Técnicas efectivas para destapar sus oídos cuando la presión aumenta

Destapar Oidos

Historia en Breve -

  • El dolor e incomodidad que experimenta en el oído durante un vuelo o mientras bucea son el resultado de cambios en la presión externa, que deben ser equiparados al cambiar la presión en el oído medio
  • Su trompa de Eustaquio se abre cuando bosteza y traga, lo que permite que una pequeña burbuja de aire llegue al oído medio, donde equipara la presión con el exterior; coma caramelos duros, mastique chicle o beba agua con el fin de activar los músculos que abren sus trompas de Eustaquio
  • Viajar en avión mientras está congestionado puede aumentar su riesgo de dolor y malestar en el oído, puede aliviarlos al utilizar aceites esenciales para reducir la congestión o bien, aplicar una compresa caliente contra su oreja
  • Para reducir el riesgo de que su tímpano se reviente, evite la maniobra de Valsalva y nunca introduzca en su oído un objeto que sea más pequeño que su dedo

Por el Dr. Mercola

Casi el 20 % de las personas en los Estados Unidos, lo que equivale a 48 millones de personas, informan tener algún grado de pérdida auditiva.1 Quizás le sea fácil dar por hecho que puede escuchar en vista de que hacerlo no requiere de esfuerzo alguno de su parte. Sin embargo, es un complejo proceso que comienza con el sonido en su entorno y desemboca en su cerebro.

A diferencia de cualquier otro sentido que involucre un proceso químico, como el olfato, gusto o vista, escuchar es estrictamente el resultado de un movimiento físico.

Este movimiento físico depende de factores específicos en su canal auditivo y la trompa de Eustaquio que trabajan para equiparar la presión entre la parte externa de su tímpano y dentro de su oído medio.

Esta es una razón por la cual las personas tienen dificultades para viajar en avión cuando están congestionadas. Sin embargo, antes de entender cómo la presión afecta su tímpano y audición, le resultará útil comprender la estructura de su oído.

La audición y su oído

El sonido se crea por las vibraciones que se generan en el aire y que los oídos capturan. La estructura de su oído externo le ayuda a descifrar la dirección desde la que se origina el sonido y ayuda a dirigir el mismo hacia el canal auditivo. Conforme las ondas de sonido ingresan al canal, hacen vibrar el tímpano, el cual es esa porción de piel delgada que se encuentra entre el oído externo y el oído medio.

Detrás del tímpano se encuentra el oído medio y un grupo de diminutos huesos llamados martillo, yunque y estribo. En conjunto, estos se llaman osículos y son los huesos más pequeños de su cuerpo.2 A medida que el tímpano vibra, este mueve los osículos con el fin de amplificar la fuerza del sonido conforme pasa por el oído medio hacia el oído interno y la cóclea.

La cóclea parece un caracol grande y está llena de líquido para conducir el sonido al nervio auditivo, que luego traslada los impulsos a su cerebro para su interpretación. Aunque el concepto de cómo funciona la audición es bastante simple, las características específicas de cómo las pequeñas estructuras producen patrones de sonido reconocibles en el cerebro, son complejas.

Los científicos todavía están realizando estudios sobre cómo su cerebro interpreta estas señales eléctricas en la corteza cerebral, sobre todo en lo que se refiere a la prevención y tratamiento de la pérdida de audición.

Las estructuras detrás de su tímpano se encuentran en un sistema cerrado. Dicho de otra forma, el tímpano mantiene un sello hermético entre el oído externo y el medio, que no permite ningún movimiento o intercambio de aire.

Este elemento estructural se vuelve significativo conforme cambia de un área de presión de aire a otra, como cuando bucea o viaja en avión. Su oído medio está conectado al exterior a través de sus cavidades orales, nasales y faringe gracias a sus trompas de Eustaquio.

¿Por qué se acumula presión en sus oídos?

La superficie terráquea está cubierta por una gruesa capa de moléculas llamada atmósfera. Aunque la atmósfera solo representa una fracción de la densidad del océano o del suelo, la atmósfera funciona prácticamente de la misma manera.

Por ejemplo, al adentrarse en un estanque o lago, la presión aumenta. Esto mismo pasa con la presión atmosférica. Cuanto más cerca esté del nivel del mar, mayor será la presión de aire en su cuerpo.3

Por otro lado, cuanto más alto esté respecto al nivel del mar, menos presión ejercerá. Puede experimentar la diferencia cuando tiene dificultades para utilizar energía sin perder el aliento. A nivel del mar, no se requiere tanta hemoglobina para transportar oxígeno a través de su cuerpo.

Sin embargo, al estar en altitudes elevadas, la baja presión atmosférica reduce la presión parcial del oxígeno inspirado y la fuerza motriz para el intercambio de gases en los pulmones.4 Cuando va a sitios cuya altitud es mayor, su cuerpo tarda 1 o 2 semanas en acostumbrarse y producir suficiente hemoglobina para transportar cantidades adecuadas de oxígeno.

Un evento similar ocurre detrás de su tímpano. Aunque este actúa como una barrera para los líquidos, requiere que la presión del aire en ambos lados del tímpano sea aproximadamente equiparable con el fin de permitir la vibración del tambor y la audición. Por lo general, equiparar esta presión es algo que su cuerpo hace con bastante facilidad.5

Dentro de su oído se encuentra una bolsa de aire que normalmente tiene la misma presión que la que se encuentra fuera de él. Cuando la presión a su alrededor cambia, el aire ingresa al tímpano.6

En el otro lado del tímpano se encuentra la trompa de Eustaquio, que ayuda a equiparar la presión entre el interior y el exterior. Esta se abre cuando traga, por lo que puede escuchar un pequeño estallido cuando la presión se está ecualizando.

En comparación con los niños, en los adultos este tubo suele estar posicionado verticalmente. En el caso de niños pequeños, el tubo está posicionado horizontalmente, lo que permite la acumulación de líquido y el crecimiento bacteriano, lo cual puede ocasionar infecciones del oído.

Cuando la trompa de Eustaquio no puede abrirse, la presión en el oído medio disminuye.7 Por lo tanto, al abrir la trompa de Eustaquio y permitir que se mueva la burbuja de aire, el cuerpo equipara rápidamente la presión entre el oído medio y el exterior. Esta disminución en la presión suele incluir una reducción del dolor e incomodidad.

¿Qué sucede cuando sus oídos se destapan?

Generalmente, el aumento o disminución de la presión no tiene ningún efecto sobre los fluidos o la parte sólida de su cuerpo. Sin embargo y como se demuestra en el video de abao, la fluctuación de la presión tiene un efecto sobre las cavidades que tienen gas, como la oreja.

La diferencia en la altitud que crea presión entre el oído externo y el oído medio es una de las quejas más comunes por parte de las personas que viajan en cualquier línea aérea.

Con frecuencia, es una simple molestia que resulta en un dolor temporal, o incluso, en la pérdida de audición por un corto lapso. Sin embargo, debido a la diferencia en la formación de la trompa de Eustaquio en los niños, ellos pueden experimentar mayor incomodidad.

Cuando un avión despega, la presión de la cabina disminuye, al igual que la presión sobre el oído externo. Con este cambio, el tímpano se deforma hasta que se produce una compensación en el oído medio.8

Si la presión no se iguala entre el oído externo y el oído medio, el tímpano se abultará hacia afuera, lo que le causará dolor y malestar. Algo similar ocurre con el cambio de presión conforme el avión va descendiendo, sin embargo, en este caso el tímpano se hincha hacia adentro.

Cuando un avión alcanza la altitud óptima de crucero, la presión de la cabina se normaliza, por lo que la presión entre el oído interno y el oído externo es igual.

Si el tímpano permanece deformado, causa incomodidad física y disminuye sus vibraciones, lo que hace que el sonido sea muy tenue.9 La trompa de Eustaquio, que conecta el oído medio con el exterior, normalmente está cerrada. Sin embargo, si existe suficiente diferencia de presión entre el oído medio y la faringe, la trompa de Eustaquio puede abrirse.

A medida que la trompa de Eustaquio se va abriendo, permite que la presión en el oído medio se iguale con la presión externa, lo que permite que el tímpano regrese a su forma normal.10 El sonido de un ligero estallido o chasquido que percibe cuando su oído se destapa es una pequeña burbuja de aire que ingresa al oído medio a través de la trompa de Eustaquio para equiparar la presión.11

Usualmente, tragar produce ligeros sonidos similares a los chasquidos cuando esta burbuja se desplaza al oído interno para equiparar la presión. Puede considerar la posibilidad de emplear algunas de las estrategias descritas a continuación con el fin ayudar a abrir su trompa de Eustaquio y reducir la cantidad de incomodidad que experimenta al moverse a diferentes presiones de aire o agua.

Video disponible solo en ingles

Simples estrategias para reducir la presión del oído

Los músculos controlan la apertura y el cierre de la trompa de Eustaquio, que se puede activar con las siguientes estrategias.12,13,14

Bostezar y tragar

Estos movimientos activan los músculos para abrir la trompa de Eustaquio. Intente bostezar a propósito varias veces hasta que sus oídos se destapen. De forma alternativa, beba agua, chupe caramelos duros o mastique chicle para ayudar a aumentar la necesidad de tragar.

Maniobra de Toynbee

Para esta técnica, deberá tapar sus fosas nasales mientras traga al mismo tiempo. Esta técnica puede ser tan efectiva como la maniobra de Valsalva (taparse las fosas nasales, cerrar la boca y soplar suavemente la nariz) sin el riesgo adicional de romperse los tímpanos.

Maniobra de Frenzel

Para hacer esto, tape sus fosas nasales y utilice su lengua para hacer un sonido similar a un chasquido o similar a la "k".

Descongestione sus trompas de Eustaquio

Cuando sus trompas de Eustaquio tienen dificultades para abrirse porque ya está congestionado por un resfriado, colocar una toalla caliente o una almohadilla térmica contra el oído puede ayudar a eliminar la congestión. Esto ayudará a abrir la trompa de Eustaquio y permitirá que la presión se equipare.

Otras opciones para ayudar a reducir la congestión antes, durante y después de volar son utilizar aceites esenciales, como el aceite de laurel, aceite de mirto o aceite de amirís.

Dado que los bebés no pueden destapar intencionalmente sus oídos, puede ayudarlos al alimentarlos con un biberón, amamantarlos o darles chupones durante los momentos en los que probablemente se produzcan cambios de presión, como al subir o bajar en un avión.

No deje que su bebé duerma durante el descenso, ya que los niños son sumamente vulnerables a los bloqueos, pues sus trompas de Eustaquio son angostas y están posicionadas en un ángulo diferente.15

Mientras duermen, no pueden tragar ni bostezar, lo que aumenta el riesgo de que desarrollen malestar o dolor intenso. Si no puede destapar sus oídos o siente dolor días después de haber viajado en un avión, debe consultar a su médico. Él le podrá ayudar a descartar cualquier afección subyacente que corresponda a sus síntomas de incomodidad y dolor.

Algunas de estas afecciones pueden ser sinusitis o infección del oído, acumulación de cerilla en el oído, trastorno de la articulación temporomandibular o adenoides agrandadas.16

Utilizar estas estrategias puede causar daños

Aunque se emplea comúnmente, la maniobra de Valsalva puede hacer que el tímpano se reviente. Aunque esta técnica puede ayudar a abrir las trompas de Eustaquio, si se hace con cualquier grado de fuerza, puede reventar el tímpano.17

Asimismo, nunca introduzca en su oído un objeto más pequeño que su dedo para aliviar la presión o reducir el dolor, ya que es fácil que el tímpano se reviente.18 Aunque su tímpano puede reventarse durante un vuelo si no puede equiparar la presión, no es recomendable que haga algo que pueda aumentar su riesgo.

Las complicaciones de una ruptura del tímpano pueden ser pérdida parcial de la audición, infección del oído medio o desarrollo de un colesteatoma (quiste en el oído medio) que está hecho de impurezas y células muertas.19

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo