Beneficios de la tiamina o vitamina B1

tiamina

Historia en Breve -

  • La vitamina B1, también conocida como tiamina, es una de las ocho vitaminas “B” consideradas esenciales porque, debido a que su cuerpo no la produce, debe provenir de una fuente externa
  • Hay una amplia variedad de alimentos que contienen vitamina B1, incluyendo a los frutos secos; semillas; diversas frutas y vegetales; hierbas; carne orgánica, sin procesar, de animales alimentados con pastura; y leche orgánica, sin pasteurizar, de animales alimentados con pastura
  • Los científicos indicaron que el síndrome de Korsakoff relacionado con el alcohol y el gran deterioro de la memoria (comparable con los pacientes que padecen la enfermedad de Alzheimer) son causados por una deficiencia de tiamina, por lo que llevar un tratamiento con este nutriente puede ayudar a restablecer la función
  • Ciertas enfermedades como la diabetes, padecimientos gastrointestinales e insuficiencia cardíaca conllevan un mayor riesgo de deficiencia de vitamina B1, pero al aumentar el consumo de tiamina podrían prevenirse algunos de los peores síntomas y complicaciones causados por estas enfermedades
  • La tiamina es sumamente crucial para la función cognitiva, así como para el sistema nervioso y la formación de glóbulos rojos, pero una deficiencia, podría generar daño en diversas funciones vitales, como en un efecto dominó

Por el Dr. Mercola

Probablemente haya escuchado sobre de la tiamina —otra denominación de la vitamina B1— relacionada con los alimentos "fortificados", como los cereales y el pan. Al ser una de las ocho vitaminas B esenciales, la tiamina se considera "esencial" debido a que el cuerpo no puede producirla; por lo que debe provenir de una fuente externa

Este nutriente se concentra especialmente en los músculos esqueléticos, pero también se encuentra en el cerebro, hígado, riñones y corazón, es excretado por los riñones1 y realiza diversas funciones importantes en el cuerpo. Más de un estudio ha sugerido que es la principal vitamina "B" y que se necesita de forma cotidiana.

La tiamina es utilizada por casi todas las células, metaboliza los carbohidratos y los lípidos de los alimentos que consume, lo que ayuda a convertir los alimentos en energía y estimula el flujo de electrolitos dentro y fuera de las células de los nervios y músculos.2 Existen diferentes formas de tiamina, cada una con funciones particulares:

  • Clorhidrato de tiamina — Es la estructura salina de la tiamina, "esencial para el metabolismo aeróbico, desarrollo celular, transmisión de los impulsos nerviosos y síntesis de acetilcolina", también es responsable de la formación de pirofosfato de tiamina (TPP) necesario para realizar diversas actividades enzimáticas que involucran el metabolismo de las grasas, aminoácidos y carbohidratos3
  • Pirofosfato de tiamina — Es la forma biológicamente activa en el cuerpo que funciona como una coenzima en el metabolismo de los carbohidratos4
  • Mononitrato de tiamina — Es la forma que por lo regular se utiliza en los suplementos

Organic Facts5 enlista diversos beneficios obtenidos cuando el cuerpo cuenta con niveles saludables de vitamina B1, que a menudo son omitidos, como:

  • Oxidación del azúcar, ocurre debido a una combinación de enzimas conocidas como complejo piruvato deshidrogenasa
  • Desarrollo adecuado de vainas protectoras de mielina alrededor de los nervios
  • Retraso o prevención de cataratas
  • Secreción de ácido clorhídrico para una digestión óptima
  • Mayor sensación de apetito

Algunas veces se le denomina la vitamina "antiestrés" por su influencia positiva en el sistema nervioso central.

¿Qué sucede cuando hay deficiencia de tiamina?

Según un estudio realizado en 2013,6 podrían generarse muchos problemas de salud si su cuerpo no produce cantidades suficientes o no obtiene suficientes beneficios nutricionales de los alimentos o por medio de la suplementación, y eso incluye la tiamina.

El estreñimiento es un padecimiento que a menudo experimentan las personas con deficiencia de tiamina, y por el contrario, al aumentar los niveles de tiamina podría reducirse este problema.

La tiamina es un nutriente extremadamente importante para la función cognitiva, así como para el sistema nervioso y formación de glóbulos rojos, por lo que es lógico que sea vital para la salud cerebral. Una carencia o bajos niveles de tiamina, podría perjudicar un sin número de funciones, como en un efecto dominó.

Por ejemplo, las enzimas (como el complejo piruvato deshidrogenasa) necesarias como cofactor en el ciclo de Krebs así como para sintetizar y descomponer los niveles excesivos de dopamina, podrían disminuir la función cerebral.

Cuando hay un deterioro en los neurotransmisores, como el ácido gamma aminobutírico (GABA), pueden ocurrir problemas como alucinaciones, delirios y deterioro cognitivo grave.7 El estudio explica:

"El GABA es un importante neurotransmisor inhibidor cerebral, y cuando hay menores niveles de este neurotransmisor y mayores niveles en su precursor de aminoácidos, glutamina, podría producirse una excitación neuronal y, por ende, delirio".8

Aunque consumir alimentos que contengan tiamina podría ser la mejor manera de respaldar su sistema, algunas veces podría ser más conveniente suministrarla más rápidamente.

La disfunción cognitiva señalada antes, relacionada con una deficiencia de vitamina B1, puede solucionarse al tomar suplementos, como indicó un estudio9 en el que participaron 120 mujeres adultas jóvenes, cuyos niveles eran "adecuados", quienes recibieron la vitamina o un placebo de forma cotidiana durante 60 días.

Los estados de ánimo, memoria y reacción de las participantes fueron monitoreados de forma previa; posteriormente, quienes recibieron la vitamina B1 informaron sentirse "más lúcidas, tranquilas y enérgicas", y sus tiempos de reacción fueron más rápidos.

La deficiencia de tiamina y sus consecuencias potencialmente mortales

Aunque en la actualidad no se observa tan a menudo como en el pasado, existe un trastorno conocido como beriberi que es causado por tener bajos niveles de vitamina B1.

Existen dos tipos, el beriberi "húmedo", que puede dañar el sistema circulatorio y causar insuficiencia cardíaca, y el beriberi "seco", que puede causar daño en los nervios, disminuir la fuerza muscular y producir una parálisis muscular eventual. No hace falta decir que este padecimiento puede ser mortal.

Algunas veces, el beriberi es relacionado con el síndrome de Wernicke-Korsakoff, una combinación de encefalopatía de Wernicke y síndrome de Korsakoff, que según indica HealthLine,10 son dos formas de daño cerebral en las regiones del tálamo e hipotálamo, que están directamente relacionadas con la deficiencia de tiamina.

La encefalopatía de Wernicke puede provocar confusión, pérdida de memoria, menor coordinación muscular y problemas de la vista como movimientos oculares rápidos y visión doble.

El síndrome de Korsakoff es un signo de daño permanente en las áreas de almacenamiento de la memoria en el cerebro; los síntomas pueden incluir pérdida de memoria e incapacidad para formar nuevos recuerdos, así como alucinaciones.

De nuevo, si bien la causa de este padecimiento es llevar una alimentación baja en tiamina, eso es muy inusual en zonas donde las personas tienen acceso a alimentos fortificados; es más común en las regiones del mundo donde la típica alimentación incluye arroz blanco no enriquecido y procesado, ya que solo cuenta con una décima parte de la tiamina presente el arroz integral.

(Al igual que otros alimentos, el arroz tiene elementos beneficiosos y no tan beneficiosos; el arroz silvestre es la variedad con más nutrientes, menos calorías y menos carbohidratos, en comparación con el arroz blanco).

Una revisión extensa afirmó que, "diversos factores de riesgo podrían contribuir a la deficiencia de tiamina en pacientes con y sin insuficiencia cardíaca, tal como un consumo alimenticio inadecuado, síndromes de malabsorción, consumo excesivo de alcohol y medicamentos".11

Algunos ejemplos de medicamentos son los diuréticos, penicilinas, tetraciclinas (para infecciones), sulfonamidas (antibióticos o para tratar la colitis ulcerosa)12 y trimetoprima (utilizado para infecciones de vejiga, oído medio y diarrea del viajero).13

Además, la revisión demuestra que los pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva (CHF), que suman alrededor de 5 millones de personas tan solo en los Estados Unidos, podrían beneficiarse enormemente de la suplementación con tiamina, en especial porque la deficiencia varía entre el 21 % y 98 %, de igual manera, las alternativas de tratamiento habituales son problemáticas:

"Aunque las terapias para CHF —que incluyen inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina, bloqueadores beta, diuréticos de asa y ácidos grasos omega-3— han mejorado la morbilidad y mortalidad, las tasas de mortalidad en pacientes con CHF continúan siendo altas...

Un ensayo realizado en 1995 indicó que los pacientes con CHF que obtuvieron suplementos con tiamina mejoraron significativamente la fracción de eyección del ventrículo izquierdo".14

Las mejores fuentes alimenticias de tiamina, junto con sus advertencias

Por fortuna, la tiamina se encuentra en diversos alimentos.

Si omitimos muchos de los alimentos envasados y fortificados con tiamina, como galletas, cereales y pan, los alimentos "verdaderos" que contienen cantidades más altas incluyen a las nueces de macadamia y pistaches, semillas de linaza y de girasol, leche orgánica, sin pasteurizar, de animales alimentados con pastura, vegetales como la berenjena, espárragos y pimientos, así como carne de res de animales alimentados con pastura, sandía y naranjas.

Según la Fundación George Mateljan,15 una organización sin fines de lucro que se centra en la nutrición y formas más saludables de cocinar para promover una salud óptima, alrededor del 20 % de las personas mayores de 2 años de edad en los Estados Unidos presentan deficiencia de vitamina B1.

Así mismo, el sitio enlista a los hongos crimini, avena, ajo, perejil, comino y vegetales marinos como fuentes de tiamina, al igual que los frijoles rojos, negros, pintos, blancos y lima.

Sin embargo, los frijoles también contienen proteínas con uniones de azúcar llamadas lectinas, conocidas por ser un factor en el síndrome del intestino permeable, lo cual, entre otros problemas, podría evitar que los nutrientes de los alimentos que consume se absorban adecuadamente.

Por esa razón, hay algunos pasos importantes que debe seguir para evitar que las lectinas perjudiquen los intestinos, y aun así proporcionen sus beneficios nutricionales:

  • Remoje los frijoles secos durante 12 horas antes de cocinarlos y agregue bicarbonato de sodio en el agua
  • Escurra el agua y enjuague bien los frijoles
  • Agregue agua fresca y cocine los frijoles a fuego alto por un mínimo de 15 minutos, ya que cocinarlos a fuego bajo podría aumentar la toxicidad de las lectinas hasta cinco veces más

¿Cómo podría un suplemento de tiamina ayudar a aliviar enfermedades y trastornos?

Existe una gran cantidad de evidencia que demuestra la amplia variedad de beneficios que puede proporcionar esta vitamina. Por otro lado, ciertas enfermedades, incluyendo a la diabetes, malestares gastrointestinales e insuficiencia cardíaca, podrían conllevar un mayor riesgo de deficiencia de vitamina B1.

Lo curioso es que aumentar el consumo de tiamina a cantidades óptimas podría prevenir algunos de los peores síntomas y complicaciones que son sus típicas consecuencias. Verywell Health16 y el Sistema de Salud de la Universidad de Michigan17 enlista diversos trastornos y enfermedades que pueden tratarse con este suplemento:

Dolor de espalda

Ansiedad

Depresión

Ciática

Fibromialgia

Neuropatía diabética

Diabetes

Síndrome de Hashimoto y enfermedad de la tiroides

Los productos finales de glicación avanzada, también conocidos como AGEs, son glicotoxinas que se encuentran presentes en las carnes con alto contenido de grasa y pueden desencadenar inflamación y acelerar el daño causado por las enfermedades degenerativas relacionadas con el envejecimiento.

Un estudio18 indicó que a 13 participantes con diabetes tipo 2 se les suministraron suplementos de benfotiamina (una forma de tiamina liposoluble), y después de tres días, se les proveyó una alimentación rica en AGEs (54 gramos de proteína y 48 gramos de carbohidratos).

Las pruebas posteriores demostraron que el suplemento parecía proteger a los participantes del estrés oxidativo.

Además, en dos ensayos aleatorios, doble ciego, controlados con placebo de suplementación con tiamina en pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva, los suplementos de tiamina produjeron una mejora significativa, en comparación con el placebo.

Como lo demuestra otro estudio, la deficiencia de tiamina alguna vez fue un problema generalizado en muchos países asiáticos debido al uso casi exclusivo de arroz refinado (es decir, arroz blanco) como alimentación básica, pero una vez que se descubrió, fue "levemente controlado" hasta hace poco tiempo:

"Sin embargo, ahora se sabe que un gran número de ciertas poblaciones podrían tener un alto riesgo de desarrollar esta deficiencia, incluyendo a la insuficiencia cardíaca; por lo tanto, recientemente ha vuelto a surgir un interés en la tiamina y su deficiencia…

Los pacientes con (insuficiencia cardíaca) pueden estar en riesgo de desarrollar ciertas deficiencias de micronutrientes, incluyendo a la deficiencia de tiamina. Es posible que el enfoque en el control de (insuficiencia cardíaca) deba ampliarse para incluir la normalización de estas anomalías nutricionales.

Los pacientes con (insuficiencia cardíaca), en particular los que se encuentran en etapas avanzadas, podrían beneficiarse al recibir una suplementación con tiamina de forma regular".19

La relación entre la tiamina y el consumo de alcohol

Otra cuestión que debe considerarse, en especial para cualquier persona que bebe alcohol, es que el consumo de bebidas alcohólicas es una de las principales causas de deficiencia de tiamina.

Pero ¿cómo se relaciona el consumo de alcohol de una persona con sus niveles de tiamina? Por un lado, el tratamiento con tiamina puede ayudar a restablecer la función normal del cuerpo, pero el abuso del alcohol puede afectar el progreso. Según la Fundación George Mateljan:

"Sin embargo, quizás el inhibidor más conocido y significativo de nutrición con vitamina B1 en seres humanos sea el abuso del alcohol.

Los alcohólicos utilizan mayor cantidad de vitamina B1 para realizar el proceso de desintoxicación alcoholica, y a menudo consumen menor cantidad de vitamina B1 debido a sus malos hábitos alimenticios, tienen problemas para absorber la vitamina B1 en el intestino y eliminan mayor cantidad de la vitamina en la orina.

Este es un conjunto de condiciones casi ideales para elevar el riesgo de deficiencia".20

En 2003, la Academia Americana de Neurología informó que las personas con ciertas "deficiencias en el hipocampo", incluyendo a la tiamina, podrían padecer el síndrome de Korsakoff, un trastorno de la memoria que a menudo es originado por el alcoholismo, con síntomas comparables a los estragos ocasionados por la enfermedad de Alzheimer.

De hecho, "un mayor daño en el hipocampo se correlacionó con un mayor puntaje en el índice de deterioro de la memoria en los pacientes con síndrome de Korsakoff".21

La autora del estudio, Edith V. Sullivan, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, en California, observó similitudes tanto clínicas como radiológicas entre los dos trastornos. A pesar de la controversia involucrada, consideró que, si bien sus perfiles generales eran diferentes, estos padecimientos tenían la misma naturaleza. Además, señaló que:

"Por lo general, el síndrome de Korsakoff, resultante de la falta de tiamina (vitamina B1), es una consecuencia de la dependencia crónica al alcohol.

Las personas que se encuentran en riesgo incluyen a quienes tienen trastornos de deficiencia nutricional, tal como anorexia. La tiamina, es un nutriente que ayuda a restaurar ciertas funciones cerebrales, como recordar eventos pasados y almacenar información nueva.

El tratamiento actual para los pacientes con síndrome de Korsakoff incluye a la tiamina y otras vitaminas del complejo B. Si los pacientes que padecen esta enfermedad son tratados en las primeras etapas, al menos podrían tener una recuperación parcial".22

Además, Sullivan declaró en el estudio que los médicos que diagnosticaban y trataban a pacientes con demencia deberían considerar el síndrome de Korsakoff ya que excluyen posibilidades para realizar un diagnóstico.

Preguntas, respuestas y debate sobre la tiamina

Si considera que podría tener una deficiencia de tiamina pero le encanta consumir mariscos y pescado crudo, es importante tomar en consideración que ambos contienen sustancias químicas que podrían destruir la presencia de tiamina en el cuerpo, por lo que debe evitarlos. Sin embargo, si cocina sus mariscos no le ocasionarán problemas.

Además, los taninos en el té y café podrían evitar que su cuerpo absorba adecuadamente la vitamina B1; de igual manera, podría ser útil saber que los procesos de cocción excesiva y refrigeración durante períodos prolongados de los alimentos que contienen tiamina podrían disminuir o destruir los beneficios de la vitamina.

¿Cuál es la diferencia entre la tiamina y el suplemento alimenticio de benfotiamina?23

La benfotiamina es liposoluble, a diferencia de la forma de tiamina hidrosoluble, y por lo tanto, eleva los niveles de tiamina en la sangre hasta cinco veces más, puede mantener esos niveles durante mucho más tiempo, así mismo tiene mayor biodisponibilidad y absorción en el cuerpo, en comparación con la tiamina hidrosoluble.

Pero, como ocurre con todo lo que brinda beneficios, consumir demasiada cantidad de tiamina también podría causar problemas,24 como por ejemplo labios azules, sudoración excesiva, inquietud, náuseas y erupciones leves o picazón.

Los efectos secundarios más graves derivados del consumo excesivo de esta vitamina pueden acelerar el dolor en el pecho, causar problemas para respirar, tos con sangre o vómitos que parezcan granos de café o heces negras o alquitranadas.25

¿Cuál es la dosis de tiamina requerida? Según la revista Innovations in Clinical Neuroscience, la cantidad diaria recomendada de tiamina para mujeres adultas es de 1.1 miligramos (mg) y para hombres adultos es de 1.2 mg.

En el caso de los niños, quienes usualmente tienen menores requerimientos, deben obtener de 0.5 a 1.2 mg diarios, en función de su edad y sexo. Con respecto a las mujeres embarazadas o que se encuentran lactando, se recomiendan niveles ligeramente más elevados de 1.4 mg diarios.26

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario