No caiga en la tentación de comer masa cruda para galletas

masa cruda galletas

Historia en Breve -

  • Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y la Administración de Alimentos y Medicamentos advierten que con el fin de evitar contraer patógenos trasmitidos por los alimentos no debe comer o jugar con masa cruda, ni con ningún alimento con huevo y harina crudos
  • Aunque es bien sabido que los huevos crudos pueden estar contaminados con salmonela, un problema menos conocido es que la harina cruda también puede estar contaminada con E. coli, posiblemente debido a la escorrentía de estiércol de las operaciones concentradas de alimentación animal de los alrededores
  • Ponga mucha atención a síntomas como diarrea, fiebre y vómito, ya que pueden indicar una infección por E. coli o salmonela. La mayoría de las personas se recuperan bajo cuidado en casa, pero cuando la diarrea persiste se puede requerir de hospitalización para tratar la deshidratación
  • Los postres suelen formar parte de la tradición de celebrar ocasiones especiales y días festivos, pero lo mejor es eliminar el uso de masa para galletas o pasteles y remplazarlo con alternativas más saludables como este delicioso postre de trufas de chocolate y aguacate

Por el Dr. Mercola

Puede ser difícil resistirse a la tentación de comer un poco masa cruda cuando estamos preparando postres para algún cumpleaños o día festivo, sin embargo, eso es exactamente lo que recomiendan la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés)1 y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés)2 de los Estados Unidos.

Hornear pasteles y galletas se ha convertido en una tradición en algunas familias, a menudo con el fin de celebrar ocasiones especiales. Es muy común que, al preparar postres, los papás permitan que sus hijos tomen pequeños trozos de masa cruda o bien los dejan preparar sus propias galletas.

Sin embargo, a pesar de todas las opiniones en contra,3 lo mejor es evitar comer masa cruda. El argumento de que a las personas que viven en los Estados Unidos les gusta hacer actividades de riesgo —andar en motocicleta, esquiar y comer en restaurantes desconocidos— es una excusa poco razonable para consumir alimentos que pueden estar contaminados con bacterias peligrosas.

Así que lo mejor es hacerle caso a las advertencias sobre evitar comer masa cruda, ya que puede estar contaminada con baterías peligrosas que pueden causar enfermedades. Aunque uno se imaginaría que los huevos crudos son la raíz del problema, la harina cruda es otro ingrediente que está causando enfermedades transmitidas por los alimentos.

¡No coma masa cruda!

La asesora principal del Centro para la Seguridad Alimentaria y Nutrición Aplicada de la FDA, Jenny Scott, advierte que comer masa cruda para galletas, pan, pasteles, pizza o tortillas puede causar enfermedades. Los ingredientes, como la harina y los huevos crudos, que contiene la masa cruda para galletas lo ponen en riesgo de contraer E. coli y salmonela.

Cada año, las enfermedades transmitidas por los alimentos afectan a 1 de cada 6 personas que viven en los Estados Unidos, lo que resulta en 128 000 hospitalizaciones y 3000 muertes.4

La carne es uno de los responsables más comunes, pero hace poco, se retiró la lechuga romana del mercado y días antes de Acción de Gracias, los CDC emitieron la alerta de desechar toda la lechuga romana que tuviera a la mano, así como evitar su consumo hasta nuevo aviso.5

De acuerdo con los CDC, es probable que la lechuga hidropónica o cultivada en invernaderos no se haya visto afectada por este problema,6 ya que una de las posibles fuentes de contaminación había sido la escorrentía de estiércol de una operación concentrada de alimentación animal (CAFO, por sus siglas en inglés) de los alrededores.7

Los campos de trigo contaminados con estiércol de animales también podrían haber sido la fuente del brote de E. coli en personas que comen y manipulan harina cruda.

Por lo general, la harina no se somete a un tratamiento para matar bacterias como la E. coli antes de ser vendida en las tiendas. La harina del grano puede contaminarse en el campo o durante los demás procesos de producción.

Aunque estas bacterias mueren al cocinar la harina, cuando está cruda puede contenerlas, por esta razón los CDC y la FDA advierten contra el consumo de masa cruda para galletas.

Durante un periodo de cuatro años de 2005 a 2009, hubo un brote de E. coli transmitido por los alimentos que afectó a más de 360 personas, el cual se atribuyó al consumo de mezcla cruda para pastel, masa cruda para galletas y harina cruda.8

Un estudio publicado en Clinical Infectious Diseases9 analizó los resultados de las infecciones de 77 pacientes durante este periodo. Los investigadores creyeron que se trató del primer brote reportado que estaba relacionado con el consumo de masa para galletas lista para hornear de venta comercial. Los investigadores señalaron que:10

“A pesar de las instrucciones que vienen en la masa para galletas que dicen que no debe comerla antes de hornear, los pacientes hicieron caso omiso y consumieron el producto sin hornear.

Los fabricantes deben considerar la posibilidad de formular una masa para galletas lista para hornear de venta comercial, que sea tan segura como un producto listo para comer. Mientras esto sucede, es necesario que los consumidores estén mejor informados sobre los riesgos de comer masa cruda para galletas”.

Hay más casos de los que se creía de harina que contiene patógenos transmitidos por los alimentos

La masa para galletas preempaquetada utilizaba huevos pasteurizados en un esfuerzo por reducir el riesgo de patógenos transmitidos por los alimentos.11 Sin embargo, la harina no se pasteurizaba, a pesar de que se cuenta con la tecnología para calentarla lo suficiente como para matar las baterías.12

Rana Lustyan, fundadora de Edoughble, una compañía de masa para galletas lista para comer, advierte que los productos libres de gluten no son más seguros y no deben comerse crudos.13 Las bolsas de harina tratadas con calor no están disponibles en el supermercado.

Después del brote de E. coli en 2009, la compañía Nestlecomenzó a utilizar harina tratada térmicamente para sus productos de harina para galletas refrigerada, pero seguía aconsejando evitar el consumo de masa cruda.

Un estudio publicado en New England Journal of Medicine14 evaluó un brote de E. coli relacionado con el consumo de harina cruda y encontró que este problema es más común de lo que se pensaba.

De hecho, la harina ha estado relacionada con varios brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos en Estados Unidos y Canadá. Durante un periodo de dos años, se identificaron 63 casos en 24 estados de los Estados Unidos y se descubrió que la infección estaba significativamente relacionada con el uso de harina marca General Mills y con comer masa cruda.

Los investigadores escribieron que además del E. coli, se habían detectado otros patógenos en la harina cruda, incluyendo la salmonela, que también estuvieron involucrados en investigaciones de brotes infecciosos.

Esto sugiere que, si bien la harina es un alimento con bajo contenido de humedad, es un posible medio de propagación para los patógenos transmitidos por los alimentos y una posible fuente de infección.

Este brote en particular causó la hospitalización de más del 25 % de los pacientes que presentaron intoxicación alimentaria. Uno desarrolló el síndrome urémico hemolítico; daño renal que puede provocar insuficiencia renal potencialmente mortal.15

Las bacterias no están distribuidas uniformemente en las bolsas de harina

Aunque se recomienda evitar el consumo de masa cruda, ya que se sabe del riesgo de salmonelosis por el consumo de huevos crudos, ahora se ha vuelto evidente que la harina cruda también puede ser una fuente de patógenos transmitidos por los alimentos. Kristi King, una dietista clínica en el Hospital Infantil de Texas, dijo para la cadena CBS News:16

“La masa cruda para galletas contiene productos crudos de origen animal y vegetal, los cuales contienen bacterias que pueden ser dañinas para nosotros. Esto no quiere decir que si come masa cruda para galletas es seguro que se enfermará, pero sí aumenta significativamente su riesgo.

Se sabe que la harina es responsable de portar E. Coli y que los síntomas pueden aparecer de tres a cuatro días después de consumir el producto, así como causar fiebre, dolor de estómago, diarrea con sangre y vómito.

Los huevos crudos son conocidos por portar salmonela y estos bichos tienden a actuar más rápido, por lo general en seis a 48 horas después de su consumo y pueden causar dolor de estómago, fiebre y diarrea. En algunos casos, las enfermedades transmitidas por los alimentos pueden causar la muerte”.

En Canadá ocurrió un brote similar, en el cual 30 personas se enfermaron después de comer harina cruda. Fue la primera vez en la que esta cepa de E. coli causó un brote en Canadá. La cepa de E. coli no-0157 es una cepa poco estudiada, ya que la mayoría de los laboratorios comenzaron a realizar pruebas con esta cepa hace poco tiempo. De acuerdo con el portavoz de los CDC:17

“Dado a que este brote en Canadá y el de los Estados Unidos el año pasado se relacionaron con el consumo de harina cruda, es muy importante que las personas sepan que la harina cruda puede estar contaminada y debe cocinarse u hornearse antes de comerla”.

Las bacterias no vienen distribuidas uniformemente en la bolsa de harina. Esto significa que tal vez no experimente ningún efecto la primera o segunda vez que consume harina, pero puede enfermarse gravemente la próxima vez. El investigador principal, Samuel J. Crowe de CDC, comentó:18

“No estamos tratando de arruinar las festividades, pero queremos que las personas estén conscientes de los riesgos. Las bacterias no vienen distribuidas uniformemente en una bolsa de harina de dos libras y media. Una pequeña cantidad puede enfermarlo gravemente. Yo he contraído E. coli y salmonela y es bastante desagradable”.

Comer huevos crudos representa otro riesgo de contraer enfermedades transmitidas por los alimentos. Aunque los huevos son unos de los alimentos más nutritivos y económicos, es importante tener mucho cuidado con ellos, ya que, aunque parezcan normales, pueden contener salmonela.19 Esta bacteria puede enfermarlo cuando los huevos se consumen crudos o poco cocidos.

Aunque los CDC recomiendan considerar comprar huevos o productos hechos con huevos pasteurizados,20 una mejor opción es comprar huevos orgánicos, de gallinas criadas en pastizales en una granja local. En todo momento debe mantener los huevos refrigerados a 40 °F (4.4 °C) o más y tirar cualquier huevo que esté roto o sucio.

Sin embargo, incluso con estas precauciones, la bacteria de salmonela puede contaminar el interior del huevo incluso antes de que se forme la cáscara. Por lo tanto, se aconseja evitar comer huevos crudos sin importar de dónde provengan.

Ponga mucha atención a los síntomas de intoxicación alimentaria

Los síntomas de intoxicación alimentaria por patógenos transmitidos por los alimentos difieren según la bacteria que ingiera.

Los síntomas por E. coli varían de persona a persona, pero por lo general incluyen espasmos abdominales severos, diarrea con sangre y vómito. Por lo general, la E. coli provoca síntomas en un plazo de tres a cuatro días después de consumir el alimento infectado con la bacteria.21

La mayoría de las personas se recuperan en una semana, sin embargo, los niños pequeños, personas de edad avanzada y aquellos con deficiencias inmunológicas pueden sufrir síntomas considerablemente peores. Algunos también desarrollan una insuficiencia renal grave llamada síndrome urémico hemolítico, una enfermedad que afecta la sangre y vasos sanguíneos.22

Como resultado, las plaquetas sanguíneas se destruyen y se produce una insuficiencia renal debido al daño producido en los pequeños vasos sanguíneos del riñón. Los síntomas pueden incluir diarrea y una menor producción de orina. Otros órganos dependientes de la microvasculatura, como el cerebro y corazón, también pueden sufrir daños.

Los síntomas de infección por salmonela se producen más rápido, a menudo en un plazo de seis a 48 horas después de comer el alimento contaminado.23 En la mayoría de los casos, los síntomas duran de cuatro a siete días y la mayoría de las personas se recuperan bajo cuidados en casa. Los síntomas pueden incluir diarrea y espasmos abdominales.

Sin embargo, algunos pueden experimentar diarrea varias veces al día durante varios días, por lo que requieren de hospitalización para tratar su deshidratación. Las personas de edad avanzada, niños pequeños y todos aquellos con un sistema inmunológico débil pueden experimentar enfermedades más graves que pueden ser potencialmente mortales.

Si presenta los siguientes síntomas, contacte a su médico:24

Temperatura por encima de los 101.5 °F (38.6 °C)

Incapacidad para retener líquidos

Vómito persistente

Heces con sangre

Diarrea durante más de tres días sin mejoría

Signos de deshidratación como disminución de la producción de orina, boca seca y mareos al estar de pie

Procedimiento seguro para el manejo de los alimentos

Los CDC también recomiendan lo siguiente:25,26,27

Los niños no deben jugar, ni comer masa cruda, incluyendo la masa para manualidades.

Seguir las instrucciones del empaque para cocinar y hornear, es decir la temperatura y el tiempo especificados.

No utilizar harina o masa crudas para preparar batidos y otras bebidas.

No agregar masa cruda para galletas al helado. El helado de masa para galletas vendido en el supermercado ha sido sometido a un tratamiento para matar las bacterias.

Mantener sus alimentos listos para comer lejos de los alimentos crudos como huevos y harina. Dado a que la harina en polvo, puede dispersarse fácilmente.

Seguir las instrucciones de la etiqueta para refrigerar los productos con masa o huevo crudos hasta que estén cocidos.

Limpiar su área de trabajo después de utilizar harina, huevos o masa cruda; lave sus manos, tazones, utensilios, mostradores y demás superficies con agua tibia y jabón.

Consultar la página de los CDC28 sobre las investigaciones y retiro de productos afectados. Tirar cualquier alimento que se encuentre en esta lista y si no está seguro, también deséchelo.

Si guarda su harina en un recipiente reutilizable, lávelo bien antes de volver a usarlo.

Utilizar tazones, tazas medidoras y utensilios diferentes para la harina y masa crudas.

Cocer bien la harina que utilizará para espesar.

Remplace la masa para galletas con este potente postre de chocolate

Algunas veces lo único que se le antoja es un postre dulce y delicioso. Pero, dado a que consumir azúcar y carbohidratos aumenta sus niveles de insulina e inflamación, así como su riesgo de resistencia a la leptina e insulina, es mejor considerar esta deliciosa receta de trufas de chocolate ricas en grasa.

Las trufas de chocolate son un tipo popular de confitería compuesta por una capa de chocolate y ganache, un relleno hecho con una mezcla de chocolate y crema. Los ingredientes se mezclan y enrollan en forma de bolitas, que se sirven como postres.29

Su nombre proviene de su apariencia parecida a las trufas, un tipo de hongo comestible utilizado en el mundo culinario por su aroma y sabor únicos.30

Sin embargo, la mayoría de las trufas de chocolate que venden hoy en día, contienen mucho azúcar, lo que puede dañar su salud. Creo que esta es una mejor opción, ya que utiliza ingredientes orgánicos y crudos que ofrecen muchos beneficios de salud. ¡Además, también son mucho más sabrosas!

Esta receta de trufas de chocolate y aguacate de Jennafer Ashley de Paleohacks es un gran ejemplo. No solo es saludable y deliciosa, sino también muy fácil de preparar.

Deliciosa receta de trufas de chocolate y aguacate

Tiempo de cocción: 10 minutos
Receta para 12 trufas

Ingredientes

  • 1 cucharada de extracto de vainilla del Dr. Mercola
  • 2 aguacates pequeños y orgánicos
  • 1 taza de cacao crudo en polvo
  • 2 cucharadas de cacao crudo en polvo, para espolvorear
  • 3 cucharadas de aceite de coco, derretido, del Dr. Mercola
  • 2 cucharadas de miel cruda del Dr. Mercola o 1 cucharada de endulzante de fruta del monje
  • 1-2 gotas de stevia (opcional)

Procedimiento

  1. En un tazón, mezcle el aceite de coco derretido, aguacate, miel y stevia (en caso de utilizar este ingrediente).
  2. Con un mezclador manual o una batidora a media velocidad, mezcle los ingredientes hasta que tomen una consistencia suave.
  3. Mezcle gradualmente 1 taza de cacao en polvo hasta que se combine por completo con los demás ingredientes.
  4. Coloque la mezcla en el congelador durante 10 minutos.
  5. Con ayuda de una cuchara, extraiga la mezcla y utilícela para hacer bolas pequeñas.
  6. Rocíelas con el cacao en polvo.
  7. Guarde la mezcla en el refrigerador y sírvalas frías.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario