad neuromuscular.

Un estudio dirigido por Arash. Hossein-Nezhad, Ph. D., profesor de endocrinología en la Universidad de Boston,13 encontró que los adultos que incrementaron sus niveles de vitamina D durante los meses de invierno mejoraron el funcionamiento de casi 300 genes y células inmunológicas circulantes que controlan más de 800 procesos biológicos y ayudan a reparar el ADN.14

Así mismo, estas funciones ayudan a promover la muerte de las células precancerosas, así como optimizar la función inmunológica. Cuando tiene niveles supóptimos de vitamina D, puede elevar el riesgo de diabetes tipo 1 y 2, artritis reumatoide, derrame cerebral, depresión, esquizofrenia y tuberculosis.

La deficiencia puede ocurrir con mayor frecuencia en latitudes más altas y durante los meses de invierno cuando el ángulo del sol es oblicuo.15

La toxicidad de la vitamina D es relativamente inusual

Un estudio colaborativo16 entre Duke University y National University of Singapure, encontró que los bajos niveles de vitamina D también elevaban el riesgo de deterioro cognitivo y mental.

No obstante, si bien los niveles óptimos de vitamina D pueden proporcionar múltiples beneficios, en el hemisferio norte es casi imposible obtener suficientes rayos del sol durante todo el año para cumplir con los requerimientos.

Los habitantes de las Islas Británicas se encuentran en una situación similar, donde el sol es muy escaso. Recientemente, la oficina del sistema de salud pública en Inglaterra,17 emitió un informe en el que les recomendaba a los habitantes tomar un suplemento de vitamina D, cuando antes esta recomendación solo era dirigida a personas en riesgo y niños menores de 5 años de edad.

Dado que cada persona absorbe y activa la vitamina D de forma diferente, es imposible recomendar una dosis suplementaria universal durante los meses de invierno, para garantizar los niveles sanguíneos de 60 a 80 ng/ml.

La única forma de evaluar su dosis ideal es al monitorear sus niveles séricos de vitamina D, lo cual podría lograr fácilmente con un simple análisis sanguíneo, disponible en la mayoría de los laboratorios o a través de GrassrootsHealth. Si bien, es importante obtener suficiente cantidad, es poco probable que lo logre a menos que tome más de 30 000 UI diarias.

La vitamina D puede influir en los niveles séricos de calcio, que es como el Instituto de Medicina define la toxicidad de la vitamina D. Según Heaney, existe un amplio margen de seguridad.

Por ejemplo, al medir los niveles sanguíneos de 25-hidroxi vitamina D, no se registran problemas en niveles de 200 ng/ml e inferiores. Para alcanzar ese nivel sérico, debe tomar más de 30 000 UI diarias.

Si bien, es difícil que ocurra una toxicidad por vitamina D, podría sufrir efectos negativos si no mantiene un equilibrio saludable con otros nutrientes.

Si toma altas dosis de vitamina D3, recuerde que también debe consumir mayor cantidad de vitamina K2 y calcio por medio de sus alimentos o algún suplemento, y hacer una prueba de los niveles de vitamina D para asegurarse de estar dentro del rango terapéutico.

El magnesio es otro nutriente crucial para optimizar los niveles de vitamina D. Podrá obtener más información al respecto al consultar mi artículo anterior, "Podría ser contraproducente tomar un suplemento de vitamina D sin magnesio".

La iluminación fluorescente de la oficina podría afectar su salud

Muchas oficinas utilizan focos fluorescentes compactos (CFL, por sus siglas en inglés) en un esfuerzo por reducir el gasto de energía. Sin embargo, la emisión de bajos niveles de energía y campos electromagnéticos (EMF, por sus siglas en inglés) podrían ser dañinos para su salud.

Un estudio de la Universidad de Stony Brook descubrió que la radiación ultravioleta que emiten los CFL podría dañar las células de la piel.18

Esta investigación comenzó después de que el investigador principal leyera un artículo en un periódico israelí que informaba sobre un incremento en las cifras de cáncer de piel en una granja comunal luego de que los habitantes empezaran a utilizar CFL.19

Los estudios de la Unión Europea también suministraron evidencia perturbadora que indicaba que exponerse a focos CFL podría ser la causa de la fotodermatosis y cáncer de piel en humanos.

Los focos CFL emplean la electricidad para producir vapor de mercurio, lo que emite luz UV, que es absorbida por el revestimiento de fósforo de los focos, y así convertir la energía en luz visible. En comparación con los tubos fluorescentes estándar, los CFL generan más espacio mientras que la luz UV puede filtrarse cuando se rompe el recubrimiento de fósforo.

Los investigadores estudiaron los queratinocitos de la capa más externa de la piel y los fibroblastos dérmicos que forman el tejido conectivo. Aunque todos los focos analizados generaban algunas emisiones, algunas eran peores que otras. En un entorno clínico, las células de la piel dejaron de desarrollarse y cambiaron de forma.20

Andrew Goldsworthy, Ph. D., biólogo de Imperial College en Londres, escribió:21

“Los síntomas de exposición a la radiación emitida por CFL son notablemente similares a los reportados por personas electrosensibles cuando se exponían a campos electromagnéticos pulsados. Dado que las lámparas no parpadean, es probable que sea un efecto directo de la radiación pulsada sobre el cerebro y sistema nervioso.

El componente magnético de la radiación es más peligroso porque puede penetrar profundamente en el cuerpo humano, donde podría generar voltajes eléctricos proporcionales a su tasa de variación.

Los rápidos incrementos y disminuciones de estos pulsos magnéticos pueden generar aumentos de voltaje relativamente masivos y potencialmente dañinos tanto en las células vivas como a través de sus membranas”.

Los monitores para bebés, teléfonos celulares, teléfonos inalámbricos, enrutadores wifi, medidores inteligentes y otros dispositivos inalámbricos pueden emitir EMF y causar una disfunción mitocondrial grave debido al daño producido por los radicales libres.

Para obtener un análisis sobre cómo los campos electromagnéticos podrían influir en sus células y salud, puede consultar mi artículo anterior, "Reducir la exposición a los EMF".

¿Es sensible a la luz fluorescente?

Los factores ambientales pueden desencadenar reacciones de estrés, desregulación del sistema nervioso o sensibilidades físicas, incluyendo la exposición a los CFL. Este tipo de focos se ha vuelto cada vez más generalizado a medida que sus partidarios argumentan que ayudan a ahorrar energía.

Sin embargo, si estos focos energéticamente eficientes incrementaran la incidencia de enfermedades físicas y mentales, el costo colectivo podría superar con creces cualquier ahorro.

Si bien, las reacciones de estrés a los CFL pueden ser provocadas por diversos factores, una de sus problemáticas es la luz azul que emiten, la cual estimula las vías no visuales desde el ojo y puede afectar los ritmos circadianos, nivel de alerta y tensión muscular.

En comparación con la iluminación incandescente, los CFL han demostrado tener la capacidad de incrementar los marcadores de estrés, presión arterial y reducir la disminución de la temperatura al dormir, lo que podría influir significativamente en la calidad de su sueño.22

También hay muchos estudios que indican un incremento en los comportamientos repetitivos en niños que padecen autismo23 o hiperactividad24 cuando son expuestos a la luz fluorescente versus incandescente.

Es importante considerar que los investigadores han encontrado efectos inmediatos y no han evaluado los efectos acumulativos a largo plazo, como podría ocurrir con la estimulación a lo largo del tiempo.

Por todas estas razones, recomiendo utilizar focos incandescentes en su oficina y vivienda, y reservar los CFL y LED para áreas donde no pase mucho tiempo, como en los pasillos, cochera o pórtico. Para obtener más información sobre iluminación saludable, puede consultar mi artículo “Cómo las luces LED podrían poner en riesgo su salud”.

Así mismo, recuerde que exponerse de forma sensible a los rayos del sol (o un suplemento de vitamina D3 cuando la exposición a la luz solar no es factible) puede disminuir el riesgo de diversos tipos de cáncer, incluyendo la forma más letal de cáncer de piel.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario