El momento de pánico de Coca-Cola

diet coke coca cola

Historia en Breve -

  • En un esfuerzo por reavivar el interés de los consumidores y aumentar las ventas, Coca-Cola agregó cuatro sabores "exóticos" a su línea de productos de Coca Light o Diet Coke: Feisty Cherry, Ginger Lime, Twisted Mango y Zesty Blood Orange, sabores dirigidos a los millennials
  • Esta línea de Coca-Cola, al igual que la mayoría de las marcas de soda, ha experimentado una disminución en sus ventas en los últimos años, ya que las bebidas energéticas y deportivas, aguas saborizadas y tés embotellados han inundado el mercado de las bebidas
  • Las investigaciones que destacan los peligros de los endulzantes artificiales también afectan negativamente el interés del consumidor en las sodas con cero o pocas calorías
  • Si todavía bebe sodas de dieta, tome en cuenta que el consumo regular de bebidas endulzadas de manera artificial aumenta el riesgo de enfermedades crónicas como la demencia, depresión, diabetes, ataques cardíacos, infertilidad, obesidad y derrame cerebrovascular
  • La Técnica de Libertad Emocional es especialmente útil para dejar la adicción a las sodas, asimismo también puede lograrlo tomando café negro orgánico, comiendo alimentos ácidos u optar por el agua mineral gasificada

Por el Dr. Mercola

En un esfuerzo por reavivar el interés de los consumidores en su línea de productos Diet Coke, en enero de 2018, Coca-Cola lanzó cuatro nuevos sabores "exóticos",1 en latas más delgadas y con un nuevo diseño.

Luego de probar más de 30 combinaciones de sabores y hablar con 10 000 personas durante un período de dos años, Coca-Cola introdujo los sabores Feisty Cherry, Ginger Lime, Twisted Mango y Zesty Blood Orange, que se situaron al lado del sabor original de la Diet Coke, cuya fórmula no ha cambiado. Dado el diseño de las latas, sus sabores y mercadotecnia, está claro que los millennials son el objetivo de estas nuevas bebidas.

Diet Coke, al igual que la mayoría de las marcas de soda, sin importar si son light o no, ha experimentado una disminución en las ventas en los últimos años, ya que las bebidas energéticas y deportivas, aguas saborizadas y tés embotellados han inundado el mercado.

Los peligros de los endulzantes artificiales, así como la evidencia científica que vincula el consumo de productos “dietéticos” con las enfermedades crónicas como la diabetes y obesidad, se encuentran entre los factores que contribuyen al deterioro de la popularidad de esta bebida.

La Diet Coke se introdujo en 1982 y experimentó años de gran popularidad hasta el 2005, cuando el mercado de las sodas dietéticas alcanzó su punto máximo. Ese año, se vendieron 3 mil millones de cajas de sodas de dieta, de las cuales gran parte eran de Diet Coke. Desde entonces, las ventas de estas bebidas se han desplomado en más del 27 %.

Casi al mismo tiempo, se disparó el mercado de otras bebidas: las ventas de té embotellado aumentaron 91 %, el agua embotellada individual aumentó 76 % su volumen y las bebidas deportivas incrementaron un 20 %.2

Coca-Cola espera recuperar la atención de los millennials

Según reconocieron ellos mismos, con estos nuevos sabores la empresa Coca-Cola tiene como objetivo captar la atención de la generación millennial.

Sobre el llamado "proceso de innovación" de dos años, Coca-Cola sugiere que fue "impulsado por estudios de mercado cuyo objetivo es satisfacer la afinidad de las personas más jóvenes en los Estados Unidos a los sabores refrescantes y deliciosos en sus comidas y bebidas favoritas, desde el lúpulo para cerveza artesanal hasta las salsas picantes".3

Si bien solo se lanzaron cuatro nuevos sabores, los equipos de investigación y desarrollo de Coca-Cola crearon y probaron más de 30 combinaciones de sabores de Diet Coke, con una variedad de elementos botánicos, cítricos y tropicales.

Rafael Acevedo, director del grupo de gestión de marca de Diet Coke en América del Norte dijo:

"Los millennials ahora están más sedientos de aventuras y nuevas experiencias que nunca... Estamos modernizando la marca y el portafolio de Diet Coke con envases estilizados y nuevos sabores que son atractivos para las nuevas audiencias. Estamos haciendo que la marca sea más identificable y auténtica".4

Debido a la continua caída en las ventas y dejando a un lado la propaganda de mercadeo, sin duda Coca-Cola está tratando de atraer a una nueva generación de consumidores para Diet Coke. Según lo informado por CNN Money,5,6 este es el segundo de sus destacados intentos más recientes por revivir a su línea de bebidas con pocas calorías o sin ellas.

En 2017, la compañía reemplazó la Coke Zero por Coke Zero Sugar (Coca Sin Azúcar), principalmente para asegurarse de que los consumidores reconocieran que la bebida no contenía azúcar, pero al parecer también para modificar su sabor con el fin de que se asemejara más al de la Coca Cola original.

Parece que sus esfuerzos tuvieron éxito. Al final del año, Coca-Cola reportó ganancias y ventas por encima de los pronósticos, atribuyendo parte de su crecimiento al éxito de la Coke Zero Sugar.

Algunos sugieren que la lata negra y la ausencia de la palabra "diet" podrían ser la razón por la que la Coke Zero Sugar atrajo a más varones, y las nuevas propuestas podrían lograr lo mismo a para la Diet Coke.7

En mayo, CNN Money informó: “Los nuevos sabores de la Diet Coke son un gran éxito”,8 con lo que indicó que el crecimiento del volumen de la compañía en América del Norte durante el primer trimestre se debió en gran parte a la nueva variedad de sabores, aunque la Coca-Cola Zero Sugar también informó un crecimiento de dos dígitos.9

Desde 2006, el volumen de ventas de Diet Coke se ha reducido en un espectacular 34 %,10 y esta fue la primera vez que se incrementa el volumen de ventas de la compañía desde el 2010. A finales de julio, la revista Forbes11 señaló que la Diet Coke también había tenido un desempeño "sorprendentemente" bueno durante el segundo trimestre.

Las ventas de productos Coca-Cola con pocas o cero calorías están bajo presión

A pesar del relativo éxito de Coca-Cola con su versión Coke Zero Sugar y los cuatro nuevos sabores exóticos recién lanzados, el evidente apetito de soda por parte de los consumidores, incluyendo a las opciones dietéticas y a las variedades regulares, está disminuyendo.

Hay varias razones para ello y sería prudente apoyar esta tendencia debido a las importantes repercusiones de salud que la soda implica.

A medida que se siguen dando a conocer noticias sobre los posibles peligros de estas bebidas, las ventas permanecen débiles en general.

Como ejemplo, la información publicada por el grupo de investigación Cowen señala una reducción del 2 % en las ventas de sodas dietéticas durante el cuarto trimestre de 2017, lo que incluyó una caída del 4 % en las ventas de Diet Coke (y del 8 % en la soda Diet Pepsi).12

El aspecto más revelador del declive de Diet Coke tal vez se relaciona con la forma en que los consumidores y el mercado de bebidas han evolucionado en los últimos años, donde tres cambios importantes han ejercido presión sobre esta marca que envejece:13

Agua embotellada — A pesar de su impacto negativo para la salud y el ambiente, el consumo de agua embotellada se ha triplicado desde el año 2000. En 2016, el volumen consumido superó por primera vez el consumo de sodas en los Estados Unidos.

El mercado del agua saborizada y gasificada, así como del agua vitaminada, también continúa en aumento.

Café y bebidas energéticas — A principios de la década del 2000 en los Estados Unidos, las ventas de soda superaron al café por un margen de 3 a 1. Desde entonces, las ventas de café se han disparado y las de bebidas energéticas han aumentado en más de 5 000 % desde comienzos del siglo.

Soda regular — Como lo demuestra el reemplazo de la Coke Zero por Coke Zero Sugar, el reto es producir bebidas más sabrosas.

Muchos consumidores prefieren el denominado sabor más intenso de la Coca-Cola clásica, que se vende en 200 países y continúa creciendo en popularidad en todo el mundo. Los informes financieros de Coca-Cola también sugieren que las ventas de Fanta y Sprite están en aumento en Estados Unidos.

Debido a estos cambios en el mercado y su notable impacto en la Diet Coke, la revista The Atlantic dijo:14

"Se podría afirmar que en la última década, todas las funciones de la Diet Coke se le están atribuyendo a bebidas superiores. El papel de la hidratación se ha transferido al agua embotellada y bebidas deportivas, como el Gatorade. Brindar una inyección de energía se le ha otorgado al café y bebidas energéticas, como 5-hour Energy.

¿Y la satisfacción de un líquido frío burbujeante en la lengua? Eso ha sido conferido a la moda del agua gasificada con sabor, como LaCroix. Al final, es probable que no importe cómo luzca la Coca de dieta. Los jóvenes saben lo que contiene la lata. Quizás es precisamente por eso que la están consumiendo en mucho menor cantidad".

Por qué las bebidas bajas en calorías y sin calorías en realidad no son mejores opciones

Si se encuentra entre los que aún se aferran a la idea obsoleta de que elegir una soda de dieta en lugar de una versión regular es una decisión más saludable, es hora de informarse. Cada vez más investigaciones destacan los poderosos efectos negativos que las bebidas como Diet Coke pueden ocasionar en su cuerpo.

Algunos de los riesgos asociados con el consumo de sodas de dieta incluyen:

Depresión — Según un estudio que involucró a alrededor de 264 000 adultos mayores de 50 años en los Estados Unidos, los que bebían más de cuatro latas o vasos de soda dietética u otras bebidas endulzadas artificialmente tenían un riesgo casi 30 % mayor de depresión en comparación con los que no consumían bebidas dietéticas.15

Diabetes y síndrome metabólico — Aunque a las personas con diabetes tipo 2 a menudo se les recomienda consumir endulzantes artificiales en lugar de azúcar, un estudio indicó que el consumo diario de sodas de dieta lo pone en un 67 % mayor riesgo relativo de diabetes tipo 2 y 36 % mayor riesgo de síndrome metabólico en comparación con quienes evitaron estas bebidas.16

Ataque cardíaco — Después de monitorear a cerca de 60 000 mujeres en la postmenopausia durante aproximadamente nueve años, los investigadores encontraron que tomar solo dos bebidas dietéticas al día puede aumentar drásticamente su riesgo de muerte prematura por enfermedades cardíacas.17

De hecho, los consumidores más asiduos de bebidas dietéticas tuvieron alrededor de 30 % más probabilidades de sufrir problemas cardíacos que quienes rara vez o nunca consumían bebidas endulzadas artificialmente.

Infertilidad — Un estudio presentado en el congreso de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva relacionó los endulzantes artificiales con la infertilidad.18

Acerca de la investigación, que involucró a 524 mujeres que mostraron tasas más bajas de implantación de fecundación in vitro a causa de los endulzantes artificiales que se encuentran en las sodas dietéticas o añadidos al café y otras bebidas, el profesor Adam Balen, presidente de la Sociedad Británica de Fertilidad, indicó:

"Este es un estudio muy interesante que sugiere la falsa promesa de que los endulzantes artificiales que se encuentran en las sodas y se agregan a otras bebidas como el café, podrían tener un efecto significativo en la calidad y fertilidad de los óvulos femeninos, y esto podría tener un mayor impacto en las posibilidades de concepción.

Estos hallazgos son altamente significativos para nuestra población. Debería haber un mayor control de los aditivos alimenticios y mejor información disponible para el público y, en particular, para aquellos que deseen concebir".

Obesidad — Los estudios presentados en la reunión anual de la Sociedad Endocrina de 2017 demuestran que los endulzantes artificiales promueven la disfunción metabólica que podría promover la acumulación de grasa.19,20

Al evaluar la sucralosa (de nombre comercial Splenda) en células madre extraídas de tejido graso humano — mediante una dosis similar a la que se encontraría en la sangre si tomara cuatro latas de soda de dieta al día — los investigadores observaron una mayor expresión de genes relacionados con la producción de grasa e inflamación, así como un aumento de las gotas de grasa en las células.

Enfermedades cardiovasculares — Un estudio reciente21,22 que explora cómo distintos endulzantes — incluidos el aspartame y acesulfame de potasio K — afectan el uso y almacenamiento de energía, así como el funcionamiento vascular, encontró que altas cantidades de azúcar y endulzantes artificiales causan deterioro vascular y otros efectos "que podrían ser importantes para la aparición y progresión de la diabetes y obesidad".

Sin embargo, los endulzantes artificiales se acumulan en la sangre, lo cual daña el revestimiento de los vasos sanguíneo en mayor medida. Al parecer, de los dos endulzantes artificiales incluidos en este estudio, el acesulfame de potasio — que se encuentra en la soda Diet Coke Feisty Cherry, Ginger Lime, Twisted Mango y Zesty Blood Orange — parece ser el peor.

Accidente cerebrovascular y demencia — Un estudio de 201723 monitoreó la incidencia de derrames cerebrales en alrededor de 3000 participantes de 45 años o más y la incidencia de demencia relacionada con el consumo de bebidas endulzadas en 1 500 personas de 60 años o más.

Con base en un seguimiento de 10 años, los autores del estudio afirmaron que "el consumo reciente más elevado y en aumento de sodas endulzadas de forma artificial se relacionó con un mayor riesgo de accidente cerebrovascular isquémico, demencia por todas las causas y demencia por enfermedad de Alzheimer. Las bebidas endulzadas no se asociaron con los derrames cerebrales ni la demencia".

Microbioma y daño al ADN — Recientes investigaciones con animales24,25,26,27,28 que fueron publicadas en la revista Molecules encontraron que todos los endulzantes artificiales actualmente aprobados y considerados seguros por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos causan daño en el ADN e interfieren con la actividad normal y saludable de las bacterias intestinales.

Esto incluye al aspartame, sucralosa, sacarina, neotame, aventame y acesulfame de potasio-k.

Según los investigadores, los efectos en su salud intestinal pueden afectar la capacidad de su cuerpo para procesar azúcar regular y otros carbohidratos. También se encontró que el aspartame y ascesulfame de potasio — los cuales se encuentran en las nuevas opciones de sabor de Diet Coke — causan daños en el ADN.

Renuncie a las bebidas endulzadas artificialmente y mejor beba agua

Si aún sigue tomando sodas de dieta, tal vez para evitar las calorías de las sodas endulzadas con azúcar, no hay duda de que está dañando su salud.

La idea de que las sodas dietéticas le ayudarán a bajar de peso, aunque carece de fundamento, se debatirá de forma particular en demandas colectivas presentadas contra Coca-Cola, Dr. Pepper Snapple Group y PepsiCo; los tres mayores productores de bebidas carbonatadas en los Estados Unidos.

Las demandas afirman que "la mercadotecnia de todas las compañías de soda engaña a los consumidores a pensar que las bebidas les ayudarán a perder o controlar su peso", cuando los estudios científicos han demostrado lo contrario.29

Para obtener más información sobre los casos judiciales, consulte “Los fabricantes de sodas de dieta son demandados por publicidad falsa, engañosa, y confusa”.

Debido a que las sodas de dieta están relacionadas con el aumento de peso y a que las sodas normales, así como la mayoría de las bebidas energéticas, deportivas y tés embotellados, contienen cantidades poco saludables de azúcar, su mejor opción es optar por beber agua. No hay duda de que necesita agua pura y limpia para gozar de una salud óptima.

Es mucho mejor para su salud que cualquier otra bebida y también puede ayudarlo a mantener un peso ideal, combatir la fatiga y eliminar el mal humor. La mejor manera de medir sus requerimientos de agua es observar el color de su orina y la frecuencia con la que orina.

El color de su orina debe ser amarillo pálido. (Si toma suplementos de vitamina B, su orina será de color amarillo brillante, lo cual es normal). En promedio, el número saludable de idas al baño es de alrededor de siete u ocho veces al día.

Alternativas a la soda y cómo superar los antojos

Eliminar todos los tipos de sodas, en especial las que son de dieta, es un excelente paso hacia una mejor salud. Debido al efecto significativo que tendrá en su salud, no se arrepentirá de haber realizado este cambio. Enseguida se encuentran algunos consejos sobre cómo dejar las sodas de dieta:

Practique la Técnica de Libertad Emocional (EFT) — Sin importar cuánto tiempo haya tenido el hábito, le recomiendo abordar sus antojos de soda a nivel emocional con la EFT.

En el video anterior, la terapeuta de EFT Julie Schiffman, le guía a través de una rutina de pequeños golpecitos para comenzar a liberarse de la ansiedad.

Opte por los sabores ácidos — Los sabores ácidos de las verduras fermentadas, o el agua que contiene toques de limón amarillo fresco o jugo de limón verde, podrían ayudarlo a reducir su antojo de sabores dulces.

Beba café negro orgánico — El café negro, tanto regular como descafeinado, contiene un receptor de opioides que puede unirse a los receptores de opioides de su cuerpo, ocupándolos y bloqueando de manera efectiva su adicción a otros alimentos liberadores de opioides.30,31

Reemplace la soda con agua mineral gasificada — Si tenía un apego especial al elemento de carbonatación de las sodas de dieta, puede dinamizar el agua gasificada agregándole un toque de jugo de limón fresco verde o amarillo, una o dos gotas de extracto de menta natural, stevia líquida (hay muchas variedades con sabor), rodajas de pepino o algunas hojas de menta trituradas.