Las fresas siguen encabezando la lista de los 12 productos más contaminados

Fresas

Historia en Breve -

  • La organización medioambiental EWG analizó las pruebas del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), cuyos resultados revelaron que cerca del 70 % de las muestras de productos cultivados convencionalmente contenían residuos de pesticidas
  • En total, se identificaron 230 productos de pesticidas y sus derivados en más de 38 800 muestras no orgánicas
  • Las fresas fueron el alimento más contaminado en materia de residuos de pesticidas, al encontrarse hasta 22 pesticidas en una sola baya; casi todas las muestras de fresa (99 %) contenían al menos un residuo de pesticida detectable, mientras que el 20 % contenía 10 o más
  • Más del 98 % de las muestras de los 6 productos "más contaminados" (fresas, espinacas, duraznos, nectarinas, cerezas y manzanas) contenían al menos 1 pesticida, mientras que las espinacas contenían 1.8 veces más residuos en peso que cualquier otro cultivo
  • La mejor manera de evitar que sus alimentos contengan residuos de pesticidas, es elegir aquellos que no han estado expuestos a estos productos químicos, es decir, optar por las versiones orgánicas

Por el Dr. Mercola

Los productos frescos, ya sean orgánicos o cultivados convencionales, son una de las elecciones alimentarias más saludables que puede hacer. Sin embargo, los productos orgánicos tienen una gran ventaja, ya que suelen ser más nutritivos, tienen un mejor sabor y, lo que es más importante, no contienen residuos de pesticidas como los productos convencionales.

De hecho, básicamente las personas deciden optar por los productos orgánicos para evitar tanto los pesticidas como otros productos químicos,1 y la mayoría de las personas en los Estados Unidos consume alimentos orgánicos al menos de manera ocasional.2

Si su presupuesto le impide comprar alimentos orgánicos todo el tiempo – o no hay una selección de productos adecuada en su área – tiene que saber qué alimentos priorizar. En concreto, ¿qué alimentos convencionales son los más contaminados y, por lo tanto, los que sería importante que comprara en su versión orgánica?

Cada año, la organización medioambiental Environmental Working Group (EWG) publica una lista titulada "Dirty Dozen" con el fin de presentar los productos agrícolas más contaminados con pesticidas. Para 2018, verá que, por tercer año consecutivo una fruta común se ha posicionado en el cuestionable primer lugar: Las fresas.

Casi el 70 % de los productos convencionales contiene residuos de pesticidas

La EWG analizó las pruebas del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), cuyos resultados revelaron que cerca del 70 % de las muestras de productos cultivados convencionalmente contenían residuos de pesticidas. En total, se identificaron 230 productos de pesticidas y sus derivados en más de 38 800 muestras que no eran orgánicas.

Aunque la Alliance for Food and Farming, una asociación comercial que representa grandes productores agrónomos y proveedores de pesticidas y fertilizantes,3 señaló rápidamente que el 99 % de los residuos de pesticidas en frutas y vegetales estaban por debajo de los niveles de inocuidad establecidos por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos,4 un informe encomendado por el Parlamento Europeo descubrió que pueden afectar la salud en los niños, incluso a los niveles actuales de exposición.5,6

Parte del problema es que los límites de "inocuidad" de los pesticidas se basan en estudios realizados con animales que analizan el efecto de un pesticida a la vez, pero en el mundo real las personas están expuestas simultáneamente a múltiples residuos de estos (y otros productos químicos). De acuerdo con Sonya Lunder, analista de la organización EWG:7

"Los niveles de permisividad de la EPA son demasiado benévolos para proteger la salud pública. Son una referencia para ayudar al personal de la agencia a determinar si los agricultores están aplicando pesticidas correctamente.

Los niveles se establecieron hace años y no tienen en cuenta las investigaciones más recientes cuyos resultados demuestran que los tóxicos productos químicos pueden ser dañinos en dosis muy pequeñas, sobre todo cuando las personas están expuestas a sus combinaciones.

Si se establecieran niveles de permisividad a los pesticidas con el fin de proteger la salud de los niños, que son más vulnerables a pequeñas dosis en comparación con los adultos, muchas frutas y vegetales no cumplirían con los estándares de la EPA.

Los actuales niveles de permisividad por parte de la EPA son como tener un límite de velocidad de 500 mph – si las normas viales son tan flexibles que resulta imposible violarlas, nadie puede estar seguro".

Por ejemplo, en una investigación publicada en el diario científico JAMA Internal Medicine, se encontró que un mayor consumo de frutas y vegetales con altos residuos de pesticidas se relacionó con una menor probabilidad de embarazo entre las mujeres bajo tratamiento de infertilidad.8

En concreto, consumir diariamente 2 o más porciones de productos con alto contenido de residuos de pesticidas se relacionó con una probabilidad 26 % menor de embarazo en comparación con aquellas mujeres que consumieron menos porciones.

Asimismo, en el caso de los hombres, consumir frutas y vegetales con altos residuos de pesticidas se ha relacionado con una menor calidad del semen. De acuerdo con un estudio publicado en Human Reproduction:9

"En promedio, los hombres en el cuartil más alto de mayor consumo de frutas y vegetales con residuos de pesticidas (≥1.5 porciones al día) tenían ... un conteo total de espermatozoides 49 % menor y un 32 % ... menos de espermatozoides morfológicamente normales en comparación con los hombres en el cuartil más bajo <0.5 porciones al día) ...

El consumo de frutas y vegetales con residuos de pesticidas bajos o moderados, se relacionó con un mayor porcentaje de espermatozoides morfológicamente normales".

Las fresas encabezan la lista de los 12 productos más contaminados

Tal y como pasó en 2016 y 2017, las fresas ocuparon el puesto número 1 en materia de residuos pesticidas, al encontrarse hasta 22 de estos productos en una sola baya. Prácticamente todas las muestras de fresa (99 %) contenían al menos 1 residuo de pesticida detectable, mientras que el 20 % contenía 10 o más.

La organización EWG señaló que se detectaron residuos de 81 pesticidas combinados de distintas maneras en las muestras de fresa analizadas, con un promedio de 7.8 por muestra.10

En contraposición, otros productos vegetales contenían un promedio de 2.1 pesticidas por muestra. Las fresas no solo son algunos de los cultivos más fumigados, con casi 300 libras (136 kg) de pesticidas por acre de fresas cultivadas en California,11 sino que también se utilizan gases neurotóxicos para erradicar plagas y malezas en el suelo antes de la siembra. Algunos de los químicos más inquietantes y que son rociados sobre esta fruta son:

  • Carbendazim, un fungicida que altera las hormonas y está prohibido en la Unión Europea (se encuentra en el 16 % de las muestras)
  • Bifentrina, un insecticida señalado como un posible carcinógeno humano por los reguladores de California y la EPA (se encuentra en más del 29 % de las muestras)

Como se mencionó previamente, los fumigantes tóxicos también son utilizados para esterilizar el suelo antes de la siembra. Aunque las lonas sirven para mantener los gases bajo la tierra, en ocasiones estos se filtran (como la cloropicrina, el ingrediente activo en gases lacrimógenos y 1,3-dicloropropeno, un carcinógeno), lo que contamina el aire y pone en riesgo a los agricultores y residentes cercanos.

Existen alternativas orgánicas, como la rotación de cultivos, que reduce las plagas, y la desinfección anaeróbica del suelo (ASD, por sus siglas en inglés), que implica combinar salvado de arroz o melaza con tierra vegetal, agregar agua y cubrir la tierra con una lona para liquidar a los patógenos.12

La lista completa de los 12 productos más contaminados

¿Qué otras frutas y vegetales contienen la mayor cantidad de residuos pesticidas? La lista completa de EWG Dirty Dozen es la siguiente:

1. Fresas

2. Espinacas

3. Nectarinas

4. Manzanas

5. Uvas

6. Duraznos

7. Fresas

8. Peras

9. Jitomates

10. Apio

11. Papas

12. Pimientos morrones

Asimismo, a la lista de este año se le sumó otro producto para completar la “docena del fraile”: Los chiles. El análisis reveló que algunos chiles analizados contenían acefato, clorpirifos y oxamilo, insecticidas tóxicos que están prohibidos en ciertos cultivos.

Debido a su posible presencia, EWG recomienda comprar chiles orgánicos si los consume con frecuencia, o bien, si no puede encontrar las variedades orgánicas, cocínelos primero, ya que esto puede ayudar a reducir los residuos de pesticidas.

Cabe señalar que más del 98 % de las muestras de los 6 productos "más contaminados" (fresas, espinacas, duraznos, nectarinas, cerezas y manzanas) contenían al menos 1 pesticida, mientras que las espinacas contenían 1.8 veces más residuos que cualquier otro cultivo.13

En el caso de la espinaca, el 76 % de las muestras contenía residuos de permetrina. La permetrina es un insecticida piretroide – sustancias químicas sintéticas derivadas de los productos químicos naturales que se encuentran en los crisantemos.

Los estudios en animales sugieren que los piretroides causan daño neurológico, inmunológico y reproductivo, mientras que las investigaciones realizadas en Canadá sugieren que los piretroides pueden estar relacionados con problemas conductuales en los niños.

En un estudio, un derivado de dicha sustancia química que incrementó 10 veces en los niveles urinarios, duplicó el riesgo de que un niño obtuviera una puntuación alta de problemas conductuales informados por los padres, como falta de atención e hiperactividad.14 En Europa, la permetrina está prohibida en los cultivos alimentarios.15

Asimismo, cabe señalar que se encontró difenilamina química en el 80 % de las muestras de manzanas. El producto químico, que está registrado como un pesticida que no mata insectos, malezas u hongos, es rociado en las manzanas después de la cosecha con el fin de evitar que se formen manchas oscuras en su cáscara durante el almacenamiento.

La Unión Europea no permite la importación de manzanas tratadas con este producto químico, y menciona las preocupaciones sobre la posible formación de nitrosaminas cancerígenas en la fruta tratada con difenilamina.

En los Estados Unidos, la EPA afirma que el producto químico es inocuo, y las personas en los Estados Unidos pueden estar expuestas a la sustancia cada vez que consumen manzanas que no son orgánicas.

"En vista de que las personas en los Estados Unidos consumen en promedio casi 10 libras (4.5 kg) de manzanas crudas por año, incluso los bajos niveles de nitrosaminas en las manzanas podrían suponer un riesgo para la salud humana", señaló EWG.16

Los 15 productos menos contaminados según EWG

Si se pregunta qué producto agrícola convencional contiene los residuos más bajos de pesticidas, EWG también ha compilado esta lista. Los siguientes productos forman parte de la lista “Clean 15” de 2018, que son los productos agrícolas con el menor número de residuos pesticidas detectados:

1. Aguacates

2. Maíz

3. Piñas

4. Coles

5. Cebollas

6. Chícharos congelados

7. Papayas

8. Espárragos

9. Mangos

10. Berenjenas

11. Melones verdes

12. Kiwis

13. Melones

14. Coliflor

15. Brócoli

En el caso de los aguacates y el maíz, menos del 1 % de las muestras contenían pesticidas, mientras que más del 80 % de las piñas, papayas, espárragos, cebollas y coles también estaban libres de sus residuos. Ninguna de las muestras incluidas en esta lista contenía más de 4 pesticidas y solo el 5 % contenía 2 o más.

Cómo evitar los residuos de pesticidas

La investigación demuestra que al consumir productos orgánicos su cuerpo tiene niveles más bajos de pesticidas.

En un estudio, cuando una familia de 5 integrantes cambió su tipo de alimentación por una completamente orgánica durante 2 semanas, sus niveles de pesticidas disminuyeron significativamente en un factor de 6.7.17 Un estudio independiente y publicado en Environmental Health Perspectives llegó a conclusiones similares.18

Este último estudio analizó la forma de alimentación de casi 4 500 personas que vivían en 6 ciudades de los Estados Unidos y evaluó los niveles de exposición a los organofosforados (PO), que se encuentran entre los insecticidas más utilizados en las granjas de dicho país.

Aquellos que consumieron productos cultivados convencionalmente tuvieron altas concentraciones de metabolitos OP, mientras que aquellos que consumieron variedades orgánicas tuvieron niveles significativamente menores. Los participantes que "a menudo o siempre" consumieron productos orgánicos tuvieron un 65 % menos de residuos de pesticidas en comparación con los que casi no consumieron este tipo de productos.

Además de menos pesticidas, consumir productos orgánicos hace que lleve una alimentación sin transgénicos, ya que el uso de la ingeniería genética u organismos genéticamente modificados (OGM) en productos orgánicos, está prohibido.

Además de estar prohibidas las semillas transgénicas, los animales criados en granjas orgánicas no pueden ser alimentados con alfalfa o maíz transgénico. Asimismo, al consumir productos orgánicos puede obtener más elementos nutritivos para mayores beneficios.

Por ejemplo, un estudio de Gran Bretaña encontró que los alimentos cultivados orgánicamente contienen niveles "significativamente" más altos de antioxidantes en comparación la variedad cultivada convencionalmente, esto incluye a los compuestos beneficiosos relacionados con un menor riesgo de enfermedades crónicas, como enfermedades cardíacas, neurodegenerativas y ciertos tipos de cáncer.19

Un estudio realizado en Hungría llegó a una conclusión similar cuando los expertos compararon la composición química y el valor nutricional de los alimentos vegetales cultivados orgánicamente, con los alimentos cultivados de forma convencional, una vez más, la variedad orgánica fue superior con cantidades significativamente más altas de vitamina C, polifenoles, flavonoides y minerales (junto con niveles más bajos de residuos de pesticidas, nitratos y algunos contaminantes de metales pesados).20

Si debe elegir qué productos orgánicos comprar, le recomiendo priorizar los alimentos orgánicos de origen animal y luego guiarse por la lista “Dirty Dozen” de EWG para los productos agrícolas.

Para los productos que consume y no son orgánicos, lávelos con una solución de bicarbonato de sodio con el fin de ayudar a eliminar algunos de los pesticidas en la superficie de la fruta o vegetal,21 aunque esto no eliminará los residuos químicos que han penetrado más allá de la cáscara.

Otra opción para reducir los residuos de pesticidas es quitarles la cáscara, pero esto también eliminará los compuestos saludables contenidos en ella (y aún puede haber residuos que han penetrado en la pulpa). Por lo cual, la mejor manera de evitar los residuos de pesticidas en sus alimentos es elegir aquellos que no hayan estado expuestos a los mismos, es decir, que sean orgánicos. 

Publique su comentario