Su apéndice sí es útil después de todo

Apendice

Historia en Breve -

  • Cuando empieza a sentir un dolor punzante en el abdomen, una de las primeras cosas a las que probablemente se lo atañería es a su apéndice, sin importar de donde venga el dolor. ¿Pero sabe de qué lado está el apéndice?
  • Su apéndice es una bolsa viscosa que cuelga entre sus intestinos delgado y grueso. Por lo general, se encuentra en el lado inferior derecho del abdomen, sin embargo, en casos excepcionales también puede estar ubicado del lado izquierdo
  • Un estudio previo publicado en el Journal of Theoretical Biology2 encontró que su apéndice sirve como una "fábrica de apoyo" para las bacterias comensales beneficiosas, los gérmenes simbióticos que ayudan a la digestión y a proteger su cuerpo contra los gérmenes que causan enfermedades

Por el Dr. Mercola

Cuando empieza a sentir un dolor punzante en el abdomen, una de las primeras cosas a las que probablemente se lo atañería es a su apéndice, sin importar de donde venga el dolor. ¿Pero sabe de qué lado está el apéndice?

Su apéndice es una bolsa viscosa que cuelga entre sus intestinos delgado y grueso. Por lo general, se encuentra en el lado inferior derecho del abdomen, sin embargo, en casos excepcionales también puede estar ubicado del lado izquierdo. Por lo general, este posicionamiento inverso es un indicio de una malformación genética llamada "situs inversus".1

Por mucho tiempo, el apéndice ha sido considerado como un artefacto evolutivo sin utilidad alguna más que para un caso de inflamación potencialmente letal. Sin embargo, ahora los investigadores sugieren que es mucho más que un remanente innecesario.

Hace poco no solo se propuso que posee una función fundamental, sino que los científicos ahora han encontrado que aparece en la naturaleza mucho más a menudo de lo que habían pensado. Posiblemente los médicos podrían utilizar algunos de sus ancestrales usos para ayudar al cuerpo humano a combatir las enfermedades de manera más efectiva.

Su apéndice puede servir como un refugio vital donde las bacterias beneficiosas pueden estar a la espera hasta que se necesiten para repoblar el intestino tras sufrir un caso de diarrea. Asimismo, estudios anteriores encontraron que el apéndice puede ayudar a producir, dirigir y entrenar glóbulos blancos.

El apéndice aparece en la naturaleza mucho más a menudo de lo que se conocía en el pasado. Lo tienen ciertos marsupiales australianos como los vombátidos, al igual que las ratas, leminos, ratones de campo y otros roedores, además de los humanos y ciertos primates.

Tener apendicitis, o un apéndice infectado, puede ser mortal. De acuerdo con los CDC, más de 320 000 personas son hospitalizadas cada año, y hasta 400 en los Estados Unidos mueren por un caso de apendicitis.

Hasta hace poco, se creía que el apéndice no era más que una antigua víscera sobrante; un órgano innecesario que no desempeñaba función alguna en su cuerpo, y por este motivo, los cirujanos lo extirpaban como un procedimiento de rutina.

Sin embargo, investigaciones recientes han descubierto que esto es falso.

Tal y como lo dicta el sentido común, cada órgano de su cuerpo tiene un propósito, incluso los que la medicina moderna no puede descifrar, y su apéndice es uno de ellos.

¿Cómo el apéndice promueve la salud?

Un estudio previo publicado en el Journal of Theoretical Biology2 encontró que su apéndice sirve como una "fábrica de apoyo" para las bacterias comensales beneficiosas, los gérmenes simbióticos que ayudan a la digestión y a proteger su cuerpo contra los gérmenes que causan enfermedades.

Al parecer, si las bacterias beneficiosas en su colon mueren, lo que podría ocurrir como resultado del cólera o la disentería, su apéndice tomará la iniciativa para ayudar a recolonizar su intestino con bacterias beneficiosas.

La sociedad moderna se ha vuelto tan avizora en contra de las bacterias que muchos olvidan un factor sumamente importante – las bacterias en su cuerpo superan en número a sus células, en una proporción aproximada de 10 a 1, y sin ellas moriría.

Por ejemplo, las bacterias beneficiosas que residen en su intestino cumplen diversas funciones muy importantes, por ejemplo:

Digestión y absorción de ciertos carbohidratos. Sin bacterias intestinales beneficiosas, su cuerpo no puede absorber ciertos almidones, fibra y azúcares no digeridos. Las bacterias beneficiosas en su tracto digestivo convierten estos carbohidratos en fuentes primarias de energía y nutrientes importantes.

Producir vitaminas, absorber minerales y eliminar toxinas. Los probióticos ayudan en la producción de vitamina K y vitamina B, asimismo, promueven la absorción de minerales. También ayudan en el metabolismo y la descomposición de toxinas.

Mantener las bacterias dañinas bajo control. Una gran parte de la influencia de las bacterias "dañinas" está en su revestimiento intestinal (barrera mucosa). En pocas palabras, las bacterias beneficiosas luchan contra las dañinas por el fortín y la comida, sin embargo, las bacterias beneficiosas se sienten mejor allí, por lo que ganan la mayoría de las batallas por sustento y sitios de adherencia dentro de su colon.

Las bacterias beneficiosas le dicen a su cuerpo cuánto alimento necesitan y su cuerpo responde suministrando eso y nada más, de modo que cualquier exceso de bacterias dañinas se ve anulado por inanición. De igual forma, las bacterias útiles producen una sustancia que mata microbios dañinos.

Prevenir alergias. Las bacterias beneficiosas entrenan a su sistema inmunológico con el fin de distinguir entre patógenos y antígenos inofensivos, así como para responder de manera adecuada. Esta vital función evita que su sistema inmunológico reaccione de forma desorbitada ante los antígenos inofensivos, que es de donde se originan las alergias.

Proporcionar soporte vital a su sistema inmunológico. Las bacterias beneficiosas tienen un poderoso efecto vitalicio en el sistema inmunológico de su intestino, así como en el sistémico. Las bacterias desempeñan un papel fundamental en el desarrollo y funcionamiento del sistema inmunológico de la mucosa en su tracto digestivo. Asimismo, ayudan en la producción de anticuerpos contra patógenos.

Cabe señalar que el 80 % de su sistema inmunológico se encuentra en su sistema digestivo, por lo que un intestino sano es un importante punto focal si desea mantener un estado óptimo de salud.

Un sólido sistema inmunológico es su sistema de defensa principal contra la enfermedad.

El estilo de vida moderno no anula la necesidad de tener su apéndice

Los investigadores han deducido que, a pesar de la sana influencia del apéndice, la mayoría de las personas que viven en el mundo moderno no lo necesitan porque el organismo puede repoblar fácilmente las bacterias beneficiosas en su intestino.

No estoy de acuerdo con esta premisa porque las bacterias beneficiosas están constantemente siendo atacadas por antibióticos, agua clorada, pastillas anticonceptivas, estrés, azúcar y diversos factores ambientales.

De hecho, los problemas gastrointestinales son una preocupación muy común para la mayoría de las personas en los Estados Unidos.

Lo ideal es que su intestino albergue una proporción de 85 % de bacterias beneficiosas y 15 % de bacterias dañinas, sin embargo, los factores que enumeré anteriormente han causado que esta proporción se revierta en muchas personas.

Por este motivo suelo recomendar que tome un probiótico de alta calidad como una "póliza de seguro" con el fin de garantizar su cuerpo permanezca equilibrado con cepas de bacterias beneficiosas, sobre todo si no lleva un estilo de vida perfectamente saludable.

Asimismo, es importante tener en cuenta que esto todavía es el inicio en cuanto a lo que los científicos saben sobre el apéndice. En comparación con lo que sabe actualmente, puede tener otros efectos de gran alcance, pero sutiles en la función de su cuerpo.

Después de todo, los científicos ahora han descubierto que más del 70 % de todos los grupos de primates y roedores incluyen ciertas especies que tienen un apéndice. Si su propósito era tan irrelevante, ¿por qué lo tendrían tantas distintas especies?

Hasta el momento, se ha descubierto que la extirpación del apéndice (lo que se conoce como apendicectomía) tiene al menos una reacción adversa – un mayor riesgo de sufrir enfermedad de Crohn. Así que, se lo ruego, no siga el consejo de quitarse el apéndice por la simple creencia de que "no tiene propósito alguno".

¿Cuándo debe acceder a la extirpación?

Sin lugar a dudas existen ocasiones cuando una apendicetomía es muy necesaria. Si su apéndice se infecta o se inflama y no lo extirpa, podría ser mortal.

No acepte que le extirpen el apéndice por ninguna otra razón que no sea una cirugía abdominal no relacionada, que ocurre con más frecuencia de lo que podría pensar.

Algunas de las principales advertencias de que su apéndice podría suponer un problema son:

  • No tiene apetito, incluso para sus comidas favoritas.
  • Tiene un dolor que comenzó alrededor de su ombligo y se ha desplazado a su área abdominal derecha inferior.
  • Tiene dolor al saltar. Primero, salte suavemente. Si no hay dolor, intente saltar más alto. Esto moverá su cavidad peritoneal y si se irrita con un apéndice inflamado, el movimiento causará un dolor de magnitud considerable.

Si tiene todos estos síntomas, debe acudir a la sala de emergencias más cercana con el fin de ser evaluado. Si es mujer, una tomografía computarizada o una ecografía antes de hacerse una apendicectomía podría resultar beneficioso.

Un estudio publicado en la revista Radiology descubrió que en el caso de las mujeres que obtuvieron una antes de la cirugía, solo se extirpó un apéndice sano el 7 % de las veces, en comparación con el 28 % de las veces donde no se realizó el examen.

Publique su comentario