Presidents Day Presidents Day

PUBLICIDAD

Los mejores consejos para evitar los errores farmacéuticos

Escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

vacuna error medico

Historia en Breve -

  • De acuerdo con el último censo en Estados Unidos, 1 de cada 40 niños entre los 3 y los 17 años padece de algún trastorno del espectro autista
  • Un antiguo testigo pericial del gobierno de Estados Unidos afirma que el Departamento de Justicia tergiversó su opinión y que, de hecho, encontró evidencia de la relación entre el autismo y las vacunas en ciertos niños
  • Además de informarse sobre los riesgos y beneficios de las vacunas, en este artículo se ofrecen 10 sugerencias adicionales que pueden ayudarlo a evitar los daños a causa de productos médicos. Entre dichas sugerencias se incluye tener el cuidado necesario antes de someterse a una colonoscopia y contratar a un defensor de salud personal durante la hospitalización
  • Otras sugerencias incluyen conocer el protocolo más efectivo para la sepsis, optimizar el consumo de la vitamina D en lugar de vacunarse contra la gripe, evitar los antibióticos y medicamentos a menos que sea absolutamente necesario y utilizar estrategias sin medicamentos para tratar el dolor

30 Tips en 30 Días Diseñados para Ayudarle a Tomar Control de Su Salud

Este artículo es parte de la Guía Propósitos de 30 Días. Cada día del mes de enero se agregará un nuevo consejo diseñado para ayudarle a tomar control de su salud. Para ver la lista completa de clic aquí.

Las vacunas se han convertido de manera exponencial en la fuente de ingresos más lucrativa de la industria farmacéutica. Actualmente, la industria de las vacunas está valorada en más de 34 mil millones de dólares al año y se proyecta que para 2022 supere los 49 000 millones de dólares.

Existen varias razones que explican este rápido incremento. No es solo porque las vacunas sean más caras que las pastillas, sino que los gobiernos y organizaciones no gubernamentales (ONG) también participan en promocionar las vacunas.

En estas cooperaciones poco éticas, las cuales utilizan tanto el dinero de los contribuyentes como de las ONG, se promueven investigaciones engañosas con la intención de asustar al público. Lo peor es que desacreditan a quienes critican a las vacunas al plantear preguntas legítimas sobre su seguridad y eficacia e incluso desacreditan a las familias y víctimas de las lesiones ocasionadas por vacunas.

Para sacar provecho de los beneficios económicos de las vacunas, la industria farmacéutica, los gobiernos y las ONG han declarado a todas las vacunas como "fuentes de salvación".

Uno de los ejemplos más claros es el intento de promover la vacuna contra el VPH como una vacuna "contra el cáncer", aunque no exista ninguna prueba de que realmente tenga un impacto en las tasas de cáncer cervical.

Mientras tanto, la creciente evidencia de daños graves y muertes causadas por la vacuna contra el VPH se ignora o se reduce su importancia como "coincidencia".

Para evitar los daños por vacunas, aprenda acerca de los riesgos

La postura oficial que se ha repetido por la mayoría de los principales medios de comunicación es que las vacunas se han investigado de manera exhaustiva, que "cientos" de estudios han demostrado su seguridad y que nunca se ha encontrado una relación entre las vacunas y los problemas de salud, como el autismo.

Suena bastante convincente, y se repite a menudo como un hecho establecido. Sin embargo, está lejos de acercarse a la verdad. Es importante destacar que, durante mucho tiempo, la industria de las vacunas ha evitado evaluar a las poblaciones vacunadas y a las no vacunadas con el fin de determinar las posibles diferencias en los resultados generales de salud.

Los pocos científicos independientes que han intentado realizar una investigación de este tipo no tienen buenas noticias para aquellos que creen que las vacunas son esenciales para la salud y que la vacunación obligatoria para todos los niños es la única forma de proteger a la sociedad de las enfermedades.

Es posible que las vacunas dañen más de lo que ayudan

En un estudio de 2017, se examinaron los resultados de salud entre aquellos que tenían de 3 a 5 meses de edad a principios de los años ochenta, cuando ocurrió la instauración de la vacuna contra la polio oral, así como la vacuna contra la difteria, tétanos y tos ferina (DTaP) en Guinea-Bisáu.

Esta población ofreció la rara oportunidad de comparar niños vacunados y no vacunados debido a la forma en que se implementaron las vacunas en este país de África occidental.

Para su sorpresa, los investigadores descubrieron que "la DTaP se asoció con un índice de mortalidad cinco veces mayor que la falta de vacunación". Según los autores, "Toda la evidencia con la que contamos en la actualidad sugiere que la vacuna DTaP puede matar a más niños por efectos secundarios de los que protege contra la difteria, tétanos o tos ferina".

En resumen, los investigadores concluyeron que la vacuna DTaP debilita los sistemas inmunológicos de los niños, haciéndolos vulnerables a toda una serie de otras enfermedades que con frecuencia son mortales o provocan graves problemas de salud.

En los Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) ahora recomiendan que los niños reciban 69 dosis correspondientes a 16 vacunas antes de los 18 años, con 50 dosis de 14 vacunas administradas antes de los 6 años.

Lo anterior ocurre a pesar de que nunca se ha realizado una investigación exhaustiva para determinar cómo todas estas vacunas en realidad afectan a la salud de un niño.

Lo que es peor, nadie está dando un seguimiento a los resultados de salud de los niños que se adhieren al calendario de vacunación infantil recomendado por el gobierno federal y a los programas estatales de vacunación obligatoria.

Los abogados del Departamento de Justicia de los Estados Unidos también defienden a las vacunas en el Programa Nacional de Compensaciones por Lesiones Causadas por Vacunas (VICP, por sus siglas en inglés), lo que significa que el gobierno de los Estados Unidos está interesado en mantener la ilusión de que las vacunas son una medida necesaria para salvar vidas que casi no causa daños.

El incremento en las vacunas no implica una mejora en la salud de los niños

Lo que sí sabemos es que:

  • Estados Unidos tiene la tasa de vacunación más alta del mundo, ya que entre un 94 y 96 % de los niños que ingresan a preescolar han recibido múltiples dosis de vacunas
  • Estados Unidos también tiene una de las tasas de mortalidad infantil y materna más altas de todos los países desarrollados
  • 1 de cada 6 niños que vive en los Estados Unidos tiene algún trastorno del desarrollo, entre los cuales e incluyen el TDA, TDAH, autismo, pérdida de audición, problemas de aprendizaje, discapacidades mentales, convulsiones y tartamudeo (muchos de éstos también forman parte de la lista de los efectos secundarios conocidos de las vacunas)
  • El 54 % de los niños ha sido diagnosticado con alguna enfermedad crónica, entre las cuales se incluyen la ansiedad, asma, problemas de conducta, trastornos óseos y musculares, infecciones crónicas en el oído, depresión, diabetes, alergias a los alimentos o a factores ambientales y epilepsia

Una vez más, esta lista refleja muchos de los efectos secundarios que se asocian con las vacunas, y el aumento en la prevalencia de estas enfermedades es paralelo al aumento de vacunas obligatorias, pero los promotores de vacunas insisten en que estas enfermedades no tienen absolutamente ninguna relación con las vacunas.

Efectos secundarios comunes de la vacuna

Tanto el Congreso como el Tribunal Supremo de los Estados Unidos han admitido que las vacunas infantiles autorizadas y recomendadas por el gobierno son "inevitablemente inseguras", y que los posibles efectos secundarios de las vacunas incluyen:

Enfermedades autoinmunes

Alergias alimentarias

Asma

Eczema

Diabetes juvenil

Artritis reumatoide

Tics

Síndrome de Tourette

TDA/TDAH

Autismo

Retraso en el habla

Trastornos del desarrollo neurológico

Síndrome de muerte súbita infantil (SIDS, por sus siglas en inglés)

Síndrome Convulsivo

Narcolepsia

Las vacunas también tienen el mayor índice de retiros del mercado en comparación con cualquier otro medicamento, lo cual habla sobre su naturaleza "inevitablemente insegura". Las víctimas también han recibido una compensación por parte del Programa Nacional de Compensaciones por Lesiones Causadas por Vacunas (VICP, por sus siglas en inglés) por las siguientes (y otras) lesiones:

Síndrome de Guillain-Barre

Mielitis transversa

Encefalopatía

Hipoxia y síndrome convulsivo

Muerte

Neuritis braquial

Encefalomielitis aguda diseminada

Polirradiculoneuropatía desmielinizante inflamatoria crónica (CIDP, por sus siglas en inglés)

Falla ovárica prematura

Parálisis de Bell

Diabetes tipo 1

Púrpura trombocitopénica idiopática

Artritis reumatoide

Esclerosis Múltiple

Fibromialgia

Anafilaxis

Miastenia ocular grave

Espasmos infantiles

La relación entre las vacunas y el autismo es indiscutible

De acuerdo con el último censo de los Estados Unidos, 1 de cada 40 niños entre las edades de 3 y 17 años padece algún trastorno del espectro autista. Esta impactante novedad se publicó en la revista Pediatrics en diciembre de 2018.

En 2014, la tasa era de 1 en 59 niños, en 2010 era de 1 en 68 y en el 2000 era de 1 en 150. Nos quedaríamos cortos al decir que estamos viendo un crecimiento exponencial. Pero ¿tienen las vacunas algo que ver con esta tendencia?

De acuerdo con el informe "Full Measure" realizado por Sharyl Attkisson, galardonado reportero y excorresponsal de la CBS, y por el Dr. Andrew Zimmerman, neurólogo pediátrico quien fue el testigo pericial en un caso a favor de las vacunas en el que gobierno desacreditaba y rechazaba los reclamos de autismo en el tribunal de vacunación.

"Zimmerman era el principal testigo pericial del gobierno y había testificado que las vacunas no causaban autismo. Se declaró al debate como concluído", informa Attkisson. "Pero ahora el Dr. Zimmerman ha proporcionado información nueva y relevante.

Afirma que, durante aquellos juicios sobre la vacunación, le dijo en privado a los abogados del gobierno que las vacunas eran capaces de provocar autismo y que ya habían causado autismo en algunos niños.

Ese giro inesperado por parte del principal experto médico del gobierno hubiera sido capaz de cambiar todo lo relacionado al debate sobre las vacunas y el autismo. Imagínese si el público se llegara a enterar…

Además, el doctor ha confesado cómo le dijo al gobierno de los Estados Unidos que las vacunas pueden causar autismo en cierto subconjunto de niños y el gobierno, por medio de su Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés), eliminó sus verdaderas opiniones".

Robert F. Kennedy Jr., presidente de The World Mercury Project, fue quien convenció a Zimmerman de hablar sobre este encubrimiento. En una declaración jurada, con fecha del 7 de septiembre de 2018, Zimmerman afirma que, en 2007, les dijo a los abogados del Departamento de Justicia que había "descubierto excepciones en las que las vacunas podían causar autismo".

"Expliqué que en un subconjunto de niños... la fiebre inducida por las vacunas y la estimulación inmune... causaron un síndrome regresivo con características del trastorno del espectro autista", escribe Zimmerman.

Una semana después de esta reunión en 2007, el Departamento de Justicia lo despidió, diciendo que sus servicios ya no serían necesarios.

De acuerdo con Zimmerman, más adelante el Departamento de Justicia tergiversaría su opinión para casos futuros, haciendo caso omiso a las excepciones que había reportado. Kennedy ahora ha presentado una queja por fraude ante el Inspector General del DOJ.

El Dr. William Thompson, Ph. D., científico principal del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de los CDC, también ha confesado haber ocultado los vínculos encontrados entre las vacunas y el autismo, en este caso la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR, por sus siglas en inglés).

Según Thompson, este fraude científico se cometió con el propósito expreso de encubrir posibles problemas de seguridad para que la agencia pudiera seguir argumentando que la vacuna MMR ha demostrado ser segura para todos los niños.

Al eliminar los datos incriminatorios, el vínculo se desvaneció y esta investigación se ha referenciado desde entonces como prueba de que las vacunas no causan autismo.

El informe de Attkisson también revela cómo los congresistas que querían investigar sobre la relación entre las vacunas y el autismo fueron intimidados, acosados y amenazados.

Dan Burton (R-IN), el Dr. Dave Weldon (R-FL) y Bill Posey (R-FL) se encuentran entre los 11 miembros actuales, que también formaban parte de los miembros y el equipo del Congreso anterior, quienes le dijeron a Attkisson que los representantes de Investigadores y Productores Farmacéuticos de América (PhRMA, por sus siglas en inglés) les habían advertido que abandonaran el problema sobre la seguridad de las vacunas.

Las vacunas también pueden causar graves consecuencias en los adultos

Si bien los niños son más susceptibles a los daños provocados por las vacunas en comparación con los adultos, los adultos también pueden ser perjudicados y sufrir una muerte a causa de las vacunas de rutina.

Es importante entender que ninguna vacuna es 100 % segura para todos. Tal como informó CNN, un oncólogo de la Fundación Royal Marsden NHS de Londres que falleció hace poco justo después de realizar una vacunación de rutina para la fiebre amarilla:

"Martin Gore, de 67 años, murió el jueves por la mañana después de recibir la vacuna que se recomienda a los viajeros que visitarán regiones como partes de África subsahariana, la mayor parte de América del Sur y partes de América Central y el Caribe...

La muerte de Gore pone en evidencia el mayor riesgo asociado con la vacuna contra la fiebre amarilla y la demografía de más de 60 años. Los efectos secundarios típicos de la vacuna incluyen dolores de cabeza, dolor muscular, fiebre ligera y dolor en el sitio de la inyección...

Sin embargo, las vacunas pueden, bajo circunstancias excepcionales, causar efectos secundarios más graves, como reacciones alérgicas y problemas que afectan al cerebro u otros órganos...

La OMS informó que todos los casos de enfermedad viscerotrópica (un efecto secundario poco frecuente pero peligroso de las vacunas contra la fiebre amarilla en donde una enfermedad similar a un tipo descontrolado de fiebre amarilla se prolifera en múltiples órganos), se han producido en casos en los que se han vacunado por primera vez, comenzando de dos a cinco días después de la vacunación".

Los casos de reacción ante las vacunas podrían ser incluso de 1 entre cada 10

El video está disponible solo en inglés

En el video anterior Del Bigtree, quien durante 6 años fue productor del programa de entrevistas "The Doctors" y fue ganador del premio Emmy, además de ser uno de los productores del documental "Vaxxed" habla sobre la seguridad de las vacunas o, más bien, sobre la falta de seguridad de las mismas.

En éste video, él cuenta cómo, en 2010, los CDC contrataron a una empresa para automatizar el Sistema para Reportar Reacciones Adversas a las Vacunas (VAERS, por sus siglas en inglés) de tal manera que cualquier posible reacción a una vacuna que fuera notificada a los médicos que participaban en la red de Harvard Pilgrim HMO se añadiría de manera automática a la base de datos de VAERS.

Es importante recalcar que los datos preliminares mostraron que de los 376 452 individuos que habían recibido 45 vacunas diferentes, se identificaron a 35 570 con posibles reacciones a las vacunas.

Esto significa que casi 1 de cada 10 personas sufrió una reacción después de la vacunación lo cual era una cantidad suficiente como para ser reportada, sin embargo, la declaración oficial de los CDC es que el riesgo de lesiones graves o muertes por vacunación es de 1 en 1 millón.

Por desgracia, si bien la creación de VAERS en 1986 fue una oportunidad para tener una idea más clara sobre la cantidad de posibles reacciones, lesiones y muertes que ocurrieron después de administrar vacunas en los Estados Unidos, los CDC no siguieron adelante, y el proyecto se quedó en el olvido.

10 consejos para evitar daños médicos

¿Cómo evitar convertirse en una de estas estadísticas? Además de informarse sobre los riesgos y beneficios de las vacunas, aquí hay varias sugerencias adicionales:

Pregúntele a su médico si cierto examen o tratamiento en verdad es necesario e investigue por su cuenta — De acuerdo con un informe del Instituto de Medicina de los Estados Unidos, alrededor del 30 % de todos los procedimientos médicos, exámenes y medicamentos pueden ser innecesarios, y cualquiera de estos puede ponerlo en riesgo de sufrir un efecto secundario que puede ser grave o letal.

Una investigación de 2013 realizada por Mayo Clinic también reveló que entre el 40 y el 78 % de las pruebas médicas, tratamientos y procedimientos que recibe no son favorables para usted (o puede que incluso sean dañinos), de acuerdo con los resultados de estudios clínicos.

Para saber qué pruebas e intervenciones dañan más de lo que benefician, visite el sitio web Choosing Wisely (información disponible solo en inglés).

Evite los hospitales a menos que en verdad sea necesario — De acuerdo con estadísticas de 2011, 1 de cada 25 pacientes en los Estados Unidos terminaron contrayendo algún tipo de infección mientras estaban en el hospital y, de las personas que viven en ese país, 205 mueren diario a causa de infecciones adquiridas en el hospital.

Infórmese bien antes de someterse a una endoscopia — Si está por someterse a una colonoscopia o cualquier otro procedimiento que haga uso de un endoscopio flexible, puede reducir de manera significativa el riesgo de adquirir una infección al preguntar al hospital o al establecimiento cómo se limpia el aparato y qué agentes de limpieza se utilizan.

Algunos esofagoscopios y broncoscopios tienen cubiertas estériles con canales para paso del aire y agua, así como para las biopsias, que son desechables, pero hay muchos que no cuentan con estas aplicaciones, y deben limpiarse entre cada uso. Si el hospital o clínica utilizan glutaraldehído, conocido comercialmente como Cidex, cancele su cita y vaya a otro lugar.

Alrededor del 80 % de las clínicas usan glutaraldehído porque es una alternativa menos costosa. Sin embargo, no cumple de manera apropiada con la esterilización del equipo. Si usan ácido peracético, la probabilidad de adquirir una infección de un paciente anterior es mínima.

Para obtener más información sobre esto, consulte mi entrevista con David Lewis, Ph. D., en "Porqué una esterilización mal realizada en un endoscopio podría poner en riesgo su salud".

Contrate a un defensor en atención médica — Una vez que ha sido hospitalizado, corre el riesgo de sufrir a causa de errores médicos, por lo que una de las mejores medidas de seguridad es tener a alguien allí con usted. Es importante tener un defensor presente para hacer preguntas y tomar notas.

Para cada medicamento que se le administre en el hospital, haga preguntas como: "¿Qué es este medicamento? ¿Para qué sirve? ¿Cuál es la dosis?" La mayoría de las personas, incluyendo a los médicos y las enfermeras, tienden a ser más cuidadosos para asegurarse de que están haciendo todo bien si saben que serán interrogados al respecto.

El Dr. Andrew Saul, autor del libro Hospitals and Health: Your Orthomolecular Guide to a Shorter Hospital Stay, analiza en este los peligros de quedarse en un hospital, el tipo de paciente que tiende a morir con mayor frecuencia y cómo puede proteger su salud y su vida en caso de que tenga que ser hospitalizado.

Por ejemplo, recordarles a las enfermeras y médicos que se laven las manos y se cambien los guantes antes de tocarlo puede hacer mucho para evitar la contaminación con microbios que pueden ser letales.

Haga su propia preparación para la cirugía — Si usted o alguien que conoce tiene una cirugía próxima, imprima la lista de verificación de seguridad quirúrgica y el manual de implementación de la OMS, que forma parte de la campaña "La cirugía segura salva vidas".

La lista de verificación (disponible solo en inglés) se puede descargar de forma gratuita aquí. Imprímala y llévela con usted, ya que esto puede ayudarlo a protegerse o proteger a su familiar o amigo, de errores que se pueden prevenir en la atención médica.

Conozca el protocolo más efectivo para la sepsis — La sepsis es una enfermedad progresiva causada a partir de una respuesta inmune agresiva y disfuncional a una infección en el torrente sanguíneo, razón por la que a veces se le denomina como envenenamiento de la sangre.

Como resultado, cada año en los Estados Unidos alrededor 1 millón de personas contraen sepsis e incluso la mitad de ellos muere a causa de la misma. Los síntomas de la sepsis a menudo se pasan por alto, incluso por los profesionales de la salud y, sin un tratamiento oportuno, esta afección puede ser mortal.

Por desgracia, los tratamientos convencionales fallan con frecuencia, y la mayoría de los hospitales aún no adoptan el uso de la terapia intravenosa (IV) con vitamina C, hidrocortisona y tiamina, un tratamiento desarrollado por el Dr. Paul Marik, que ha demostrado reducir los índices de mortalidad por sepsis de 40 a 8.5 %.

Los principales signos y síntomas de sepsis que hay que tomar en cuenta son:

  • Fiebre alta
  • Incapacidad para retener los líquidos
  • Palpitaciones rápidas, así como un respiración acelerada y superficial o falta de aliento
  • Letargo o confusión.
  • Dificultad para hablar, a menudo semejante a lo que ocurre con la intoxicación

En caso de que algunos o todos estos estén presentes, busque atención médica inmediata para descartar la sepsis.

También informe al personal médico que sospecha de sepsis, ya que el tiempo es esencial en lo que respecta al tratamiento, e inste a que utilicen el protocolo de Marik (en la actualidad es el estándar de atención para la sepsis en el Hospital General de Sentara Norfolk, en donde trabaja Marik). Puede obtener más información sobre este protocolo aquí.

Optimice su consumo de vitamina D en lugar de vacunarse contra la gripe — Las investigaciones demuestran que optimizar su nivel vitamina D como estrategia de prevención contra la gripe es más efectiva que la vacunación contra la gripe.

Esto ayuda a reducir en un 50 % las infecciones respiratorias como la influenza en personas con niveles de vitamina D en la sangre por debajo de los 10 ng /ml.

Las personas con niveles más altos de vitamina D al inicio de su tratamiento pueden reducir su riesgo en alrededor de un 10 %, por lo que los investigadores declararon que los resultados fueron casi iguales a los efectos de las vacunas contra la gripe.

Aparte de la vitamina D, el consumo de vitaminas B1 y C puede ayudarlo a mantenerse saludable durante la temporada de gripe y mucho después. La influenza también se ha tratado con éxito por medio de dosis altas de vitamina C. También es buena idea tomar suplementos de zinc a la primera señal de resfriado o gripe.

Evite los antibióticos — Los medicamentos son recetados y abusados en exceso, y esto es muy cierto en el caso de los antibióticos. Evite usarlos a menos que en verdad sea necesario, y recuerde que no funcionan para las infecciones virales.

El uso innecesario de antibióticos es uno de los principales creadores de superbacterias resistentes a los antibióticos.

Ignore la publicidad de los medicamentos — Aunque los fabricantes de medicamentos deben informar a los consumidores sobre los posibles efectos secundarios en sus anuncios, ellos han perfeccionado la narrativa en la publicidad de los medicamentos para que sean menos temibles.

Evite los medicamentos, a menos que en verdad los necesite — Como se mencionada anteriormente, los medicamentos (tomados según la recomendación de su médico), representan la mayoría de las 250 000 muertes anuales a causa de errores médicos en los Estados Unidos.

Una gran cantidad, si no es que la mayoría, de las enfermedades se pueden abordar de manera efectiva con sencillos cambios en el estilo de vida.

Los factores clave incluyen la alimentación, el ejercicio y el movimiento sin ejercicio, el sueño y la reducción del estrés. Para investigar sus opciones, puede buscar en mi base de datos decenas de miles de artículos con tan solo ingresar su afección en el motor de búsqueda.

Entre los medicamentos más letales de la actualidad están los opioides, que deben usarse con extremo cuidado y solo a corto plazo.

Para las opciones de tratamiento, lea "Cómo abordar el dolor sin medicamentos" y "Este estudio revela un mecanismo anteriormente desconocido detrás de la capacidad de la acupuntura para reducir el dolor", en los cuales también encontrará una larga lista de otras estrategias para aliviar el dolor sin medicamentos.

+ Fuentes y Referencias
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario