¿Los efectos del Alzheimer podrían atenuarse con el tetrahidrocannabinol (THC)?

marihuana alzheimer

Historia en Breve -

  • Según un estudio realizado en ratones, el tetrahidrocannabinol (THC), el compuesto responsable de los efectos psicoactivos de la marihuana, podría representar una esperanza para tratar la enfermedad de Alzheimer
  • Los roedores, que tenían una enfermedad similar al Alzheimer, recibieron una forma sintética de THC que disminuyó la perdida de células cerebrales, redujo en un 20 % la acumulación de placas viscosas en el cerebro (vinculadas a la enfermedad de Alzheimer), y mejoró su capacidad de memoria
  • Los ratones con Alzheimer que recibieron THC manifestaron un nivel de respuesta similar al de los ratones sanos en las pruebas de memoria, mientras que los ejemplares que recibieron el placebo exhibieron una ligera pérdida en su capacidad de memoria
  • Las investigaciones anteriores encontraron que suministrar una dosis baja de THC pudo revertir el deterioro relacionado con el envejecimiento en el desempeño cognitivo de ratones de edad avanzada; la dosis fue lo suficientemente pequeña para evitar cualquier efecto psicoactivo, pero lo suficientemente fuerte como para revertir el deterioro en el desempeño cognitivo

Por el Dr. Mercola

El tetrahidrocannabinol (THC), el compuesto responsable de los efectos psicoactivos de la marihuana, podría representar una esperanza para tratar la enfermedad de Alzheimer, al menos eso indica un estudio realizado en ratones.1

Los roedores, que tenían una enfermedad similar al Alzheimer, recibieron una forma sintética de THC, que disminuyó la pérdida de células cerebrales, redujo en un 20 % la acumulación de placas viscosas en el cerebro (vinculadas a la enfermedad de Alzheimer), y mejoró su capacidad de memoria.

De hecho, los ratones con Alzheimer que recibieron THC manifestaron un nivel de respuesta similar al de los ratones sanos en las pruebas de memoria, mientras que los que recibieron el placebo exhibieron una ligera pérdida en su capacidad de memoria.2

El estudio fue presentado en la reunión del 2018 de la Sociedad de Neurociencia, en San Diego, California, y aún no se ha publicado, pero ha generado la esperanza de que un tratamiento a base de cannabis pueda ser terapéutico para la enfermedad de Alzheimer.

El THC puede mejorar la memoria en ratones con Alzheimer

El estudio fue interesante porque encontró que el THC —no el cannabidiol (CBD)— es beneficioso para la función de la memoria y pérdida de neuronas en ratones con Alzheimer. El cannabidiol es el componente no psicoactivo del cannabis, que anteriormente demostró proporcionar múltiples beneficios para aliviar el dolor, convulsiones y otros problemas de salud.

Los cannabinoides interactúan con el sistema a través de los receptores de cannabinoides naturales integrados en las membranas celulares en todo el cuerpo.

Hay receptores de cannabinoides en el cerebro, pulmones, hígado, riñones, sistema inmunológico y más; las propiedades terapéuticas (y psicoactivas) de la marihuana se producen cuando un cannabinoide activa un receptor de cannabinoides.

El cuerpo también cuenta con endocannabinoides naturales similares al THC, que estimulan sus receptores de cannabinoides y producen una variedad de procesos fisiológicos importantes.

Por lo tanto, el cuerpo está realmente programado para responder a los cannabinoides a través de este exclusivo sistema receptor de cannabinoides. Es probable que, tanto el THC como el cannabidiol ejerzan sus efectos a través del sistema endocannabinoide del cuerpo. Según los investigadores:3

“Se ha demostrado que la señalización endocannabinoide está involucrada en numerosos procesos, incluyendo al desarrollo cerebral, formación de la memoria, control motor, neuroinflamación, excitotoxicidad y estrés oxidativo.

Además, diversos estudios in vitro han demostrado que los cannabinoides pueden disminuir la neurotoxicidad inducida por la Aβ [placa beta-amiloide] así como facilitar la neurogénesis y muerte celular. De igual manera, se demostró que los cannabinoides podían estimular la eliminación de Aβ intraneuronal in vitro.

El tratamiento con cannabinoides en… ratones demuestra el potencial del sistema endocannabinoide como un objetivo terapéutico para la enfermedad de Alzheimer que puede influir en la firma molecular y mejorar el deterioro de la memoria.

Nuestros descubrimientos refuerzan el uso de un medicamento a base de cannabis como una terapia potencial para la enfermedad de Alzheimer [AD]”.

El THC podría revertir el envejecimiento cerebral

Los investigadores del estudio presentado advirtieron que no significa que las personas deban asumir estos resultados e implementar el enfoque para preservar su salud cerebral.

De hecho, cuando a los ratones sanos se les administró THC presentaron problemas de aprendizaje. Sin embargo, las investigaciones previas en ratones también han descubierto que el THC puede ser beneficioso para la salud cerebral.

Un estudio de este tipo, publicado en la revista Nature Medicine, encontró que administrar una dosis baja de THC pudo revertir el deterioro en el desempeño cognitivo relacionado con el envejecimiento en ratones de 12 y 18 meses de edad.4

La dosis fue lo suficientemente pequeña para evitar cualquier efecto psicoactivo, pero lo suficientemente fuerte como para revertir el deterioro en el desempeño de los animales de edad avanzada (los ratones suelen vivir hasta los 2 años de edad).

Además, la actividad génica y el perfil molecular en el tejido cerebral de ratones tratados con THC fueron similares a los de animales mucho más jóvenes. En particular, las neuronas en el hipocampo produjeron más espinas sinápticas, puntos de contacto necesarios para la comunicación entre las neuronas.

Las investigaciones previas también han demostrado que el cerebro envejece mucho más rápido en ratones que no tienen receptores funcionales para THC, lo que sugiere que el THC podría estar involucrado en la regulación del proceso de envejecimiento.5

El siguiente paso lógico sería probar la marihuana y sus compuestos en personas con la enfermedad de Alzheimer, pero la burocracia política ha retrasado el proceso científico.

Jamie Roitman, investigadora de cannabis y profesora asociada de psicología en la Universidad de Illinois en Chicago, explicó en declaraciones para la red de radio NPR, "no hay espacios para hacerlo".

NPR añadió, "obtener la aprobación para cualquier estudio que involucrara la participación de personas y compuestos relacionados con la marihuana es 'muy difícil', a pesar del hecho de que ahora esta droga es legal en muchos estados", indicó.6

Sin embargo, la práctica terapéutica del cannabis está a la vanguardia en el futuro de la neurología, según los investigadores que escribieron para la revista Frontiers in Integrative Neuroscience.

Debido a que esta práctica funciona por medio de múltiples mecanismos, es posible que puedan ser útiles no solo para la enfermedad de Alzheimer sino también para el Parkinson, tumores cerebrales, epilepsia y lesiones cerebrales traumáticas. Señalaron que:7

“Las propiedades polifarmacéuticas inherentes de los productos botánicos de cannabis proveen distintas ventajas sobre el modelo farmacéutico actual focalizado en un solo objetivo y presagian revolucionar el tratamiento neurológico, así como convertirlo en una nueva realidad de tratamiento intervencionista efectivo e inclusive preventivo”.

Otras aplicaciones de la marihuana medicinal

Los receptores cannabinoides desempeñan un papel importante en muchos procesos corporales, como la regulación metabólica, antojos, dolor, ansiedad, desarrollo óseo y función inmunológica. La denominación "marihuana medicinal" se refiere al uso de toda la planta de marihuana sin procesar, o sus extractos, con fines medicinales.

A través de las técnicas tradicionales de fitomejoramiento e intercambio de semillas, los productores han comenzado a producir plantas de cannabis que tienen niveles más altos de CBD y niveles más bajos de THC para uso médico.

Desde la elección en 2018, que originó que algunos estados aprobaran diversas formas de marihuana, ahora el cannabis medicinal es legal en 33 estados de los Estados Unidos, mientras que su uso recreativo es legal en 10 estados y Washington, D.C.8

La mayoría de las áreas donde el cannabis medicinal es legal solo permite que sea utilizado en ciertas circunstancias médicas, y algunas solo permiten aceites o pastillas de CBD. Pero, ¿para qué lo pueden emplear las personas? Sus usos principales son abordar el dolor y la ansiedad, pero también tiene un potencial de uso como tratamiento contra el cáncer.

Por ejemplo, los investigadores de la Universidad de Harvard encontraron que el THC puede disminuir el desarrollo de tumores en el cáncer de pulmón y reducir significativamente su capacidad de propagación.9

Incluso, los cannabinoides podrían ser útiles en los casos de glioblastoma, uno de los tipos de cáncer más mortíferos, ya que han demostrado inhibir la capacidad invasiva de los tumores de glioblastoma y elevar la esperanza de supervivencia de los pacientes con glioblastoma.10

Además, los cannabinoides han demostrado ser prometedores para un sin número de problemas médicos, por ejemplo:11

Esclerosis múltiple

Anorexia

Síndrome del intestino irritable

Enfermedad de Huntington

Adicciones

Enfermedades oculares

Náuseas y vómitos relacionados con la quimioterapia

Dolor inflamatorio y neuropático

Trastorno de estrés postraumático

Trastornos de ansiedad

Lo curioso es que, probablemente tanto el TCH como CBD tengan un papel beneficioso en la salud. Incluso, un estudio encontró que el CBD puede atenuar algunos de los efectos psicoactivos del THC, y los dos compuestos podrían producir mejores resultados terapéuticos cuando son administrados juntos, en vez de emplearse de forma independiente.12

Si considera utilizar marihuana medicinal y vive en un estado donde es legal, su médico podría proveerle una recomendación para un permiso de cannabis medicinal y luego unirse a un colectivo, que es un grupo de pacientes que pueden cultivar y compartir medicinas de cannabis entre ellos. Al inscribirse como miembro, obtendrá el derecho de cultivar y compartir su medicamento.

Existen diferentes métodos para administrar la marihuana medicinal, desde inhalarla, vaporizarla y fumarla hasta por usarla por vía sublingual (debajo de la lengua), ingerirla por vía oral y tópica. La mejor forma dependerá de sus necesidades médicas particulares, por lo tanto, lo ideal es colaborar con un médico experimentado para determinar la mejor vía de administración y dosificación.

Debe considerar que, aunque la marihuana medicinal podría parecer un tratamiento nuevo o moderno, sus propiedades medicinales han sido apreciadas durante miles de años, incluyendo a la medicina tradicional china, en la India, así como por los antiguos egipcios, persas y griegos.

El café es otro compuesto natural que podría ser útil para abordar la enfermedad de Alzheimer

Al igual que la marihuana, también existen muchas otras sustancias naturales que podrían contener propiedades para inhibir la enfermedad de Alzheimer, y el café no es la excepción.

"El consumo de café se ha correlacionado con un menor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer (AD) y enfermedad de Parkinson (PD), pero aún no se comprende por completo el mecanismo del café que puede proporcionar el efecto neuroprotector en los seres humanos", explicaron los investigadores.13

Anteriormente, se había sugerido que la cafeína del café podría ser la responsable de muchos de sus efectos beneficiosos, pero un nuevo estudio ha revelado que las variedades con cafeína y descafeinadas exhibían propiedades similares, beneficiosas para el cerebro. Al parecer, el factor distintivo era la forma de tostarlo, en la cual sobresale el tostado oscuro.

Al tostar los granos de café se forma un compuesto llamado fenilindano, pero se producen mayores cantidades en los procesos de tostado más oscuros. Además, el fenilindano puede generar un efecto neuroprotector, ya que inhibe la acumulación de placa beta-amiloide y tau; ambas están involucradas en la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores planean investigar más detalladamente la posibilidad de que el fenilindano pueda ingresar en el torrente sanguíneo y cruzar la barrera hematoencefálica.

Así mismo, al igual que la marihuana, el consumo de café se ha relacionado con un menor riesgo de tumores cerebrales tipo gliomas, por lo que las personas que consumían mayor cantidad de café presentaron una probabilidad 91 % menor de desarrollar gliomas, en comparación con las que consumían menores cantidades.14

También se ha demostrado que beber una o dos tazas de café al día podría disminuir el riesgo de Alzheimer y otras formas de demencia, discapacidad y deterioro cognitivo, en comparación con beber menos de una taza.15

Las mejores recomendaciones para disminuir el riesgo de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer se ha convertido en uno de los problemas de salud pública más trágicos y apremiantes de los Estados Unidos; y dado que se prevé que la cantidad de personas afectadas podría triplicarse para el 2050, la Asociación de Alzheimer estima que, para mediados del siglo, cada 33 segundos algún habitante de los Estados Unidos desarrollará la enfermedad.16

Posiblemente, algún día la marihuana medicinal resulte ser una herramienta útil para prevenir y tratar la enfermedad de Alzheimer; sin embargo, aún no se encuentra disponible para la mayoría de las personas.

No obstante, al igual que el ejercicio, hoy en día se encuentran disponibles muchas otras estrategias para abordar la causa de la enfermedad, para incrementar el factor neurotrópico derivado del cerebro (BDNF), reducir el estrés y optimizar el sueño, que es fundamental para la función cognitiva, así como el apoyo nutricional.

Algunos ejemplos de nutrientes importantes son las grasas omega-3 de origen animal, magnesio, vitamina D y fibra.

Por ejemplo, los adultos mayores con grave deficiencia de vitamina D podrían elevar en un 125 % su riesgo de demencia, y la deficiencia de vitamina D está relacionada con un riesgo sustancialmente mayor de demencia por todas las causas y enfermedad de Alzheimer.17

Por lo tanto, debe analizar sus niveles y mantener un nivel de entre 60 y 80 ng/ml en la sangre durante todo el año.

En cuanto a las grasas omega-3, consumir grandes cantidad de EPA y DHA, puede ayudar a prevenir el daño celular causado por la enfermedad de Alzheimer, lo que podría ralentizar su progresión y reducir el riesgo de desarrollar el trastorno.

Lo ideal es realizarse una prueba del índice de grasas omega-3 una vez al año para asegurarse de tener un rango saludable. Su índice de grasas omega-3 debe ser superior al 8 % y su proporción de grasas omega-3 a omega-6 debe estar entre 0.5 y 3.0.

Así mismo, recomiendo llevar una dieta cetogénica dirigida o cíclica para poder optimizar su salud, y hacer la transición de quema de carbohidratos a quema de grasas como su principal fuente de combustible para obtener energía.

A través mi libro titulado Contra el cáncer podrá obtener más datos sobre este enfoque para mejorar su función mitocondrial, que también puede ser una de las causas de la enfermedad de Alzheimer.

Uno de los efectos secundarios más comunes de quemar azúcar es que puede ocasionar resistencia a la insulina y leptina, que es una de las causas de la mayoría de las enfermedades crónicas.

El ayuno intermitente es otra herramienta poderosa para activar su cuerpo, recordarle cómo quemar grasas y solucionar su resistencia a la insulina/leptina. En combinación, estas estrategias de estilo de vida continúan siendo la mejor defensa para evitar la demencia, así como fortalecer y mantener la salud cerebral.

Para obtener más información, debe asegurarse de conseguir una copia del libro The End of Alzheimer's: The First Program to Prevent and Reverse Cognitive Decline del Dr. Dale Bredesen, director de investigación de enfermedades neurodegenerativas en la Facultad de Medicina de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA, por sus siglas en inglés).

Está obra cuenta con una extensa cantidad de herramientas, tanto para prevenir como abordar el padecimiento.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario