Obtenga 15% de descuento Dia Del Presidente Oferta Del ¡btenga 15% de descuento Dia Del Presidente Oferta Del

PUBLICIDAD

En un estudio confirma la seguridad de un compuesto alucinógeno en los hongos

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

beneficios de la psilocibina

Historia en Breve -

  • El estudio controlado más grande hasta la fecha sobre la psilocibina, que se realizó en el Kings College de Londres, demostró que una sustancia "alucinógena" en los hongos mágicos es segura para el consumo humano
  • Ya existe un "renacimiento psicodélico" en el que se exploran las propiedades medicinales de la psilocibina, la marihuana y la ketamina
  • Después del estudio para comprobar la seguridad de la psilocibina, los estudios clínicos compararán la sustancia derivada de hongos con los tratamientos convencionales, como los antidepresivos
  • La psilocibina puede ser útil para tratar la depresión, la ansiedad y trastornos como el de estrés postraumático, obsesivo compulsivo y los alimentarios
  • La FDA ha designado el tratamiento con psilocibina como una "terapia innovadora", que puede acelerar la revisión y aprobación de un medicamento

Como resultado, ha habido cambios rápidos cuando se trata de sustancias psicodélicas y alucinógenas por parte de la medicina convencional y las ciudades. La marihuana, a pesar de su larga clasificación federal como droga de la Lista I y la clase más restringida de la FDA, ahora es legal en muchas partes de Estados Unidos, con fines médicos. Cada vez son más los estados que legalizan la marihuana para uso recreativo, como lo hizo Illinois en 2020.

La ketamina, un anestésico de acción rápida y droga callejera también conocida como "Special K", fue aprobada por la FDA para el tratamiento de la depresión el año pasado. Y ahora hay indicios de que la psilocibina, el ingrediente en los llamados hongos "mágicos" y también clasificado como un medicamento de la Lista I, pronto se podría usar para tratar la depresión.

La psilocibina ya se despenalizó en Denver, Oakland y Chicago, y tal vez prepara el camino para que se considere con usos médicos. Ahora, en el estudio controlado más grande hasta la fecha que se realizó en el Kings College de Londres, la sustancia psilocibina en el "hongo mágico" demostró ser segura para el consumo humano.

El estudio controlado más grande sobre la psilocibina

En 2018, la FDA autorizó a Compass Pathways, una firma de ciencias de la vida fundada en Londres e Inglaterra, realizar pruebas clínicas iniciales con psilocibina para su posible uso en la depresión resistente al tratamiento. Las pruebas de Fase I, como se les llama, fueron diseñadas para evaluar la seguridad de la preparación de psilocibina de Compass Pathways, COMP360, no su efectividad.

89 voluntarios sanos que no padecían depresión recibieron una dosis de psilocibina o placebo de 10 o 25 miligramos (mg) y realizaron un seguimiento con sesiones de terapia para evaluar los efectos adversos hasta por 12 semanas.

Aunque se produjeron algunos efectos adversos menores de naturaleza psicodélica, los efectos se resolvieron muy rápido en cuestión de horas, y los participantes no sufrieron efectos cognitivos o emocionales residuales o flashbacks alucinatorios en las semanas posteriores a la toma de psilocibina, según los investigadores.

Los investigadores del King's College London y los representantes de Compass Pathways anunciaron los resultados en la reunión anual del American College of Neuropsychopharmacology en diciembre de 2019. Los resultados establecen la viabilidad de usar psilocibina para tratar la depresión crónica, dijeron los investigadores.

El siguiente paso en las pruebas de psilocibina

Una vez que se estableció que COMP360 se tolera bien, Compass lleva a cabo una prueba clínica de Fase II b con 216 pacientes diagnosticados con depresión resistente al tratamiento para determinar la eficacia clínica de COMP360 y el rango de dosis terapéutico correcto.

Si la prueba clínica de Fase II b tiene éxito, seguirán los estudios de Fase III, que compararán la preparación de psilocibina con los tratamientos convencionales, como los antidepresivos.

En 2018, la FDA designó el tratamiento de psilocibina de Compass como una "terapia innovadora", una etiqueta de voto de confianza que puede acelerar la revisión y aprobación de un medicamento y generalmente significa que se cree que el medicamento tiene beneficios sobre los tratamientos existentes. En enero de 2020, Compass anunció que la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos le había otorgado una patente para su formulación de psilocibina sintetizada con fines de investigación.

"Demasiadas personas sufren de depresión resistente al tratamiento", dijo George Goldsmithel, CEO y cofundador de Compass. "Estamos comprometidos a desarrollar innovaciones, como la terapia con psilocibina, para abordar este problema que crece rápidamente".

Publicidad
Obtenga mis 20 propósitos para el 2020 aquíObtenga mis 20 propósitos para el 2020 aquí

Se están realizando más pruebas clínicas sobre la psilocibina

Las pruebas de Compass no son los únicos estudios que analizan los posibles efectos de la psilocibina en las condiciones humanas. El Instituto Usona, una organización de investigación médica sin fines de lucro con sede en Madison, Wisconsin, también planea una prueba clínica de fase II con 80 participantes en siete sitios diferentes de Estados Unidos.

El grupo dice que está "dedicado a apoyar y realizar investigaciones preclínicas y clínicas para promover la comprensión de los efectos terapéuticos de la psilocibina y otros medicamentos que abren la conciencia".

Al igual que el medicamento utilizado en las pruebas de Compass, la FDA ha otorgado a la psilocibina de Usona con el nombre de "terapia innovadora". Sin embargo, a diferencia de las pruebas de Compass que abordan la depresión resistente al tratamiento, la prueba de Usona examinará el uso de psilocibina en el trastorno depresivo mayor (MDD por sus siglas en inglés).

El director de investigación clínica y traslacional de Usona, Charles Raison, dijo que MDD representa un grupo mucho más grande de pacientes con una "necesidad médica insatisfecha" y que "la psilocibina puede ofrecer una mejora clínica sustancial sobre las terapias existentes".

Aunque es cierto que muchas personas sufren de estados de ánimo tristes y deprimidos, los antidepresivos, incluidos los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) como Prozac y los antipsicóticos como Seroquel no siempre son la mejor opción. Las prácticas de estilo de vida simples y saludables a menudo pueden mejorar la depresión.

Es posible que los medicamentos antidepresivos no funcionen en absoluto y pueden causar efectos secundarios graves y paradójicos. Sería algo realmente bueno que una sustancia natural como la psilocibina pueda ayudar a las personas a evitar estos fuertes medicamentos psiquiátricos. Así es como Independent, el periódico británico, presenta el problema:

"El Reino Unido atraviesa una creciente crisis de salud mental, que ha creado una demanda insatisfecha para el desarrollo de nuevos tratamientos. Las recetas de antidepresivos aumentaron más del doble entre 2006-2016 … y, por desgracia, el suicidio es la principal causa de muerte entre los jóvenes (y el uso sustancias psicodélicas se relaciona con un menor riesgo de suicidio).

La psicoterapia asistida por psilocibina puede proporcionar un nuevo enfoque para tratar las enfermedades mentales. En lugar de poner al paciente en un goteo diario de ISRS, que es como un curita, que con suerte reducirá los síntomas pero que no abordará las causas fundamentales, los psicodélicos pueden aumentar la neuroplasticidad y resetear el cerebro, para desactivar los pensamientos desadaptativos, que son los que causan dicho patron".

Un centro de investigación realiza una prueba clínica de psilocibina

Se han realizado varios estudios antes de la prueba Compass que respaldan los beneficios de la psilocibina, algunos en el Imperial College de Londres, que fue donde se lanzó el primer centro formal de investigación psicodélica en el mundo, el Centro Imperial de Investigación Psicodélica, en 2019.

Imperial fue el primer centro de investigación en investigar los efectos de la psilocibina en la depresión severa y, utilizó imágenes cerebrales modernas para demostrar los efectos del LSD en el cerebro.

En un estudio de psilocibina dirigido por el Dr. Robin Carhart-Harris, jefe de investigación psicodélica en Imperial, trataron a 20 participantes que sufrían de depresión severa con el compuesto. Después de tres meses, experimentaron mayores efectos antidepresivos que los antidepresivos y las terapias típicas, según los informes.

"Los pacientes dijeron que pasaron de sentirse 'totalmente desconectados' de sí mismos y del mundo a 'conectados', y de reprimir y evitar emociones y recuerdos a aceptarlos".

Se cree que las nuevas sensaciones de conexión provienen de la desactivación de la red de modo predeterminado (DMN) del cerebro que está activa cuando no se enfoca en el mundo exterior. Así es como el estudio de Carhart-Harris, publicado en Scientific Reports, explica el fenómeno DMN aparentemente inducido por la psilocibina:

"La investigación reciente se ha centrado en la participación de la red en modo predeterminado de los trastornos psiquiátricos, y en especial en la depresión. Previamente observamos una disminución de la integridad funcional de la DMN bajo el uso de psilocibina y LSD, y otros han tenido con ayahuasca.

Sin embargo, un día después del tratamiento con psilocibina se observó una mayor integridad de la DMN, tanto en enfoques basados en semillas como en red. Trabajos previos han sugerido que el aumento de la integridad de la DMN puede ser un marcador de estado de ánimo deprimido y específicamente, de rumiación depresiva.

Sobre esta base, puede ser sorprendente una mayor integridad de la DMN después de la psilocibina. Los aumentos posteriores al tratamiento en RSFC dentro de DMN y sgACC-PCC RSFC no se relacionaron con las mejoras de los síntomas, pero vmPFC-ilPC RSFC sí. Esta aparente divergencia de los hallazgos anteriores es intrigante y merece más investigación".

Al poner la investigación en términos de laicos, Carhart-Harris dice: "Si se les preguntará a las personas que toman SSRI de manera crónica, a menudo dicen 'Me siento desalentado'. Con la terapia de psilocibina dicen lo contrario, hablan de una liberación emocional, una reconexión y que el centro emocional clave es más receptivo".

Más teorías sobre los efectos de la psilocibina

Las acciones detrás de los aparentes beneficios de la psilocibina pueden involucrar a los mismos neurotransmisores que afectan los ISRS tradicionales, pero posiblemente de diferentes maneras. Dice Newsweek:

"Se sabe que la psilocibina se une a un receptor que se utiliza por la serotonina, uno de los neurotransmisores más importantes del cerebro, que está involucrado en todo, desde el estado de ánimo hasta la percepción y el sueño.

Los estudios de resonancia magnética realizados en el Imperial College de Londres demuestran que esta actividad cambia la actividad de las neuronas en todo el cerebro, lo que permite que diferentes regiones se comuniquen con otras que no están conectadas. Se cree que esto ayuda a facilitar los avances que las personas reportan mientras están bajo su efecto".

La investigación publicada en Biological Psychiatry analiza la aparente capacidad de la psilocibina para cambiar drásticamente el comportamiento:

"La psilocibina redujo la conectividad asociativa, pero al mismo tiempo aumentó la conectividad sensorial en todo el cerebro. Este patrón surgió con el tiempo desde la administración hasta los efectos máximos. Además, demostramos que la conectividad de referencia está relacionada con la extensión de los cambios inducidos por la psilocibina en la conectividad funcional …

Estos resultados sugieren que la integración de la conectividad funcional sensorial y la desintegración en regiones asociativas pueden ser la base del estado psicodélico y el rol que desempeñan de los sistemas de receptores de serotonina 2A y 1A.

Además, la conectividad inicial puede representar un marcador predictivo de la magnitud de los cambios inducidos por la psilocibina y, por lo tanto, puede contribuir a un enfoque de medicina personalizada dentro del marco potencial del tratamiento psicodélico".

Estudios más emocionantes sobre la psilocibina

Estudios más pequeños que el estudio Compass también han demostrado resultados alentadores. Un estudio realizado en 2006 en la Universidad de Arizona encontró que la psilocibina ayudó a reducir temporalmente los síntomas del trastorno obsesivo compulsivo en nueve personas.

Un estudio de 2016 realizado por investigadores de la Universidad de Nueva York y la Universidad Johns Hopkins publicado en el Journal of Psychopharmacology encontró que una dosis única de psilocibina disminuyó los síntomas de ansiedad en pacientes con cáncer durante ocho meses en comparación con un placebo. La prueba de psilocibina en personas con trastornos alimenticios también se planea en el Imperial College de Londres.

Se produce una especie de "renacimiento psicodélico" en el que los compuestos alucinógenos como la psilocibina se consideran agentes terapéuticos, que podrían ser prometedores para tratar enfermedades mentales graves como el trastorno de estrés postraumático, trastorno obsesivo compulsivo y trastornos alimenticios, así como la depresión y ansiedad.

Esperemos que siga confirmando la seguridad de la psilocibina y pronto pueda ser aceptada y disponible para tratar los síntomas con los que muchos sufren para liberarlos de medicamentos fuertes.