Este documental imperdible revela los peligros de los medidores inteligentes

medidor inteligente

Historia en Breve -

  • La red eléctrica inteligente también conocida como Smart Grid prometió mejorar la seguridad energética y reducir el gasto de energía. Sin embargo, el 80 % de los hogares que han recibido una factura con base en los medidores inteligentes vieron un aumento en el costo de este servicio público
  • Miles de personas aseguraron haber desarrollado problemas de salud poco después de colocar un medidor inteligente en su hogar. En algunos casos, los análisis sanguíneos confirman las sospechas de que la radiación de radiofrecuencia ha afectado su salud
  • La red eléctrica inteligente forma parte de una red de vigilancia clandestina, que viola los derechos de privacidad y plantea un problema de ciberseguridad sin precedentes

Por el Dr. Mercola

Aunque en gran parte de esta cuestión se desconoce y rara vez se debate, hay pruebas que sugieren que un porcentaje significativo de las enfermedades que enfrentamos hoy en día está relacionado con: la interferencia electromagnética (EMI, por sus siglas en inglés); la llamada "electricidad sucia"; y, la radiación de microondas de los celulares, enrutadores, teléfonos inalámbricos, medidores inteligentes, entre otros.

En pocas palabras, este tipo de exposiciones afectan su biología, específicamente su función mitocondrial, que ahora hemos logrado identificar en el origen de prácticamente todas las enfermedades crónicas.

La luz solar es una forma natural o nativa de frecuencia electromagnética, y este tipo de exposición a los campos electromagnéticos (EMF, por sus siglas en inglés) no solo ok es saludable sino una parte fundamental para mantener una biología saludable. Por otro lado, las exposiciones a los EMFs no nativos o artificiales, hacen mucho daño. Algunas de estas son:

  • EMI, que se genera en el convertidor entre electricidad de corriente alterna (CA) y corriente continua (CC)
  • Luz artificial, como focos fluorescentes, lámparas fluorescentes compactas y diodos emisores de luz (LED, por sus siglas en inglés). El Dr. Alexander Wunsch, un experto de clase mundial en fotobiología, detalla muchos de los peligros asociados con las luces LED, sin embargo, el factor de la electricidad sucia es una razón más para evitar este tipo de focos en su hogar y oficina
  • Microondas, que incluyen no solo su horno de microondas, sino también a los celulares, enrutadores, teléfonos inalámbricos, medidores inteligentes y más. Son particularmente perjudiciales ya que son campos pulsantes

El documental "Take Back Your Power" (Retome su poder) tiene subtítulos ocultos en español. Haga clic sobre el ícono CC en la esquina inferior derecha del video y seleccione "Español".

Documental "Take Back Your Power"

El documental presentado, "Take Back Your Power" (Retome su poder), dirigido por Josh del Sol, investiga algunos de los problemas relacionados específicamente con los medidores inteligentes. El problema llamó su atención cuando uno de sus amigos enfermó de forma repentina justo después de instalar un medidor inteligente en su hogar.

¿Es posible que las radiofrecuencias (RF) de microondas de los medidores inteligentes realmente afecten su salud? ¿Y por qué se está forzando tanto su introducción sin consultar la opinión pública? Como se muestra en el documental, los empleados de la empresa de servicios públicos literalmente han irrumpido en los hogares para instalar estos medidores inteligentes a la fuerza.

Estas son solo algunas de las preguntas para las que Del Sol decidió buscar respuesta.

"Los medidores inteligentes son parte de un panorama mucho más amplio, un diseño mucho más grande", dice B. Blake Levitt, un periodista científico galardonado.

"El medidor inteligente es un accesorio que se instala en el exterior de una casa o negocio; un dispositivo de transmisión dual que se enlaza con los planes de redes inteligentes más grandes que se han desarrollado en el mundo".

Le exhorto a tomarse el tiempo este fin de semana para ver esta excelente producción documental. Es bastante convincente, plantea muchas preguntas importantes y un mismo número de respuestas reveladoras.

Muchas personas aún desconocen la magnitud del problema con la radiación de RF —no solo de los medidores inteligentes, sino también de los celulares y otros dispositivos inalámbricos— y simplemente no podemos permitirnos que la ignorancia sea tan predominante.

Las vidas de todos están en juego. Cerrar los ojos ante el problema no será opción por mucho más tiempo, al considerar la velocidad a la que el mundo está siendo invadido por las tecnologías inalámbricas.

La red eléctrica inteligente es un robo masivo que le cuesta miles de millones a los contribuyentes

La red inteligente Smart Grid prometió brindar mayor seguridad energética, reducir los gases de efecto invernadero, mejorar la calidad del aire y e incrementar el aprovechamiento de los recursos de la red. Y aunque todo esto suena bien en teoría, Levitt señala que existen muchos problemas técnicos con la red inteligente y sus medidores. Cientos de estos dispositivos se han incendiado.

La mayoría son instalados por empleados mal capacitados sin un título de formación eléctrica. Algunos no cuentan más que con un curso de capacitación de dos semanas.

No cabe duda de que el dinero es parte de esta situación. Según este documental, alrededor de 11 000 millones de dólares provenientes de los contribuyentes han sido destinados a financiar la introducción de la red inteligente.

Las estimaciones sugirieron que construir esta red podría favorecer una reducción del 4 % en el uso de energía para 2030, sin embargo, la evidencia en la práctica real demuestra que los medidores inteligentes no generan ningún ahorro de energía.

Según Susan Satter, auxiliar superior del fiscal general de servicios públicos del Estado de Illinois: "El informe no muestra ningún resultado estadísticamente diferente en el uso energético, en comparación con los resultados que se habían obtenido hasta ahora".

De hecho, la evidencia real demuestra que la red inteligente ha incrementado el uso de energía de manera artificial, lo que ha provocado que miles de propietarios se quejen de cobros excesivos.

En una ocasión, la factura de un propietario pasó de 350 a más de 1100 dólares al mes siguiente de haber instalado el medidor inteligente. La compañía eléctrica, PG & E, insistió en que el medidor inteligente estaba funcionando correctamente.

Según una encuesta realizada por la empresa de distribución de electricidad Toronto Hydro, el 80 % de los propietarios con medidores inteligentes reportaron aumentos en los precios de sus facturas, que es exactamente lo contrario a lo que la red inteligente prometió otorgar.

En un artículo del diario Chicago Tribune publicado el 21 de junio de 2011, la fiscal general de Illinois, Lisa Madigan, escribió:

"Las empresas de electricidad no han mostrado evidencia de los beneficios multimillonarios que brindarían a los consumidores con sus nuevos medidores, pero sí han demostrado que saben cómo lucrar con ello. Me parece que la única pregunta es: ¿Qué tan tontos creen que somos?".

Abundan las preocupaciones por la vulnerabilidad de las redes inteligentes y la privacidad

Los expertos en seguridad también han señalado que la red inteligente es vulnerable a una serie de violaciones de seguridad potencialmente catastróficas. Los piratas informáticos o hackers no solo podían ingresar a su hogar, sino que podían cortar toda la red eléctrica de una nación. Es decir, la red eléctrica inteligente plantea un problema de ciberseguridad sin precedentes.

Cabe destacar que los funcionarios de energía estaban conscientes de estas debilidades, pero aun así aprobaron el proyecto.

Según el inspector general del Departamento de Energía de los Estados Unidos, Gregory H. Friedman: "Las imperfecciones iniciales no fueron abordadas por completo, y no incluían la serie de prácticas de seguridad comúnmente recomendadas para el gobierno federal y los sistemas industriales".

Con la larga lista de consecuencias que podrían ser catastróficas, ¿por qué las compañías eléctricas privadas están insistiendo tanto para instalar medidores inteligentes en todos los hogares?

De acuerdo con Ian Crane, un investigador geopolítico de Gran Bretaña, la red inteligente forma parte de un plan mucho más grande que involucra el monitoreo íntimo de personas en todas partes. En otras palabras, es parte de un mecanismo de espionaje clandestino.

Todos los dispositivos de su hogar cuentan con un código único, que le permite al medidor recopilar datos sobre la hora exacta en que enciende una luz, usa la estufa o cualquier otra cosa que suceda dentro de su casa. Todos estos datos de uso de energía se pueden usar para crear un perfil de las personas que residen en un hogar.

Un informe de investigación del Congreso bajo el título: "Smart Meter Data: Privacy and Cybersecurity" (La información de los medidores inteligentes: Privacidad y ciberseguridad), que fue publicado en febrero de 2012, concluyó que los medidores inteligentes sí representan una violación a la Cuarta Enmienda, y señaló que:

"En términos muy claros, el Tribunal ha afirmado que [en] el núcleo mismo [de la Cuarta Enmienda] se encuentra el derecho de las personas a retirarse a su propio hogar sin que haya intrusiones gubernamentales irrazonables...

Con los medidores inteligentes, la policía tendrá acceso a información que podría usarse para rastrear la vida cotidiana y las rutinas de las personas mientras están dentro de sus hogares, incluidos sus hábitos para comer, dormir y bañarse, qué aparatos usan y cuándo, y si prefieren usar televisión o la caminadora, entre una gran cantidad de otros detalles".

¿Quién tiene acceso a su información de uso de energía?

De acuerdo con Joshua Hart, director de StopSmartMeters.org, en California, las compañías eléctricas ya están vendiendo datos privados sobre el uso de energía a terceros.

Según el exdirector de la CIA, David Petraeus, el gobierno de los Estados Unidos tiene la capacidad de "espiarlo a través de su lavavajillas". Crane nombra a esto "simulacro de control, la fantasía de los tecnócratas".

En 2012, se reveló que Verizon tiene una patente para lo que se denomina "la zona de detección de las televisiones inteligentes"; una tecnología capaz de detectar sonidos y movimientos y hacer grabaciones automáticas.

Además de que, con las tecnologías de reconocimiento de gestos, reconocimiento facial y de voz, su televisión es capaz de determinar quién está en la habitación y qué está haciendo y diciendo en un momento dado.

¿Dónde está el límite cuando se trata de este tipo de intrusiones tecnológicas en nuestras vidas privadas? Como lo señaló Thomas A. Drake, exdirector ejecutivo de la Administración de Seguridad Nacional:

"Lo que estamos presenciando es el establecimiento de una sociedad de vigilancia; está siendo testigo del establecimiento de una red de espionaje.

Amplia el riesgo de una fina dictadura... de considerarnos sospechosos automáticamente hasta probar lo contrario; aumenta el riesgo de que nuestras llamadas telefónicas sean intervenidas de manera universales... y ¿qué sucede si 'a ellos' no les gusta?... Ese no es el país que juré defender...".

La red eléctrica inteligente es parte integral de esta red de vigilancia clandestina. Y, como señaló Jeffrey Armstrong exejecutivo, autor y portavoz de Apple: "la tecnología no tiene un componente moral, a menos que los humanos insistan en que lo tenga".

Es curioso, tal como se señala en el documental, que la red inteligente podría eliminarse con bastante rapidez si tan solo se permitieran desarrollar y lanzar proyectos de formas alternativas de energía.

Por desgracia, la ley actual de los Estados Unidos permite que el gobierno suprima dicha tecnología, y con una gran facilidad. El Título 35 del Código de Estados Unidos, de la ley de patentes, Apéndice L, le permite al gobierno realizar cualquier invención de forma secreta, que crea que podría ser "perjudicial para la seguridad nacional".

Hasta ahora, más de 5000 patentes distintas relacionadas con formas alternativas de producción de energía han sido suprimidas de esta manera, lo que sugiere que las compañías de energía ejercen una influencia significativa dentro de nuestro gobierno (al igual que muchas otras industrias).

Los Estados Unidos no son la única nación en la que la industria de la energía reina por encima de todo. España ocasionó inconformidades en el año 2013 cuando decidió gravar la energía generada por paneles solares privados.1 Recolectar la luz solar para uso personal y evadir el impuesto podría provocar multas significativas.

La radiofrecuencia de los EMF es un posible carcinógeno para los humanos

Después de investigar los problemas relacionados con el "por qué" de los medidores inteligentes, del Sol se sumerge en las consecuencias de los efectos sobre la salud que se reportaron después de la instalación de dichos dispositivos.

En mayo de 2011, el organismo de investigación sobre cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, clasificó a la radiofrecuencia de los EMF —como la que envían y reciben los medidores inteligentes— como un carcinógeno del grupo 2B, lo que significa que es un posible carcinógeno para los humanos.2

Las compañías de servicios públicos afirman que los medidores inteligentes solo están "encendidos" durante 45 a 60 segundos por día, para enviar y recibir información, lo que no es suficiente para causar preocupación. Pero eso está lejos de ser la verdad completa.

David Carpenter —director del Instituto de Salud y Medio Ambiente (un centro colaborador de la OMS) y profesor de ciencias de la salud ambiental en la Escuela de Salud Pública de Albany en Nueva York— es un experto en los efectos de los contaminantes ambientales en la salud humana.

"Bajo orden judicial, Pacific Gas and Electric admitió que sus medidores inteligentes generan 14 000 picos de comunicación por día", señaló Carpenter.

Además, explica que no importa la frecuencia con la que el medidor inteligente se comunique con la empresa de servicios públicos. Lo que importa es la frecuencia con la que genera campos de radiofrecuencia.

"Está claro que las empresas de servicios públicos han estado ocultando el hecho de que tales medidores inteligentes generan dichos campos de radiofrecuencia casi de manera constante", indica. "Son pulsos, pero son muy, muy frecuentes".

En otras palabras, mientras el medidor inteligente está enviando y recibiendo información por un total de aproximadamente 60 segundos al día, las empresas de servicios públicos ocultaron de manera oportuna el detalle de que estos 60 segundos no son consecutivos; se dividen en pulsos de microsegundos que se emiten las 24 horas del día los 7 días de la semana.

A medida que la tecnología avanza, el plan es que cada uno de los aparatos y electrodomésticos de todos los hogares tengan integrado un dispositivo de red inteligente, de manera que se comporten como los celulares.

De esta manera, todos los aparatos y electrodomésticos transmitirán de forma inalámbrica su información de uso al medidor inteligente que se ubicará en el exterior de su hogar, el cual a su vez transmitirá esos datos a la empresa de servicios públicos a través de una torre receptora.

No hace falta decir que esto aumentará exponencialmente la exposición a la RF tanto dentro como fuera de la casa.

Los efectos sobre la salud frente a las normas de seguridad pública

En los cuarenta minutos del documental, del Sol revisa y resume algunas de las evidencias científicas que demuestran que las microondas de RF tienen efectos biológicos.

Las mediciones muestran que un solo medidor inteligente tiene una densidad de potencia de aproximadamente 7.9 a 8.0 microwatts por centímetro cuadrado (μW/cm²); MUCHO MÁS que la densidad de potencia que se sabe que causa efectos en la salud, tales como:

  • Dolores de cabeza
  • Las alteraciones en el metabolismo del calcio en el corazón se presentan a una densidad de potencia de 2.5 μW / cm²
  • Los cambios en el hipocampo, que afectan la memoria y aprendizaje, ocurren a 4.0 μW/cm²
  • El daño en el ADN de las células se manifiesta a 6.0 μW/cm²

Sé que es altamente improbable que esté familiarizado con estas unidades. Espero que consulte mi video a continuación en el cual se muestra un medidor que uso, que puede adquirir si lo desea. Tengo dos amigos médicos que compraron este medidor y todos encontramos fuentes ocultas de microondas en nuestros hogares.

Por fortuna, he logrado identificarlos y remediarlos, y mis lecturas ahora rara vez superan los 0.010 μW/cm². También duermo en una jaula de Faraday, que obtiene un nivel inferior a los 0.003 μW/cm².

A pesar de la evidencia que demuestra que hay graves efectos sobre la salud incluso a niveles bajos, Suiza tiene un estándar de seguridad de 9.5 μW/cm², y el estándar de seguridad de China, Polonia y Rusia es de 10.0 μW/cm²; el mismo nivel en el que se han observado cambios de comportamiento después de 30 minutos de exposición, causando "reflejos de evasión".

Los bancos de medidores inteligentes, como los de los edificios de apartamentos, pueden emitir densidades de potencia que son cientos de veces más elevadas que las que han demostrado tener consecuencias para la salud.

Entonces se preguntará, ¿cómo se pueden salir con la suya y seguir forzando la instalación de estos dispositivos en todos los hogares? La respuesta —dice del Sol— se debe a que Canadá, Estados Unidos y varios otros países desarrollados han establecido su límite de seguridad a 600 a 1000 μW/cm².

"Este supuesto límite de seguridad es literalmente decenas de miles de veces más alto que los niveles que se sabe que dañan la salud", afirma del Sol.

Una novedosa investigación revela cómo las microondas causan daños biológicos

Una reciente investigación3 realizada por el Dr. Martin Pall sugiere que la situación es incluso mucho más grave.

Cuando el experto evaluó los estudios que demuestran que puede reducir radicalmente el daño biológico de las microondas al utilizar bloqueadores de los canales de calcio, Pall descubrió un mecanismo de daño biológico producido por las microondas de los celulares y otras tecnologías inalámbricas, que en el pasado se desconocía.

Existen canales de calcio dependientes de voltaje (VGCC, por sus siglas en inglés) incrustados en sus membranas celulares y resulta que estos se activan mediante microondas, y cuando eso sucede, se liberan alrededor de 1 millón de iones de calcio por segundo.

Estos iones estimulan la liberación de óxido nítrico (NO, por sus siglas en inglés) dentro de su célula y las mitocondrias, que se combinan con el superóxido para formar peroxinitrito, que a su vez crea radicales hidroxilos.

Los radicales hidroxilos son los radicales libres más destructivos que ha conocido el hombre. Disminuyen el ADN mitocondrial y nuclear, así como sus membranas y proteínas.

La consecuencia final es la disfunción mitocondrial, que ahora sabemos, yace en el origen de la mayoría de las enfermedades crónicas. Los tejidos con la mayor cantidad de VGCC son el cerebro, el marcapasos en el corazón y los testículos.

Así que enfermedades como Alzheimer, ansiedad, depresión, TDAH, autismo, arritmias cardíacas e infertilidad son el resultado directo de la exposición excesiva a las microondas.

Pall ha calculado que los VGCC son 7 millones de veces más sensibles a la radiación de microondas en comparación con las partículas cargadas dentro y fuera de la célula, lo que significa que los estándares de inocuidad establecidos actualmente para los celulares distan por un factor de más de 7 MILLONES.

Esta investigación explica por qué el argumento de que la radiación de microondas no es lo suficientemente alta como para causar daño biológico es funestamente erróneo.

Si bien la radiación no causa daño térmico, aún es capaz de causar un daño biológico masivo al activar los VGCC en sus células, lo cual generará un alud de efectos que provocaran la producción de radicales hidroxilos.

Cómo las microondas afectan su estado de ánimo y salud mental

Los casos de depresión y ansiedad se han disparado en los últimos años, y es importante entender cómo su estilo de vida está contribuyendo al problema.

Con base en la evidencia, ahora me parece que la exposición a la radiación —de microondas de los celulares, enrutadores, teléfonos inalámbricos, medidores inteligentes y otros dispositivos inalámbricos— desempeña un papel fundamental en la depresión y la ansiedad.

Esto se debe a que su cerebro es uno de los órganos con la mayor cantidad de VGCC y cuando estos son estimulados por microondas, liberan neurotransmisores y hormonas neuroendocrinas.

Otros ejemplos similares son el tejido nervioso (como el marcapasos en el corazón) y los testículos, asimismo, las arritmias cardíacas, como el aleteo o fibrilación auricular y la infertilidad masculina, también se han relacionado con la exposición a la radiación de microondas.

No reconocer esto y no tomar medidas para minimizar su exposición no solo dañará su ADN y aumentará su riesgo de casi todas las enfermedades crónicas; también afectará gravemente la capacidad de su cuerpo para eliminar toxinas y perjudicará significativamente su respuesta inmunológica para abordar una gran variedad de ataques infecciosos por patógenos.

Tome el control de su salud; evite la exposición innecesaria a los EMF

El mensaje que me gustaría dejarle es el siguiente: si usted o alguien a quien ama tiene dificultades por un problema de salud crónico como ansiedad, depresión, demencia o arritmias cardíacas, sería recomendable tomar las medidas necesarias para minimizar su exposición a celulares, teléfonos portátiles, enrutadores de wifi, medidores inteligentes, computadoras inalámbricas y tabletas.

De igual forma, es probable que deba abordar otras fuentes de electricidad sucia en su hogar.

Los casos relativamente raros de cáncer cerebral pueden hacerlo creer que su celular y dispositivos similares son seguros. Después de todo, si consideramos que el 91 % de la población adulta de los Estados Unidos ostenta un celular4 y menos del 0.02 %5 desarrolla un tumor cerebral, bien podría pensar que usar un celular no tiene un efecto pernicioso.

Sin embargo, una vez que comprende que la patología principal detrás del daño por los celulares no está relacionada específicamente con los tumores cerebrales (o incluso con el cáncer), sino con el daño mitocondrial causado por el peroxinitrito – una especie reactiva de nitrógeno – el alcance y el potencial del daño se vuelve evidente.

Aparte de la depresión y la ansiedad, cuya prevalencia está aumentando a gran velocidad, unas 787 000 personas en los Estados Unidos mueren cada año por cardiopatías,6 y la disfunción mitocondrial es un factor fundamental.

Por lo tanto, si bien no le debe inquietar desarrollar un tumor cerebral por usar su celular, el riesgo de desarrollar una cardiopatía o demencia puede ser una preocupación sumamente real.

Le ruego que invierta en un medidor de microondas como el que utilizo y comience a sondear los índices en su hogar. Quizás se sorprenda ante la magnitud que usted y su familia están expuestos.

Tal vez su mayor exposición sea su red de wifi, lo cual es fantástico ya que puede apagarlo fácilmente y conectarse desde su módem de cable. También existen dispositivos que puede conectar a su enchufe y a su módem que pueden permitirle conectar sus computadoras sin tener que instalar más cables en sus paredes.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario