6 beneficios de tomar jugo de aloe vera

Escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

jugo de aloe vera

Historia en Breve -

  • Esta planta se puede emplear de varias maneras y una de las más destacadas es su uso como laxante. De hecho, el jugo de aloe vera se usa para limpiar el sistema digestivo y aliviar el estreñimiento
  • Otros beneficios del jugo, polvo y otras presentaciones de aloe vera confirman sus usos tradicionales, incluyendo el apoyo al sistema inmunológico, disminución en las infecciones, curación de heridas y control en los niveles de azúcar en la sangre. Pero los estudios demuestran que hay muchas otras ventajas
  • Se ha identificado que muchos nutrientes en el jugo de aloe vera son responsables por otorgar beneficios para la salud, incluyendo 19 de los 20 aminoácidos que el cuerpo requiere y, sobre todo, 7 de los 8 que se consideran esenciales
  • Si bien algunos estudios demuestran que el jugo de aloe vera tiene beneficios potenciales para la salud, también conlleva algunos problemas, así que hable con su médico antes de probarlo y comience con pequeñas cantidades

El aloe, a menudo conocido como sábila, es una planta suculenta, atractiva y espinosa que muchas personas cultivan en espacios interiores para tener a la mano un gel calmante para quemaduras y cortadas. Usarlo como ungüento es muy fácil ya que solo se necesita cortar sus largas hojas cónicas para acceder al gel que reside en su interior.

El aloe vera, que pertenece a la familia botánica conocida como Liliaceae, se deriva de la palabra árabe “alloeh”, que se traduce como “sustancia amarga brillante”, mientras que “vera” en latín significa “verdadero”. El aloe crece muy bien en climas tropicales o áridos, como en América del Sur, en regiones al sur de los Estados Unidos, así como en África, Asia y Europa.

Hay al menos 420 especies de plantas diferentes, pero el “aloe vera” se refiere en específico a la planta Aloe Barbadensis Miller, que ha sido usada como medicina tradicional durante miles de años. Los estudios modernos han encontrado que es el tipo más activo en términos biológicos.

El aloe se puede usar tanto como remedio interno, así como externo en varias formas y aplicaciones, como polvos, cápsulas, concentrados, jugos, saborizantes y otros productos comerciales. Un estudio de 2015 publicado en el Journal of Pharmacy and Bioallied Sciences explica que:

“La capa más externa es una cáscara dura que tiene 15 celdas de espesor. Esta cáscara es muy importante porque es aquí donde se produce la síntesis de los 75 nutrientes que se encuentran dentro de la planta. Debajo de esta (capa) está la savia. En pocas palabras, se trata de un sistema cíclico que envía los materiales a las hojas y luego a las raíces”.

El mismo estudio demostró que muchas vitaminas y minerales en el aloe son responsables de ofrecer beneficios para la salud. Otros nutrientes que se encuentran en el aloe incluyen la colina, ácido fólico, alfa-tocoferol y betacaroteno. Además, el gel contiene 19 de los 20 aminoácidos que el cuerpo requiere y, sobre todo, 7 de los 8 que se consideran esenciales.

Las enzimas en el aloe vera proporcionan otro conjunto de beneficios y son procesadas como digestivo o antiinflamatorio. Entre ellas, la amilasa que descompone el almidón y el azúcar, mientras que la lipasa descompone las grasas.

Por su parte, los esteroles como el lupeol son tanto antisépticos como analgésicos, y el ácido salicílico tiene funciones similares a la aspirina en cuanto a su efecto para aliviar el dolor.

Luego está el acemanano, compuesto de azúcares, que ha demostrado ser antiviral y capaz de reforzar la inmunidad, reduce las infecciones y aumenta la actividad de los s glóbulos blancos grandes (macrófagos) para ayudar en la curación de heridas.

Los beneficios de beber jugo de aloe vera

Muchos otros estudios indican que una serie de fitonutrientes y compuestos conocidos por ser inmunomoduladores, antivirales y antiinflamatorios se pueden encontrar en el aloe vera. Medical News Today enlista seis beneficios para la salud que se obtienen de su uso:

1. Para tratar el estreñimiento. Esta planta tiene un doble uso ya que se puede secar para prepararla como laxante oral, pero a su vez, las bebidas de aloe también se usan como desintoxicantes digestivos y para aliviar el estreñimiento.

Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos dicen que el aloe actúa como un laxante debido a los compuestos de antraquinona que se encuentran en su látex, incluyendo la aloína.

Las investigaciones confirman este efecto laxante, pero la FDA de los Estados Unidos aprueba el aloe vera solo como un aditivo saborizante para los alimentos. Dicho esto, para las personas que prueben el jugo de aloe vera por primera vez se les recomienda que solo tomen una pequeña porción de 8 onzas.

2. Para tratar la inflamación de las encías. En un estudio breve que involucró a 30 personas que se sometieron a la extracción de sarro dental, 15 de los participantes usaron un enjuague bucal hecho de jugo de aloe vera, mientras que el resto se enjuagó de manera normal.

Al final del estudio, aquellos que usaron el aloe sintieron un mayor alivio con respecto a la inflamación de las encías en comparación con el resto de los participantes.

Los investigadores atribuyeron el alivio de la inflamación a las propiedades antimicrobianas y antibacterianas del aloe vera. En un estudio de 2009, un gel dental de aloe vera controló con éxito las bacterias bucales y desempeñó un rol muy importante en varias enfermedades dentales:

El liquen plano oral es una enfermedad inflamatoria crónica, que según estudios, tuvo un tratamiento más eficaz cuando se trató con el aloe en vez de placebos.

La fibrosis submucosa oral es una afección precancerosa que al ser tratada con aloe vera y cápsulas de antioxidantes mejoró de manera sustancial.

Se descubrió que la mucositis oral provocada por la radiación, la cual causa de manera subsecuente una dolorosa “candidiasis oral” en personas cuyo cáncer se encuentra en la cabeza o cuello, se previene con el uso de enjuague bucal de aloe vera.

En un estudio comparativo de 45 pacientes, se encontró que la gingivitis causada por el sarro fue un problema mucho menor cuando los pacientes usaron enjuague bucal de aloe vera junto con el raspado dental.

La periodontitis, una infección común de las encías que puede dañarlas y destruir la mandíbula, también mejoró debido a la administración subgingival de gel de aloe vera.

La incidencia de osteítis alveolar (alveolos secos) se redujo bastante con el uso del gel de aloe vera en comparación con las intervenciones dentales típicas.

En la estomatitis aftosa recurrente (aftas bucales) se descubrió que el aloe vera disminuye la sensación de dolor de los pacientes, así como el tamaño de la herida y el período de curación.

Además, el aloe vera se puede usar en gel como un “sistema para suministrar medicamentos” para problemas odontológicos, y puede tener un mejor efecto antibacteriano que la pasta dental comercial contra muchos patógenos diferentes, como el Streptococcus mutans y Candida albicans. Además de ser menos costoso.

3. Para controlar los niveles de azúcar en la sangre.Un meta análisis publicado en el Journal of Clinical Pharmacy and Therapeutics informa que el aloe vera tiene el potencial de controlar los niveles de azúcar en la sangre en personas con prediabetes y diabetes tipo 2.

El estudio separó a 470 participantes en grupos, cada grupo recibió diferentes soluciones de aloe vera, incluyendo polvos y jugo, para su consumo y evaluación. Al final del estudio, los investigadores informaron que entre quienes consumieron jugo de aloe vera sus niveles de azúcar en la sangre mejoraron en periodos de ayunas.

Como era de esperarse, los científicos también recomendaron que se hicieran estudios adicionales y más grandes, para verificar los efectos del jugo de aloe vera en personas con diabetes.

4. Para obtener vitamina C. La vitamina C se considera vital para la salud y es un ingrediente importante en el aloe vera, ya que es un antioxidante natural y ayuda a combatir la inflamación. Una porción de 8 onzas de jugo de aloe vera contiene 9.1 miligramos de vitamina C.

Los beneficios mejor conocidos de la vitamina C incluyen un mejor funcionamiento de su sistema inmunológico y un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares, por nombrar algunos.

Sin embargo, cabe mencionar que las vitaminas A y E también proporcionan antioxidantes esenciales para combatir el daño de los radicales libres, mientras que la vitamina C ayuda de manera específica a curar las heridas.

Además, las cantidades adecuadas de vitamina C, que también se encuentran en el brócoli, naranja y jitomate, permiten que su cuerpo absorba el hierro de los alimentos de origen vegetal con mayor eficiencia y eso produce colágeno, que ayuda a mantener fuertes los huesos y las articulaciones.

El aloe vera también contiene vitamina B, de hecho es una de las pocas plantas que la contienen.

5. Para prevenir úlceras estomacales. De acuerdo con un estudio de 2014, la capacidad del aloe vera para ayudar a digerir los alimentos incluye una capacidad adicional que reduce el desarrollo de úlceras estomacales.

Los científicos creen que el contenido de vitamina C y otros compuestos que desalientan la inflamación funcionan como una explicación para esa ventaja.

6. Para tratar afecciones de la piel. Varios ensayos clínicos han llegado a la conclusión de que el aloe vera tiene una relación positiva con el tratamiento, curación y control de afecciones como el acné, la psoriasis y, tal vez, la dermatitis atópica.

Además, un estudio señala que el aloe vera “ha demostrado tener muy buenos resultados en enfermedades dermatológicas y a menudo se toma como una bebida saludable. También ha demostrado ser efectivo en el tratamiento de arrugas, estrías y pigmentaciones”.

Otra ventaja de beber jugo de aloe vera es su capacidad para hidratar. Un vaso de 8 onzas contiene solo 36 calorías y es una excelente opción en comparación con los jugos de fruta con mucha azúcar, sodas y otras bebidas. Aunque también esto depende del fabricante. Se debe verificar el azúcar, en especial los azúcares agregados y el contenido de carbohidratos.

La Asociación Americana del Corazón (AHA por sus siglas en inglés) recomienda limitar el azúcar agregado en dichas bebidas a no más de 24 gramos o el equivalente a 6 cucharaditas diarias para las mujeres y 9 cucharaditas (36 gramos) diarias para los hombres, pero la realidad es que casi todos se beneficiarían de no tener ningún azúcar añadido en su alimentación.

Aspectos nutricionales del aloe vera

El libro Herbal Medicine: Biomolecular and Clinical Aspects (Medicina herbaria: aspectos biomoleculares y clínicos) aborda los efectos metabólicos y nutricionales del aloe vera y señala que, como medicina tradicional, el aloe vera ha confirmado su relevancia en el tratamiento de parásitos, estreñimiento, cólicos y numerosas infecciones.

Dependiendo de las distintas áreas del mundo, además de los beneficios ya mencionados, ha sido un remedio para la hipertensión y las enfermedades fúngicas, entre muchos otros. Los autores del libro señalan que:

“El uso del aloe se extendió ampliamente entre los egipcios y asirios, así como en civilizaciones mediterráneas y en tiempos bíblicos. El primer registro auténtico del Aloe como planta con propiedades curativas se encuentra en una tabla mesopotámica de arcilla del año 2100 AEC (aprox.)

Sin embargo, la primera descripción detallada del valor medicinal de la planta se encuentra en Papyrus Ebers, un documento egipcio de alrededor del año 1550 AEC que presenta múltiples preparaciones con Aloe para el tratamiento de afecciones externas e internas.

La planta de aloe vera se describe a detalle en el Herbal griego de Dioscorides (alrededor del año 70 dC). En él se promueve su uso para el tratamiento de heridas, pérdida de cabello, úlceras genitales y hemorroides. El aloe vera fue catalogado oficialmente como purgante y protector para la piel por la Farmacopea de los Estados Unidos en 1820”.

El uso actual del aloe vera, en especial en occidente, incluye a la industria de cosméticos y artículos de aseo personal, que abarca una amplia gama de productos como lociones, perfumes, cremas de afeitar, cremas hidratantes, champús y muchos otros.

Debido a sus aspectos antibacterianos y antifúngicos, el aloe también es muy popular en productos farmacéuticos, tanto tópicos como orales.

Medidas de precaución y recomendaciones para su consumo

Un estudio del Memorial Sloan Kettering señala que beber jugo de aloe vera ha causado malestar estomacal en algunas personas, así como desequilibrios electrolíticos, por lo que los expertos en medicina insisten en comenzar con pequeñas cantidades y tomarlo con moderación para ahorrarse unos cuantos momentos incómodos.

En cuanto a la cantidad de aloína en productos comerciales, los NIH señalan que:

“En la industria casi siempre se procesa la hoja de aloe vera para hacer un extracto decolorado y de esta manera eliminar la aloína.

La industria tiene un límite superior estándar autorregulado de 10 partes por millón de aloína en productos que se consumen de manera oral, pero no hay una obligación de poner el contenido de aloína en la etiqueta”.

Por esta razón, algunos fabricantes de jugos de aloe vera enumeran los contenidos de aloína en sus jugos, y los científicos sugieren que tome medidas de precaución tales como limitar su consumo.

Los NIH también encontraron que los ratones de un estudio de laboratorio realizado en 2010 que consumían extracto de aloe vera no decolorado tenían un mayor riesgo de padecer cáncer. En seguida se muestra su conclusión sobre las condiciones del aloe vera:

“El estudio de dos años de duración de NTP sobre el consumo de extracto de aloe vera no decolorado encontró una clara evidencia de actividad cancerígena en ratas de ambos sexos, con base en tumores hallados en el intestino grueso.

A partir de lo que sabemos en este momento, no hay nada que nos haga creer que estos hallazgos no son relevantes para los humanos. Sin embargo, se necesita más información, incluyendo la forma en que las personas usan diferentes productos de aloe vera, para determinar los posibles riesgos en los seres humanos”.

Otra cosa que debe tener en cuenta es que se han presentado varias demandas contra minoristas como Target y Walmart después de que algunos de sus productos de aloe vera de marca propia demostraron no tener presencia alguna de esta planta después de que se les realizaron algunas pruebas.

En su lugar, la maltodextrina, una sustancia más barata de aspecto similar, se usó como sustituto.

Si bien ha habido alegaciones de que el aloe vera en realidad no es tan saludable como algunos afirman, tanto sus compuestos como sus fitonutrientes tienen una larga trayectoria de promover la salud y tratar diversas enfermedades. Más allá del alivio que proporciona al frotar la sábila de esta planta en las heridas y quemaduras, los estudios verifican su evidente efectividad.

Algo curioso es que tanto los científicos, estudios de caso y pruebas anecdóticas demuestran la viabilidad clínica del aloe vera y observan que el número de ensayos aumenta con frecuencia debido a los resultados positivos que se han encontrado. En conclusión, tal como se mencionó en un estudio:

“Su uso también aplica para la curación de heridas, tratamiento de quemaduras, protección contra el daño de la piel causado por los rayos X, problemas intestinales, reducción del sarro y gingivitis, regulación de los niveles de lipoproteínas plasmáticas, reducción de los niveles de azúcar en la sangre y mejora del sistema inmunológico.

Otros estudios también han documentados otras actividades biológicas del aloe, como las antifúngicas, antibacterianas, antivirales, antiinflamatorias, anticancerígenas e inmunomoduladoras.

+ Fuentes y Referencias
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario