Anniversary Sale Anniversary Sale

PUBLICIDAD

Use aceite de árbol de té para las verrugas y los fuegos labiales

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

aceite de arbol de te

Historia en Breve -

  • El aceite de árbol de té no solo es un remedio natural útil para las verrugas y los fuegos labiales, sino que tiene al menos otras 25 aplicaciones adicionales que son favorables para la salud y el hogar
  • Debido a sus fuertes propiedades antifúngicas, antimicrobianas y antivirales, el aceite de árbol de té es eficaz para eliminar la dermatitis, tiña inguinal, hongos en las uñas y otras afecciones de la piel
  • El aceite de árbol de té también es útil como producto de limpieza para el hogar y para la ropa
  • Podría utilizar el aceite de árbol de té como repelente de insectos o para tratar las picaduras de mosquitos o piojos
  • Si bien aplicar aceite de árbol de té por vía tópica es seguro la mayoría de las veces, nunca lo use por vía oral. Evite tragar cualquier solución casera hecha con aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té es considerado como uno de los aceites esenciales más versátiles. Si bien tiene un largo historial en el tratamiento de afecciones y heridas de la piel, es posible que aprecie este penetrante aceite cuando tiene un dolor desagradable o una verruga molesta. Debido a sus muchos usos para la salud y el hogar, recomiendo encarecidamente el uso del aceite de árbol de té.

¿Qué es el aceite de árbol de té?

El aceite de árbol de té, también conocido como aceite de melaleuca, se extrae de las hojas de la planta del árbol de té (Melaleuca alternifolia), un miembro de la familia de árboles de mirto, que es nativo de Australia y Nueva Zelanda.

El nombre fue acuñado por el Capitán James Cook, famoso explorador británico, en la década de 1770 cuando observó que los aborígenes australianos preparaban té con las hojas del árbol.

El árbol del té fue muy apreciado por las comunidades aborígenes de Australia por su excepcional capacidad curativa. Con respecto a algunos de los usos del árbol del té, la Asociación Australiana de la Industria del Árbol del Té establece que:

"Se cree que, durante muchos años, los aborígenes de la tribu Bundjalung del este de Australia han usado los árboles de té como medicina tradicional de diversas maneras.

Entre sus aplicaciones estaba el inhalar el aceite de las hojas trituradas para tratar la tos y el resfriado y aplicar las hojas en las heridas como una cataplasma, así como preparar una infusión con las hojas para hacer un té como solución para el dolor de garganta, o aplicarlo sobre la piel para tratar heridas menores, abrasiones y picaduras de insectos".

No fue sino hasta en las décadas de 1920 y 1930 que las propiedades medicinales del aceite de árbol de té se hicieron más conocidas, gracias a los esfuerzos del investigador Arthur Penfold, un químico del gobierno estatal australiano, quien publicó una serie de artículos sobre las propiedades antimicrobianas del aceite.

Lo valoró como 11 veces más activo que el fenol. El autor de una revisión de 2012 sobre el aceite de árbol de té declaró lo siguiente:

"La industria comercial del aceite de árbol de té nació después de que las propiedades medicinales del aceite fueran reportadas por primera vez por Penfold.

La producción decayó después de la Segunda Guerra Mundial, ya que la demanda por este aceite había disminuido. Lo más seguro es que esto se haya debido al desarrollo de antibióticos efectivos y la decadencia de la popularidad de los productos naturales.

El interés por este aceite se reavivó en la década de 1970 como parte del renacimiento general del interés por los productos naturales. Las plantaciones comerciales se establecieron entre los años 70 y 80, lo que nos llevó a la mecanización y producción a gran escala de un producto de aceite esencial consistente".

El aceite de árbol de té contiene más de 100 componentes, pero está compuesto principalmente de hidrocarburos terpénicos: monoterpenos, sesquiterpenos y sus alcoholes. A través de los métodos modernos de destilación, los fabricantes pueden producir aceite de árbol de té con un color dorado o amarillo que se ve entre claro y pálido, y un olor penetrante a alcanfor.

Las maravillas de este aceite para tratar los fuegos labiales

Los autores de los experimentos realizados en laboratorios por un grupo de investigación del gobierno australiano encontraron que el aceite de árbol de té es eficaz en el tratamiento de los fuegos labiales. Ellos concluyeron que:

"El aceite del árbol del té (TTO, por sus siglas en inglés) puede ser un tratamiento alternativo muy útil para los fuegos labiales, el cual es relativamente económico, aceptable para los pacientes y no tiene la capacidad de inducir resistencia a los agentes antivirales sistémicos.

Se requiere de un estudio más amplio para evaluar más a fondo al TTO como un tratamiento tópico para el HLR [herpes labial recurrente, el cual provoca los fuegos labiales]".

La investigación publicada en el Journal of Antimicrobial Chemotherapy indica que el aceite de árbol de té ha demostrado tener una actividad antimicrobiana de amplio espectro in vitro, incluyendo la actividad contra el virus del herpes simple (VHS), que es el agente etiológico de la HLR.

En esta investigación, los pacientes de 18 a 70 años participaron en un estudio aleatorizado y controlado por placebo.

Los participantes se presentaron tan pronto como fue posible después de la aparición de un fuego labial y fueron asignados al azar para recibir aceite de árbol de té diluido al 6 % en una base de gel acuoso o un gel de placebo, los cuales se aplicaron cinco veces al día.

El promedio de tiempo para la reepitelización después del tratamiento con aceite de árbol de té fue de 9 días, en comparación con los 12.5 días del grupo placebo.

Los autores del estudio afirmaron que "el aceite de árbol de té puede ser una alternativa más barata, útil y aceptable para los pacientes que representa una amenaza casi nula de inducir una resistencia a los agentes antivirales sistémicos".

Un estudio publicado en la revista Microbiology and Immunology, evaluó el impacto de 12 aceites esenciales, incluyendo el aceite de árbol de té, sobre el VHS tipo 1 (VHS-1) in vitro. Los investigadores señalaron que, el aceite de árbol de té ya había demostrado tener una actividad antiviral contra el VHS-1 y VHS-2, junto con el aceite esencial de eucalipto.

Con respecto a esto dijeron que:

"Es bien sabido que el TTO tiene una fuerte actividad antibacteriana, antiviral y antifúngica.

La actividad antiviral del árbol de té contra el VHS-1 y -2 ha sido reportada, sin embargo, los resultados en el presente estudio demostraron que debido a que el árbol de té poseía actividad antiviral contra el VHS-1 con una concentración del 1 %, pero no con una concentración del 0.1 %, el té de limón demostró tener una actividad antiviral más fuerte que la del árbol de té".

Como puede ver, cuando se trata de curar los fuegos labiales, tiene más de una opción para aplicar aceites esenciales. La buena noticia es que, si es sensible al aceite esencial de árbol de té, también puede probar el aceite esencial de eucalipto o el aceite esencial de limoncillo.

Utilice aceite de árbol de té para eliminar las verrugas

Las verrugas vienen en todas las formas y tamaños, y se ha demostrado que el aceite esencial de árbol de té es eficaz para tratar las verrugas que se encuentran en los genitales, manos y pies. El tratamiento para cada tipo de verruga es similar: tan solo aplique una gota de aceite de árbol de té a una almohadilla de algodón y presione sobre la verruga.

Si lo desea, puede colocar un vendaje o cinta sobre la bola de algodón para mantenerla en su lugar. Limpie bien el área y repita a diario el tratamiento con el aceite hasta que la verruga desaparezca, lo cual casi siempre ocurre entre una y cuatro semanas.

Otra opción es aplicar una gota de este aceite esencial directamente sobre el área afectada una vez al día hasta que la afección mejore.

La investigación publicada en la revista Complementary Therapies in Clinical Practice destaca el exitoso tratamiento tópico para las verrugas de la mano en pacientes pediátricos que usan aceite de árbol de té.

El aceite se aplicó directamente a las lesiones una vez al día durante 12 días. Los autores del estudio comentaron que: "En este caso destaca el potencial del uso del TTO en el tratamiento para las verrugas comunes que surgen debido al virus del papiloma humano".

25 usos adicionales para el aceite de árbol de té

Este aceite esencial ha sido valorado por sus propiedades antifúngicas, antibacterianas y antivirales. Fue utilizado por primera vez en el área de odontología y cirugía para ayudar a limpiar las heridas y prevenir infecciones en la década de 1920 y durante la Segunda Guerra Mundial para tratar las lesiones de la piel de las personas que trabajaban en fábricas de municiones.

En años más recientes, el aceite esencial de árbol de té se ha agregado a lociones, champús y jabones.

A continuación, se muestran 25 usos incidentales para este aceite tan versátil:

Como tratamiento para el acné — Agregue una gota de este aceite a su rutina de limpieza normal o aplique una cantidad muy pequeña sobre el área donde haya brotado el acné para aliviar y desinfectar el área

Como limpiador y desinfectante para todo uso — Agregue una gota de este aceite a una taza de agua y coloque la mezcla en una botella con atomizador para usarlo como un producto de limpieza natural para cualquier uso en su baño y cocina. Funciona bien en la mayoría de las superficies, incluyendo la cerámica, linóleo, porcelana y piedra.

Para el mal aliento — Agregue una gota de aceite a 1 onza de agua y utilícela como para hacer gárgaras, pero ¡no la trague!

Para una infección de vejiga: Mezcle de 10 a 15 gotas de aceite de árbol de té en 1 taza de sal inglesa y agréguelas a una bañera con poca agua. Permanezca dentro durante 10 minutos y luego lave bien el área de la infección con agua y jabón.

Para las espinillas — Humedezca y aplique una toallita tibia durante unos minutos y luego aplique una gota o dos de este aceite esencial en el área. Esto debería lograr que la infección salga a la superficie y se libere

Para la bronquitis — Inhale a través del vapor agregando 1 a 2 gotas de aceite de árbol de té a una olla de agua caliente o aplique y masajee el aceite directamente sobre su pecho

Para la caspa — Agregue de 20 a 30 gotas de este aceite esencial a su champú habitual o masajee unas gotas directamente en el cuero cabelludo después de enjuagarse el cabello

Para la dermatitis — Agregue 10 gotas del aceite de árbol a 1 cucharada de algún aceite portador y masajee en las áreas afectadas dos o tres veces al día hasta que la afección mejore

Para la gota — Agregue 10 gotas de aceite de árbol de té a 2 cucharadas de algún aceite portador y masajee en el área afectada dos o tres veces al día

Para los piojos — Agregue 20 gotas de aceite a 2 cucharadas de champú y masajee su cuero cabelludo y su cabello. Deje actuar durante 10 minutos y luego enjuáguelo. Repita tres o cuatro veces al día hasta que los huevillos se hayan ido.

Como refuerzo para su sistema inmune — Agregue unas gotas de este aceite esencial a un difusor y dispérselo en el aire o aplique de 1 a 2 gotas en la parte inferior de sus pies y masajee sobre sus plantillas

Para la inflamación Masajee sobre las áreas inflamadas con movimientos suaves y gentiles dirigidos hacia su corazón

Para la tiña inguinal — Aplique de 10 a 15 gotas de aceite de árbol de té a 2 cucharadas de algún aceite portador y aplique sobe el área afectada dos veces al día. Puede aplicar maicena al área para evitar la irritación

Como aromatizante para la ropa — Agregar unas gotas del aceite esencial durante el ciclo de lavado no solo hará que su ropa huela más fresca, sino que también matará a los organismos que acechan en su lavadora

Para piquetes de mosquitos — Aplique una gota de aceite de árbol de té directamente a las picaduras y repita a diario según sea necesario

Para dolores musculares — Agregue de 10 a 15 gotas de aceite a media taza de sal inglesa o de Epson y disuélvalos en la bañera. Agregue 10 gotas de aceite a 2 cucharadas de algún aceite portador. Masajee bien.

Como repelente natural para las plagas — El fuerte olor del aceite de árbol de té repele de manera natural a las hormigas y otros insectos, así como a las polillas. Haga un repelente natural mezclando unas gotas de aceite de árbol de té con aceite de coco o guarde almohadillas de algodón empapadas en aceite de árbol de té en espacios en donde almacena la ropa

Para la sinusitis — Siga las mismas indicaciones para la bronquitis o úselo como irrigación nasal al agregar dos gotas del aceite esencial a una olla con agua caliente

Como desodorizante para artefactos deportivos: Elimine los olores y bacterias fungosas de los artefactos deportivos rociándolos con la misma fórmula en aerosol mencionada anteriormente para la limpieza y desinfección de uso múltiple

Como quitamanchas — Mezcle un par de gotas de aceite de árbol de té con sal o bicarbonato de sodio para crear un quitamanchas abrasivo, pero suave, que es ideal para eliminar las manchas difíciles

Para quemaduras solares — Mezcle una gota de aceite de árbol de té con 1 cucharada de aceite de coco y una gota de lavanda. Aplique la mezcla con suavidad sobre las áreas afectadas por las quemaduras solares al menos dos veces al día

Para tatuajes recientes — Aplique unas gotas de aceite de árbol de té directamente a los tatuajes recientes para prevenir una infección, o mézclelo con algún aceite portador y luego aplíquelo sobre el área del tatuaje

Para los hongos en las uñas — Agregue directamente una o dos gotas del aceite esencial a la uña afectada y al tejido circundante. Repita por las mañana y por la noche hasta que la afección mejore

Como desinfectante para su cepillo de dientes — use una gota para desinfectar su cepillo de dientes, ya que se sabe que ahí se concentra un cultivo de moho y bacterias

Para las heridas — Para cortadas menores y abrasiones, limpie bien el área y luego aplique unas gotas de aceite directamente sobre el área afectada. Use el mismo tratamiento para las ampollas

Las reacciones adversas no son frecuentes, pero debe tener precaución

Se sabe que el aceite de árbol de té sin diluir causa irritación en la piel de algunas personas, pero el riesgo se considera bajo.

Los autores de un estudio de 2003, en el cual se trató a 311 participantes con soluciones sin diluir y diluidas de este aceite esencial, dijeron que: "La aplicación tópica del aceite de árbol de té se relaciona con una irritación insignificante en la piel. En el grupo de sujetos estudiados, el riesgo de desarrollar una dermatitis alérgica por el uso tópico de este aceite fue inferior al 1 %".

Tomando en cuenta lo anterior, también observaron que tres sujetos desarrollaron una reacción cutánea de grado 3 cuando se aplicó este aceite, lo que sugiere una posible reacción alérgica. Al igual que con todos los aceites esenciales, le recomiendo que realice una prueba de parche como primer paso para determinar si su cuerpo puede ser sensible al aceite de árbol de té.

Tan solo aplique una gota en la parte inferior de su antebrazo y espere 24 horas. Si encuentra brotes en su piel o si tiene otros síntomas inexplicables, no use el aceite. Tome en cuenta que el aceite de árbol de té puede ser tóxico cuando se ingiere en grandes cantidades, así que nunca use este aceite por vía oral y no ingiera ninguna solución casera que contenga aceite de árbol de té.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario