El pollo crudo podría causar la mayoría de las infecciones del tracto urinario

pollo crudo

Historia en Breve -

  • Las infecciones del tracto urinario (UTI) podrían ser transmitidas por los alimentos, a través de pollo contaminado con ciertas cepas de E. coli
  • Un análisis de muestras de pollo, cerdo y pavo de tiendas minoristas encontró que casi el 80 % contenía E. coli, al igual que el 70 % de las personas diagnosticadas con una UTI en el área
  • Una cepa de E. coli conocida como E. coli ST131 apareció tanto en las muestras de carne ─en especial en las aves de corral─ como en las muestras de UTI en humanos
  • La mayoría de la E. coli presente en la carne de aves de corral era una variedad conocida como ST131-H22, que se desarrolla en las aves, y también se encontró en las muestras de UTI en humanos

Por el Dr. Mercola

Las infecciones del tracto urinario (UTI, por sus siglas en inglés) son muy comunes, ya que afectan hasta el 60 % de las mujeres a lo largo de su vida1 y cada año causan casi 10 millones de visitas al médico en los Estados Unidos.2 La mayoría de las UTI (alrededor del 80 % al 90 %) son causadas por la bacteria E. coli, que puede acceder al tracto urinario de diversas maneras.

Si bien, muchas cepas de E. coli viven en los intestinos y pueden causar una infección urinaria si acceden el tracto urinario por medio de sus propias heces o durante el coito, otras cepas de E. coli provienen de fuentes externas, como alimentos contaminados.

Los alimentos contaminados con E. coli a menudo se relacionan con enfermedades transmitidas por alimentos, como el vómito y diarrea, pero resulta que las UTI también podrían ser una forma de enfermedad transmitida por alimentos.

De hecho, un estudio dirigido por Lance Price, profesor de la Facultad de Salud Pública del Instituto Milken de la Universidad George Washington, sugirió que "en definitiva, las personas adquieren esas infecciones a través de las aves de corral".

Además, agregó que "tenemos que ser receptivos a esa posibilidad y reconocer que las infecciones transmitidas por alimentos no solo son diarrea o vómito; sino también pueden ser infecciones urinarias".3

El consumo de pollo podría provocarle una infección urinaria

Con frecuencia, el pollo es considerado como una fuente saludable de proteínas, pero cuando se consideran los riesgos de contaminación que conlleva consumir pollo CAFO (de operaciones concentradas de alimentación animal), eso es bastante cuestionable.

El estudio incluyó casi 2500 muestras de pollo, cerdo y pavo compradas en grandes tiendas minoristas en Flagstaff, Arizona, y casi el 80 % contenía E. coli.4 Los investigadores también analizaron las muestras de sangre y orina de personas que visitaron un importante centro médico en el área, y encontraron E. coli en aproximadamente el 70 % de los diagnosticados con alguna UTI.

En especial, una cepa de E. coli conocida como E. coli ST131 apareció tanto en las muestras de carne ─específicamente en la de aves de corral─ como en las muestras de UTI en humanos.

La mayoría de la E. coli presente en la carne de aves de corral era una variedad conocida como ST131-H22, que se desarrolla en las aves, y también se encontró en las muestras de UTI en humanos. Según informó el sitio web “Gizmodo”:5

"Este linaje, llamado ST131-H22, tenía moléculas móviles de ADN (conocidas como plásmidos), que a menudo solo se observan en cepas de E. coli que se diseminan entre las aves, no en los humanos.

La cepa de E. coli presente en las muestras humanas, portadora de tales plásmidos, estaba muy relacionada con las cepas de carne que presentaba los mismos plásmidos, lo que involucraba a las aves como el verdadero origen de la infección (por ejemplo, frente a los trabajadores de fábricas que contaminaron las aves de corral con sus propias cepas de E. coli)".

"Nuestros resultados sugieren que un sublineaje ST131 ─ST131-H22─ se ha establecido en las poblaciones de aves de corral alrededor del mundo, y que esta carne podría servir como vehículo de exposición e infecciones en seres humanos", indicaron los investigadores.

Además, agregaron que este linaje de E. coli era uno de muchos que podían transmitirse de las aves de corral y otras fuentes de carne hacia las personas.

¿Por qué el pollo CAFO no es una fuente de proteína saludable?

Price señaló que el estudio debería servir como recordatorio para cocinar de forma adecuada las aves de corral y tener un manejo cuidadoso durante la preparación de los alimentos,6 pero otra opción es omitir el pollo CAFO por completo.

Lo cierto es que es uno de los alimentos más contaminados en los Estados Unidos, y también tiene un bajo perfil nutricional, en comparación con otras fuentes proteicas, incluyendo a las gallinas camperas.

Por ejemplo, la Asociación Americana de Productores de Aves Criadas en Pastizales (APPPA, por sus siglas en inglés) publicó un estudio en el cual comparó la nutrición de los pollos a los que se les proporciona su alimentación natural, con la Base de Datos Nacional de Nutrientes del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) para Valores de Referencia Estándar en pollo CAFO.

Las gallinas camperas tuvieron niveles más elevados de vitaminas D3 y E, así como una proporción promedio 1:5 de grasas omega-3 a grasas omega-6, en comparación con el valor del USDA de 1:15.7

Si no está familiarizado con la importancia de la proporción de grasas omega-3 a grasas omega-6, la proporción ideal es 1:1, pero la típica alimentación occidental podría variar entre 1:20 y 1:50.

Incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir una proporción de 1:5 para mantener la salud general y 1:2 para optimizar el desarrollo cerebral. Es evidente que el pollo CAFO, y cualquier alimento CAFO, no ayudan a lograr ese objetivo.

Sin mencionar que, un estudio realizado por el Servicio de Investigación Agrícola (ARS, por sus siglas en inglés) del USDA descubrió que las muestras de pollo recolectadas al final de la producción después de haber sido cortadas en partes ─como las compraría en un supermercado─ tuvieron la sorprendente tasa positiva de 26.2 % de contaminación por salmonela.8

Muchas personas no son conscientes de que, cada año el pollo es realmente responsable de un número alarmante de casos de enfermedades transmitidas por alimentos.

De acuerdo con las últimas estadísticas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, ocurrieron 5 760 brotes transmitidos por alimentos, entre 2009 y 2015, que resultaron en 100 939 enfermedades, 5699 hospitalizaciones y 145 muertes.9

De estos, el pollo fue responsable de la mayoría de las enfermedades relacionadas con los brotes: 3114 enfermedades en total (12 %).

Como sugieren los datos, la contaminación por salmonela es especialmente preocupante, ya que en particular, la salmonela resistente a múltiples medicamentos se ha vuelto prevalente. Y el pollo crudo se ha convertido en un notable portador de bacterias de listeria, salmonela, Campylobacter y Clostridium perfringens.10

Un tercio de los mataderos de pollos no se han hecho las pruebas adecuadas para verificar la presencia de salmonela

El Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria (FSIS, por sus siglas en inglés) del USDA se encarga de supervisar la seguridad de la producción de carne del país.

Durante muchos años, analizaron los cadáveres de pollo entero para comprobar la presencia de salmonela, a pesar de que la mayoría del pollo vendido en los Estados Unidos se vendía cortado en piezas como muslos, alas y patas.

Las muestras de pollo recolectadas al final de la producción, después de haber sido cortadas en partes, eran propensas a presentar tasas de contaminación más altas que el pollo entero, y un estudio encontró la sorprendente tasa positiva de 26.2 % de contaminación por salmonela.11

En febrero de 2016, el FSIS anunció que realizaría pruebas de rutina para examinar las piezas de pollo, en un esfuerzo por disminuir el porcentaje de pollo contaminado vendido, y establecer una tasa máxima positiva y aceptable de 15.4 % en las piezas de pollo contaminadas por salmonela.

Sin embargo, un informe del FSIS de junio de 2018, descubrió que aún no conocemos el alcance de la contaminación por salmonela en las piezas de pollo de los Estados Unidos, porque 35 % de los grandes mataderos de pollos en los Estados Unidos no cumplen con los estándares de inspección del FSIS.12

Uno en particular, Sanderson Farms, no cumple con lo establecido por FSIS en 10 de sus 11 mataderos de pollos. Esta es la misma megaempresa de pollo que se ha negado a tomar medidas para frenar el uso de antibióticos.

Se desconoce si FSIS ha tomado alguna acción disciplinaria, pero Tom Philpott, corresponsal de alimentos y agricultura de Mother Jones, presentó una solicitud para averiguarlo, con base en la Ley de Libertad de Información.13

Los gigantes productores de aves de corral, como Sanderson se deslindan de responsabilidad rápidamente al afirmar que es fácil erradicar la salmonela al cocinar el pollo. Pero, también es fácil enfermarse de salmonela con tan solo al tocar y preparar el pollo crudo.

Incluso, FSIS descubrió que al manipular las aves de corral crudas, el 97 % de los participantes no se lavaba las manos de forma adecuada cuando debían hacerlo y, por eso, el 48 % provocó una contaminación cruzada con los contenedores de especias.14

Además, el Grupo de Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés) reveló que, por lo general el pollo del supermercado no solo está contaminado con salmonela, sino que 1 de cada 5 cepas es resistente al medicamento de penicilina, amoxicilina. De igual manera, el 73 % de la salmonela encontrada en la carne de pavo molida era resistente a los antibióticos.15

Auge de las súper UTI: ¿Acaso el pollo podría el pollo ser una de las causas?

En el estudio presentado no se encontró que las cepas de E. coli analizadas fueran muy resistentes; sin embargo, algunas veces eran resistentes a los antibióticos utilizados comúnmente en las CAFO. Price dijo para Gizmodo:

"Estas cepas no eran muy resistentes, pero creo que destacan la importancia de utilizar antibióticos en productos animales... Si la industria me pagara, tendría dudas al respecto. Pero no lo hacen, así que no las tengo".16

En una época en la que las infecciones urinarias resistentes a los antibióticos están en auge en los Estados Unidos, cualquier posible contribuyente merece ser examinado y, ciertamente, el pollo CAFO se encuentra entre ellos.

En 2012, los investigadores también revelaron que el pollo parecía ser un posible depósito de la E. coli causante de UTI en humanos,17 y añadían que estaban particularmente preocupados por la propagación de E. coli resistente a los medicamentos en las granjas.

"En la última década, la aparición de E. coli resistente a los medicamentos ha aumentado de forma drástica", escribieron en Emerging Infectious Diseases. "Como consecuencia, el manejo de las UTI que antes era sencillose ha vuelto más complicado; ahora, los riesgos del fracaso en el tratamiento son más altos, y el costo en el tratamiento de UTI ha aumentado".18

Una encuesta sobre UTI en una sala de emergencias al norte de California reveló que cerca del 6 % fueron causadas por bacterias resistentes a los medicamentos,19 y casi la mitad, no había ocurrido por exposición en hospitales u otros entornos de servicios de atención de salud, que usualmente se considerarían como un factor de riesgo.

Tan solo por eso, "podría ser imposible identificar qué pacientes estaban en riesgo", indicó el autor principal del estudio.20

No compre pollo crudo del supermercado

Muchos habitantes en los Estados Unidos no podrían ni imaginar llevar una alimentación sin pollo, como opción alimenticia regular, pero no siempre fue así. De hecho, en la década de los años 20, las gallinas eran criadas principalmente por sus huevos y no por su carne.

La carne de pollo era cara, no se consideraba muy apetitosa y solo estaba disponible por temporadas, ya que por lo general los gallinas se sacrificaban durante el otoño después de que ya no eran necesarias para poner huevos.

En verdad, los antibióticos desempeñaron un papel importante en convertir a las gallinas de principalmente proveedoras de huevo en una fuente de carne, ya que ayudaron a que los pollos crecieran mucho más rápido, en comparación con los pollos que llevaban una alimentación estándar sin antibióticos.21

Como lo señaló el Instituto Cornucopia,22 en las últimas décadas el precio del pollo también ha disminuido drásticamente, por lo que es la carne más barata disponible en los Estados Unidos. Como resultado, su consumo se ha duplicado desde 1970.

Por desgracia, es prácticamente imposible producir en masa alimentos limpios, seguros y óptimamente nutritivos a precios bajísimos, incluyendo al pollo.

Si lo que busca es una fuente saludable de proteínas, es mejor que deje el pollo CAFO en el supermercado y en vez de eso, opte por otro alimento producido por gallinas, como los huevos, en particular de las variedades orgánicas de pastoreo.

Los huevos, en especial las yemas, pueden proporcionar valiosas vitaminas (A, D, E y K), grasas omega-3 y antioxidantes. También, son una de las mejores fuentes de colina que se encuentran disponibles.

La colina ayuda a mantener la correcta función de las membranas celulares, desempeña un papel en las comunicaciones nerviosas, evita la acumulación de homocisteína en la sangre (los niveles elevados están relacionados con enfermedades cardiacas) y reduce la inflamación crónica.

Además, los huevos tienen un alto contenido de antioxidantes carotenoides, luteína y zeaxantina, que son beneficiosos para la salud ocular. Y las yemas de huevo son una excelente fuente de grasas y proteínas saludables, al mismo tiempo que le proporcionan las vitaminas que carecen muchas personas en los Estados Unidos.

Consumir yemas de huevo podría ser una forma ideal de resolver otras deficiencias de nutrientes comunes además de la colina, incluyendo a las vitaminas A, E y B6, cobre, calcio y folato.23

El Instituto Cornucopia presentó la tabla de puntajes e informe del huevo (ambos disponibles en inglés solamente), que clasifica a los productores de huevos según 28 criterios orgánicos, lo que puede ayudarle a tomar una decisión más informada, si compra huevos en el supermercado.

Sin embargo, la mejor opción es conocer a un productor local y conseguir los huevos directamente. Y si elige comer pollo, la forma más segura y saludable es encontrar un productor en el área que les proporcione su alimentación natural y los crie en pastizales.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario