La campaña en contra de la lactancia materna que los Estados Unidos ha emprendido

Leche Materna

Historia en Breve -

  • De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 2011 y 2016, solo el 40 % de los bebés menores de 6 meses en todo el mundo fueron alimentados exclusivamente con leche materna
  • Gracias a la creciente conciencia de la evidencia científica que respalda la consigna "amamantar es lo mejor", las tasas de lactancia en los Estados Unidos han aumentado de un 24 % en 1971 al 81 % en 2016
  • El objetivo global es lograr que para el año 2030, el 70 % de los bebés sean amamantados durante sus primeros 6 meses de vida. Para ello, la Asamblea Mundial de la Salud presentó una resolución no vinculante la primavera pasada con el fin de promover la lactancia materna y hacer hincapié en sus beneficios
  • Lo delegados de los Estados Unidos emprendieron una medida que conmocionó al mundo al oponerse a la resolución y exigir que se revocaran ciertos enunciados en el exhorto a los gobiernos para “proteger, promover y apoyar la lactancia materna”
  • La delegación de los Estados Unidos amenazó a los países con sanciones a fin de que no rechazaran la resolución. Incluso se sugirió que dicho país podría recortar su apoyo financiero a la OMS. Rusia finalmente presentó la resolución

Por el Dr. Mercola

¿Cuál es el alimento óptimo para su bebé recién nacido? El sentido común nos dicta que la leche materna es el alimento más óptimo que podría proporcionar en lo que se refiere a la nutrición infantil, sin embargo, ese hecho – por más indiscutible que parezca – es algo que los fabricantes de fórmulas infantiles han intentado ocultar por décadas.1

Tras haber desarrollado la fórmula infantil fabricada, se les dijo a las madres que la lactancia no era necesaria.

La fórmula les da una mayor libertad a las madres con múltiples ocupaciones, y la difusión de la desagradable idea de que amamantar en público es un acto vergonzoso impulsó la transición, lo que hizo que más madres prefirieran alimentar a su bebé con biberón en lugar de amamantarlo.

Durante años, las mujeres podían haber sido multadas por "indecencia pública" si se les veía amamantar en lugares públicos. Este año, Utah se convirtió en el último estado en promulgar leyes que protegen los derechos de las madres lactantes al permitir que amamanten en público.2

Sin embargo, solo 28 estados brindan protección laboral para las madres lactantes, por lo que muchas aún se ven obligados a extraer su leche en baños sucios y sufren discriminación por necesitar tiempo para hacerlo.

En materia de nutrición, a las madres se les ha dicho, y todavía se les dice, que "no existe diferencia alguna" entre alimentar con biberón y amamantar, pero nada podría estar más alejado de la realidad.

Desde una perspectiva nutricional, ambas opciones no comparten muchas similitudes. Sin embargo y por desgracia, el material publicitario tiene una forma de hacerle creer a la madre la falsa idea de que la fórmula en realidad puede proporcionar una mejor nutrición.

Ahora, incluso la consigna a favor de la lactancia "breast is best" (amamantar es lo mejor) ha sido usurpada y se ha convertido en "fed is best"3 (alimentar es lo mejor). Y lo que este último quiere decir es que, siempre y cuando alimente a su bebé, no importa si lo hace con leche materna o con fórmula.

De hecho, un reciente argumento bioético en la revista Pediatrics les aconseja a los pediatras que deberían dejar de referirse a la lactancia materna como algo "natural".4 ¿Cómo nos hemos desviado tanto? Bajo este contexto, también podríamos poner en duda la naturalidad de la micción.

Solo 4 de cada 10 bebés de todo el mundo son amamantados por 6 meses

De acuerdo con un informe sobre nutrición infantil realizado el 2 de enero de 20185 por la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 2011 y 2016 a nivel mundial, apenas el 40 % de los bebés menores de 6 meses fueron amamantados. Solo 33 países tienen tasas de lactancia superior al 50 %, mientras que 68 naciones tienen tasas inferiores al 50 %.

Gracias a que cada vez se conoce mejor la evidencia científica que respalda la consigna "amamantar es lo mejor", las tasas de lactancia en los Estados Unidos han aumentado drásticamente en las últimas décadas, de un 24 % en 1971 a 81 % en 2016.6

El objetivo global es lograr que para el año 2030 el 70 % de los bebés sean amamantados durante sus primeros 6 meses de vida, y para ello, la Asamblea Mundial de la Salud, que es el órgano decisorio de la OMS, presentó una resolución no vinculante la pasada primera con el fin fomentar la lactancia materna y hacer hincapié en sus beneficios.

La resolución destacó que por décadas las investigaciones han demostrado que la leche materna es la opción más saludable, e instó a los gobiernos a controlar la comercialización errónea o engañosa de los sustitutos de la leche materna.

El gobierno de los Estados Unidos respalda a los fabricantes de fórmulas que se oponen a la resolución mundial sobre la lactancia

Lo delegados de los Estados Unidos emprendieron una medida que conmocionó al mundo al oponerse a la resolución y exigir que se revocaran ciertos enunciados del exhorto a los gobiernos para "proteger, promover y apoyar la lactancia materna".7

De igual forma, buscaban eliminar un fragmento en el que se pedía a los políticos que restringieran la promoción de alimentos que pueden tener efectos adversos en la salud de los niños pequeños.

La delegación global se sorprendió aún más cuando los Estados Unidos comenzaron a amenazar a otros países con sanciones para que no rechazaran la resolución. Incluso se sugirió que los Estados Unidos podrían recortar su apoyo financiero a la OMS.

Según lo informado por The New York Times:8

"Ecuador, que había planeado introducir la medida, fue el primero en encontrarse en la mira. Los representantes de los Estados Unidos fueron directos: Si Ecuador se rehusaba a rechazar la resolución, Washington empezaría a emitir sanciones comerciales y retiraría la ayuda militar que les era crucial. El gobierno ecuatoriano rápidamente accedió...

"Nos sorprendió porque no entendíamos cómo un asunto tan pequeño como la lactancia materna podía provocar una respuesta tan drástica", dijo el funcionario de Ecuador... [A]l menos una docena de países, la mayoría de ellos naciones pobres de África y América Latina, dieron un paso atrás al aducir su temor a las represalias ...

"Estábamos asombrados, consternados y entristecidos... Lo que sucedió fue una especie chantaje, pues los Estados Unidos retuvieron al mundo e intentaron revertir casi 40 años de consenso sobre la mejor manera de proteger la salud de los lactantes y niños pequeños", dijo Patti Rundall, directora de políticas del grupo de propugnación de Gran Bretaña, Baby Milk Action.

Al final, los esfuerzos de los Estados Unidos fueron en su mayoría infructuosos. Fue Rusia quien finalmente intervino para introducir la medida, y los Estados Unidos no la amenazaron ...

La resolución final9 conservó la mayor parte de la redacción original, aunque los agentes mediadores de los Estados Unidos consiguieron que se eliminaran ciertos enunciados que exhortaban a la OMS a proporcionar apoyo técnico a los estados miembros que buscaban detener la 'promoción inapropiada de alimentos para bebés y niños pequeños'.

Los representantes de los Estados Unidos también insistieron en que el término 'con base empírica', acompaña tanto a referencias como a iniciativas establecidas desde hace tiempo que promueven la lactancia materna, algo que los detractores describieron como una estratagema que podría utilizarse para socavar programas que brindan a los padres consejos y apoyo en alimentación ".

La elección es de la madre

Un vocero del Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos negó que la agencia estuviera relacionada con las amenazas dirigidas contra Ecuador, y declaró para el New York Times que el DHHS había intentado modificar el proyecto de resolución original10 porque "colocaba obstáculos innecesarios para madres que buscan proporcionar nutrición a sus hijos".

De acuerdo con el DHHS, las mujeres no pueden amamantar por diversas razones y "estas mujeres deben tener la opción y acceso a alternativas para la salud de sus bebés sin ser estigmatizadas por la forma en que son capaces de hacerlo".

Esta es una refutación increíblemente carente de sustento, ya que alentar la lactancia materna y promover sus beneficios de ninguna manera minimiza el derecho o la capacidad de una mujer de optar por la fórmula si descubre que no puede amamantar.

Asimismo, los fabricantes de fórmulas han intentado distanciarse del desconcierto. Aun así, mientras los testigos en la reunión de la asamblea afirman que no vieron evidencia alguna de que los fabricantes de formula infantil intentaran ejercer su influencia, no se puede negar que han gastado mucho dinero con fines de cabildeo para proteger su participación en el mercado, lo que implica minimizar la importancia de la lactancia materna.

Según un análisis de MapLight,11 durante la última década las 3 principales compañías de fórmula infantil, Abbott Laboratories, Nestlé y Reckitt Benckiser, han gastado US$ 60.7 millones para ejercer presión sobre los legisladores de los Estados Unidos.

Lucy Sullivan, directora de la fundación "1 000 Days" (1 000 Días) que defiende la nutrición maternoinfantil, declaró lo siguiente para el The Atlantic:12 "Esta batalla en Ginebra nos demostró que en los Estados Unidos tenemos un gobierno fuertemente alineado con los intereses de las industrias de fórmula infantil y productos lácteos, y están dispuestos a actuar enérgicamente".

Como de costumbre, antes de la reunión de la Asamblea Mundial de la Salud el DHHS mantuvo sesiones de audiencia con varios grupos de la industria, donde los grupos de productos lácteos, comestibles y fórmulas infantiles emitieron su opinión sobre la resolución propuesta.

Lo que sorprendió a todos fue que "cuán enérgicas fueron las medidas que los delegados de los Estados Unidos emprendieron contra la oposición de los grupos comerciales", escribe The Atlantic.13 Si bien pudieron haber sido más agresivos de lo habitual, dicho país tiene un vergonzoso historial de impulsar el uso de fórmula infantil sobre la leche materna, tal y como podrá constatarlo más adelante.

Los beneficios de la leche materna

Desde el punto de vista de la ciencia nutricional, no cabe duda de que la leche materna es el alimento óptimo para los recién nacidos y bebés pequeños.14,15 La lactancia también tiene diversos beneficios para la madre, y es la alternativa menos costosa. A continuación, descubrirá un resumen de algunos de los beneficios clave para la madre y su pequeño.

Por otro lado, la fórmula infantil se ha relacionado con un mayor riesgo de muerte infantil. En su artículo, "Marketing Breast Milk Substitutes: Problems and Perils Throughout the World" (Cómo comercializar sustitutos de la leche materna: Problemas y peligros en el mundo), que fue publicado en Archives of Disease in Childhood en 2012, June Brady comienza destacando la vergonzosa falta de apoyo a una nutrición infantil adecuada por parte del gobierno de los Estados Unidos, quien en su lugar a elegido atender el derecho de los fabricantes de fórmulas para obtener ganancias.

La experta en el tema escribió, en parte:16

"El 21 de mayo de 1981, el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna de la OMS ... fue aprobado por 118 votos a favor y 1 en contra, donde el único voto negativo fue emitido por los Estados Unidos.

El Código surgió ante la preocupación de que el drástico aumento de la mortalidad, la malnutrición y la diarrea en los bebés pequeños de los países en vías de desarrollo se relacionara con enérgicas tácticas de comercialización de fórmula. El Código prohibía cualquier publicidad de fórmulas para bebés, biberones o tetinas y obsequios para madres o 'sobornos' del personal médico.

Pese a los éxitos, a lo largo de los años se ha debilitado por los recursos aparentemente inagotables de la industria farmacéutica mundial... Actualmente, cada año la falta de lactancia se relaciona con más de un millón de muertes y el 10 % de la carga mundial de morbilidad en los niños.

Todo el personal médico debe reconocer la publicidad inapropiada de la fórmula, informar las violaciones del Código y apoyar los esfuerzos con el fin de promover la lactancia materna: La forma más efectiva de prevenir la mortalidad infantil en todo el mundo".

Beneficios para el bebé Beneficios para la madre

Proporciona inmunidad natural – En un inicio, la lactancia materna proporciona inmunidad pasiva ya que los anticuerpos de la madre son transmitidos al bebé a través de la leche materna.

Los investigadores también descubrieron que la leche materna tiene una capacidad única para estimular el sistema inmunológico del bebé con efectos positivos a largo plazo.17

Favorece una recuperación más rápida tras el parto – La liberación de oxitocina durante la lactancia ayuda a que el útero regrese a un tamaño normal y reduce el sangrado de posparto.18

Reduce los casos de ceguera en bebés prematuros – La retinopatía del prematuro causa ceguera en el 10 % de los casos graves que ocurren en bebés prematuros.

Más de la mitad de los niños nacidos antes de las 30 semanas de gestación se ven afectados y la afección ciega a 50 000 niños en todo el mundo.

Un análisis sugiere que la incidencia de enfermedades graves, como la ceguera, podría reducirse en un 90 % si todos los bebés prematuros fueran alimentados con leche materna.19

Los investigadores especulan que el efecto puede deberse a las propiedades antioxidantes y de protección inmunológica que se encuentran en la leche materna.

Reduce las tasas de cáncer de mama y ovarioAmamantar puede reducir el riesgo de cáncer de mama en mujeres que tuvieron hijos,20 asimismo, las mujeres tuvieron un riesgo 63 % menor de desarrollar cáncer de ovario cuando amamantaron durante 13 meses o más.21

El riesgo de cáncer de ovario parece disminuir con cada mes que pasa, ya que las mujeres que amamantaron durante 31 meses o más tuvieron un 91 % menos riesgo de cáncer de ovario en comparación con las mujeres que amamantaron menos de 10 meses.

Reduce la tasa del síndrome de muerte súbita del lactante – En un estudio, la lactancia materna redujo en un 50 % el riesgo de síndrome de muerte súbita infantil en niños de todas las edades hasta la infancia.22

Acelera la pérdida de peso tras el parto – Durante el embarazo, su cuerpo almacena grasa adicional con el fin de alimentar a su bebé.

La producción de leche quema aproximadamente 450 calorías extra por día, lo que ayuda a movilizar las reservas de grasa visceral.

Mejora el desarrollo cognitivo – Los bebés amamantados durante 9 o más meses exhiben un mayor desarrollo cognitivo en comparación con aquellos que no han sido amamantados.23

Asimismo, los investigadores han encontrado que los bebés amamantados exhiben un mayor crecimiento cerebral hasta los 2 años de edad.24

Disminuye el riesgo de enfermedad cardiovascular – Las mujeres que amamantan tienen un riesgo 10 % menor de cardiopatía y derrame cerebral,25 asimismo, cuanto más tiempo una mujer amamante, mayor será la reducción del riesgo.26

Las mujeres que tienen una presión arterial normal durante el embarazo y amamantan durante al menos 6 meses también tienen un riesgo menor de sufrir alguna cardiopatía en el futuro, en comparación con las que nunca amamantan.27

Reduce el riesgo de alergias – En un estudio donde participaron más de 1 200 madres con sus bebés, alimentar exclusivamente con leche materna previno el desarrollo de enfermedades alérgicas y asma.28

Reduce el riesgo de depresión posparto – La liberación de prolactina y oxitocina durante la lactancia produce una sensación pacífica y propicia.

Las mujeres que amamantan tienen un menor riesgo de desarrollar depresión posparto durante los primeros 4 meses de vida de su bebé.29

Favorece el contacto directo con la piel – La evidencia señala que los recién nacidos que entran en contacto con la piel de su madre inmediatamente después de nacer se mueven de una manera estable fisiológicamente desde el útero hasta sus primeros momentos de vida.30

Las madres también muestran un aumento en el vínculo y conducta materna tras experimentar el contacto directo con la piel de su bebé después del nacimiento.

Estos beneficios siguen aumentando en las semanas posteriores al parto. Los bebés son menos propensos a llorar, tienen más probabilidades de mantener su temperatura corporal y tienen una frecuencia cardíaca, respiratoria y presión arterial más estables durante el contacto directo con la piel.31

Propicia el vínculo entre madre e hijo – La estrecha interacción durante la lactancia materna es solo una de las formas en que las madres experimentan un mayor vínculo con su bebé, que puede prolongarse más allá de la infancia e influir en la crianza.32

Protege y nutre el microbioma intestinal – La leche materna contiene azúcares complejos que son necesarios para alimentar las bacterias beneficiosas del intestino que impactan en cómo el cuerpo del niño quema y almacena grasa.33

En un estudio reciente,34 los bebés que fueron amamantados tenían los niveles más altos de bacterias beneficiosas en sus intestinos a la edad de 3 y 12 meses.

Los bebés alimentados exclusivamente con fórmula tenían la menor variedad de bacterias, asimismo, su riesgo de tener sobre peso era casi del doble en comparación con los bebés amamantados.

Los bebes que fueron alimentados con una mezcla de leche materna y fórmula tenían un menor riesgo en comparación con aquellos alimentados exclusivamente con fórmula, no obstante, aún tenían un riesgo 60 % mayor de sobrepeso en comparación con los bebés amamantados.

Disminuye las tasas de mortalidad – La serie de publicaciones The Lancet35 sobre lactancia materna señala que se pueden salvar las vidas de 20 000 madres si implementamos la lactancia universal, en gran parte debido a la protección contra el cáncer que brinda el hecho de amamantar.

Promueve la alineación adecuada de la mandíbula, disminuye el riesgo de impedimentos del habla y la probabilidad de necesitar tratamiento de ortodoncia en el futuro – Todos estos problemas son más comunes entre los bebés que son alimentados con biberón, pues causa desalineamiento de la mandíbula y malformación del paladar.

Puede encontrar un video que ilustra la diferencia entre la lactancia y alimentación con biberón en la liga previa.

Reduce el riesgo de muerte, aumenta el índice de inteligencia, disminuye los costos de atención médica y mejora su futuro económico – De acuerdo con diversos estudios sobre lactancia publicados en The Lancet en 2016:36 "La leche materna hace que el mundo sea más saludable, inteligente y equitativo... Mediante la lactancia universal… todos los años se podrían evitar las muertes de 823 000 niños y se podría tener un ahorro económico de US $ 300 mil millones.

Las publicaciones en serie confirman los beneficios de la lactancia como un menor número de infecciones, mayor índice de inteligencia, una posible protección contra el sobrepeso y la diabetes, además de la prevención contra el cáncer para las madres. Este representa el análisis más profundo realizado hasta la fecha sobre los beneficios económicos y sanitarios que la lactancia materna puede producir".

La mayoría de las fórmulas infantiles comerciales contienen mucha azúcar y pueden contener contaminantes nocivos

De acuerdo con Nemours,37 "la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos regula a las compañías de fórmula infantil con el fin de garantizar que proporcionen todos los nutrientes necesarios (como la vitamina D) en sus productos.

Aun así, las fórmulas comerciales no pueden coincidir completamente con la composición exacta de la leche materna. ¿Por qué? Porque la leche es una sustancia viva que cada madre produce para su bebé, un proceso que no puede replicarse en una fábrica".

Aunque con esto pareciera que la FDA regula, aprueba y garantiza la calidad e inocuidad nutricional de la fórmula para bebés, esto no es así. En realidad, la FDA no aprueba ni regula la fórmula infantil en lo absoluto.38

El órgano gubernamental sí especifica los nutrientes que deben estar presentes en el producto, pero los ingredientes añadidos y la inocuidad general se dejan completamente en manos de los fabricantes. Asimismo, los nutrientes requeridos tampoco se basan en una comparativa con la leche materna real.

Cabe señalar que lo último que un bebé necesita es azúcar, sin embargo, las fórmulas para bebés lo contienen en cantidades impactantes. He escrito diversos artículos sobre los peligros de consumir azúcar, como su capacidad para activar la glicación, alterar su metabolismo, elevar la presión arterial y los triglicéridos, aumentar el peso, generar cardiopatías y daño hepático, e incluso agotar su cuerpo de vitaminas y minerales.

La leche materna contiene azúcares, pero no se parecen en lo absoluto a los azúcares procesados a base de maíz. Por ejemplo, la leche materna contiene aproximadamente 150 oligosacáridos – complejas cadenas de azúcares que solo se encuentran en la leche humana. Estos azúcares no son digeribles, y su objetivo principal es alimentar los microbios intestinales beneficiosos, lo que optimiza la salud intestinal y fortalece su sistema inmunológico de su hijo.

También se ha encontrado que las fórmulas infantiles contienen todo tipo de contaminantes peligrosos. Recientemente, se descubrió que la fórmula infantil a base de soya estaba contaminada con glifosato.39 La fórmula a base de soya es peligrosa por diversas razones y ahora puede sumar a esta lista la contaminación con glifosato.

¿En qué se diferencia la fórmula a la leche materna?

En el sitio web del Dr. Sears,40 puede encontrar un cuadro que compara la composición de la leche materna y la fórmula infantil comercial, junto con un artículo41 en el que detalla más a profundidad las diferencias entre los nutrientes.

La fundación Weston A. Price Foundation también ha publicado un excelente artículo al respecto, que contiene el resumen que se muestra a continuación. Lo invito a leerlo con el fin de comprender mejor qué es lo que hace que la leche materna sea tan superior a la fórmula:42

"La fórmula infantil se compone principalmente de azúcar o lactosa, leche desnatada en polvo y aceite vegetal refinado que puede incluir componentes transgénicos ... La fórmula a base de soya está hecha de proteína de soya, azúcar y aceites refinados.

La leche materna de una mujer que se alimenta adecuadamente está compuesta de cientos de sustancias – más de cien grasas por sí solas. La fórmula infantil contiene el doble de proteína en comparación con la leche materna, lo que promueve la resistencia a la insulina y la adiposidad ...

Los aditivos para las fórmulas infantiles, como el hierro, el DHA, el ARA y el ácido fólico producido en el laboratorio son problemáticos. El calor daña la proteína en las fórmulas lo que provoca la formación de productos finales de glicación avanzada y pone el riesgo el valor nutricional".

De hecho, la investigación43 publicada en 2011 encontró que cuando la alimentación de los bebés cambió de leche materna a fórmula comercial en el primer año de vida, sus niveles de productos finales de glicación avanzada (AGES, por sus siglas en inglés) se duplicaron y alcanzaron niveles que exhiben las personas con diabetes.

Muchos también tenían niveles elevados de insulina. Los AGES se forman durante el procesamiento de la fórmula que involucra el uso de altas temperaturas. Básicamente son moléculas de azúcar que se unen y dañan las proteínas en su cuerpo.

No solo los AGES se acumulan en su cuerpo con el tiempo, lo que lleva a la oxidación y acelerar el proceso de envejecimiento, sino que también promueven la inflamación, que a su vez está relacionada con diversas enfermedades crónicas, como la diabetes y las cardiopatías. Según este estudio, en comparación con la leche materna, las fórmulas infantiles que se procesan a altas temperaturas pueden contener 100 veces más AGES.

¿Necesita ayuda para amamantar?

Aunque no todas las mujeres tomen la decisión de amamantar, la mayoría puede producir cantidades de leche más que adecuadas para poder amamantar sin inconveniente alguno. Dado que las madres no pueden medir la cantidad de leche que su bebé consume, algunas creen que no están produciendo la suficiente cantidad de leche.

Sin embargo, cuando se recurre a la suplementación con fórmula, el suministro se reduce ya que la cantidad de leche que se produce depende de la demanda. Dicho de otra forma, mientras más amamante a su bebé, más leche producirá.

Las madres lactantes deben mantenerse bien hidratadas, beber mucha agua y llevar una óptima nutrición con el fin de suministrar la energía necesaria para producir leche. Las primeras semanas y meses son fundamentales para el sólido proceso de establecer un suministro de leche.

El instinto de succión de su bebé será muy fuerte inmediatamente después de nacer, así que comience a amamantarlo lo antes posible.

Los consultores de lactancia recomiendan colocar a su bebé en el pecho cuando esté en la sala de partos. Esto también ayuda a liberar oxitocina para reducir el sangrado posparto y comenzar el proceso en el que el útero regresa a su tamaño normal.

La primera leche que el cuerpo produce se llama calostro, un espeso líquido de color amarillo dorado que es ligero para el estómago de su bebé y está repleto de anticuerpos beneficiosos. En los próximos días y semanas, su leche cambiará gradualmente de color y consistencia.

Los recién nacidos deben ser amamantados al menos una vez cada 2 horas durante aproximadamente 15 minutos en cada lado, pero no siguen un horario establecido. Cuando adapte el tiempo en el que amamanta conforme a las necesidades de su pequeño, encontrará que hacerlo frecuentemente estimula sus senos para producir cantidades cada vez mayores de leche con el fin de satisfacer la demanda de su bebé conforme vaya creciendo.

Durante su embarazo y antes de que nazca su bebé probablemente deba comenzar a planificar ciertos aspectos durante una clase de lactancia con el fin de tener una experiencia exitosa. Si quiere prepararse de antemano o tiene problemas para amamantar una vez que haya nacido su bebé, la Leche League44 es un excelente recurso al que puede contactar si necesita ayuda.

También averigüe si el hospital que ha elegido para dar a luz ofrece clases de lactancia y asesores en el tema que pueden ayudarla. Si no es así, posiblemente deba elegir uno que ofrezca un mayor respaldo.

Opciones saludables para madres que no pueden amamantar

Por último, pero no por ello menos importante, si por algún motivo no puede, o decide no amamantar, considere la posibilidad de hacer su propia fórmula para bebé con leche orgánica sin pasteurizar de vaca alimentada con pastura.

En el video de abajo, Sarah Pope – quien dirige el sitio web The Healthy Home Economist y es miembro de la junta directiva de la fundación Weston A. Price Foundation, analiza las diferencias entre diversos tipos de leche, como la leche de vaca y de cabra, y por qué la leche de vaca es más recomendable.

La experta luego nos muestra cómo preparar 2 fórmulas, de las cuales una es a base de carne para aquellos bebés con alergia a la leche. Si quiere obtener la versión escrita de las recetas presentadas en el video, así como una lista de los datos nutricionales que compara estas fórmulas caseras de leche materna, consulte la página "Homemade Baby Formula" (Fórmula para bebés hecha en casa) en el sitio de la Weston A. Price Foundation.45 Sin embargo, hay algunas advertencias que debe considerar:

1. El aceite fermentado de hígado de bacalao es un ingrediente recomendado en las recetas del vaticano, que podría ser peligroso para los bebés. Las pruebas de laboratorio han revelado que el aceite tiende a ranciarse, puede contener aceites vegetales añadidos y carecer de vitamina K2 y CoQ10.

La concentración de vitaminas A y D también puede variar enormemente entre cada lote, ya que el aceite de hígado de bacalao no está regulado ni estandarizado.47 Al menos que pueda verificar su pureza, de lo contrario le recomendaría usar el aceite de salmón silvestre de Alaska o el de kril.

2. La receta de la fórmula para bebés de la Fundación Weston A. Price sugiere utilizar el aceite de mantequilla como una opción, pero el mismo Dr. Price siempre ha recomendado combinar el aceite de hígado de bacalao con aceite de mantequilla, que contiene vitamina K2 (MK-4). En caso de utilizar aceite de hígado de bacalao fermentado, puro y certificado para una receta, le recomiendo que de preferencia utilice aceite de mantequilla.

Video disponible solo en ingles
+ Fuentes y Referencias