Obtenga hasta 40 % de descuento Productos selectos para el sistema inmunológico suministro para 90 días Obtenga hasta 40 % de descuento Productos selectos para el sistema inmunológico suministro para 90 días

PUBLICIDAD

Las fresas y moras azules pueden disminuir el riesgo de ataque cardíaco en mujeres de mediana edad

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

bayas contra ataque cardiaco

Historia en Breve -

  • Según una nueva investigación, las mujeres que consumen más de tres porciones de fresas y moras azules por semana tienen un riesgo 32 % menor de padecer un ataque cardíaco
  • El beneficio se atribuyó a los flavonoides conocidos como antocianinas presentes en las bayas, que son antioxidantes que les otorgan a estas frutas sus colores rojo y morado; se sabe que las antocianinas pueden beneficiar el revestimiento endotelial del sistema circulatorio, posiblemente al evitar la acumulación de placa en las arterias y promover una presión arterial saludable
  • Las frutas pueden ser muy beneficiosas, ya que son una fuente natural de fibra, vitaminas y antioxidantes, pero también contienen fructosa, que es perjudicial si se consume en exceso; por lo tanto, deben consumirse con moderación, especialmente si tiene exceso de peso o padece una enfermedad cardíaca, cáncer o diabetes tipo 2
  • Las bayas se encuentran entre las frutas más saludables, otros ejemplos son los cocos, aguacates, granadas, piñas, kiwis y cerezas

En el caso de las frutas, las bayas se clasifican entre las variedades más saludables, ya que están cargadas de una gran variedad de potentes fitoquímicos y fibra y, al mismo tiempo, son relativamente bajas en azúcar.

En fechas recientes, las fresas y moras azules, han sido particularmente señaladas por los investigadores de Harvard como 'superalimentos' que pueden favorecer la salud cardíaca.

Consuma bayas para disminuir su riesgo de ataques cardíacos

Según una nueva investigación, las mujeres que consumen más de tres porciones de fresas y moras azules por semana tienen un riesgo 32 % menor de padecer un ataque cardíaco. El beneficio se debió a los flavonoides conocidos como antocianincas presentes en las bayas, que son antioxidantes que les otorgan a estas frutas sus característicos colores rojo y morado.

Se sabe que las antocianinas pueden beneficiar el revestimiento endotelial del sistema circulatorio, posiblemente al evitar la acumulación de placa en las arterias y promover una presión arterial saludable.

Otra investigación ha demostrado que estos antioxidantes pueden proteger contra las enfermedades cardiacas al disminuir el estrés oxidativo e inflamación, mientras que mejoran la fuerza capilar e inhiben la formación de plaquetas. Además, los investigadores han indicado que:

"Los estudios epidemiológicos sugieren que un mayor consumo de antocianinas puede disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular (CVD), la causa más común de mortalidad entre hombres y mujeres.

Con frecuencia, las antocianinas interactúan con otros fitoquímicos, al exhibir efectos biológicos sinérgicos, pero puede ocasionar que las contribuciones de los componentes individuales sean difíciles de descifrar.

En los últimos 20 años, muchas publicaciones revisadas por pares han demostrado que, además de su notable actividad antioxidante In Vitro, las antocianinas pueden regular diferentes vías de señalización involucradas en el desarrollo de CVD".

Quizás los alimentos procesados con frutas ricas en antocianinas no proporcionen el mismo beneficio

Si desea obtener beneficios de flavonoides antioxidantes, como las antocianinas, unas de las mejores fuentes podrían ser las bayas frescas. Muchos fabricantes de alimentos procesados, en particular los alimentos para bebés, han intentado aprovechar su creciente popularidad entre la población consciente de su salud, al añadir las moras azules y otras frutas ricas en antocianinas en sus productos.

Además de las bayas, otros ejemplos de alimentos ricos en antocianinas incluyen a las berenjenas, col morada, lechuga sangría, rábano rojo y ciruelas. Pero, debe tener mucho cuidado al comprar alimentos procesados que contengan estas frutas beneficiosas, ya que un estudio encontró que es difícil detectar los niveles de antocianinas en los alimentos a los que se les agregaron como materia prima.

Por ejemplo, los alimentos enlatados, pan, cereales y alimentos para bebés. Probablemente se debió a su poca estabilidad y posible destrucción durante el proceso de procesamiento. Los investigadores señalaron que:

"Apenas se detectaron los niveles de ACNs en los alimentos para bebés preparados a base de frutas con alto contenido de antocianinas, como las moras azules. En algunos alimentos que pueden contener una mezcla de bayas y frutas, como los alimentos para bebés, la cantidad de bayas con ACNs añadidas era tan baja que no se podía detectar las ACNs".

Tenga cuidado con las frutas que consume

Las frutas pueden ser sumamente beneficiosas, ya que son una fuente natural de fibra, vitaminas y antioxidantes. Pero, también contienen fructosa, cuyo metabolismo causa la mayoría de los mismos efectos tóxicos que el etanol, como la adiposidad visceral (grasa abdominal), resistencia a la insulina y síndrome metabólico. Cuando hay un consumo excesivo de fructosa, podría ser más perjudicial que el alcohol, ya que puede generar más de 70 efectos adversos documentados.

Los principales factores en esta categoría no son las frutas orgánicas naturales y enteras, sino los azúcares añadidos que los habitantes de los Estados Unidos consumen en "cantidades alarmantes" todos los días. Es probable que las sodas, jugo de fruta y jarabe de maíz de alta fructosa en los alimentos procesados contribuyan mucho más a su consumo diario de fructosa, que una manzana o puñado de bayas.

La cantidad adecuada de fructosa no debe superar los 25 gramos al día, pero si tiene exceso de peso o está en riesgo de (o padece) una enfermedad cardíaca, cáncer o diabetes tipo 2, entonces lo más probable es que sea mejor disminuir la cantidad a 10 y15 gramos al día, incluyendo la fructosa que proviene de las frutas.

Otra forma de determinar qué tan estricto debe ser con respecto a su consumo de fruta es al verificar sus niveles de ácido úrico.

Algunas personas pueden procesar la fructosa de forma más eficiente que otras, y la clave para evaluar esta susceptibilidad a los efectos adversos inducidos por la fructosa radica en evaluar sus niveles de ácido úrico. Cuanto mayores sean sus niveles de ácido úrico, más sensible será a los efectos de la fructosa.

El rango más seguro de ácido úrico parece localizarse entre los 3 y 5.5 miligramos por decilitro (mg/dl), y parece haber una relación estable entre los niveles de ácido úrico y presión arterial y el riesgo cardiovascular, incluso en el rango de 3 a 4 mg/dl.

Si sus niveles superan los rangos saludables que enlisté anteriormente, le sugiero que se mantenga atento a las reacciones bioquímicas de su cuerpo y consuma menos fructosa, incluyendo la que proviene de frutas, hasta que normalice sus niveles de ácido úrico.

Asimismo, he incluido la siguiente tabla sobre los niveles de fructosa en frutas para que pueda tener una idea de lo que son 25 gramos de fructosa al día.

¿Cuáles son las 10 frutas más saludables que puedes comer?

Si las únicas frutas que consume son las manzanas, naranjas y plátanos, ¡se ha perdido algunas de las frutas más saludables que existen!

1. Bayas — Moras azules, fresas, frambuesas, zarzamoras, arándanos... A menos que las consuma en exceso, nunca errará con las bayas, ya que contienen potentes fitoquímicos, como el ácido elágico, que brindan protección antioxidante, además de inhibir directamente la unión de ciertos carcinógenos con el ADN.

Las bayas también son excelentes fuentes de vitamina C, carotenos, zinc, potasio, hierro, calcio y magnesio; son ricas en fibra y tienen bajo contenido de azúcar.

2. Coco — El coco está clasificado entre los alimentos más densos en nutrientes del planeta y, durante milenios, se ha considerado como un alimento básico. Esta fruta, en especial su aceite, es un poderoso destructor de todo tipo de microbios, desde virus hasta bacterias, y desde hongos hasta protozoos, muchos de los cuales pueden ser perjudiciales.

Más del 50 % de su grasa contiene una grasa inmunoestimulante llamada ácido láurico que ha demostrado estimular la pérdida de peso, mantener la salud cardiaca y función tiroidea saludable, entre otros beneficios.

Por otro lado, el agua de coco es mejor opción como bebida de hidratación después de hacer deporte que CUALQUIERA de las bebidas deportivas endulzadas, y es una bebida estéril e isotónica, lo que significa que tiene la misma consistencia electrolítica que la sangre humana, lo que les permitió a los médicos de Pacific Theater utilizarla como un sustituto de emergencia del plasma sanguíneo durante la Segunda Guerra Mundial.

3. Aguacate — El aguacate es una fruta muy baja en fructosa; y cada uno contiene solo dos gramos de carbohidratos. Es rico en grasas monoinsaturadas saludables para la salud cardiaca, que se queman fácilmente para obtener energía, y contiene más del doble de potasio que un plátano. También, es buena fuente de folato, fibra alimenticia, vitamina C, vitamina E, riboflavina y vitamina B6. Consumo un aguacate entero casi todos los días.

4. Sandía — Al igual que las bayas, la sandía está cargada de fitoquímicos, que incluyen al licopeno, beta-caroteno y citrulina. Cuando consume citrulina, se convierte en arginina. La arginina es un aminoácido que tiene efectos beneficiosos en la salud cardiaca y del sistema circulatorio, así como en el sistema inmunológico.

La arginina puede elevar los niveles de óxido nítrico, lo que puede relajar los vasos sanguíneos, y proporcionar otros beneficios secundarios de esta fruta... ¡Un efecto similar al Viagra, pero sin los peligros de este medicamento tóxico! La arginina también puede ayudar en el ciclo de la urea para eliminar el amoníaco y otros compuestos tóxicos en el cuerpo.

5. Granada — La fuente principal de los beneficios de esta fruta es su contenido antioxidante, en particular los compuestos elagitaninos, como punicalaginas y punicalinas, que representan aproximadamente la mitad de la capacidad antioxidante de la granada. Anteriormente, ya se ha estudiado el jugo y la pulpa de las granadas por sus posibles beneficios para la salud cardiaca y articular.

6. Mango — Un mango le proporcionará alrededor de la mitad de la cantidad diaria recomendada de vitaminas A y C, así como algunas vitaminas B, polifenoles y beta-caroteno. El mango contiene calcio, hierro y potasio, y es una buena fuente de fósforo, selenio, folato y zinc, e incluso contiene 17 de los 20 aminoácidos estructurales del cuerpo humano.

7. Papaya — La papaya es rica en antioxidantes como carotenos, vitamina C y flavonoides; además, es útil para la digestión, ya que contiene papaína, una enzima que ayuda en el proceso de digestión al descomponer las proteínas. De igual manera, contiene compuestos vegetales que apoyan a su sistema inmunológico, proporciona efectos antiinflamatorios y pueden brindarle protección contra el cáncer. Asimismo, es una rica fuente de minerales, potasio y magnesio.

8. Piña — La piña contiene la enzima bromelina, que ayuda a la digestión, reduce la inflamación e hinchazón, y puede tener efectos anticancerígenos. Es rica en antioxidantes como la vitamina C, también proporciona apoyo inmunológico y es una excelente fuente de manganeso, tiamina y riboflavina, que son importantes para la producción de energía.

9. Kiwi — Esta fruta es rica en fitonutrientes que pueden proteger el ADN humano del daño de los radicales libres; además, es una excelente fuente de vitaminas antioxidantes C y E, y beta-caroteno. El kiwi también es una buena fuente de fibra, potasio, magnesio, cobre y fósforo.

10. Cerezas — Las cerezas contienen compuestos potentes, como las antocianinas y bioflavonoides, que son conocidos por combatir la inflamación y pueden ayudar a reducir los niveles de ácido úrico y el riesgo de gota. Los bioflavonoides en las cerezas pueden disminuir la actividad de las enzimas ciclooxigenasa-1 y -2, que ayudan a disminuir los procesos inflamatorios relacionados con la artritis y gota.

También, son ricas en el flavonoide queritrina, y este ha demostrado ser un potente agente anticancerígeno. De igual manera, contienen ácido elágico, un fenólico natural de origen vegetal, conocido como un compuesto anticancerígeno/antimutagénico.

Guía importante para el consumidor: ¿Cuáles son las frutas que deben provenir de cultivos orgánicos?

En lo posible, lo mejor es comprar todos los productos orgánicos, para reducir su exposición a pesticidas. Sin embargo, el Grupo de Trabajo Ambiental ha compilado una guía para el consumidor, que podría ayudarle a escogerlas de la mejor manera. Las siguientes frutas han demostrado contener los residuos de pesticidas más y menos tóxicos:

Frutas más contaminadas (lo más recomendable es comprar productos orgánicos)

Manzana

Durazno

Fresas

Nectarina (importadas)

Uvas

Moras azules (nacionales)

Frutas menos contaminadas (puede comprar las opciones convencionales)

Piña

Aguacate

Mango

Kiwi

Melón (nacional)

Toronja

Sandía

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario