Ríos de plástico: tan solo 10 ríos transportan el 95 % del plástico hacia los océanos

Rio de plastico

Historia en Breve -

  • El 95 % del plástico transportado por los ríos que fluye hacia el océano proviene de tan solo 10 ríos
  • Los grandes ríos con densas poblaciones a lo largo de sus costas descargan en el océano una cantidad desproporcionada de desechos plásticos mal gestionados
  • Ocho de los ríos (Yangtze, Amarillo, Hai, de las Perlas, Amur, Mekong, Indo y Delta del Ganges) se encuentran en Asia, mientras que dos (Níger y Nilo) se encuentran en África
  • El río más contaminado del grupo es el Yangtze, ubicado en China, que cada año descarga 1.5 millones de toneladas de desechos plásticos en el Mar Amarillo (más de lo que vierten los otros nueve ríos combinados)
  • En conjunto, estos 10 ríos son responsables de verter anualmente entre 0.47 a 2.75 millones de toneladas de plástico en los océanos. Si se implementaran mejores prácticas de gestión de residuos en estos 10 ríos, podrían generar un efecto significativo en la reducción de la cantidad de plástico que fluye hacia los océanos del mundo

Por el Dr. Mercola

Cada minuto, otra carga de basura plástica termina en el océano, lo que cual constituye 8 millones de toneladas al año.1 Ese plástico termina en tortugas marinas y estómagos de ballenas, estrangula a las aves marinas y, quizás incluso peor, se descompone en microplásticos que son consumidos por peces y plancton--con consecuencias desconocidas.

¿Cómo podríamos limpiar los parches de basura arremolinados en los océanos del planeta? es una pregunta desalentadora.

Al menos una organización, The Ocean Cleanup, lo ha abordado desde un punto de vista práctico, por medio de un sistema pasivo de recolección de basura que estiman podría eliminar la mitad del plástico del Gran parche del Océano Pacifico [que cubre 1.6 millones de kilómetros cuadrados (casi 618 000 millas cuadradas) de la superficie del Océano Pacífico] en tan solo cinco años.

Otra opción es abordar el origen de la basura, una tarea que puede ser más factible de lo que parece porque el 95 % del plástico de las corrientes de ríos que fluye hacia el océano proviene de tan solo 10 ríos.2

Tan solo 10 ríos transportan la mayoría del plástico hacia el océano

Los investigadores del Centro Helmholtz de Investigación Ambiental en Leipzig, Alemania, analizaron la concentración de plástico en 57 ríos alrededor del mundo.

Se analizaron datos sobre microplásticos [partículas menores a 5 milímetros (mm), como microfibras y microperlas] y macroplásticos (partículas mayores de 5 mm, como bolsas de plástico y botellas), y los investigadores multiplicaron las concentraciones de plástico en ríos por la descarga de agua para determinar cuánto plástico (en peso) era vertido en los océanos.

"Luego, ingresaron los datos en un modelo que los comparó con el peso estimado de la basura plástica generada por persona al día, a lo largo de cada río", informó Scientific American.3 Los autores del estudio agregaron que, "una fracción sustancial de los residuos de plástico marinos provino de fuentes terrestres, y los ríos podrían ser un medio de transporte significativo para desechos plásticos de cualquier tamaño".4

Su análisis reveló que los grandes ríos con densas poblaciones a lo largo de sus costas descargaban una cantidad desproporcionada de desechos plásticos mal gestionados en el océano. "Los 10 ríos principales transportan entre el 88 y 95 % de la carga global al mar", concluyeron los investigadores.5

Ocho de estos ríos (Yangtze, Amarillo, Hai, de las Perlas, Amur, Mekong, Indo y Delta del Ganges) se encuentran en Asia, mientras que dos (Níger y Nilo) se encuentran en África. Pero, por mucho, el mayor contaminante del grupo, es el Yangtze, ubicado en China, que cada año descarga 1.5 millones de toneladas de desechos plásticos en el Mar Amarillo [más de lo que vierten los otros nueve ríos combinados)].6

En conjunto, estos 10 ríos son responsables de verter anualmente entre 0.47 y 2.75 millones de toneladas de plástico en los océanos.7 Por el lado positivo--si es que hay alguno--es que implementar mejores prácticas en la gestión de los desechos eliminados en estos 10 ríos podría tener un efecto importante en la reducción de la cantidad de plástico que fluye hacia el océano.

Los ríos más contaminados se encuentran en Asia, y el río Yangtze encabeza esta lista

Un estudio similar publicado en 2017 en Nature Communications creó un modelo global de descarga de plásticos de los ríos en los océanos, basado en la gestión de desechos, densidad de la población e información hidrológica.8

El modelo estimó que cada año entre 1.15 y 2.41 millones de toneladas de desechos plásticos eran vertidos de los ríos a los océanos, y que el 74 % de estas descargadas ocurrían entre mayo y octubre.

Los investigadores, de Ocean Cleanup también descubrieron que gran parte del plástico en los océanos provenía de los ríos, lo cual en este caso reveló que los 20 ríos más contaminados--la mayoría de ellos ubicados en Asia--representaban el 67 % del total global de descargas de plástico a través de los ríos hacia el océano.

Una vez más, el río Yangtze en China, que es el tercer río más largo del mundo, obtuvo el dudoso apelativo del río más contaminado. Los investigadores de Ocean Cleanup declararon que:9

"La mayor parte de esta descarga de plásticos de ríos proviene de Asia, lo que enfatiza la necesidad de concentrarse en los esfuerzos de monitoreo y moderación en los países asiáticos con un rápido desarrollo económico y mala gestión de desechos... existen muy pocos datos para documentar estos supuestos y verificar por completo la validez de nuestro modelo.

Sin embargo, las concentraciones relativamente altas de plástico marino que se encuentra en la superficie de la parte norte del Océano Pacífico, donde pueden acumularse plásticos flotantes procedentes de Asia, sugiere que nuestras suposiciones son razonables".

Las pesquerías, barcos de pesca y otro tipo de embarcaciones contribuyen con menos del 20 % de los desechos plásticos en los océanos. El resto--más del 80 %--proviene de fuentes terrestres. Una vez que se encuentran en el océano, se sabe que casi 700 especies (y quizás muchas más) son afectadas negativamente por dichos desechos.

De acuerdo con el grupo ambientalista Ocean Conservancy, algunos productos de plástico podrían persistir durante mucho tiempo, incluso en el agua salada del océano, ya que podrían percibirse aún después de 400 años.10

En los Estados Unidos, uno de los principales países generadores de desechos, tirar basura es un problema significativo, en especial los plásticos de un solo uso, como botellas de sodas, popotes y bolsas de papas fritas.

Sin embargo, en gran parte de Asia y África, los desechos de plástico terminan en los ríos debido a la carencia de manejo y eliminación apropiada de los desechos en general, al igual que en los vertederos e industria.

Los esfuerzos para frenar la contaminación plástica deben enfocarse en las corrientes de agua dulce

Los ríos son un importante medio de transporte de plásticos hacia los océanos y deberían ser un foco significativo de esfuerzos de limpieza y prevención, no solo para frenar su transporte sino también porque, como Martin Wagner--profesor asociado del Departamento de Biología de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU, por sus siglas en inglés)—indicó, "los ríos son ecosistemas maravillosos y complejos por sí solos".11

En un libro sobre el tema titulado "Freshwater Microplastics: Emerging Environmental Contaminants?" (¿Es posible que los microplásticos en corrientes de agua dulce sean contaminantes ambientales emergentes?) Wagner señala que existen más de 5 300 grados de polímeros sintéticos, cada uno con diferentes propiedades fisicoquímicas.

Como tal, es probable que cada uno produzca efectos muy particulares, una vez que son liberados en el ambiente.

"En vista de la situación, no es lógico tratar a los microplásticos como un único contaminante", escribió. El libro expone lo siguiente:12

"Debido a la composición química de los materiales plásticos, los entornos receptores están potencialmente expuestos a una mezcla de micro y nano partículas, aditivos lixiviados y productos de degradación subsecuentes, que estarán biodisponibles para una diversidad de biota.

Se ha demostrado que los organismos acuáticos consumen MPs [microplásticos], pero prácticamente se desconocen los efectos de las continuas exposiciones a largo plazo".

Además, gran parte del estudio sobre los plásticos en el medio ambiente se ha centrado en el océano, mientras que, se sabe poco sobre los plásticos en las corrientes de agua dulce.

Según indica el libro, menos del 4 % de las publicaciones se referían a los plásticos de fuentes de agua dulce, "lo que refleja la idea de que las corrientes, ríos y lagos son simples vías de transporte que descargan plásticos en los océanos, de forma similar a una alcantarilla... esto es demasiado simplista", indica el prefacio del libro.13

Wagner cree que concentrarse en eliminar el plástico de los océanos es una solución de corto alcance, porque para detenerlo a largo plazo, debe rastrearse hasta su origen, que en la mayoría de los casos sus medios de transporte son los ríos y fuentes terrestres. "Para detenerlo, tenemos que abordar el origen del problema, y este proviene de tierra firme", dijo en un comunicado de prensa de NTNU, y agregó que:14

"Tampoco sabemos cuánto plástico contienen los ríos y lagos. Este es un dato crucial para poder identificar y comprender las fuentes más importantes de basura plástica--que a su vez es esencial para encontrar soluciones efectivas para tratar el problema... ya que los plásticos se descomponen en microplásticos.

Tenemos muy poca información sobre el impacto de los microplásticos en los ecosistemas, ya sea que se trate de fuentes de agua dulce u océanos... Es necesario hacer experimentos a largo plazo e implementar nuevos métodos para descubrir cómo los microplásticos podrían afectar a la naturaleza--y a nosotros".

La mayoría de los peces en fuentes de agua dulce podrían tener plásticos en su sistema

La poca investigación que se ha realizado sobre plásticos en corrientes de agua dulce no es alentadora. En uno de esos estudios, el 83 % de los peces tenía residuos plásticos en el intestino, en su mayoría microplásticos, y en especial microfibras.15

Aparentemente, los peces consumían mayor cantidad de microplásticos en las proximidades de áreas urbanizadas de ríos, y cuando comían gran cantidad de plásticos, al parecer consumían una variedad menos diversa de otros alimentos.

También, se han encontrado microfibras en la mayoría de las muestras de agua recolectadas en el río Hudson,16 y los estudios demuestran que las concentraciones de fibras tienden a ser particularmente altas en los sedimentos de las playas cerca de las plantas de tratamiento de aguas residuales.17

Así que, lo irónico es que, la práctica de reciclar botellas de plástico para convertirlas en prendas de vestir, que es realizada por ciertas empresas al aire libre, como medida para reducir el desperdicio, en última instancia, podría ser ambientalmente destructiva, ya que las microfibras de la ropa podrían liberarse durante el lavado.

Estas fibras de plástico microscópicas absorben toxinas como una esponja, PCBs concentrados, sustancias químicas retardantes de llama, pesticidas y cualquier otra sustancia que se encuentre en el agua.

Es posible que mientras más tiempo permanezcan las partículas en los peces, más sustancias químicas se filtrarán en sus cuerpos. Entonces, las microfibras podrían dañar la vida marina por medio de dos mecanismos, el bloqueo físico e intoxicación química.

Una solución al problema de la contaminación por microfibras podría ser instalar filtros en las lavadoras--similares a los filtros para pelusa de las secadoras--que pueden atrapar las fibras antes de que se liberen por medio de las aguas residuales.

Los recubrimientos especiales también pueden ayudar a detener la pérdida de microfibras durante el lavado; sin embargo, la industria de prendas de vestir ha actuado con lentitud al tomar medidas para detener la contaminación por microfibras.18

Cómo ayudar a frenar la contaminación plástica

En Asia, se necesita hacer un esfuerzo urgente para mejorar la gestión de residuos y ayudar a frenar la contaminación plástica, pero también puede disminuir la emisión de desechos al utilizar menos plásticos en su vida cotidiana, en especial en el caso de artículos desechables de un solo uso, como popotes, botellas, bolsas y cubiertos.

Los datos que obtuvo The Guardian sugieren que, se compran 1 millón de botellas de plástico por minuto a nivel mundial. Peor aún, se prevé que esto podría aumentar en un 20 % para el 2021, y alcanzar más de medio trillón de unidades vendidas cada año para el 2020.19

En 2016, menos de la mitad de las botellas de plástico compradas fue reciclada, y solo el 7 % fue convertida en botellas nuevas.20 Esto significa que el resto termina en vertederos o corrientes marinas. No debe subestimar el impacto que una sola persona podría generar al hacer cambios sencillos en su rutina diaria.

¿Realmente extrañaría el popote de plástico en su bebida? ¿Será necesario utilizar una bolsa desechable para llevar a casa uno o dos artículos de la tienda? Ha llegado el momento de reconsiderar nuestra sociedad de productos desechables, y elegir reutilizables en vez de productos de uso único, siempre que pueda hacerlo (y por lo general, sí es factible).

Enseguida se encuentran algunas de las medidas más sencillas que puede implementar para reducir su uso de plásticos. Compártalas con uno o dos amigos y el impacto positivo continuará multiplicándose:

Utilice bolsas de compra reutilizables para sus comestibles

Lleve su propio contenedor para sobras de comida a los restaurantes

Lleve su propia taza para tomar café y agua para beber de su casa en botellas de vidrio, en vez de comprar agua embotellada

No solicite envolturas de plástico para su periódico ni limpieza en seco

Almacene sus alimentos en recipientes o frascos de vidrio, en vez de contenedores y bolsas de plástico para congelar

Evite los utensilios y popotes desechables y compre alimentos a granel, cada vez que pueda

Opte por utilizar rastrillos que no sean desechables, productos para higiene femenina lavables (en el caso de las mujeres), pañales de tela, pañuelos de tela en vez de papel, paños en vez de toallas de papel, y juguetes para bebé hechos de madera en vez de plástico

Evite los alimentos procesados (que estén almacenados en bolsas de plástico con sustancias químicas). En cambio, compre productos frescos, y absténgase de utilizar bolsas de plástico

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario