Summer Essentials Summer Essentials

PUBLICIDAD

Uso del glifosato continúa en aumento

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

glifosato afecta la salud

Historia en Breve -

  • El glifosato, el ingrediente activo del herbicida ‘Roundup’ de Monsanto, identificado como un probable agente cancerígeno humano por la Agencia Internacional para la Investigación Contra el Cáncer en 2015, es el químico agrícola más utilizado de la historia
  • Un estudio realizado en 2016 reveló que el uso de glifosato había aumentado casi quince veces entre 1996 y 2014 (cuando se introdujeron los cultivos ‘Roundup Ready’); además, un análisis de datos recientes realizado por el Midwest Center for Investigative Reporting demuestra que, en los últimos años su uso ha aumentado dramáticamente en todo el Medio Oeste de Estados Unidos
  • Se predice que el mercado del glifosato continuará expandiéndose, y posiblemente se duplique para el 2021, desde los actuales 5 mil millones de dólares por año, hasta llegar a los 10 mil millones

Según las encuestas, la razón principal por la que las personas eligen alimentos orgánicos es para evitar la exposición a pesticidas. Estos productos químicos no solo amenazan el medio ambiente, sino que también representan un riesgo muy evidente y directo para la salud humana.

El glifosato, el ingrediente activo del herbicida 'Roundup' de Monsanto, identificado como probable agente cancerígeno humano por la Agencia Internacional para la Investigación Contra el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) en 2015, es el químico agrícola más utilizado de la historia.

Un estudio realizado en 2016 y publicado en Environmental Sciences Europe reveló que el uso de glifosato había aumentado casi quince veces entre 1996 y 2014 (cuando se introdujeron los cultivos 'Roundup' Ready); además, entre 1974 y 2014, se aplicaron 1.8 millones de toneladas de glifosato en los campos de los Estados Unidos.

El total mundial durante ese período de tiempo fue de 9.4 millones de toneladas.

Sorprendentemente, a pesar de las más de 11 000 demandas pendientes en las que acusan al herbicida 'Roundup' de Monsanto (ahora Bayer) de haber causado el linfoma no Hodgkin de los demandantes, y cada vez mayor evidencia de que el herbicida no es tan eficaz como solía ser, gracias a la creciente resistencia, un análisis de datos recientes realizado por el Midwest Center for Investigative Reporting demuestra que no ha disminuido su uso.

Por el contrario, en los últimos años el uso de glifosato ha aumentado dramáticamente en todo el Medio Oeste de Estados Unidos.

Los GMO son un factor fundamental en el uso de herbicidas tóxicos

Una de las razones de este aumento masivo es que la soya y maíz transgénicos dominan esta área agrícola, y el glifosato se utiliza de forma rutinaria en estos cultivos diseñados para resistir la aplicación directa. Walljasper y Ferrando escribieron:

"El exceso de confianza en el glifosato, un químico que una vez fue considerado como un producto milagroso, ha provocado que las malezas se vuelvan resistentes a los químicos y que disminuya la investigación, así como el desarrollo de nuevas soluciones para el manejo de malezas, según Bill Curran, presidente electo de Weed Science Society of America y Profesor emérito de ciencias de las malezas en la Universidad de Penn State.

'Dependemos demasiado del 'Roundup'', dijo Curran. 'Nadie pensó que enfrentaríamos los problemas que enfrentamos hoy'...

James Benham ha cultivado en el sureste de Indiana durante casi 50 años. Benham dijo que, a medida que aumentó la resistencia, el 'Roundup' pasó de ser una cura a un recurso de apoyo. 'Algunas veces, si le fue bien, podría salir avante con una sola fumigación. Ahora, fumigamos hasta tres o cuatro veces al año', señaló.

Benham indicó que los agricultores continúan gastando más en semillas y químicos, pero que no perciben más ganancias. 'Eso coloca al agricultor en una crisis mucho mayor. No podemos sobrevivir sin esto', dijo. Conforme el glifosato se volvió menos efectivo, los agricultores también recurrieron a más pesticidas para tratar de producir cultivos exitosos cada año".

¿Podrían los daños legales en miles de millones reducir finalmente las ventas de glifosato?

Como señalaron Walljasper y Ferrando, una serie de demandas contra Monsanto/Bayer ha provocado grandes daños, pero, aunque el precio de las acciones de Bayer ha disminuido en más del 44 % desde la adquisición de Monsanto en 2018, aún no se ha registrado alguna desaceleración notable en las ventas del 'Roundup'.

Desde que IARC vinculó al glifosato con un mayor riesgo de linfoma no Hodgkin en 2015, se ha incrementado la cifra de víctimas por cáncer que demandan daños; además, tan solo se ha fortalecido el vínculo entre el glifosato y linfoma no Hodgkin.

Muy recientemente, un metaanálisis sobre seis estudios epidemiológicos publicados entre 2001 y 2018 encontró que el glifosato aumentaba en un 41 % el riesgo de linfoma no Hodgkin en personas con alta exposición. De los seis estudios incluidos en este nuevo análisis, cinco demostraron una correlación positiva.

Uno de los estudios, conocido como Agricultural Health Study, publicado en 2018, no encontró ningún efecto. Sin embargo, los investigadores señalan que los resultados en ese estudio se debilitaron debido a la inclusión de personas con muy baja exposición.

Tan solo cuando se observa a los grupos de alta exposición de manera independiente es que puede percibirse un vínculo evidente entre la exposición y linfoma no Hodgkin.

El primer caso contra Monsanto presentado ante la corte fue el de Dewayne Johnson, de 46 años de edad, quien está muriendo de un linfoma no Hodgkin y se le concedieron 289 millones de dólares en daños. Pero, el juez redujo la cifra de compensación total a 78 millones de dólares.

En el segundo caso, el jurado le otorgó al demandante de 70 años, Edwin Hardeman, la cantidad de 80 millones de dólars en daños. El tercer caso, presentado ante la Corte Superior de California del Condado de Alameda, involucró a un matrimonio, Alva y Alberta Pilliod, quienes afirmaron que desarrollaron linfoma no Hodgkin después del uso regular y prolongado de 'Roundup'.

Al igual que en los dos casos judiciales anteriores, el jurado determinó que Monsanto había actuado con negligencia, ya que optó por no advertirles a los consumidores sobre los riesgos de cáncer, y los Pilliod recibieron 2055 millones de dólares en daños combinados.

Hasta ahora, los tres casos sonados involucran a pacientes con linfoma no Hodgkin, pero los herbicidas a base de glifosato también se han relacionado con otros diferentes tipos de cáncer linfático y de la sangre.

Según informó Bloomberg, una demanda colectiva presentada en contra Monsanto el 13 de febrero de 2019 se centra específicamente en el efecto del glifosato en las bacterias intestinales, que ahora sabemos que desempeñan un rol vital en la salud humana y pueden influir en todo, desde el estado de ánimo hasta enfermedades crónicas de todo tipo.

De acuerdo con esta demanda, la etiqueta de 'Roundup' les asegura falsamente a los consumidores que el producto funciona al focalizarse en una enzima que no se encuentra en personas o animales. Las investigaciones han demostrado que esto es falso, ya que esta enzima sí se encuentra en humanos y en algunas bacterias intestinales de animales.

Múltiples formas en las que el glifosato puede dañar la salud

Si se entendieran completamente las consecuencias del glifosato, no hay duda de que se prohibiría. La pregunta es, ¿cuánta evidencia necesitamos? Ya existe una gran cantidad de investigación que demuestra que el glifosato podría dañar la salud en una amplia variedad de formas. Por ejemplo:

La investigación publicada en 2007 encontró que la fumigación aérea de glifosato, en combinación con una solución de surfactante, causaba daños en el ADN de las personas expuestas. 

La investigación publicada en 2015 encontró que el glifosato en combinación con el aluminio inducía sinérgicamente la patología de la glándula pineal, que a su vez estaba relacionada con la disbiosis intestinal y enfermedades neurológicas, como el autismo, depresión, demencia, trastorno de ansiedad y enfermedad de Parkinson. Según los autores:

"La glándula pineal es altamente susceptible a los tóxicos ambientales. En las naciones industrializadas y modernas hay dos sustancias generalizadas, el aluminio y glifosato... En este artículo, demostramos cómo estos dos tóxicos funcionan de forma sinérgica para inducir daño neurológico.

El glifosato puede alterar las bacterias intestinales, lo que podría causar el desarrollo excesivo de Clostridium difficile. Su producto tóxico, el p-cresol, fue relacionado con el autismo en modelos humanos y de ratón; además, puede mejorar la absorción del aluminio a través de la transferrina.

La anemia, un resultado del trastorno del aluminio en hemo y alteración en la síntesis del hemo debido al glifosato, puede ocasionar la hipoxia, que puede inducir el aumento de la síntesis de la transferrina en la glándula pineal.

El nacimiento prematuro se relaciona con el estrés hipóxico e incremento sustancial del riesgo en el desarrollo posterior del autismo, que conecta a la hipoxia con el autismo.

El glifosato capta y elimina al aluminio, lo que puede ocasionar que el aluminio consumido evite la barrera intestinal. Esto puede causar la hipoxia inducida por la anemia, promover la neurotoxicidad y dañar la glándula pineal.

Tanto el glifosato como el aluminio podrían alterar las enzimas de la citocromo P450, que están involucradas en el metabolismo de la melatonina. Además, la melatonina se deriva del triptófano, cuya síntesis en plantas y microbios es bloqueada por el glifosato.

También, demostramos un rol factible de disbiosis de la vitamina D3 en el trastorno de la función intestinal y en la síntesis de serotonina. "Este artículo propone que el suministro deficiente de sulfato al cerebro media el daño inducido causado por la acción sinérgica del aluminio y glifosato en la glándula pineal y núcleos relacionados con el mesencéfalo".

El glifosato también puede inhibir la liberación hipofisaria de la hormona estimulante de la tiroides, lo que podría derivar en hipotiroidismo.

El glifosato imita a la glicina (el "gl" en el glifosato significa glicina), un aminoácido que el cuerpo utiliza para producir proteínas. Al actuar como un sustituto de la glicina en el cuerpo, el glifosato puede causar la producción de proteínas dañadas. Como señaló el artículo de 2017, "Glyphosate Pathways to Modern Diseases VI: Prions, Amyloidoses and Autoimmune Neurological Diseases":

"En este artículo explicamos cómo el glifosato, que actúa como un análogo de aminoácido no codificante de la glicina, podría integrarse o incorporarse erróneamente en la síntesis de proteínas, en vez de la glicina, lo que puede producir un producto defectuoso y resistente a la proteólisis.

Ya sea producido por un microbio o se encuentre presente en una fuente alimenticia, tal péptido podría desencadenar enfermedades autoinmunológicas a través del mimetismo molecular".

La glicina también desempeña un rol en la extinción de la inflamación, como explica mi artículo "La glicina suprime el daño oxidativo al inhibir la producción de superóxido NOX y aumentar los niveles de NADPH", y se utiliza en el proceso de desintoxicación. Como resultado de la toxicidad del glifosato, muchas personas no tienen suficiente nivel de glicina para realizar una desintoxicación eficiente.

El glifosato podría eliminar minerales importantes, como el hierro, cobalto y manganeso. A su vez, la deficiencia de manganeso, podría alterar la función mitocondrial y producir intoxicación por glutamato en el cerebro.

Ya que el glifosato disminuye el transporte de serotonina y mata las bacterias intestinales beneficiosas (en realidad, el glifosato es un antibiótico), también puede contribuir a una amplia variedad de trastornos del estado de ánimo, incluyendo una depresión mayor.

Al interferir con la función de las enzimas de la citocromo P450, el glifosato también interfiere en la activación de la vitamina D en el hígado y creación de óxido nítrico y sulfato de colesterol, este último es necesario para mantener la integridad de los glóbulos rojos.

Según una investigación presentada en una conferencia de la Red de Salud Ambiental Infantil de 2017, en Washington, D.C., las mujeres expuestas a niveles más altos de glifosato durante el embarazo tuvieron partos prematuros y bebés con menor peso al nacer. Además, la sustancia química se detectó en más del 90 % de las madres del estudio.

Una revisión de los estudios publicados que demuestran efectos en la salud humana y animal, fue compilada por los autores, el Dr. Alex Vásquez y la Dra. Eva Sirinathsinghji, y puede acceder a esta información en el enlace anterior de I-SIS.org. Contiene 220 páginas de investigación, más que suficiente para satisfacer el interés de la mayoría de los pensadores analíticos.

Otro informe revelador y con muchas referencias, de 80 páginas, es "Banishing Glyphosate" (disponible solo en inglés), escrito por la Dra. Sirinathsinghji y Dra. Mae-Wan Ho, con la cooperación de otros seis investigadores, incluyendo el Dr. Don Huber y la Dra. Nancy Swanson.

(Asimismo, Huber redactó un informe de 42 páginas titulado "Ag Chemicals and Crop Nutrient Interactions", en el que explica cómo el uso extensivo de glifosato y adopción de cultivos transgénicos tolerantes al glifosato han dado como resultado deficiencias esenciales de micro y macronutrientes en las plantas, así como una mayor necesidad de corrección de los niveles de micronutrientes en el suelo).

En el artículo de 2015 "The High Cost of Pesticides: Human and Animal Diseases", Judy Hoy, experta en la vida silvestre de Montana, junto con Swanson y Stephanie Seneff, Ph. D., revisaron la información de la base de datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, buscando correspondencias entre las enfermedades humanas y animales, y correlaciones con el uso de pesticidas.

Diversos gráficos trazados demuestran que las enfermedades humanas y en animales aumentan al mismo ritmo que el uso de glifosato en los cultivos de maíz y soya.

Esto incluye padecimientos como crecimiento deficiente, defectos cardíacos congénitos, ventrículo derecho agrandado, cáncer de hígado, y en el caso de los recién nacidos, problemas pulmonares, así como trastornos metabólicos y genitourinarios.

Las pruebas revelan una contaminación generalizada en el suministro alimenticio

Toda esta evidencia plantea serias dudas sobre la seguridad de los alimentos contaminados con glifosato. Las pruebas han revelado que más del 70 % de los habitantes en los Estados Unidos tienen niveles detectables de glifosato en sus cuerpos, y las pruebas de alimentos demuestran una contaminación sorprendentemente generalizada en el suministro de alimentos. Por ejemplo:

Un programa limitado de pruebas en alimentos realizado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos en 2016 reveló que prácticamente todos los alimentos analizados estaban contaminados con 'Roundup'.

Los resultados de las pruebas publicadas en agosto del 2018 por el Grupos de Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés) demostraron que 43 de los 45 productos alimenticios elaborados con avena de cultivo convencional dieron positivo al glifosato, y que 31 de estos productos contaban con niveles de glifosato más elevados que los que se consideran seguros para los niños, según indicaron los investigadores.

Una segunda ronda de pruebas del EWG reveló que el glifosato es un contaminante básico en los cereales para el desayuno Cheerios y productos de avena Quaker. Las 28 muestras contenían glifosato, 26 de estas en niveles sospechosos de ser nocivos para la salud infantil.

Asimismo, 5 de los 16 alimentos orgánicos de avena contenían bajos niveles de glifosato, aunque este químico está prohibido en los estándares orgánicos de los Estados Unidos.

Las pruebas realizadas por Friends of the Earth comprobaron la presencia de glifosato en el 100 % de los 28 cereales de avena analizados.

Las pruebas realizadas por Health Research Institute Labs (HRI Labs), un laboratorio independiente que analiza los micronutrientes y toxinas presentes en los alimentos, confirma los informes de contaminación grave, lo que demuestra que las personas que consumen avena con regularidad podrían tener hasta el doble glifosato en su cuerpo, en comparación con quienes no lo hacen.

Por el contrario, las personas que consumen alimentos orgánicos con regularidad tienen un nivel de glifosato 80 % más bajo, en comparación con quienes los consumen inusualmente.

Las pruebas realizadas por Moms Across America encontraron glifosato en la bebida nutricional PediaSure Enteral Formula, que se administra a bebés y niños a través de tubos de alimentación; el 30 % de las muestras analizadas contenían niveles de glifosato superiores a 75 ppb, niveles mucho más altos que los que han demostrado destruir las bacterias intestinales en pollos (0.1 ppb).

Las pruebas realizadas por The Detox Project demuestran que la contaminación por glifosato también es generalizada en los suplementos proteicos orgánicos y de origen vegetal.

En marzo del 2019, se investigaron las ocho marcas de proteína de chícharo más populares comercializadas en Amazon.com, y se encontró que una marca orgánica contenía igual o mayor cantidad de glifosato, en comparación con las marcas convencionales.

Dos marcas convencionales (no orgánicas), Naked Pea y Anthony's Pea Protein, tenían respectivamente, 39 ppb y 80 ppb, mientras que dos lotes separados de una marca orgánica de mayor venta, Orgain Organic Plant-Based Protein Powder, contenían 83 ppb y 281 ppb.

De acuerdo con The Detox Project, los niveles indetectables entre 0 y 9 partes por billón (ppb) de glifosato no representan un riesgo; las cantidades pequeñas de 10 a 79 ppb son consideradas de poco riesgo; y cualquier nivel superior a 80 ppb es considerado de alto riesgo.

¿Por qué la contaminación esta tan generalizada?

Una de las razones por las que muchos alimentos procesados están contaminados con glifosato está relacionado con que la mayoría contiene ingredientes transgénicos.

Los cultivos 'Roundup' Ready GMO están diseñados para resistir la fumigación directa del 'Roundup', que se introduce en cada célula de las plantas. Debido a que el glifosato no se puede eliminar y cada parte del grano final está contaminado, también termina en el producto alimenticio final.

Sin embargo, ahora se ha vuelto evidente que el problema no se limita a los ingredientes GMO. Los agricultores también utilizan el glifosato como desecante o agente de secado para acelerar la recolección, así como aumentar el rendimiento de granos y leguminosas que no son transgénicos. Esta es la razón por la cual aún hay rastros de glifosato en productos que no son transgénicos.

Todavía no está claro cómo el producto químico termina en algunos productos orgánicos. Las posibles causas incluyen que el químico quede a la deriva en los campos de cultivos convencionales o transgénicos cercanos, así como la contaminación durante el procesamiento y fraude (cuando un cultivo que no es orgánico se vende como orgánico).

Si bien, el glifosato se utiliza comúnmente como un agente de secado previo a la cosecha, no es un desecante registrado (es decir, aprobado). Los agricultores que utilizan glifosato de cualquier manera, y fumigan los cultivos en el momento equivocado, pueden causar altos niveles de contaminación en los cultivos.

Como se explica en "Clarification of Preharvest Uses of Glyphosate", si el glifosato se aplica muy pronto (mientras que el grano tiene una tasa de humedad superior al 30 %) se absorberá por medio de las hojas y tallos, y se transferirá a toda la planta.

¿Cuánto glifosato tiene en su cuerpo?

Al tomar en consideración lo generalizado que es el glifosato en el suministro de alimentos de los Estados Unidos es probable que usted y sus hijos hayan estado expuestos. La única forma de determinar el nivel de exposición de este contaminante tóxico a través de la alimentación es por medio de una prueba.

HRI Labs ha desarrollado kits de prueba caseros para agua y orina, disponibles en mi tienda en línea; pero no obtengo beneficios de la venta de estos kits, solo los ofrezco como un servicio para su comodidad.

Si sus niveles de glifosato son altos, sería prudente que abordara su alimentación y considerara comprar más alimentos orgánicos. Los estudios han demostrado que los alimentos orgánicos podrían disminuir significativamente la exposición a pesticidas tóxicos y disminuir su carga tóxica general.

El más reciente de estos estudios se publicó en la revista Environmental Research, el 12 de febrero de 2019, el cual demuestra la rapidez con la que podría reducir su carga de pesticidas al cambiar a productos orgánicos.

En promedio, los niveles de pesticidas y metabolitos de pesticidas para neonicotinoides, pesticidas organofosforados, piretroides, 2,4-D y otros (14 compuestos en total, que representan alrededor de 40 pesticidas diferentes) se redujeron, en promedio, en más del 60 %, en solo seis días al llevar una alimentación totalmente orgánica.

Como grupo, los pesticidas organofosforados (como el glifosato) fueron los niveles que más se redujeron, al disminuir en un 70 %, en general.

Muchos estudios también demuestran que los alimentos orgánicos contienen cantidades más altas de nutrientes valiosos, por lo que implementar un régimen orgánico puede resultar en una alimentación más nutritiva en general. Además, quizás deba considerar alguna forma de protocolo de desintoxicación y tomar medidas para reparar el daño en el intestino causado por el glifosato y otros productos agroquímicos.

Es probable que, si sus niveles de glifosato son altos, también tenga niveles de otros pesticidas en su cuerpo. Los alimentos fermentados, particularmente el kimchi, son potentes agentes quelantes de este tipo de químicos.

Tomar carbón activado después de un alimento dudoso también puede ayudar a unir y eliminar químicos. Recuerde mantenerse bien hidratado para facilitar la eliminación de toxinas a través de su hígado, riñones y piel.

En particular, la glicina es un importante apoyo para el proceso de desintoxicación del glifosato. El Dr. Dietrich Klinghardt, reconocido como una autoridad internacional en toxicidad de metales y su conexión con infecciones crónicas, recomienda tomar 1 cucharadita (4 gramos) de polvo de glicina dos veces al día durante unas semanas y luego disminuir la dosis a una cuarta parte de cucharadita (1 gramo), dos veces al día.

La forma menos costosa de hacerlo es al comprar polvo de glicina a granel, que es muy económico. Esto podría promover la eliminación de glifosato del cuerpo, a través de la orina. De igual manera, se recomienda utilizar una sauna con regularidad para ayudar a eliminar tanto los pesticidas como los metales pesados que podría haber acumulado en su cuerpo.

Fuentes alimenticias orgánicas

Si bien, la mayoría de las personas son propensas a pensar en los productos orgánicos solamente en términos de productos cultivados (frutas y verduras), también es importante recordar comprar carne de res, aves y productos lácteos orgánicos, ya que los animales criados de manera convencional llevan una alimentación convencional a base de granos transgénicos cargados con glifosato y otros ingredientes potencialmente peligrosos.

Si vive en los Estados Unidos las siguientes organizaciones pueden ayudarle a localizar alimentos frescos de granja:

Demeter USA Demeter-USA.org tiene un directorio de marcas y granjas certificadas como biodinámicas. Puede encontrar este directorio en el sitio web BiodynamicFood.org.

American Grassfed Association (AGA) — El objetivo de esta organización es promover la industria de las carnes de animales alimentados con pastura a través de relaciones con agencias gubernamentales, investigaciones, marketing inteligente y educación al público.

El sitio de internet también le muestra como buscar productores aprobados por AGA, que cuenten con la certificación según las estrictas normas que incluyen criar animales 100 % con forraje; en pastizales y nunca estar confinados en un corral; que nunca hayan recibido antibióticos ni hormonas; y que hayan nacido y crecido en granjas familiares de los Estados Unidos.

EatWild.com El sitio web EatWild.com proporciona listas de agricultores que producen productos lácteos sin pasteurizar, así como carne de res, de animales alimentados con pastura y otros productos agrícolas frescos de granja (aunque no todos están certificados como orgánicos).

También, puede encontrar información sobre los mercados de agricultores locales, así como las tiendas y restaurantes locales que venden productos de animales alimentados con pastura.

Fundación Weston A. Price Weston A. Price tiene capítulos locales en la mayoría de los estados, y muchos de ellos están conectados con clubes de compra, en los cuales se pueden comprar fácilmente los alimentos orgánicos, incluyendo a los productos lácteos como la leche sin pasteurizar y la mantequilla.

Grassfed Exchange Grassfed Exchange tiene una lista de productores que venden carnes orgánicas y de pastoreo a lo largo de los Estados Unidos.

Local Harvest Este sitio web le ayudará a encontrar los mercados agrícolas, granjas familiares y otras fuentes de alimento producido de manera sostenible en su área, donde se pueden comprar productos, carnes de animales criados con pasto, y muchas otros bienes alimenticios.

Farmers Markets Una lista nacional de los mercados de los agricultores.

Eat Well Guide: Wholesome Food from Healthy Animals EatWellGuide es un directorio en línea de carnes de animales alimentados con pasto de forma sostenible, aves de corral, productos lácteos y huevos de granjas, tiendas, restaurantes, posadas y hoteles, y puntos de venta en línea en los Estados Unidos y Canadá.

Comunity Involved in Sustaining Agriculture (CISA) — CISA está dedicada al mantenimiento de la agricultura y a promover los productos de granjas pequeñas.

The Cornucopia Institute El Instituto Cornucopia mantiene una clasificación de herramientas web de todas las marcas orgánicas certificadas de productos lácteos, huevos y otros productos básicos, en función de su suministro ético y las prácticas agrícolas auténticas que separan a la producción "orgánica" CAFO de las prácticas orgánicas auténticas.

RealMilk.com Si todavía no sabe dónde conseguir leche bronca o sin pasteurizar, revise las páginas web Raw-Milk-Facts.com y RealMilk.com. Estas le indicaran los lugares donde podrá conseguir leche legalmente en su estado y le proporcionarán una lista de las granjas que venden productos lácteos sin pasteurizar en su área.

Farm to Consumer Legal Defense Fund también proporciona una revisión de las leyes de la leche sin pasteurizar en cada estado. Los habitantes de California también pueden encontrar vendedores minoristas de leche, al utilizar de un localizador disponible en el sitio web OrganicPastures.com.

¡No se deje engañar por los cómplices de la industria!

Los escandalosos intentos de presión ejercida por las empresas de biotecnología para lograr sus intereses corporativos van más allá de las filas del gobierno. En un esfuerzo adicional para engañar a la población, Monsanto/Bayer y sus cohortes fueron atrapados asiduamente solventando a científicos, académicos y periodistas para obtener estudios cuestionables que los presentaran de manera positiva.

Al contratar "expertos externos", las empresas de biotecnología pueden tomar información de dudosa validez y presentarla como independiente y de fuentes autorizadas. Es una práctica vergonzosa que es mucho más común de lo que cualquiera pudiera imaginar.

Un ejemplo notable es el de Henry Miller, quien fue completamente calificado como un cómplice de Monsanto durante la campaña de etiquetado de transgénicos (GMO) de la Proposición 37 de California, en 2012.

Miller, que se hizo pasar por falso profesor de Stanford, promovió los alimentos transgénicos durante esta campaña. En 2015, publicó un artículo en la revista Forbes que atacaba los hallazgos de la Agencia Internacional para la Investigación Contra el Cáncer, una división de la Organización Mundial de la Salud, luego de que clasificara al glifosato como un probable agente cancerígeno humano.

De hecho, después de que se reveló que el trabajo de Miller era escrito por Monsanto, Forbes no solo lo despidió, sino que también eliminó todo su trabajo de su sitio.

También hay muchos grupos fachada de la industria. El Proyecto de Alfabetización Genética y el Consejo Americano de Ciencia y Salud fueron financiados por Monsanto antes de que Bayer comprara la empresa. Con el tiempo se percibirá si continuará este financiamiento de Bayer, pero otras fuentes "confiables" también fueron captadas recibiendo compensaciones de Monsanto.

Por ejemplo, WebMD, un sitio web que a menudo se presenta como una fuente confiable de información de salud "independiente y objetiva", fue expuesto como un lacayo de Monsanto al usar su influencia para promover productos y estrategias de salud respaldadas por empresas, al exhibir anuncios publicitarios y publireportajes en nombre de Big Biotechs, y de esta manera promover la agenda de la industria biotecnológica, todo por el bien de las ganancias monetarias.

Pero, a pesar de sus tácticas deshonestas para vender sus productos tóxicos, ahora lo industria biotecnológica es incapaz de ocultar la verdad; es decir, que la ingeniería genética de ninguna manera podrá convertir al mundo en un mejor lugar.

No resolverá el hambre mundial, no aumentará los medios de sustento de los productores, y ciertamente no será beneficioso para la salud en lo absoluto y, de hecho, podría resultar perjudicial.

No hay mejor momento para actuar que HOY, estas son las medidas que puede tomar de inmediato

Así que, ahora la pregunta es, ¿continuará apoyando este sistema de alimentos corrupto, tóxico e insostenible que la gran industria biotecnológica, Monsanto/Bayer, sus cómplices de la industria y lacayos hambrientos de beneficios han elaborado de forma cuidadosa?

En gran medida reside en nosotros, como consumidores, liberar y poner fin al estricto control en nuestro suministro alimenticio. La buena noticia es que los vientos han cambiado de rumbo.

A medida que los consumidores de todo el mundo se han percatado de los problemas relacionados con los cultivos transgénicos y químicos tóxicos, así como los herbicidas y los pesticidas que se utilizan en ellos, cada vez más personas se niegan a consumir estos alimentos de manera proactiva.

También, hay un fuerte crecimiento en los sectores de productos orgánicos y de animales alimentados con pastura a nivel mundial. Esto solo prueba una cosa; es decir, podemos hacer una diferencia si trabajamos constantemente para lograr un objetivo en común.

Una de las mejores medidas que puede implementar es adquirir sus alimentos con un productor local que administre una pequeña empresa y utilice diversos métodos que promuevan la agricultura regenerativa.

También, puede unirse a un programa de Agricultura Apoyada por la Comunidad (CSA, por sus siglas en inglés), donde puede comprar una "parte" de los vegetales producidos en granja, para obtener un suministro regular de alimentos frescos. Considero que unirse a un CSA es una inversión poderosa, no solo para su propia salud, sino también para su comunidad y economía locales.

Además, también debe adoptar estrategias preventivas que puedan ayudarle a reducir la contaminación química tóxica que ataca a su cuerpo. Le recomiendo visitar estos sitios web confiables de recursos alimenticios sin GMO en su país:

Organic Food Directory (Australia)

Eat Wild (Canadá)

Organic Explorer (Nueva Zelanda)

Eat Well Guide (Estados Unidos y Canadá)

Farm Match (Estados Unidos)

Local Harvest (Estados Unidos)

Fundación Weston A. Price (Estados Unidos)

The Cornucopia Institute

Demeter USA

American Grassfed Association

La empresa Monsanto, Bayer y sus aliados quieren que piense que controlan todo, pero no es así; al contrario, usted y la población son quienes tienen el poder en sus manos. Trabajemos todos juntos para destruir la farsa que ha creado la industria biotecnológica. Y recuerde que, todo comienza con hacer compras inteligentes, así como con las mejores compras de alimentos para usted y su familia.

+ Fuentes y Referencias
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario