Summer Essentials Summer Essentials

PUBLICIDAD

La fertilidad ha disminuido 50 % debido a la exposición a estos químicos y elementos en el hogar

Escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

fertilidad masculina emf ftalato pcb

Historia en Breve -

  • La fertilidad masculina ha disminuido durante al menos los últimos 40 años; entre 1938 y 2011 se observó una reducción en la calidad del esperma en 50 % en el mundo
  • Se ha observado una disminución similar en la calidad del esperma de los perros que viven en hogares humanos, ya que han exhibido una motilidad del esperma en un 30 % durante un período de 26 años
  • El deterioro correspondiente sugiere que algo en el medioambiente, y probablemente en nuestros hogares, ha causado esta disminución en la fertilidad, tanto en perros como en las personas
  • Al exponer las muestras de esperma a químicos ambientales, como el ftalato de dietilhexilo (DEHP) y el bifenilo policlorado 153 (PCB-153), se produjo una disminución en la motilidad del esperma e incrementó la fragmentación del ADN
  • En una investigación independiente, tanto la motilidad del esperma como la fragmentación del ADN fueron afectadas por la exposición a teléfonos celulares; el grupo que uso teléfono celular exhibió menor motilidad y mayor fragmentación del ADN

La fertilidad masculina ha disminuido durante al menos los últimos 40 años, y se ha observado una calidad del esperma 50 % menor en el mundo, entre 1938 y 2011. En la calidad del esperma de perros que viven en hogares humanos ha ocurrido un deterioro similar, ya que en un período de 26 años han presentado una motilidad del esperma 30 % menor.

El deterioro correspondiente sugiere que algo en el medioambiente, y probablemente en nuestros hogares, ha causado esta disminución en la fertilidad, tanto en perros como en personas.

En el estudio canino, los investigadores relacionaron ciertos químicos ambientales con los problemas de los espermatozoides y sugirieron que también podrían ser responsables de la disminución en la calidad del esperma en los seres humanos, una noción que es sustentada por un estudio reciente publicado en Scientific Reports.

Estos descubrimientos exponen la existencia de un factor probable que podría causar la disminución de la fertilidad, pero no es el único; existen otras razones por las que la fertilidad también continúa disminuyendo, es decir, debido a la influencia generalizada de los campos electromagnéticos (EMF, por sus siglas en inglés).

Los químicos ambientales se relacionaban con el deterioro en la fertilidad de los perros y humanos

Los investigadores de la Universidad de Nottingham utilizaron muestras de esperma de 11 hombres y 9 perros de la misma región de Reino Unido. Expusieron los espermatozoides a dosis de dos tipos de químicos ambientales, ftalato de dietilhexilo (DEHP) y bifenilo policlorado 153 (PCB-153), que actualmente se encuentran en el medioambiente.

El resultado fue una disminución en la motilidad del esperma y mayor fragmentación del ADN. La autora del estudio, Rebecca Sumner, bióloga del desarrollo en la Universidad de Nottingham, declaró en un comunicado de prensa:

"Sabemos que cuando la motilidad del esperma humano es deficiente, la fragmentación del ADN aumenta, y que la infertilidad masculina humana está relacionada con el incremento en los niveles de daño del ADN en el esperma.

Ahora, creemos que esto también puede pasar en los perros porque viven en el mismo entorno doméstico y están expuestos a los mismos contaminantes del hogar.

Esto significa que los perros podrían ser un modelo eficaz para las futuras investigaciones sobre los efectos de los contaminantes en el deterioro de la fertilidad, en particular porque los factores externos, como la alimentación, pueden controlarse más fácilmente que en los seres humanos".

Los investigadores consideran que los perros pueden actuar como "centinelas" para medir la disminución en la fertilidad masculina, y que los químicos fabricados por el hombre que se utilizan ampliamente en el hogar y entorno laboral son los posibles responsables. Incluso, un estudio previo detectó tales químicos en el esperma y algunos alimentos para perros.

Los ftalatos y PCB pueden influir en la fertilidad masculina

El DEHP es un químico industrial utilizado en plásticos de tipo vinilo para volverlos suaves y flexibles. El PVC sin plastificar es duro y quebradizo, por lo cual, para suavizarlo se le agrega el polímero DEHP. Podría estar expuesto al DEHP a través del aire, agua, alimentos, líquidos intravenosos o contacto de la piel con plásticos que lo contienen.

Los ftalatos y otros químicos disruptores endocrinos, como el bisfenol-A, son imitadores de estrógenos, y cuando los fetos masculinos están excesivamente expuestos en el útero, pueden alterar de forma permanente su sistema reproductivo, haciéndolos más femeninos que masculinos.

En el caso de los hombres adultos, cuantos más ftalatos tengan en su sistema, menor será su nivel de testosterona y recuento de espermatozoides.

Una vez que los PBC fueron pregonados por su capacidad para prevenir incendios eléctricos, se convirtieron en una de las sustancias químicas más tóxicas y ambientalmente persistentes jamás creadas. Los PCB también se han relacionado con la fertilidad, daño reproductivo y endocrino, junto con los efectos neurológicos, incluyendo problemas de aprendizaje y memoria.

Los productos químicos se utilizaron en muchos productos manufacturados, desde equipos eléctricos y plásticos hasta pisos y productos industriales, y aunque fueron prohibidos en 1979, aún permanecen en el medioambiente.

Otros químicos ambientales también se han relacionado con el deterioro de la fertilidad, incluyendo al etinilestradiol, un químico disruptor endocrino y hormona sexual sintética presente en las píldoras anticonceptivas.

Cuando los ratones macho fueron expuestos al químico, les produjo problemas en el desarrollo del tracto reproductivo, lo que disminuyó su conteo espermático. Si bien, los hombres no emplean píldoras anticonceptivas, están expuestos a través del agua contaminada y otras fuentes.

Los hombres también están expuestos a un sin número de químicos disruptores endocrinos en su vida cotidiana, gracias al uso perjudicial de químicos disruptores endocrinos en plásticos, productos para el cuidado personal y herbicidas como el glifosato.

Los EMF son un posible factor involucrado en el deterioro de la fertilidad

Los investigadores se han enfocado en los químicos ambientales como uno de los principales responsables de la disminución de la fertilidad, pero podría haber una causa aún más destructiva; es decir, los EMF. Al igual que los químicos ambientales, la exposición a los EMF está muy generalizada, y podría influir tanto en los humanos como en perros.

De hecho, considero que este podría ser el factor más importante en la disminución observada en el recuento de los espermatozoides. Martin Pall, Ph. D., descubrió un mecanismo de daño biológico previamente desconocido causado por las microondas emitidas por los teléfonos celulares y otras tecnologías inalámbricas a través de los canales de calcio voltaje dependientes (VGCC, por sus siglas en inglés) integrados en las membranas celulares.

Los VGCC se activan por medio de microondas, y cuando eso sucede, se liberan aproximadamente 1 millón de iones de calcio por segundo. Este exceso masivo de calcio intracelular estimula la liberación del óxido nítrico (NO) dentro de la célula y mitocondrias, que se combina con el superóxido para formar el peroxinitrito.

Los peroxinitritos no solo causan daño oxidativo, sino que también crean radicales libres de hidroxilo, que son los más destructivos conocidos por el hombre. Los radicales libres hidroxilos pueden dañar el ADN mitocondrial y nuclear, así como las membranas y proteínas, lo cual podría originar una disfunción mitocondrial.

Durante el debate de un panel de expertos en salud infantil de 2013 sobre exposición a los teléfonos celulares y wifi, se señaló que "la barrera testicular, que protege a los espermatozoides, es el tejido más sensible del cuerpo... Además del conteo y función del esperma, el ADN mitocondrial del esperma puede recibir un daño tres veces mayor al ser expuesto a la radiación emitida por los teléfonos celulares".

La exposición a la radiación de los teléfonos celulares puede deteriorar la calidad del esperma

Al escribir en Clinical and Experimental Reproductive Medicine, los investigadores señalaron que muchos estudios In vivo e In vitro revelaron que la exposición a los EMF podría alterar la función reproductiva, incluyendo la motilidad del esperma, con efectos que podrían variar según la frecuencia, duración de la exposición y fuerza de los EMF.

"En la sociedad actual, los seres humanos no pueden evitar exponerse a diversos tipos de EMF al realizar sus actividades domésticas y ocupacionales, pero deben ser conscientes del riesgo biológico de los mismos. El esfuerzo por evitar la exposición y técnicas para proteger o aliviar la radiación emitida por los EMF son necesarios para preservar nuestro potencial reproductivo", indicaron.

En un estudio independiente, los investigadores recolectaron muestras de esperma de 32 hombres y las dividieron en dos partes. Ambos grupos fueron colocados en un termostato durante cinco horas, pero uno tenía un teléfono celular en modo de espera/conversación colocado en el interior.

Tanto la motilidad del esperma como la fragmentación del ADN fueron afectadas por la exposición a teléfonos celulares, y el grupo del teléfono celular exhibió menor motilidad del esperma y mayor fragmentación del ADN. Los investigadores señalaron que:

"Es por eso que consideramos que los hombres que se preparan para la paternidad, así como las mujeres que desean concebir un hijo, en especial cuando existen problemas de fertilidad registrados, deben informarse sobre los diferentes riesgos, así como, probablemente, el impacto directo negativo de la radiación generada por los teléfonos móviles a largo plazo en la calidad del semen y desarrollo embrionario/fetal.

Tal vez una persona que pueda ser seleccionada para técnicas de reproducción asistida o incluso donantes de esperma deban evitar este factor durante algún tiempo, y también antes de la extracción del semen.

Además de los parámetros del semen, es probable que la radiación electromagnética de radiofrecuencia [RF-EMR] pueda tener un impacto negativo en la comunicación sexual, fertilidad y calidad de vida, al disminuir la función eréctil.

Los hombres con disfunción eréctil (ED) emplean sus teléfonos celulares por más tiempo que los que no manifiestan ED. "Los hombres que presentan ED llevan sus teléfonos celulares encendidos durante mucho más tiempo que los hombres que no exhiben ED".

Así mismo, una revisión sistemática y metaanálisis analizaron el impacto de la radiación electromagnética de bajo nivel (EMR, por sus siglas en inglés), el tipo emitido por los teléfonos celulares, en la calidad del esperma, tanto en el laboratorio como entre los pacientes varones en clínicas de fertilidad.

El análisis de 10 de estos estudios demostró que la exposición a EMR por medio de los teléfonos celulares puede disminuir en 8 % la motilidad y 9 % la viabilidad del esperma.

Recomendaciones para proteger la fertilidad

Proteger la fertilidad es complejo, pero involucra llevar un estilo de vida saludable mientras se minimizan las exposiciones tóxicas. Todo, desde los antidepresivos e inactividad hasta sus opciones alimenticias, pueden influir en su fertilidad.

Los tipos de alimentación que tienen alto contenido de azúcar y otros carbohidratos pueden ocasionar que los hombres (y mujeres) tengan cada vez mayor exceso de peso, lo que también podría rsultar en la disminución en el conteo de espermatozoides. Sin embargo, es extremadamente importante tratar de disminuir su exposición a los EMF al implementar las siguientes recomendaciones:

Conecte su computadora de escritorio al internet por medio de una conexión por cable y asegúrese de poner el escritorio en modo avión. También evite los teclados, trackballs, mouse, sistemas de juegos, impresoras y teléfonos de casa inalámbricos. Opte por las versiones con cable.

Si debe usar wifi, apáguelo cuando no esté en uso, sobre todo durante la noche cuando está durmiendo. Idealmente, es mejor instalar los cables necesarios en su casa para que pueda apagar el wifi en todo momento. Si tiene una computadora portátil sin puertos Ethernet, es fácil comprar un adaptador Ethernet USB que le permitirá conectarse a internet sin una conexión inalámbrica.

Apague la corriente eléctrica hacia su habitación durante la noche. Por lo general, esto funciona para reducir los campos eléctricos de los cables de la pared, a menos que haya una habitación adyacente al lado de su dormitorio. Si ese es el caso, necesitará usar un medidor para determinar si también necesita apagar la energía en la habitación de al lado.

Use un reloj con baterías, lo ideal es que sea uno sin luz. Utilizo un reloj parlante en el que solo presiono un botón para saber la hora y no veo luz durante la noche.

Si aún usa horno de microondas, considere reemplazarlo por un horno de convección de vapor, que calentará sus alimentos con la misma rapidez y mucha más seguridad. Después de los quemadores de inducción, quizás los hornos de microondas sean los mayores contaminantes emisores de EMF en el hogar.

Evite el uso de electrodomésticos y termostatos "inteligentes" que dependen de la señalización inalámbrica. Esto incluiría todas las nuevas pantallas "inteligentes". Se les denomina inteligentes porque emiten una señal de wifi y, a diferencia de las computadoras, no puede apagar la señal de wifi. Considere utilizar un monitor de computadora de gran tamaño como televisión, ya que no emiten wifi.

Evite utilizar medidores inteligentes tanto como le sea posible o incorpore un escudo a su medidor inteligente existente, algunos de ellos han demostrado reducir en un 98 a 99 % la radiación.

Considere mover la cama de su bebé a su habitación en lugar de usar un monitor para bebés, o use un monitor alámbrico. En cualquier caso, evite cualquier monitor para bebé que sea inalámbrico. Hay algunas opciones disponibles con cables.

Reemplace los focos CFL por focos incandescentes. Lo ideal es que elimine todas las luces fluorescentes de su casa. No solo emiten luz poco saludable, sino que, lo más importante es que en realidad, transfieren la corriente a su cuerpo con solo estar cerca de ellos.

Evite llevar su celular consigo en el cuerpo a menos que se encuentre en modo avión y nunca duerma con él en su habitación a menos que esté en modo avión (y en especial, no debe colocarlo debajo de su almohada). Incluso en modo avión, puede emitir señales, por eso coloco mi teléfono en una bolsa de Faraday.

Cuando use su celular, utilice el altavoz y sostenga el teléfono por lo menos a 3 pies de distancia de usted. Intente disminuir drásticamente el tiempo que usa su celular. Es posible que utilice mi celular menos de 30 minutos al mes, principalmente cuando viajo. En su lugar, use los teléfonos de software VoIP que puede usar mientras está conectado a Internet a través de una conexión por cable.

En cuanto a disminuir la exposición a los ftalatos tóxicos y otros químicos disruptores endocrinos que pueden disminuir la calidad del esperma, puede hacerlo a través de las siguientes recomendaciones:

Evite los contenedores de plástico y el plástico para envolver. En cambio, guarde sus alimentos y bebidas en contenedores de vidrio.

Evite darles a sus hijos juguetes de plástico. Mejor deles juguetes hechos de sustancias naturales, como de madera o materiales orgánicos.

Lea las etiquetas de sus cosméticos con el fin de evitar sus ftalatos.

Evite los productos etiquetados con "fragancias", ya que esta expresión podría incluir ftalatos ocultos que por lo general son utilizados para estabilizar el aroma y alargar la vida del producto. Evite los aromatizantes.

Utilice productos para el cuidado personal que vengan en frascos de vidrio.

Cuando busque loncheras, mochilas o contenedores, busque los que sean libres de PVC.

No meta los contenedores de plástico al microondas, o cualquier otro plástico.

Sacuda las ventanas, paredes, piso y muebles ya que podrían contener ftalatos debido a que las sustancias químicas se pegan al polvo del piso y los niños podrían ingerirlas.

Pregunte al farmacólogo si las pastillas que le recetaron están cubiertas para controlar están cubiertas para controlar cuándo se disuelven, ya que la envoltura de las pastillas podrían contener ftalatos.

Coma alimentos principalmente frescos, crudos y enteros. Los alimentos que vienen en paquetes de plástico pueden contener ftalatos.

Compre productos que vengan en frascos de vidrio en lugar de plástico o latas, y utilice mamilas de vidrio en lugar de plástico. Amamante, si le es posible durante el primer año, de esta manera podrá evitar los chupones y mamilas de plástico.

Saque sus frutas y vegetales de la bolsa de plástico, justo después de haberlas comprado y lávelas antes de guardarlas.

Los recibos de las compras son impresos con calor y a menudo contienen BPA. Trate de no tocar estos recibos y pídale que cambie a recibos libres de BPA.

Utilice productos naturales para la limpieza de su hogar, o haga los suyos.

Reemplace los productos de higiene femenina con alternativas más seguras.

Evite los suavizantes de ropa, toallitas para secadora; haga sus propios productos para reducir la electricidad estática.

Analice el agua de su llave para asegurar que no tenga contaminantes y fíltrela en caso de ser necesario.

Enséñeles a sus hijos a no tomar agua de la manguera del jardín, ya que son hechas con plastificantes como ftalatos.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario