Lo que necesita saber antes de nadar en una alberca pública o jacuzzi

Alberca Publica

Historia en Breve -

  • Tanto las albercas de los hoteles como los jacuzzis se han adjudicado la fama de propagar una enfermedad diarreica causada por parásitos microscópicos conocidos como Cryptosporidium, denominados como "cripto"
  • Algunos síntomas de esta afección son dolor de estómago, náuseas, vómitos, fiebre y deshidratación, asimismo, generalmente son causados por tragar agua de la alberca que contiene bacterias cripto
  • Entre 2009 y 2010 se registraron 24 brotes como consecuencia de practicar natación en aguas recreativas, como albercas, y 29 entre 2011 y 2012; la mitad de las bacterias inculpadas que se encontraron en el agua fueron del tipo cripto
  • Los parásitos cripto pueden vivir en los intestinos de los humanos y animales, pasar a través de sus heces y permanecer en el intestino delgado de las personas hasta por 2 semanas, lo que hace que los síntomas reaparezcan y desaparezcan por días
  • Una media poco conocida pero protectora y que puede implementar antes de entrar al agua es verificar los puntajes de inspección registrados por el departamento de salud que posiblemente se encuentren cerca de la alberca. Asimismo, puede adquirir tiras reactivas de verificación con el fin de realizar la prueba por su cuenta

Por el Dr. Mercola

Para muchos, nadar es el pasatiempo favorito del verano, sobre todo durante las vacaciones. Sin embargo, tal y como lo señaló CNN,1 lo que pueda estar al acecho en la alberca de su hotel y/o jacuzzi literalmente podría pasar a su estómago. En este caso, se trata de una enfermedad diarreica causada por parásitos microscópicos, lo que reafirma la frase "todo lo que no puede ver puede hacerle daño".

Las infecciones parasitarias transmitidas por el agua están en aumento

El especialista en enfermedades infecciosas Jaime Zapata del Hospital Universitario de San Antonio explica que algunos de los síntomas más comunes que indican que indudablemente se encuentra mal son "... dolor de estómago, náuseas, vómitos, fiebre, deshidratación, así que tenga en cuenta que, si va a meterse a la alberca, debe ducharse después."

Esto es recomendable, de acuerdo con Susan Scutti de CNN, quien señala que, aunque en lo que va del año ese hospital en lo particular aún no ha recibido casos de Cryptosporidium, comúnmente llamado "cripto" (que no debe confundirse con la moneda electrónica), los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) albergan muchas inquietudes, y no es de extrañar:

"De acuerdo con un nuevo informe emitido por el gobierno, entre el año 2000 y 2014 en los Estados Unidos, los hoteles sentaron las bases de casi un tercio de los brotes de enfermedades vinculadas al agua tratada o con cloro – como albercas y jacuzzis.

El informe indicaba que, durante ese período de 15 años, se informaron un total de 493 brotes vinculados al agua recreativa y tratada en 46 estados y Puerto Rico".2

Los CDC también desglosan los números entre los años 2009 y 2010 en comparación con 2011 y 2012, en los que se registraron 24 y 90 brotes, respectivamente, relacionados con nadar en aguas recreativas como albercas y otras masas acuíferas en los Estados Unidos, asimismo, la mitad de las bacterias inculpadas que se encontraron en el agua fueron del tipo cripto.

Los brotes ocurrieron cuando 2 o más personas enfermas se encontraron simultáneamente en el mismo punto acuífero. El tiempo promedio para que una persona infectada por el parásito se enferme es de 7 días, pero puede oscilar entre los 2 y 10. Asimismo, los casos graves pueden infectar su tracto respiratorio.

Estadísticas y otros datos sobre el cripto

De acuerdo con el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad de los CDC,3,4,5 entre el 2000 y 2014, se registraron un total de 493 brotes en albercas públicas y jacuzzis – de los cuales, el 32 % se originó en hoteles.6 En total, estos brotes transmitidos por el agua provocaron 27 219 enfermedades y 8 muertes.

El cripto fue el principal responsable en estos casos, lo que representa casi el 60 % de los brotes relacionados con las albercas. De forma paralela, 6 de las 8 muertes y el 16 % de las enfermedades se relacionaron con Legionella bacteriana, una neumonía a veces mortal y que, como probablemente recuerde, fue la causa de un brote masivo en 1976 llamado la enfermedad del legionario.

La fiebre de Pontiac, que causa síntomas leves de gripe, es otra enfermedad bacteriana implicada en dichos casos, como la foliculitis ("sarpullido tras utilizar el jacuzzi") y la otitis externa ("oído de nadador"), de una bacteria conocida como Pseudomona.

Tanto la Legionella como la Pseudomona pueden tolerar los desinfectantes y conservar su capacidad de enfermar a las personas por más tiempo de lo que se imagina. Aproximadamente la mitad de los brotes se presentaron entre junio y agosto, con un pico más pequeño en marzo. De igual forma, los CDC declaran lo siguiente al respecto:

"El cloro inactiva la mayoría de los patógenos en cuestión de minutos, aunque el Cryptosporidium extremadamente resistente al cloro puede sobrevivir durante (más de) 7 días (y) se transmite cuando ocurre un incidente diarreico en el agua (es decir, un evento de contaminación por Cryptosporidium de alto riesgo) y esta misma agua contaminada se consume.

El parásito tiene una tolerancia extrema al cloro, lo que le permite sobrevivir en el agua, causar brotes que enferman a miles y propagarse a múltiples lugares recreativos y acuáticos, así como a otros entornos (por ejemplo, aquellos destinados al cuidado infantil)."7

En las últimas dos décadas, el cripto se ha vuelto conocido en los Estados Unidos como una de las causas más comunes de enfermedades hídricas y no solo en albercas y jacuzzis, sino también en agua potable. Cabe señalar que el parásito se puede encontrar en cualquier área de los Estados Unidos, así como en el resto del mundo.

Está por demás mencionar que lavarse adecuada y constantemente las manos, se vuelve más acuciante una vez que sabe que tales enfermedades son causadas por un parásito que se propaga a través de la exposición fecal.

Se puede propagar al tocarse la boca con las manos contaminadas. La contaminación se produce al tocar objetos que tal vez alguien más tocó con las manos infectadas, desde barandales hasta botones de elevadores, perillas y juguetes para bebés. Los CDC también señalan que no siempre puede saber si algo ha estado en contacto con materia fecal con el simple hecho de mirarlo.

Cómo combatir el cripto

Posiblemente piensa que las albercas de los hoteles tienen cloro y filtros que erradican los gérmenes que generan tales brotes, y estaría en lo cierto, pero la cuestión es que ambos son ineficaces para el manejo de la Criptosporidiosis. Los cripto parásitos pueden vivir en los intestinos de humanos y animales y ser transmitidas a las heces de una persona o animal infectado.8

Los parásitos pueden permanecer en el intestino delgado de las personas durante 2 semanas, lo que hace que los síntomas reaparezcan y desaparezcan durante días antes de que la persona infectada se recupere por completo. Tal y como lo señala el Water Quality & Health Council (Consejo de Calidad y Salud del Agua, WQHC, por sus siglas en inglés):9

"Aunque el cloro erradica en minutos la mayoría de los gérmenes causantes de enfermedades en las aguas recreativas y tratadas, el cripto representa un desafío único. El problema es que, en su etapa de vida infecciosa, el parásito está protegido de los desinfectantes químicos por una capa externa dura, conocida como ‘oocisto’.

Gracias a dicha cubierta resistente, el cripto puede sobrevivir durante días en una alberca que ha sido tratada adecuadamente con cloro”.

"Si alguien tiene diarrea o está enfermo, la primera línea de defensa es no permitirle entrar en su alberca", declaró la presentadora de noticias de CNN Ursula Pari.

Aunque muchas albercas comunitarias tienen pautas tan estrictas que cerrarán si sospechan que han sido contaminadas, gran parte del peso de la responsabilidad recae en los padres de los niños pequeños. Zapata señala que, si tiene niños menores de 2 años en la alberca, debe llevarlos constantemente al baño.

"Tenga en cuenta que ese niño podría hacer algo en la alberca", declaró el experto. Mientras que la regla primordial sería: "No beba el agua en la que nada". Resulta sumamente difícil transmitirle lo anterior a los bebés, niños pequeños. Asimismo, otra cosa que resulta difícil enseñarles es a no utilizar la alberca como si fuese un inodoro.

De acuerdo con Michele Hlavsa, autora principal del informe y jefa del programa de natación saludable de los CDC, la mayoría de las personas con buen estado de salud se recuperan de la contaminación con cripto sin tratamiento, pero si la diarrea no desaparece por sí sola en 3 días, debe consultar a su médico. Otras recomendaciones propias del sentido común son:

Enséñeles a sus hijos a no tragar agua cuando naden

Lleve a sus hijos al baño cada hora y revise los pañales en el área designada para el cambio de los mismos (no junto a la alberca)

Mantenga a sus hijos fuera de la alberca si tienen diarrea o han tenido diarrea en las últimas 2 semanas.

Evite utilizar juguetes de alberca que podrían alentar a su hijo a tragar agua, como vasos y cubetas

Si sabe que ha tenido una infección parasitaria, antes de entrar al agua espere al menos 2 semanas después de que la diarrea se haya detenido

Dúchese antes y después de entrar a la alberca o jacuzzi

Nunca orine (o defeque) en el agua

Además de no beber el agua, también revísela

Otra medida poco conocida pero que lo puede proteger y puede implementar antes de ingresar al agua es consultar los puntajes de inspección emitidos por el departamento de salud que pueden estar publicados cerca de la alberca. Estos puntajes son similares a los que los restaurantes publican acerca de sus prácticas de sanidad y seguridad alimentaria en sus cocinas.

Solo recuerde que, si bien las albercas públicas pueden estar sujetas a pruebas, las albercas privadas por lo general no son reguladas. Otra opción que puede aliviar su mente es verificar el agua por su cuenta. Tal y como lo señala CNN:

"Después de todo, probablemente los hoteles, albercas comunitarias y puntos recreativos de conflicto no revisen su agua todos los días, y la química de la alberca cambia todo el tiempo. Las tiendas de suministros para albercas y los grandes almacenes venden tiras reactivas de bajo costo, que evalúan el cloro y pH. Si los niveles no son seguros ... no se meta en el agua".10

Aunque puede obtener este tipo de tiras económicas en el área de suministros para alberca y en grandes almacenes, las pruebas de alberca y jacuzzi/spa de venta libre están disponibles a través del Consejo de Calidad y Salud del Agua en el apartado Piscinas Sanas.11 He aquí una razón por la que posiblemente deba darle la importancia que amerita:

"¿Por qué preocuparse? Los hallazgos de esta encuesta son sumamente inquietantes ante un informe emitido por el CDC en 2016 donde se encontró que en casi 8 de cada 10 inspecciones rutinarias de albercas públicas se descubrió al menos una violación de las normas de salud y seguridad, y en 1 de cada 8 se encontraron problemas tan graves que la alberca tuvo que ser cerrada inmediatamente".12

De acuerdo con Chris Wiant, presidente del WQHC, no solo es el cloro lo que hace que los ojos de las personas se irriten, son los contaminantes como el sudor, suciedad y orina de los nadadores mezclados con el cloro los que causan los ojos enrojecidos.

Todos deberían seguir las reglas, pero en lo que respecta a su responsabilidad, Wiant le recomienda: "Protéjase y proteja a sus seres queridos al ducharse antes de meterse en la alberca y no orinar en el agua".

Algunas estadísticas todavía más desconcertantes

Una de las reglas básicas y de etiqueta para nadar en una alberca es ducharse antes de entrar a ella. Evidentemente nadie lo monitorea; es una cuestión de confiar en el código de honor. Como se puede imaginar, la mayoría de las personas piensan que, si existe un problema causado por otra persona – no puede ser a causa de ellos.

Recuerde que muchos niños se preguntan por qué existe tal regla; piensan que en caso de necesitar una ducha, ¿acaso meterse en la alberca no cumpliría esa función? No se imaginan cómo se producen las enfermedades como el cripto, pero así son los niños.

Por desgracia, las estadísticas indican que los adultos son igual de malos y quizás peores para esto. De acuerdo con una encuesta de WQHC realizada en 2017:

  • 25 % de los adultos nadaría 30 minutos después de tener diarrea
  • 52 % omite habitualmente la ducha antes de nadar en una alberca
  • Un impresionante 60 % admite tragar agua mientras nada
  • 72 % de los adultos no sabe que existe una enfermedad conocida como cripto; que es causada por un parásito y se puede propagar en el agua de la alberca
  • 84 % de los adultos no se da cuenta de que los agentes como el cloro, incluso utilizados a los niveles recomendados por los CDC, no erradicarán el cripto en las albercas

Science News afirma que también puede enfrentarse al hecho de que, si nada en una alberca, ya sea privada, en un hotel o utilizada por una comunidad entera, podrá encontrar orina en ella. Hasta cierto punto, también es probable que encuentre materia fecal, junto con una buena cantidad de sudor humano y algunas células muertas de la piel. Pero sus declaraciones van más allá:

"Las albercas son básicamente enormes inodoros azules. Todos hemos orinado en ellos – seamos honestos – y un nuevo estudio está suscitando nuestra culpa al mostrar que orinar en una alberca con cloro crea una tóxica sustancia química llamada cloruro de cianógeno.

El cloruro de cianógeno se forma cuando el cloro de la alberca reacciona con el nitrógeno en la orina. Actúa como gas lacrimógeno al irritar los ojos, nariz y pulmones, asimismo, está clasificado como un arma química".13

El estudio14 señala que "la introducción de ácido úrico en las albercas es ... una acción voluntaria de la mayoría de los nadadores", "estos hallazgos indican importantes beneficios para el agua de la alberca ... que podrían resultar en mejores hábitos de higiene por parte de quienes la utilizan".

Cómo erradicar al cripto del agua potable

El cripto, como se mencionó previamente, se le ha adjudicado la fama tener una propiedad impermeable ante el cloro. El consejo de los CDC para las personas que quieren erradicar o inactivar el cripto en el agua potable implica hervirla durante 1 minuto. En lugares cuya altitud sea superior a los 6 500 pies (1 981 metros), hierva el agua por 3 minutos.

El agua debe enfriarse y refrigerarse en un recipiente limpio y desinfectado con una tapa hermética. Por ejemplo, en caso de que salga de campamento y utilice agua de una corriente acuífera, es recomendable tener un filtro POU.

Sin embargo, recuerde que no todos los filtros de agua para uso doméstico erradican el cryptosporidium. Para protegerse contra el cripto, los CDC recomiendan utilizar lo sigueinte:15

  • Filtros de osmosis inversa
  • Filtros cuyo poro absoluto mida 1 micra o menos
  • Filtros probados y certificados en conformidad con el Estándar 53 NSF/ANSI o Estándar 58 NSF/ANSI para eliminación de quistes
  • Filtros probados y certificados conforme al Estándar NSF/ANSI 53 o Estándar NSF/ANSI 58 para reducción de quistes

El Instituto Nacional de Normalización Estadounidense (ANSI, por sus siglas en inglés), es la agencia certificadora oficial en los Estados Unidos, pero la NSF (Fundación Nacional de Saneamiento, o NSF International), no es una agencia gubernamental.16

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, así como todos los estados de dicho país, el Consejo de Normas de Canadá (SCC, por sus siglas en inglés), Health Canada y todas las provincias de esta última nación confían en la ANSI y el SCC para determinar los estándares aceptados para la certificación de productos. Otras estrategias alternativas de desinfección que recomiendan los CDC son:17

  • Sistemas que utilizan luz ultravioleta
  • Ozono

Métodos de desinfección más seguros para su alberca privada o jacuzzi

Aunque posiblemente se sienta seguro en su alberca o jacuzzi privado, también pueden producirse infestaciones parasitarias, sobre todo si hay niños que utilicen su alberca y/o si no se toman en cuenta las recomendaciones básicas de seguridad, como ducharse antes de entrar a alguno de estos sitios.

Evite la hipercloración – depositar altas dosis de cloro en el agua – ya que esto puede producir gases extremadamente tóxicos y mucho peores que una infección parasitaria.

Entre 2008 y 2015, hubo solo 156 incidentes en California, donde las personas se enfermaron por haber inhalado cloro gaseoso tóxico en lugares públicos con agua.18,19

Un ejemplo de tal emergencia ocurrió cuando aproximadamente 34 de las 50 personas en una alberca al aire libre en el condado de Contra Costa, California, comenzaron a experimentar irritación ocular, tos o vómitos.

Un mal funcionamiento del controlador químico había permitido la liberación de hipoclorito de sodio, que reaccionó con ácido muriático y la liberación de cloro gaseoso tóxico. Según los CDC, en 2012 más de 4 800 personas en los Estados Unidos ingresaron a salas de emergencia por problemas de salud relacionados con sustancias químicas similares.20

Los síntomas dependerán de si la intoxicación por cloro involucra la forma líquida o gaseosa, así como la cantidad, duración de la exposición y la proximidad a la fuente.

El gas de cloro fue utilizado como arma química durante la Primera Guerra Mundial y la exposición puede causar enrojecimiento cutáneo, ardor, ampollas, visión borrosa, dificultad para respirar, tos y/o líquido en los pulmones, así como una sensación de ardor en la nariz, garganta y ojos.

El cloro también reacciona ante fluidos corporales causando la producción de cientos de productos derivados,21 como el cloruro de cianógeno, que es altamente tóxico y volátil. Algunos de estos derivados de desinfección son 1 000 veces más tóxicos que el cloro en sí.

En las albercas, algunos de los materiales orgánicos que pueden reaccionar de forma cruzada con el cloro para formar derivados tóxicos son el cabello, piel, sudor seco, suciedad y orina. Las lociones también pueden causar reacciones químicas perjudiciales.

Un informe de los CDC sobre el cloro señala que,22 "cuando el cloro gaseoso entra en contacto con tejidos húmedos como los ojos, garganta y pulmones, se produce un ácido que puede dañarlos".

Para evitar este tipo de exposiciones, debe manipular y almacenar adecuadamente los productos químicos para la alberca, y cualquier persona que trabaje con ellos debe estar capacitada en seguridad química de la alberca, así como en la operación y el mantenimiento adecuados del equipo. Esto también aplica para las instalaciones en casa.

Un aspecto positivo es que tiene más opciones y control de su alberca privada o jacuzzi. Por ejemplo, las albercas de agua salada23 son una opción más saludable. También hay desinfectantes de luz ultravioleta y de ozono24 que puede utilizar. De acuerdo con un informe publicado en la revista Aqua los sistemas de ozono y luz ultravioleta (UV) pueden reducir la necesidad de cloro entre un 50 % y 90 %.25

Moraleja: Más vale prevenir que lamentar

La mejor conclusión a la que puede llegar es que "más vale prevenir que lamentar". Debemos entender que el acceso público puede traer consigo más de lo que esperaba. En cuanto a su salud, tome en serio las siguientes recomendaciones:

  1. Si tiene diarrea o la tuvo en las últimas 2 semanas, aléjese de las albercas, jacuzzis y cualquier otro cuerpo acuífero.
  2. Tome una ducha antes de entrar a la alberca; incluso un minuto eliminará prácticamente cualquier cosa de su cuerpo.
  3. Nunca trague el agua.
  4. Este puede ser el más difícil, pero si acaso ve, o experimenta un "incidente de contaminación", informe inmediatamente al personal de la alberca.

Uno de los aspectos positivos que encontramos es que las personas con sistemas inmunológicos saludables tienen menos probabilidades de enfermarse por cripto. Entonces, además de lavarse las manos y apegarse a la lista de recomendaciones antes mencionada, mantener su sistema inmunológico en óptimas condiciones podría ser mejor para su salud de lo que jamás hubiera imaginado. 

Publique su comentario