¿Hay plástico en su té?

Te

Historia en Breve -

  • Casi todas las bolsitas de té están hechas de un papel que contiene plástico tejido que ayuda a aumentar la durabilidad de un producto diseñado para permanecer unido cuando se expone a una taza con agua caliente durante varios minutos. El calor libera partículas diminutas de plástico y ftalatos de la bolsa
  • Dado a que estas bolsitas contienen plástico, no son completamente biodegradables, ni compostables y el portavoz de Twinings Tea no recomienda utilizar las bolsitas de té para elaborar composta, ni agregarlas directamente en la tierra
  • Los peligros relacionados con el consumo de plástico incluyen una mayor ingesta de ftalatos, lo que a su vez se relaciona con la alteración hormonal, mayor riesgo de aborto espontaneo y bajos niveles de vitamina D
  • Al utilizar té en hojas sueltas, remojadas en agua fresca y purificada con un infusor reutilizable o colador de té, podrá disfrutar de los muchos beneficios del té, mientras evita la exposición al plástico

Por el Dr. Mercola

A pesar de que en los Estados Unidos no se acostumbra la hora del té, es una de las bebidas más consumidas, con un consumo estimado en el 80 % de todos los hogares del país.1

En 2017, las personas que viven en los Estados Unidos consumieron más de 84 millones de porciones de té y más de 3 800 millones de galones.2 Alrededor del 86 % de esta cantidad fue representada por el té negro, seguido por un 13 % de té verde y la pequeña cantidad restante fue en forma de té oolong, blanco y oscuro.

El consumo de té está relacionado con muchos beneficios para la salud que incluyen el consumo de antioxidantes, polifenoles y una gran variedad de minerales.

El consumo de té a largo plazo puede ayudar a mejorar la presión arterial,3 y los estudios han encontrado que el té verde mejora la función cerebral y ayuda a combatir trastornos cognitivos como la demencia.4 Pero antes de beberse su próxima taza de té, debería pensar dos veces si desea consumir té en bolsitas.5

¿Le apetece un poco de plástico junto con su té?

A pesar de que bolsitas de té solo son un poco más prácticas que el té en hojas sueltas, en 2014, casi el 77 % del té consumido en los Estados Unidos se preparó utilizando bolsitas de té.6 El 87 % de los millennials reporta beber té con regularidad, y más de la mitad de las personas que viven en los Estados Unidos bebe una taza de té caliente durante un día normal.

Y aunque uno se imaginaría que Reino Unido es el país donde más se consume té, en 2016, se vio superado por Turquía.7 Hay una relación directa entre la cantidad de té que bebe una persona y su riesgo de problemas graves de salud. Sin embargo, la mayoría del té consumido en los Estados Unidos es en forma de bolsitas, que en su mayoría están hechas de plástico.

La fabricación de las bolsitas de té depende de la marca. Alrededor del 70 % al 80 % de la bolsita está hecha de papel compostable, mientras que el resto está hecho de polipropileno resistente al calor.8 Esto se hace con el fin de ayudar a prevenir que la bolsa se desintegre en el agua caliente. Sin embargo, esto también significa que es posible que la bolsita libere partículas diminutas de plástico en su bebida.

Las bolsitas con el mayor contenido de plástico son las que se prensan utilizando calor para derretir el plástico que sella la bolsa. Se trata de bolsitas cuadradas, rectangulares o redondas que se prensan de todos sus lados. Los fabricantes colocan plástico en las fibras de papel, el cual se derrite cuando lo someten al calor para sellarlo.9

Además, algunas compañías tratan las bolsitas de té con epiclorhidrina --una sustancia química que ha sido considerada como un posible carcinógeno humano10-- para evitar que se rompa. Se sabe que reacciona con el agua para formar 3-MCPD, otro posible carcinógeno humano.11

¡No se deje engañar por las etiquetas que usan palabras como compostable o biodegradable!

Los fabricantes utilizan bolsitas de té con diversos grados de biodegradabilidad. Algunos utilizan materiales derivados del almidón tratado con una enzima para crear un compuesto con carácter “plástico” que puede hilar en filamentos.

Como lo expliqué con anterioridad, la mayoría de las bolsitas, incluyendo las variedades de papel con cuerda, contienen polipropileno con pequeñas cantidades de emulsiones de copolímero acrílico para evitar que la bolsa se deshaga en el agua caliente.

Pero, esto también significa que estas bolsitas se utilizan como composta, las partículas pequeñas de plástico se quedan en la tierra. Como lo comentó el portavoz de Twinings Tea:12

“No recomendamos utilizar las bolsitas de té como fertilizante o acondicionador del suelos, ya que es probable que demoren más tiempo en descomponerse. Nuestra recomendación es que primero se composten en un recipiente para optimizar la biodisponibilidad de cualquier nutriente para las plantas”.

Otro tipo de bolsas, son las bolsitas de té de seda, que muchas veces son promocionadas como una opción ecológica.13 Sin embargo, a pesar de su nombre, las bolsitas están hechas de nylon, un material que dura para siempre. Aunque muchas veces, el plástico de origen vegetal se etiqueta como biodegradable o compostable, el hecho que sea de origen vegetal no significa que se biodegradará.

Biodegradable significa que con el tiempo, el producto será desintegrado por los microorganismos. Sin embargo, no existe la certeza de que desaparecerán todos los residuos tóxicos, solo que el producto ya no será visible.

Compostable significa que el producto sufre una descomposición biológica y se desintegra en forma de dióxido de carbono, agua, compuestos inorgánicos y biomasa, sin dejar residuos tóxicos. Cualquier producto que afirme ser biodegradable o compostable debe citar las normas utilizadas en las pruebas, ya que sin esto la etiqueta carece de validez.14

Peligros relacionados con el plástico contenido en sus alimentos

El plástico puede tardar cientos de años en desintegrarse, incluso más, y a pasar de esto, la mayoría de los productos hechos de plástico se utilizan una sola vez y se tiran. Los aditivos químicos utilizados para fabricar un tipo de plástico más duradero y flexible, también afectan negativamente al medio ambiente y salud humana. Los ftalatos, utilizados para fabricar plásticos más duraderos se liberan fácilmente del producto.

¿Ha notado que algunos de los productos de plástico flexible se vuelven más frágiles con el tiempo? Esto se debe a que los ftalatos que contienen son liberados en medio ambiente. Algo muy parecido a lo que sucede cuando mete una bolsita plastificada de té en una taza con agua calientes, acelera la liberación de las partículas diminutas de plástico y ftalatos contenidos en la bolsita.

Los peligros asociados con los ftalatos están relacionados con su efecto en el sistema hormonal. Son disruptores hormonales muy poderosos y las investigaciones recientes confirman que son capaces de causar que los machos de todas las especies desarrollen características femeninas.15

Los datos han demostrado que las mujeres embarazadas expuestas a los ftalatos tienen mayor riesgo de aborto espontaneo.16 Estas sustancias químicas también han demostrado feminizar los genitales masculinos y aumentar el riesgo de asma.17

Los ftalatos también tienen efectos negativos para la salud de los adultos. En un estudio, la investigación demostró una relación entre los niveles bajos de vitamina D y un mayor consumo de ftalatos.18 Estos resultados son relevantes porque la vitamina D es esencial para la salud cerebral, ósea y cardíaca. Los niveles bajos de vitamina D también se relacionan con mayor riesgo de depresión,19 deterioro mental,20 y migrañas crónicas.21

Es alarmante que en los Estados Unidos, se permita utilizar hasta 10 000 sustancias químicas en los alimentos e ingredientes para alimentos, ya sea de forma directa o indirecta. En mi artículo titulado “Sus alimentos podrían contener estas sustancias químicas peligrosas” podrá encontrar información sobre el impacto que tienen los plásticos en su salud.

Los muchos beneficios del té

Puede que haya una buena razón por la que el té negro sea una de las bebidas más populares. Con cada sorbo, le proporciona múltiples antioxidantes, polifenoles, taninos y varios minerales que tienen impresionantes beneficios para la salud. Por ejemplo, el té negro ha demostrado:

  • Mejorar su microbioma intestinal22
  • Ayudar en la pérdida de peso23
  • Regular el azúcar en la sangre
  • Mejorar la concentración y niveles de energía24
  • Combatir los radicales libres,25 por lo tanto, mejorar la salud cardiovascular26 y reducir el riesgo de cáncer27

El té verde de alta calidad también es conocido por sus propiedades de prevención de enfermedades y antienvejecimiento. Los polifenoles representan el 30 % del peso de las hojas del té verde, y consta de flavonoides y catequinas. Una de las catequinas más poderosas es la epigalocatequina-3-galato (EGCG).

Se ha encontrado que la EGCG tiene un impacto positivo en una serie de problemas de salud que incluyen obesidad, enfermedades cardíacas y cáncer. La EGCG también ayuda a prevenir la formación de placa en sus arterias y cerebro, mejora la función cerebral y previene la degeneración cerebral relacionada con la edad.28

El té oolong no es ni negro, ni verde, sino que se produce con la planta Camellia sinensis. Lo que diferencia a los cuatro tipos de tés (negro, verde, blanco y oolong) es su grado de fermentación.

El té oolong orgánico, hecho de brotes y tallos de la planta, se describe como un té “ligeramente fermentado y semi-oxidado”,29 y como resultado, tiene un sabor entre el té verde y té negro. El té oolong ofrece muchos de los mismos beneficios que los tés verde y negro. Es rico en polifenoles antioxidantes, esta es la razón de sus múltiples efectos positivos.

Para preparar la taza perfecta de té, utilice hojas sueltas

Debido a su espacio tan limitado, las bolsitas de té se llenan con las sobras de las hojas y polvo producido cuando se recogen el té en hojas sueltas de grado superior. Cuando prepara té de hojas sueltas, hay espacio suficiente para que las hojas se muevan libremente por el agua, lo que hace que té tenga un mejor sabor.

El té en hojas sueltas también es mejor para el medio ambiente, ya que las bolsitas no son completamente biodegradables o compostables. Preparar la taza perfecta de té utilizando hojas sueltas solo le tomará uno o dos minutos más que al utilizar una bolsita de té. Solo se trata de utilizar el tiempo, temperatura y duración correctos para la variedad de té de hierbas que está preparando.30

Por ejemplo, la naturópata y fundadora de Bodhi Organic Tea, Lisa Guy, recomienda preparar té blanco y verde a 158 °F (70 °C) y el té negro a 185 °F (85 °C). Los aminoácidos responsables de su sabor, se liberan a menores temperaturas. Dejar reposar el té durante un largo periodo de tiempo o utilizar agua hirviendo aumentará la cantidad de taninos y le dará un sabor más astringente o amargo.31

Prepare un delicioso té en su tetera, utilizando agua fresca y purificada. Para lograr la temperatura correcta, apague el fuego antes de que hierva o vierta agua hirviendo en una taza de vidrio o cerámica y deje enfriar antes de agregar las hojas de té. Evite utilizar materiales de metal porque puede darle al té un sabor no deseado.32

Agregue alrededor de 1 cucharadita de té o hierbas por cada taza de 6 onzas que planee beber. Puede utilizar el té suelto en un infusor reutilizable o colador de té.33

El tiempo también es muy importante. Guy recomienda que el té blanco debe dejarse reposando de uno a tres minutos, mientras que el té verde de uno a dos minutos. El té negro infundirá en el agua todo su sabor si se deja reposando de 45 segundos a un minuto.34

En general, el té es parte de una alimentación saludable. Aunque algunos estudios utilizan mayores cantidades de EGCG de lo que puede obtener del té que bebe. Así que si le gusta el té, entonces unas cuantas tazas al día son una adición saludable y sabrosa.

Solo asegúrese de beber su té “solo”, ya que añadirle leche y azúcar contrarrestará todos sus beneficios. Puede combinarlo con jugo de limón, ya que aumentará su contenido de antioxidantes.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario