Ocho señales de deficiencia de vitamina B12

Escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

insuficiencia vitamina b12

Historia en Breve -

  • Los ocho signos de posible deficiencia de vitamina B12 son: fatiga, anemia, náuseas, problemas digestivos, debilidad, infecciones cutáneas, confusión mental y problemas nerviosos
  • Las áreas del cuerpo que funcionan de forma óptima cuando los niveles de B12 son adecuados, revelan cuan vital puede ser esta vitamina, en especial porque es responsable de producir glóbulos rojos y mantener la salud del sistema nervioso
  • Es posible que no se percate de cómo una deficiencia de vitamina B12 podría extenderse tanto y ser debilitante, hasta que los síntomas (como la fatiga, náuseas, problemas oculares y otros) se conviertan en trastornos y enfermedades más graves
  • Al igual que la mayoría de las vitaminas, la B12 no se produce en el cuerpo, por lo que debe provenir de otra fuente; es decir, de alimentos y suplementos
  • Al igual que los humanos, los gusanos llamados C. elegans no pueden producir vitamina B12, pero este descubrimiento ayudó a los científicos a encontrar que una deficiencia podría incrementar el riesgo de infección debido a dos patógenos potencialmente mortales
  • Los bajos niveles de vitamina B12 pueden afectar negativamente diversas áreas del cuerpo, lo que ayuda a explicar por qué este problema puede causar ictericia, demencia, anemia y osteoporosis

Cuando experimenta síntomas como fatiga, entumecimiento, náuseas ligeras, visión borrosa o tendencia a olvidar, puede considerar muchos escenarios diferentes. Algunos de estos problemas podrían causar temor, pero una posibilidad que quizás no considera es la de ser deficiente en vitamina B12 (también conocida como cobalamina).

En los Estados Unidos, casi la mitad de la población tiene niveles deficientes de vitamina B12 en la sangre, pero la sintomatología es tan variada que es difícil determinar cuántas personas la padecen, según Harvard Health, que describe esta sintomatología "furtiva" en los síntomas aparentemente no relacionados, desarrollados durante dos meses en un hombre de 62 años de edad.

Según el informe de su caso, publicado en The New England Journal of Medicine, manifestaba:

"Entumecimiento y sensación de 'agujas y alfileres' en sus manos, problemas para caminar, dolor articular intenso, desarrollo de tonalidad amarilla e insuficiencia respiratoria progresiva...

Podría haber sido peor, ya que una grave deficiencia de vitamina B12 puede ocasionar una depresión profunda, paranoia y delirios, pérdida de memoria, incontinencia, pérdida del gusto y olfato, entre otros”.

Es problemático que los síntomas, tal como los anteriores, ocasionen que las personas se enfoquen en tratarlos, en vez de investigar la fuente del problema.

Sin embargo, tarde o temprano, a menos que se manifieste, la deficiencia de vitamina B12 en el sistema puede ser tan devastadora que los trastornos graves, como la enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Crohn y daño cerebral irreversible podrían generar consecuencias.

Después de todo, los síntomas de bajos niveles de vitamina B12 si están relacionados

Hay una extensa lista de síntomas que podrían relacionarse con la deficiencia de vitamina B12, pero muchos están relacionados con su sistema nervioso central. Tener muy bajos niveles de B12 también podría afectarle si ha experimentado problemas oculares, debilidad, hormigueo en sus manos o pies e incidencia de "pesadez".

Los ocho signos comunes que podrían indicar bajos niveles de vitamina B12 son:

Fatiga

Anemia

Náuseas

Problemas digestivos

Debilidad

Infecciones cutáneas

Confusión mental

Problemas nerviosos

Pero, también es importante comprender que diversas áreas del cuerpo podrían ser afectadas negativamente por la deficiencia de vitamina B12, y que, aunque podría parecer que muchos de los síntomas no están relacionados, como dice el dicho, a menudo una situación podría conducir a la otra.

Los bajos niveles de vitamina B12 podrían causar anemia, la cual tiene su propia serie de síntomas

Como ocurre en el caso de todos los seres humanos, la vitamina B12 es necesaria para mantener saludable el sistema nervioso, así como para producir ADN, que es el material genético de todas las células. Además, la vitamina B12 es necesaria para producir glóbulos rojos, que transportan oxígeno a través del cuerpo.

Sin embargo, cuando hay deficiencia de vitamina B12, muchos de sus glóbulos rojos están formados anormalmente o son demasiado grandes, por lo que no pueden transportar oxígeno; por lo tanto, el proceso se altera.

Muy pocos glóbulos rojos o una cantidad anormalmente baja de hemoglobina en glóbulos rojos individuales podrían causar anemia; uno de los signos más comunes y notorios de que la deficiencia podría haberse convertido en un problema.

La anemia puede causar algunos de los síntomas enlistados anteriormente, como debilidad, fatiga, mareos, pies y manos frías, piel pálida y dolor en el pecho, que se producen porque el corazón tiene que esforzarse más para mover sangre rica en oxígeno por todo el cuerpo, informó el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI, por sus siglas en inglés).

A su vez, esto podría provocar latidos cardíacos irregulares o arritmia, agrandamiento del corazón e incluso insuficiencia cardíaca.

Es fundamental reconocer rápidamente la deficiencia de vitamina B12, ya que si no se controla podría causar daño permanente en el cuerpo. Según el Instituto Linus Pauling, la deficiencia de vitamina B12 también podría ser responsable de diversas enfermedades y padecimientos graves, como, por ejemplo:

Cáncer de mama

Inflamación estomacal crónica

Depresión

Defectos del tubo neural

Osteoporosis

Cáncer gástrico

Disfunción tiroidea

Daño en el ADN

¿Por qué la deficiencia de vitamina B12 podría causar la sensación de "agujas", piel con ictericia y demencia?

Debido a que la vitamina B12, y su deficiencia, están estrechamente vinculadas con el sistema nervioso, el síntoma conocido como "agujas y alfileres" podría indicar que hay un problema nervioso que debe abordarse lo antes posible y muestra cuán interconectadas pueden estar las funciones del cuerpo.

Debido a que la vitamina B12 es importante para el mantenimiento del sistema nervioso central, incluyendo la conducción de los impulsos nerviosos y producción de la vaina de mielina, protege y "aísla" a los nervios.

Sin este aislamiento protector, sus nervios pueden dañarse, lo que podría provocar síntomas similares a "agujas y alfileres" en sus manos y pies, así como daño en el sistema nervioso central y periférico.

Si ha notado que su piel tiene un aspecto pálido o ictérico, podría ser una señal de advertencia de que su cuerpo no puede producir una cantidad adecuada de glóbulos rojos. Es posible que no lo haya pensado, pero los glóbulos rojos son los que circulan por debajo de la piel, lo que le da el color saludable.

La deficiencia de vitamina B12 puede causar anemia megaloblástica, que puede debilitar las células de la sangre, después de lo cual comienzan a aparecer otros síntomas. Cuando el hígado descompone los glóbulos rojos, libera bilirrubina, una sustancia de color pardo que le otorga el aspecto ictérico a la piel, que a menudo se observa en los bebés.

Y por si estos problemas no fueran suficientes, las personas con bajos niveles de B12 también podrían presentar problemas de claridad mental, que luego podría convertirse en un padecimiento que los médicos denominan deterioro cognitivo o demencia.

A menudo, los síntomas se vuelven evidentes cuando alguien tiene problemas de razonamiento y pérdida de memoria, pero con frecuencia, eso es lo que abordan, en vez de explorar la posibilidad de una deficiencia de vitamina B12, que al ser tratada podría aliviar los síntomas.

Una revisión exhaustiva realizada en 2012, en Australia, reveló conexiones entre los bajos niveles de vitamina B12 y enfermedad neurodegenerativa. Un total de 43 estudios revelaron que "los rangos subclínicos inferiores a los normales, están relacionados con la enfermedad de Alzheimer, demencia vascular y enfermedad de Parkinson". Otro estudio señala que:

“Cuando un paciente presenta pérdida de memoria, siempre debe buscarse una deficiencia de vitamina B12, ya que generalmente puede revertirse con el tratamiento. Se han observado muchos síntomas neuropsiquiátricos; y muchos se presentan en pacientes que no padecen anemia megaloblástica.

Estos incluyen pérdida de memoria, psicosis, alucinaciones y delirios, fatiga, irritabilidad, depresión y cambios de personalidad".

A menudo, la deficiencia de vitamina B12 se manifiesta en la boca

Un síntoma de la anemia que aparece frecuentemente son las úlceras bucales, a veces conocidas como aftas o úlceras aftosas, pequeñas úlceras amarillas o blancas que pueden aparecer en las encías o justo por dentro de los labios. Aunque por lo general desaparecen en una o dos semanas, a menudo son bastante dolorosas.

Pero, una deficiencia de vitamina B12 también podría causar otros síntomas en la boca, incluso en la lengua. Un estudio relacionó la experiencia de sensación de ardor persistente en la lengua durante varios meses en una paciente de mediana edad, un grupo demográfico en el que comúnmente se presentan tales síntomas.

Fue diagnosticada con glositis, que ocasiona una lengua lisa, enrojecida y notablemente inflamada. La paciente recibió una sola inyección de vitamina B12, que "solucionó por completo sus síntomas y apariencia clínica normal de la lengua, después de tres días".

Los bajos niveles de la vitamina B12 pueden conllevar un mayor riesgo de infección debido a dos patógenos potencialmente mortales

Las personas con deficiencia de vitamina B12 pueden estar en mayor riesgo de infecciones causadas por dos patógenos potencialmente mortales. Los hallazgos de un estudio publicado en la revista PLOS Genetics involucraron a nematodos o gusanos de 1 milímetro de largo, llamados Caenorhabditis elegans (C. elegans), uno de los organismos más básicos del mundo.

Un dato de vital importancia en el estudio fue que los nematodos comparten una característica interesante con los seres humanos; es decir que, tampoco pueden producir vitamina B12.

Según informó el sitio web MedIndia, el estudio incluyó dos poblaciones de gusanos; una con y la otra sin una alimentación con suficiente cantidad de vitamina B12, lo que demuestra que llevar una alimentación deficiente en esta vitamina puede perjudicar la salud del gusano a nivel celular, al reducir su capacidad para metabolizar los aminoácidos de cadena ramificada (BCAA, por sus siglas en inglés):

"La investigación demostró que esta menor capacidad para descomponer los BCAAs produjo una acumulación tóxica de subproductos de BCAAs parcialmente metabolizados, que dañaron la salud mitocondrial...

'Utilizamos C. elegans para estudiar el efecto de la alimentación en un huésped y descubrimos que un tipo de alimento era capaz de aumentar dramáticamente la resistencia a múltiples factores estresantes, como el calor y radicales libres, así como a los patógenos', indicó [la investigadora Natasha Kirienko]".

Muchos laboratorios de todo el mundo emplean C. elegans para estudiar los efectos de la enfermedad. Al alimentar a los gusanos con E. coli, una bacteria intestinal común y algunas veces dañina, y cambiar entre la cepa de E. coli OP50 y cepa HT115, la tolerancia de los gusanos al estrés era "alterada drásticamente", indicó Kirienko.

"Encontramos que intercambiar la cepa de E. coli OP50 y cepa HT115 alteraba drásticamente la tolerancia del gusano al estrés". El coautor Alexey Revtovich señaló que:

"La diferencia clave entre los dos tipos de alimentación es la capacidad de la HT115 y OP50 para obtener la vitamina B12 del medio ambiente... Demostramos que la HT115 es mucho más eficiente, al producir ocho veces más la cantidad de proteína que necesitaba para recolectar la vitamina B12, en comparación con la OP50".

De manera significativa, el equipo también encontró que cuando el C. elegans se alimentaba de HT115 tenía la capacidad de resistir la infección causada por otro patógeno humano mortal, el Enterococcus faecalis, una de las principales causas de infecciones adquiridas en hospitales y reconocido como una súper bacteria por la Organización Mundial de la Salud y Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos.

Kirienko señaló que el hallazgo de la vitamina B12 había sorprendido al equipo de investigación. Se percataron del efecto cuando estudiaron "los mecanismos de la patogénesis de las Pseudomonas aeruginosa (P. aeruginosa), una enfermedad potencialmente mortal tanto en gusanos como en seres humanos que, en los Estados Unidos infecta a unos 51 000 pacientes de hospitales al año", según indicaron los CDC.

¿Cuáles son los riesgos más altos y cómo podría optimizar sus niveles de vitamina B12?

Algunas personas tienen un mayor riesgo que otras de deficiencia de vitaminas o minerales, pero en este caso los veganos y vegetarianos tienen un riesgo particular, porque la vitamina B12 se deriva de los productos animales. Además, los adultos mayores, así como las personas con problemas gastrointestinales y de mala absorción también podrían estar en riesgo.

De igual manera, los estudios también han demostrado que las personas que utilizan metformina (para la diabetes) y usan de forma prolongada inhibidores de la bomba de protones (para el ácido estomacal) también podrían estar en mayor riesgo de deficiencia de vitamina B12, lo que les sugiere a los investigadores que “parece prudente monitorear periódicamente los niveles de vitamina B12 en pacientes que toman metformina".

Dado a que su cuerpo no puede producir vitamina B12, debe provenir de otra fuente; es decir, alimentos y suplementos. Dicho lo anterior, algunas excelentes fuentes de cobalamina o vitamina B12 son:

Carne de res e higado orgánico de animales alimentados con pastura

Cordero

Venado

Callo de hacha (escalopas)

Huevos y pollo orgánico criado en pastizales

Leche sin pasteurizar, de animales alimentados con pastura

Levadura alimenticia

En relación a la suplementación, según los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés), la persona promedio de 14 años o mayor debe recibir 2.4 microgramos (mcg, una millonésima de gramo) de vitamina B12 al día; las mujeres embarazadas deben recibir 2.6 mcg; y las mujeres que amamantan deben recibir 2.8 mcg. Los recién nacidos y niños hasta la edad de 13 años requieren entre 0.4 y 1.8 mcg.

También debe considerar cual es el tipo ideal de suplemento de vitamina B12. Si comparamos la cianocobalamina, su forma sintética, contra la metilcobalamina, que es la forma natural que se encuentra en los alimentos, esta última es la mejor opción, una de las razones es porque su cuerpo puede retenerla en mayores cantidades.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario