Obtenga hasta Más del 45 % de descuento Colágeno Orgánico en Polvo Cree su paquete de 2 Obtenga hasta Más del 45 % de descuento Colágeno Orgánico en Polvo Cree su paquete de 2

PUBLICIDAD

Lo que necesita saber sobre el aceite de hígado de bacalao

Datos comprobados

aceite de hígado de bacalao

Historia en Breve -

  • El aceite de hígado de bacalao se obtiene del bacalao del Atlántico, y se vende como un suplemento en tiendas de salud y sitios web
  • Los estudios realizados sobre el aceite de hígado de bacalao muestran que favorece a la artritis reumatoide, acelera la cicatrización de heridas y reduce el riesgo de síntomas depresivos
  • Existen efectos secundarios que pueden ocurrir después de tomar el aceite de hígado de bacalao, como náuseas, mal aliento y heces sueltas
  • Aunque el aceite de hígado de bacalao tiene cualidades positivas, es mejor consumir aceite de kril, que es otro tipo de aceite marino con más beneficios

El uso de suplementos de aceite de pescado para problemas de salud no es un tema nuevo. Según el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa (NIH por sus siglas en inglés), el 7.8 % de los adultos y el 1.1 % de los niños en los Estados Unidos tomaban suplementos de aceite de pescado en 2012, lo que los convierte en el suplemento de salud natural más popular para ese año.

Durante décadas, los investigadores realizaron estudios sobre un tipo de aceite de pescado llamado aceite de hígado de bacalao para ver si podía ofrecer beneficios adicionales. Si ha visto suplementos de aceite de hígado de bacalao y desea saber más sobre sus efectos, continúe leyendo esta guía.

¿Qué es el aceite de hígado de bacalao?

El aceite de hígado de bacalao se extrae del hígado del bacalao del Atlántico (Gadus morhua), y se vende como cápsulas líquidas fáciles de tragar. Ha ganado popularidad debido a su alto contenido de vitamina A, vitamina D, ácido graso omega-3 y su potencial para ayudar con problemas de salud como:

  • Niveles altos de colesterol/triglicéridos
  • Niveles elevados de presión arterial
  • Enfermedad renal entre diabéticos
  • Osteoartritis y artritis reumatoide
  • Enfermedad cardíaca
  • Depresión
  • Lupus eritematoso sistémico (LES)
  • Glaucoma
  • Infecciones del oído medio (otitis media)

También se recomienda el aceite de hígado de bacalao para reducir el riesgo de infecciones respiratorias y degeneración macular, mientras que la aplicación tópica ayuda con la curación rápida de heridas, quemaduras y erupciones cutáneas.

De acuerdo con el libro, "Green Chemistry and Technologies", la producción de aceite de hígado de bacalao implica un proceso de varios pasos. Después de la extracción inicial del aceite del pescado, la mezcla resultante se filtra para eliminar impurezas y luego se somete a refinación mediante un desgomado enzimático, desacidificación, decoloración y desodorización. El producto final es una sustancia que puede usarse o agregarse a cápsulas o suplementos.

Fuentes alimenticias del aceite de hígado de bacalao

La fuente principal de este producto es el hígado del bacalao del Atlántico, aunque en algunos casos también se pueden usar otros miembros de la familia Gadidae o bacalao. Es por eso que no todos los suplementos del aceite de hígado de bacalao contienen las mismas cantidades de nutrientes, ya que las cantidades dependen de la especie de la que se extrajo el aceite.

¿Qué es el aceite de hígado de bacalao fermentado?

También puede encontrar productos etiquetados como “aceite de hígado de bacalao fermentado”. Este tipo de aceite se elabora siguiendo un proceso de fermentación natural, que utiliza técnicas antiguas de Islandia e Irlanda.

Se necesitan alrededor de seis meses a un año para producir aceite de hígado de bacalao fermentado, y no es la sustancia con el olor más agradable. Debido a que existe una investigación muy limitada sobre los beneficios del aceite de hígado de bacalao fermentado, debe tener cuidado y consultar a su médico para obtener más información sobre sus posibles efectos.

El aceite de hígado de bacalao comparado con otros aceites de pescado: ¿cuál es la diferencia?

En términos de contenido nutricional, el aceite de hígado de bacalao es diferente de otros aceites de pescado de diversas criaturas marinas o partes del cuerpo, como la caballa, el arenque, el atún, el salmón, la grasa de ballena, la grasa de foca y el hígado de bacalao.

El aceite de hígado de bacalao posee menos ácidos grasos omega-3, pero tiene mayores cantidades de vitaminas A y D en comparación con otros aceites de pescado como el aceite de salmón y el aceite de arenque. Sin embargo, tenga en cuenta que el aceite de hígado de bacalao no es mi suplemento de aceite marino preferido, más adelante lo explicaré.

Aceite de hígado de bacalao: ¿qué dicen los estudios al respecto?

En 1919, los investigadores sugirieron que el aceite de hígado de bacalao y otras sustancias ricas en vitamina A solubles en grasa reducía el riesgo de raquitismo en los animales, que es causado por la deficiencia de vitamina D. Otro artículo publicado en 1923 reveló que los pescadores en el norte de Europa utilizaron esta sustancia para mejorar su salud.

Décadas después encontrará más estudios publicados que han abordado los beneficios potenciales del aceite de hígado de bacalao contra diferentes problemas de salud, como:

  • Artritis reumatoide (AR): Los resultados resaltaron que los suplementos de aceite de hígado de bacalao se consideraban un remedio principal contra la AR. Otro estudio realizado en 2002 apoyó esta afirmación, ya que las personas con AR que tomaron diariamente una cápsula de aceite de hígado de bacalao durante tres meses experimentaron menos dolor y mejores síntomas.
  • Aterogénesis: El aceite de hígado de bacalao ayudó a combatir la aterogénesis, que es una enfermedad de varias etapas que puede causar la formación de placa aterosclerótica en las paredes de las arterias, aunque los autores del estudio señalaron que otra sustancia hecha de sardinas fue capaz de producir un efecto más fuerte.
  • Diabetes tipo 1: Un estudio mostró que la vitamina D del aceite de hígado de bacalao o el contenido de EPA y DHA (o ambos) ayudaron a reducir el riesgo de diabetes tipo 1 de los bebés cuando las madres embarazadas tomaron este suplemento.
  • Heridas: Los investigadores notaron que cuando se aplicaba un ungüento preparado de 25 % de aceite de hígado de bacalao de forma tópica, aceleraba la cicatrización de heridas en comparación con la solución salina. Este resultado estaba relacionado con las altas cantidades de vitamina A en el aceite de hígado de bacalao.
  • Depresión: Según un estudio realizado en 2007, las personas que usaban aceite de hígado de bacalao tenían un riesgo menor de experimentar síntomas relacionados con la depresión.
  • Problemas cognitivos: Otro estudio en animales realizado en 2011 enfatizó que la administración de aceite de hígado de bacalao ayudó a prevenir los impactos negativos del estrés crónico hacia las funciones cognitivas de las ratas.

Efectos secundarios del aceite de hígado de bacalao

WebMD señala que el aceite de hígado de bacalao puede causar efectos secundarios como eructos, náuseas, mal aliento, acidez estomacal y heces blandas, aunque tomar el aceite junto con las comidas puede reducir estos efectos. Las cantidades muy altas de aceite de hígado de bacalao también pueden aumentar su riesgo de sangrado, inhibir la coagulación de la sangre y hacer que sus niveles de vitamina A y D sean muy altos.

Los niveles bajos de presión arterial también se han atribuido al consumo de aceite de hígado de bacalao, especialmente cuando se toma con medicamentos para tratar los niveles de presión arterial alta. Se informó que el aceite de hígado de bacalao y otros aceites de pescado aumentaron los niveles de azúcar en la sangre entre los diabéticos, pero no hay evidencia sólida para respaldar esta afirmación.

Las cantidades excesivamente altas también pueden ser peligrosas para mujeres embarazadas y lactantes.

Debido a que el aceite de hígado de bacalao contiene algunas cantidades de ácidos grasos omega-3, si se almacena de manera inadecuada es posible que pueda oxidarse y causar que la sustancia sea altamente tóxica y no se tolere bien.

Por qué debe tener cuidado con el aceite de hígado de bacalao y otros suplementos de aceite de pescado

Ya no recomiendo tomar aceite de hígado de bacalao porque puede alterar su proporción de vitamina A a D. La mayoría de los suplementos de aceite de hígado de bacalao tienen cantidades muy altas de vitamina A, que pueden contrarrestar los beneficios de la vitamina D.

Los estudios han señalado que un mayor consumo de aceite de hígado de bacalao condujo a una baja densidad mineral ósea y un riesgo mayor de asma en adultos.

Además, la mayoría de los aceites de pescado son muy procesados y el producto final que se vende en tiendas de salud o sitios web tiende a ser muy diferente al de los aceites naturales derivados del pescado entero, al menos en términos de composición. Puede leer más al respecto en mi artículo, "¿Es posible que muchos aceites de pescado sean sintéticos?"

Las toxinas ambientales como el mercurio, los bifenilos policlorados y las dioxinas que ahora han contaminado el suministro mundial de pescado pueden transferirse a los aceites y afectar su calidad. Cuando tales toxinas se ingieren por medio de cápsulas o suplementos, pueden desencadenar efectos adversos en la salud.

Por último, la demanda de aceites de pescado (y otros productos pesqueros) ha generado impactos ambientales desastrosos, como la sobrepesca, que afecta al 87 % de los océanos del mundo.

Opte por el aceite de kril en lugar del aceite de hígado de bacalao

Si uno de sus objetivos es optimizar los niveles de omega-3 de su cuerpo, lo mejor es incluir estas grasas saludables de su alimentación. El salmón salvaje de Alaska y el pescado graso pequeño como las sardinas, anchoas, la caballa y el arenque son buenas opciones. Los suplementos como el aceite de kril también son viables, y en realidad es mi opción favorita de grasas omega-3 debido a los siguientes factores:

Mayor capacidad de absorción

Nutrientes vitales que mejoran la salud: El aceite de kril es más potente porque contiene fosfolípidos y un antioxidante llamado astaxantina, que mejoran su salud. La investigación ha indicado que el aceite de kril tiende a ser menos propenso a la oxidación, contiene poca o ninguna cantidad de contaminantes, promueve efectos significativos hacia el metabolismo y posee beneficios para la salud como:

Mejorar la salud cardiovascular y gástrica

Promover las capacidades antiinflamatorias

Reducir el riesgo de artritis

Impulsar el crecimiento neurológico entre los recién nacidos

Aliviar los síntomas del síndrome premenstrual

Mejor sostenibilidad: La recolección de kril es una de las industrias más reguladas, y debe serlo, dado que el kril es la biomasa más grande del planeta.

La mayor parte del kril de la Tierra se concentra en la Antártida, aunque también se encuentra en todos los océanos. Se han establecido políticas estrictas sobre la recolección de kril, como las regulaciones de captura, que se revisan y reevalúan constantemente de vez en cuando. En general, tales medidas ayudan a reducir el riesgo de sobreexplotación.

Si desea obtener más información sobre los posibles beneficios para la salud del aceite de kril y cómo puede elegir productos de alta calidad que tengan un impacto positivo en su bienestar, lea "Incluya este suplemento de Omega-3 en su régimen de salud."

Preguntas frecuentes (FAQ) sobre el aceite de hígado de bacalao

P: ¿El aceite de hígado de bacalao es saludable?

R: Muchos creen que el aceite de hígado de bacalao puede ser beneficioso porque posee vitaminas A y D, y ácidos grasos omega-3. Sin embargo, el exceso de vitamina A en este suplemento puede contrarrestar los beneficios para la salud que la vitamina D ofrece e, incluso, puede aumentar su riesgo de problemas de salud como el asma y problemas relacionados con los huesos en las personas de edad avanzada.

P: ¿El aceite de hígado de bacalao es bueno para las articulaciones?

R: La investigación inicial mostró que las personas que sufren problemas en las articulaciones, como la artritis reumatoide, pueden usar aceite de hígado de bacalao para aliviar algunos de los síntomas comunes de la enfermedad. Sin embargo, debido a los posibles inconvenientes del uso frecuente de aceite de hígado de bacalao, es mejor que consuma alimentos antiinflamatorios y utilice estrategias antinflamatorias con el fin de combatir esta condición dolorosa.

P: ¿Podría bajar de peso con el aceite de hígado de bacalao?

R: Los resultados de un estudio realizado en 2010 en la revista Nutrients revelaron que los ratones alimentados con aceite de hígado de bacalao tenían mejores cantidades de grasas poliinsaturadas omega-3 de cadena larga y menos cantidades de ácidos grasos omega-6. Aunque este resultado es prometedor, aún se necesitan más investigaciones para confirmar completamente el vínculo entre el aceite de hígado de bacalao y la pérdida de peso. Si uno de sus objetivos de salud es perder peso, existen otras formas de cumplir esos objetivos, como incorporar una dieta cetogénica.

P: ¿El aceite de hígado de bacalao es lo mismo que el aceite de pescado?

R: No. Si bien el aceite de hígado de bacalao se extrae del bacalao del Atlántico (Gadus morhua), y se considera un tipo de aceite de pescado, los términos no deben mezclarse entre sí. Esto se debe a que el aceite de pescado también puede referirse a sustancias que provienen de la caballa, el arenque, el atún, el salmón, la grasa de ballena y la grasa de foca.

P: ¿Dónde puede comprar aceite de hígado de bacalao?

R: Los productos de aceite de hígado de bacalao se pueden encontrar en varias tiendas de salud y sitios web.

P: ¿Es seguro tomar aceite de hígado de bacalao a diario?

R: No se recomienda aumentar su consumo de aceite de hígado de bacalao porque se ha relacionado con efectos secundarios como heces blandas, náuseas, mal aliento, niveles más altos de azúcar en la sangre y bajos niveles de presión arterial. El consumo frecuente de aceite de hígado de bacalao también puede exponerlo a toxinas como el mercurio, los bifenilos policlorados y las dioxinas que pueden ser precursores de varios problemas de salud.

+ Fuentes y Referencias
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario