La exposición a los ftalatos amenaza la supervivencia humana

infertilidad masculina

Historia en Breve -

  • El recuento total de espermatozoides en Norteamérica, Europa, Australia y Nueva Zelanda disminuyó casi un 60 % entre 1973 y 2013, y ninguna evidencia sugiere que esta tendencia a la baja se esté estabilizando
  • Las reducciones en la producción de espermatozoides representan una advertencia de que la salud de los hombres está en grave peligro, ya que la mala calidad del semen se ha relacionado con un mayor riesgo de diabetes, cardiopatía, cáncer y muerte prematura
  • Junto con los espermatozoides, los niveles de testosterona en los hombres también han disminuido en las últimas décadas y la exposición a sustancias químicas que afectan el sistema endocrino en el útero y otros órganos parece ser un factor determinante
  • Los estrógenos ambientales, como los ftalatos, tienen efectos generacionales, por lo que los hombres se vuelven cada vez más estériles con cada generación que pasa
  • Los estudios también han relacionado la exposición a los ftalatos durante las primeras etapas de la infancia con la pubertad tardía en las niñas, de forma paralela, otras investigaciones advierten que los ftalatos en los productos de maquillaje y para el cuidado personal pueden desencadenar la menopausia prematura

Por el Dr. Mercola

La infertilidad se ha vuelto cada vez más generalizada en las últimas décadas. En el artículo titulado "Sperm Count Zero" (Cuando el recuento de espermatozoides llega a cero),1 la revista GQ analiza esta inquietante cuestión y señala que la situación se ha vuelto tan grave que "quizás estemos a una generación de perder por completo la capacidad de reproducirnos".

El artículo destaca una investigación2,3 publicada el año pasado, donde se encontró que el recuento total de espermatozoides en Norteamérica, Europa, Australia y Nueva Zelanda disminuyó casi un 60 % entre 1973 y 2013.

(Los hombres en Sudamérica, Asia y África no experimentaron una disminución notable, aunque esta discrepancia podría deberse a que las muestra obtenidas en esos países eran más pequeñas).

El trabajo investigativo en cuestión fue un metaanálisis de 185 estudios y fue el más grande de su tipo. En pocas palabras, los hombres en diversas partes del mundo producen menos semen en general, y el semen que producen contiene menos espermatozoides.

Por si fuera poco, los investigadores no encontraron evidencia que sugiriera que esta tendencia a la baja se esté estabilizando. Tal y como lo señaló la revista GQ:

"El recuento disminuyó de 99 millones de espermatozoides por mililitro de semen en 1973 a 47 millones por mililitro en 2011, y la disminución se ha acelerado. ¿podríamos llegar a cero en 40 años o menos?

Además de las implicaciones que esto tiene para la especie humana en general, la reducción en la producción de esperma representa una advertencia de que la salud de los hombres está en grave peligro. Esto se debe a que la mala calidad del semen se ha relacionado con otros problemas de salud, como un riesgo de diabetes, cardiopatía, cáncer y muerte prematura.

Asimismo, los investigadores advierten que los hombres cada vez son menos viriles en general.

Los hombres están perdiendo su virilidad

Junto con los espermatozoides, los niveles de testosterona en los hombres también han disminuido en las últimas décadas, y la exposición a los productos químicos que alteran el sistema endocrino en el útero y otros órganos parece ser un factor determinante.4 De acuerdo con los informes de la revista GQ:5

"Uno de los marcadores más significativos del sexo de un organismo es algo denominado distancia anogenital (DAG): la medida entre el ano y los genitales. Por lo general, la DAG masculina es el doble de la longitud de la femenina, una diferencia mucho más drástica que la altura, el peso o la musculatura.

Los bajos niveles de testosterona hacen que la DAG sea más corta, y una medida inferior a la media se correlaciona con un hombre 7 veces más propenso a ser infértil y le da una mayor probabilidad de tener criptorquidia, tumores testiculares y un pene de menor tamaño.6,7

"Lo que se está viendo en diversos sistemas, otras vías de desarrollo, es que las diferencias sexuales se están reduciendo", me explicó Shanna H. Swan [una de las autoras principales y epidemióloga en salud reproductiva de Mount Sinai.] Los hombres están produciendo menos esperma y están perdiendo su virilidad".

Los productos químicos que alteran el sistema endocrino causan estragos en el género masculino

La revista GQ también entrevistó a Niels E. Skakkebæk, de 82 años, un endocrinólogo pediátrico que ejerce en el hospital Rigshospitalet de Copenhague, Dinamarca.

En Dinamarca, 1 de cada 5 hombres no puede tener hijos, y Skakkebæk ha estado investigando la creciente tendencia de infertilidad del país desde la década de 1970, cuando descubrió que ciertos pacientes varones estériles tenían una anormalidad idéntica pero curiosa que nunca había visto.

"Lo que descubrió fue una nueva forma de células precursoras del cáncer testicular, una enfermedad que en el pasado era rara y cuya incidencia se duplicó", escribió la revista GQ.

"Además, estas células precursoras comenzaron a desarrollarse incluso antes de que el paciente naciera". Dicho de otra forma, Skakkebæk descubrió que, en realidad, el cáncer testicular se origina en el útero.

Además, sospechaba que, si los testículos no se desarrollaban adecuadamente, también era muy probable que algo más no se pudiera desarrollar. Con el tiempo a Skakkebæk se le ocurrió el nombre de "síndrome de disgenesia testicular" para describir a un conjunto de problemas reproductivos que parecen originarse en el desarrollo fetal. Estos incluyen:

  • Hipospadias (un defecto congénito en el cual la abertura de la uretra está en la parte inferior del pene en lugar de en el extremo)
  • Criptorquidia (testículos no descendidos)
  • Oligospermia (bajo recuento de espermatozoides) y mala calidad del semen
  • Cancer testicular

¿Qué factor provoca estos problemas? Los productos químicos llamados disruptores sexuales y endocrinos.

La revolución química le impuso miles de sustancias químicas a la población, y ahora se está descubriendo que muchas de ellas tienen un impacto significativo en la salud. Unos de los más perjudiciales son los químicos plastificantes, como los ftalatos,8 que hacen que el plástico sea suave y flexible.

Los ftalatos y otros químicos que alteran el sistema endocrino como el bisfenol-A, emulan al estrógeno, y cuando los fetos masculinos están expuestos de manera excesiva al mismo mientras están en el útero, alteran permanentemente su sistema reproductivo, lo que los hace menos viriles y más femeninos.

En los adultos, cuantos más ftalatos tenga un hombre en su sistema, menor será su nivel de testosterona, y por ende menor será su recuento de espermatozoides. Otra investigación reciente9 también ha confirmado que los estrógenos ambientales tienen efectos generacionales, por lo cual los hombres se vuelven cada vez más estériles con cada generación que pasa.

Otros factores del estilo de vida que afectan la fertilidad en los hombres

Otros factores ambientales y del estilo de vida que afectan la fertilidad masculina son:

  • Otras exposiciones tóxicas como PFOA, NPE, hormonas de crecimiento bovino (que en ocasiones se les administran a las vacas para aumentar la producción de leche), glutamato monosódico, fluoruro y pesticidas como metoxicolol y vinclozina
  • Medicamentos como estatinas y antidepresivos ISRS10
  • Una mala alimentación y deficiencias vitamínicas comunes, incluida la deficiencia de vitamina D.
  • Exposiciones a los campos electromagnéticos (EMF, por sus siglas en inglés)
  • Obesidad y/o inactividad

Para obtener una lista de estrategias que pueden ayudar a tratar la infertilidad y aumentar la fertilidad de forma natural, consulte mi artículo "El incremento en la infertilidad masculina podría amenazar la supervivencia de la humanidad".

Fuentes comunes de ftalatos

Existen aproximadamente 12 tipos de ftalatos, que pueden ingresar a su cuerpo ya sea por consumo, inhalación o a través de su piel.11,12 Varios estudios han relacionado la exposición inhalada a los ftalatos con el asma y las reacciones alérgicas respiratorias.13,14

Un estudio de la Universidad de Columbia fue el primero en demostrar una relación entre el asma infantil y la exposición prenatal a los ftalatos. Los niños cuyas madres estuvieron expuestas durante su embarazo a niveles más altos de butilbencilftalato y ftalato de dibutilo tuvieron un riesgo 70 % mayor de desarrollar asma entre los 5 y 11 años.15

Además de otros objetos, los ftalatos de diversos tipos se encuentran en:

Juguetes

Empaques de comida rápida

Mangueras de plástico y tubos médicos

Impermeables y otros artículos de caucho

Cortinas de ducha

Pisos de vinilo y revestimientos de paredes

Lubricantes y adhesivos

Detergentes

Productos de belleza como maquillaje, esmalte de uñas, fijador para el cabello y champú

Aunque la mayoría de los ftalatos tienen una vida media de 24 a 48 horas y se excretan en 96 horas, los estudios han detectado una carga tóxica de ftalatos en la orina, sangre y leche materna, gracias a la constante exposición (probablemente diaria).

Puesto que los productos químicos son liposolubles, se almacenan en las células de grasa y, cuando se liberan, contribuyen al nivel de ftalatos que se encuentran en la orina.16

Los ftalatos son particularmente frecuentes en los productos para el cuidado personal, por lo que las mujeres suelen tener niveles más altos en su sistema en comparación con los hombres.

De igual forma, los niveles más altos son evidentes en las personas que consumen comida rápida con regularidad ya que este tipo de comida se empaqueta en envoltorios de plástico o antiadherentes.17

Otra investigación ha relacionado los ftalatos con los problemas reproductivos en hombres y mujeres

Las glándulas de su sistema endocrino y las hormonas que liberan influyen en casi todas las células, órganos y funciones de su cuerpo, por lo que los disruptores endocrinos como los ftalatos pueden tener graves consecuencias.

Su sistema endocrino es fundamental en la regulación del estado de ánimo, crecimiento y desarrollo, función tisular y metabolismo, así como la función sexual y los procesos reproductivos.18

En un estudio dirigido por el científico de salud ambiental Richard Pilsner, Ph.D., de la Universidad de Massachusetts, los investigadores determinaron que la exposición de un padre a los ftalatos antes de la concepción provocó una disminución pronunciada en la calidad del blastocisto.19

Una vez que se logra la fertilización del óvulo, el cigoto comienza a dividirse o fraccionarse.20 Esto pasa en repetidas ocasiones durante los primeros 3 a 5 días de la concepción. En este punto, el embrión se convierte en una bola hueca de células llamada blastocito. En esta etapa es cuando se intenta la fertilización in vitro.

El estudio evaluó óvulos inmaduros de 50 parejas sometidas a fertilización in vitro. En el estudio se registraron 761 ovocitos (óvulos inmaduros), de los cuales solo 184 se desarrollaron lo suficientemente bien como para ser transferidos a la posible madre.

Los investigadores encontraron una relación inversa entre los hombres que tenían altos niveles de ftalatos en la orina y el desarrollo de blastocistos de alta calidad.21

Los estudios también han relacionado la exposición a los ftalatos durante las primeras etapas de la infancia con la pubertad tardía en las niñas,22 mientras que otras investigaciones23 advierten que los ftalatos en los productos de maquillaje y para el cuidado personal pueden desencadenar la menopausia prematura, lo que acorta la edad reproductiva en ambos sexos.

Las mujeres con los niveles más altos de ftalatos en la orina comenzaron la menopausia 2.3 años antes en comparación con las mujeres cuyos niveles eran más bajos. Sin embargo, algunas pueden entrar en la menopausia hasta 15 años antes.

Esto puede tener graves consecuencias para la fertilidad de una mujer, sobre todo porque cada vez más mujeres esperan tener hijos hasta mediados y finales de los 30 o incluso después.

Otros efectos de salud relacionados a la exposición a los ftalatos

Los científicos también han relacionado la exposición a los ftalatos con lo siguiente24,25,26,27

Trastorno por déficit de atención

Cáncer de mama

Obesidad

Diabetes tipo 2

Menor coeficiente intelectual

Trastorno del espectro autista

Problemas con el desarrollo neurológico

Problemas conductuales

Desequilibrio en la hormona de crecimiento28

Cáncer de hígado

Función tiroidea alterada29

Aborto

Los ftalatos afectan a la fauna

Los ftalatos también están afectando la capacidad reproductiva de la vida silvestre, ya que se han encontrado en animales como osos polares, ciervos, ballenas y delfines mulares o de nariz de botella.

Un informe de ChemTRUST30 realizado en 2008, centró su atención en los efectos nocivos de diversos disruptores endocrinos en la vida silvestre, lo cual también es relevante para los seres humanos ya que todos los vertebrados tienen receptores de hormonas sexuales similares.

El trabajo investigativo enumera los síntomas encontrados en cada una de las diversas especies evaluadas, que incluyen cáncer testicular, hermafroditas, deformaciones genitales, bajo recuento de espermatozoides e infertilidad.

Le reitero, estos efectos adversos son causados por la capacidad de los ftalatos para reducir la síntesis de testosterona al interferir con una enzima necesaria para producir la hormona masculina.

Otros cambios en las especies silvestres causados por las sustancias químicas que alteran el sistema endocrino son:31

Disminución de la población de focas del Báltico

Adelgazamiento de las cáscaras de los huevos de aves rapaces

Disminución de la población de lagartos en un lago contaminado

Reducción de la población de ranas

Aparición de órganos sexuales masculinos en animales marinos que son hembras como buccinos y caracoles

Efectos negativos en la reproducción y el desarrollo de los peces

Hace poco, los investigadores encontraron que el 71 % de los delfines nariz de botella en Sarasota Bay, Florida, exhiben metabolitos de ftalato en su orina.32 Tal y como lo señalaron los autores:33

"Por primera vez, se han detectado metabolitos de ftalato en la orina de los delfines silvestres nariz de botella. Los compuestos de donde se origina el ftalato son aditivos comunes para los plásticos y otros productos...

Debido a que los delfines son indicadores sensibles a su entorno, la detección de la exposición a los ftalatos en ellos sugiere cierto nivel de contaminación ambiental. Se necesitan llevar a cabo más investigaciones al respecto para determinar la fuente de su exposición..."

Los tratamientos de fertilidad pronto podrían convertirse en algo habitual

La revista GQ concluye su artículo con la terrible predicción de que la maternidad pronto se convertirá en un privilegio exclusivo de quienes tienen los medios económicos para someterse a tratamientos de fertilidad y la posibilidad de avances tecnológicos que eliminen por completo la necesidad del esperma.

Esto marcará el inicio de una nueva era donde las mujeres pueden encargarse por completo de la procreación de la especie:34

"Es cierto que los tratamientos de fertilidad ya les han otorgado a diversos hombres cuyos recuentos de espermatozoides eran extremadamente bajos la posibilidad de convertirse en padres. De hecho, al observar sus casos, podemos vislumbrar cómo podría verse nuestro futuro con este fenómeno.

Sabemos que concebir será difícil y costoso, tan costoso que tener hijos ya no es una opción viable para todas las parejas. Es poco probable que un futuro donde se dependa del tratamiento de fertilidad genere una tasa de natalidad similar a la actual...

Mientras nos cernemos en algún punto superior al “recuento en cero”, y contemos con asistencia de la medicina moderna, tendremos esperanza. Los hombres seguirán siendo esenciales para la supervivencia de la especie. Sin embargo, el problema con la innovación es que nunca se detiene.

Una nueva tecnología conocida como gametogénesis in vitro (IVG, por sus siglas en inglés), está demostrando ser un tratamiento promisorio para convertir las células madre embrionarias en esperma.

En 2016, algunos científicos de Japón engendraron ratones al fertilizar óvulos normales de ratones con espermatozoides creados a través de IVG. Las células madre en cuestión fueron tomadas de ratones hembra y no hubo necesidad de contar con un macho".

Proteja la salud reproductiva de su familia al reducir su exposición a los ftalatos

Si tenemos en cuenta los efectos generacionales de los ftalatos y otros productos químicos que alteran el sistema endocrino, sería recomendable adoptar medidas proactivas con el fin de limitar su exposición, y esto aplica tanto para hombres como para mujeres. Asimismo, esto resulta de suma importancia para las generaciones más jóvenes.

Aunque es casi imposible mantenerse alejado de todas las fuentes, puede minimizar su exposición al tener en cuenta algunos principios básicos.

Evite los contenedores de plástico y el plástico para envolver. En cambio, guarde sus alimentos y bebidas en contenedores de vidrio.

Evite darles a sus hijos juguetes de plástico. Mejor deles juguetes hechos de sustancias naturales, como de madera o materiales orgánicos.

Lea las etiquetas de sus cosméticos con el fin de evitar sus ftalatos.

Evite los productos etiquetados con “fragancias” ya que esta expresión podría incluir ftalatos ocultos que por lo general son utilizados para estabilizar el aroma y alargar la vida del producto. Evite los aromatizantes.

Utilice productos para el cuidado personal que vengan en frascos de vidrio.

Cuando busque loncheras, mochilas o contenedores, busque los que sean libres de PVC.

No meta los contenedores de plástico al microondas, o cualquier otro plástico.

Sacuda las ventanas, paredes, piso y muebles ya que podrían contener ftalatos debido a que las sustancias químicas se pegan al polvo del piso y los niños podrían ingerirlas.

Pregúntele al farmacólogo si las pastillas que le recetaron están cubiertas para controlar cuando se disuelven, ya que la envoltura de las pastillas podría contener ftalatos.

Coma alimentos principalmente frescos, crudos y enteros. Los alimentos que vienen en paquetes de plástico pueden contener ftalatos.

Compre productos que vengan en frascos de vidrio en lugar de plástico o latas y utilice mamilas de vidrio en lugar de platico. Amamante si le es posible durante el primer año de esta manera podrá evitar el plástico el chupón y mamilas.

Saque sus frutas y vegetales de la bolsa de plástico, justo después de haberlas comprado y lávelas antes de guardarlas.

Los recibos de las compras son impresos con calor y a menudo contienen BPA. Trate de no tocar estos recibos y pídale a que cambie a recibos libres de BPA.

Utilice productos naturales para la limpieza de su hogar, o haga los suyos.

Reemplace los productos de higiene femenina con alternativas más seguras.

Evite los suavizantes de ropa, toallitas para secadora; haga sus propios productos para reducir la electricidad estática.

Analice el agua de su llave para asegurar que no tenga contaminante y fíltrela en caso de ser necesario.

Enséñeles a sus hijos a no tomar agua de la manguera del jardín, ya que son hechas con plastificantes como ftalatos.