Spring Sale Spring Sale

PUBLICIDAD

El retiro comercial de pollo con rastros de hule

Escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

pollo con rastros de hule cafo

Historia en Breve -

  • Tyson Foods hizo el retiro comercial de más de 36 000 libras de nuggets de pollo luego de que los consumidores descubrieran hule en sus nuggets y se comunicaran con la empresa
  • Se cree que este hule provino del sello de una pieza de maquinaria, que se rompió durante el procesamiento y terminó en la mezcla de nuggets
  • Pilgrim's Pride Corporation también hizo un retiro comercial de más de 58 000 libras de bolitas de pollo empanizadas debido a los informes de que también podrían contener pedazos de hule
  • Recientemente, la empresa Perdue, otro gigante avícola de los Estados Unidos, también hizo un retiro comercial de más de 68 000 libras de nuggets de pollo por contaminación con materiales extraños, en este caso madera
  • Evite creer la publicidad de que el pollo de operaciones concentradas de alimentación animal (CAFO, por sus siglas en inglés) que venden en los supermercados y sirven en la mayoría de los restaurantes es beneficioso; en realidad, es uno de los alimentos más riesgosos en términos de contaminación y potencial de enfermedades transmitidas por los alimentos

El último desastre que ha impactado a la industria avícola de los Estados Unidos fueron los nuggets de pollo con hule, en este caso debido a verdaderos pedazos de hule que se encontraron en los alimentos.

El descubrimiento se produjo después de que algunos desafortunados consumidores descubrieran hule en sus nuggets y contactaran a la empresa Tyson Foods, uno de los mayores productores de carne en los Estados Unidos.

Más de 36 000 libras de nuggets, en más de 7200 bolsas, han sido retiradas del mercado, y si tiene alguno de estos productos en su congelador, específicamente los nuggets de carne blanca de pollo panko de la marca Tyson que se venden en las tiendas de membresía en paquetes de plástico de 5 libras, con la leyenda "consumase antes" del 26 de noviembre de 2019.

Se cree que el hule provino del sello en una pieza de maquinaria, que se rompió durante el procesamiento y terminó en la "mezcla" de nuggets.

Según el Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria (FSIS, por sus siglas en inglés) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, el retiro comercial se debió a la contaminación con "materiales extraños" y, aunque no se han informado reacciones adversas, no debe consumirlos.

"A la agencia FSIS le preocupa que algunos productos puedan estar congelados y en los congeladores de los consumidores", indicó en un comunicado de prensa. "Estos productos deben ser desechados o devolverse al lugar de compra".

Como una coincidencia poco apetitosa, Pilgrim's Pride Corporation hizo el retiro comercial de más de 58 000 libras de bolitas de pollo de empanizadas debido a los informes de que también podrían contener trozos de hule. Los productos fueron enviados a los supermercados Publix Super Markets, en Florida, para el departamento de productos gourmet.

El problema fue descubierto nuevamente por un consumidor, quien advirtió a los empleados de Publix sobre el hule blanco en el pollo. Por desgracia, las piezas de hule que se ocultan en los nuggets solo son una de las múltiples razones para desconfiar del consumo de pollo fabricado a escala industrial; y estos representan solo dos ejemplos en una lista de retiros comerciales recientes.

La empresa Perdue hace el retiro comercial de nuggets contaminados con madera y alérgenos sin declarar

Recientemente, la empresa Perdue, otro gigante avícola de los Estados Unidos, también hizo el retiro comercial de más de 68 000 libras de nuggets de pollo debido a la contaminación con materiales extraños: en este caso madera.

Los nuggets de pechuga de pollo empanizada sin gluten de la marca Perdue SimplySmart Organics, tenían la fecha de caducidad del 25 de octubre de 2019, y se vendían en paquetes de plástico de 22 onzas en tiendas minoristas de los Estados Unidos.

"El problema fue descubierto cuando la empresa recibió tres quejas de consumidores que habían encontrado madera en el producto.

Así mismo, el sistema de monitoreo de quejas del consumidor de la agencia FSIS recibió una queja", informó FSIS. Se desconoce cómo terminó la madera en los nuggets. En otro incidente, Perdue también hizo el retiro comercial de otras 16 000 libras adicionales de nuggets de pollo con "formas divertidas" porque contenían un alérgeno de leche sin declarar.

"Estos productos fueron fabricados con la etiqueta equivocada del panel posterior y habían hecho una declaración incorrecta de ingredientes, de que no contenía el alérgeno de leche declarado en el paquete", indicó Perdue.

Este no es un error inusual en la industria. De hecho, Taylor Farms también hizo el retiro comercial de productos de pollo (alrededor de 2100 libras) en febrero de 2019, debido a errores de etiquetado y alérgenos sin declarar.

Los productos de pollo de Taylor Farms fueron etiquetados incorrectamente como "Chili Relleno" y contenían trigo, un alérgeno que no fue declarado en la etiqueta.

 Cuando el FSIS anunció el retiro comercial, intentó restablecer la confianza de la población en sus servicios, al declarar que "el FSIS realizaba controles de efectividad de retiros comerciales de forma rutinaria para verificar que las empresas que lo hacen notifiquen al cliente acerca de tal acción y que se tomen medidas para asegurarse de que el producto ya no se encuentra disponible en el mercado".

Sin embargo, en primer lugar, es posible que FSIS —que se encarga de supervisar la seguridad de la producción de carne de la nación— haya errado en garantizar que los productos cárnicos contaminados no fueran comercializados.

El Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria (FSIS) utiliza límites cuestionablemente altos de residuos de medicamentos

El FSIS emplea límites más altos en residuos de medicamentos en la carne, en comparación con los recomendados por Consumer Reports, otros científicos y agencias gubernamentales.

Conocido formalmente como el nivel mínimo de aplicabilidad (MLA, por sus siglas en inglés), el FSIS estableció límites más altos en parte en respuesta a los equipos de prueba actualizados que pueden detectar cantidades más bajas de sustancias potencialmente peligrosas.

Consumer Reports citó a Robert Poppenga, Ph. D., profesor de toxicología veterinaria en el Laboratorio de Salud Animal y Seguridad de los Alimentos de California en la Universidad de California, en Davis, quien ha trabajado con el FSIS:

"Se ha desarrollado equipo analítico tan sensible que es posible detectar sustancias que no hubieran podido encontrarse hace 20 años... [el MLA le proporciona a las autoridades] cierta flexibilidad, y si descubren niveles sumamente bajos de algo, no necesariamente requieren tomar medidas reglamentarias".

Los niveles elevados de seguridad establecidos por el FSIS son inconsistentes incluso con los establecidos por otras agencias gubernamentales de los Estados Unidos.

Por ejemplo, el límite reglamentario del FSIS para el cloranfenicol, un antibiótico en la carne, es de 3 partes por billón (ppb), pero la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos ha bloqueado la importación de camarón que contenía niveles de 0.3 ppb de este medicamento.

En Europa, otro medicamento, la fenilbutazona antiinflamatoria, tenía límites de seguridad que variaban de 1 a 11 ppb, en contraste con el límite mucho más favorecedor de 50 ppb utilizado por el FSIS. Por razones desconocidas, el FSIS no utiliza el límite de cuantificación (LOQ), que es la cantidad más baja de una sustancia que puede medirse de manera confiable. LOQ es un estándar científico muy aceptado.

¿Por qué el pollo podría enfermarle?

Es desafortunado cuando la posibilidad de encontrar fragmentos de hule en un producto de pollo es la menor de sus preocupaciones. También, es común encontrar salmonela causante de enfermedad en el pollo de operaciones concentradas de alimentación animal (CAFO, por sus siglas en inglés), que constituye la mayor parte de los productos en el típico supermercado.

En los Estados Unidos, un informe del FSIS de junio de 2018 encontró que la magnitud de la contaminación por salmonela en las piezas de pollo era ampliamente desconocida porque el 35 % de las grandes instalaciones de mataderos de pollos no cumplían con los estándares de inspección del FSIS.

Quizás en respuesta, en noviembre de 2018, el FSIS publicó por primera vez los productores de pollos y su clasificación en los estándares de seguridad de salmonela, que se actualizan cada semana conforme se analizan nuevas muestras.

Los rangos de clasificación variaban de la categoría 1 a la 3. La categoría 1 describe las instalaciones que tuvieron menos del 50 % del nivel máximo permitido de salmonela en el rango de pruebas.

La categoría 2 describe las instalaciones que tuvieron más del 50 % (pero aún dentro del nivel máximo permitido), mientras que la categoría 3 era la peor… incluía a las instalaciones que habían excedido el nivel máximo de salmonela.

Si analiza la clasificación del FSIS, lo que notará es la frecuencia de las categorías 2 y 3 en la lista. El hecho de clasificarse en la categoría 3 tampoco es motivo de suspensión inmediata. En vez de eso, el FSIS notifica a las instalaciones si no cumplen con los estándares y en ese momento deciden si es necesario aplicar acciones adicionales.

La bacteria de E. Coli en el pollo podría causar infecciones urinarias

Además de la salmonela, en un estudio que incluyó 2500 muestras de pollo, cerdo y pavo comprados en grandes tiendas minoristas en Flagstaff, Arizona, se encontró que casi el 80 % contenía E. coli.

Y lo que es aún más inquietante, es que una cepa de E. coli conocida como E. coli ST131 apareció tanto en las muestras de carne, en particular en aves, como en las muestras de infección del tracto urinario humano (UTI) de las personas que visitaron un centro médico en el área.

La mayor parte de la E. coli en las aves era una variedad conocida como ST131-H22, que se sabe que puede desarrollarse en aves de corral, y también se encontró en muestras de UTI humanas.

"Nuestros resultados sugieren que un sublinaje ST131—ST131-H22, se ha establecido en las poblaciones de aves de corral alrededor del mundo y que la carne podría servir como un vehículo para la exposición e infección en humanos", señalaron los investigadores, al agregar que el linaje de coli E. sólo era uno de los muchos que pueden transmitirse por medio de las aves y otras fuentes de carne hacia las personas.

Sin mencionar que, aunque a menudo el pollo es percibido como una fuente saludable de proteínas, no es tan nutritivo, en parte porque la mayoría de los pollos CAFO son alimentados con granos en vez de pastar libremente y consumir los alimentos apropiados para su especie.

La Asociación Americana de Productores de Aves en Pasturas (APPPA, por sus siglas en inglés) también publicó un estudio sobre la comparación entre la nutrición de los pollos alimentados en pastizales con los valores de referencia estándar de los pollos CAFO en la Base de Datos Nacional de Nutrientes del USDA.

Los pollos criados en pastizales tenían niveles más elevados de vitaminas D3 y E, así como una proporción promedio de 1:5 de grasas omega-3 a omega-6, en comparación con el valor del USDA de 1:15.

Hace décadas, cuando el pollo todavía era criado en granjas pequeñas, era razonable considerar que era saludable, pero ahora es todo lo contrario.

Un estudio de la Universidad Metropolitana de Londres encontró que, en comparación con 1940, el pollo del año 2004 contenía más del doble de grasa, un tercio más calorías y un tercio menos de proteínas, y esta última era la principal razón nutricional por la cual la mayoría de las personas consumen pollo.

Otro problema real es el uso de antibióticos con el fin de promover el crecimiento, y está vinculado con el incremento en la resistencia a los medicamentos.

En noviembre de 2017, un informe de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos también reveló que el número de habitantes infectados con salmonella resistente a múltiples medicamentos por medio de alimentos contaminados se había incrementado, del 9 % en 2014 al 12 % en 2015, y las aves de corral eran una fuente principal de estos padecimientos.

Evite el pollo de las operaciones concentradas de alimentación animal (CAFO); en cambio elija carne y huevos de gallinas camperas

En cuanto a la contaminación y retiros comerciales generalizados, recomiendo evitar el pollo CAFO en favor del pollo criado en pastizales de productores locales que alimentan a sus animales con forraje.

Algunos productores lo han llevado al siguiente nivel al emplear agricultura regenerativa enfocada en las aves de corral, en la cual los pastos altos y árboles las protegen de los depredadores, en vez de utilizar jaulas; además de optimizar la temperatura de los suelos y contenido de humedad, al extraer el exceso de nutrientes que depositan los pollos, lo que produce minerales valiosos por debajo de la superficie del suelo y es un forraje perenne de alto valor.

Al contrario de las CAFO, estos sistemas enfocados en las aves regeneran la tierra en vez de destruirla, al criar los pollos de forma humana en vez de un trato cruel, así como producir alimentos de calidad nutricionalmente superior. Otra alternativa, en especial si no puede encontrar pollo criado en pastizales, es evitar el pollo por completo y en cambio elegir huevos orgánicos de gallinas camperas.

Los huevos enteros son una excelente fuente de proteína, grasas saludables (grasas omega-3) y antioxidantes, incluyendo a la colina, junto con las vitaminas A, D, E y K. Los huevos de gallinas camperas pueden proporcionarle gran parte de la nutrición que los pollos CAFO no pueden, pero sin los riesgos de la contaminación.

El estándar de referencia sería consumir huevos de gallinas criadas en su propio jardín, pero la segunda mejor opción sería conseguir huevos orgánicos de gallinas camperas de una cooperativa de alimentos o mercado de productores local. Incluso, si vive en un área semirural, también es probable que vea anuncios de huevos frescos de granja.

Así que, pase y pregunte al productor su método de crianza y si los pollos son criados en pastizales, de ser así, cómprelos.

Pero, sobre todo, evite creer en la publicidad de que el pollo CAFO vendido en supermercados y servido en la mayoría de los restaurantes es beneficioso; véalo como realmente es, uno de los alimentos más riesgosos que existen, en términos de contaminación y potencial de enfermedades transmitidas por alimentos.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario