El alcohol causa mal aliento

Mal Aliento

Historia en Breve -

  • Su intestino y microbioma oral están estrechamente relacionados con su salud, esto significa que los desequilibrios en ambos aumentan su riesgo de inflamación y enfermedad crónica
  • Beber solo una bebida alcohólica al día crea un desequilibrio en su microbioma oral, lo que puede aumentar su riesgo de hipertensión, diversos tipos de cáncer y mal aliento, asimismo, en el caso de las mujeres, incrementa el riesgo de síndrome premenstrual
  • Mejore su microbioma oral de forma natural al evitar los enjuagues bucales antibacterianos y pastas de dientes con flúor, asimismo, utilice hilo dental, realice diariamente oil pulling y reduzca su consumo de carbohidratos netos

Por el Dr. Mercola

La ciencia ha empezado a desentrañar la importancia que su intestino y microbioma oral tienen en relación con su salud en general. En vista de que 700 especies microbianas colonizan las superficies duras de sus dientes y tejidos blandos, su boca alberga la segunda comunidad microbiana más diversa de su cuerpo.

Las complejidades del microbioma oral les han dado a los científicos nuevos conocimientos sobre el papel que desempeña tanto en la salud como en la enfermedad.

Posiblemente las elecciones en nuestro estilo de vida moderno pueden tener consecuencias perjudiciales, lo que permite que las bacterias promotoras de enfermedades prosperen y desencadenen diversas afecciones.

Es importante que logre equilibrar eficazmente su microbioma oral para restablecer su salud bucal y mantener una buena salud física. Las enfermedades orales pueden contribuir, entre otras afecciones, a la diabetes, cardiopatía y enfermedad de Alzheimer.

De acuerdo con el Dr. Gerry Curatola, fundador de la clínica Rejuvenation Dentistry con más de 30 años de experiencia en odontología biológica, la enfermedad periodontal avanzada puede aumentar hasta 10 veces su riesgo de ataque cardíaco fatal.1 En caso de sufrir un ataque cardíaco relacionado con la enfermedad periodontal, 9 de cada 10 veces el episodio será fatal.

Para lograr una buena salud oral debe promover el equilibrio de las bacterias que crecen en la boca. Contrario a lo que comúnmente se piensa, en realidad, los enjuagues bucales con alcohol y agentes antimicrobianos son más perjudiciales que beneficiosos.

Por lo tanto, resulta lógico que consumir alcohol pueda alterar el microbioma oral, lo que contribuye al mal aliento (halitosis) y al desarrollo de otras afecciones crónicas.2

Una prueba salival demuestra que el alcohol altera las bacterias orales

En un estudio anterior, el investigador principal Jiyoung Ahn, Ph.D., epidemiólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, descubrió que los tipos de bacterias orales podrían influir en el desarrollo del cáncer oral y del tracto digestivo superior.

Después de este descubrimiento, Ahn y sus colegas empezaron a investigar los tipos de alimentación y factores de estilo de vida que influyen en su microbioma oral.3

Al reunir a más de 1 000 participantes con buen estado de salud cuyas edades oscilaban entre los 55 y 87 años, los investigadores incluyeron 270 que no bebían alcohol, 614 que lo bebían moderadamente y 160 que lo bebían constantemente. Cada uno proporcionó una muestra salival con información detallada sobre otros hábitos de su estilo de vida, como los alimentos y bebidas que consumían.4

Más tarde se utilizaron pruebas de laboratorio con el fin de clasificar y cuantificar las bacterias en cada muestra y se esquematizaron los resultados con el fin de comprender mejor el mayor crecimiento bacteriano en los participantes que bebían alcohol en comparación con los no lo bebían.

Los científicos descubrieron que, en comparación con los que no bebían alcohol, los participantes que sí lo bebían tenían más especies de actinomyces, neisseria y bacteroidales. Cada una de estas especies tiene antecedes de causar enfermedad periodontal o reducir el crecimiento de bacterias beneficiosas.

Asimismo, los participantes que también tomaron cócteles tenían menos lactobacilos, una popular familia bacteriana que reduce la inflamación de las encías. Los investigadores encontraron que la diversidad microbiana en quienes bebían vino era diferente a la de los que bebían licor y cerveza.

Llegaron a la conclusión de que el consumo de alcohol puede influir en la composición del microbioma oral y podría tener implicaciones para comprender la posible función que desempeñan las bacterias en las enfermedades relacionadas con el alcohol.5

En promedio, aquellos que informaron niveles más altos de consumo de alcohol, tuvieron un mayor número de colonias bacterianas que, como se sabe, causan enfermedad periodontal y halitosis.

Los investigadores especularon que los desequilibrios en el microbioma oral pueden ser el resultado de los ácidos presentes en las bebidas alcohólicas o una acumulación de subproductos derivados de la descomposición del alcohol, lo que hace que el ambiente sea más hostil para ciertas bacterias.

Los desequilibrios del microbioma oral aumentan su riesgo de enfermedad

Aunque está conectado a su microbioma intestinal, su microbioma oral es único. Funciona como una protección contra diferentes tipos de virus, bacterias mortales y el medio ambiente, asimismo, es un auxiliar en las primeras etapas de la digestión. La protección contra virus mortales abarca otros aspectos además de su propia salud.

Hasta hace poco, los científicos creían que el útero era un ambiente estéril. Aunque la ciencia ha demostrado que las encías con mal estado de salud están relacionadas con el parto prematuro,6 recientemente descubrieron una relación directa entre los tipos de microbios en la boca de la madre y los que se encuentran en el tejido de la placenta después del parto.

La especie microbiana en el tejido placentario se asemeja más al microbioma oral de la madre que a las bacterias de su vagina o intestino.7

En una reciente revisión8 de la composición bacteriana de la saliva y la enfermedad periodontal, los investigadores descubrieron que los altos niveles de Prevotella y Veillonella en el microbioma salival se relacionaron con una salud oral deficiente, que incluía caries, periodontitis e higiene bucal deficiente.

La relativa abundancia de bacterias predominantes también se relacionó con afecciones específicas, como salud oral deficiente, alto índice de masa corporal y vejez, lo que sugiere que el microbioma salival tiene un impacto tanto en las afecciones orales como en las sistémicas.

Cada vez más evidencia sugiere que diversas enfermedades crónicas están relacionadas con altos niveles de inflamación en el cuerpo.

La enfermedad periodontal, una infección en el tejido que sostiene los dientes causada por bacterias que forman la placa, a menudo está relacionada con la forma en que la diabetes permanece bajo control. Asimismo, la enfermedad periodontal está relacionada con el desarrollo de:9,10

Enfermedad respiratoria

Enfermedad cardiovascular

Neonatos de bajo peso al nacer

Neumonía bacteriana

Osteoporosis

Diabetes tipo 2

Derrame Cerebral

Cáncer

Reduzca sus síntomas de SPM al no tomar alcohol

El síndrome premenstrual (SPM) es una afección que presentan mujeres en edad reproductiva. En un metaanálisis de 17 estudios a nivel mundial,11 los investigadores encontraron que la prevalencia combinada del SPM era casi del 50 %. Francia tuvo la prevalencia más baja (12 %), mientras que Irán tuvo la más alta (98 %).

Las mujeres con síndrome premenstrual sufren una gran variedad de signos y síntomas, como cambios de humor, mamas sensibles, antojos, fatiga e irritabilidad. Para algunas mujeres, los síntomas son lo suficientemente graves como para afectar su vida cotidiana.

Algunas mujeres sufren síntomas que las pueden incapacitar todos los meses, lo cual se le denomina como trastorno disfórico premenstrual.12 Los síntomas ocurren en un patrón predecible ya que están relacionados con su ciclo menstrual.

Aunque no se sabe a ciencia cierta la causa exacta del síndrome premenstrual, se cree que 2 factores principales que contribuyen a la afección son los cambios cíclicos en los niveles hormonales y los cambios químicos en los neurotransmisores cerebrales por las alteraciones hormonales.

En un reciente estudio,13 los investigadores encontraron que las mujeres que consumían una gran cantidad de alcohol tenían un mayor riesgo de síndrome premenstrual.

En este estudio, los investigadores descubrieron que hasta el 40 % de las mujeres en los Estados Unidos, sufren al menos síntomas moderados de dicha afección, que comienzan justo después de la ovulación, duran aproximadamente 14 días y finalizan con la menstruación.

El Dr. Bahi Takkouche, autor principal del estudio y profesor de medicina preventiva en la Universidad de Santiago de Compostela en España, analizó 19 estudios sobre el alcohol y el síndrome premenstrual. El experto descubrió que el riesgo de síndrome premenstrual era un 45 % mayor cuando las mujeres bebían alcohol.

Las participantes que bebían constantemente alcohol, es decir, aquellas que bebían más de 1 bebida por día, tenían una probabilidad 79 % mayor de tener síndrome premenstrual en comparación con aquellas que no bebían alcohol.14

Según los resultados de su análisis, los investigadores estimaron que 1 de cada 10 casos de síndrome premenstrual puede estar relacionado con consumir alcohol.15 Aunque los síntomas del síndrome premenstrual pueden ser difíciles de tratar por sí solos, Takkouche relaciona el síndrome premenstrual con el desarrollo de hipertensión y escribe lo siguiente al respecto:16

"Junto con otros investigadores, creemos que el alcohol aumenta el riesgo de síndrome premenstrual al alterar el nivel de ciertas hormonas durante el ciclo menstrual, como la gonadotropina.

 Conozco al menos 1 estudio muy bien diseñado y realizado en los Estados Unidos, que encontró un aumento en el riesgo de hipertensión entre las mujeres que habían padecido síndrome premenstrual, sobre todo, entre aquellas que habían padecido hipertensión antes de los 40 años de edad.

Nuestro fin no es formular recomendaciones con base en un solo estudio, aun y cuando se trate de un ‘analisis de estudios’ como el nuestro, simplemente nos parece que sería mejor que las mujeres propensas al síndrome premenstrual evitaran el consumo excesivo de alcohol.

A mi parecer, este trastorno debe tomarse tan en serio como cualquier otra enfermedad, tanto por las mujeres que lo padecen como por la comunidad médica, de la cual, una parte ignora este síndrome y lo considera solo un concepto social".

El alcohol está relacionado con la hipertensión y el síndrome premenstrual

Un estudio epidemiológico prospectivo de la Universidad de Massachusetts17 fue el primero en considerar que un diagnóstico de síndrome premenstrual podría representar un riesgo futuro de hipertensión.

Los investigadores encontraron que el síndrome premenstrual clínicamente significativo y que perjudica la vida diaria puede afectar hasta un 15 % de las mujeres en los Estados Unidos.

Los expertos recopilaron la información de más de 1 200 mujeres que desarrollaron un síndrome premenstrual clínicamente significativo y fueron clasificadas por una serie de factores, como la edad, peso, tabaquismo y uso de hormonas después de la menopausia.

Los científicos monitorearon a las participantes durante 6 años y encontraron que aquellas con síndrome premenstrual tenían un riesgo 40 % mayor de desarrollar hipertensión en comparación con las que no lo tenían.18

Los autores sugirieron que este factor de riesgo puede ser modificable y sin lugar a dudas representa un medio para identificar un posible riesgo futuro, lo que abre la posibilidad de poder realizar una mejor evaluación temprana.

Asimismo, los datos revelaron que las mujeres con un alto consumo de tiamina y riboflavina tenían hasta un riesgo 35 % menor de desarrollar síndrome premenstrual, lo que reduce su riesgo general de desarrollar hipertensión. Bajo este mismo orden de ideas, los autores escribieron lo siguiente:19

"En el pasado, un alto consumo de folato se ha relacionado con un menor riesgo de hipertensión en el NHS2, incluso después haber ajustado el consumo de sodio, potasio, vitamina D y los factores de riesgo estándar de hipertensión. Nuestros resultados coinciden con estos hallazgos y sugieren que mejorar el estado de la vitamina B en mujeres con síndrome premenstrual podría reducir la severidad de los síntomas menstruales y disminuir el riesgo de hipertensión".

Su riesgo de hipertensión también aumenta con el consumo de alcohol. Diversos estudios epidemiológicos y clínicos han establecido una conexión entre ambos.20

Un mecanismo que explica el desarrollo de la hipertensión puede ser la pérdida de la relajación endotelial, daño oxidativo e inhibición de la producción de óxido nítrico. Limitar su consumo de alcohol es el primer paso en el tratamiento de la hipertensión.21

Puede reducir significativamente su riesgo de hipertensión y síndrome premenstrual al llevar un tipo de alimentación rica en tiamina y riboflavina, además de reducir o eliminar su consumo de alcohol. Algunos de los alimentos con alto contenido de tiamina son la calabaza y semillas de girasol.22

Algunos alimentos con alto contenido de riboflavina incluyen a las almendras y espinacas.23 Finalmente, algunos de los alimentos con alto contenido de tiamina y riboflavina son productos lácteos, carne orgánica de cerdo y res de animales alimentados con pastura.

Cómo mejorar su microbioma oral de manera natural

Mejorar el equilibrio de su microbioma oral puede ayudar a reducir su riesgo de enfermedades crónicas y halitosis (mal aliento), que se suele derivar del crecimiento bacteriano. Los siguientes pasos pueden ayudarlo a prevenir tales trastornos y le dan a su cuerpo las herramientas necesarias para restablecer la salud de sus encías.

Evite el enjuague bucal antibacteriano y las pastas de dientes con flúor

Ambos productos crearán un desequilibrio en las bacterias orales y proporcionarán un entorno único donde las bacterias dañinas pueden florecer.

Mejore su microbioma oral

El segundo sitio en su cuerpo con mayor concentración de vitamina K2 se encuentra en las glándulas salivales, y la vitamina K se secreta en la saliva. El sitio Research24 demuestra que cuando se administra vitamina K2, esta reduce los recuentos bacterianos en la saliva. En específico, la vitamina K2 redujo la concentración de una bacteria involucrada en la caries, Lactobacillus acidophilus, de un recuento de 323 000 a 15 000.

Esto es fascinante, ya que los vegetales fermentados, que están repletos de bacterias beneficiosas que mejoran la digestión, también modifican la microflora bucal. Y cuando se preparan con un cultivo especial, los vegetales fermentados son una excelente fuente de vitamina K2.

En lo particular, desde que he agregado a mi alimentación vegetales fermentados con un alto contenido de vitamina K2, mi placa ha disminuido a la mitad y es mucho más suave.

Soporte nutricional

El estado de sus encías mejora con la vitamina C y CoQ10. Por lo general, sus encías no deben sangrar y, si lo hacen, puede ser un signo de una deficiencia de CoQ10.25 Las encías sanas son más resistentes al daño de las bacterias dañinas. Descubra más sobre los beneficios de la vitamina C en mi artículo, "La vitamina C podría ser un complemento potente para el tratamiento contra el cáncer" y las diferencias entre CoQ10 y ubiquinol en mi artículo, "CoQ10 - El suplemento Nº 1 recomendado por los cardiólogos"

Oil pulling o enjuague bucal con aceite

La experiencia clínica y experimental de Curatola en los últimos 30 años sugiere que debe evitar la mayoría de las pastas de dientes.26 Es preferible seguir un programa nutricional sólido para la salud sistémica con un enjuague bucal específicamente diseñado para nutrir el microbioma oral.

Curatola recomienda el oil pulling o enjuague bucal con aceite como una importante estrategia, asimismo señala que: "Si no se tiene un buen nivel nutricional que promueva la homeostasis del microbioma oral, esta técnica es excelente".

El enjuague bucal con aceite de coco tiene un efecto lipofílico, lo que ayuda a eliminar la nociva biopelícula de los dientes. Y aunque tiene un efecto detergente natural, no causa el daño propio de los detergentes químicos. Asimismo, el aceite de coco contiene una gran cantidad de nutrientes valiosos que ayudan a promover la salud oral.

He aquí otro consejo: Si desea un enjuague bucal saludable, Curatola sugiere enjuagar con un poco de sal del Himalaya disuelta en agua, ya que contiene más de 85 microminerales.

Uso del hilo dental

Aunque la mayoría de las personas se cepilla los dientes todos los días, con mucha frecuencia se pasa por alto el uso de hilo dental. Esto es una verdadera desgracia, ya que utilizar hilo dental es quizás aún más importante que cepillarse. Utilizar hilo dental elimina los precursores bacterianos de la placa, que eventualmente se convierte en un sarro difícil de eliminar mediante el cepillado o el uso de hilo dental habitual.

Si usted tampoco lo utiliza, o sólo lo utiliza de vez en cuando, considere la posibilidad de agregar esta práctica a su rutina diaria de forma paulatina. Si le resulta difícil incluirlo en su rutina, simplemente utilícelo en 1 diente el primer día, 2 en el segundo y así sucesivamente hasta que a fin de mes lo utilice diariamente para todos los dientes de la boca.

Reduzca su consumo de carbohidratos netos

La digestión de carbohidratos, como panes, pastas, frijoles, arroz y avena, comienza en la boca con saliva. Esto aumenta la cantidad de azúcar depositada en su boca, lo que alimenta a las bacterias dañinas. Centre su tipo de alimentación en vegetales frescos, alimentos fermentados y grasas saludables, como la carne de res y los productos lácteos orgánicos provenientes de animales alimentados con pastura, aguacates y aceite de coco.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo