Summer Essentials Summer Essentials

PUBLICIDAD

Optimice su salud por al evaluar su individualidad bioquímica

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

Historia en Breve -

  • La prueba genómica funcional analiza el polimorfismo de un solo nucleótido (SNP, pronunciado como "snips") de los genes
  • La prueba de ácido orgánico en orina (OAT, por sus siglas en inglés) puede proporcionar información valiosa sobre su individualidad bioquímica y, combinada con la prueba genómica, puede ayudar a crear el curso de tratamiento para promover la curación de problemas de salud crónicos y complejos
  • La insuficiencia de G6PD, que es la deficiencia enzimática más común alrededor del mundo, puede originar una pérdida significativa de NADPH, lo que podría incrementar la inflamación y disminuir la función mitocondrial
  • Los niveles elevados de oxalato son una causa frecuente de dolor crónico y fibromialgia. Una forma de disminuir los niveles de oxalato es al tomar baños de sal de Epsom, ya que el sulfato puede reemplazar los oxalatos
  • Si sospecha que los oxalatos están involucrados en sus problemas de salud, al combinar alimentos ricos en oxalato con alimentos con alto contenido de calcio o algún suplemento de calcio evitará que el oxalato cause un problema al unirse al calcio en su tracto digestivo

Emily Givler es una asesora en nutrición genética funcional del Instituto de Investigación NutriGenetic y Tree of Life, fundado por Robert Miller, neurópata y pionero tradicional del campo de la genómica funcional, que analiza el polimorfismo de un solo nucleótido (SNP, pronunciado como "snips") de los genes.

Aquí, Givler analiza los beneficios de la prueba de ácido orgánico en la orina (OAT, por sus siglas en inglés), una prueba poco conocida que puede proporcionar información valiosa sobre la individualidad bioquímica.

"Todos vivimos en este mundo supertóxico, por lo que enfrentamos daños y perjuicios en el cuerpo de forma cotidiana. Incluso las personas que estamos en este campo podemos modificar las intervenciones en función de nuestra bioquímica para que estas medidas funcionen mejor en nuestro caso", indicó.

"No hay una solución universal para todas las personas. Tenemos que encontrar lo que nos hace únicos y las áreas donde somos un poco más vulnerables y brindarles apoyo de forma adecuada".

La historia personal de Givler

Por un lado, los propios problemas de salud de Givler fueron lo que la orientaron hacia el campo de la nutrición funcional. Que explica de la siguiente manera:

"Comencé con un dolor crónico y fatiga excesiva cuando era adolescente... Me hice una prueba tras otra, pero no obtuve respuestas concretas. Pasaron alrededor de cinco años antes de que me diagnosticaran fibromialgia. En ese momento, era tranquilizador saber que no era parte de mi imaginación. Otras personas también sintieron lo mismo.

Pero, me sentí frustrada porque las únicas recomendaciones que me proporcionaron fueron tomar analgésicos narcóticos o antidepresivos... Y aún era adolescente. Decidí que quería conservar mi hígado y riñones para cuando tuviera 40 años, así que elegí otro camino.

Sin embargo, tuve que crear mis propias herramientas para tratar de recuperar mi salud. En definitiva, tuve algunos errores a lo largo del tiempo. Dejé de comer carne. Comencé a comer muchas espinacas, betabel y acelgas. Lo cual parece algo bueno, ¿verdad? Me alimentaba tres veces al día, siete días a la semana, pero me sentía cada vez peor.

Mi reumatólogo me dijo que me resignara a aceptar que sería una persona discapacitada para cuando tuviera 30 años. Tenía alrededor de 20 años en ese momento y pensaba, "caray, sabía que me enfrentaría a ese escenario, pero no pensé que sucedería tan rápido".

Resultó que, de hecho, el problema eran los niveles extremadamente altos de oxalato, que causaban la formación de sedimentos cristalinos en el músculo y tejido conectivo.

Esto causaba gran parte de mi dolor y agotaba mi nicotinamida adenina dinucleótido fosfato (NADPH), lo que agotaba mi energía. Parecía como una persona con fibromialgia. Realmente, creo que muchas personas con esa etiqueta probablemente se enfrentan con algo similar.

Los alimentos saludables que consumía, las espinacas y betabeles, tienen un contenido muy alto de oxalato. Esto no significa que sugiero que nadie debe consumirlos, pero en mi caso, me intoxicaba con estos alimentos saludables... El nivel más bajo de dolor que sentí fue 8, de una escala de 10.

Ahora, puedo decir que, casi dos décadas después, pude controlarlo por completo sin recurrir a analgésicos... y hay demasiadas personas que lo padecen a diario. Piensan que implementan las medidas adecuadas.

En teoría, hacen lo correcto. Pero, lo que es apropiado para una persona podría ser totalmente inadecuado para otra, [y] hay formas de resolverlo en lugar de solo entorpecerse, como ocurrió en mi caso".

Las pruebas SNP y OAT son una combinación poderosa

Givler encontró la evidencia irrefutable que necesitaba por medio de su prueba OAT. También, había realizado la prueba genómica funcional de Miller, que sustentó su conclusión de que su fibromialgia estaba relacionada con un exceso de oxalato en la alimentación.

De hecho, combinar las pruebas genómicas funcionales y OAT puede ser un enfoque muy poderoso. Cuando me realizaron la prueba SNP, reveló que tenía una variante genética que básicamente era equivalente a la enfermedad celíaca, con la diferencia fundamental de que no causaba ningún problema gastrointestinal notable.

Aun así, esta falla genética significaba que debía abstenerme del gluten para optimizar mi salud y evitar problemas autoinmunológicos. Resultó que también tenía un problema con los niveles de oxalato.

"Como médicos, tendemos a implementar cierto protocolo en las personas. Encontramos algo que funciona y lo forzamos. Podría funcionar para muchas personas, pero siempre habrá algunos casos en los que no funcione por completo porque hay diferencias en nuestra bioquímica", indicó Givler.

"Ya sea que haya o no diferencias en las predisposiciones genéticas que nos pueden hacer metabolizar sustancias, como oxalato, histamina o glutamato, de manera diferente a la persona promedio, o por riesgos ambientales particulares a los que estamos expuestos, ya sea por nuestra ocupación o ubicación geográfica, esos factores se acumulan y pueden exponernos en una situación fuera de lo normal.

Si podemos usar la genética como un marco alrededor del que construimos nuestros protocolos, y luego emplear pruebas funcionales, como las pruebas de ácidos orgánicos en la orina, podríamos enfocarnos con mayor precisión en los tipos de opciones alimenticias o nutricionales, intervenciones complementarias y, en algunos casos, cambios en el estilo de vida, que debemos implementar para lograr un buen estado de salud.

Considero que los alimentos con histamina constituyen un muy buen ejemplo. Podríamos leer libros acerca de qué tan buenos son los alimentos fermentados para los intestinos... y cómo deberíamos consumir estos alimentos todos los días.

Pero, si no puede eliminar la histamina, o tiene problemas con la activación excesiva de los mastocitos, y consume este tipo de alimentos, podría desencadenar una catastrófica reacción en cadena, y empeorar exponencialmente sus síntomas.

Entonces, con mucha frecuencia escuchará: 'Simplemente, continúe con el proceso. Y sigue con el proceso. Pero, no hace lo suficiente', y en realidad podría estar agravando su problema de salud.

Realmente, obtener la orientación adecuada con las pruebas funcionales correctas puede hacer una gran diferencia en que las personas puedan implementar la intervención apropiada en su caso particular".

El trastorno genético más común en el mundo

La prueba SNP de Givler también reveló que era insuficiente en glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G6PD), que es una de las deficiencias enzimáticas más comunes en el mundo.

"Ese es el punto en el cual todo se complica", indicó. "Muy pocas personas nos enfrentamos a una sola problemática. Tenemos que saber dónde radican estos patrones de debilidad... la deficiencia de G6PD ... puede causar una pérdida significativa de NADPH. Lo que podría incrementar la inflamación del cuerpo y mermar la función mitocondrial.

Eso, aunado a mis predisposiciones genéticas de excesiva absorción de oxalato, lo cual también puede agotar mis niveles de NADPH, asesta un doble impacto en mi energía... [Dr. Mercola] y yo hemos platicado ampliamentesobre las intervenciones que podría implementar para reabastecer mis niveles de nicotinamida adenina dinucleótido (NAD) y NADPH.

De hecho, eso también me ha ayudado a llevar mi salud al siguiente nivel".

En verdad, NADPH puede ser tan relevante como el trifosfato de adenosina (ATP), porque aunque disminuye la inflamación, también es la fuente principal de electrones del cuerpo para recargar internamente los antioxidantes como el glutatión, vitamina C y E. Si esto no funciona, puede resultar muy difícil estar saludable.

La buena noticia es que existen formas sencillas y económicas de mejorar los niveles de NADPH, como llevar una suplementación con glicina. La mala noticia es que no existe otra forma de saber si padece un problema grave de NADPH a menos que realice estas dos pruebas.

Desde mi punto de vista, realizar pruebas genómicas y OAT puede ayudar ampliamente a determinar qué medidas debe tomar si presenta un problema crónico complejo y no observa mejoras; asimismo, Givler tiene gran experiencia en interpretar estas pruebas. En mi caso, también detectó que era deficiente en vitamina B2. Lo cual explica de la siguiente manera:

"Muy pocas personas piensan sobre su estado de las vitaminas B1, B2 y B6, pero estas son cruciales. En su situación particular, para tener una verdadera flexibilidad metabólica, una parte importante de ello es obtener niveles adecuados de vitamina B2 para lidiar con los niveles de grasa que consume.

Curiosamente, en relación al gluten, la prueba SNP no fue la única que lo demostró. También se reflejó en la prueba de ácidos orgánicos. Le tomó alrededor de cuatro meses estar estrictamente libre de gluten, para poder controlar ese metabolito...

Es sorprendente la cantidad de información que podemos obtener al observar las pruebas funcionales adecuadas. Estas dos solo son uno o dos cuestiones para descifrarlo, '¿se trata de un problema congénito en el cual necesita mayor cantidad de cierto nutriente que otra persona, o simplemente consiste en una mala elección de alimentación? ¿Es una toxina ambiental?'.

Cuando las combinamos [SNP y OAT], se descubren muchas de esas piezas del rompecabezas".

¿La exposición al glifosato puede afectar su salud?

Actualmente, existen al menos dos tipos de análisis de glifosato disponibles, una por medio de Great Plains Analytical Laboratory y otro por medio del Instituto de Investigación en Salud (HRI, por siglas en inglés), que es el kit de prueba para glifosato que ofrecemos en mi tienda en línea.

De igual manera, hay ciertos patrones en los resultados de OAT que pueden servir de indicadores de un problema de exposición al glifosato.

"Podemos observar los patrones cuando hay un alto nivel de exposición al glifosato", indica Givler. "El glifosato es muy perjudicial para el microbioma intestinal pero no mata a todas las especies de manera uniforme.

Si se incrementa la población de las especies de clostridia, levaduras y se agota la población de bacterias beneficiosas, ese es un patrón que podría estar relacionado con la exposición al glifosato, ya que podría destruir a los lactobacilos y bifidobacterium, y dejar a algunos de los organismos más oportunistas, lo que podría hacerle más vulnerable a los lipopolisacáridos.

Además, el glifosato puede descomponerse en oxalato. En el caso de algunas personas que no presentan problemas de predisposición genética, pero tienen que lidiar con la hiperoxaluria secundaria, también podría ser causado por el glifosato.

Si observamos un amplio agotamiento de minerales, ya que el glifosato es un quelante de minerales, eso podría indicar la aparición de algunos problemas.

Los altos niveles de succinato en las pruebas de OAT también podrían ser un indicador, porque el succinato y glicina se combinan para iniciar el proceso de la vía hemo. Sin glicina, y si el glifosato altera los niveles, estos podrían elevarse.

Si observa un alto contenido de oxalato, succinato y clostridia, así como baja cantidad de bacterias beneficiosas, debe empezar a examinar la posibilidad de una exposición al glifosato".

Ejemplo clínico: mis resultados personales de OAT

Para brindarle una perspectiva de lo que OAT podría indicarle, le comparto mis propios resultados de prueba en esta entrevista, que Givler interpretó para mí. Mi primera prueba de OAT fue en agosto, y los resultados me sorprendieron. No fue lo que esperaba en lo absoluto, considerando lo estricto que soy en llevar un estilo de vida saludable y una alimentación orgánica saludable.

"Definitivamente tenía algunos niveles descontrolados", indicó Givler. "Una de las primeras cuestiones que siempre les indico a mis clientes es que esta es una explicación establecida de por qué se sienten de tal manera. Algunas veces, cuando las personas observan que sus niveles se encuentran descontrolados, se molestan mucho...

Pero, si no sabemos qué es lo que está mal, entonces no sabremos cómo equilibrarnos de nuevo. Me apasiona obtener información. Y cuantos más datos podamos recopilar, mejor. Esto nos demostró que los intestinos no estaban tan sanos. Quizás haya exagerado con las bacterias beneficiosas. Así que, le recomiendo que disminuya su consumo de probióticos".

Resulta que tuve un excesivo desarrollo bacteriano en el intestino delgado, también conocido como SIBO. Lo curioso es que soy un gran fanático del hidrógeno molecular, ya que tiene una larga lista de beneficios para la salud.

Por desgracia, el SIBO tipo C es una de los pocos, si no el único, de los padecimientos clínicos en los que el hidrógeno molecular puede hacer más perjuicio que beneficio, ya que puede promover un excesivo desarrollo bacteriano.

Por lo general, SIBO-C es causado por un excesivo desarrollo de arqueo bacterias, que se alimentan del hidrógeno. Ahora, tenía SIBO tipo D. Pero, a menudo SIBO-D puede convertirse en SIBO-C, porque la cantidad excesiva de bacterias que causan la diarrea producen hidrógeno, que luego alimenta a las arqueo bacterias, y después producen el metano y causan estreñimiento.

"Es por eso que muchas personas observan una evolución de sus problemas gastrointestinales, que comienzan de una manera y terminan de otra manera", indicó Givler. "Si toma agua enriquecida con hidrógeno y le produce gases, hinchazón, estreñimiento o confusión mental, hay una gran probabilidad de que haya una excesiva cantidad de organismos en su tracto digestivo".

En mi caso, la terapia consistió en disminuir la fibra y eliminar el gluten. Los elevados niveles de hipurato también revelaron que mi desintoxicación hepática de fase II no ocurría de la misma manera que en la fase I. Givler explica que:

"La fase I ocurría demasiado rápido, en comparación con la fase II. La fase I tomaba esas toxinas hidrosolubles y las convertía en metabolitos intermedios, que son más tóxicos que esas toxinas cuando eran capturados en las células de grasa...

Deberían pasar directamente a la fase II para transportarse a una de nuestras seis vías conjugadas de desintoxicación para que se convirtieran en una forma hidrosoluble y fueran eliminadas del cuerpo.

Cuando los niveles de hipurado eran elevados, a menudo era un indicador de que no podían eliminarse esos metabolitos intermedios más tóxicos. Entonces, la fase II necesitaba un poco de ayuda".

Mi última prueba, en febrero, reveló que mis bacterias intestinales se habían reequilibrado, pero aún tenía que mejorar el proceso de desintoxicación de mi fase II.

Además, esta prueba reveló un indicador de moho que sugería que había estado expuesto a moho negro, lo cual era lógico, ya que tenía una pequeña fuga en el cuarto de lavado, que había pasado desapercibida durante quizás un año o más. Cuando descubrí el problema, una parte de la madera detrás de la pared estaba podrida.

El oxalato puede ser un problema aún si los resultados de las pruebas resultan negativos

Como mencioné anteriormente, ambos teníamos problemas de oxalato. Curiosamente, el oxalato podría ser un problema incluso si las pruebas arrojan resultados normales. Givler explica que:

"[En su] primera prueba observamos niveles evidentemente elevados. Había cantidades de oxalato que eran físicamente eliminadas del cuerpo. Había mayores niveles de ácido oxálico.

Pero, si almacenaba oxalato, y se acumulaba en el tejido conjuntivo, en los pulmones o cintura pélvica, cerebro u ojos... entonces no necesariamente aparecería en las pruebas de orina no provocadas.

De la misma manera que si se realiza una prueba de metales pesados no provocada, solo demostrará lo que excreta y no lo que almacena. Hay ocasiones en que el ácido oxálico puede aparecer en el rango, o incluso niveles bajos, cuando realmente hay una gran carga de oxalato en el cuerpo.

Ese es el punto desde el cual [debe observar] la perspectiva total de la situación. ¿Hay moho? ¿Hay levaduras? ¿Existen otros tipos de disbiosis? ¿Existen predisposiciones genéticas en genes como la alanina glioxilato aminotransferasa (AGXT), glioxilato reductasa hidroxipiruvato (GRHPR) o 4-hidroxi-2-oxoglutarato aldolasa 1 (HOGA-1)?

Si encuentra variantes y patrones de dolor e inflamación, entonces podría tratarse de oxalato retenido. Y eso representa un riesgo de osteoporosis. Constituye un riesgo de anemia por deficiencia de hierro porque el oxalato puede capturar el calcio, magnesio y hierro, y formar estos sedimentos realmente dolorosos.

La forma más común, o con la que las personas están más familiarizadas, son los cálculos renales porque el oxalato [se] elimina físicamente del cuerpo... Pero, solo el 0.5 % de las personas que presentan problemas de oxalato desarrollan realmente cálculos renales.

El otro 99.5 % tiene problemas, como yo, en los cuales la manifestación del dolor o ese oxalato se encuentra atrapado en el cuerpo y produce problemas.

Están relacionados con algunos padecimientos realmente graves, así como con un nivel muy significativo de dolor crónico. Al igual que yo, es posible que las personas apliquen intervenciones sanas que realmente no los beneficien tanto; no obstante, si existen algunas medidas realmente buenas, fáciles y económicas que puede implementar si sospecha de algún problema de oxalato.

O si cuenta con una opción como esta prueba que sin duda podría indicarle que, en efecto, tiene un problema de oxalato".

Cómo disminuir los niveles de oxalato

Una forma de disminuir los niveles de oxalato es al tomar baños de sal de Epsom. La sal de Epsom es sulfato de magnesio. Cuando consume alimentos ricos en azufre, como el brócoli, coliflor, col y huevos, el cuerpo debe metabolizar este elemento. El azufre atraviesa un proceso de varias etapas, para convertirse en sulfito y luego en sulfato.

Por otro lado, cuando toma un baño de sal o de sal de Epsom, ya se encuentra en forma de sulfato, que el cuerpo puede absorber por vía transdérmica, lo cual reemplazara gran parte del oxalato.

"Quizás muchos de sus oyentes utilicen sal de Epsom para tratar el dolor muscular y piensen, 'vaya, el magnesio realmente me ayuda'. No quiero descartar el rol del magnesio, que es muy importante para esto, pero si hay oxalato presente, ese sulfato al que está unido el magnesio será la parte que realmente causará la diferencia en el nivel de dolor", indicó Givler.

"Si sospecha de la presencia de oxalato, las sales de Epsom representa una medida bastante segura, ligera y efectiva de comenzar a eliminarlo del sistema".

Otro pequeño dato valioso que Givler me enseñó es que, debo combinar cualquier alimento rico en oxalato con alimentos ricos en calcio o algún suplemento de calcio. El oxalato se unirá con el calcio en el tracto digestivo, y eso evitará que genere un problema.

"El oxalato ingresa en el sistema a través de los transportadores de sulfato, y luego se adhiere a los sitios de receptores de sulfato, que en parte es la razón por la que podría ingresar en tantos tejidos.

Somos propensos a pensar en la absorción como una función del intestino delgado, pero nuestros transportadores de sulfato se encuentran localizados a lo largo del colon. Si puede unir el oxalato y los minerales en el estómago, entonces podría evitar los transportadores situados en el colon y excretarlo a través de las heces con facilidad," indicó.

"Asimismo, si padece algún problema de oxalato, podría ser una excelente idea utilizar cualquier fuente de calcio".

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario