Summer Essentials Summer Essentials

PUBLICIDAD

Cómo optimizar su recuperación después de un derrame cerebral

Escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

Historia en Breve -

  • Los accidentes cerebrovasculares isquémicos pueden tratarse de manera eficaz dentro de las primeras tres horas; se pueden administrar medicamentos trombolíticos que disuelven el coágulo y evitan otros daños en el cerebro
  • Después de un derrame, es importante aprovechar la neuroplasticidad para recuperar la función perdida. El libro Stroke of Luck: Master Neuroplasticity for Recovery and Growth After Stroke es una importante guía de referencia para médicos y pacientes
  • El entrenamiento cerebral y los ejercicios físicos permiten que su cerebro desarrolle vías alternativas para evitar el área dañada; cuanto antes los haga después de ocurrido el daño, más efectivo será
  • En los Estados Unidos, se estima que se producen 795 000 accidentes cerebrovasculares cada año. Es la quinta causa de muerte, que anualmente mata a 142 000 personas
  • Los accidentes cerebrovasculares son cada vez más frecuentes en personas más jóvenes. Se estima que, del total de accidentes cerebrovasculares, el 10 % se produce en personas menores de 50 años

El ingeniero biomédico de profesión Bob Dennis, Ph.D. es también autor de los libros: Stroke of Luck: Master Neuroplasticity for Recovery and Growth After Stroke y su muy resumida versión Stroke of Luck: NOW! Fast and Free Exercises to Immediately Begin Mastering Neuroplasticity Following a Stroke. Este últimoes un excelente libro de referencia que todos deberían tener en su biblioteca médica.

¿Por qué recomiendo adquirir un ejemplar del libro de Bob ahora? Porque es muy probable que usted, un ser querido o un amigo experimenten un accidente cerebrovascular y no le gustaría tener que esperar hasta recibir el libro, ya que necesitará acceder a él de inmediato si desea minimizar el daño causado por el derrame.

En los Estados Unidos los derrames son un problema generalizado, se estima que cada año ocurren 795 000 accidentes cerebrovasculares. Es la quinta causa de muerte, y cobra la vida de alrededor de 142 000 personas al año. También es una de las principales causas de incapacidad a largo plazo en este país.

Los accidentes cerebrovasculares también son cada vez más frecuentes en personas más jóvenes. Se estima que, del total de accidentes cerebrovasculares, el 10 % se produce en personas menores de 50 años.

El motor de este libro fue la experiencia personal de Dennis. Hasta el momento ha sufrido dos derrames, el último en julio de 2018, a la edad de 54 años, y logró recuperarse de forma extraordinaria por medio de las técnicas que describe en su libro.

Un ejemplo reciente que ha despertado un nuevo interés en la prevención es la repentina muerte del actor Luke Perry de 52 años a causa de un derrame cerebral masivo. Por desgracia, si no fallece durante el derrame, podría sufrir discapacidades graves por el resto de su vida, por ello es que el libro de Dennis es tan importante.

Dennis compiló este libro como un recurso para ayudar a las víctimas de accidentes cerebrovasculares a mejorar sus posibilidades de lograr una recuperación lo más completa posible, y su propia historia es la evidencia de que eso es viable. Nos comparte su experiencia:

"Me desperté una mañana a principios de julio de 2018 y me di cuenta de que había tenido un derrame cerebral mientras estaba en la cama. Apenas podía hablar, pero logré acudir a un médico. Por supuesto, me pidieron una ambulancia de inmediato y me llevaron a un hospital.

Estaba consciente de lo que estaba pasando y del proceso. Presté mucha atención a lo que me decían y pedían que hiciera.

Hoy en día el procedimiento común... es que cuando sufre un derrame cerebral, en un plazo de tres horas pueden administrarle trombolíticos (químicos) para romper el trombo o coágulo... Eso protege y preserva el tejido cerebral de las neuronas que no han sufrido muerte permanente. Ya había rebasado el periodo trombolítico de tres horas, así que eso ya no era opción".

La medicina convencional no logra ayudar en la recuperación de un derrame cerebral

Para que quede claro, dentro de ese periodo de tres horas, se debe determinar el tipo de derrame cerebral, ya que administrar trombolíticos a alguien con un derrame hemorrágico sería letal (debido a que hay una vena desgarrada y sangrando dentro del cerebro).

Por lo tanto, una de las primeras cosas que hay que hacer es una resonancia magnética (IRM) para determinar si su derrame es ocasionado por un coágulo de sangre (derrame cerebral isquémico) o ruptura (accidente cerebrovascular hemorrágico). Según la Asociación Americana de Accidentes Cerebrovasculares, el 87 % de los derrames son isquémicos; el resto son hemorrágicos.

"Afortunadamente para mí, la mayoría de mis colegas son neurofisiólogos. El primer día, mi esposa les preguntó qué debería hacer para poder recuperarme de la mejor manera posible. Mis colegas me dieron muchas opiniones de expertos reales... Seguí preguntando a médicos convencionales qué debería hacer para mejorar mi recuperación.

E insistían: 'Bueno, tome sus medicamentos, que son estatinas... y aspirina infantil. Considera intentar la dieta mediterránea'. Lo último que dijeron fue: 'Bueno, también debes tomar fisioterapia (PT, por sus siglas en inglés)'.

Ahora bien, hablé con todos los que estaban en el hospital, un centro de apoplejía con neurotrauma de Nivel 1, y esa fue la suma total de todas sus recomendaciones.

Me decía a mí mismo: ¡En serio, por Dios! ¿Cada año esto les sucede a 800 000 personas en el país? Sé que hay cosas que se pueden hacer después de un derrame cerebral, ¿quién tiene el mejor consejo? No me fue revelado...

Por supuesto, yo sabía mucho más porque soy ingeniero biomédico. Sabía mucho más de lo que me decían. Me molestó un poco el hecho de no encontrar quién dé un buen consejo.

Básicamente nos dicen: 'Solo siéntese a esperar', lo que, en mi opinión, es lo peor que puede hacer. Una vez que sepa que no es hemorrágico, debe implementar estrategias para promover su neuroplasticidad. Eso fue lo que hice. Comencé a hacer lo que sabía que era correcto...

Si no era capaz de hacer algo, insistía una y otra y otra vez hasta poder hacerlo. Me recuperé desde el estado en el que no podía estar de pie, caminar ni hablar. Al final del primer día, era mucho más ambulante. Pude comunicarme con los demás... [en] ...un día.

No soy ningún genio. Soy una persona normal, pero eso es la neuroplasticidad en vivo y en directo. Puede aprovecharla al máximo... Justo después de que el cerebro se lesiona, ocurre este breve periodo de inmensa neuroplasticidad y debe aprovecharla. Me decepcionó todo el sistema.

Pensé: '¿Saben qué? Alguien debe comenzar a decirle a las personas [que] en cuanto sufran un derrame cerebral, se deben asegurar de comenzar a hacer cosas, en especial lo que les pidieron hacer durante su evaluación. Ya que esas actividades son seguras y eficaces. Se centran en su situación, y puede realizarlas sin ningún equipo especial.

Una de las cosas que me pidieron hacer fue hablar como bebé: 'Da, da, da, da, da. Ma, ma, ma, ma, ma', lo cual no pude hacer. Pero puede sentarse sobre la camilla e intentar decir: 'Da, da, da, da, da', hasta lograrlo, ¿cierto? Enlisto todas [estas estrategias] en el libro, porque creo que son un muy buen punto de partida".

Hay que prever antes de sufrir un derrame cerebral

Dennis quería asegurarse de que esta información fuera accesible para cualquier persona que la necesite en cualquier momento, esta obra está diseñada sobre todo para ser un libro electrónico y se encuentra disponible gratis en el servicio Kindle Unlimited de Amazon.

"Además, como libro electrónico, puede acceder a él el día que lo necesite, al momento en que sufra un derrame cerebral", dice. "No tiene que esperar a recibir el libro por correo".

Ni siquiera necesita comprarlo para obtener los consejos y recomendaciones más importantes. Simplemente puede hacer clic en la previsualización y leer el resumen que se encuentra antes de la tabla de contenido. Mi recomendación sería adquirir el libro y leerlo ahora, antes de que usted o algún ser querido padezca un derrame cerebral, de modo que ya estará familiarizado con el material.

La experiencia de Dennis es una poderosa muestra de cómo puede recuperar su funcionalidad con rapidez si aprovecha al máximo la capacidad de su cerebro para reconfigurarse en un proceso llamado neuroplasticidad.

Básicamente, el entrenamiento cerebral que describe Dennis le permite a su cerebro desarrollar vías alternas para evitar las neuronas dañadas; y cuanto antes lo haga después de ocurrido el daño, más efectivo será.

"En la versión extendida del libro, que tiene alrededor de 600 páginas en papel, hablo a detalle sobre el mecanismo de la neuroplasticidad... Resulta que la neuroplasticidad es algo que ocurre cada vez que adquiere un nuevo conocimiento.

Puede tomar diferentes tipos de suplementos, medicamentos y sustancias provenientes de los alimentos, que se consideran nootrópicos. A veces dicen explícitamente: "Esto promueve la neuroplasticidad". Si escribe el término neuroplasticidad, en un buscador como Google, hay todo tipo de blogs al respecto.

He descargado algunos de estos blogs y se los muestro. Todos son muy similares. Todos se resumen a lo siguiente: Intentar cosas nuevas. Mantenerse en movimiento. Seguir aprendiendo. Continuar probando estrategias. Seguir poniéndose nuevos retos.

No necesita sufrir un derrame cerebral para tener neuroplasticidad, ¿verdad? Ocurre de manera natural mientras el cerebro trabaja y aprende cosas nuevas".

Estrategias de estilo de vida para ayudarle a recuperarse de un derrame cerebral

Además de los ejercicios de entrenamiento cerebral, Dennis también implementó varias poderosas estrategias de estilo de vida que favorecieron su recuperación. Entre ellas se encuentra el ayuno intermitente, que dice que cambió radicalmente su vida y tuvo un papel importante en su recuperación.

Desde que comenzó a practicar el ayuno intermitente luego de su derrame cerebral el año pasado, bajó 52 libras.

"El libro habla sobre todo acerca de la actitud y los ejercicios para la mente y cuerpo, debido a que el sistema musculoesquelético interactúa con su cuerpo. Pero sí hablo un poco de cómo diferentes aspectos, como los suplementos y diversas tecnologías... pueden ser útiles.

Sin embargo, no soy un experto en el tema, y no creo estar descubriendo nuevos horizontes al respecto. Solo los menciono...

Ahora bien, no creo que nadie deba esperar a sufrir un derrame antes de comenzar a practicar el ayuno intermitente...

De hecho, si pudiera regresar el tiempo a cuando era niño, hay algo que cambiaría en mi vida: Dejar de comer a todas horas. Me gustaría probar el ayuno intermitente... En cuanto se comienza a alimentar una vez al día y come bien, simplemente no siente hambre el resto del tiempo".

El libro Stroke of Luck

El título del libro, Stroke of Luck, se refiere al concepto del estado contrario a la paranoia, o pronoia, donde se asume que, si suceden cosas malas, algo bueno puede salir de ello.

En el caso de Dennis, eso es exactamente lo que ocurrió. Al aprovechar su neuroplasticidad y entrenar más debido a su derrame, no solo terminó por regresar a su estado previo al accidente cerebrovascular, sino que en realidad mejoró aún más.

Benefició su sentido del equilibrio, y se volvió ambidiestro. También fue capaz de suprimir su dolor crónico de espalda. Como ingeniero biomédico, Dennis inventó uno de los mejores dispositivos de campos electromagnéticos pulsados (PEMF, por sus siglas en inglés) que se encuentran disponibles (que en lo personal uso todos los días) llamado ICES modelo M1.

Uno de los motivos por los que lo desarrolló fue su deseo de crear algo para aliviar sus propios problemas de dolor lumbar. Cabe destacar que el derrame terminó siendo parte de la solución. Cuenta la historia:

"Me administraron opioides, así que desarrollé el dispositivo PEMF. En realidad, funcionó muy bien para mi dolor de espalda baja, molestias en general, lesiones y ese tipo de afecciones.

Pero hace unos cuatro o cinco años, comencé a desarrollar un síndrome de dolor regional complejo (CRPS, por sus siglas en inglés) en la pelvis y las piernas, lo que significa que tenía dolor todo el tiempo.

Probablemente estaba mediado a nivel central, lo que significa puede que se tratara de algo en mi cerebro, ya que el PEMF no estaba ayudando. El CRPS es una afección terrible. Tiene, en promedio, la calificación más alta en la escala de dolor de cualquier enfermedad. Prácticamente no tiene tratamiento...

Intenté todos los consejos que me habían dado y no estaban funcionando. Y luego, cuando tuve el derrame cerebral y desperté a la mañana siguiente, el dolor había desaparecido... Se sabe que ciertos tipos de dolor se deben a que el cerebro está mal configurado...

Si una región [del cerebro] se encuentra dañada, puede vicariar, lo que significa que otra área del cerebro puede asumir esa función y ejercerla. Muchas personas no lo saben... Hay mucho sobre el cerebro que simplemente no entendemos. Pero sí comprendemos que, en las condiciones adecuadas, es posible volver a configurarlo...

Si está ejercitando suficientes áreas en su cerebro, obtiene una respuesta cerebral total de neuroplasticidad. Por ejemplo, se sabe que un área con una lesión cerebral por derrame, de hecho, desencadenará la neuroplasticidad en todo el cerebro.

Si de forma activa fomenta la neuroplasticidad en diferentes partes de su cerebro, la fuerza de esa marea llegará a cada rincón. Simplemente, muchos aspectos mejoran, porque su cerebro está en ese proceso. Está en modo de reconfiguración, y cambia...

Con respecto al dolor, simplemente desapareció [después del derrame]. Desperté y ya no estaba... Quería una recuperación completa de mi cerebro, pero no quería recuperar el dolor. No quería que todos los circuitos vicariaran. Solo quería que los buenos se readaptaran.

Creo que he tenido un 90 % de éxito porque recuperé un poco el dolor, pero ahora puedo ejercitarme y hacer que desaparezca...

En el libro, traté de convertirlo en un recurso, pero todo se redujo a: '¿Qué hace el cerebro en realidad? ¿Qué es lo que realmente sabemos? Si desea utilizar este tipo de aporte sensorial... actividad motora o mental, puede practicar este tipo de ejercicios".

El tiempo es crucial

Vale la pena reiterar que cuando se trata de un derrame cerebral, primero se necesita tratamiento médico inmediato. Solo tiene un periodo de tres horas dentro del cual se le pueden administrar medicamentos para disolver el coágulo y evitar otros daños.

Pero también necesita comenzar su programa de recuperación lo más pronto posible ese mismo día o en cuanto esté lo suficientemente coherente para comenzar. Lo mismo aplica a la terapia física.

Le dijeron a Dennis que tendría que esperar tres semanas para una cita con el fisioterapeuta, lo cual consideró que era demasiado tiempo. Así que desarrolló su propio programa de terapia física. "Si hubiera hecho lo que me habían recetado y recomendado, no creo que mi recuperación hubiera sido muy buena". Ciertamente no podría haber dado esta entrevista ", dice.

Como resultado, cuando vio a su fisioterapeuta, ya podía realizar el 80 % o 90 % de los ejercicios prescritos. Dennis también enfatiza en la necesidad de aprovechar al máximo su fisioterapia de prescripción. Muchos la suspenden y dejan de acudir después de un par de sesiones con la idea de que una vez que se saben los ejercicios, pueden hacerlos en casa.

"La fisioterapia es tan buena como sea el empeño que le ponga", dice. "Cuando fui a fisioterapia, tenía una gran lista de preguntas. Dije: '¿Es posible medir esto? ¿O medir aquello? Me revisaron con todos los dispositivos que tenían. Comencé a aumentar mis puntuaciones, así que sabía que algo estaba haciendo bien. Mejoré en las pruebas sensoriales de organización.

Luego, semanas después ocurrió de nuevo. Decían: 'Caramba, estás mejorando mucho mejor que nadie en la historia de este ejercicio'. De hecho, uno de los terapeutas físicos dijo: 'Tus puntuaciones son más altas que las mías' ...porque estaba haciendo ejercicio...

[La fisioterapia es] la mejor parte del sistema médico así que en definitiva debe utilizarla si sufre de un derrame cerebral. Consiga al mejor fisioterapeuta posible y al mejor terapeuta ocupacional y al mejor terapeuta del lenguaje. Yo tuve los tres...

[Mi] rápida recuperación fue el empeño que le puse al tratamiento. Si solo hace lo que le piden, creo que la mayoría de las personas tendrán una recuperación bastante deficiente. Haré la siguiente declaración. Y creo en ello.

La mayoría de las personas pueden y deben esperar una recuperación mucho, mucho mejor de lo que el sistema médico pronostica o informa si hacen todo lo que está en sus manos, pero también hacen [lo que] no pueden hacer y continúan ejercitándose, y siguen realizando cosas nuevas".

Más información

Desde mi punto de vista, para todos los médicos de atención primaria el libro Stroke of Luck debería ser una lectura obligada, porque realmente necesitan comprender esta información, y ofrecerla como un recurso para sus pacientes con derrame cerebral, ya que contiene una variedad tan valiosa de recomendaciones consolidadas.

"Lo que quería hacer era recopilar todos los recursos relacionados con el ejercicio, estilo de vida, actitud y alternativas", dice Dennis. "No se menciona nada que no haya intentado yo. No compilé solo un montón consejos de relleno. Incluso las cosas más extrañas, las intenté yo mismo. Si me pareció que era algo soso e inútil, no lo encontrarán en el libro".

La versión impresa y extendida del libro (disponible en inglés), Stroke of Luck: Master Neuroplasticity for Recovery and Growth After Stroke, tiene un poco más de 600 páginas y su precio es de 84.59 dólares (el costo mínimo permitido por el editor para ese libro en físico). También está disponible como libro electrónico en inglés por menos de 8 dólares.

La versión resumida, Stroke of Luck: NOW! Fast and Free Exercises to Immediately Begin Mastering Neuroplasticity Following a Stroke — Right Now, tiene solo 100 páginas. Está disponible en edición de bolsillo por menos de 20 dólares, y en digital por menos de 6 dólares (o gratis a través del servicio Kindle Unlimited de Amazon).

Además, recuerde que puede obtener los puntos clave del resumen de forma totalmente gratuita sin necesidad de descargarlo, con solo abrir la previsualización de Amazon.

La versión más corta contiene la información que Dennis cree que es imprescindible al momento de sufrir un accidente cerebrovascular. "Resumí todo eso en puntos clave de los ejercicios en los que debe pensar, cuestiones de seguridad que debe tomar en cuenta", dice. "Eso es todo".

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario