Estudio Advierte que Perder el Sentido del Olfato Podría Ser una Señal de Que No Vivirá Mucho Tiempo

Sentido del Olfato

Historia en Breve -

  • Las personas con pérdida del sentido del olfato tenían una probabilidad más de cuatro veces mayor de morir en cinco años, en comparación con las personas con un sentido del olfato saludable
  • El 39 % de los participantes que no pasaron la prueba del olfato murieron en los cinco años siguientes, en comparación con el 19 % de las personas que tuvieron una pérdida moderada y el 10 % que tuvo un sentido del olfato saludable
  • La pérdida del sentido del olfato fue uno de los principales predictores de muerte, incluso aún más que el diagnóstico de cáncer, insuficiencia cardíaca o enfermedad pulmonar
  • La pérdida de la función olfativa podría “servir como un indicador para la regeneración celular retardada o como un marcador de exposición ambiental tóxica acumulativa”
  • Las personas que hacen ejercicio tienen una menor probabilidad de perder su sentido del olfato con la edad que aquellos que no hacen ejercicio

Por el Dr. Mercola

Dentro de sus conductos nasales hay dos parches de detección de olores que están compuestos por aproximadamente 6 millones de células conocidas como receptores olfativos.

Estos receptores olfativos le permiten detectar miles de olores diferentes y aunque el sentido del olfato de otros animales es mucho más agudo (con fines comparativos, un perro tiene 220 millones de receptores olfativos), el sentido del olfato de un ser humano es tremendamente sensible.1

De acuerdo con el reporte sobre el olfato del Centro de Investigación de Asuntos Sociales (SIRC por sus siglas en inglés), los seres humanos pueden detectar ciertas sustancias en el aire incluso cuando están diluidas a menos de una parte en varios miles de millones.2

Su sentido del olfato está estrechamente relacionado con sus emociones, su capacidad para percibir sabores e incluso con su atracción sexual… y obviamente, también está estrechamente relacionado con su salud.

De acuerdo con algunas investigaciones, el sentido del olfato podría alcanzar su punto máximo a los 8 años de edad y comenzar a perder sensibilidad a partir de los 15 años de edad. Otros estudios sugieren que el sentido del olfato comienza a deteriorarse a partir de los 20 años.3

Dicho todo esto, se ha encontrado que hay personas sanas de 80 años de edad que tienen la misma capacidad olfativa que los adultos más jóvenes, lo que sugiere que su sentido del olfato no sólo se degrada con la edad, sino que también depende de su salud física y mental en general.4

De hecho, una investigación reciente demostró que el olfato es un indicador para predecir su longevidad, así que si su sentido del olfato se comienza a deteriorar es una muy mala señal…

Perder Su Sentido del Olfato Podría Predecir su Muerte Dentro de un Periodo de Cinco Años

El olfato o el sentido del olfato, está estrechamente relacionado con muchos procesos fisiológicos diferentes, por lo que los investigadores de la Universidad de Chicago se propusieron a determinar si puede predecir la mortalidad a cinco años.

A través del uso de datos de una muestra representativa nacional de más de 3 000 adultos mayores que viven en los Estados Unidos, el estudio encontró que las personas con la incapacidad para percibir olores (enfermedad conocida como anosmia) tenían una probabilidad cuatro veces mayor de morir dentro de un periodo de cinco años, en comparación con personas con un sentido del olfato saludable.5

El 39 % de los participantes que no pasaron la primera prueba del olfato (que consistió en identificar 5 olores comunes) murieron en los siguientes cinco años, en comparación con el 19 % de las personas que tuvieron una pérdida moderada y el 10 % que tuvieron un sentido del olfato saludable.

¿Por Qué el Sentido del Olfato Sirve Como un Indicador de Su Salud?

Una pérdida del sentido del olfato fue un indicador bastante fuerte de una muerte muy próxima, incluso más que las causas de muerte conocidas, e independiente de los factores de riesgo como la nutrición, función cognitiva, salud mental, el tabaquismo, abuso del alcohol o debilidad.

La pérdida del sentido del olfato fue uno de los principales predictores de muerte, incluso aún más que el diagnóstico de cáncer, insuficiencia cardíaca o enfermedad pulmonar.6

De acuerdo con los investigadores, la pérdida de la función olfativa podría "servir como un indicador para la regeneración celular ralentizada o como un marcador de exposición ambiental tóxica acumulativa".

Como lo informó The Guardian:7

"La punta del nervio olfativo, que contiene los receptores olfativos, es la única parte del sistema nervioso humano que se regenera continuamente gracias a las células madre.

La producción de células olfativas nuevas se deteriora con la edad y esto se relaciona con una reducción gradual de nuestra capacidad para detectar y diferenciar olores. La pérdida del olfato podría indicar que el cuerpo está entrando en un estado de deterioro y que ya no es capaz de repararse a sí mismo.

El nervio olfativo también es la única parte del sistema nervioso que está expuesta al aire libre. Por lo que los venenos patógenos pueden utilizarlo como entrada al cerebro, así que la pérdida del olfato podría ser una advertencia temprana de que habrá algo que cause la muerte".

Si Está Perdiendo Su Sentido del Olfato, Cheque sus Niveles de Zinc

El zinc, un oligoelemento esencial, es necesario para producir una enzima llamada anhidrasa carbónica (CA) VI, que es sumamente importante para el sentido del gusto y el olfato, así que la pérdida del sentido del olfato es uno de los signos clásicos de la deficiencia crónica de zinc.

Esta podría ser otra razón del por qué la pérdida del sentido del olfato se relaciona con una muerte inminente, ya que el zinc es muy importante para una serie de funciones que sustentan la vida, las cuales incluyen:

  • Inmunidad fuerte
  • Importante componente de las enzimas involucradas en la remodelación tisular y la prevención del cáncer
  • Mantenimiento del estado de ánimo, claridad mental y sueño reparador
  • Salud de la próstata y el intestino

El zinc es un componente de al menos 3 000 proteínas diferentes en su cuerpo y de más de 200 enzimas diferentes. De hecho, el zinc está más involucrado en las reacciones enzimáticas en su cuerpo que cualquier otro mineral.

También aumenta la producción de glóbulos blancos y los ayuda a combatir las infecciones de forma más eficaz. Además, aumenta la producción de células asesinas que combaten el cáncer, ayuda a que su sistema inmunológico libere más anticuerpos y refuerza la curación de heridas.

La deficiencia leve de zinc es un problema relativamente común, especialmente entre bebés y niños, mujeres embarazadas o en lactancia, personas de edad avanzada, personas con una mala absorción gastrointestinal o problemas intestinales como enfermedad de Crohn, así como en personas veganas o vegetarianas. Algunos de los factores que contribuyen con el problema general de deficiencia de zinc:

  1. Años de prácticas agrícolas industriales, tales como el monocultivo (plantar grandes extensiones de tierra con la misma cosecha año tras año) y labrar la tierra, han dejado los suelos deficientes en minerales naturales como el zinc.
  2. Ciertos medicamentos que agotan el zinc del cuerpo, tales como los inhibidores ACE, diuréticos tiazídicos y medicamentos que reducen el ácido como Prilosec y Pepcid.
  3. Ciertos tipos de alimentación, como la vegetariana, vegana y una alimentación rica en granos, ya que son bajas en zinc biodisponible y ricas en ácidos fíticos, que alteran la absorción de zinc.

Si padece deficiencia de zinc, su cuerpo tiene una menor capacidad de reparar el daño genético causado por el estrés oxidativo.

Se ha encontrado que tener niveles bajos de zinc puede causar la ruptura de las cadenas de ADN y los estudios han relacionado a la deficiencia de zinc con varios tipos de cáncer, infecciones y enfermedades autoinmunes.

Al igual que las infecciones frecuentes como gripe y resfriado, y la disminución o pérdida del sentido del olfato, las manchas blancas en las uñas pueden indicar que no está recibiendo la cantidad suficiente de zinc.

¿Cuáles Son las Mejores Fuentes de Zinc?

En el caso de los adultos, el consumo diario recomendado (RDA por sus siglas en inglés) de zinc es de aproximadamente 11 miligramos al día para los hombres y 8 miligramos para las mujeres. Si está embarazada o en lactancia, necesita aproximadamente 3 mg más.

En el caso de los niños, de los 4 a los 8 años de edad se necesitan aproximadamente 5 mg y de 9-13 años de edad se necesitan unos 8 mg aproximadamente, mientras que los bebés sólo necesitan alrededor de 3 mg. Algunas de las mejores fuentes de zinc alimenticio incluyen carnes, ostras, pescado silvestre, leche y queso sin pasteurizar, frijoles y yogurt o kéfir elaborado con leche sin pasteurizar.

Si está sano y lleva una alimentación balanceada, rara vez necesitará suplementos para cumplir con las necesidades de zinc de su cuerpo y debe esforzarse por obtener zinc de fuentes alimenticias.

Tomar demasiado zinc en forma de suplemento puede ser peligroso, ya que puede interferir con la capacidad de su cuerpo para absorber otros minerales, especialmente el cobre. Si decide utilizar un suplemento de zinc, recuerde que las formas queladas se absorben mejor que las formas inorgánicas o las sales de zinc.

Consejos para Mejorar Su Sentido del Olfato

Alrededor de 3 a 4 millones de personas que viven en los Estados Unidos han sido diagnosticadas con anosmia (pérdida total del olfato) o hiposmia (pérdida parcial del olfato).8 Si nota que su sentido del olfato se está deteriorando y está seguro de que no tiene una deficiencia de zinc, entonces puede tomar algunas medidas para optimizarlo.

Primero, le sugiero leer mi plan de nutrición para que pueda armar un programa alimenticio integral que lo ayude a reforzar su salud en múltiples niveles. Después, siga estos consejos que son conocidos por mejorar su sentido del olfato:9

  • Ejercicio: Las investigaciones demuestran que mientras más se ejercite, menores son sus probabilidades de desarrollar problemas con el sentido del olfato a medida que envejece. Se encontró que hacer ejercicio incluso una vez a la semana reduce el riesgo de perder el sentido del olfato.10
  • Trabajar el sentido del olfato: Comprométase a olfatear sus alimentos antes de comerlos, las esencias florales, el pasto cortado e incluso la lluvia. Hacer esto de forma regular ayudará a mejorar su sentido del olfato.
  • "Terapia olfativa": Elija de tres a cuatro esencias diferentes, como florales, frutales y café. Olfatéelas de cuatro a seis veces al día, esto ayudará a los diferentes receptores en su nariz a trabajar mejor.

Cómo Aprovechar el Sentido del Olfato al Máximo

Si su sentido del olfato está funcionando bien, ¿por qué no aprovecharlo al máximo? Por medio de la aromaterapia puede aprovechar ciertos aromas que producen respuestas físicas y emocionales reales. Por ejemplo, las investigaciones demuestran:

  • Una revisión sistemática de 16 ensayos controlados aleatorizados que examinaron los efectos ansiolíticos (que inhiben la ansiedad) de la aromaterapia entre personas con síntomas de ansiedad, demostró que la mayoría de los estudios indicaron efectos positivos para calmar la ansiedad (y no se reportaron eventos adversos).11
  • En comparación con los grupos de control, las personas expuestas a la aromaterapia con aceite esencial de bergamota antes de una cirugía tuvieron una mayor reducción de ansiedad preoperatoria.12
  • Se ha encontrado que el aceite de naranja dulce tiene efectos que inhiben la ansiedad en seres humanos, lo que respalda su uso como tranquilizante en la aromaterapia.13
  • Los olores a naranja y lavanda en el ambiente redujeron la ansiedad y mejoraron el estado de ánimo en pacientes que esperaban un tratamiento dental.14
  • En comparación con los grupos de control, las mujeres que se expusieron al olor de naranja en los consultorios dentales tuvieron menores niveles de ansiedad, un estado de ánimo más positivo y un mayor nivel de calma. Los investigadores concluyeron que la "exposición a olores de naranja en el ambiente tiene un efecto relajante".15

Por supuesto que la ansiedad es tan sólo una de las muchas cosas que trata la aromaterapia. Otros usos potenciales son variados e incluyen:

  • Aroma de manzana verde para las migrañas: Un estudio encontró que este aroma alivió significativamente el dolor de la migraña. Esto también podría funcionar con otros aromas, así que consultar a un aromaterapeuta podría ser de gran ayuda.
  • Menta para la memoria: El aroma de la menta ha demostrado mejorar la memoria y aumentar el estado de alerta.
  • Náuseas y vómito: Se ha encontrado que una mezcla de aceites esenciales de menta, jengibre, hierbabuena y lavanda ayuda a aliviar las náuseas postoperatorias.16
  • Lavanda para aliviar el dolor: Se ha demostrado que la aromaterapia con lavanda alivia el dolor después de la inserción de la aguja.

Publique su comentario