Obtenga hasta Más del 45 % de descuento Colágeno Orgánico en Polvo Cree su paquete de 2 Obtenga hasta Más del 45 % de descuento Colágeno Orgánico en Polvo Cree su paquete de 2

PUBLICIDAD

Los niños, los nonatos y la fertilidad podrían estar en riesgo debido a los teléfonos celulares y el wifi

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

celulares y wifi son peligrosos para la salud infantil

Historia en Breve -

  • Expertos han presentado una amplia variedad de evidencia científica que indica que la radiación electromagnética de los teléfonos celulares y otras tecnologías inalámbricas podrían tener efectos indiscutibles en la biología, salud y salud mental, y que pueden ser un riesgo particular para los niños
  • La radiación de teléfonos celulares y el wifi ha demostrado disminuir el tiempo de reacción, deteriorar la función motora del cerebro, causar problemas sociales y emocionales, así como hacer que los niños sean incapaces de enfocarse en tareas complejas y a largo plazo
  • El uso del teléfono celular se ha relacionado con nueve tipos de cáncer y con un menor conteo de espermatozoides y fertilidad
  • Evidentemente, las pruebas respaldan la necesidad de áreas libres o con bajos niveles de wifi donde las mujeres embarazadas, niños y otras personas sensibles a los EMF puedan protegerse, y para la educación preventiva en estas poblaciones
  • Con base en el impacto en el ADN, ahora hay evidencia suficiente para tomar medidas proactivas con el fin de proteger a los niños, y esto es especialmente importante ya que las mutaciones del ADN son irreversibles y pueden transmitirse a las generaciones futuras
  • Los niños pequeños no deben jugar ni utilizar los teléfonos celulares, excepto en una emergencia. Si bien, uno puede poner el teléfono en "modo avión", en el cual lo desconecta del wifi e Internet, la batería del teléfono celular aún emite campos magnéticos, lo que demuestra tener consecuencias biológicas igualmente importantes, incluyendo una conexión con el asma y obesidad infantil por exposición fetal
  • El uso excesivo del Internet y múltiples tareas en los niños también se ha relacionado con el subdesarrollo social, emocional y relacional, así como una percepción crónicamente distraída del mundo

Los principales expertos de las mejores universidades coinciden con que la exposición a campos electromagnéticos ya está afectando de forma negativa a los niños, bebés nonatos y fertilidad. Pero, la mayoría de los padres no relacionan los síntomas de sus hijos con la radiación.

Entre la amplia variedad de evidencia científica que han discutido, indican que la radiación electromagnética RF/MW tiene efectos indiscutibles en la biología y salud, incluso en niveles que no eran térmicos, con exposiciones crónicas que a menudo estaban relacionadas con mayores daños.

Este es el tipo de radiación emitida no solo por los teléfonos celulares sino también por:

Enrutadores wifi

Monitores para bebés

Audífonos bluetooth

Torres

Antenas

Paneles inteligentes

Medidores inteligentes

Teléfonos inalámbricos

Otros dispositivos inalámbricos

'Nuestros hijos y nietos son utilizados como ratas de laboratorio'

Esta frase de Devra Davis, Ph. D., MPH, fundadora y presidenta de la organización sin ánimo de lucro Environmental Health Trust, podría resumir el problema de EMF más alarmante hasta la fecha.

El hecho es que, sabemos que la exposición a este 'baño de radiación antinatural' podría dañar el ADN y perjudicar los procesos naturales de reparación celular, un fenómeno que puede originar cáncer. Sin embargo, aun así, continuamos con este experimento descontrolado y a gran escala.

Debido a que los niños aún están en desarrollo, tienen una rápida replicación celular y tasas de crecimiento que los hacen especialmente vulnerables a tener daño en el ADN. De igual manera, están expuestos a esta nueva radiación generalizada y más prolongada de por vida, en comparación con cualquier otra generación previa.

Como declaró el panel de expertos, la investigación demuestra que la radiación de teléfonos celulares y wifi ya ha demostrado que puede reducir el tiempo de reacción, deteriorar la función motora, así como promover la distracción, hiperactividad e incapacidad de los niños para concentrarse en tareas complejas y a largo plazo.

En un estudio controlado, los investigadores de la Universidad de Yale colocaron un teléfono celular sobre una jaula de ratas preñadas. El teléfono trasmitió una llamada activa e ininterrumpida durante los 17 días completos de gestación.

Luego, cuando las crías expuestas fueron analizadas, exhibieron signos de TDAH y menor transmisión en la corteza prefrontal del cerebro. Es bien sabido que, ya que los niños tienen los cráneos más delgados, cerebros más pequeños, tejido cerebral más blando y células que se dividen mucho más rápidamente, son mucho más susceptibles al daño por el uso de los teléfonos celulares, en comparación con los adultos.

Este estudio demostró claramente que los patrones cerebrales estaban alterados, y que había repercusiones de por vida al tener breves exposiciones prenatales a la radiación de microondas.

El Dr. Taylor indicó la existencia de una relación dosis-respuesta, y que la interrupción de la señalización eléctrica entre las neuronas generaba cambios permanentes en el diseño del cerebro en desarrollo en la adultez.

La señalización eléctrica desempeña un rol importante en la forma en que se desarrolla el cerebro, lo que determina mucho quiénes somos como adultos, indicó, incluyendo "nuestro pensamiento y comportamiento".

"Esta es la primera evidencia experimental de que la exposición fetal a la radiación de radiofrecuencia de los teléfonos celulares puede afectar realmente en el comportamiento de los adultos..." señaló Hugh Taylor, profesor y presidente del Departamento de Obstetricia, Ginecología y Ciencias Reproductivas, de la Universidad de Yale.

Camilla Rees, MBA del sitio web ElectromagneticHealth.org, indicó que el Dr. Taylor explicó que, aunque no creemos que pasamos todo el día en el teléfono celular, el dispositivo sigue emitiendo radiación de forma ininterrumpida, y continúa afectándonos si está encendido y cerca de nosotros todo el tiempo.

"Hablar por teléfono no es el problema en sí, sino que esté encendido", expresó. Cada 900 milisegundos, ya sea que utilice el teléfono o no, el dispositivo genera un nivel máximo de radiación porque busca captar la señal de la torre telefónica... "

Así, resume los principales efectos en los niños debido a los teléfonos celulares y radiación de wifi extraídos del Informe BioInitiative, el informe de Mobilewise (Reino Unido) sobre los efectos de los teléfonos celulares en los niños, la investigación rusa supervisada por el Presidente del Comité Nacional de Protección contra la Radiación No Ionizante de Rusia, y el informe de Yale, "Cell Phones: Technology, Exposures, Health Effects".

algunos de los impactos

También, hizo referencia a la última sección del Informe BioInitiative (2012) sobre la posible conexión de los EMF con el autismo, escrita por la profesora de Harvard Dra. Martha Herbert, quien dirige el Transcend Research Lab at Mass General. El Dr. Herbert ha dicho:

"Los EMF/RFR del wifi y torres celulares pueden causar un efecto desregulador en la capacidad de aprender y recordar, y también pueden alterar la función inmunológica y metabólica. Esto hará que sea más difícil para algunos niños aprender, particularmente quienes ya presentaban problemas desde el principio".

"Las entidades industriales poderosas tienen un interés personal en hacer que la población crea que los EMF/RFR, que no podemos observar, comprobar o tocar, son inofensivos, pero eso no es cierto".

Diversos panelistas mencionaron el nuevo padecimiento como "demencia digital", que se informa cada vez con más frecuencia, en la cual los niños demuestran signos de deterioro en sus capacidades cognitivas, que se cree que son el resultado de un desarrollo cerebral desequilibrado, por el uso excesivo de las tecnologías de Internet.

La exposición a RF/MW también podría promover el deterioro de la función, pero los investigadores que se enfocan en el 'uso excesivo' no han sido tan conscientes de este factor.

Es necesario hacer más investigación para descubrir que tanto de los efectos conductuales y cerebrales por el uso excesivo de la tecnología son el resultado de la exposición a RF/MW, o uso de la tecnología por sí sola, menor interacción humana y calidad en los vínculos interpersonales.

Un excelente libro de Raffi Cavoukian, cantante reconocido, defensor de los niños y de una infancia sin comerciales, "#LightWebDarkWeb", brinda una perspectiva filosófica profunda sobre la incuestionable aceptación social del uso de estas tecnologías en la población infantil.

Aborda los problemas de salud, privacidad, seguridad, social, societal, de salud mental y adicciones derivadas del uso de las redes sociales y tecnologías modernas de comunicación en los niños. Raffi indica que necesitamos "actuar rápidamente para controlar los peligros del InfoTech's shadow" y "desplazar la relación riesgo-beneficio en favor de LightWeb".

En vista de la acumulación de evidencia sobre los daños en niños y bebés nonatos, el Dr. Davis explicó:

"Los estándares de los teléfonos celulares que utilizamos actualmente para los 6.5 mil millones de teléfonos celulares en el mundo se establecieron hace 17 años y nunca se han actualizado, a pesar de que ahora los usuarios y uso de los teléfonos celulares son muy diferentes.

Y nunca se ha comprobado su seguridad en los niños... Estamos en medio de un gran experimento en el que todos somos conejillos de indias...

Toda una generación de personas ignora los riesgos de la radiación inalámbrica, y no han tomado precauciones al respecto. Por tal razón, los funcionarios de salud pública están muy preocupados. Existe evidencia de que la excesiva exposición a la radiación de radiofrecuencia puede causar enfermedades.

Y en los últimos años, las exposiciones han aumentado drásticamente. Nuestros nietos e hijos "son utilizados como ratas de laboratorio en un experimento descontrolado... eso es lo que les estamos causando a nuestros hijos con el uso de los teléfonos celulares y radiación inalámbrica".

Frank Clegg, expresidente ejecutivo de Microsoft Canadá, también comentó sobre la idoneidad de las directrices de seguridad, Clegg indicó que estaba decepcionado con la industria y lamentaba la falta de responsabilidad demostrada por el sector tecnológico sobre la realidad biológica de esta radiación.

Los nueve tipos de cáncer relacionados con el uso de los teléfonos celulares

En 2011, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), un comité conformado por 27 científicos, de 14 países diferentes, que trabajan en nombre de la Organización Mundial de la Salud (OMS), concluyó que la exposición a la radiación de los teléfonos celulares podría ser un "posible agente cancerígeno", y lo clasificó en la categoría 2B, la misma a la que pertenece el pesticida DDT, plomo, humo del escape de motores de gasolina, carbón encendido y productos químicos para limpieza en seco, por nombrar algunos ejemplos.

El panel de expertos en salud infantil explicó que, a partir del 2013, se enlistaban nueve tipos de cáncer relacionados con el uso de los teléfonos celulares:

Glioma (cáncer del cerebro)

Neuroma acústico (tumor en el nervio acústico)

Meningioma (tumor de las meninges)

Cáncer de las glándulas salivales (glándulas parótidas en las mejillas)

Cáncer de ojo

Cáncer testicular

Leucemia

Cáncer de tiroides

Cáncer de mama

Los estudios científicos que relacionan la radiación con los teléfonos celulares y wifi son uno de los más sólidos que existen, y de nuevo, los niños están programados para soportar la peor parte de lo que podría convertirse en una nueva epidemia de cáncer inducido por el uso de los teléfonos celulares y wifi. El panel informó que:

"Se cree que el período de latencia entre el uso del teléfono celular y cáncer cerebral es de 20 a 30 años.

Las tasas de cáncer cerebral son el doble para las personas que han utilizado teléfonos celulares durante 10 años o más, que al parecer sostienen sus teléfonos a un lado de su cabeza, y los riesgos son 5 veces mayores en los niños que utilizan teléfonos celulares cuando son menores de 20 años, en comparación con las personas mayores de 50 años".

La fertilidad y el conteo de espermatozoides podrían estar en riesgo

En los Estados Unidos, las tasas de infertilidad han aumentado de forma paulatina, y si no hacemos nada para detener las tendencias actuales, los niños podrían enfrentar una situación peor que sus padres.

Muchos miembros del panel se enfocaron en este tema, incluyendo a los estudios que han encontrado que la radiación de los teléfonos celulares podría afectar en el recuento de espermatozoides de los hombres, así como en la calidad y movilidad de sus espermatozoides. Uno de estos estudios, publicado en PLoS One, encontró que:

"Tanto la densidad de la potencia como el rango de frecuencia de la radiación electromagnética de radiofrecuencia [RF-EMR] de los teléfonos móviles podría incrementar la generación mitocondrial de especies reactivas del oxígeno en los espermatozoides humanos, lo que podría disminuir la motilidad y vitalidad de estas células mientras estimula la formación de aductos base del ADN y, finalmente, la fragmentación del ADN.

Estos hallazgos podrían tener repercusiones evidentes en la seguridad del uso excesivo de teléfonos celulares en los hombres en edad reproductiva, lo que puede afectar tanto en su fertilidad como en la salud y bienestar de sus hijos".

Además, el panel indicó que:

"Existe una relación directa entre la duración del uso del teléfono celular y menor conteo espermático. El recuento de espermatozoides puede disminuir a la mitad en los hombres que llevan sus teléfonos celulares en los bolsillos del pantalón durante cuatro horas al día. También, puede afectar en la motilidad de los espermatozoides.

La barrera testicular, que protege a los espermatozoides, es el tejido más sensible del cuerpo y es 100 veces más absorbente. Además del recuento y función de los espermatozoides, ADN mitocondrial de los espermatozoides se daña 3 veces más si es expuesto a la radiación de los teléfonos celulares.

... Una investigación de Islandia demostró que las mutaciones del ADN se han relacionado más con el daño en la población masculina, en caso de que el esperma masculino sea más vulnerable que los óvulos femeninos, que están más protegidos. La incidencia de mutaciones, autismo y esquizofrenia pueden incrementarse a la par de la edad del padre".

Las mujeres embarazadas y niños deben tener acceso a zonas sin EMF

Según el panel, una gran cantidad de evidencia respalda claramente la necesidad de que existan áreas SIN o con poco wifi para mujeres embarazadas, quienes esperan concebir, niños y otras personas sensibles a los EMF.

El Consejo Europeo ya ha puesto el ejemplo al emitir la recomendación de prohibir los teléfonos móviles y redes inalámbricas en las aulas y escuelas, según el Dr. Davis, el gobierno turco ha presentado una campaña para educar a las mujeres embarazadas y hombres jóvenes en edad reproductiva sobre los riesgos de seguridad de la radiación de los teléfonos celulares.

En la India, el estado de Rajastán ha prohibido la instalación de torres celulares en o cerca de las escuelas. El Ministerio de Salud de Israel emitió un informe recomendando contra el uso de wifi en las escuelas, con base en que no tienen datos suficientes sobre la exposición crónica.

Sin embargo, se ha demostrado que cada vez más personas piensan y aprenden mejor en lugares donde no hay teléfonos celulares, dispositivos inalámbricos y otras fuentes de EMFs.

El Tribunal Supremo de Israel ordenó al gobierno israelí que investigara cuántos estudiantes israelíes padecían electrosensibilidad en respuesta al escrito que indica que no era razonable exponer a los niños al wifi cuando se demostró que puede causar enfermedades. El ministro de salud de Israel, Rabi Yaakov Litzman, le escribió al ministro de educación:

"Me temo que llegará un día en que todos lamentaremos el daño irreversible que nosotros, con nuestras propias manos, causamos en las generaciones futuras".

El panel recomendó aplicar una 'precaución extrema' en las mujeres embarazadas y quienes esperan concebir:

"La exposición prenatal puede disminuir la cantidad de células en el hipocampo del cerebro, el área que necesitamos para pensar, razonar, juzgar, que podría perjudicar significativamente el desarrollo de las neuronas cerebrales...

Algunos de los efectos más profundos que pueden presentar los niños expuestos a los EMF en el útero podrían ser de tipo emocional y del comportamiento".

El panel recomendó el Principio de Precaución en el uso de teléfonos celulares, que muchos países también han adoptado. Las autoridades rusas han emitido la recomendación de que todos los niños menores de 18 años deben evitar utilizar teléfonos celulares por completo.

El Reino Unido, Israel, Bélgica, Alemania, India, Francia y Finlandia también instan a los ciudadanos a aplicar medidas de precaución en sus hijos con respecto al uso de los teléfonos celulares. El miembro del panel, Martin Blank, Ph. D. expresó:

"El principio de precaución es de conformidad; es decir que, deben tomarse ciertas precauciones como resultado del riesgo identificado". Esa es la razón por la que tenemos cinturones de seguridad en los automóviles... no es porque todos los autos se estrellan, sino porque queremos minimizar el daño en caso de que ocurra tal evento".

Recomendaciones de seguridad para el uso de los teléfonos celulares y wifi

La industria de telefonía celular es una de las industrias globales más fuertes y de más rápido crecimiento en el mundo actual, y es aún más poderosa que la industria farmacéutica.

Ya que es una industria multimillonaria que financia a los medios de comunicación de todo el mundo, es capaz de hacer importantes donaciones políticas y persistentes esfuerzos de cabildeo para imponer políticas gubernamentales, que también influyen en los estudios realizados en las universidades e institutos prominentes contra el cáncer.

Entonces, si bien es probable que los peligros de los teléfonos celulares algún día sean tan conocidos como los peligros del tabaco, es posible que llegue el momento en la que las personas sean muy vulnerables. Y ya estamos viviendo ese tiempo.

En especial, los niños son vulnerables a los daños causados por la radiación de los teléfonos celulares, por lo que no deben utilizarlos en lo absoluto (o solo de forma muy limitada).

Los hombres y mujeres que desean tener hijos sanos deben tomar precauciones especiales para proteger sus órganos reproductivos y no deben guardar los teléfonos en sus bolsillos frontales o cerca del abdomen.

En los Estados Unidos, aún no son tan comunes las advertencias públicas, pero todavía es importante tomar medidas de precaución en su persona y sus hijos. Muchos estudios científicos demuestran el daño que justifica las medidas actuales.

El panel recomendó:

Los niños no deben jugar con teléfonos celulares que emiten radiación. Los niños pequeños no deben utilizar teléfonos celulares, excepto en caso de emergencia.

Si bien, cuando lo pone en "modo avión", lo desconecta del wifi e Internet, la batería del teléfono celular aun emitiendo campos magnéticos, lo que demuestra tener consecuencias biológicas igualmente significativas.

Por ninguna circunstancia debe permitirse que los niños duerman con teléfonos celulares.

Se recomendó tomar extremas precauciones en el caso de las mujeres embarazadas o quienes esperan concebir, debido al profundo impacto de los factores ambientales a largo plazo.

Limite o evite la exposición al wifi. Si tiene un enrutador wifi, asegúrese de que sea una versión de bajo consumo, no este localizado en un área muy concurrida y manténgalo apagado tanto como le sea posible. Considere ponerle un temporizador para que solo esté disponible durante ciertas horas y nunca durante las horas de sueño.

Las escuelas no deben tener wifi. Las conexiones cableadas/alámbricas no representan los mismos riesgos. De nuevo, si hay wifi debe limitarse al tiempo en el que se necesita específicamente y debe estar desactivado en el tiempo restante. Lo ideal es que las aulas, bibliotecas y gimnasios escolares no tengan wifi.

Utilice teléfonos fijos siempre que le sea posible. Deshágase de su teléfono portátil y utilice un teléfono fijo. Por lo menos, evite mantener el teléfono celular en su habitación mientras duerme.

Tome en consideración que incluso los teléfonos fijos pueden emitir campos magnéticos a través del altavoz, y a veces las personas sensibles pueden percibirlos, especialmente en llamadas largas y en particular cuando utilizan teléfonos de alta calidad.

Los auriculares de teléfonos antiguos propician una mayor amplitud en la distancia entre el altavoz y oído, lo que puede marcar una diferencia significativa.

Mantenga su teléfono celular lejos de su cuerpo. Evite guardarlo en su bolsillo o cinturón. Si está embarazada, mantenga el teléfono celular alejado de su abdomen. Mantenga su teléfono en el otro extremo de la habitación o asiento del automóvil. Utilice más mensajes de texto que llamadas.

Hay una funda disponible para iPhone que puede filtrar una porción significativa de radiación (pero no toda la potencia, frecuencias y otras características de señal biológicamente disruptivas).

Podrá encontrar diversas opciones de fundas y protectores blindados para teléfonos celulares en el sitio web www.EMFSafetyStore.com.

Utilice audífonos o auriculares alámbricos para los teléfonos celulares. Al igual que con los teléfonos fijos, algunas personas son afectadas por los campos magnéticos del altavoz en los auriculares, así que elija un modelo que pueda alejarlo lo más posible de su oído, o utilice la tecnología de tubo de aire para evitar los dispositivos electrónicos cerca de sus oídos.

Tenga cuidado al utilizar su teléfono celular en su automóvil. Las señales pueden rebotar dentro de su vehículo y su cabeza puede captarlas como antena.

Evite las instalaciones de los nuevos medidores de servicios públicos llamados 'medidores inteligentes'. Siempre que le sea posible, evite que instalen medidores inteligentes en su hogar.

Evite utilizar monitores inalámbricos para bebés, ya que todos funcionan con frecuencia de microondas. Busque opciones de viejos monitores alámbricos.

Conozca su exposición. Usted o su comunidad pueden comprar un medidor de RF por aproximadamente US$ 500 para medir la RF en los hogares, escuelas, iglesias, etc. Consulte el sitio web www.EMFSafetyStore.com.

Apoye las leyes de etiquetado que les exijan a los minoristas y fabricantes de teléfonos celulares enlistar los niveles de radiación en la parte más visible del empaque.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario