Obtenga hasta 40 % de descuento Productos selectos para el sistema inmunológico suministro para 90 días Obtenga hasta 40 % de descuento Productos selectos para el sistema inmunológico suministro para 90 días

PUBLICIDAD

Evite esta marca de medicamentos para la acidez estomacal

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

medicamento para acidez estomacal

Historia en Breve -

  • La ranitidina para la acidez estomacal, incluyendo el producto comúnmente conocido con el nombre comercial de Zantac, podrían contener un químico cancerígeno llamado N-nitrosodimetilamina (NDMA)
  • El NDMA es un químico de nitrosamina que antes se utilizaba para fabricar combustible para cohetes y lubricantes
  • La Agencia Internacional para la Investigación Sobre el Cáncer (IARC) clasifica a la NDMA como un probable agente cancerígeno humano
  • Las investigaciones previas revelaron que la exposición a NDMA produjo crecimientos anormales llamados neoplasias y anomalías hepáticas en ratas, incluso al proporcionar dosis bajas
  • La ranitidina es un bloqueador H2 (histamina-2), que se utiliza para prevenir y aliviar la acidez estomacal al disminuir la cantidad de ácido en el estómago, pero la mayoría de las veces, la acidez es el resultado de cantidades insuficientes de ácido
  • Consumir alimentos reales y repoblar el microbioma intestinal con bacterias beneficiosas de alimentos fermentados tradicionalmente puede ayudar a resolver la acidez estomacal de forma natural

Algunos medicamentos para la acidez estomacal con ranitidina, incluyendo el producto comúnmente conocido con el nombre comercial de Zantac, pueden contener un químico cancerígeno llamado N-nitrosodimetilamina (NDMA).

El NDMA es un químico de nitrosamina que antes se utilizaba para fabricar combustible para cohetes y lubricantes, pero ahora solo se usa con fines de investigación.

La Agencia Internacional para la Investigación Sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) clasifica a la NDMA como un probable agente cancerígeno humano.

Un aviso publicado por la FDA de los Estados Unidos, indica que los medicamentos para la acidez estomacal con NDMA tienen "bajos niveles" de este químico, y la agencia evalúa si esto representa un riesgo para las personas que toman tales medicamentos.

El Zantac es el último medicamento que ha demostrado contener dicha impureza cancerígena, pero no se han emitido retiros comerciales del mismo. Por ahora, el medicamento sigue comercializándose.

¿Es peligroso que el Zantac contenga NDMA?

Según la FDA, "aunque la NDMA puede causar daños cuando está presente en grandes cantidades, los niveles que la agencia ha descubierto en la ranitidina con base en las pruebas preliminares apenas superan las cantidades que podría contener cualquier alimento". Sin embargo, la investigación realizada en 1991 reveló que la exposición a la NDMA provocaba desarrollos anormales llamados neoplasias y anomalías hepáticas en ratas, incluso en dosis bajas.

Los investigadores escribieron para la revista Cancer Research:

"La relación lineal observada en bajas dosis (menos del 1 ppm [parte por millón]) sugiere que, en tales circunstancias experimentales, entre las ratas a las que se les permite su período de vida natural, una dosis de 1 ppm de NDEA o NDMA en el agua potable puede causar que alrededor del 25 % desarrolle una neoplasia hepática, una dosis de 0.1 ppm podría causar que aproximadamente el 2.5 % la desarrolle, y una dosis de 0.01 ppm puede causar que alrededor del 0.25 % la desarrolle, y así consecutivamente, sin indicar ningún "límite".

... Además, incluso las tasas de dosis bastante bajas de los agentes de prueba causaron diversas anomalías hepáticas no neoplásicas (por ejemplo, nódulos hiperplásicos o contracción de los hepatocitos) a una frecuencia aproximadamente proporcional a la tasa de la dosis".

En 2018, la FDA también emitió un retiro comercial voluntario del medicamento para la presión arterial alta Valsartán, después de que se descubriera que contenía NDMA (otros 22 países ya habían realizado retiros comerciales antes de que la FDA tomara medidas al respecto).

Ese año se publicó una evaluación urgente del riesgo de cáncer relacionado con la exposición a NDMA a través de productos de Valsartán contaminados, en el que se monitoreo una cohorte de 5 150 personas durante un promedio de 4.6 años.

Los resultados no demostraron algún riesgo significativamente mayor de cáncer a corto plazo entre las personas que utilizaban Valsartán contaminado con NDMA, pero a menudo el cáncer tarda más de cuatro o cinco años en desarrollarse.

Y es posible que no se conozca el alcance real del riesgo durante 10 o 20 años. Incluso los investigadores reconocieron que "persiste la incertidumbre sobre los resultados únicos del cáncer, y que es necesario realizar estudios con un seguimiento más prolongado con el fin de evaluar el riesgo de cáncer a largo plazo".

Medicamentos para la presión arterial retirados del mercado por contaminación con NDMA

El medicamento Zantac, tan solo es el último ejemplo que demostró contener NDMA. Los bloqueadores del receptor de angiotensina II (ARBs), que incluyen al Valsartán y otros, para tratar la presión arterial alta también fueron afectados, y ocurrieron retiros comerciales en 2018 y 2019.

En una declaración emitida en marzo de 2019, la FDA indicó que: "las nitrosaminas que contienen los ARBs pueden generarse cuando hay químicos específicos y factores de reacción presentes en el proceso de fabricación de la API del medicamento, y también pueden resultar de la reutilización de materiales, como solventes".

En cuanto al alcance de los riesgos en las personas que toman ARBs, los científicos de la FDA estimaron que si 8 000 personas tomaran la dosis diaria más alta (320 miligramos) de Valsartán contaminado con NDMA durante cuatro años (que es el tiempo en que los medicamentos contaminados fueron comercializados), podría haber un caso adicional de cáncer.

Sin embargo, en una actualización publicada en agosto de 2019, la FDA declaró:

"En realidad, la gran mayoría de los pacientes expuestos a NDMA a través de ARBs recibieron cantidades mucho menores de esta impureza que, en el peor de los casos, y, dado que no afecta a todos los ARBs, es muy probable que un paciente que toma un ARBs durante cuatro años no siempre se haya expuesto a alguno de los productos contaminados".

En cuanto a la contaminación por NDMA en el Zantac, se desconoce de dónde proviene, pero en agosto la FDA sancionó una planta de fabricación India que producía algunos de los ingredientes del medicamento. Se estima que "el 80 % de los ingredientes utilizados en los medicamentos de los Estados Unidos se fabrican en el extranjero, principalmente en India y China".

Evite utilizar Zantac para tratar la acidez estomacal

Si bien, la FDA no les ha aconsejado a los pacientes dejar de tomar ranitidinas como Zantac, indicaron que las personas que toman ranitidina recetada podrían hablar con su proveedor de servicios de atención médica sobre alguna alternativa, mientras que quienes toman ranitidina de venta libre (OTC) podrían cambiar a otras opciones de venta libre.

"Existen múltiples medicamentos en el mercado que están aprobados para los mismos usos o son similares que la ranitidina", señaló la FDA, los cuales podrían disminuir su exposición a NDMA, siempre y cuando estos medicamentos alternativos no estén contaminados con NDMA o alguna otra sustancia.

La ranitidina es un bloqueador H2 (histamina-2), que se utiliza para prevenir y aliviar la acidez estomacal al disminuir la cantidad de ácido en el estómago.

La ranitidina de venta libre está aprobada para tratar la acidez estomacal relacionada con la indigestión ácida y ardor en el estómago, mientras que la versión recetada se prescribe para tratar las úlceras y enfermedad por reflujo gastroesofágico.

En la mayoría de los casos, la acidez estomacal es el resultado de cantidades insuficientes de ácido. Su cuerpo está diseñado naturalmente para lograr el equilibrio y necesita ácido para digerir los alimentos.

Si tiene bajos niveles de ácido estomacal y eso afecta en su digestión, no solo absorberá menos nutrientes de los alimentos, sino que también permitirá posibles infecciones bacterianas.

El ácido clorhídrico (y la pepsina) son necesarios para descomponer las proteínas en el tracto intestinal, lo que significa que bajar los niveles de ácido puede causar una degradación inadecuada de las proteínas, lo que puede elevar el riesgo de disbiosis, un desequilibrio entre las bacterias dañinas y beneficiosas en su microbioma intestinal.

A medida que estas moléculas de proteína sin digerir se fermentan en sus intestinos, se convierten en alimento para patógenos como H. pylori, C. difficile y cándida. El desarrollo excesivo de estas bacterias también puede causar la enfermedad del intestino permeable y otros problemas de salud relacionados.

De hecho, en un estudio realizado con 564 969 adultos, los participantes de la comunidad que tomaban ciertos medicamentos para la acidez estomacal tenían un riesgo de 1.7 a 3.7 veces mayor de desarrollar infecciones por C. difficile y bacterianas causadas por Campylobacter, probablemente debido a la supresión en la producción de ácido estomacal.

Otros medicamentos comunes para la acidez estomacal conocidos como inhibidores de la bomba de protones (PPIs) también son problemáticos porque podrían inhibir la bomba de protones que produce ácido clorhídrico en el cuerpo.

Además, el uso de PPIs a largo plazo puede aumentar significativamente su riesgo de cáncer de estómago junto con diversos padecimientos diferentes, incluyendo fracturas óseas, infecciones por C. difficile, neumonía, ataque cardiaco y derrame cerebral.

¿Qué causa la acidez estomacal?

La acidez estomacal, el síntoma más común de la enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD), es extremadamente común, ya que el 44 % de los adultos de los Estados Unidos la experimenta al menos una vez al mes.

Alrededor del 14 % de la población experimenta acidez estomacal cada semana, mientras que el 7 % la padece todos los días. La acidez estomacal, que generalmente se siente como una sensación de ardor en el pecho, ocurre cuando el ácido del estómago regresa al esófago.

El exceso de peso u obesidad es un factor de riesgo para la acidez estomacal. El peso adicional puede ejercer presión sobre el estómago, lo que podría ocasionar que se mueva más ácido con fuerza hacia el esófago.

También, podría ocurrir al consumir alimentos en exceso o una comida abundante, ya que el exceso de comida en el estómago podría abrir el esfínter esofágico inferior (LES), lo que puede ocasionar que el ácido estomacal fluya hacia el esófago.

El tabaquismo constituye otro factor de riesgo, ya que él LES se relaja y abre cuando fuma, lo que puede provocar el reflujo de ácido. También puede afectar la producción de ácido estomacal. De igual manera, ciertos alimentos pueden desencadenar reflujo ácido. Algunas de las causas más comunes son:

Comida picante

Cebolla

Cítricos

Productos a base de jitomate

Comida frita

Chocolate

Alcohol

Café u otras bebidas con cafeína

Sodas

Menta

Alternativas a los medicamentos para la acidez estomacal

En muchos casos, puede comenzar a restablecer el equilibrio y función gástrica adecuada simplemente al evitar alimentos procesados y azúcar.

Al consumir alimentos reales y repoblar su microbioma intestinal con bacterias beneficiosas de alimentos fermentados tradicionalmente o algún suplemento probiótico de alta calidad, puede reequilibrar su sistema digestivo, así como eliminar la necesidad de PPIs y bloqueadores H2.

Sin embargo, dejar de utilizar los medicamentos para la acidez estomacal de improviso no es una buena opción, ya que el cuerpo puede volverse dependiente. Si suspende su uso de forma repentina, puede provocar graves efectos de rebote conocidos como hipersecreción ácida de rebote. Para evitarlo, debe dejar los PPIs de forma gradual.

Comience por disminuir la dosis que toma mientras implementa simultáneamente las modificaciones de estilo de vida recomendada y sugerida.

Una vez que haya disminuido al máximo la dosis de PPI, comience a sustituirlo por un bloqueador H2 de venta libre (OTC), similar al Zantac. La FDA tiene una lista de medicamentos que pueden estar contaminados con NDMA, así como aquellos en los que no se detectó NDMA; consulte la lista antes de elegir una opción de venta libre.

Luego, suspenda de forma gradual el bloqueador H2 durante las siguientes semanas.

En un estudio en el que participaron 184 personas, las personas que cambiaron su alimentación a una enfocada en grasas saludables, carnes magras, frutos secos y vegetales, informaron una disminución similar de los síntomas de reflujo similar a quienes utilizaron medicamentos PPI, entre los cuales el grupo que llevaba esa alimentación indicó un nivel de mejora ligeramente superior.

Para los momentos en que necesita un alivio ocasional de los síntomas de acidez estomacal, los 10 remedios siguientes podrían ayudarle, al disminuir aún más la necesidad de depender de soluciones farmacológicas:

Jugo de aloe vera. El jugo de la planta de aloe vera ayuda naturalmente a reducir la inflamación, lo que puede aliviar los síntomas del reflujo ácido. Tome alrededor de media taza de jugo de aloe vera antes de sus alimentos. Para evitar su efecto laxante, busque una marca que no contenga el componente laxante.

Vinagre de sidra de manzana (sin procesar ni filtrar). Por lo general, el reflujo ácido es causado por tener muy poco ácido en el estómago. Puede mejorar fácilmente el contenido ácido de su estómago al consumir 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana sin procesar ni filtrar en un vaso grande de agua.

Astaxantina. En comparación con el placebo, se descubrió que este potente antioxidante puede reducir los síntomas del reflujo ácido, especialmente en las personas con una fuerte infección causada por H. pylori. Los investigadores concluyeron que una dosis diaria de 40 mg de astaxantina era efectiva para disminuir el reflujo.

Bicarbonato de sodio. Consumir de 1/2 a 1 cucharadita de bicarbonato (bicarbonato de sodio) en un vaso de agua de 8 onzas le ayudará a neutralizar el ácido del estómago y a aliviar la sensación de ardor del reflujo ácido. Si bien, no lo recomiendo como un remedio continuo, es efectivo para atender una "emergencia" cuando experimenta un dolor insoportable.

Raíz de regaliz desglicirrizinada. El regaliz desglicirrizinado (DGL) también puede ser útil porque ayuda a bloquear las prostaglandinas inflamatorias. Sin embargo, debe tomarse con precaución, ya que contiene el metabolito activo glicirriza, que en altas dosis puede afectar las glándulas suprarrenales, causar debilidad o entumecimiento muscular y presión arterial alta.

El regaliz está contraindicado si toma diuréticos o laxantes estimulantes. También deben evitarlo las mujeres que llevan tratamiento de terapia hormonal, que padecen algún tipo de cáncer dependiente de estrógenos o enfermedades reproductivas, como la endometriosis.

Raíz de jengibre. Se ha descubierto que el jengibre puede causar un efecto gastroprotector al suprimir la H. pylori. Agregue dos o tres rodajas de raíz de jengibre fresco a 2 tazas de agua caliente y déjelo reposar durante varios minutos. Bébalo alrededor de 20 minutos antes de comer.

Glutamina. El aminoácido glutamina ha demostrado abordar el daño gastrointestinal causado por H. pylori. La glutamina se encuentra en muchos alimentos, como carne de res, pollo, productos lácteos, huevos, pescado, así como frutas y verduras seleccionadas. La L-glutamina está ampliamente disponible como suplemento.

Suplemento de papaya/papaína o suplemento de piña/bromelina. La papaya contiene papaína, una enzima útil para descomponer las proteínas y carbohidratos. La bromelina es una enzima proteolítica que se encuentra en la piña y, al igual que la papaína, ayuda a digerir las proteínas.

La bromelina también promueve la actividad antiinflamatoria y puede ayudarle a promover los movimientos intestinales.

Olmo resbaladizo. El olmo resbaladizo recubre y alivia la boca, garganta, estómago e intestinos, y contiene antioxidantes que pueden ayudar a tratar los padecimientos inflamatorios del intestino.

Debido a que estimula las terminaciones nerviosas en el tracto gastrointestinal, es útil para aumentar la secreción de mucosidad, que tiene un efecto protector contra las úlceras y exceso de acidez.

Vitamina D. La vitamina D es de vital importancia para la salud intestinal. Una vez que sus niveles de vitamina D estén optimizados, se beneficiará de la producción de aproximadamente 200 péptidos antimicrobianos que le ayudarán a erradicar las infecciones intestinales.