¿Puede Dejar de Ruborizarse?

Ruborizarse

Historia en Breve -

  • Ruborizarse es el resultado de una respuesta del sistema nervioso simpático al estrés, vergüenza u otras emociones fuertes
  • Si quiere dejar de ruborizarse, intente sonrojarse lo más que pueda ya que por lo general tiene el efecto de provocar lo contrario
  • Si siente que está a punto de sonrojarse, aparte la mirada de las demás personas en la habitación o incluso cierre los ojos por un momento para reponerse, ya que hacer contacto visual puede ser un desencadenante de la ruborización
  • Sonrojarse no es algo malo; puede actuar como una disculpa no-verbal, y las personas que se sonrojan tienden a verse como más confiables, comprensivas y altruistas

Por el Dr. Mercola

Cuando su cara enrojece después de haber cometido un error vergonzoso o tropiezo social, por haber sido de pronto el centro de atención o haber visto a alguien que considera atractivo, puede sentir como su cuerpo se vuelca en su contra al revelar sus sentimientos más íntimos al mundo.

Sin embargo, el rubor es un fenómeno perfectamente natural que incluso podría ofrecer beneficios sobre cómo lo perciben los demás, entre otras cosas. El tono rosado de sus mejillas es resultado de una respuesta del sistema nervioso simpático al estrés, vergüenza u otras emociones fuertes.

Su sistema nervioso simpático activa su respuesta de lucha o huida liberando la hormona adrenalina que, además de acelerar su ritmo cardíaco y respiración, también provoca que los vasos sanguíneos y venas faciales se dilaten, eso aumenta el flujo de sangre y oxígeno por todo el cuerpo y a su vez también provoca el característico color rosado de sus mejillas, conocido como rubor.1

Ruborizarse es una respuesta involuntaria, lo que significa que técnicamente es imposible de detener. Sin embargo, eso no significa que no pueda intentarlo.

Hay muchas estrategias puede utilizar para tratar de evitar ruborizarse, o hacer que desaparezca más rápido si lo experimenta. Sin embargo, antes de llegar a eso, podría reconsiderar su deseo de detenerlo.

Es Posible que Ruborizarse No Merezca Tan Mala Reputación

A pesar de que casi todo el mundo se sonroja, los científicos todavía están tratando de comprender su propósito. Una teoría es que ofrece un valor correctivo en los casos donde hizo algo mal.

Si bien el enrojecimiento facial puede ocurrir debido a factores ambientales como cambios de temperatura, alimentos calientes o picantes o por beber alcohol, el rubor casi siempre es desencadenado por sentimientos de timidez, a menudo en situaciones cuando una persona se siente incómoda o avergonzada. Al escribir para la revista Emotion, los investigadores señalaron:2

"Varios teóricos han enfatizado acerca de las propiedades funcionales de expresar vergüenza y pena y han argumentado que es posible que estas expresiones puedan ayudar a restaurar la imagen pública del actor después de una falla o tropiezo.

Es decir, transmitir públicamente pena o vergüenza podría significar que la persona reconoce haber cometido una falta social o moral y se lamenta por ello".

Sonrojarse encaja perfecto en el tema de "transmitir públicamente la vergüenza", y cuando los investigadores mostraron fotos de personas con o sin rubor a los participantes del estudio, ellos evaluaron de manera más favorable, con confianza y simpatía, a quienes estaban sonrojados.

"Aunque con frecuencia, las personas consideran el rubor como una respuesta indeseable", los investigadores concluyeron, "nuestros resultados demostraron que, en el contexto de los errores y tropiezos, sonrojarse es una señal corporal útil con beneficios para guardar las apariencias".3

Un estudio similar que empleó un juego de computadora en el que los participantes jugaron con un oponente virtual que había perdido y con ello provocado que el participante perdiera dinero, reveló que los oponentes ruborizados fueron considerados como más confiables, juzgados de manera más positiva y vistos como menos propensos a fallar de nuevo, en comparación con los oponentes que no se sonrojaron.4

Las personas que se avergüenzan con facilidad (una características del rubor) incluso son percibidos como más generosas y altruistas.5

Irónicamente, parte del poder correctivo de sonrojarse también es lo que hace que muchas personas lo detesten: el hecho de no poder controlarlo. Ray Crozier, profesor de la Universidad de Cardiff dijo para The Guardian:6

"Ruborizarse es normal y puede ser socialmente muy útil porque transmite una forma de disculparse que no es verbal. Si tiro las mercancías en una tienda o piso a alguien, puedo pedir disculpas por todo eso, pero si me ruborizo, le demuestro a las personas a) que lo lamento y b) que estoy siendo sincero porque no es algo que pueda controlar".

Es Probable que Esté Sobrevalorando la Ruborización

Si es el tipo de persona que se sonroja incluso cuando alguien lo mira, puede que le ayude saber que es probable que esté sobrevalorando la manera en que los demás perciben la ruborización.

No solo puede hacer que parezca más confiable, tal como lo demostraron los estudios anteriores, sino que la investigación sugiere que, en las personas que temen sonrojarse, es común sobreestimar los costos sociales de mostrar rubor, junto con la probabilidad de hacerlo.7

Mark Leary, profesor de psicología y director del Centro de Investigación Multidisciplinario Conductual de la Universidad de Duke, dijo para Today que en la mayoría de los casos el rubor es «una reacción a la atención social indeseada y una forma de desviarla».8

Sencillamente, si alguien lo ve ruborizado y avergonzado públicamente, es muy probable que aparte la mirada.

Sin embargo, puede ser un círculo vicioso, porque incluso pensar en sonrojarse puede ser suficiente para desencadenarlo,9,10 y preocuparse sobre cómo va a ser percibido en consecuencia puede llegar a ser debilitante para algunas personas.

Aunque todo el mundo se sonroja, ciertas personas se ruborizan mayor con frecuencia. Es posible que se sonroje más a menudo si:11

  • Es propenso a la ansiedad o le preocupa su imagen pública
  • Tiene baja autoestima
  • Le preocupa que las personas lo evalúen de forma negativa
  • Siente una intensa necesidad de ser socialmente aceptado por los demás
  • Es sensible a los comentarios de mal gusto o situaciones desagradables

The Atlantic también informó la historia de un hombre que cree que sonrojarse con frecuencia le ha costado relaciones y ascensos laborales, con lo que destaca lo grave que puede ser la ruborización para algunas personas. Dijo:12

"Soy afortunado de tener una esposa maravillosa y comprensiva ahora, pero durante mucho tiempo, sonrojarme hizo que conocer alguien fuera realmente difícil. Las personas piensan que es lindo en una mujer, pero simplemente es poco atractivo en un hombre.

Estoy seguro de que ahora estaría en una situación muy diferente en mi carrera si no tuviera que evitar cualquier tipo de escrutinio público. Incluso hablar en reuniones pequeñas me incomoda y genera ansiedad. Y cuando me sonrojo me duele activamente la cara".

Tratar de Sonrojarse Podría Ayudarle a Dejar de Ruborizarse

Si quiere dejar de ruborizarse, irónicamente, una de las mejores maneras de hacerlo es intentando sonrojarse. Leary sugiere pensar en si mismo para ruborizarse lo más que pueda, lo que por lo general tiene el efecto de provocar lo contrario, tal vez porque lo hace dejar de pensar en lo que lo desencadena en primer lugar.13

La psicóloga Barbara Markway, autora de "Painfully Shy: How to Overcome Social Anxiety and Reclaim Your Life”, también recomienda esta estrategia, y dijo para Today, "Lo que resiste, persiste. Entre más se resista al rubor, será más probable que le suceda... (Esto) es una manera de quitarle poder sobre y lo ponerlo en perspectiva".14

Así que cuando esté en casa o en privado, trate de pensar en situaciones que lo podrían ruborizar. Con el tiempo, estos factores desencadenantes deben hacerse menos problemáticos para usted. Del mismo modo, deje de intentar combatirlo.

Entre más le agobie la ruborización, es más probable que empeore ya que solo intensificara su respuesta de lucha o huida. Por otro lado, usar estrategias de relajación para tranquilizarse debe ayudar a mitigar el rubor. Esto podría incluir:

Técnica de Libertad Emocional (EFT, por sus siglas en inglés)

Ejercicios de respiración

Terapia de imaginación guiada

Relajación muscular progresiva

Autohipnosis

Movimiento rítmico

Meditación

Yoga

Tai chi

Terapia de masaje

Relajación de bioretroalimentación asistida

Entrenamiento autógeno, que se enfoca en las sensaciones físicas de su cuerpo

Curiosamente, otra forma de detener la ruborización es evitar tener contacto visual con los que le rodean. El contacto visual ha demostrado ser un gran desencadenante de la ruborización, independiente de la vergüenza y ansiedad. En un estudio, los participantes tomaron una prueba estresante y revelaron información personal.

Por último, el rubor aumentó cuando los participantes hicieron contacto visual con el investigador, contrario a lo que ocurrió cuando llevaba lentes de sol o salía de la habitación.15 Si siente que está a punto de sonrojarse, aparte la mirada de las demás personas en la habitación o incluso cierre los ojos por un momento para reponerse.

Replantee su Manera de Pensar Sobre el Rubor

La vergüenza y ansiedad social son dos principales desencadenantes del rubor, y entre más tema sonrojarse, es más probable que empeore. En cambio, acepte que ruborizarse es normal, natural y que hace que los demás lo perciban como encantadoramente humano, vulnerable e incluso enternecedor.

Si sonrojarse lo hace sentir timidez, en lugar de disculparse con los que le rodean, solo haga una declaración despreocupada como "mis mejillas se ruborizan fácilmente, seguido me pasa" y luego cambie de tema.

Aunque existe una opción quirúrgica para dejar de ruborizarse, conocida como simpatectomía torácica endoscópica (ETS, por sus siglas en inglés), que consiste en cortar nervios con el fin de mantener cerrados los vasos sanguíneos de su rostro, tiene riesgos serios, incluyendo daño al nervio, sudor e infección.16

Una opción mucho menos invasiva es la terapia conductual cognitiva (CBT, por sus siglas en inglés), que está diseñada para ayudarle a lidiar de forma más efectiva con situaciones que lo llenan de ansiedad.

Puede ser útil cuando la ruborización interfiere con su vida diaria, sobre todo para ayudar a que no se sienta mal al respecto.

En última instancia, mientras que algunos de nosotros nos sonrojamos más fácilmente que otros, casi todo el mundo está familiarizado con la sensación de cuando siente que sus mejillas se están ruborizando.

Reconocer que el rubor no es una mala impresión de usted, sino más bien a una respuesta fisiológica--una que incluso puede otorgarle una percepción más favorable--es la clave para que deje de tener control sobre su vida.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo