Anniversary Sale Anniversary Sale

PUBLICIDAD

¿En realidad lavarse las manos con agua fría podría matar los gérmenes?

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

Lavarse las Manos Agua Fria

Historia en Breve -

  • Si le han dicho que lavarse las manos con agua tibia es la mejor forma de eliminar la suciedad, los gérmenes y las bacterias, un nuevo estudio dice que utilizar agua fría también puede hacer estas funciones siempre y cuando siga unos cuantos métodos importantes
  • La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos afirma que las instalaciones sanitarias, especialmente en los restaurantes, deben suministrar agua a un mínimo de 100 a 108 grados F para que las personas puedan tener las manos limpias
  • Los investigadores dicen que es el momento de ajustar las directrices estadounidenses para que reflejen el hecho de que el agua fría es igual de eficaz si las personas lavan sus manos durante 10 segundos, al utilizar jabón y un método apropiado de lavado de manos
  • Algunas personas, como los niños, bebés y adultos mayores, tienen un mayor riesgo de contraer infecciones y propagarlas, y en ciertos momentos, lavarse las manos es particularmente importante, especialmente después de estar en contacto con mascotas o carne cruda

Si alguna vez ha estado en algún lugar o circunstancia en la que por alguna razón no hay agua entubada disponible, entonces probablemente para lavarse las manos haya tenido que recurrir a la única fuente de agua disponible – fría – por lo que sintió que no le quedaron realmente limpias.

Probablemente esa sensación se deba a que desde muy pequeños a la mayoría de nosotros nos han dicho que si queremos matar los gérmenes debemos lavarnos las manos con agua caliente y jabonosa. Esta creencia está tan arraigada que durante ha años ha sido plasmada en las regulaciones gubernamentales (al menos en los Estados Unidos).

Y aunque utilicemos jabón con agua fría parecería como si utilizar agua caliente hiciera un mejor trabajo, pero ¿hay evidencia científica que lo respalde?

Aquí la respuesta: una nueva investigación demuestra que si el agua que está utilizando para lavarse las manos está tibia e incluso fría, hace el mismo trabajo que el agua caliente en términos de remover las bacterias. Es el tiempo y el método de lavado lo que hace la diferencia.

El estudio, realizado en la Universidad de Rutgers y publicado en Journal of Food Protection,1 involucró a 21 participantes y llegó a una conclusión muy interesante: Si los participantes lavaban sus manos con agua a una temperatura de 60-, 79-, o 100 grados (Fahrenheit), no había diferencia en el nivel de limpieza que lograron después de ensuciarse las manos y lavarlas durante 10 segundos.

Pero hay un punto clave: A todos los participantes se les "aplicaron" niveles elevados de la bacteria E. coli en las manos. Los científicos a cargo de la investigación utilizaron una cepa "no patógena". A cada participante se le pidió que se lavara las manos con agua a diferentes temperaturas y durante diferentes periodos de tiempo de lavado.

Utilizaron agua fría, tibia y caliente, entre medio a 2 mililitros (ml) de jabón y lavaron sus manos en periodos que variaron de 5 a 40 segundos. Repitieron el experimento 20 veces durante un periodo de seis meses. Time añadió:

"Cuando los investigadores analizaron las cantidades de bacterias que quedaron en las manos después de cada lavado, encontraron que el agua en las tres temperaturas diferentes tuvo la misma función. Al igual que las diferentes cantidades de jabón que utilizaron, aunque dicen que es necesario realizar más investigaciones para determinar qué tipo de jabón es el mejor".2

Desinformación, recomendaciones y revisiones

BBC News3 señaló que aunque las directrices de limpieza estadounidenses son más estrictas, las directrices del Reino Unido dicen que las personas pueden utilizar agua fría o caliente para lavarse las manos.

Sin embargo, esos investigadores dijeron que se dieron cuenta de que su estudio tenía un alcance pequeño y que era necesario realizar más estudios para determinar cuáles son las mejores formas de eliminar las bacterias dañinas o "bichos".

De acuerdo con la BBC, lo importante es asegurarse de lavarse las manos durante un mínimo de 20 segundos, utilizar el jabón suficiente para cubrir toda la superficie y frotarse las manos de diferentes maneras para asegurarse de que cada superficie quede limpia.

Los autores del estudio presentado dicen que su investigación es importante porque las directrices4 actuales de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA)5 de los Estados Unidos señalan que el agua entubada y las instalaciones de plomería deberían suministrarse a un mínimo de 100 a 108 grados F para que las manos queden limpias.

Sin embargo esas directrices tienen programada una revisión para el 2018, por lo que los investigadores dicen que es el momento de modificarlas con el fin de que reflejen la realidad. Ellos escribieron:

"La literatura sobre el lavado de manos incluye una tremenda cantidad de información errónea y faltan datos sobre muchas cosas. Muchas de las recomendaciones para el lavado de manos no se basan en evidencia científica y el acuerdo entre estas recomendaciones es limitado, tal como lo indican las principales inconsistencias entre los signos de lavado de manos".6

La duración del tiempo de lavado es muy importante, ya que las pruebas han demostrado que cinco segundos no es suficiente, mientras que lavarse las manos durante 10 segundos es tan eficaz como hacerlo durante periodos más largos de tiempo.

De acuerdo con el coautor Donald Schaffner, profesor y especialista en ciencias de los alimentos en Rutgers, "el tiempo que pasa abriendo el grifo, poniendo jabón y enjuagándose las manos – no cuenta". Su conclusión según Medical News Today:

"Este estudio podría tener implicaciones significativas sobre la energía del agua, dado a que utilizar agua fría ahorra más energía que utilizar agua tibia o caliente. Debe haber un cambio de política. En lugar de tener un requisito sobre la temperatura, la política debería decir que es necesario suministrar agua tibia. Estamos desperdiciando energía para calentar agua a un nivel que no es necesario".7

Cómo asegurarse de que sus manos realmente queden limpias, incluso al utilizar agua fría

Diez segundos es el tiempo mínimo necesario para hacer bien el trabajo. Pero, ¿hay momentos en los que es necesario lavarse las manos durante más tiempo o utilizar métodos de lavado diferentes? Por supuesto, dice Schaffner. "Si acaba de cambiar un pañal, ha estado haciendo jardinería o cortando pollo crudo, si después de 10 segundos todavía ve o siente algo en sus manos, debe continuar lavando".8

Sin embargo, si tiene agua tibia disponible, algo tan simple como mantener una temperatura soportable podría hacer la diferencia para animar a las personas a lavarse las manos durante un periodo de tiempo adecuado con el fin de que queden limpias.

De lo contrario, "no hará un buen trabajo", dice él. De acuerdo con los expertos, existe una forma correcta e incorrecta para casi todo, pero cuando se trata de lavarse las manos, especialmente cuando quiere limpiarlas de algo particularmente desagradable, existe un procedimiento infalible, que comienza con pasar un buen rato frotándose las manos, un periodo que podría durar el tiempo que tarda cantando la canción de feliz cumpleaños, dos veces.

El procedimiento proporcionado por la Organización Mundial de la Salud,9 es el siguiente:

  1. Moje sus manos y aplique suficiente jabón como para cubrir cada superficie.
  2. Frote las palmas de las manos con los dedos entrelazados.
  3. Frote cada palma sobre la parte posterior de la otra mano y frote sus dedos.
  4. Frote cada parte de sus dedos al colocar una mano sobre otra.
  5. Con las manos con jabón, frote ambas palmas con las yemas de los dedos, después enjuague bien con agua tibia o fría.

NHS Choices10 aconseja que en caso de no tener jabón y agua puede utilizar una solución para manos a base de alcohol. Después, en caso de ser posible, seque bien las manos con una toalla desechable. Si todavía no tiene el hábito de lavarse las manos, si está en un baño público utilice una toalla de papel para cerrar el grifo y para abrir las puertas.

Además de los gérmenes, hay más cosas que debemos considerar

Utilizar agua tibia o incluso agua fría para lavarse las manos durante la cantidad apropiada de tiempo podría tener varias ventajas, como limitar el tiempo que dejamos caer agua hasta que se pone caliente, lo que ayuda a ahorrar dinero y energía, especialmente en los restaurantes y establecimientos de alimentos, dice Schaffner. También, utilizar agua muy caliente podría irritar e incluso dañar la piel.

De hecho, cuando las personas aplican regularmente una loción o crema humectante para manos, no sólo ayuda a reparar la piel seca y dañada (que es más difícil de limpiar), sino que también ayuda a combatir las bacterias después de lavar las manos en comparación con las personas que no utilizan loción (asegúrese de que se una variedad natural).

Pero algunos gérmenes son peores que otros y algunas personas, como los niños, bebés y adultos mayores tienen mayor riesgo de contraerlos y propagarlos. NHS Choices enlista ejemplos en los que es muy importante lavarse las manos y asegurarse de que los niños también lo hagan:

  • Después de ir al baño
  • Después de manipular alimentos crudos – no sólo pollo y carne, sino también los vegetales crudos
  • Antes de comer o manipular alimentos, incluso los que están "listos para comer"
  • Después de estar en contacto con animales, incluyendo sus mascotas
  • Después de visitar a alguien en un hospital o cualquier otro centro de cuidado médico

Lavarse las manos apropiadamente elimina la suciedad, las bacterias y los virus que podrían propagarse a otras personas y objetos, y que a su vez pueden propagar problemas de salud como gripe, intoxicación por alimentos y diarrea. El profesor Jeremy Hawker, epidemiólogo de Salud Pública de Inglaterra, explica:

"Las manos se contaminan fácilmente con batería fecal (popo) cuando va al baño y esto puede propagarse fácilmente a otras cosas que toca, incluyendo su comida. Desafortunadamente, no todas las personas lavan sus manos regularmente después de ir al baño o antes de manipular algún alimento.

Lavarse las manos con agua y jabón es suficiente para remover la suciedad, los virus y las bacterias y puede reducir en casi un 50 % el riesgo de diarrea".11

¿Qué pasa con el jabón antibacterial?

Muchas hogares, hospitales y salones de clase utilizan jabones antibacteriales de rutina, pero ¿realmente es mejor? Aquí lo que muchas personas, incluyendo a aquellos en la profesión médica, no entienden sobre el jabón antibacterial: El primer jabón antibacterial lo introdujo Dial en la década de 1940.

Sin embargo, lo que contenía era la sustancia química hexaclorofeno, un agente antibacterial que ha demostrado causar daño cerebral en bebés. Se le ordenó a la compañía retirar este producto del mercado.

Después un par de personas emprendedoras idearon otra sustancia química llamada triclosan, que algunos recordaran afirmaba "matar los gérmenes al contacto". Tal vez podría, en cierto grado, pero también mata otras cosas en el camino.

Muchas compañías empezaron a tener ganancias lucrativas y los jabones "antibacteriales" comenzaron a aparecer por todas partes, ya que afirmaban ser "seguros para el medio ambiente y ofrecer una capa extra de protección contra las enfermedades". Pero a finales del 2013, la FDA decidió echarle otro vistazo al triclosan y al hacerlo notó dos problemas diferentes:

Unos días después, presentaron otra declaración de que no podría encontrarse evidencia de que los "productos de jabón antibacterial de venta libre (OTC por sus siglas en inglés) sean más eficaces para prevenir enfermedades en comparación con lavarse las manos con jabón y agua".

De acuerdo con ChemicalWatch Global Risk & Regulation News, el Consejo de Defensa de Recursos Naturales (NRDC por su siglas en inglés) presentó una demanda contra la FDA en el 2010, en la que afirmaba que "había violado la Ley de Procedimiento Administrativo y la Ley de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos al retrasar sin razón el tema del estudio monográfico que establece las condiciones para el uso de ciertos productos que contienen triclosan como ingrediente activo".12

Peligros del triclosan, un ingrediente en el jabón antibacterial

Los expertos dicen que los jabones antibacteriales que contienen triclosan no están recomendados para su uso en cortaduras y raspaduras porque podría prolongar el tiempo de curación de la herida, así como aumentar el riesgo de la formación de cicatriz.

¡Peor aún, la Unión Europea anunció que eliminaría el triclosan de los productos de higiene personal porque los riesgos superan los beneficios! Pero hay muchos más riesgos, incluyendo:

Muchos productos han incluido el triclosan en sus productos antibacteriales, pero Beyond Chemicals señala que, debido a la presión de los consumidores informados, algunos de los principales fabricantes han comenzado a reformular sin triclosan al menos algunos de sus productos. Por lo tanto:

"Las formulaciones del producto podrían cambiar sin previo aviso… Recuerde siempre consultar las etiquetas de los productos para determinar si contiene triclosan.

Algunos puntos de venta pueden tener productos con formulaciones anteriores. Revise las etiquetas de los productos que dicen: "protección antimicrobiana". Algunos jabones antibacteriales podrían utilizar al primo del triclosan, el triclocarbam, en lugar de triclosan."13

La conclusión es que, si no tiene más que agua fría disponible, si se lava las manos con los métodos de limpieza apropiados durante al menos 10 segundos y utiliza jabón regular sin la etiqueta de "antibacterial", entonces sus manos quedarán limpias.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario