Obtenga hasta 40 % de descuento Productos selectos para el sistema inmunológico suministro para 90 días Obtenga hasta 40 % de descuento Productos selectos para el sistema inmunológico suministro para 90 días

PUBLICIDAD

Por qué el pollo puede contener cloro

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

pollo con cloro

Historia en Breve -

  • En los Estados Unidos la mayoría de las aves de corral que provienen de operaciones concentradas de alimentación animal (CAFO) se lavan con un cloro fuerte u otra solución antimicrobiana como una forma para matar los patógenos
  • La Unión Europea ha prohibido las importaciones de pollo de los Estados Unidos desde 1997 debido a la práctica del lavado con cloro
  • El plan del Reino Unido para salir de la Unión Europea ha abierto el tema para debate, ya que los países tendrán la opción de reconsiderar sus leyes actuales, incluso si aceptan o no el "pollo con cloro" de los Estados Unidos
  • El gobierno de los Estados Unidos ofreció pagar hasta US$ 93 257 (£ 75 000) para que una organización reúna a destacados periodistas británicos y los lleve a hacer recorridos por granjas de pollos en los Estados Unidos
  • Es posible que el lavado con cloro no elimine las bacterias como se esperaría, sino que simplemente ocasiona que no pueda detectarse por medio de pruebas estándar

En los Estados Unidos la mayoría de las aves de corral que provienen de operaciones concentradas de alimentación animal (CAFO, por sus siglas en inglés) se lavan con un cloro fuerte u otra solución antimicrobiana como una forma de matar los patógenos.

Los enjuagues o aerosoles de cloro están destinados a actuar como antimicrobianos para reducir la salmonela y otras causas comunes de enfermedades transmitidas por los alimentos.

Sin embargo, en la Unión Europea no se utiliza cloro para lavar los pollos y tampoco quiere ser partícipe del "pollo con cloro" de los Estados Unidos, por lo que ha prohibido las importaciones de pollo de los Estados Unidos desde 1997 debido a la práctica del lavado con cloro.

Los riesgos no se deben necesariamente al lavado con cloro, sino al hecho de que podría permitir una falta de saneamiento, así como el acceso de aves sucias en el suministro de alimentos.

"El verdadero temor es que las aves que están muy sucias no puedan ser lo suficientemente desinfectadas, y que en general, depender del lavado con cloro podría establecer estándares de higiene más deficientes", escribió el experto en seguridad alimentaria Simon Dawson de la Universidad Metropolitana de Cardiff.

Sin embargo, el plan del Reino Unido para salir de la Unión Europea ha abierto el tema para debate, ya que los países tendrán la opción de reconsiderar sus leyes actuales, incluso si aceptan o no el "pollo con cloro" de los Estados Unidos.

Los Estados Unidos podrían pagar por influir en los medios británicos sobre el pollo

El gobierno de los Estados Unidos ofreció pagar hasta US$ 93 257 (£ 75 000) para que una organización reúna a destacados periodistas británicos y los lleve a hacer recorridos por granjas de pollos en los Estados Unidos. El objetivo es darle un giro favorable a la industria de pollos de los Estados Unidos en su totalidad, incluyendo a la práctica del lavado con cloro.

En una propuesta observada por BuzzFeed News, se afirma que el propósito de la gira de la prensa es mejorar los conceptos erróneos sobre la agricultura de los Estados Unidos:

“Los conceptos erróneos incluyen estándares de bienestar animal, GMOs y etiquetado, y el uso de antibióticos en la producción ganadera... Las historias de los medios sobre la agricultura de los Estados Unidos a 'escala industrial', que generalmente se centran en los llamados 'pollos con cloro', son negativas, engañosas y a menudo inexactas.

... Los participantes recorrerán granjas pequeñas, medianas y grandes que representan diversos estándares de certificación (orgánicos, naturales, convencionales), instituciones de investigación que apoyan prácticas agrícolas basadas en estudios científicos, agencias gubernamentales que se centran en garantizar que los alimentos sean nutritivos y seguros, así como otras instituciones relevantes conectadas a la agricultura de los Estados Unidos.

... Los lugares deben elegirse con cuidado para ser geográfica y culturalmente diversos, y así como reflejar la amplitud de opciones para el consumidor de los Estados Unidos al tomar decisiones alimenticias".

La propuesta también citó una encuesta británica que encontró que solo el 1 % de los británicos compraría carne de los Estados Unidos, en vez de carne de Gran Bretaña. Tal como está la situación, la Unión Europea solo permite que el agua descontamine la carne, lo que significa que no se permite importar pollo lavado con cloro. La prohibición se estableció con base en medidas de precaución, según Dawson, quien escribió:

“Cuando se introdujo la prohibición, los funcionarios estaban interesados en que los fabricantes de alimentos se enfocaran en la higiene general en vez de confiar en un solo paso de descontaminación química para eliminar los microorganismos. También, se creía que el paso de descontaminación química podría fomentar la resistencia a los antibióticos".

Estrategia del pollo CAFO para ablandar a la población

Sir Ian Boyd, Jefe asesor científico del Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (Defra), indicó su aprobación en el pollo con cloro en una entrevista para Sky News, al afirmar que comer esta carne no supondría riesgos para la salud:

"Desde una perspectiva de salud, realmente no hay problema con el pollo con cloro. El problema radica en los procesos de producción y bienestar animal, y esa es una elección basada en valores que deben tomar las personas. Desde mi punto de vista, lo que necesitamos es que se nos permita tomar esa decisión".

Un informe del Centro de Política Alimenticia calificó la declaración de Boyd como engañosa. Uno de los coautores de la sesión informativa, Tim Lang, profesor de política alimenticia en City University, declaró: "para el jefe científico de Defra afirmar lo que hizo no es accidental".

"La declaración del profesor Boyd puede ser una señal temprana de que Westminster intenta ablandar al público para importar alimentos de bajo calidad de los Estados Unidos", añadió. "Están muy interesados en tener un acuerdo comercial como 'trofeo' después del Brexit y está en juego la flexibilización de las normas de seguridad alimenticia y bienestar animal del Reino Unido.

No podemos aceptar lo que seguramente conducirá a una disminución radical y sin precedentes en los estándares de calidad de los alimentos".

Es posible que los lavados con cloro no eliminen las bacterias

La investigación publicada en mBio planteó graves riesgos sobre el uso del lavado con cloro, lo cual revela que es posible que no elimine las bacterias como se esperaba. El estudio incluyó espinacas contaminadas con listeria y salmonela, que fueron sometidas al lavado con cloro.

Después del tratamiento, la bacteria no se eliminó, sino que entró en un "estado viable pero no cultivable (VBNC)", lo que significa que aún podrían causar intoxicación alimentaria, pero no podía detectarse por medio de pruebas estándar.

"Estos datos demuestran que los patógenos transmitidos por los alimentos VBNC pueden generarse y evitar ser detectados por las prácticas industriales mientras conservan su capacidad para causar enfermedades", indicó el estudio.

Además, en las directrices de cumplimiento publicadas por el --Servicio de Seguridad Alimentaria e Inspecciones (FSIS, por sus siglas en inglés) del USDA, se explica que los enjuagues y aerosoles de cloro tienen el potencial de empeorar la contaminación, en vez de mejorarla, en función de la fuerza de la presión del agua utilizada y dirección del spray:

“Al utilizar enjuagues y aerosoles de agua, los establecimientos deben considerar la presión del agua aplicada. Algunos estudios han encontrado que una presión elevada de spray puede forzar a las bacterias a entrar en los músculos o la piel en vez de eliminarla.

... Los enjuagues o aerosoles deben diseñarse, instalarse y calibrarse para eliminar la contaminación incidental. Cuando no se diseñan o implementan de forma adecuada, es posible que no eliminen efectivamente la contaminación e incluso pueden propagar la contaminación de una parte de los cadáveres a otra parte o incluso a los cadáveres adyacentes".

Además de la noción de que los lavados con cloro son simplemente una forma de perpetuar las condiciones insalubres e inhumanas en las granjas avícolas, uso de lavados con cloro y enfriamiento de las aves con agua clorada puede provocar subproductos de desinfección residuales (DBPs) en las aves.

Los DBPs son altamente tóxicos y pueden ser cancerígenos. Si bien, los estudios sugieren que es probable que las aves de corral enfriadas con agua clorada solo contribuya entre el 0.3 % y 1 % de la exposición diaria a los DBPs, aún constituye un contaminante que debe evitarse.

Las tasas de intoxicación alimenticia son más altas en los Estados Unidos

Los británicos tienen derecho a preocuparse al elegir productos alimenticios de los Estados Unidos, considerando que un análisis realizado por Sustain reveló que las tasas de enfermedades transmitidas por los alimentos en los Estados Unidos son significativamente más altas que en el Reino Unido.

Los descubrimientos indican que, cada año, el 14.7 % de la población de los Estados Unidos padece enfermedades transmitidas por los alimentos, en comparación con el 1.5 % del Reino Unido.

Kath Dalmeny, Directora ejecutiva de Sustain, indicó en un comunicado de prensa, "nuestro análisis demuestra que si aceptamos carne importada sin aplicar estándares sólidos, también podríamos importar una mayor intoxicación alimenticia y posiblemente incluso la muerte.

Los Estados Unidos exige que disminuyamos nuestros estándares alimenticios en cuestión comercial, pero nuestra investigación demuestra que la carne barata de los Estados Unidos puede tener consecuencias en nuestra salud y economía".

De hecho, lo cierto es que el pollo es uno de los alimentos más contaminados de los Estados Unidos y también tiene un perfil nutricional deficiente, en comparación con otras fuentes de proteínas, incluyendo al pollo criado en pastizales.

Un estudio realizado por el Servicio de Investigación Agrícola (ARS, por sus siglas en inglés) del USDA encontró que las muestras de pollo recolectadas al final de la producción después de ser cortado en piezas, como lo compra en el supermercado, tenían una impactante tasa positiva del 26.2 % de contaminación por salmonela.

Muchas personas no son conscientes de que, cada año, el pollo es responsable de una cifra alarmante de casos de enfermedades transmitidas por alimentos.

Según las estadísticas de los CDC, en los Estados Unidos hubo 5 760 brotes transmitidos por alimentos entre 2009 y 2015, lo que resultó en 100 939 enfermedades, 5 699 hospitalizaciones y 145 muertes. De estos, el pollo fue responsable de la mayoría de las enfermedades relacionadas con los brotes; es decir, 3 114 enfermedades en total (12 %).

La contaminación por salmonela representa un riesgo particular, ya que los datos sugieren que la salmonela resistente a múltiples medicamentos se ha vuelto especialmente frecuente.

Y el pollo crudo se ha convertido en un destacado portador de salmonela, campylobacter, Clostridium perfringens y bacteria listeria. Incluso un número significativo de infecciones del tracto urinario podría ser causado por pollo contaminado.

¿Cuáles son las normas de inspección que no se cumplen?

Un informe del FSIS de junio de 2018 descubrió que, en gran medida, se desconoce el alcance de la contaminación por salmonela en las piezas de pollo de los Estados Unidos, porque el 35 % de los grandes rastros de pollos en los Estados Unidos no cumple con los estándares de inspección del FSIS.

Quizás en respuesta, en noviembre de 2018, por primera vez, el FSIS hizo público a los productores de pollo y sus clasificaciones sobre los estándares de seguridad de la salmonela, que se actualizan cada semana a medida que se analizan nuevas muestras.

Las clasificaciones varían de la categoría 1 al 3. La categoría 1 describe las instalaciones que tenían menos del 50 % del nivel máximo permitido de salmonela dentro del rango de prueba.

La categoría 2 describe las instalaciones que tenían más del 50 % (pero aún dentro del nivel máximo permitido), mientras que la categoría 3 era la peor, ya que consistía en instalaciones que excedían el nivel máximo de salmonela.

Si observa las clasificaciones del FSIS, notará la frecuencia de las categorías 2 y 3 en la lista. Una clasificación de categoría 3 tampoco es motivo de suspensión inmediata. En cambio, el FSIS notifica a las instalaciones si no cumplen con los estándares y en ese punto decide si se requieren más medidas.

No compre pollo crudo que provenga de CAFOs

Tan reciente como en los años 20, las gallinas eran criadas principalmente por sus huevos, no por su carne. En aquel momento, la carne de pollo era costosa, no se consideraba muy apetitosa y solo estaba disponible en temporada, ya que por lo general las gallinas se sacrificaban en el otoño después de que ya no se necesitaban para poner huevos.

Por desgracia, es prácticamente imposible producir en masa alimentos limpios, seguros y óptimamente nutritivos a precios bajos, incluyendo al pollo, por lo que la mayoría de las personas trata de evitar comprar pollo CAFO, ya sea que provenga de los Estados Unidos u otros lugares. Si no puede dejar de consumir pollo, la vía más segura y saludable es buscar algún productor local que críe y alimente a sus pollos con pasto.

Hay granjeros que implementan sistemas de agricultura regenerativa enfocados en aves de corral, en los que los pastizales altos y árboles protegen a las aves de los depredadores, en vez de utilizar jaulas, además de optimizar la temperatura del suelo y nivel de humedad, al extraer el exceso de nutrientes que depositan las gallinas, para obtener los valiosos minerales bajo superficie del suelo y un cultivo perenne de alto calidad.

Ocurre lo opuesto que en los CAFO, ya que regeneran la tierra en vez de destruirla, crían las gallinas humanamente, y producen alimentos seguros y superiores en nutrientes. Incluso podría considerar criar sus propias gallinas de traspatio.

También, puede intentar evitar el pollo CAFO del supermercado y optar por otro alimento que provenga de gallinas; por ejemplo, los huevos, en particular las variedades orgánicas de pastoreo.

Si bien, el pollo se anuncia como una fuente saludable de proteínas, debido a los problemas de contaminación, solo debe considerar las gallinas camperas o huevos que no sean CAFO. Los huevos enteros son una excelente fuente de proteínas, grasas saludables (grasas omega-3) y antioxidantes, incluyendo a la colina, junto con las vitaminas A, D, E y K.

Los huevos de gallinas camperas pueden ser mucho más nutritivos que los de las gallinas CAFO, sin los riesgos de contaminación (y no requieren ser lavados con cloro).

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario