Pescado de acuicultura: ¿Buenos o malos para la salud?

acuicultura granja acuícula

Historia en Breve -

  • Los dos alimentos más peligrosos que se sirven en la mayoría de los restaurantes son el pollo de granjas industriales, que es responsable de la mayoría de las enfermedades transmitidas por alimentos, y el salmón de piscifactoría, que se encuentra entre los alimentos más tóxicos del planeta
  • Hace tres décadas, muchas ciudades tenían mercados locales de mariscos que vendían una gran variedad de pescado capturado localmente. Ahora, la mayoría fueron reemplazados por cadenas de supermercados que utilizan sistemas computarizados para mantener un suministro constante, y esa industrialización ha impulsado la acuicultura
  • A menudo, las granjas acuícolas son impuestas en lugares donde las personas están desesperadas por obtener algún trabajo. Por desgracia, de forma inevitable terminan destruyendo las pesquerías de productos silvestres y saludables en esas mismas zonas
  • Si bien, la mayoría de las granjas acuícolas se encuentran en mar abierto, las operaciones terrestres son cada vez más comunes, en especial con la introducción del salmón transgénico, cuya cría no se permite en mar abierto debido a su impacto ambiental, en caso de liberarse
  • Como consumidor, una de las mejores cosas que puede hacer es ubicar una pesquería local respaldada por su comunidad. También, puede comprar pescado silvestre en línea

Por el Dr. Mercola

En este artículo, el periodista de investigación y conocedor de la industria pesquera, Paul Molyneaux, habla sobre la acuicultura y los peligros del pescado de piscifactoría, que también es el tema de su libro Swimming in Circles: Aquaculture and the End of Wild Oceans (Nadando en círculos: La acuicultura y el fin de la vida silvestre de los océanos).

Desde mi punto de vista, los dos alimentos más peligrosos que se sirven en la mayoría de los restaurantes son: el pollo de granjas industriales ─que es responsable de la mayoría de las enfermedades transmitidas por alimentos─ y el pescado de granjas acuícolas ─en especial el salmón de piscifactoría, que se encuentra entre los alimentos más tóxicos del planeta─.

La cría de salmón en Cobscook Bay

A la edad de 17 años, Molyneaux se fue de su casa y consiguió un trabajo en la pesca comercial, lo que lo llevó a trabajar en la acuicultura a finales de los años 70.

"Siempre me interesó la acuicultura, aunque más que nada era un pescador comercial. A finales de los años 80, dirigí una planta procesadora de pescado para la tribu Passamaquoddy en Eastport, Maine, en Cobscook Bay. Y de repente se suscitó un auge en la cría de salmón en la bahía.

La forma en que los promotores ─en ese momento, una empresa llamada Ocean Product─ nos lo vendieron fue [al indicar que], podrían convertirse en productores del mar. Puede comenzar a devolverle al océano. Y se los creímos por completo... El verano pasado, había casi seis de nosotros de pie en el muelle en Eastport, comentando, 'caray, pensaba que esto sería increíble'".

Debido a que las pesquerías habían disminuido, creían que la acuicultura sería la respuesta para mantener viva la industria pesquera. Por desgracia, la industria se consolidó rápidamente en manos de unos cuantos. "Ahora, se encuentra en manos de uno", indicó Molyneaux.

Lo que es peor, tampoco pasó mucho tiempo antes de que las desventajas medioambientales de la acuicultura se hicieran evidentes. A finales de los años 90, el virus de la anemia infecciosa del salmón se extendió sin control entre las jaulas de salmón en Cobscook Bay, y acabó con esta pesquería, ya que 2 millones de peces tuvieron que ser sacrificados repentinamente.

"Eso estableció la industria de nuevo. Ahora, es propiedad de una empresa ─Cooke Aquaculture─ y prácticamente todo está automatizado.

Tienen un tremendo problema con los piojos de mar. Vierten toneladas de SLICE en las jaulas, e idean nuevos sistemas porque han descubierto que la medicación contra los piojos de mar ahora afecta a moluscos, como las almejas y ostiones, que también se recolectan en la bahía".

El suministro industrializado de alimentos fomenta el cambio hacia la acuicultura

En su libro, Molyneaux analiza la economía de la industria pesquera de ese entonces y la actualidad. Hace tres décadas, muchas ciudades tenían mercados locales de mariscos, que en las zonas costeras venderían una gran variedad de pescado capturado en la zona.

Prácticamente, todos esos mercados fueron reemplazados por cadenas de supermercados que utilizan sistemas computarizados para mantener un suministro constante de pescado específico, y esta industrialización es lo que en realidad ha impulsado la acuicultura.

"Al lidiar con los imprevistos de las pesquerías de productos silvestres, donde quizás hoy tengan una especie, y mañana tengan otra ─Ayer atrapé abadejo. Hoy, atrapé eglefino. Después, no pude salir debido a una tormenta─ estas empresas decían Oh, que desafortunado. No podemos lidiar con esto, pero podemos tratar con salmón de piscifactoría. Se encuentra ahí, y podemos establecer un calendario de precios fijos.

Debido a la disponibilidad [variable] de peces silvestres, el precio puede variar. Estas empresas más grandes dicen, 'hay que continuar con el método de acuicultura, porque es perfecto para nosotros'.

La acuicultura destruye a las pesquerías locales de productos silvestres

El marisco más popular en los Estados Unidos es el camarón, la mayoría es criado en Tailandia. Una de las cosas discutidas en el libro de Molyneaux es la ubicación de los sistemas de producción del salmón y camarón, y cómo altera a las economías locales y destruye el medioambiente.

La mayoría de las veces, las granjas acuícolas se imponen en lugares donde las personas están desesperadas por obtener algún trabajo. Básicamente, las granjas se ofrecen como una oportunidad de trabajo y desarrollo económico.

Por desgracia, es inevitable que terminen destruyendo las pesquerías de productos silvestres y saludables que se encuentran en esas mismas áreas.

"A finales de los años 80, en Eastport, continuábamos pescando en esquifes. Procesábamos los productos en la reserva de Passamaquoddy y los enviábamos al sur del estado. Le envié algunos a un amigo mío en Rhode Island. Me llamó y me dijo, ‘Paul, ¿qué pasa con este pescado? Nunca antes había obtenido alguno en estas condiciones’.

Le dije, 'Carter, espera una semana y los reconocerás, porque nunca antes habías visto pescado fresco. Hace menos de 24 horas que fueron extraídos del agua. Pero cuando se establecieron las granjas de salmón, esos peces silvestres desaparecieron. Y hubo una alta mortalidad de langostas.

Pero, ¿por qué ocurrió eso? Porque las sustancias químicas que utilizan para combatir los piojos de mar que atacan al salmón también destruyen las conchas de las larvas de las langostas".

Además, las granjas acuícolas nunca consideran la contaminación que crean cuando incluyen el costo de producción, y prácticamente ese descuido es lo que asegura la desaparición de tal empresa.

Molyneaux predice que casi todas las operaciones de acuicultura terminarán por desaparecer porque no toman en consideración la contaminación que causan, lo cual con el tiempo disminuirá el negocio al promover enfermedades descontroladas y destruirá la calidad del agua.

"Básicamente, sobreviven al robar el futuro y generar experimentos tecnológicos", indicó. Asimismo, se mantienen vivos al recibir subsidios del gobierno e incluso rescates cuando las enfermedades arrasan todo el negocio a la vez. Sin embargo, con el tiempo la calidad del agua será tan deficiente que ya no se podrán criar peces, y las granjas deberán reubicarse o hundirse.

"Si analiza el dinero de Saltonstall-Kennedy, que es para investigación supuestamente para ayudar a los pescadores, ahora la mayoría se destina a la acuicultura de peces delgados y acuicultura, y para descubrir cómo criar peces", indicó Molyneaux.

"Es este tipo de subsidios ─sin mencionar la sobreestimación de la abundancia de las poblaciones de peces forrajeros para que puedan capturarse hasta niveles peligrosos de sobrepesca─ lo que mantiene a esta industria en funcionamiento".

Recomendaciones sobre los camarones

Como regla general, la mayoría de los restaurantes sirven salmón y camarón de granja, pero es mejor evitarlos si se preocupa por su salud, el medioambiente y las condiciones de trabajo de los trabajadores. Las excepciones serían los restaurantes de especialidades que sirven salmón de Alaska y camarón silvestre.

"Consumo camarón de Maine, que es un Pandalus borealis del norte", indicó Molyneaux. "Es un camarón transexual. Nace como macho, y luego, después de dos años, se convierte en hembra... Llega a la costa y deja sus huevos, que recolectamos al final de la temporada...

Cuando estoy en México, la mayoría de los camarones que consumo los compro a los pescadores locales... Pero, si acudo a un restaurante y compro camarones, es probable que el mejor camarón que podría obtener es el camarón del Golfo o camarón silvestre fuera de México, o fuera de la costa del Golfo".

En cuanto a la posible contaminación por el derrame de petróleo del Golfo y uso posterior de Corexit, Molyneaux indicó:

"El problema con el gobierno e investigaciones es que pasan mucho tiempo analizando lo que sucede en los estanques de camarones. Y no invierten tanto tiempo en estudiar lo que ocurre fuera de ellos.

Si hubiera problemas con el camarón del Golfo, en términos de contaminación, incluso los pescadores tratarían de suprimirlo, ¿verdad? Aunque realmente no lo sé y no puedo asegurarlo".

En teoría la acuicultura terrestre podría ser sustentable

Si bien, la mayoría de las granjas acuícolas se encuentran en mar abierto, las operaciones terrestres son cada vez más comunes, en especial con la introducción del salmón transgénico (GE), cuya cría no se permite en mar abierto debido a su impacto ambiental posiblemente devastador, en caso de liberarse.

Actualmente, una empresa en Belfast, Maine, negocia la compra de 200 millones de galones de agua de acuífero por año para su operación de acuicultura terrestre. Las operaciones establecidas en el océano básicamente obtienen su agua de forma gratuita, y ni siquiera tienen que pagar por la limpieza de la contaminación que originan.

Por otro lado, las empresas establecidas en tierra firme han tomado valiosa agua potable, que han vuelto tóxica y luego la han liberado en la bahía.

En teoría, podría ser posible construir una operación terrestre que no solo filtre agua para su reutilización, sino que también evite la toxicidad al proporcionarles a los peces una alimentación natural.

La razón por la cual el salmón de piscifactoría es tan increíblemente tóxico se debe a las toxinas presentes en su alimentación, como explica mi artículo, "Por qué el salmón de piscifactoría es ‘comida chatarra’ tóxica".

En realidad, los desechos de estos peces terrestres (atóxicos) podrían utilizarse como fertilizante en los campos de cultivo. Este sería un proceso mucho más sustentable, pero nadie lo ha puesto en marcha.

"De hecho... cuando cría 33 millones de peces en un estanque establecido en tierra firme, la cantidad de nutrientes que se producen podría fertilizar más tierras de las disponibles", indicó Molyneaux.

Salmón transgénico: un problema ecológico que no podrá contenerse

El salmón transgénico de AquaBounty está genéticamente diseñado para crecer aproximadamente dos veces más rápido que el típico salmón de piscifactoría; una hazaña lograda al insertar el ADN de otros dos peces, un gen promotor de crecimiento del salmón Chinook y un gen promotor del pez anguila (zoarces americanus).

Teóricamente, el salmón transgénico es estéril, ya que los huevos se presurizan antes de que se inserten los genes; por lo tanto, la presurización los esteriliza. Sin embargo, eso no significa que no representen una amenaza para el sistema ecológico, ya que si algo puede salir mal, es probable que en algún momento suceda.

"Por supuesto que, con el sistema establecido en tierra firme, sus posibilidades de escapar disminuyen ampliamente, porque no están expuestos a los caprichos de la naturaleza.

Pero, he aquí la cuestión, se trata de camarones criados en estanques situados en tierra firme. Alguien llamado Steven Travis hizo un estudio. Cuando el huracán Mitch llegó a Honduras, liberó los estanques en entornos silvestres.

Por lo que, posteriormente estos camarones Litopenaeus vannamei se reprodujeron con especímenes silvestres, lo cual redujo la viabilidad del camarón silvestre. Hizo un estudio sobre eso, pero no pudo publicarlo porque las personas en el equipo de revisión por pares incluían a agentes de la industria de la acuicultura.

Tiene cría de salmón en jaula ¡Excelente! No van a escapar. Pero, de nuevo, ¿qué pasaría si hubiera una inundación o tsunami y se encontraran cerca del océano? Entonces, se liberarían. Como indico en el libro, es un problema ecológico que no podrá contener.

Cuando cambia los enfoques naturales y tradicionales, tiene que ser cuidadoso y realmente esperar que no se descontrole la situación. No importa cuántas protecciones implante, por lo general nunca son suficientes".

La acuicultura sustentable exigirá cambios masivos de valor

En 2007, Molyneaux realizó una gira mundial en busca de sistemas de acuicultura sustentables. "Una de las cuestiones más maravillosas de ser periodista es que conozco a algunos de los pensadores más impresionantes sobre este tema", indicó.

"En general, indicaron que nuestra capacidad para tener sistemas de producción de alimentos saludables y sustentables en el régimen económico y sistema global de valores actual será imposible.

Realmente, requerirá un cambio de valores, un cambio masivo en la percepción del valor en la población, sobre cómo valoramos nuestras corrientes y entornos locales... Por ejemplo, los estuarios de los Estados Unidos están deteriorados. No proporcionan los servicios ecosistémicos requeridos. Muchas especies silvestres en algún punto de su desarrollo deben estar en los estuarios.

Si estos no pueden proporcionar tales servicios, esas especies también disminuirán, con o sin pesca. ¿Cuándo comenzaremos a limpiar los estuarios y sistemas, para que nuestras pesquerías de productos silvestres se recuperen? ".

Entonces, como consumidor, ¿qué puede hacer? Según Molyneaux, una de las mejores medidas que puede poner en marcha es ubicar una pesquería local respaldada por la comunidad. También, podría comprar pescado silvestre en línea.

"Ahora, muchos pescadores han empezado a vender sus productos directamente en línea", indicó Molyneaux. He incluido una lista de fuentes recomendadas al final de este artículo.

"Lo que les diría a los consumidores es que, 'si quieren comer de forma saludable, es probable que paguen más'. Es mejor que pague 15 dólares por libra por un salmón sockeye de Bristol Bay que 7 dólares por libra por un salmón de piscifactoría en Chile. Es mejor consumir una comida con salmón sockeye que dos comidas con pescado de granja.

La otra cosa que diría es que debe elegir sus alimentos con cuidado. Creo que alguien se sentiría mejor si comprara ese salmón sockeye de 15 dólares en vez del pescado de granja de 7 dólares...

Cuando consume pescado con esa calidad, es como comer en un restaurante elegante. Conviértalo en una experiencia estética, encienda algunas velas y disfrútelo verdaderamente. Disfrute la porción más pequeña por la que pago más, con la conciencia de que es parte de un movimiento...".

Sugerencias para cocinar

A Molyneaux también le agrada el bacalao salteado en mantequilla con cebolla, ajo y un poco de aderezo cajún. Sin embargo, un buen platillo de mariscos siempre comienza con pescado fresco de alta calidad, y el único lugar en el que puede encontrarlo es en un mercado local de pescado.

"Todo lo que proviene del mar y está congelado, simplemente déjelo así", indicó. "Es parte del sistema de producción industrial de alimentos".

"Mis parámetros son, '¿esto es parte del sistema industrial de alimentos o es algo que realmente deseo comer?' Además, sin mencionar que los productos del mar congelados no tendrán las mismas cualidades de cocción que un pescado fresco.

Lo importante es que, cuando busque pescado silvestre entre las opciones de mariscos, si se trata de un pescado blanco, como el bacalao, eglefino o abadejo, su carne tendrá casi la calidad del silicón. Será casi translúcido. Al tocarlo, su consistencia rebotará; es decir, que su huella digital no se quedará. La carne estará apretada y se mantendrá unida.

Si lo encuentra a la venta, cómprelo. Compre algunas libras y almacene otras en el congelador... Cuando entro en el supermercado y veo algún pescado de buena calidad, lo compro [y] cocino esa misma noche. No espero... utilizo mi sartén de inmediato. Pongo un poco de mantequilla y salteo algunas cebollas lentamente, luego pongo el pescado y lo observo.

Cuando se pone un poco blanco alrededor de los bordes, lo volteo. Continuo esperando, si es un buen pescado fresco, se desbaratará. Lo examino y tan pronto como la translucidez de la carne esté a punto de desaparecer, lo retiro del fuego.

Cuando compro salmón sockeye, lo preparo al vapor en una bandeja de acero inoxidable. Hago lo mismo [pero] lo cocino aún menos. Con el bacalao, dejo que el color cambie justo en el último minuto, mientras que con el salmón dejo que el borde exterior se cocine. Básicamente se encuentra crudo en el medio...

También, me gustaría que las personas consumieran arenque fresco y congelado, no sardinas en lata. Si alguna vez ha consumido arenque fresco, no existe pescado más delicado. Solo saltéelo en mantequilla. No tiene comparación".

Información adicional

Para obtener más información sobre las industrias acuícolas de camarón y salmón, asegúrese de obtener un ejemplar del libro de Molyneaux, Swimming in Circles: Aquaculture and the End of Wild Oceans".

Otro de sus libros, The Doryman’s Reflection: A Fisherman’s Life, analiza los cambios de política que han afectado a la pesca en pequeña escala a lo largo de los años. La segunda edición revisada salió este verano.

"Si realmente desea marcar la diferencia, imagínese a sí mismo como parte de un movimiento, como parte de un esfuerzo global en el que participan muchos productores a pequeña escala, personas con una cara que le ponen rostro a sus peces.

Si puede conectarse con ellos, incluso será mejor. Entonces, no consumirá un pescado que compró; sino el pescado de un amigo".

Como mencioné anteriormente, hay varios pescadores que venden pescado silvestre en línea. Enseguida se detallan diversas fuentes recomendadas por Molyneaux:

Local Catch

Sea to Table

Fishermen Direct

Alaska Gold

Louisiana Direct

Maine Lobster Now

Pride of Bristol Bay

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario