Agua: Del Inodoro a su Vaso

Agua del Inodoro a su Vaso

Historia en Breve -

  • Si bien, podría suponer que es seguro beber agua potable directamente de la llave, lo más probable es que el agua esté contaminada con sustancias químicas, metales pesados y fibras de plástico, conocidos por dañar la salud
  • Los investigadores evaluaron el sabor del agua reciclada, también llamada "agua potable del inodoro", con la esperanza de que esto ayudara a atenuar el factor "desagradable" de que el agua potable alguna vez fue agua del inodoro
  • Algunos de los contaminantes presentes en el agua de la llave incluyen al plomo, fibras plásticas, sustancias de polifluoroalquilo y casi 250 sustancias químicas adicionales que superan los niveles de seguridad recomendados por el gobierno federal de los Estados Unidos en más de seis millones de hogares
  • Filtrar el agua de la llave es un factor fundamental para proteger su salud y reducir el riesgo de exposición tóxica; existen opciones para filtrar su hogar por completo, en cada punto de uso, o combinar ambos métodos para obtener el agua más limpia posible

Por el Dr. Mercola

Muchos beben agua directamente de la llave, ya que asumen que el control gubernamental y la Ley de Agua Potable Segura garantizan la seguridad del agua suministrada en la ciudad. Por desgracia, aunque el agua pueda parecer transparente y tener un sabor normal, no significa que sea pura y esté libre de toxinas ambientales.

Los suministros de agua de los Estados Unidos fueron regulados por primera vez bajo la Ley de Agua Limpia, aprobada en 1972 y modificada en 1977 y 1987.1 La ley federal regula la descarga de contaminantes en las aguas superficiales de la nación, comúnmente utilizadas como agua potable.

En 1974, el gobierno de los Estados Unidos aprobó la Ley de Agua Potable Segura en un intento de proteger el suministro público de agua potable y establecer estándares de calidad.2

La norma establece límites en 90 contaminantes, incluyendo a 7 microorganismos.3 Sin embargo, desde 1996 no se ha agregado ninguna sustancia química a la lista.4 En otras palabras, la lista no se ha actualizado con los tipos de sustancias químicas que se utilizan en los Estados Unidos, o alrededor del mundo.

El concepto de legalmente seguro solo indica que el agua cumple con los estándares establecidos en 1996, pero no significa que el suministro de agua cumpla con los estándares para mantener una salud óptima.

Actualmente, las áreas afectadas por la sequía a nivel mundial utilizan agua reciclada para garantizar que los habitantes obtengan suficiente agua potable disponible.

A través de los estándares de 1996, los investigadores declararon que el agua reciclada era segura para el consumo, pero tenían curiosidad sobre el sabor del agua reciclada y cómo podría influir en las quejas de los consumidores.5

¿En qué consiste el proceso de reciclaje del agua?

En la mayoría de los casos, las aguas residuales primero son tratadas antes de ser reutilizadas o liberadas en el medio ambiente. El tipo de tratamiento depende del país de origen.

La calidad del agua liberada en el medio ambiente también es afectada por accidentes, tales como el problema de la afluencia de las plantas de tratamiento de aguas residuales en Oregón o por la inercia política, como lo demuestra la intoxicación por plomo de los habitantes de Flint, Michigan.6

Para comprender cómo se recicla el agua, es importante entender cómo es tratada al principio. Las aguas residuales viajan por el sistema de alcantarillado desde las residencias y negocios, y terminan en una planta regulada por leyes estatales y planes de tratamiento municipales.7

En la ciudad de Nueva York,8 la escorrentía de la lluvia, lavado de calles y aceras y derretimiento de la nieve fluye por las alcantarillas y luego viaja por medio de los tubos de drenaje pluvial hasta las plantas de tratamiento de la ciudad. Esto se conoce como un sistema de alcantarillado combinado, que a veces contribuye a que la madera y animales muertos ingresen en las plantas de tratamiento.

En la ciudad de Nueva York, las aguas residuales que entran, llamadas influentes, pasan a través de pantallas y grandes barras que atrapan los pedazos de basura más grandes. La basura es llevada a vertederos, mientras que las bombas de aguas residuales extraen el agua residual de la cámara de filtración hasta el nivel superficial de la planta.

Luego, las aguas residuales ingresan en un tanque de decantación primario donde se asientan durante una o dos horas, lo que permite que los sólidos pesados se queden en el fondo y el material más ligero flote en la parte superior.9

Después de dos horas, se retira la basura flotante y los sólidos sedimentados se eliminan. En el tratamiento secundario, se bombea aire dentro de grandes tanques de aireación para mezclarlo con aguas residuales y estimular el crecimiento de las bacterias que requieren oxígeno y están presentes de forma natural en las aguas residuales.

Se espera que estos organismos consuman la mayor parte del material orgánico restante y produzcan partículas más pesadas, que se depositen en el fondo. El agua permanece en estos tanques burbujeantes de tres a seis horas y luego fluye hacia un tanque de decantación final.

Después de que finalizan los tratamientos primario y secundario, el agua pasa entre 15 y 20 minutos en tanques de contacto con cloro mezclado con hipoclorito de sodio, un químico que se encuentra en el blanqueador doméstico común.

Posteriormente, el agua residual resultante y tratada, o efluente, pasa a la siguiente fase del proceso. En circunstancias normales, el agua se libera en el medio ambiente. Este proceso no ha variado demasiado del proceso publicado por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) en 1998.10

Para obtener agua reciclada, el efluente se traslada directamente a una planta de tratamiento de agua denominado método de reutilización potable directa (DPR, por sus siglas en inglés), para convertirlo en agua potable, o es mezclado con un regulador ambiental, como un embalse, y luego es bombeado de nuevo al suministro de agua potable, llamado método de reutilización potable indirecta (IDR, por sus siglas en inglés).11

¿A qué sabe el agua?

El estudio fue publicado en Appetite, una12 "revista internacional de investigación especializada en influencias culturales, sociales, psicológicas, sensoriales y fisiológicas sobre la selección y consumo de alimentos y bebidas". El objetivo era determinar si el sabor era un factor en el consumo de agua reciclada. Los investigadores optaron por utilizar agua reciclada obtenida por medio del método IDR.

Los investigadores de la Universidad de California, en Riverside, no se enfocaron en la seguridad del agua de las plantas de tratamiento, "que se estableció hace mucho tiempo",13 sino que se centraron en su sabor.

Los años de sequía en California han ocasionado el impulso de suplementar el agua subterránea con agua reciclada. Ahora, algunos la han calificado como la tecnología del "agua potable del inodoro". Seis agencias de agua en California ya emplean el IDR, incluyendo al condado de Orange, de Los Ángeles y la ciudad de Los Ángeles.14

Para el estudio, los investigadores solicitaron a 143 participantes evaluar el agua embotellada, el agua de la llave convencional de fuentes subterráneas y las aguas residuales recicladas de la llave.15 Los participantes se clasificaron como abiertos a la experiencia o exhibían características de neurosis.

Definieron la neurosis como tener una mayor sensación de nervios y ansiedad relacionada con la experiencia. Los que se manifestaban más abiertos a la experiencia calificaron el agua de todas las fuentes casi de forma similar,16 mientras que los que estaban más nerviosos prefirieron el IDR y agua embotellada, en vez del agua de la llave de fuentes subterráneas altas en minerales.

Los investigadores consideran que esto indicaba una similitud entre el sabor del agua IDR y agua embotellada, con la esperanza de que17 "lograra hacer que los consumidores fueran más receptivos a beber agua residual reciclada". Un sorprendente descubrimiento fue que las mujeres tenían el doble de probabilidades de preferir el agua embotellada que los hombres.

Los investigadores especularon que la repulsión de una mujer con mayor "reacción de disgusto" ante un sabor que le desagrada podría ser más extrema. Los investigadores concluyeron que las comparaciones favorables entre el agua reciclada y embotellada, ambas tratadas con ósmosis inversa, podrían hacer que los consumidores estuvieran más conformes con beber agua residual reciclada.

Eliminaron 'prácticamente' todos los contaminantes del agua potable

El comunicado de prensa de la Universidad de California en Riverside declara que, "los estudios han descubierto que el IDR elimina prácticamente todos los contaminantes".18 El diccionario Merriam-Webster's19 define la palabra "prácticamente" como "casi en su totalidad". Por desgracia, prácticamente no se han eliminado todos los contaminantes del agua de la llave.

Aunque Flint Michigan fue una señal de alarma, no es el único lugar donde han ocurrido estos problemas con el agua de la llave.

Como señaló Eric Olson, Director del programa de salud del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales (NRDC, por sus siglas en inglés),20 "en miles de ciudades y pueblos pequeños alrededor del país se suministra agua con plomo, o con otros tipos de problemas de contaminación, a millones de personas".

Una investigación de Orb Media21 descubrió que el 83 % de las muestras de agua de la llave de una decena de naciones, estaba contaminada con fibras plásticas. Los Estados Unidos tuvo la mayor tasa de contaminación, con un 94 %.

La organización encontró fibras en el agua de la llave, incluyendo muestras de los edificios del congreso, la sede de la EPA en los Estados Unidos y la Torre Trump en Nueva York. Los microplásticos contienen y absorben sustancias químicas tóxicas que se liberan en el cuerpo. Incluso, algunos estudios alemanes han encontrado fragmentos en 24 marcas de cerveza, miel y azúcar.22

En un estudio dirigido por la Universidad de Harvard,23 los investigadores encontraron perfluoroalquilos, polifluoroalquilos y sustancias perfluoroalquiladas (PFAS, por sus siglas en inglés) que excedían los niveles de seguridad recomendados a nivel federal en el agua potable pública que se abastece a seis millones de personas alrededor de los Estados Unidos.

Los investigadores consideran que quizá la cantidad real de personas expuestas sea aún mayor, ya que faltan datos del gobierno acerca de los niveles de estos compuestos en casi un tercio de la población de los Estados Unidos, o aproximadamente 100 millones de personas. Estas sustancias químicas se han relacionado con el cáncer, colesterol alto, obesidad y trastornos hormonales.24

Otro estudio de Northeastern University y el Grupo de trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés)25 demostró la existencia de contaminación química tóxica en los sistemas de agua de la llave en 27 estados de los Estados Unidos, que suministran a 15 millones de habitantes.

Phil Brown, Ph.D., de Northeastern University, cree que esta investigación26 "revela la inadecuada regulación química en los Estados Unidos, y resalta la necesidad de una política química preventiva y de protección para la salud".

Aunque la gran mayoría del suministro de agua potable en los Estados Unidos ha recibido una calificación aprobatoria de parte de las agencias reguladoras federales y estatales, se han detectado hasta 250 contaminantes a través de los muestreos de agua y pruebas a niveles legales bajo la Ley de Agua Potable, pero muy por encima de los niveles de estudios científicos que han encontrado que representan riesgos para la salud.27

Puede buscar en la base de datos del agua de la llave del EWG, por medio de su código postal, para ver los contaminantes que se encuentran en su suministro de agua, en qué niveles y qué podrían significar para su salud.28

La debacle de Flint Michigan fue descubierta tan solo después de que una madre se contactara con la EPA cuando sus hijos se enfermaron.29 Meses después eso provocó una alarma nacional que reveló la contaminación por plomo dentro de la comunidad y escuelas.

La base de datos del agua de la llave del EWG demuestra una detección a nivel nacional de los niveles de plomo dentro de los límites legales, pero en la que los científicos y otros expertos consideran que no podría proteger por completo la salud pública. Entre los demás contaminantes detectados:30

  • 93 estaban relacionados con un mayor riesgo de cáncer
  • 78 estaban relacionados con daño al sistema nervioso
  • 63 estaban relacionados con daño en el desarrollo de los niños y bebés nonatos
  • 38 podrían causar problemas de fertilidad
  • 45 estaban relacionados con trastornos hormonales

Los peligros ocultos y latentes en el papel higiénico biodegradable y reciclado

Si bien, es posible que haya elegido toallas de papel, toallitas faciales y papel higiénico reciclado por razones medioambientales, a menudo tienen un mayor contenido de bisfenol-a (BPA).31 Se han encontrado niveles detectables de BPA en el 93 % de las muestras de orina tomadas por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en personas mayores de seis años de edad.32

Si bien, el papel higiénico reciclado contiene grandes cantidades de BPA, que eventualmente llega a los sistemas de alcantarillado, vida silvestre y suministro de agua potable, comprar papel convencional también contribuye a la contaminación.33 Si le preocupa el hecho de agregar más sustancias químicas en el sistema de alcantarillado, es posible que sea el momento de que considere seriamente instalar un bidé en casa.

Muchos productos podrían adaptarse a su inodoro existente y ayudarle a mantenerse limpio, así como reducir la contaminación ambiental. Si bien, aún no se ha popularizado en los Estados Unidos, muchos otros países desarrollados utilizan el bidé en vez de papel higiénico.

También, podría hacer que este dispositivo de limpieza se conecte a su suministro de agua caliente, convirtiéndolo en una experiencia más placentera que si fuera con agua fría.

Una segunda opción sería comprar papel higiénico, toallas de papel y servilletas hechas de bagazo, un subproducto de la preparación de azúcar, que de lo contrario se desecharía. La caña de azúcar es la fibra no arbórea biodegradable más ampliamente disponible y constituye una alternativa más segura para el ambiente que el papel higiénico y toallas de papel fabricados o reciclados de forma convencional.

Filtrar el agua es necesario para una salud óptima

Con cada estudio, se ha vuelto más evidente que filtrar el agua de forma adecuada en su hogar es más una necesidad que un lujo. Cada año que pasa, el agua potable se torna cada vez más tóxica y las plantas de tratamiento de agua no pueden filtrar todas las sustancias químicas y toxinas que se producen actualmente y llegan al suministro de agua.

Como los estudios lo han demostrado, en realidad no importa dónde viva; es probable que su suministro de agua contenga una cantidad de toxinas peligrosas para su salud. El mensaje final es que si desea obtener agua pura y optimizar su salud, es necesario contar con un sistema de filtración en toda la casa, además de filtrar el suministro de agua en el punto de uso.

Asimismo, debe considerar filtrar el agua de la regadera y baño. Las sustancias químicas son absorbidas a través de la piel y llegan directamente al torrente sanguíneo, por lo tanto, evitan los sistemas naturales de filtración interna y digestiva.

El agua de la regadera que no está filtrada también podría exponerle a gases de cloro y cloroformo. El cloro puede evaporarse de la taza del inodoro, lavadora y lavavajillas, por lo que si no puede instalar un filtro en toda su casa para poder eliminar estos gases, debe abrir las ventanas en lados opuestos de su hogar para que realizar una ventilación cruzada durante al menos 10 minutos todos los días, sin importar el clima.

Una de las toxinas más dañinas se añade intencionalmente en el suministro de agua; es decir, el fluoruro. Incluso en dosis bajas podría alterar la función tiroidea, afectar el desarrollo cerebral infantil y disminuir el coeficiente intelectual en niños expuestos.

El fluoruro intoxica a las mitocondrias y es difícil de filtrar. Instalar un sistema de filtración de carbono en toda la casa podría ayudar a disminuir la cantidad de fluoruro, pero probablemente no pueda eliminarlo. Entre los sistemas de filtración más efectivos para la eliminar el fluoruro se encuentran los siguientes:

Osmosis inversa (RO) — (RO por sus siglas en inglés) – Además de eliminar el cloro y los componentes orgánicos e inorgánicos de su agua, la RO también elimina alrededor del 80 % del fluoruro y la mayoría de los DPBs.

Una de sus desventajas es que requiere una limpieza frecuente para evitar el crecimiento bacteriano. Su mejor alternativa es utilizar un sistema de RO sin tanque con un compresor.

Otra de las desventajas de este sistema es el gasto que conlleva, ya que podría necesitar de la ayuda de un plomero para instalarlo. La RO también eliminará muchos de los minerales y oligoelementos valiosos junto con los contaminantes dañinos.

Destilación del agua — Al igual que la RO, este sistema también elimina minerales beneficiosos. Por lo tanto, necesitaría reestructurar el agua al enfriarla y/o usar un agitador vortex. Sin embargo, no recomiendo utilizar agua destilada de forma regular, ya que podría originar deficiencia de minerales.

Filtros de carbono, carbón hueso y biochar — Los filtros de carbono son el tipo más común que se utiliza, a menudo se colocan sobre las barras o por debajo de estas. La EPA reconoce que el carbono activado granular es la mejor tecnología disponible para eliminar las sustancias químicas orgánicas, incluyendo a los herbicidas, pesticidas y sustancias químicas industriales.

Una de sus desventajas es que el material suelto en el filtro podría crear las circunstancias para que el agua evite el filtrado del carbono. Los filtros de bloques de carbono consisten en carbono comprimido y sólido, que elimina cualquier canalización. Al combinar los medios en los bloques, obtendrá la capacidad de eliminar selectivamente una amplia variedad de contaminantes.

Los filtros de carbono pueden utilizarse como filtros de reemplazo, y además tienen la capacidad de filtrar el fluoruro, cloro, algunos metales pesados y otros contaminantes.34 Estos filtros son creados por medio de huesos de animales limpios y viejos, que luego son calentados a más de 1 200 °F para formar el carbono.35

Algunas veces se agrega calcita y carbono activado para mejorar la capacidad del filtro y eliminar las sustancias químicas del agua.

Los filtros de biochar se producen al calentar la materia orgánica a altas temperaturas con bajos niveles de oxígeno.36 Los filtros resultantes tienen una excelente capacidad para eliminar los contaminantes del agua, incluyendo a los patógenos37 y pesticidas.38

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo