La vitamina B12 puede ayudar a combatir las enfermedades mentales

Escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

vitamina b12

Historia en Breve -

  • La vitamina B12 tiene un rol fundamental en la función neurológica, y su deficiencia puede ocasionar un sinnúmero de alteraciones, como trastornos de personalidad, irritabilidad, depresión, demencia e incluso psicosis
  • Las personas con depresión y altos niveles de vitamina B12 pueden responder mejor al tratamiento
  • La vitamina B12 también ayuda a regular los niveles de homocisteína, y el incremento en dichos niveles está relacionado con la deficiencia de vitamina B12, así como la depresión
  • A menudo, los veganos o vegetarianos estrictos que se abstienen de consumir productos de origen animal y que no complementan su alimentación con vitamina B12, desarrollan deficiencia y, como resultado, enfrentan mayor riesgo de problemas neuropsiquiátricos y neurológicos
  • Las únicas fuentes confiables y absorbibles de vitamina B12 son los productos animales; sin embargo, incluso las personas que consumen carne podrían tener deficiencia de esta vitamina
  • Si tiene deficiencia minima, podría serle de utilidad consumir más alimentos ricos en vitamina B12, como el hígado de res, de animales alimentados con pastura, trucha arcoíris silvestre y salmón sockeye silvestre, pero para abordar una deficiencia más grave podría necesitar inyecciones semanales o dosis altas diarias de suplementos de vitamina B12

La vitamina B12, también conocida como cobalamina, es necesaria para que el cuerpo produzca glóbulos rojos, así como para promover la función adecuada de los nervios y síntesis del ADN. Cuando los niveles no son adecuados, podría experimentar un sinnúmero de síntomas físicos, que van desde el adormecimiento hasta la fatiga, pero su salud mental también podría ser afectada significativamente.

De hecho, la vitamina B12 cada vez es más reconocida como una herramienta importante para combatir las enfermedades mentales, y su deficiencia, que es común a medida que envejecemos, podría sentar las bases para el desarrollo de la depresión, demencia, deterioro cognitivo, entre otros padecimientos.

La vitamina B12 podría ayudar a tratar la depresión

La vitamina B12 tiene un rol fundamental en la función neurológica, y su deficiencia puede ocasionar un sinnúmero de alteraciones, como trastornos de la personalidad, irritabilidad, depresión, demencia e incluso psicosis. Además, se ha demostrado que las personas con depresión y altos niveles de vitamina B12 pueden responder mejor al tratamiento.

En un estudio realizado con la participación de casi 200 adultos con depresión, quienes recibieron suplementos de vitamina B12 junto con antidepresivos mejoraron significativamente sus síntomas depresivos.

Específicamente, a los tres meses de seguimiento, el 100 % de los que recibieron vitamina B12 exhibió al menos una disminución del 20 % de los síntomas, en comparación con solo el 69 % en el grupo que solo recibió antidepresivos.

Otros estudios han obtenido resultados igualmente impresionantes, incluyendo uno que demostró que los pacientes tratados con 0.4 miligramos (mg) de vitamina B12 al día presentaban menores síntomas de depresión.

También, se ha observado que hasta el 30 % de los pacientes hospitalizados por depresión podría manifestar deficiencia de vitamina B12, mientras que entre los adultos mayores con trastornos depresivos, quienes presentaban deficiencia de vitamina B12 podrían tener una posibilidad 70 % mayor de experimentar depresión. Esos investigadores llegaron a indicar que la vitamina B12 podría estar causalmente relacionada con la depresión.

En cuanto a por qué la vitamina B12 puede tener un vínculo tan fuerte con la depresión, el Instituto Linus Pauling de la Universidad Estatal de Oregón expuso un par de teorías destacadas:

“Las razones de la relación entre la deficiencia de vitamina B12 y depresión no son claras, pero podrían implicar una deficiencia de S-adenosilmetionina (SAM). SAM es un grupo de donantes de metilo para numerosas reacciones de metilación en el cerebro, incluyendo las involucradas en el metabolismo de los neurotransmisores cuya deficiencia se ha relacionado con la depresión.

La deficiencia severa de vitamina B12 en un modelo de ratón demostró alteraciones drásticas en el nivel de metilación del ADN en el cerebro, lo que podría causar trastornos neurológicos. Esta hipótesis es respaldada por diversos estudios que han demostrado que la suplementación con SAM puede mejorar los síntomas de depresión".

La vitamina B12 también podría ayudar a regular los niveles de homocisteína, y el incremento en dichos niveles puede estar relacionado con la deficiencia de B12, así como la depresión. La homocisteína es un aminoácido producido por el cuerpo, que en grandes cantidades podría elevar el riesgo de ataque cardíaco y derrame cerebral.

La función de la vitamina B12 es asegurarse de que el cuerpo utilice exitosamente a la homocisteína en la sangre.

Esta vitamina puede proteger contra la demencia y el deterioro cognitivo

Asímismo, su función de suprimir la homocisteína es una de las razones por las que puede proteger la salud cerebral, ya que los niveles de homocisteína tienden a elevarse cuando hay degeneración cerebral. Tener un nivel de homocisteína en suero (sangre) superior a 14 micromoles por litro está relacionado con el doble de riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer. Como señaló un artículo del 2010:

"Las deficiencias de las vitaminas B12, B6 y folato están relacionadas con una disfunción neurológica y psicológica... En los adultos mayores, el deterioro cognitivo y demencia incidental podrían estar relacionados con la alta prevalencia de cantidades inadecuadas de vitaminas B y mayores niveles de homocisteína en la sangre.

Los mecanismos factibles incluyen a la neurotoxicidad por homocisteína, vasotoxicidad y alteración en las reacciones de metilación dependientes de S-adenosilmetionina, que son vitales para la función del sistema nervioso central. Con base en lo anterior, es imperativo encontrar formas seguras de mejorar los niveles de las vitaminas B en las personas de edad avanzada..."

Incluso, la vitamina B12 está relacionada con una menor contracción cerebral. Un estudio realizado en 2013 demostró que las vitaminas B no solo pueden disminuir la contracción cerebral, sino que también podrían reducir la contracción en las regiones cerebrales más gravemente afectadas por la enfermedad de Alzheimer. Además, en esas áreas específicas, la contracción podría disminuir hasta en un 700 %.

Las personas con la enfermedad de Alzheimer también podrían tener más probabilidades de exhibir niveles más bajos de vitamina B12 en el líquido cefalorraquídeo, en comparación con las personas con otros tipos de demencia, aun cuando los niveles sanguíneos de B12 fueran similares. Cuando los investigadores escribieron para Indian Journal of Psychiatry explicaron el tema más detalladamente:

“Los ensayos clínicos han indicado que la vitamina B12 puede retardar la aparición de signos de demencia (y anomalías sanguíneas), si se administra en un rango de sincronización clínica precisa, antes de que aparezcan los primeros síntomas.

La suplementación con cobalamina puede mejorar las funciones cerebrales y cognitivas en los adultos mayores; con frecuencia promueve el funcionamiento de factores relacionados con el lóbulo frontal, además de la función del lenguaje en las personas con trastornos cognitivos.

Los adolescentes que tienen un límite de deficiencia de vitamina B12 podrían presentar síntomas de trastornos cognitivos".

Problemas neurológicos relacionados con la deficiencia de vitamina B12 en personas vegetarianas

A menudo, los veganos o vegetarianos estrictos que se abstienen de productos de origen animal y que no complementan su alimentación con vitamina B12 se vuelven deficientes y, como resultado, enfrentan mayor riesgo de problemas neuropsiquiátricos y neurológicos.

Cuando se comparó a 100 vegetarianos contra 100 omnívoros, los vegetarianos tenían niveles de vitamina B12 significativamente más bajos, así como mayores índices de depresión, neuropatía periférica, parestesias (sensación de alfileres y agujas) y psicosis.

El trastorno obsesivo-compulsivo también se ha relacionado con la deficiencia de vitamina B12 (y mayores niveles de homocisteína). En particular, podrían presentarse problemas neurológicos aun cuando hay un rango "bajo normal" de o justo debajo de 258 picomoles por litro (pmol/L). El nivel de 148 pmol/L o inferior se considera un estado de deficiencia. Como señaló el USDA:

"La deficiencia puede causar un tipo de anemia caracterizada por menores niveles de glóbulos rojos de mayor tamaño. También puede causar problemas al caminar y en el equilibrio, pérdida de la sensación de vibración, confusión y, en casos avanzados, demencia.

El cuerpo necesita de la vitamina B12 para crear la capa protectora que recubre los nervios. Por lo tanto, tener niveles inadecuados de vitamina B12 podría exponer los nervios al daño".

También se ha descubierto que la combinación de las vitaminas B6, B8 (inositol) y B12 puede ser muy efectiva para mejorar los síntomas esquizofrénicos cuando se toma en altas dosis, más que los tratamientos farmacológicos estándar por sí solos, posiblemente porque las personas con esquizofrenia son propensas a tener anomalías en sus niveles de vitamina B12 y vías de glutamato.

¿Por qué es tan común la deficiencia de vitamina B12?

Las únicas fuentes confiables y absorbibles de vitamina B12 son los productos animales; sin embargo, incluso los que consumen carne podrían ser deficientes en esta vitamina por diversas razones.

Se ha sugerido que casi dos quintas partes de los habitantes en los Estados Unidos podrían tener niveles de vitamina B12 más bajos que los ideales, entre los cuales el 9 % es deficiente, y 16 % tiene cantidades inferiores a 185 pmol/L, los que se consideran niveles marginalmente insuficientes.

"A este nivel, muchas personas podrían ser deficientes", indicó Katherine Tucker, quien previamente se encontraba en la Universidad de Tufts, en Boston. "Existen dudas sobre cuál debería ser el límite clínico de deficiencia... considero que existen muchos casos de deficiencia de vitamina B12 sin detectar... No es porque las personas no consuman suficiente carne... sino porque no hay una absorción adecuada de vitamina".

La vitamina B12 está fuertemente relacionada con las proteínas y se requiere de un alto nivel de acidez para romper este enlace. Algunas personas podrían ser deficientes en el ácido estomacal para separar la vitamina B12 de la proteína.

Tener una edad avanzada también podría disminuir la capacidad para absorber la vitamina de los alimentos, así como elevar el riesgo de deficiencia, al igual que cualquiera de los siguientes escenarios:

Los vegetarianos y veganos son susceptibles ya que la vitamina B12 se deriva de productos de origen animal

Las personas que beben alcohol con regularidad, ya que la vitamina B12 se almacena en el hígado

Cualquier persona con una enfermedad autoinmunológica, como la enfermedad de Crohn o celiaca, que puede evitar que el cuerpo pueda absorber la vitamina B12

Las personas que beben más de cuatro tazas de café al día son más propensas a presentar deficiencia de vitaminas B, en comparación con las que no consumen café

Las personas que han tenido una cirugía de bypass gástrico, y por lo tanto tienen alguna alteración en su sistema digestivo, ya que esto podría perjudicar la absorción de la vitamina B12

Las personas expuestas al óxido nitroso (gas de la risa), el cual podría eliminar cualquier reserva de vitamina B12 existente en el cuerpo

Los adultos mayores de 50 años, porque a medida que envejecen manifiestan menor capacidad para producir el factor intrínseco

Las personas con infecciones causadas por helicobacter pylori El factor intrínseco es una proteína producida por las células estomacales necesaria para absorber la vitamina B12. Las bacterias H. pylori pueden destruir el factor intrínseco, y con ello, evitar la absorción de la vitamina B12.

Las personas que toman antiácidos, que tienden a interferir en la absorción de la vitamina B12, especialmente a medida que pasa el tiempo

Los pacientes que toman metformina para disminuir los niveles de azúcar en la sangre, ya que el medicamento podría interferir con la absorción de vitamina B12, y así duplicar el riesgo de deficiencia

Cualquier persona que tome un inhibidor de la bomba de protones (PPI), como Prevacid o Nexium, o algún bloqueador H2, como Pepcid o Zantac. Las investigaciones demuestran que tomar PPI durante más de dos años podría elevar en un 65 % el riesgo de deficiencia de vitamina B12

Las mujeres que toman píldoras anticonceptivas durante un período prolongado de tiempo, ya que el estrógeno puede deteriorar la absorción de esta vitamina

Las personas que han tomado antibióticos, ya que estos medicamentos han demostrado inducir la deficiencia de vitamina B12

Señales de deficiencia de vitamina B12

Con frecuencia, los síntomas de deficiencia de vitamina B12 comienzan a manifestarse gradualmente y empeoran con el tiempo, mientras provocan diversos síntomas físicos y mentales, que incluyen:

Adormecimiento y hormigueo, así como sensación de "alfileres y agujas" en las manos, piernas o pies, lo cual podría indicar un posible daño nervioso

Lengua roja, hinchada y "carnosa" con menor cantidad de "protuberancias" de papilas gustativas

Ulceraciones bucales/úlceras

Vista doble o borrosa, o sombras en el campo visual, causadas por daño en el nervio óptico debido a una deficiencia de vitamina B12

Piel amarilla (ictericia), una indicación de degradación de los glóbulos rojos, lo que podría liberar un pigmento amarillo durante el proceso

Sensación de inestabilidad, temblores y mareos, que son signos de una posible deficiencia de oxígeno en la sangre, relacionado con bajos niveles de vitamina B12

Pérdida de la memoria, que podría ser una señal de advertencia cuando no hay otra causa posible

Anemia

Fatiga y debilidad

En los adultos, la deficiencia de vitamina B12 puede desarrollarse en alrededor de seis años, que es el tiempo que tardan en agotarse las reservas de esta vitamina en el cuerpo. Es importante estar atento al consumo y detectar algún indicio de deficiencia temprana de vitamina B12, ya que el deterioro cerebral y del desarrollo de los nervios podrían ser muy difícil de corregir una vez que ocurre el daño.

La cantidad diaria recomendada (RDA, por sus siglas en inglés) de vitamina B12 para adultos es de 2.4 microgramos (mcg) por día, pero existe cierta controversia sobre si esa cantidad es realmente suficiente, en especial, en el caso de las personas de edad avanzada.

No debe preocuparse por el riesgo de sobredosis de vitamina B12 porque es hidrosoluble, así que el cuerpo simplemente eliminará cualquier exceso.

Si es poco deficiente, podría serle de utilidad consumir más alimentos ricos en vitamina B12, como el hígado de res, de animales alimentados con pastura, trucha arcoíris silvestre y salmón sockeye silvestre, pero para abordar una deficiencia más grave podría necesitar inyecciones semanales o dosis altas diarias de suplementos de vitamina B12.

En cuanto a la mejor opción de suplementos de vitamina B12, la metilcobalamina es la forma natural presente en los alimentos, es más absorbible y el cuerpo puede retener mayor cantidad, en comparación con la cianocobalamina, la forma de vitamina B12 que contiene la mayoría de los suplementos.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario