Spring Sale Spring Sale

PUBLICIDAD

Este documental analiza el síndrome de hipersensibilidad electromagnética

Escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

hipersensibilidad electromagnetica emf wifi

Historia en Breve -

  • El documental “Los refugiados del Wi-Fi” de la cadena RT analiza los problemas reportados por personas que afirman padecer el síndrome de hipersensibilidad electromagnética (EHS), una enfermedad en la cual los pacientes declaran que los EMF influyen en su salud y bienestar
  • Los típicos síntomas de EHS incluyen: picazón, erupciones, enrojecimiento, ardor u hormigueo en la piel; confusión, mala concentración o pérdida de memoria; fatiga y debilidad muscular; dolores de cabeza; dolor en el pecho y problemas cardíacos
  • Muchas personas con EHS son portadoras de un gen determinado que inhibe y ralentiza el proceso de desintoxicación en sus cuerpos. A menudo, las personas con EHS también son muy sensibles a las sustancias químicas
  • El oncólogo francés, Dr. Dominique Belpomme, realizó una investigación con la participación de 700 personas con EHS, en donde demostró que presentaron daño en sus sistemas inmunológico y nervioso
  • Belpomme también ha establecido diversos biomarcadores para el EHS. Sin embargo, este tipo de información aún no se ha generalizado en el ámbito de la medicina y muchos aún desconocen estos avances médicos

Los campos electromagnéticos (EMF) se encuentran por todos lados, sin importar dónde viva. Son emanados por las líneas eléctricas, televisores, cables eléctricos en los hogares, electrodomésticos y microondas. Además, estamos expuestos a ondas de radio con información por medio de los teléfonos celulares, torres de telefonía celular, conexiones inalámbricas de Internet y gran cantidad de dispositivos inalámbricos.

Para algunas personas, los efectos de los EMF son inconfundibles e innegables. "Los refugiados del Wi-Fi" de la cadena RT investiga los problemas reportados por las personas que afirman padecer el síndrome de hipersensibilidad electromagnética (EHS), una enfermedad en la que los pacientes declaran que los EMF influyen en su salud y bienestar.

El documental a continuación muestra a muchas de estas personas, incluyendo a Sue Howard, que solía pasar la mayor parte de su tiempo en una habitación blindada y construida especialmente, ya que los EMF le causaban una sensación de ardor en la piel.

Ida Pardo, otra paciente con EHS, señaló que durante los últimos cuatro años gasto entre 10 000 y 20 000 dólares al año en evaluaciones médicas y tratamientos para sus síntomas. "La mayoría de mis ahorros fueron destinados a averiguar qué es lo que estaba mal en mi cuerpo y como podría recuperar mi salud", indicó. A menudo, podrían pasar años antes de que pueda identificarse la causa.

Si bien, en el documental se afirma que no hay pruebas conocidas que puedan diagnosticar el EHS, eso no es del todo exacto. Algunos investigadores han demostrado que los efectos del EHS son reconocibles biológicamente y que, de hecho, podrían realizarse pruebas de laboratorio para demostrar que ocurre un deterioro biológico durante la exposición a los EMF.

Por ejemplo, el oncólogo francés, Dr. Dominique Belpomme, realizó un estudio en el que participaron 700 personas con EHS, que demostró que presentaban daño en sus sistemas inmunológico y nervioso. También estableció diversos biomarcadores para EHS. Sin embargo, este tipo de información aún necesita darse a conocer en el ámbito de la medicina, y muchos aún desconocen estos avances médicos.

Síntomas de la electrohipersensibilidad

Si bien, los signos pueden variar de una persona a otra, algunos de los síntomas de EHS que se reportan más comúnmente son:

1. Picazón, erupciones, enrojecimiento, ardor u hormigueo en la piel

2. Confusión, mala concentración o pérdida de memoria

3. Fatiga y debilidad muscular

4. Dolores de cabeza

5. Dolor en el pecho y problemas cardíacos

Muchas personas dicen sentir un tipo de dolor punzante, en especial en el área de la cabeza y el pecho. Jennifer Wood, arquitecta profesional entrevistada en el documental, describe la sensación como si su sistema de desintoxicación simplemente se hubiera desactivado, lo que le ocasionaba una especie de náuseas tóxicas en todo el cuerpo que parecían muy distintas a las náuseas que sentía cuando se contagiaba con un virus real o enfermedades relacionadas con los alimentos.

Otros síntomas reportados son:

Dolor auditivo

Ataques de pánico

Insomnio

Convulsiones

Tinnitus (zumbido en los oídos)

Sensación de vibración en el cuerpo

Parálisis

Mareos constantes

Algunas personas son más propensas al EHS

En el documental, el profesor David Carpenter, director del Instituto de Salud y Medio Ambiente, abordó algunas de las pruebas científicas que demuestran los efectos de los EMF, empezando por la presentación de los primeros sistemas de radar.

"Los militares involucrados en los estudios con radar estuvieron expuestos excesivamente a la radiación emitida por radares.

Y hay alrededor de 10 o 12 informes de personas [que estaban] perfectamente saludables antes de recibir esa exposición repentina, [que] después padecieron dolores de cabeza recurrentes, por fotofobia, no podían soportar estar expuestos a la luz; sentían que su cerebro no funcionaba bien. Esto ocurría debido a una típica hiperelectrosensibilidad", indicó.

Wood señala que muchas personas con EHS eran portadoras de un gen determinado que inhibía y ralentizaba el proceso de desintoxicación en el cuerpo. De hecho, en su libro The Electrical Sensitivity Handbook, Lucinda Grant compara el EHS con la sensibilidad química múltiple (MCS, por sus siglas en inglés), lo cual considero apropiado.

Aunque no se menciona en el documental, un estudio más reciente demuestra que al parecer las personas con variantes genéticas en los canales de calcio voltaje dependientes (VGCC, por sus siglas en inglés) también podrían tener una tasa mucho mayor de EHS. Esto es lógico si considera que probablemente los VGCC sean el medio por el cual los EMF dañan al cuerpo.

Con frecuencia, las personas con EHS también son muy sensibles a las sustancias químicas o podrían padecer MCS. Esto parece algo lógico, ya que el sistema nervioso es la principal área afectada por las sustancias químicas y campos electromagnéticos, y si el sistema nervioso se daña por exposiciones tóxicas, también podría ser más susceptible al EHS.

La investigación del Dr. Yoshiaki Omura demuestra que entre más contaminado se encuentre su sistema por metales pesados provenientes de empastes de amalgamas de plata, consumir pescado contaminado, vivir cerca de centrales eléctricas que queman carbón, etc., tendrá mayor probabilidad de que su cuerpo se convierta en una antena virtual que concentre radiación, lo cual se tornará mucho más destructivo.

Otros grupos en riesgo de desarrollar EHS incluyen aquellos con:

Daño en la médula espinal; hiperextensión cervical; daño o contusión cerebral

Disfunción inmunológica; lupus o síndrome de fatiga crónica (CFS)

Infecciones bacterianas o parasitarias, tales como la enfermedad de Lyme

Personas de edad avanzada o jóvenes

Tinnitus (zumbido en los oídos). La evidencia indica la existencia de una fisiopatología combinada entre EHS y tinnitus. En este estudio, casi el 51 % de los pacientes hipersensibles a los EMF manifestaban tinnitus, en comparación con solo el 17.5 % de los controles

Como nota curiosa, a principios de este año tuve una fuga en la construcción de mi casa que causó algunos daños por moho; realizaron una descontaminación de moho y resultó que, el encargado, quien había sufrido tinnitus durante más de 15 años, también era sensible al moho.

Inmediatamente me percaté de que era un síntoma común de sensibilidad a los EMF, así que lo llevé a mi dormitorio, que tiene niveles muy bajos de radiofrecuencia y campos eléctricos. Fue la primera vez en 15 años que desapareció el ruido en sus oídos. Fue una experiencia poderosa para él y lo motivó a reducir su exposición a los EMF de forma radical.

Según los autores de este estudio, "al parecer, una vulnerabilidad individual probablemente causada por una vía de malestar cortical excesivamente activado podría ser responsable tanto de la hipersensibilidad electromagnética como del tinnitus.

Por lo tanto, los esfuerzos terapéuticos deben enfocarse en las estrategias de tratamiento (por ejemplo, la terapia cognitivo-conductual) con el objetivo de regular esta vía de malestar disfuncional".

Grant trabaja con muchos niños con EHS, cuyos síntomas principales suelen ser dolores de cabeza, confusión mental y problemas de aprendizaje. Actualmente está involucrado en un caso legal en Massachusetts, donde los padres de un niño de 9 años con EHS demandaron a una escuela por negarse a proporcionarle un espacio libre de wifi.

Efectos por la exposición a EMF

Si bien, muchas personas aún dudan de la realidad del EHS, hay una investigación extensa —y cada vez más amplia— que demuestra que los EMF son muy dañinos para la salud humana. Por ejemplo, la investigación ha demostrado que los EMF:

Producen estrés oxidativo excesivo — Los EMF activan los canales de calcio voltaje dependientes, ubicados en la membrana externa de sus células. Una vez que son activados, los VGCC se abren, lo que permite un acceso anormal de iones de calcio en la célula.

El exceso de calcio produce un proceso químico en cadena que ocasiona la creación de peroxinitritos, factores oxidantes muy poderosos que podrían ser la causa principal de muchas de las enfermedades crónicas actuales.

En el interior del cuerpo, los peroxinitritos modifican las moléculas de tirosina de las proteínas para crear una nueva sustancia, la nitrotirosina y nitración de la proteína estructural. Los cambios de la nitración son perceptibles en la biopsia humana de la aterosclerosis, isquemia miocárdica, enfermedad inflamatoria intestinal, esclerosis lateral amiotrófica y enfermedad pulmonar séptica.

Exponen la barrera hematoencefálica, lo que permite el acceso de las toxinas al cerebro.

Fragmentan el ADN — Los estudios han demostrado que los EMF fragmentan el ADN. Un estrés oxidativo significativo ocasionado por peroxinitritos también podría resultar en un rompimiento de los filamentos individuales del ADN.

Dañan las mitocondrias, impiden el flujo de protones e inhiben la producción de ATP — La enzima ATP sintasa — que pasa corrientes de protones a través de un canal de agua, similar a la corriente que pasa por un cable— produce energía en forma de ATP del ADP por medio de ese flujo de protones.

Los campos magnéticos pueden alterar la transparencia del canal de agua para los protones, lo que disminuye la corriente.

Como resultado, obtiene menos cantidad de ATP, lo que podría tener consecuencias en todo el sistema, desde promover enfermedades crónicas e infertilidad hasta deteriorar la capacidad de razonamiento.

Alteran la función celular debido a una sobrecarga — Alasdair Philips, fundador de Power Watch, explicó cómo la exposición a los EMF dañaba la función celular por medio de sobrecargas. Básicamente, la célula funciona como un gel, unida por una carga eléctrica. Cuando se suscita una sobrecarga debido a una afluencia masiva de electrones, altera la función celular.

Incrementan el riesgo de crecimiento anormal de células y cáncer, incluyendo a la leucemia y cáncer de cerebro, nervio acústico, glándula salival, ojos, testículos, tiroides y mama — Para el 2011, había suficiente cantidad de evidencia para que la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, un órgano de investigación contra el cáncer de la Organización Mundial de la Salud, declarara que los teléfonos celulares eran un “probable agente cancerígeno” del Grupo 2B.

Desde entonces, una serie de estudios ha encontrado apoyo acerca de que los EMF son probables cancerígenos, incluyendo dos estudios recientes financiados por el gobierno.

Producen daño neurológico — Los estudios que datan de los años 50 y 60 demuestran que el sistema nervioso es el órgano más sensible a los EMF. Algunos de estos estudios indican alteraciones masivas en la estructura de las neuronas, incluyendo muerte celular y disfunción sináptica.

Los efectos de exponer crónicamente al cerebro a los EMF se traducen en ansiedad, depresión, autismo y enfermedad de Alzheimer, que Martin Pall, Ph. D., detalla en un artículo realizado en 2016.

Contribuyen a los problemas reproductivos en hombres y mujeres — Por ejemplo, la exposición prenatal a los campos magnéticos casi podría triplicar el riesgo de aborto espontáneo de una mujer embarazada. Diversos estudios han obtenido conclusiones similares.

En el caso de los hombres, los estudios demuestran que la radiación de EMF de los celulares y computadoras portátiles reduce la movilidad y viabilidad de los espermatozoides, e incrementa la fragmentación del ADN espermático.

Dañan el microbioma, al convertir lo que en caso contrario podrían ser bacterias patógenas beneficiosas.

En el libro Cross Currents del Dr. Robert Becker se explica que cuando expone un cultivo de bacterias a las a los campos electromagnéticos anormales, las bacterias creen que están siendo atacadas por el sistema inmunológicos y empiezan a producir mucha más micotoxinas virulentas como un tipo de mecanismo protector.

También podría tener amplios efectos, ya que ahora sabemos que el microbioma desempeña un rol importante en la salud.

Los EMF y sus efectos en la vida humana

Como expuesto Blake Levitt en este documental, quien es autor del libro Electromagnetic Fields: A Consumer's Guide to the Issues and How to Protect Ourselves todo ser viviente en el planeta coexiste en armonía con los campos electromagnéticos naturales de la Tierra.

"Hay 10 frecuencias Hertz que emanan del centro de la Tierra [y] ahí es justo donde ocurre el pensamiento consciente humano", explicó.

"Lo que hemos hecho con la tecnología es introducir características de señalización que no existían en la naturaleza; densidades de poder que no existían de forma natural en la superficie de la Tierra...así como otras formas de pulsación artificiales. No hay ningún corolario biológico que explique cómo adaptarse a eso".

Luego, Levitt aborda cómo estos EMF artificiales alteran toda la vida; no solo en los seres humanos, sino también en los animales, insectos y plantas. Influyen en nuestros ciclos circadianos naturales, niveles hormonales y cambios estacionales, que afectan tanto a los seres humanos como otras especies (como por ejemplo, la actividad migratoria de las aves y mariposas).

Describe a los EMF artificiales como "toxinas ambientales importantes", debido a sus efectos. "Es una forma de contaminación energética, y las personas necesitan entenderla como tal".

Por qué algunas personas desarrollan síntomas y otras no

Sin embargo, es importante recordar que el peligro principal de los EMF, incluyendo a la radiación de los teléfonos celulares, no es el cáncer, sino el daño celular sistémico y mitocondrial, que amenaza la salud en general y que podría contribuir a un sin número de padecimientos y enfermedades crónicas.

Ya sea que lo perciba o no, este daño es real. En cierto modo, las personas con EHS tienen una ventaja, ya que este malestar característico ocasiona que tomen medidas proactivas para evitar exponerse, mientras que todas las demás personas ignoran esta situación.

Además de tomar medidas proactivas para disminuir la exposición (debe consultar la siguiente guía), hay diversos métodos de medicina energética, con los que podría fortalecer el sistema eléctrico innato del cuerpo y la red de los meridianos, que también pueden ser un componente esencial para el tratamiento de EHS.

Al mejorar la resistencia del cuerpo contra los EMF, pueden disminuir o eliminarse muchos síntomas molestos, lo que podría facilitar llevar una vida normal.

Cómo protegerse de los EMF

Hoy en día, esta contaminación energética es tan generalizada que incluso muchas áreas naturales ya no pueden proporcionar la protección contra los campos electromagnéticos que necesitan las personas con EHS.

Wood llevó el equipo del documental a su rincón de recuperación en lo más recóndito de la naturaleza, donde acude cada vez que sus síntomas son demasiado difíciles de soportar. En ese lugar desaparecen todos sus síntomas.

Green Bank Observatory en Virginia Occidental es una "zona sin ondas de radio" nacional, lo que significa que no hay servicio celular en el área. Según Michael Holstine, gerente de negocios de Observatory, muchos de los pacientes de EHS también han encontrado refugio en ese lugar.

Howard es uno de ellos, cada dos semanas, su esposo conduce para visitarla en Green Bank desde su casa en Nueva York. Al vivir en Green Bank, Howard ya no tiene que quedarse en una habitación protegida y puede ir a lugares sin tener que preocuparse por los EMF.

En esta área, el nivel de referencia de EMF es alrededor de 3.6 milivoltios por metro (mVm). Este es un nivel muy seguro ya que cualquier cantidad inferior a 10 mVm es considerada muy segura. La mayor parte de mi hogar ha sido descontaminado hasta estos niveles, especialmente en mi recamara. Para medir el nivel de EMF en su propio hogar puede comprar un Acousticom 2.

Las áreas suburbanas pueden tener un nivel de referencia alrededor de 400 mVm, mientras que podría haber miles de puntos de acceso. Según el documental, la instalación de miles de quioscos inalámbricos en los cinco distritos ha elevado el nivel de referencia a alrededor de 20 000 mVm.

Recursos para tratar el EHS

Suecia ha sido líder en el reconocimiento y tratamiento de EHS, principalmente debido al progreso realizado por Elöverkänsligas Riksförbund, la asociación sueca para las personas que son electrosensibles. Esta asociación produce y distribuye información educativa que ha ayudado a crear conciencia sobre este fenómeno a nivel mundial.

El sitio web de EMF Experts enlista grupos de EMF alrededor del mundo, a los que puede acudir para hacer preguntas, resolver inquietudes y recibir apoyo. De igual manera, el sitio web EMFafehome.com enlista una serie de publicaciones en las que puede obtener más información sobre los peligros de los EMF.

En el sitio web EMFafetynetwork.org podrá encontrar información, incluyendo una conferencia en video sobre los EHS. Por último, si necesita ayuda para descontaminar su hogar, considere contratar a un biólogo capacitado en construcción. Puede encontrar un listado en el sitio web del Instituto Internacional de Ecología y Biología de la Construcción.

Estrategias de descontaminación para disminuir la exposición a EMF

Muchas de las personas sensibles a los EMF, quienes aparecen en el documental, explican cómo han resuelto su exposición a los EMF en sus hogares, a través de diversos medios. Enseguida se encuentran algunas recomendaciones que podrían ayudarle a disminuir su exposición a EMF.

Además, podrá recibir orientación y soluciones para atenuar los campos eléctricos y magnéticos por medio del artículo "Healthy Wiring Practices".

Soluciones nocturnas

Durante la noche, apague los interruptores (o dispositivo remoto) que alimentan los circuitos dentro y alrededor de su habitación para reducir los campos eléctricos de 60 Hz CA.

Si cuenta con cableado revestido de metal y puede mantener los interruptores encendidos durante la noche, use interruptores manuales o remotos en los tomacorrientes con el fin de desactivar la energía de los cables de plástico dentro de 6 a 8 pies de la cama, o reinstale sus lámparas con MuCord del sitio web LessEMF. com

Si apaga los interruptores para reducir los campos eléctricos de 60 Hz CA mientras duerme, casi toda la electricidad sucia de su habitación quedará automáticamente eliminada, ya que la electricidad sucia depende del voltaje que se desactivará.

Si cuenta con cableado revestido de metal, el voltaje permanecerá activo. En ese caso, use filtros para eliminar las tensiones transitorias de su electricidad y use medidores para confirmar que están en un rango seguro. Mantenga los filtros más alejados de la cama, ya que emiten un campo magnético localizado de aproximadamente 60 a 90 centímetros.

Use un reloj de baterías, lo ideal es que sea uno que no emita luz. Utilizo un reloj parlante para personas con discapacidad visual.

Considere mover la cama de su bebé a su habitación o dejar las puertas abiertas entre ambos dormitorios, en lugar de usar un monitor inalámbrico para bebés. Otra alternativa son las opciones con cable.

Si debe usar wifi, apáguelo cuando no esté en uso, sobre todo durante la noche mientras duerme.

Para poder aislar más ampliamente las frecuencias, podría considerar pintar las paredes y techo (y el piso, si es necesario) de su dormitorio, con pintura protectora especial, la cual puede bloquear la RF de fuentes internas y externas, como torres de telefonía, medidores inteligentes y torres de radio/TV, así como las señales de wifi o de teléfonos inalámbricos de los vecinos en edificios de apartamentos o condominios.

Las ventanas se pueden cubrir con una pantalla de metal o película transparente. Forre sus cortinas con tela para bloqueo de RF. Para su cama, considere colocar una cubierta de protección.

Estrategias para disminuir la exposición innecesaria a los EMF durante el día

Para reducir la exposición a los EMF durante el día, considere instalar filtros Stetzer para disminuir el nivel de electricidad sucia o interferencia electromagnética que se produce.

Asimismo, puede llevarlos al trabajo o cuando viaje. Esta podría ser la mejor estrategia para disminuir el daño por la exposición a EMF, ya que parece que la mayor parte es generada por las frecuencias que eliminan los filtros.

Evite los campos eléctricos de 60 Hz durante el día cuando use su computadora, asegúrese de que tenga un enchufe de tres puntas con conexión a tierra en lugar de un enchufe de dos clavijas sin conexión a tierra. Desconecte el adaptador de dos puntas de su transformador de Apple MacBook y conecte un cable de alimentación de CA a tierra.

Si su PC portátil tiene un cable de alimentación con un enchufe de dos clavijas, conecte el cable USB de conexión a tierra de LessEMF.com a un puerto USB de su computadora y a un tomacorriente debidamente conectado a tierra.

Puede ordenar cables protegidos de alimentación de CA para cualquier computadora de escritorio PC o iMac en los sitios web Safe Living Technologies (slt.co) o Electrahealth.com.

Puede conectarse a Internet a través de iPhones y iPads utilizando un adaptador con entrada Lightning a Ethernet y poniendo el dispositivo en modo avión. Para evitar los campos eléctricos necesitará un cable blindado de Ethernet con conexión a tierra Cat-6 o 7, así como un kit adaptador de Ethernet con conexión a tierra de Electrahealth.com.

Las lámparas de metal emiten bastantes campos eléctricos porque el metal, es especial las lámparas de pie, amplifican los campos eléctricos. Reduzca esto al reinstalarlas con MuCord blindado de LessEMF.com.

Mantenga los cables de alimentación de la computadora de su casa (y oficina) que estén sin protección, lejos de sus pies y piernas para evitar los campos eléctricos mientras trabaja. Los transformadores conectados a protectores de voltaje debajo de su escritorio emiten muchos campos magnéticos. Colóquelos a más de 60 a 90 centímetros de distancia de sus pies.

Conecte su computadora de escritorio a Internet por medio de una conexión Ethernet con cable. E igualmente importante, asegúrese de activar el modo avión. También, debe evitar los teclados, ruedas de desplazamiento, mouse, sistemas de juego, impresoras y teléfonos que sean inalámbricos en su hogar. Elija opciones con cable y desactive el wifi y Bluetooth siempre que sea posible.

Lo ideal es que opte por reinstalar el cableado de su casa para poder eliminar el wifi por completo. Recuerde que siempre debe apagar manualmente el wifi y Bluetooth en su enrutador y computadora ya que no se apagan automáticamente cuando se conecta un cable Ethernet.

Es importante considerar que, si tiene un enrutador wifi, básicamente tiene una torre de telefonía celular dentro de su hogar. Aún más importante, recuerde que el dispositivo que tiene al frente, el cual se comunica con el enrutador, también envía señales de RF dañinas directamente a su cuerpo. La mayoría de las personas se olvidan de esto porque las señales de radio son invisibles. No puede verlas ni olerlas (como se percibe el humo de cigarro) y están en silencio.

Lo ideal sería eliminar su wifi y utilizar simplemente una conexión por cable para conectarse a Internet. Si es absolutamente necesario tener un enrutador, puede colocarlo dentro de una bolsa blindada o en una caja de malla de alambre y luego colocarlo lo más lejos posible del lugar donde se sienta.

Nunca coloque el enrutador dentro de una habitación, ni de 15 a 20 pies a la redonda. Puede encontrar bolsas blindadas y cajas de protección en línea, o elaborar su propio tejido Swiss Shield.

Si tiene una computadora portátil más nueva y delgada sin puertos Ethernet, hay varios adaptadores que le permitirán conectarse a Internet por medio de una conexión Ethernet por cable desde cualquier puerto Thunderbolt, USB o USB-C. Esto también funciona con el puerto Lightning en iPhones y iPads. Mantenga bajos los campos electromagnéticos al hacer esto (vea arriba).

Cuando busque un teléfono con cable para su línea fija o conexión VoIP, tenga cuidado de no comprar un modelo híbrido ya sea con cable o inalámbrico. Tienen un teléfono con cable, pero con un transmisor inalámbrico en su interior que siempre está encendido. Busque la designación "DECT 6.0" en la caja y el teléfono, así como una extensión inalámbrica dentro de la misma.

Incluso si nunca usa la extensión, la unidad base continúa transmitiendo silenciosamente una señal de radiofrecuencia 24/7, en especial cuando se queda encima de su mesa de noche, escritorio o barra de la cocina. Opte por los teléfonos fijos con cable y úselos cuando esté en casa. Desvié las llamadas de su celular a su teléfono fijo cuando esté en casa y deje su celular en modo avión.

Evite llevar el teléfono celular sobre su cuerpo, a menos que esté en modo avión y nunca lo mantenga cerca al dormir en su habitación, a menos que esté en modo avión. Incluso en modo de avión, podría emitir señales, por eso coloco mi teléfono en una bolsa de Faraday.

Cuando utilice su celular, active el altavoz y sostenga el teléfono al menos a 3 pies de distancia. Use un auricular de tubo de aire para su privacidad. Intente disminuir drásticamente el tiempo que pasa en su celular. Por lo regular, lo utilizo menos de 30 minutos al mes, sobre todo cuando viajo.

En cambio, uso teléfonos de software VoIP cuando viajo, los cuales se pueden utilizar cuando está conectado a Internet a través de una conexión por cable o, mejor aún, utilice un teléfono fijo.

Soluciones generales para el hogar

Si aún utiliza horno de microondas, considere reemplazarlo por un horno de convección a vapor, que calentará sus alimentos de manera rápida y mucho más segura.

Mida los campos magnéticos cerca los electrodomésticos y relojes digitales en la parte frontal de las estufas y lavavajillas. Manténgase alejado de ellos (por debajo de 1 mG). Evite las parrillas eléctricas por completo, ya que emiten campos magnéticos muy altos en la cocina.

Evite utilizar electrodomésticos y termostatos "inteligentes" que dependan de señales inalámbricas. Eso incluye a todas las nuevas televisiones "inteligentes".

Se llaman inteligentes porque emiten una señal de wifi y, a diferencia de su computadora, en algunos modelos no es posible apagar esa señal de wifi cuando se conecta un puerto

En su lugar, considere usar un monitor grande para computadora como televisor, ya que no emiten wifi. También evite las "bocinas inteligentes", que emiten señales de RF de manera continua en la habitación.

Evite las camas y sillas eléctricas. En caso de usarlos, enchúfelos a un conector múltiple que pueda apagar mientras duerme o se sienta en ellos. Evite los altos campos eléctricos de los cables sin conexión a tierra y estructuras de metal.

También evite los campos magnéticos de los transformadores que podrían estar justo debajo de su cuerpo, y del wifi que está al pie de algunas camas. Desactívelos mientras duerme.

Reemplace los focos CFL por focos incandescentes, ya que los primeros generan electricidad sucia. Lo ideal es eliminar todas las luces fluorescentes de la casa. No solo emiten luz poco saludable, sino que lo más significativo es que, realmente transfieren la corriente a su cuerpo, tan solo con estar cerca de ellos.

Muchas luces LED son más limpias que los CFL, pero los focos incandescentes son la mejor opción, incluidos los nuevos focos incandescentes halógenos.

Los reguladores de intensidad son una fuente de electricidad sucia, así que mejor considere instalar interruptores regulares de encendido/apagado. Los sistemas de control de iluminación central (Crestron, Lutron) tienden a tener módulos reguladores de intensidad más limpios.

Cuando use sistemas de control central solicite teclados cableados y no inalámbricos, sobre todo cerca de la cama.

Evite los medidores inteligentes tanto como pueda, o coloque un escudo aislante en un medidor inteligente ya existente, lo que ha demostrado disminuir en un 98 % a 99 % la radiación.

+ Fuentes y Referencias