Women Probiotics Women Probiotics

PUBLICIDAD

Se encuentra ingrediente carburante en medicamento para la presión arterial

presion arterial

Historia en Breve -

  • Un medicamento antihipertensivo muy común, Valsartán, fue retirado del mercado en 22 países antes de que la FDA de los Estados Unidos también emitiera su propio retiro en vista de que contenía una impureza, un carcinógeno humano que en su momento se utilizó en el combustible para cohetes
  • Casi el 33 % de los adultos sufren hipertensión y otro 33 % padecen prehipertensión; la afección se relaciona con un alto riesgo de enfermedad cardiovascular, derrame cerebral, enfermedad renal y deterioro cognitivo
  • Los medicamentos antihipertensivos vienen con un gran número de efectos secundarios que pueden afectar significativamente su calidad de vida, como un mayor riesgo de cáncer de piel
  • Considere la posibilidad de cambiar ciertos aspectos de su estilo de vida y alimentación para normalizar su presión arterial, como reducir su consumo de glucosa y fructosa, hacer ejercicio regularmente, restringir su exposición al plomo y realizar ejercicio de liberación de óxido nítrico

Por el Dr. Mercola

Muchas de las decisiones que toma día con día, incluyendo lo que come y bebe, cuánto ejercicio realiza e incluso cómo respira, tienen un efecto combinado en su salud general. Al hacer pequeños cambios puede disfrutar de cuantiosos beneficios. Lo mismo cabe decir con esas pequeñas decisiones poco saludables.

Las decisiones que toma respecto a su estilo de vida también afectan su presión arterial y su riesgo de cardiopatía y derrame cerebral. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus silgas en inglés),1 casi el 33 % de los adultos en los Estados Unidos sufre hipertensión arterial y otro 33 % tiene prehipertensión.

La prehipertensión es la presión arterial más alta de lo normal pero no lo suficientemente alta como para ser diagnosticada como hipertensión.

Solo la mitad de las personas con hipertensión arterial tienen su afección bajo control, y en 2014 la hipertensión fue una causa o contribuyente principal de muerte para más de 410 000 personas en los Estados Unidos. Esto equivale a más de 1 100 muertes al día.

La hipertensión arterial le cuesta a los Estados Unidos 48 600 millones de dólares cada año en servicios de atención médica, medicamentos y jornadas laborales perdidas.2

Los medicamentos para la hipertensión, también conocidos como antihipertensivos, conllevan un gran número de efectos secundarios. Y estos están relacionados con la forma en que el medicamento interactúa con su cuerpo.

Hace poco, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos retiró del mercado 2 medicamentos antihipertensivos tras descubrir que el ingrediente activo estaba contaminado con un popular carcinógeno humano.3

Diversos antihipertensivos se han retirado del mercado debido a contaminantes tóxicos

El medicamento antihipertensivo, Valsartán, se usa comúnmente para controlar la hipertensión y la insuficiencia cardíaca.

Nada había pasado con relación al mismo hasta que 22 países lo retiraron del mercado debido a las preocupaciones sobre su ingrediente activo proveniente de China.4 En ese momento la FDA emitió un comunicado de prensa5 donde se les notificó a los especialistas médicos y a los pacientes que se efectuaría un retiro voluntario.

La FDA estima que casi el 80 % de los ingredientes activos utilizados en medicamentos en los Estados Unidos provienen del extranjero y casi todos provienen tanto de China como de India.

El primer retiro en los Estados Unidos se suscitó en julio después de que el medicamento se retirara de toda Europa tras notificarse la detección de una impureza, la N-nitrosodimetilamina (NDMA), como parte del proceso de fabricación.

La NDMA se produjo originalmente en los Estados Unidos y se usó con el fin de fabricar combustible para cohetes. Esta sustancia química se suspendió cuando se detectó en muestras de aire, agua y suelo, asimismo, se encontró que contribuía al desarrollo de cáncer de hígado y pulmón.

También se sabe que su consumo causa un grave daño hepático acompañado de hemorragia interna y, posiblemente, la muerte.

No se retiraron todos los productos de Valsartán, solo los de Major Pharmaceuticals, Solco Healthcare y Teva Pharmaceutical Industries. Después de que otros 22 países, incluidos Canadá y los Emiratos Árabes Unidos, retiraron los medicamentos, la Dra. Janet Woodcock, directora del Centro para la Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA, emitió una declaración en este sentido:6

“Hemos evaluado cuidadosamente los medicamentos a la venta en los Estados Unidos que contienen valsartán, y hemos descubierto que el valsartán vendido por estas compañías en específico no cumple con nuestros estándares de inocuidad. Por este motivo, les hemos pedido a dichas compañías que tomen medidas inmediatas para proteger a los pacientes”.

El ingrediente activo fue producido por Standard Chemical & Pharmaceutical Company en Taiwán. Un portavoz de la compañía comentó lo siguiente al respecto en el video del noticiero antes mostrado: "También nosotros somos víctimas. El ingrediente farmacéutico activo entró, nosotros lo tomamos y realizamos todas las pruebas necesarias".

Los medicamentos antihipertensivos desencadenan peligrosos efectos secundarios

Un estudio realizado en Dinamarca, en colaboración con la Universidad Estatal de Florida, descubrió que uno de los medicamentos más populares que se utilizan para tratar la hipertensión, la hidroclorotiazida, aumenta 7 veces el riesgo de cáncer de piel.

Los hallazgos publicados en la revista Journal of the American Association of Dermatology7 demostraron un vínculo entre la medicación y los carcinomas de células escamosas y de células basales.

Los expertos analizaron otros medicamentos antihipertensivos, pero no encontraron vínculos entre estos y el cáncer de piel. Los resultados se basaron en los datos recabados de más de 80 000 participantes, frente a los 1.5 millones participantes sanos de control.

Si bien el carcinoma de células escamosas tiene una tasa de mortalidad baja, los tratamientos conllevan un riesgo de deterioro y la posibilidad que se propague el cáncer.

Los medicamentos antihipertensivos también aumentan el riesgo de otros comunes efectos secundarios vinculados con la forma en que el medicamento funciona en su cuerpo o afecta a otros sistemas orgánicos.

Aun y cuando los expertos recomiendan que cualquier medicamento antihipertensivo se empiece a tomar con la dosis más baja y se vaya aumentando paulatinamente, estos medicamentos pueden provocar los siguientes síntomas incluso en dosis bajas:8

Nerviosismo

Diarrea

Estreñimiento

Disfunción eréctil

Dolor de cabeza

Náuseas

Vómitos

Erupción cutánea

Pérdida o aumento de peso

Mareo

Tos

El tratamiento habitual es comenzar a tomar un medicamento y agregar un segundo si la medición de la presión arterial no disminuye al nivel que se desea.9 De la misma forma que pasa con cualquier producto químico que le agregue a su cuerpo, cuanto más agregue, mayor será el riesgo que experimente efectos secundarios.

Las pautas actuales para diagnosticar la hipertensión y las posibles imprecisiones de su medición

Mantener su presión arterial dentro de límites saludables es uno de los métodos más importantes para reducir su riesgo de enfermedad cardiovascular y derrame cerebral. Hace poco, la American Heart Association (AHA) emitió nuevas mediciones de la presión arterial para diagnosticar hipertensión.10

Y con base en este nuevo criterio, se estima que casi la mitad de los adultos en los Estados Unidos sean diagnosticados con hipertensión. En el pasado, las lecturas de 140/90 y superiores se consideraban como hipertensión, sin embargo, las nuevas pautas reducen esos números a 130/80.

En vista de estas nuevas pautas, se estima que el número de hombres y mujeres menores de 45 años con hipertensión se triplicará y duplicará respectivamente.

Los especialistas en salud de las organizaciones que formularon las nuevas pautas, la AHA y el American College of Cardiology, destacaron lo importante que es obtener una medición precisa de la presión con el fin de determinar si es necesario tomar medicamentos.

Asimismo, es importante obtener cuando menos 2 lecturas elevadas en 2 ocasiones distintas antes de emitir un diagnóstico de hipertensión.11

Las mediciones de la presión arterial que se realizan en el consultorio médico suelen medir la presión de la arteria braquial en la parte superior del brazo.

La presión arterial aórtica central (CBP, por sus siglas en inglés) se considera un marcador más certero para pronosticar la enfermedad cardiovascular y un indicador de la presión que experimentan sus órganos,12 no obstante, requiere un procedimiento invasivo.

Las inexactitudes están relacionadas con diversos factores, como el tamaño del brazalete, su colocación, la calibración de la máquina, la posición del cuerpo y la actividad. Los investigadores también exhortan a los profesionales de la salud a que midan la presión arterial una vez en ambos brazos.

Diversos estudios han revelado que encontrar una diferencia significativa entre la presión de su brazo derecho e izquierdo puede indicar problemas circulatorios que aumentan su riesgo de derrame cerebral, arteriopatía periférica u otros problemas cardiovasculares.13

Para descubrir más sobre cómo obtener la mejor medición de su presión arterial en el consultorio médico, consulte mi artículo "Las pruebas de presión arterial casi son inexactas".

¿Qué desencadena un aumento en la presión arterial?

Saber qué desencadena un aumento en la presión arterial puede ayudarlo a determinar los aspectos en su estilo de vida que debe cambiar para normalizar sus lecturas y reducir su riesgo de afecciones relacionadas con la hipertensión, como la enfermedad renal, el deterioro cognitivo y la enfermedad de Alzheimer.

Los problemas de salud relacionados con la hipertensión prácticamente se han duplicado en las últimas 4 décadas.

Hasta el 95 % de la presión arterial alta se denomina hipertensión primaria o esencial, lo que significa que se desconoce la causa subyacente. Sin embargo, diversos factores identificables alrededor del mundo contribuyen al aumento de la presión arterial. Algunos de estos son, entre otros:

  • Resistencia a la insulina y leptina. Conforme van aumentado sus niveles de insulina y leptina, aumentará su presión arterial.14,15
  • Los niveles elevados de ácido úrico también se han vinculado significativamente con la hipertensión,16 por lo que cualquier programa que se implemente para abordar la afección también debe normalizar el nivel de ácido úrico.
  • Se ha demostrado que la mala nutrición en la infancia aumenta el riesgo de hipertensión arterial en la edad adulta.17
  • Exposición al plomo18
  • La contaminación del aire afecta la presión arterial al causar inflamación, mientras que la contaminación acústica ejerce un efecto a través de su sistema nervioso y hormonal. Se ha demostrado que la contaminación del aire19 aumenta el riesgo de hipertensión arterial al mismo nivel que un índice de masa corporal (IMC) de 25 a 30.

De igual forma se ha demostrado que vivir en un área plagada por la constante contaminación acústica (calles concurridas con tráfico nocturno) aumenta el riesgo de hipertensión.20

Cambiar su alimentación puede ayudar a normalizar su presión arterial

Tal y como lo señaló Majid Ezzati, Ph. D., profesor de salud ambiental en el Imperial College London y autor de un análisis21 de datos recabados de todo el mundo donde se evalúan las tendencias de la presión arterial:22

“Existe la impresión que las personas no consumen suficientes calorías, sin embargo, la realidad es que no consumen calorías saludables. Por lo que debería ser una prioridad hacer que los alimentos frescos y saludables sean asequibles para todos”.

Uno de los cambios alimentarios más importantes que puede hacer para mejorar su presión arterial es eliminar o reducir drásticamente el azúcar y la fructosa procesada de su alimentación. La forma más fácil de hacerlo es reemplazar los alimentos procesados con alimentos reales y enteros.

Esto no solo aborda la resistencia a la insulina y la leptina, sino que también ayuda a reducir los niveles elevados de ácido úrico, los cuales son factores importantes en la presión arterial. En un estudio,23 los investigadores descubrieron que quienes consumían diariamente 74 gramos o más de fructosa tenían un riesgo 77 % mayor de sufrir hipertensión arterial.

Asimismo, incrementó en un 26 % el riesgo de obtener una lectura de 135/85, y en un 30 % una lectura de 140/90, ambos índices se encuentran dentro del rango de la hipertensión. Al verificar su nivel de insulina en ayunas, puede ver si la resistencia a la insulina y la leptina intervienen en este contexto.

Procure mantener su nivel de insulina en ayunas de 2 a 3 microU por ml (mcU/ml). Si este exhibe una medición de 5 mcU/ml o más, debe disminuirlo para reducir su riesgo de hipertensión arterial y otros problemas de salud cardiovascular.

El óxido nítrico ayuda a relajar las arterias y reducir la presión arterial

Su cuerpo produce de manera natural óxido nítrico con el fin de relajar las paredes arteriales y pierde el 10 % de su capacidad para producir óxido nítrico por cada década de vida, por lo cual, es muy importante adoptar medidas para mejorar su producción conforme vaya envejeciendo.

Los betabeles contienen nitratos que se convierten en óxido nítrico en su cuerpo, además, los betabeles crudos pueden aumentar su resistencia24 durante el ejercicio, asimismo, el jugo concentrado ha exhibido mejoras en las personas que sufren de insuficiencia cardíaca.25

Sin embargo, también tienen un alto contenido de azúcar, por lo que recomiendo consumirlos en cantidades limitadas, o en forma fermentada.

Fermentar betabeles le puede proporcionar todos los beneficios para mejorar su salud sin tener que preocuparse por su alto nivel de azúcar. Las verduras de hoja verde son otra fuente natural de nitratos que se convierten en óxido nítrico dentro de su cuerpo.

De igual forma, puede aumentar sus niveles de óxido nítrico al realizar el entrenamiento de Liberación de Óxido Nítrico 2 o 3 veces al día.

Estas breves ráfagas de actividad de alta intensidad ayudan a liberar óxido nítrico, relajan las paredes arteriales y reducen la presión arterial. Para ver una demostración, consulte el video anterior. Puede leer más sobre cada uno de los movimientos y los beneficios en mi artículo, "Cómo lograr la liberación del óxido nítrico".

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario