Hemp Oil Hemp Oil

PUBLICIDAD

¿Por qué los medios de comunicación enloquecieron con esta historia?

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

dieta cetogenica aguacate

Historia en Breve -

  • El término "Keto crotch", que se refiere a un mal olor vaginal causado por la dieta cetogénica, es una noticia falsa y alocada. Se basa en un conjunto de anécdotas de antiguos foros de discusión de Reddit (un sitio web de noticias). No hay evidencia médica que sugiera que la cetosis nutricional pueda causar malos olores vaginales
  • El mismo día que se reportó dicha noticia, CNN informó que el valor de las acciones de Weight Watchers había disminuido en un 80 % desde julio de 2018 debido a que las personas habían dejado su método para probar la dieta cetogénica, y los artículos que advertían sobre la "Keto Crotch" atiborraron el internet
  • El azúcar y los carbohidratos netos son los principales impulsores de las infecciones por candidiasis, vaginosis bacteriana, infecciones de la vejiga y afecciones similares. Además, las mujeres que luchan contra estas condiciones y hacen la transición hacia una alimentación baja en carbohidratos suelen notar una mejora significativa
  • Las cetonas imitan aquellos beneficios del ayuno que incrementan la longevidad, como un mejor metabolismo de la glucosa, una menor inflamación y la eliminación de las células inmunológicas defectuosas, así como una regulación ascendente de la autofagia y mitofagia en sus mitocondrias
  • La cetoacidosis diabética, la cual provoca mal aliento, no tiene nada que ver con la cetosis nutricional que se obtiene a través de una dieta cetogénica

Un artículo publicado en el sitio web munchies.vice.com anuncia que "[s]u alimentación rica en carne podría estar provocándole un mal olor vaginal", donde se afirma que "los médicos han confirmado que cambiar su alimentación puede crear olores nuevos e interesantes... allí abajo".

Mientras tanto, en el sitio web Jezebel.com, Emily Alford informa que "[p]uede que el hedor vaginal sea el argumento más sustancial hasta ahora para consumir carbohidratos".

"El mal olor vaginal es el apestoso efecto secundario de esta dieta popular", declara el New York Post, en cuyo artículo confunde la cetoacidosis diabética, que provoca mal aliento, con la cetosis nutricional que se obtiene a través de una dieta cetogénica.

(Uno no tiene nada que ver con el otro, tal como se explica en mi artículo anterior en el que hablo con Dorian Greenow, así como en ketogenic-diet-resource.com)

Ahora resulta que un gran número de fuentes de noticias convencionales, y otras no tanto, tienen titulares similares, advirtiendo a las personas que implementar la dieta cetogénica puede provocar secreciones apestosas que la convertirán en una marginada social, y que consumir alimentos con un alto contenido de azúcar, tales como los jugos de frutas y granos integrales, es la respuesta a estos terribles olores.

Algo impresionante fue que, si se realiza una búsqueda en línea del término "Keto Crotch", filtrada por la fecha de estas publicaciones, aparece una asombrosa cantidad de 2 060 000 de resultados. La pregunta es, ¿dónde están las evidencias para apoyar este disparate?

La locura del ‘Keto Crotch’

Según me parece, el término ‘Keto Crotch’ apareció por primera vez en un panel de discusión Reddit en 2014 y nuevamente en 2016. Parece que muchos de los artículos que ahora debaten sobre este problema toman a estas breves anécdotas como referencias.

Desde entonces y hasta el pasado 24 de febrero de 2019 (cuando el sitio web Delish.com publicó el artículo de Korin Miller titulado: “‘Keto Crotch’ Might Be a Surprising Side Effect of a Low-Carb Diet,” , el cual se volvió a publicar ese mismo día en Yahoo Finance bajo otro título más llamativo: “’Keto Crotch’ Is the Most WTF Side Effect of Going on the Diet”), el término "Keto Crotch" era casi inexistente, en lo que a mí concierne, después de haber examinado a alrededor de una docena motores de búsqueda.

Miller, quien parece ser de los primeros periodistas en usar el término "Keto Crotch", es una periodista independiente cuyo trabajo ha aparecido en varias revistas para mujeres y de salud.

Además, es una consultora de motores de búsqueda (SEO, por sus siglas en inglés) y fundadora de la empresa de SEO conocida como keepUP Marketing, la cual ayuda a los sitios web a optimizar sus resultados de búsqueda, y es la editora en jefe del StyleCaster Media Group, una “plataforma vanguardista de medios digitales y tecnología para la industria de la moda, belleza y estilo de vida”.

Con semejante trayectoria, tiene sentido suponer que cuenta con el conocimiento para hacer que una historia se vuelva viral. ¿Por qué esta situación sigue siendo una incógnita?

La historia comenzó a difundirse al día siguiente, y para el 28 de febrero, los artículos sobre el hedor vaginal estaban "en todas partes".

Sin embargo, en estos artículos no se presenta ni un solo estudio científico, y al realizar una búsqueda sobre documentos médicos los resultados son nulos. De hecho, el artículo que Miller publicó el 24 de febrero especifica que no hay evidencia médica que vincule la cetosis nutricional al hedor vaginal.

¿Quiénes son algunos de los expertos en salud que opinan sobre el 'Keto Crotch'?

A pesar de la falta de evidencia, los artículos citan a varios proveedores de atención médica, entre ellos se menciona a la nutrióloga y experta en dietas, Lisa DeFazio (cuyo comentario apareció en un gran número de artículos dentro de las primeras 48 horas), la Dra. Lauren Streicher, ginecóloga, y Andrea Hardy, otra experta en dietas.

DeFazio compartió un enlace sobre un estudio de 2009 en el Journal of Nutrition cuando un seguidor de Twitter le preguntó sobre la solidez de sus inquietudes. En dicho estudio se encontró que la vaginosis bacteriana era más frecuente entre las mujeres cuyo consumo de grasas alimenticias era superior.

Los comentarios de Streicher, por otro lado, han sido mucho más neutrales, señalando que los cambios en la dieta alterarán temporalmente el pH en el área vaginal, y que no hay evidencia médica que vincule a la dieta cetogénica con infecciones u otras dolencias vaginales que causen mal olor. Streicher comentó para el Huffington Post que:

"Cuando recibí la primera llamada en la que se me consultaba al respecto, les pregunté si se estaban inventando los síntomas para escribir una historia", dijo Lauren Streicher, directora médica del Centro de Medicina para la Sexualidad y Menopausia y profesora clínica de obstetricia y ginecología en la Northwestern University’s Feinberg School of Medicine, al HuffPost entre risas.

Streicher dijo que, aunque sí es posible que la alimentación pueda tener un impacto en la salud vaginal, no hay evidencia científica que lo demuestre, y existe una gran cantidad de posibles causas para que exista el olor".

El problema con el estudio citado por DeFazio es que las mujeres también consumían grandes concentraciones de carbohidratos, y éstos son los principales impulsores de la infección y candidiasis vaginal. Según los autores del estudio:

"El consumo total de energía excedía la cantidad diaria recomendada para mujeres adultas. Además, los consumos de energía, grasa y carbohidratos de dichas mujeres fueron en gran medida superiores a las reportadas en NHANES (1999-2000) sobre las mujeres de edad comparable".

En otras palabras, parece que estas mujeres llevaban una alimentación estadounidense estándar que es tanto alta en grasas como en carbohidratos, por lo que los resultados no se pueden atribuir a una alimentación alta en grasas y baja en carbohidratos, como es el caso de la dieta cetogénica.

Por lo tanto, no es de sorprenderse que DeFazio recomiende consumir carbohidratos para bajar de peso y mantenerlo, diciendo que "una alimentación baja en carbohidratos no funciona a largo plazo".

DeFazio también abre las puertas a las preguntas de los medios de comunicación, declarando que está "disponible para todo tipo de entrevistas, ya sea en revistas, periódicos, radio, televisión y sitios web", y que "lo atenderá lo antes posible, incluso con poca antelación".

Además, es una persona importante en Taylor Talent Services, una agencia que se especializa en "Ayudar a las marcas, productores y comercializadores a encontrar la imagen de sus productos".

Los expertos en la dieta cetogénica nunca han oído hablar del ‘Keto Crotch’

Por otro lado, los expertos en las dietas cetogénicas, incluyéndome a mí, nunca antes habían escuchado esta queja. En el video de arriba, el Dr. Ken Berry, un médico afín a la dieta cetogénica, comparte sus opiniones sobre el tema.

Tal como él lo señala, los carbohidratos son los principales impulsores de las infecciones por candidiasis, vaginosis bacteriana, infecciones de la vejiga y afecciones similares.

Además, las mujeres que luchan contra estas condiciones y hacen la transición hacia una alimentación baja en carbohidratos suelen notar una mejora significativa "Nada de la dieta cetogénica le puede provocar una vaginitis o vaginosis", dice el doctor. "Esa declaración es un absoluto disparate".

Kristie Sullivan, Ph. D., quien ha llevado una dieta cetogénica desde 2013, y ha pasado años entrenando a personas sobre este régimen alimenticio, compartió una perspectiva muy similar:

"En casi seis años de seguir una alimentación estrictamente baja en carbohidratos e interactuar con cientos de miles a través de las redes sociales y grupos de Facebook (con más de 250,000 personas ...), he participado en casi todo tipo de discusión posible sobre salud personal y la alimentación baja en carbohidratos o cetogénica.

Jamás ha surgido el tema del mal olor vaginal como parte de esa conversación. El mal aliento o los cambios en el olor corporal no son preocupaciones fuera de lo común, pero tienden a experimentarse temprano en la fase de adaptación y no son problemas a largo plazo o continuos".

Otra experta en la dieta cetogénica, Megan Ramos, presidenta ejecutiva de Intensive Dietary Management en Toronto, Canadá, dijo lo siguiente en una entrevista:

"Hemos tratado a más de 10 000 pacientes hasta este momento. Casi el 65 % de los pacientes son mujeres. En ninguna ocasión ha habido un caso en el que una mujer me comparta este problema.

De hecho, estamos viendo lo contrario: las mujeres tienen cada vez menos infecciones por candidiasis e infecciones de vejiga, algo que ocurre en particular con aquellos pacientes diabéticos que normalizan sus niveles de azúcar en la sangre y dejan de tomar sus inhibidores de SGLT2 (un medicamento que hace que las personas eliminen el azúcar por medio de la orina)".

¿De dónde viene el mito del hedor vaginal?

Considerando que no existe ni una sola evidencia científica que respalde las afirmaciones de que la cetosis nutricional puede causar infecciones vaginales, hay que cuestionarse de dónde se originó esta historia.

Después de todo, no es como que una anécdota arbitraria se propague como la plaga sin haber alguna razón, mientras que al mismo tiempo los principales medios de comunicación la exponen. Sin embargo, aquí hay docenas de historias casi idénticas que fueron publicadas en diferentes revistas y medios de comunicación en mismo día.

Hay dos individuos que han sido capaces de dar una respuesta. En el video de arriba, Berry explica cómo, al hojear varias revistas para mujeres en una librería en las que se halaba sobre el hedor vaginal provocado por la dieta cetogénica, notó un patrón interesante.

Absolutamente todas tenían anuncios que publicitaban el método de Weight Watchers, una empresa de dietas cuyas acciones se han desplomado en un 80 % desde julio de 2018, una caída que, según Weight Watchers, es provocada por la adopción masiva de la dieta cetogénica. En el video, Berry comenta que:

"Siéntase con tranquilidad... ya que cada vez se ven menos factores que pudieran provocarle que descargue secreciones olorosas cuando se alimenta de manera cetogénica. Un problema de ese tipo no se agrava, sino que disminuye...

Por lo tanto, creo que el mito conocido como 'Keto Crotch' no es más que una información errónea promovida por las grandes editoriales que obtienen gran parte de sus dólares publicitarios de actores como Weight Watchers, Biggest Loser y Jenny Craig. Ellos se beneficiarían si las personas renuncian a la dieta cetogénica...

Si logran asustarlo con la última táctica del miedo, que es el hedor vaginal, entonces tendrán éxito y obtendrán más dólares de publicidad de los grandes programas de pérdida de peso que promueven el consumo de carbohidratos".

John Zahorik, quien se denomina a sí mismo como un "explorador de nutrición", ha llevado su investigación un paso más allá.

En una serie de publicaciones de Twitter (ya que este lector de "hilos" ofrece la manera más fácil de leer), Zahorik demuestra los vínculos entre Weight Watchers, su compañía de relaciones públicas conocida como Edelman, y algunos de los principales expertos de salud que fueron entrevistados sobre el hedor vaginal, así como algunos de los autores de estos disparatados artículos, siendo Shireen Khalil una de ellos.

¿El ‘Keto Crotch’ no es más que un truco de relaciones públicas de Weight Watchers?

En septiembre de 2018, PR Week anunció que: "Weight Watchers se dirige a Edelman para manejar las relaciones públicas los consumidores al rededor del mundo".

De acuerdo con PR Week, "Weight Watchers quiere fortalecer su reputación, identificar e incrementar el 'impacto de los Weight Watchers'y aumentar los ingresos a más de 2 mil millones de dólares para finales de 2020 ...". Otros clientes de Edelman son Barilla (el gigante de la pasta) y The Coca-Cola Company.

Según las capturas de pantalla tomadas por Zahorik, parece que Khalil, Streicher y DeFazio siguen a Edelman PR en Twitter. Si bien eso no prueba que estén trabajando juntos, sugiere que la colaboración es una posibilidad. También les recuerda a las personas la realidad detrás de la "publicidad nativa" (una estrategia de comercialización para que parezca que el contenido es una noticia más).

Según lo informado por el sitio web Conently.com en 2015:

“La publicidad nativa (artículos pagados o escritos por una marca que se publican en el sitio de una editorial) se ha convertido en una nueva, poderosa y popular herramienta publicitaria en los últimos años.

"Compañías de medios como BuzzFeed, The New York Times, The Wall Street Journal y The Atlantic han invertido mucho en la creación y distribución de anuncios nativos que representen a las marcas, y muchos cobran más de 100 000 dólares por una campaña de publicidad nativa".

De hecho, las empresas de relaciones públicas no solo crean anuncios reconocibles y anuncios nativos (anuncios engañosos), sino que también colocan las noticias para favorecer a sus clientes. En muchos casos, este tipo de noticias presentan información científica que concuerda y beneficia la postura del cliente.

Sin embargo, en este caso, la "noticia" no es ni siquiera eso. No es más que un cuento fabricado y parece estar orientado a implantar un dispositivo mnemotécnico que se incruste en la conciencia del público. Después de ver cientos de veces el término "Kero Crotch", le será difícil no pensar en el hedor vaginal cada vez que escuche algo sobre la "dieta cetogénica".

Hasta ahora, las personas han comentado en las redes sociales que la mera posibilidad de desarrollar esta apestosa enfermedad los ha disuadido de hacer la dieta cetogénica, y sin duda éste es el objetivo de esta campaña de noticias falsas.

Zahorik señala que la empresa Edelman es, de hecho, una experta en la creación de este tipo de campañas virales, cuyo núcleo se encuentra en "aprovechar a las más personas influyentes para integrar de manera directa el mensaje clave de una marca en el contenido al que se dirigen las audiencias" (tomado de un tweet de Edelman).

"Lo que hizo que esta campaña fuera diferente de los esfuerzos típicos de 'branding' que fue hubo un esfuerzo SECRETO para DESTRUIR la marca de la COMPETENCIA", escribe Zahorik. “¿Cuál fue el origen de esta aflicción de acuerdo con estos ‘artículos’? Respuesta: ¡Las personas en Internet estaban llevando la conversación!

Es evidente que las grandes compañías le tienen miedo al éxito de la dieta cetogénica

Si bien las evidencias que implican a Edelman y Weight Watchers en la creación del mito sobre el hedor vaginal siguen siendo circunstanciales, la coincidencia entre ambos eventos resulta muy conveniente. El mismo día en que dicho mito atiborró al internet (28 de febrero), CNN Business reportó sobre la pérdida financiera de Weight Watchers, declarando que:

“La presidenta ejecutiva de la compañía, Mindy Grossman, atribuyó este problema a la dieta cetogénica, un famoso régimen de alimentación que hace que el pan y otros carbohidratos se vuelvan un tabú. Durante una llamada con sus analistas, ella dijo que la dieta cetogénica se está convirtiendo en una ‘tendencia cultural’ e incluso dijo que era una ‘moda cetogénica’".

Seamos realistas, la industria es la verdadera dueña de los medios de comunicación, y el uso de las personas influyentes en las redes sociales puede provocar que la aparición de noticias falsas y afirmaciones sin fundamento se propaguen como la plaga.

Aunque no hay evidencia para apoyar esta desagradable historia, hay una cantidad increíble de documentos publicados que muestra los beneficios para la salud de una dieta cetogénica.

Por ejemplo, las cetonas tienen un impacto biológico similar al del ayuno, incluyendo la autofagia y mitofagia acelerada, la mejora en el metabolismo de la glucosa, una menor inflamación, la eliminación de las células inmunológicas defectuosas.

También promueven una disminución en los niveles de IGF-1 (uno de los factores que regulan las vías y genes del crecimiento y desempeña una función importante en el envejecimiento acelerado y en la regeneración y rejuvenecimiento celular/intracelular).

Fundamentos de la dieta cetogénica

En lo personal creo que adoptar una dieta cetogénica cíclica (es decir entrar y salir de un ciclo de alimentos ricos en grasas saludables, con proteínas moderadas y bajos en carbohidratos netos (carbohidratos sin fibra) puede beneficiar a la mayoría de las personas.

Además, es muy eficaz para bajar de peso y, como se mencionaba en secciones anteriores, apoya a su cuerpo de tal manera que mejora la regeneración y la renovación del mismo.

Al mantener un consumo de carbohidratos netos (sin fibra) de 50 gramos o menos puede ingresar a la cetosis nutricional (el estado metabólico asociado con un aumento en la producción de cetonas en su hígado, que es la evidencia biológica de su capacidad de quemar grasa).

Sin embargo, todos somos diferentes en la forma en que respondemos a los alimentos, así que seguramente esta cantidad varía de persona en persona.

Algunas personas pueden llegar a un estado en el que solo queman grasa por medio de una cetosis completa con una concentración de carbohidratos sin fibra superior a los 50 gramos. A veces puede que sea tanto como 70 u 80 gramos. Sin embargo, si es resistente a la insulina o tiene diabetes tipo 2, es posible que deba limitar sus carbohidratos netos a tan solo 20 o 30 gramos al día.

Para identificar su objetivo personal de carbohidratos, es importante que no solo mida sus niveles de glucosa en sangre, sino también sus cetonas. Uno de los dispositivos más precisos y menos costosos para medir cetonas en el mercado es Keto Mojo.

Esto le dará una medida objetiva de si en verdad está logrando un estado de cetosis, en lugar de solo basarse en el conteo de los gramos de carbohidratos que consume.

El uso de un rastreador de nutrientes mejorará radicalmente su capacidad para comprender sus objetivos de nutrientes en la dieta cetogénica y evaluará el valor nutricional de sus elecciones de alimenticias.

Hay una serie de programas de seguimiento disponibles, pero mi primera opción es Cronometer.com/Mercola (disponible solo en inglés). Ese es mi programa de seguimiento básico y está configurado con ajustes predeterminados para que le indique las porciones de macronutrientes que apoyarán a la cetosis nutricional.

Una vez que haya confirmado que se encuentra en un estado de cetosis, comience el proceso cíclico descrito anteriormente, en el que agrega alimentos ricos en carbohidratos y proteínas netas una o dos veces por semana, de preferencia en los días que correspondan al entrenamiento de fuerza. El ayuno intermitente también funciona muy bien con una dieta cetogénica, y puede acelerar y optimizar sus resultados.

Puede aprender más sobre los beneficios de una dieta cetogénica en mi libro Contra el cáncer.