Presidents Day Presidents Day

PUBLICIDAD

Los peligros más graves detrás de las luces LED

Escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

peligros luces led

Historia en Breve -

  • Las luces LED son luces no analógicas que, por lo general, emiten frecuencias azules en exceso. La exposición regular, sobre todo después de la puesta del sol, causaría problemas para dormir y aumentará la aparición de ciertas enfermedades
  • Al usar luces LED, se provoca un mayor daño celular y una menor reparación y regeneración
  • Existen células en su retina que son responsables de producir melatonina, la cual regenera la retina durante la noche. Si usa luces LED después de la puesta del sol, entonces está reduciendo las capacidades regenerativas y restaurativas de sus ojos, aumentando su riesgo de degeneración macular, que es una de las principales causas de ceguera
  • La luz LED puede agravar enfermedades crónicas de todo tipo al promover la disfunción mitocondrial y suprimir la producción de energía en sus células
  • La luz LED, incluyendo la de las pantallas electrónicas, suprime la producción de melatonina, por lo que su capacidad para dormir se altera, lo cual también tiene consecuencias de salud de gran alcance

30 Tips en 30 Días Diseñados para Ayudarle a Tomar Control de Su Salud

Este artículo es parte de la Guía Propósitos de 30 Días. Cada día del mes de enero se agregará un nuevo consejo diseñado para ayudarle a tomar control de su salud. Para ver la lista completa de clic aquí.

La cantidad y calidad de la luz a la que está expuesto todos los días puede tener un impacto enorme en su salud. La luz más saludable, por supuesto, es la luz solar natural, que tiene una serie de beneficios que van más allá de la producción de vitamina D en la piel.

Por desgracia, la mayoría de nosotros pasamos muy poco tiempo al aire libre durante el día, perdiendo así este importante componente para nuestra salud.

Lo peor es que la mayoría ha reemplazado sus focos incandescentes, aquellas que se asemejan más a la luz solar analógica de espectro completo, por focos de diodos emisores de luz (LED, por sus siglas en inglés) que no solo ahorran energía, sino que tienen una serie de efectos biológicos perjudiciales.

Los LED emiten una gran cantidad de luz azul agresiva que genera grandes cantidades de especies reactivas de oxígeno (ERO) y estrés oxidativo. Además carecen de la luz infrarroja cercana que se necesita para contrarrestar parte de ese daño.

En este artículo, reviso algunos de los principales peligros de las luces LED y ofrezco orientación sobre cómo remediar estos problemas para proteger su salud.

El Dr. Alexander Wunsch, un experto de clase mundial en fotobiología, nos revela los peligros ocultos de la iluminación LED que la mayoría de las personas desconocen en mi artículo "Cómo las luces LED podrían poner en riesgo su salud".

El problema principal con las luces LED es el hecho de que en su mayoría emiten longitudes de onda de color azul y carecen de las frecuencias de infrarrojo cercano que producen un balance para curar y regenerar. Casi no emiten longitudes de onda color rojo y no tienen infrarrojo, que es la longitud de onda requerida para la reparación y regeneración.

Cuando se expone a estas frecuencias aisladas de luz azul, éstas catalizan un exceso de ERO que contribuyen al daño biológico. Por lo tanto, cuando usa luces LED, termina con un mayor daño celular y una menor reparación y regeneración. El resultado final, como cabría esperar, es un mayor riesgo de padecer alguna enfermedad crónica y una deficiencia en su capacidad para curarse.

Peligro # 1. La iluminación LED deteriora la visión

Tal como lo mencionaba al inicio, casi ningún foco tipo LED cuenta con frecuencias de luz de infrarrojo cercano para equilibrar las frecuencias de luz azul. Las frecuencias del infrarrojo cercano son esenciales para la curación e influyen en su salud de maneras importantes. En sus ojos, el infrarrojo cercano ayuda a optimizar las células de la retina para su reparación y regeneración.

Además, las luces LED emiten un exceso de luz azul digital que, en combinación con una deficiencia de frecuencias de infrarrojo cercano, generan ERO. En conjunto, esto explica por qué los LED son tan dañinos para sus ojos.

Tal vez ya sepa que la exposición a la luz azul durante la noche reduce la producción de melatonina en su glándula pineal. Pero también es importante que sepa que su retina tiene células que son responsables de producir melatonina que sirve para regenerarla durante la noche.

Si usa luces LED después de la puesta del sol, entonces está reduciendo las capacidades regenerativas y restaurativas de sus ojos. Evidentemente, con una menor regeneración el resultado es la degeneración. En este caso, la degeneración puede conducir a la degeneración macular relacionada con la edad, que es la principal causa de ceguera entre las personas de edad avanzada.

La falta de exposición a la luz solar durante el día también se ha relacionado con la aparición masiva de casos de miopía. La luz del sol libera dopamina en su retina, lo que disminuye el crecimiento de su ojo y, por lo tanto, disminuye el alargamiento del ojo y cambios en su visión.

La luz azul también reduce su producción de melatonina, lo cual, más allá de impedir el sueño, también aumenta el riesgo de resistencia a la insulina, que a su vez también aumenta su riesgo de miopía.

Peligro #2. Las luces LED empeoran las enfermedades crónicas a través de la disfunción mitocondrial y suprimen la producción de energía

Es importante destacar que las luces LED afectan su función mitocondrial y pueden empeorar los problemas de salud cuyo origen se encuentra en la disfunción mitocondrial, incluyendo los trastornos metabólicos y el cáncer.

Los cromóforos son moléculas que absorben la luz. Hay un rango de tejido óptico que varía de 600 a 1400 nanómetros, lo que significa que está casi completamente cubierto por la parte de infrarrojo cercano del espectro. Este rango de tejido óptico permite que la radiación penetre varios centímetros en el tejido.

Los cromóforos se encuentran en su mitocondria y en las moléculas inactivas de agua. En su mitocondria, se encuentra una molécula específica llamada citocromo c oxidasa, que está involucrada en la producción de energía en las mitocondrias. El trifosfato de adenosina (ATP), es decir, la energía celular, es el producto final.

El ATP es el combustible que las células necesitan para realizar todas sus diferentes funciones, incluyendo transportar a los iones, así como encargarse de la síntesis y el metabolismo. Su cuerpo produce su peso corporal en ATP todos los días.

Y, aunque pueda sobrevivir durante varios minutos sin oxígeno, si toda la producción de ATP se detuviera de repente, moriría después de 15 segundos. Es por ello que la luz es tan importante.

La luz es una parte bastante incomprendida e ignorada sobre la producción de energía biológica, en especial en cuanto a la producción de ATP mitocondrial.

Dado que la proteína citocromo c oxidasa es responsable del aumento de la producción de ATP, esto hace que las células tengan un mejor suministro de energía, lo que le permite un mejor desempeño, y esto es cierto sin importar en qué lugar se encuentre la célula.

Esto significa que las células hepáticas con más ATP podrán desintoxicar su cuerpo con mayor eficiencia. Los fibroblastos en su piel podrían sintetizar más fibras de colágeno y más, ya que el ATP es crucial para todas las funciones celulares.

La moraleja aquí es que la producción de energía de su cuerpo no solo implica el consumo de alimentos. También necesita exponerse a ciertas longitudes de onda de la luz para que su metabolismo funcione de manera óptima.

Esta es otra razón más por la que la exposición al sol es de vital importancia para una salud óptima, y también explica por qué es mejor evitar los focos tipo LED.

Peligro # 3. La luz LED daña su capacidad para dormir

Las luces LED, incluyendo las de las pantallas electrónicas, también suprimen la producción de melatonina, por lo que dañan su capacidad para dormir, y esto puede tener consecuencias de gran alcance en su salud.

Las células en sus ojos son sensibles a la luz y rastrean la luz azul, lo que desencadena diferentes procesos en su núcleo supraquiasmático, una pequeña región de su hipotálamo.

Dichas células le hacen saber a su glándula pineal que cuando hay mucha luz azul, la producción de melatonina debe detenerse para facilitar un estado de vigilancia. En condiciones normales, a medida que se mete el sol y la luz azul disminuye, aumenta la producción de melatonina, lo que ayuda a conciliar el sueño.

Sin embargo, si está expuesto de forma directa a una luz de LED azul por la noche (sobre todo si es brillante), esta secuencia se interrumpe, lo que resulta en dificultades para dormir. De hecho, las investigaciones confirman que "la luz azul de las luces LED provoca una supresión de melatonina dependiente de la dosis en los seres humanos".

Basta con mirar su tableta durante dos horas por la noche para suprimir el aumento natural de esta hormona nocturna, y las investigaciones demuestran que usar un dispositivo electrónico durante un periodo de una hora antes de acostarse puede demorar su capacidad para dormir durante más de una hora.

En otro estudio que comparó los perfiles de melatonina en individuos expuestos a una luz artificial estándar (<200 lux) versus aquellos expuestos a una luz tenue (<3 lux) se descubrió que la exposición a la luz artificial antes de acostarse acortaba los niveles elevados de melatonina en casi 90 minutos.

Eso significa que, una vez que esté en la cama, podría tardarse alrededor de una hora y media más antes de que tenga suficiente sueño como para quedarse dormido. Combine la luz artificial con las pantallas electrónicas justo antes de ir a la cama, y es fácil comprender por qué tardamos más para quedarnos dormidos.

La mayoría de nosotros disfruta de ver la televisión por la noche como una forma de relajación antes de acostarse. Yo sin duda lo hago y veo muchos documentales de Netflix.

La clave aquí es que la mayoría de los televisores no pueden filtrar la luz azul, pero si usa un monitor de computadora como su pantalla de televisión, puede usar el software Iris. Basta con instalar este software para filtrar la luz azul en su computadora. Esto le permitirá ver la televisión de manera segura por la noche sin suprimir su melatonina.

Para una salud óptima, cuide su exposición a la luz

La buena noticia es que puede remediar todos estos peligros para la salud si modifica la luz de su entorno y sincroniza su cuerpo con los ciclos naturales de luz y oscuridad. En seguida se muestran cuatro estrategias clave:

1. Reemplace las luces LED de ciertas áreas con focos de luz incandescenteAunque los LED son más eficientes en términos de energía, el precio que paga en términos de su salud es mucho mayor que los gastos que se está ahorrando.

Piense en las áreas donde pasa la mayor parte de su tiempo durante el día y la noche, como su cocina, comedor, sala de estar y oficina. Cambie sus luces LED por focos incandescentes estándar y deje los LED en áreas como pasillos, armarios, cocheras y patios, donde su exposición a ellos es mínima.

Lo importante aquí es fijarse en áreas clave. NO necesita reemplazar todas las luces LED de su hogar, solo las que usa todo el tiempo. En mi caso se trata de mi cocina, dormitorio y baño. Todas las demás habitaciones usan luces LED que casi nunca enciendo, pero en caso de que estén encendidas y alguien se olvide de apagarlas, no se desperdicia mucha electricidad.

2. Expóngase a la luz natural durante el día — La intensidad de la luz es de gran importancia, ya que ayuda a sincronizar su reloj biológico, que se compone por un grupo de células en su cerebro conocido como núcleo supraquiasmático. Estos núcleos se sincronizan con el ciclo de luz-oscuridad de su entorno en cuanto ciertas longitudes de onda entran en sus ojos.

Para dormir bien, necesita tener ritmos circadianos que estén alineados apropiadamente, y el primer paso es asegurarse de obtener una dosis suficiente de luz brillante durante el día. Su glándula pineal produce melatonina casi de acuerdo a la cantidad de sol a la que haya sido expuesto durante el día en contraste con la obscuridad absoluta durante la noche.

Si pasa todo el día en la obscuridad, su cuerpo no puede apreciar la diferencia y no optimizará la producción de melatonina. Lo ideal para ayudarle a su sistema circadiano a reiniciarse es que obtenga al menos entre 10 y 15 minutos de luz natural a primera hora de la mañana.

Esto le enviará un mensaje contundente a su reloj interno de que ya comenzó el día, lo que hará que sea menos probable que se confunda con señales de luz más débiles durante el resto del día. Luego, alrededor del mediodía solar, obtenga otra "dosis" de 30 a 60 minutos de luz solar.

3. Evite el uso de la luz azul en la noche — La melatonina actúa como un indicador de su fase circadiana o de sincronización biológica.

Por lo general, su cerebro comienza a aumentar la melatonina de manera progresiva alrededor de las 9 o 10 p. m., lo que hace que le dé sueño. En algún punto entre los 50 y 1000 lux está el rango de activación dentro del cual la luz comenzará a suprimir la producción de melatonina.

Sin embargo, la longitud de onda también es importante. Las luces rojas y ámbar no suprimirán la melatonina mientras que las luces azules, verdes y blancas sí lo harán.

Por lo tanto, asegúrese de evitar las longitudes de onda que corresponden a la luz azul después de la puesta del sol. Esto incluye la luz artificial y la luz emitida por dispositivos electrónicos como su TV, computadora y otras pantallas electrónicas.

Hay varias maneras de evitar la luz azul en la noche que se acoplan de acuerdo con su estilo de vida y preferencias personales, incluyendo las siguientes sugerencias. También puede obtener más información revisando mi artículo con el investigador Dan Pardi.

Apague o baje la intensidad de todas las luces después de la puesta del sol, y evite ver la televisión o usar aparatos electrónicos que emitan luz por lo menos una hora antes de acostarse (lo mejor es que sean dos horas o más).

Después de la puesta del sol, use focos de bajo voltaje con luz amarilla, naranja o roja en caso de necesitar iluminación. Una lámpara de sal iluminada por un foco de 5 vatios es una solución ideal que no interferirá con su producción de melatonina.

Si usa una computadora, teléfono inteligente o tableta, instale un software diseñado para bloquear la luz azul como Iris, o use lentes de color ámbar que bloquean la luz azul.

Los estudios han confirmado que cuando se usan lentes que bloquean la luz azul, las personas producen tanta melatonina como si estuvieran expuestas a una luz tenue, incluso si están en una habitación iluminada o usando tecnologías que emiten luz.

Otros estudios han demostrado que las personas que usan lentes que bloquean la luz azul tuvieron mejorías importantes tanto en la calidad del sueño como en su estado de ánimo. Los trabajadores nocturnos que usan estos lentes antes de irse a dormir (es decir, en la mañana cuando el sol está saliendo) también reportan una mejoría en su sueño.

4. Duerma en la oscuridad — Una vez que sea hora de irse a dormir, asegúrese de que su habitación esté lo más oscura posible.

Se ha demostrado que la exposición a la luz artificial durante el sueño suprime la melatonina en más del 50 %, pero incluso estar expuesto a una pequeña cantidad de luz puede disminuir su melatonina. No basta con cerrar los ojos, ya que la luz puede entrar a través de los párpados.

Si las cortinas para bloquear la luz son una inversión demasiado grande, una máscara para dormir tendrá el mismo efecto y se ahorrará ese gasto. También tome en cuenta que los despertadores digitales con pantalla LED podrían tener un efecto perjudicial, por lo que debe cambiar su despertador o cubrir la pantalla.

Las alternativas incluyen un despertador solar, que lo despierta al aumentar de manera gradual la intensidad de la luz, simulando así la salida del sol, o un despertador parlante, diseñado para personas con discapacidades visuales.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario