Obtenga 15% de descuento Dia Del Presidente Oferta Del ¡btenga 15% de descuento Dia Del Presidente Oferta Del

PUBLICIDAD

Las estatinas provocan cambios devastadores en el cerebro

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

efectos secundarios por estatinas

Historia en Breve -

  • Las estatinas están relacionadas con un riesgo mayor de presentar depresión y ansiedad. Los investigadores también encontraron que aumentan los actos de agresión y violencia, el riesgo de suicidio y comprometen la cognición
  • En 2016, el número de personas que consumieron los medicamentos aumentó a 35 millones en los Estados Unidos con las nuevas recomendaciones
  • La comunidad científica se caracteriza por una importante falta de interés en investigar los efectos sobre la personalidad
  • Otros efectos secundarios conocidos incluyen trastornos musculoesqueléticos, aterosclerosis, cataratas, enfermedades neurodegenerativas y osteoporosis
  • Su protección puede aumentar al evaluar su riesgo de enfermedad cardíaca, analizar sus niveles de colesterol, de hierro y su alimentación en general

Los datos de los CDC en 2017 muestran que la enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte, ya que cada 37 segundos muere una persona. Eso creó una carga financiera de $ 219 mil millones en 2014 y 2015. Cada 40 segundos alguien sufre un ataque cardíaco. Las personas con mayor riesgo son los fumadores y los que tienen presión arterial alta, colesterol alto o diabetes.

Dado que los investigadores creían que los niveles de colesterol contribuyen en gran medida a las enfermedades del corazón, las compañías farmacéuticas se centraron en desarrollar un medicamento que podría comercializarse a millones de personas cuando comenzaron a buscar una "cura" para lo que se conoce como "endurecimiento de las arterias". Después de un viaje histórico, a partir de mediados del siglo XX, en 1987, se lanzó el primer medicamento con estatinas: la lovastatina.

La forma en que funcionan las estatinas evita que cierta enzima realice su función en el cuerpo. Esto se probó primero con caldos de hongos y luego en animales, y en ambos casos redujo el colesterol en plasma. Millones de personas ahora toman estatinas y siguen el consejo de sus médicos con la esperanza de extender su vida y reducir su riesgo de padecer una enfermedad cardíaca. Un cardiólogo de Johns Hopkins explica la evolución peligrosa del uso de estatinas:

“Tradicionalmente, las estatinas se veían como medicamentos que reducían los niveles de colesterol. Por lo tanto, tenía sentido que las personas con colesterol alto los usaran. Pero descubrimos que también benefician a las personas con niveles más bajos de colesterol que tienen un alto riesgo de padecer alguna enfermedad cardíaca. Así que ahora pensamos en las estatinas como medicamentos para reducir el riesgo".

A medida que la medicina convencional continúa con la prescripción de medicamentos con estatinas a un número creciente de pacientes, ya sea que tengan niveles de colesterol que se consideran más altos de lo normal o no, otros advierten que esta tendencia probablemente afecte más de lo que beneficia.

Como he informado, una revisión de 2015 sobre los ensayos con estatinas encontró que, en los ensayos de prevención primaria, el promedio de la postergación de la muerte en aquellos que consumían estatinas fue de solo 3.2 días. A cambio de 3.2 días adicionales, quienes consumen estatinas pueden experimentar daño cardíaco y tener un mayor riesgo de demencia.

¿Experimenta estatinas cerebrales?

La Dra. Beatrice Golomb es profesora de medicina en la Universidad de California, San Diego, cuya investigación reciente se ha centrado en el uso de estatinas. En su respuesta a una pregunta de un lector de Scientific American, escribe sobre cómo las estatinas afectan su sistema neurológico y, en especial, su cerebro:

"Entre 2003 y 2012, aproximadamente uno de cada cuatro personas en los mayores de 40 años tomaba un medicamento para reducir los niveles de colesterol, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Pero los estudios muestran que las estatinas pueden influir en nuestro sueño y comportamiento, y tal vez incluso cambiar el curso de las condiciones neurodegenerativas, incluida la demencia.

En 2015, mis colegas y yo observamos que las mujeres que tomaban estatinas mostraron una mayor agresión mientras que los hombres mostraron menos, posiblemente debido a los bajos niveles de testosterona. Algunos hombres en nuestro estudio experimentaron un aumento notable de agresión, que se correlacionó con el empeoramiento del sueño".

Para 2016, las recomendaciones para las estatinas se ampliaron cuando el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos publicó nuevas pautas en las que indicaban que las estatinas deberían ser para personas entre las edades de 40 y 75 años que tienen al menos un factor de riesgo de enfermedad cardíaca. Esta recomendación dio lugar a 35 millones personas que actualmente toman medicamentos con estatinas.

Golomb descubrió que los medicamentos producen diferentes efectos según el historial médico de una persona, el medicamento y la dosis que toma. Ella descubrió que, aunque se han informado reacciones adversas a medicamentos con el uso de estatinas, no existen estudios suficientes que relacionen los cambios de humor y de comportamiento con el uso de estatinas.

En 12 estudios, Golomb encontró cambios que comenzaron después del uso de estatinas y persistió o progresó a medida que se continuó con el medicamento. Los informes de violencia, suicidio, irritabilidad y depresión se resolvieron cuando se suspendió el medicamento. Un ejemplo de los informes incluye:

  • Suicidio después de tomar simvastatina durante 5 días
  • Depresión en una mujer de 50 años después de tomar simvastatina 10 mg durante 2 semanas
  • Depresión y agresión en un hombre de 50 años después de tomar atorvastatina 20 mg durante 1 mes
  • Suicidio en un hombre de 40 años después de tomar atorvastatina 10 mg durante varios meses

Otros síntomas incluyeron intentos de suicidio, compromiso cognitivo, pesadillas y ansiedad.

Hace casi 20 años Golomb sospechó por primera vez que existía una relación entre las estatinas y los cambios en la salud mental. Encontró más evidencia en la literatura de lo que esperaba. Luego realizó un estudio en Suecia, comparó los niveles de colesterol de 250 000 con los registros de delitos locales y comentó para la BBC:

“Existen pruebas de evidencia convergentes. Incluso ajustándose a factores de confusión, al inicio del estudio, las personas con niveles de colesterol más bajo tenían más probabilidades de ser arrestados por delitos violentos".

Publicidad
Obtenga mis 20 propósitos para el 2020 aquíObtenga mis 20 propósitos para el 2020 aquí

La ciencia ignora el impacto de los medicamentos con el cambio de personalidad

Aunque los cambios fisiológicos son comprobables, los cambios psicológicos y de personalidad se miden de manera menos objetiva. Los resultados de una encuesta realizada en 2016 demostraron que, a pesar de la atención de los medios para normalizar los problemas de salud mental, 12 millones de adultos en el Reino Unido con problemas de salud mental no buscaron ayuda, porque se sentían avergonzados.

Hay evidencia que indica que las personas con niveles de colesterol bajo pueden experimentar una mayor agresión y enojo. En un estudio realizado a 4 852 niños de 6 a 16 años, los investigadores encontraron que aquellos cuyo nivel de colesterol era inferior a 145 mg/dL tenían tres veces más probabilidades de que los suspendieran de la escuela que aquellos cuyos niveles eran más altos.

El investigador especuló que el estrés causado por la suspensión del medicamento podría reducir las concentraciones de colesterol. Sin embargo, otros estudios demuestran que el estrés aumenta los niveles de colesterol, en ligar de reducirlos. Como se demostró en estudios con animales en los que participaron moscas de la fruta y peces, bajar los niveles de colesterol parece afectar los niveles de serotonina en el cerebro.

En el estudio de peces, a medida que bajaron los niveles de colesterol, alteraron los niveles de serotonina y los peces se volvieron más agresivos. Golomb está convencida de que reducir los niveles de colesterol mediante el uso de estatinas influye en la forma en que funciona su cerebro.

Sin embargo, está más preocupada por la falta de interés en la comunidad científica por el impacto que los medicamentos aparentemente comunes tienen efectos en la personalidad y la agresión. Un investigador del dolor de la Universidad de Ohio también notó este problema:

“Existe una brecha notable en la investigación, cuando se trata de los efectos de los medicamentos en la personalidad y el comportamiento. Sabemos mucho sobre los efectos fisiológicos de estos medicamentos, ya sea que tengan efectos secundarios físicos o no. Pero no entendemos cómo influyen en el comportamiento humano".

La BBC informa que Estados Unidos compra 49 000 toneladas métricas (54 013 toneladas) de paracetamol (acetaminofeno) cada año, suficiente para que cada persona tome 298 tabletas en un año. Al mismo tiempo, el gasto promedio por persona en es de $1 200 en medicamentos. A medida que las personas envejecen, la dependencia a los medicamentos puede empeorar aún más.

Las estatinas aumentan el riesgo de problemas de salud

Uno de los efectos secundarios de las estatinas es que reducen la coenzima Q10 (CoQ10) en su cuerpo. Esto podría explicar algunos de los terribles resultados a largo plazo por quienes toman el medicamento. Ya en 2002, se sugirió encarecidamente que la FDA emitiera una advertencia para informar a los pacientes y a los médicos sobre el agotamiento de la CoQ10, pero en el 2014 la FDA decidió no hacerlo.

La CoQ10 es importante porque puede ayudar a controlar la insuficiencia cardíaca. Al tomar estatinas, puede lidiar con una baja cantidad de vitamina K2 y, por extensión, un mayor riesgo de sufrir osteoporosis, enfermedad cerebral y calcificación inapropiada en todo el cuerpo.

El uso de estatinas también conlleva un mayor riesgo de enfermedades neurodegenerativas, cataratas y trastornos musculoesqueléticos. Aunque la FDA informa que las complicaciones hepáticas son poco frecuentes, cuando un médico buscó en la base de datos del Sistema de Informe de Eventos Adversos de la FDA (FAERS por sus siglas en inglés) encontró que 5 405 personas que reportaron hepatitis o anomalías en la función hepática se relacionaron con únicamente dos estatinas diferentes entre 2006 y 2013.

Los investigadores también encontraron que aquellos que toman estatinas tienen un mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2. En un estudio publicado, siguieron durante 8 años a 22 atletas profesionales con hipercolesterolemia familiar y los trataron con diferentes estatinas. De los 22, solo 6 toleraron al menos un medicamento. En solo tres de los seis, el rendimiento del entrenamiento podía continuar sin limitaciones.

Incrementa el número de adultos mayores que consumen demasiados medicamentos prescritos

Mientras que en el Reino Unido más del 10 % de la población mayor de 65 años toma al menos ocho medicamentos prescritos cada semana. El New York Times informa que una persona promedio de 60 años en los Estados Unidos toma 15 medicamentos prescritos cada año, sin considerar la cantidad de productos de venta libre que también toma.

El termino polifarmacia aplica para el uso excesivo de medicamentos recetados, que es un acto común entre los adultos mayores y en las casas de retiro. La polifarmacia puede aumentar la cantidad de hospitalizaciones con un alto número de complicaciones, mayores tasas de muerte y costos excesivos de atención médica.

Uno de los peligros ocultos de tomar medicamentos con efectos secundarios significativos, como las estatinas, es que a menudo se receta un medicamento para controlar los efectos secundarios de otro. Las interacciones farmacológicas pueden causar hospitalización y, a veces, conducir a la muerte.

Estrategias simples para normalizar los niveles de colesterol

Considere seguir estrategias simples para normalizar sus niveles de colesterol. Considero que una prueba para medir su nivel de colesterol total es poco beneficiosa en términos de evaluar el riesgo de enfermedad cardíaca, a menos que el número sea superior a 300.

En algunos casos, un alto nivel de colesterol puede indicar un problema, siempre que se trate de los LDL o triglicéridos con un nivel de HDL bajo. Una mejor evaluación de riesgo de padecer una enfermedad cardíaca son las siguientes dos proporciones en combinación con otros factores del estilo de vida, como el nivel de hierro y la alimentación:

  • Proporción del HDL y el Colesterol: Divida el nivel de HDL por el colesterol. Dicha proporción debería ser superior al 24 %
  • Proporción de triglicéridos y del HDL: Divida el nivel de triglicéridos por el HDL. Dicha proporción debería ser inferior a 2

Usted tiene el control de su salud y puede proteger su corazón y disminuir su riesgo de enfermedad cardíaca al considerar las sugerencias que afectan su estilo de vida, así como la exposición a toxinas ambientales. En mi artículo, "Cholesterol Managers Want to Double Statin Prescriptions", comparto una lista de sugerencias para ayudar a minimizar su exposición tóxica y mejorar la capacidad de su cuerpo para mantener una buena salud cardíaca.

Además, en mi artículo "Nearly half of American adults have cardiovascular disease", resumo las estrategias adicionales para mejorar la microcirculación del corazón. Asimismo, encontrará información sobre la función mitocondrial y la resistencia a la insulina, las cuales se encuentran relacionadas con una buena salud cardíaca.

+ Fuentes y Referencias
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario