Obtenga 36% de descuento en un suministro para 90 dias de Vitaminas d3 and K2 Obtenga 36% de descuento en un suministro para 90 dias de Vitaminas d3 and K2

PUBLICIDAD

La dieta cetogénica y sus efectos fisiológicos en el cuerpo humano

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

Historia en Breve -

  • La insulina es clave para la salud y prevención de enfermedades, de igual manera controlar el consumo de carbohidratos es la manera más efectiva de controlar sus niveles de insulina y optimizar su sensibilidad
  • Se estima que el 80 % de las personas en los Estados Unidos son resistentes a la insulina, aunque sus niveles de glucosa son normales y, por lo tanto, no se diagnostican, lo que los pone en mayor riesgo de desarrollar enfermedades crónicas
  • Una dieta cetogénica baja en carbohidratos puede abordar el aspecto endocrino de la salud metabólica, al disminuir efectivamente los niveles de insulina y, a medida que disminuya su insulina disminuye, aumentara su tasa metabólica
  • El objetivo de la rapamicina en mamíferos (mTOR) es controlar la autofagia; así mismo, esta desempeña un rol importante en el proceso de envejecimiento y cáncer Si bien, las proteínas activan principalmente la vía mTOR y, por lo tanto, deben restringirse a solo lo que requiere el cuerpo, la insulina, que aumenta con el azúcar y carbohidratos refinados, puede activar la vía mTOR en un grado mucho mayor que las proteínas
  • Aparte de la dieta cetogénica, el ayuno intermitente (en el cual no debe alimentarse durante 16 a 18 horas al día; y 12 horas sería el mínimo absoluto), es otra forma efectiva de recuperar la sensibilidad a la insulina y controlar la vía mTOR

En esta entrevista, Benjamin Bikman, Ph. D., científico de la obesidad y diabetes, así como profesor asociado de fisiología y biología del desarrollo en la Universidad de Brigham Young (BYU, por sus siglas en inglés), en Utah, revela cómo puede influir la dieta cetogénica en la fisiología y apoyar la salud óptima.

"Desde el principio, mi principal interés fue saber cómo el cuerpo se adaptaba a la obesidad", indicó. "Esa fue mi tesis de maestría. Mi maestría se trató de la ciencia del ejercicio en BYU... Terminé cursando un Ph. D. en bioenergética en la Universidad de East Carolina, bajo la dirección de este maravilloso científico llamado Lynis Dohm, Ph. D.

Su enfoque era observar cómo los lípidos causaban resistencia a la insulina. Eso me produjo interés, porque pensé que empezaba a explicar por qué y cómo el cuerpo se volvía resistente a la insulina mientras padecía obesidad... La resistencia a la insulina representa esa conexión.

Mientras cursaba mi Ph. D., observamos la inflamación en personas que perdían peso después de los procedimientos de bypass gástrico, y cómo aliviar la inflamación parecía ser un elemento de las mejoras en la sensibilidad a la insulina que las personas observaban después del bypass.

Seguí estudiando el tema con una beca postdoctoral en la Universidad Nacional Duke de Singapur. Donde aplicaban este enfoque en los trastornos cardio metabólicos. Percibí la inflamación como un mediador particular...

Luego, en 2011, mi alma mater, BYU, acudió a mí. Querían realizar más investigación sobre la diabetes y mi trabajo cumplía con sus requisitos... Básicamente, eso me llevó al punto donde me encuentro ahora...

De acuerdo con mi investigación, si realmente tuviera la convicción de que la insulina es la clave no solo para la diabetes sino para casi todas las enfermedades crónicas, ¿cuál sería la mejor manera de controlar la insulina? Fue entonces cuando insistí en solo observar los datos clínicos publicados en seres humanos, no en roedores, ni células, ni epidemiología, únicamente los datos clínicos.

La alimentación baja en carbohidratos fue una forma muy efectiva de hacerlo. Entonces, eso me produjo el interés en hacer preguntas sobre las cetonas, lo cual hace mi laboratorio... cómo las cetonas son reguladas por la insulina".

La convicción de Bikman de que la insulina es la clave para la salud y prevención de enfermedades, y que controlar los carbohidratos es la forma más efectiva de controlar la insulina, lo llevó a comenzar a practicar sus conocimientos. Hace alrededor de ocho años, llevó una alimentación baja en carbohidratos. "Efectivamente, durante la mediana edad, me ayudó a mantenerme saludable", indica.

Los niveles altos de insulina son un promotor clave de enfermedades

Tanto la resistencia a la insulina como la hiperinsulinemia pueden promover el hígado graso y altos niveles de glucosa en la sangre, a su vez ambos pueden fomentar la arterioesclerosis. La presión arterial alta es otro efecto secundario de la resistencia a la insulina que puede producir arterioesclerosis al ejercer presión en sus arterias.

Los efectos de la resistencia a la insulina se encuentran entre las causas principales de la mayoría de las enfermedades degenerativas crónicas, si no es que de todas. La diabetes, enfermedades cardiacas, cáncer y Alzheimer son solo algunas de las más obvias. Así que lo lógico sería abordar la resistencia a la insulina es un componente fundamental de una atención médica eficaz. Bikman indica que:

“Cuando les enseño esto a mis alumnos... expongo a la resistencia a la insulina como el factor principal. A su alrededor, se encuentran todas estas enfermedades crónicas.

Es lo que llamo la 'rueda de la desgracia'. En realidad, los tipos de cáncer, como el de próstata y mama más comunes, casi siempre... expresarán ampliamente, entre seis o siete veces, el número de receptores de insulina. Por lo tanto, la insulina promueve el desarrollo tumoral.

En el caso de la demencia, el vínculo entre la resistencia a la insulina y enfermedad de Alzheimer es tan cercano que las personas la consideran diabetes tipo 3. Con la sarcopenia, sabemos que, si un músculo se vuelve resistente a la insulina, de hecho, disminuye la capacidad de la insulina para promover la producción anabólica de proteínas dentro del músculo...

Tenemos que lograr que nuestros médicos empiecen a apreciar... la utilidad [de] medir la insulina, porque nuestro enfoque de medición de glucosa no puede lograr el objetivo. A medida que alguien se vuelve resistente a la insulina, sus niveles aumentan, pero es suficiente con mantener bajo control sus niveles de glucosa.

Y debido a que siempre analizamos a la glucosa, no detectamos la enfermedad hasta que las personas se vuelven tan resistentes a la insulina que ninguna cantidad de su propia insulina es suficiente para mantener la glucosa bajo control.

Entonces, los niveles de glucosa empiezan a aumentar, o quizás en 10 años, y ahí es cuando detectamos el problema. Nos enfocamos en el indicador equivocado".

Cómo la dieta cetogénica mejora la sensibilidad a la insulina

Por lo tanto, la pregunta es, ¿cómo debemos abordar la resistencia a la insulina? Como revela la investigación de Bikman, la dieta cetogénica es parte esencial de la "cura" para tratar este padecimiento.

"Para mí, el beneficio de llevar una dieta cetogénica baja en carbohidratos es que aborda el aspecto endocrino de la salud metabólica", indicó Bikman. "Durante mucho tiempo... el mensaje se centró totalmente en el número de calorías.

La idea es que, si simplemente una persona empieza a promover una deficiencia calórica, perderá peso, y el problema estará resuelto... Pero, sabemos que puede ocasionar consecuencias a largo plazo... Podría haber un daño metabólico permanente...

Sin embargo, el poder de la alimentación baja en carbohidratos es que puede abordar el componente endocrino. A pesar de que reconozco las leyes de la termodinámica, aunque el número de calorías es importante... no podemos ignorar la relevancia de las hormonas, especialmente la insulina".

Como lo explicó Bikman, es importante comprender que la insulina es la que le indica al cuerpo que hacer con la energía que tiene, consume y almacena. "La insulina es la encargada de regular y controlar lo que el cuerpo hace con la energía que tiene disponible", señala.

Es importante destacar que la investigación demuestra que la tasa metabólica puede incrementarse conforme disminuye la insulina. "Para mí, ese es el poder de la alimentación baja en carbohidratos. Si controla la insulina, puede comenzar a abordar todas esas enfermedades crónicas", indica Bikman.

La importancia de consumir altos y bajos niveles de carbohidratos de forma cíclica

Sin embargo, por cada beneficio, también existen inconvenientes cuando continua implementándose una cetosis nutricional crónica. Con base en la evidencia, estoy convencido de que se necesita iniciar o pausar la cetosis nutricional cíclica o pulsos. Bikman, quien por lo general está de acuerdo con esta idea, explica:

"Como científico, me gustaría que hubiera estudios a más largo plazo para poder concluir por completo si puede o no hacerlo a largo plazo". Lo que sí puedo decir, con cierta especulación, es que... evadir los carbohidratos por un período prolongado podría producir una intolerancia relativa a la glucosa.

En este momento, no puedo decir que causa resistencia a la insulina. Algunas personas indican que [la alimentación] baja en carbohidratos puede causar resistencia fisiológica a la insulina... Para mí, una alimentación baja en carbohidratos puede crear intolerancia a los carbohidratos. Eso refleja un cambio general y muy sustancial en el uso de la energía.

Cuando los niveles de insulina son bajos significa que el cuerpo está en modo de quemar grasas. Ese es el combustible bioenergético absoluto. Si los niveles de insulina son bajos, significa que se alimenta con grasas. Eso podría crear un cambio en el que el cuerpo evite alimentarse con carbohidratos.

Ese es el momento en el que una persona adopta una alimentación baja en carbohidratos, y luego consumirá una carga de carbohidratos y dirá, 'increíble, mis niveles de glucosa; es como si hubiera desarrollado diabetes'. Pero, no es lo mismo. Se vuelven intolerantes a la glucosa.

Si una persona quiere evitarlo por la razón que sea, entonces es probable que [la cetosis] cíclica sea la opción adecuada. Deben incrementarse los niveles de glucosa de vez en cuando, tal vez cada semana, lo que sea mejor para la persona... La idea [es] que consuma carbohidratos con frecuencia para poder mantener esa tolerancia a los carbohidratos..."

La insulina también puede suprimir la capacidad del hígado para producir glucosa. Puede alterar la gluconeogénesis. Esto significa que, si sus niveles de insulina son demasiado bajos durante demasiado tiempo, sus niveles de glucosa podrían comenzar a incrementarse.

Si bien, esto no ocurre con todas las personas, podría suceder, como pasó en mi caso. Implementar la cetosis de manera cíclica, también le ayudará a evitar este efecto secundario paradójico. Bikman señala que:

"Lo he escuchado en muchas personas. Considero que debemos tomarlo en serio. Sin embargo, los niveles de [la hormona] glucagón comienza a incrementarse. El principal efecto de la insulina es tomar la glucosa de la sangre (o cualquier combustible) y suministrarlo en las células. El glucagón hace lo contrario. Intenta movilizar el combustible de los tejidos y suministrarlo en la sangre.

Una de las principales acciones del glucagón es estimular la descomposición del glucógeno almacenado para promover la producción de glucosa en el hígado.

En ese caso, los niveles de insulina han disminuido demasiado, por lo tanto, teóricamente los niveles de glucagón podrían incrementarse demasiado, y eso podría aumentar demasiado los niveles de glucosa... Quizás refleje un poco la intolerancia que mencioné antes...

Con respecto al contexto de que los bajos niveles de carbohidratos [pueden ocasionar que] la glucosa aumente con el tiempo, podría deberse a la falta de insulina y, por lo tanto, a la falta de restricción en la producción de glucagón en el páncreas. El páncreas produce demasiada cantidad de glucagón. Eso podría impulsar el incremento en los niveles de glucosa".

La relación entre las bacterias intestinales y la salud del hígado

Además, Bikman resume cómo una alimentación rica en fibra puede ayudar a combatir la enfermedad del hígado graso, lo cual puede lograrse al influir en el microbioma intestinal.

"Si bien, el cuerpo humano no obtiene ningún beneficio energético de la fibra, las bacterias sí. Las bacterias son capaces de utilizar la fibra como combustible. Uno de sus productos son los ácidos grasos de cadena corta, [como] el butirato.

Lo interesante es que conforme la fibra es digerida por las bacterias para crear butirato, esa grasa de cadena corta puede ser absorbida por el cuerpo... [y] entrar directamente en la vena porta desde el intestino hasta el hígado...

Los ácidos grasos de cadena corta estimulan tanto el proceso de biogenesis... que realmente combate la enfermedad del hígado graso. Aquí hay una pequeña y chistosa paradoja sobre el hecho de que se utilicen grasas para combatir las grasas que se almacenan en el hígado, en el caso de la enfermedad del hígado graso.

Sin embargo, esa es una pequeña e inusual conexión entre las bacterias intestinales y salud hepática".

El ácido butírico (butirato, un ácido graso de cadena corta producido por las bacterias intestinales) es muy similar al hidroxibutirato de cetonas, producido por el hígado durante la conversión de las grasas en energía.

La principal diferencia entre los dos es que el hidroxibutirato no es tan fácil de absorber. La mayor parte es utilizada por los colonocitos (células epiteliales del colon). En otras palabras, el hidroxibutirato se emplea como combustible intestinal, mientras que el butirato beneficia al hígado.

El objetivo mecánico de la rapamicina: un factor desencadenante de mala salud

El objetivo de la rapamicina en mamíferos (vmTOR), también conocido como el objetivo mecánico de la rapamicina, es una vía increíblemente importante, ya que controla la autofagia, un proceso natural de limpieza del cuerpo en el cual se eliminan las células viejas y dañadas , que son reemplazadas por nuevas y sanas. Como tal, también desempeña un rol importante en el envejecimiento y cáncer.

En resumen, para reducir el envejecimiento y riesgo de cáncer, debe inhibirse la vía mTOR, ya que puede desencadenar el proceso de autofagia. Cuando se activa la vía mTOR, se desactiva la autofagia, lo que impide el reciclaje de las proteínas. Por desgracia, tampoco es ideal suprimir la vía mTOR de forma crónica. Bikman lo explica:

"En el caso de la vía mTOR, lo que es importante... es que debido a que puede inhibir la autofagia, se cree que permite que las proteínas y organelos, partes de las células, envejezcan por el daño oxidativo. A medida que esas proteínas se dañan, envejecen, por ende, ocurre lo mismo con la célula.

Conforme las células envejecen, también los órganos, y luego todo el cuerpo...

Pero, el cuerpo ha sido diseñado con un esquema tan inteligente como para tener algo fuera de lugar; la vía mTOR es tan esencial para la vida que simplemente no puede irrumpir y detener su proceso, porque podría significar la muerte. Tenemos que desarrollarnos. Tenemos que permitir que las células y tejidos se desarrollen.

Esta idea [se trata de] optimizar o centrarse estratégicamente en estimular la vía mTOR y dejar que vuelva a disminuir su actividad para mantener el cuerpo joven, para que las células continuen saneandose a través del proceso de autofagia... Luego, puede inhibirlo y permitir que el cuerpo se desarrolle con el incremento cíclico de la vía mTOR.

Gran parte del enfoque... entre los vegetarianos... consiste en evitar la proteína animal porque podría impulsar la vía mTOR. Esa es una idea equivocada... entonces, ¿qué es lo que estimula los mayores y más largos incrementos de la vía mTOR? La insulina puede incrementar la vía mTOR mucho más que los aminoácidos".

La insulina podría activar la vía mTOR mucho más que las proteínas

En otras palabras, el azúcar/carbohidratos son el enemigo principal ya que están relacionados con la activación de la vía mTOR y promoción de los procesos de envejecimiento y enfermedades.

Según Bikman, una comparación directa en el tejido demuestra que la insulina puede incrementar la vía mTOR entre tres y cuatro veces más que la leucina, el aminoácido que genera el mayor impacto en la vía mTOR, al incrementar mucho más sus niveles.

Es importante destacar que, mientras que los aminoácidos como la leucina, o proteínas en general, podrían incrementar los niveles de la mTOR durante 45 a 90 minutos, después de que la vía mTOR haya disminuido, si consume muchos alimentos endulzados y almidonados, podría elevar crónicamente los niveles de insulina y, por lo tanto, activar crónicamente a la vía mTOR, y eso es lo que puede causar los problemas.

"Si nos fijamos en las tendencias de desayuno a nivel mundial, consisten en alimentos endulzados y ricos en almidón.

Por lo tanto, los niveles de insulina pueden incrementarse, en función de la persona, [y podrían mantenerse elevados durante] dos o cuatro horas; así que la vía mTOR podría mantenerse activa todo ese tiempo. Luego, justo cuando los niveles empiezan a disminuir, consumen un snack a media mañana.

Y por supuesto que se tratará de otro alimento endulzado y rico en almidón. Los niveles de la insulina volveran a incrementarse y permanecerán así durante horas.

Desde luego que, conforme se incrementan los niveles de insulina, también se elevan los de la vía mTOR. Me parece que, eso es mucho más patológico; es decir, la activación crónica de la vía mTOR debido a la insulina, cada vez que está despierto, en vez de los incrementarla de manera intermitente con el consumo de proteínas".

Los beneficios del ayuno intermitente

Aparte de una dieta cetogénica, el ayuno intermitente (donde no debe alimentarse durante 16 a 18 horas al día; 12 horas es el mínimo absoluto), es otra forma efectiva de recuperar la sensibilidad a la insulina y controlar la vía mTOR.

Básicamente, mientras aplica el ayuno, sus niveles de insulina disminuyen drásticamente, lo que permitirá que su cuerpo inicie el proceso de autofagia y autolimpieza. Luego, cuando se alimenta de nuevo, su cuerpo desactiva la autofagia y comienza a reconstruirse.

Recientemente, el médico nefrólogo, Dr. Jason Fung, publicó un artículo acerca de una serie de casos sobre tres pacientes con diabétes (todos recibían altas dosis de insulina), que detallaba la forma en que puede utilizarse el ayuno intermitente como una alternativa terapéutica para abordar la diabetes tipo 2.

De los tres pacientes, dos hicieron ayuno de 24 horas en días alternados, mientras que uno ayunó durante 24 horas tres veces a la semana durante un período de varios meses.

En los días que no aplicaban el ayuno, se les permitía almorzar y cenar, pero todos los alimentos eran bajos en azúcar y carbohidratos refinados. (El manual completo del régimen de ayuno utilizado se describe en el libro de Fung, The Complete Guide to Fasting).

Dos de los pacientes pudieron dejar de utilizar todos sus medicamentos para la diabetes, mientras que el tercero pudo suspender el uso de tres de sus cuatro medicamentos. Además, los tres pacientes perdieron entre el 10 y 18 % de su peso corporal. De forma sorprendente, todos pudieron interrumpir el uso de la insulina en solo 5 a 18 días. Bikman comentó que:

"Desde el contexto de control de la insulina, hay estudios sobre personas resistentes a la insulina que llevan dietas isocalóricas, por lo que se trata de la misma cantidad de calorías; pero, uno las consume frecuentemente en cantidades más pequeñas, y otro se alimenta dentro de un rango de tiempo más breve...

Las personas que implementaban una programación de alimentos de tiempo restringido... tuvieron mayores disminuciones de glucosa e insulina. Para mí, eso es el principio y el fin. Como una persona que percibe la importancia de la insulina en cualquier enfermedad crónica... simplemente pregunto, ¿qué podría controlar a la insulina?

Solo bríndele a su cuerpo la oportunidad de descansar de los alimentos. Las personas pueden descansar su estómago por 12 horas todas las noches, cada semana, aún sin comen las tres comidas completas. Al menos debe tomar ese descanso de 12 horas.

Como profesor, veo niños cuyo alimento principal son los cereales fríos. Comen tres tazones de cereal a la medianoche. [Luego] consumen los mismos tres tazones de cereal a las 7 u 8 a.m.; por supuesto que me ha tocado escucharlos. Lo presumen, "puedo comer lo que quiera". y yo les digo, "veremos cómo es tu estado de salud en 10 años más".

La razón por la que debe evitar comer durante 16 o 18 horas es porque de lo contrario no podrá agotar de manera efectiva las reservas de glucógeno en su hígado. Como señaló Bikman, en promedio, su hígado retiene 100 gramos de glucógeno, y demorará entre 24 y 48 horas para quemarlo.

Esto significa que, si lleva una alimentación alta en carbohidratos y quiere iniciar el proceso de cetosis, deberá restringir totalmente los carbohidratos o ayunar durante al menos 24 horas.

Una vez que comience a quedarse sin glucógeno, los niveles de cetonas comenzarán a aumentar para sustituirlo como combustible para su cuerpo. Alrededor de las 48 horas, estará en pleno proceso de cetosis, ya que para ese momento se habrá eliminado el glucógeno del hígado.

Como comentario adicional, el ayuno también libera las toxinas vinculadas con grasas y facilita el proceso de desintoxicación. Como señaló Bikman, "conforme disminuyen los niveles de insulina, la producción de orina comienza a aumentar", a medida que los riñones comienzan a expulsar las toxinas.

Aceites de semillas producidos industrialmente: otro responsable de enfermedades

Por supuesto que, debemos estar muy atentos, porque los principales problemas no solo son causados por los carbohidratos refinados que contienen los alimentos procesados de la alimentación occidental, sino también por los aceites de semillas procesados, que Bikman describe como "sorprendentemente patógenos".

"Apenas acabamos de comenzar un proyecto en mi laboratorio. Tengo un estudiante muy listo que se ha enfocado en examinar el principal producto oxidado en los aceites de semillas", indica. "Si analiza la grasa omega-6 principal y cómo se oxida gracias a esta molécula llamada 4-hidroxinonenal (4-HNE), observamos cómo se acumula en las células musculares.

Impulsa los cambios en como las mitocondrias se congregan físicamente. Las mitocondrias son muy dinámicas por naturaleza. Son alargas y filamentosas. A menudo se separarán en pedazos pequeños y luego se unen de nuevo. No todas tienen un propósito fisiológico significativo en el crecimiento y división celular.

Sin embargo, la acumulación de 4-HNE inhibe el proceso. Ahora, ha forzado este estado estático y constante en las mitocondrias, que no es saludable ni para ellas ni para la célula. Pero, no puedo decir nada más al respecto, simplemente porque todavía no tenemos todos los datos, pero ya casi los tenemos".

Las cetonas: un indicador sustituto de la insulina

Si bien, es muy importante medir la insulina, se requiere de una orden médica para analizar estos niveles. Por fortuna, hay un excelente indicador sustituto para la insulina; es decir, sus niveles de cetonas, porque no puede tener altos niveles de insulina si tiene altos niveles de cetonas.

En otras palabras, las cetonas son un indicador inverso de la insulina. (Uno de los mejores dispositivos cetónicos que conozco es Keto-Mojo, ya que las tiras cuestan solo 1 dólar cada una).

“Ese fue mi interés inicial en las cetonas, porque representan un indicador inmediato del estado de la insulina, incluso mejor que la glucosa. Podría tener niveles normales de glucosa y niveles elevados de insulina. Si es resistente a la insulina, solo necesita más insulina para mantener niveles normales de glucosa, por lo que no puede confiar en la glucosa.

En cierto modo, las cetonas se convierten en indicadores más sensibles, un sustituto de la insulina, incluso mejor que la glucosa.

Eventualmente, si alguna persona ha podido controlar sus niveles de insulina durante suficiente tiempo, en esencia su hígado quemará grasas a una tasa tan alta que quemará más grasas de las que requiere, por lo que el cuerpo tendrá este tipo de válvula de escape o escape inteligente, que es la producción de cetonas”, señala Bikman.

"Tenemos que considerar cómo se consume la energía, la forma en que se emplea para crear ATP o simplemente el calor corporal, incluso eso es relevante en la cetosis.

Pero, en tercer lugar, a falta de una palabra mejor, esta pérdida de energía, debido a que las cetonas sirven como un tipo de válvula de escape donde el cuerpo quema niveles más altos de grasas de las que necesita, simplemente comienza a eliminarlas del cuerpo, por medio de la respiración y orina.

Eso debe considerarse, o al menos reconocerse... Una vez más, la insulina es la que le ordena al cuerpo que debe hacer con la energía que tiene, incluyendo la producción y eliminación de cetonas".

Cuándo y qué debe comer al hacer ejercicio

Es evidente que su alimentación es mucho más importante que el ejercicio para controlar los niveles de insulina y salud en general. Dicho lo anterior, no creo que pueda lograr una salud óptima a menos que incluya el ejercicio.

La pregunta práctica es, “¿cuándo y que debe comer cuando hace ejercicio?” Mi conclusión es que la proteína es un componente necesario en los alimentos posteriores al entrenamiento y que es mejor hacer ejercicio en ayunas. Bikman está de acuerdo, e indica que:

"Con respecto a las proteínas, sin duda es relevante para una persona que hace ejercicio de fuerza o resistencia. Necesita asegurarse de obtener suficiente cantidad de proteínas.

Pero al parecer no hay un rango ideal. En esencia, no tiene que consumirlas 45 minutos o una hora después de su entrenamiento. Básicamente, si ha consumido suficientes proteínas en un rango de 24 horas, entonces está bien.

Ahora, con respecto a los carbohidratos, hubo un estudio muy bueno realizado con la participación de estudiantes universitarios, en el cual hicieron ejercicio y luego, los siguientes alimentos suministrados a uno de los grupos tenían un alto contenido de carbohidratos.

Otro grupo, ayunó durante la siguiente hora de comida... El grupo que llevó la alimentación rica en carbohidratos... no mejoró su sensibilidad a la insulina.

Al terminar su ejercicio, su siguiente hora de comida consistiría en alimentos ricos en carbohidratos, lo que provocó un retroceso en la mejora de la sensibilidad a la insulina por el ejercicio. Eso puede tener consecuencias, porque a menudo una persona termina de hacer ejercicio y se recompensa con algún alimento, como jugo en un smoothie mixto, o cumple sus antojos.

Se premian con algunos carbohidratos al considerar, 'los gasté, así que necesito consumirlos'. ¡Qué vergüenza! Debido a los alimentos que consumieron, podrían evitar directamente algunos de los beneficios del ejercicio en la sensibilización a la insulina...

Al igual que usted, prefiero hacer ejercicio en ayunas... No me gusta tener algo en el estómago cuando trato de enviar la sangre a mis músculos ... Esa sangre debe provenir de los intestinos.

Básicamente, originará esta pequeña guerra hemodinámica en la que, durante el ejercicio, y después de alimentarse, su cuerpo pensará, 'espera un momento'. Necesito enviar sangre a mis intestinos para ayudar a mover y digerir estos alimentos en los intestinos. Pero, ahora mis músculos están activos, así que tengo que mover la sangre hacia mis músculos".

Creará esta división, lo que obligará al cuerpo a priorizar a dónde dirigir la sangre. Pero, si deja los alimentos en el intestino, comenzará a presentar algunas molestias gastrointestinales".

¿Por qué la leucina es crucial después de hacer ejercicio?

El aminoácido leucina es una de las fuentes proteicas más importantes al hacer ejercicio. Lo curioso y paradojico es que, de hecho, la leucina activa el proceso de autofagia, aunque también activa la vía mTOR, lo que lógicamente podría causar la inhibición de la autofagia.

Es probable que esta paradoja esté relacionada con el hecho de que la leucina es cetogénica, lo que significa que puede convertirse en una cetona, y las cetonas activan la autofagia.

La leucina es muy efectiva para el desarrollo muscular, según indica la investigación citada por Bikman, solo se necesitan 5 gramos de leucina para maximizar la síntesis de las proteínas musculares en personas que llevan una alimentación que de otra manera podría ser deficiente en proteínas.

Cuando se trata de suplementos de leucina, puede tomar hidroximetilbutirato (HBM), un producto que degrada la leucina. Sin embargo, es bastante costoso y, según los estudios que Bikman examinó, no proporciona beneficios adicionales superiores a la leucina.

"Simplemente no la compre. No gaste esa cantidad de dinero. Es más costoso que la leucina. Simplemente quédese con la opción de leucina", indica.

“La leucina es uno de los llamados aminoácidos cetogénicos. De hecho, podría tomar ese esqueleto de carbono de la leucina y convertirlo en una cetona.

Algunos aminoácidos son conocidos como glucolíticos, básicamente pueden ingresar y convertirse en alanina. Se pueden convertir fácilmente en glucosa, según sea necesario.

La leucina es una de las opciones cetogénicas, que pueden convertirse en cetonas, en particular el beta-hidroxibutirato. Diría que sí es beneficioso de alguna manera para el HMB, lo conseguirá de todos modos, porque la leucina se convertirá en HMB".

El colágeno no puede considerarse como una fuente de proteínas

Como regla general, para optimizar la vía mTOR, debe restringir su consumo de proteínas a alrededor de 0.5 gramos de proteína por libra de masa corporal magra (no peso corporal total), o 1 gramo de proteína por kilo de masa magra. Los adultos mayores pueden necesitar hasta 25 % adicional.

Al calcular su consumo de proteínas, tome en consideración que no necesita incluir al colágeno en sus cálculos, ya que no contiene el complemento total de aminoácidos para ser considerado como una proteína completa.

El colágeno será relevante para la salud del tejido conectivo y ayudará a prevenir lesiones, siempre y cuando sea una fuente orgánica de alta calidad que provenga de animales alimentados con pastura. Por lo tanto, aunque no debe tener un exceso de proteínas, en el caso del colágeno, podría estar libre de riesgos.

"El colágeno [contiene] un grupo diferente de aminoácidos", explica Bikman. “En particular, uno de ellos es la hidroxiprolina, un bloque elemental y principal para la creación del colágeno en el cuerpo.

He conocido personas que desafían esa idea y dicen, 'bueno, pero cuando consume esas proteínas, incluso en forma de colágeno, se degradarán en aminoácidos. Simplemente, el cuerpo elegirá los aminoácidos que desee juntar de nuevo para producir las proteínas que requiera".

En general, eso es lo que ocurre. Hay un estudio realizado con ratas muy meticuloso. Solo tenemos que asumir que podría suceder lo mismo en los seres humanos. Considero que este caso podría representar una suposición segura. Hicieron que las ratas consumieran una hidroxiprolina marcada con radio, por lo que básicamente podrían seguirla durante todo su recorrido.

En efecto, se dirigio a la piel y tejido conectivo. Pudieron detectar dónde se enriquecía. Estuvo en todo este tejido conectivo rico o tejido rico en colágeno en el cuerpo. Abogo por el colágeno. Las pruebas sustentan su valor. En especial es importante para una persona que sigue una alimentación baja en carbohidratos. La vitamina C obtuvo la C por el colágeno.

Lo importante es que, si consume menos vitamina C, es reconfortante saber que, esencialmente satisface esa necesidad no solo al obtener el colágeno de la carne que consume, ese tejido conectivo e hidroxiprolina y otros aminoácidos relevantes para el colágeno, sino también de la carnitina, que es crucial para la función y producción de colágeno dentro del cuerpo.

Incluso, una persona que lleva una alimentación baja en carbohidratos y evita la vitamina C, puede estar segura de que sus articulaciones y tejidos conectivos estarán bien, porque realmente consume directamente lo que necesita, en vez de que el cuerpo produzca la cantidad que necesita con la ayuda de la vitamina C".

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario