Summer Essentials Summer Essentials

PUBLICIDAD

¿Cuáles serán los 5 objetos más sucios en su hogar?

Escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

objetos sucios en casa

Historia en Breve -

  • Los cinco objetos más sucios de su hogar incluyen la esponja para los trastes, el teléfono celular, el control remoto, el fregadero de la cocina y las tablas para picar comida, y todos estos objetos contienen más bacterias que el asiento del inodoro
  • La esponja para los trastes tiene más bacterias que cualquier artículo en su hogar. Procure desinfectar su esponja a diario, reemplácela cada semana y úsela solo para sus trastes y no para limpiar la cara de su hijo, su piso o el drenaje del fregadero
  • Tenga cuidado con dónde lleva su teléfono celular, incluyendo el baño. Lávese las manos con frecuencia y desinfecte su teléfono una vez a la semana, así como en cualquier momento en que se haya caído al piso o entrado en contacto con alguien que esté enfermo, para reducir la propagación de bacterias
  • Para mantener a su familia segura, desinfecte los objetos con ingredientes naturales tales como el vinagre blanco, aceites esenciales, alcohol isopropílico y bicarbonato de sodio de manera que no dañe los objetos

Si nos ponemos a comparar estos objetos, el asiento de su inodoro está bastante limpio. Best Life hizo una investigación exhaustiva para descubrir cuáles son las áreas más sucias de su hogar en donde las bacterias pueden estar al acecho. Es probable que entre en contacto con estas superficies a diario sin pensarlo dos veces. Algunos están más que repletos de bacterias.

Sin duda, después de años de haber sido advertido sobre la propagación del resfriado común por medio de las perillas de las puertas, podrá asumir que éstas están incluidas en los 10 objetos más sucios.

Sin embargo, las perillas de las puertas, el teclado de la computadora y los tazones de agua y comida para su mascota no forman parte de los cinco objetos con la mayor cantidad de bacterias en su hogar.

Aunque pocas cosas sean más graves que un asiento de inodoro sucio, los investigadores descubrieron que el asiento de inodoro promedio contiene tan solo 50 bacterias por 2.5 cm. Esto puede parecer mucho, pero considere los siguientes objetos para el hogar, que contienen muchos más gérmenes por centímetro cuadrado.

Deshágase de la esponja de la cocina

Es posible que la esponja de su cocina, ese artículo que usa para limpiar sus trastes, se encuentre entre los objetos más sucios de su hogar. Con una cantidad aproximada de 10 millones de bacterias por 2.5 cm2, que es casi 200 000 veces más que el asiento del inodoro, esta esponja es el hogar de casi 362 especies diferentes de bacterias.

En un estudio, los investigadores analizaron 14 esponjas usadas y encontraron 45 mil millones de microbios por centímetro cuadrado. Las esponjas para lavar los trastes albergan el mayor número de bacteria E. coli y otras bacterias coliformes en el hogar promedio, puede que esto se deba a que no son reemplazadas como deberían.

Varios estudios han confirmado que estas esponjas contienen más bacterias que cualquier otro producto para el hogar. Y, las toallas para la cocina le siguen de cerca. Los investigadores analizaron 82 toallas recolectadas de 5 metrópolis de los Estados Unidos y Canadá, y hallaron la presencia de la E. coli en poco más del 25 % de las toallas, y salmonela en casi el 14 %.

Las esponjas para los trastes también son fuentes de posible contaminación en los restaurantes. En un estudio, los investigadores recolectaron 201 esponjas de varios restaurantes y evaluaron el conteo total de bacterias aeróbicas. Lograron detectar pseudomonas, bacilos, estreptococos y lactobacilos, lo cual reveló sus pésimas prácticas de salubridad.

No olvide limpiar su celular

Los microbiólogos a menudo apodan a los teléfonos celulares como “placas de Petri” ya que generan calor, viven en la oscuridad de sus bolsillos y con frecuencia viajan al baño con usted. Puede que no lo piense dos veces antes de llevarlo a todas partes, desde la mesa del comedor hasta el consultorio médico.

De acuerdo con una encuesta, las personas que viven en los Estados Unidos revisan sus teléfonos casi 47 veces al día, lo cual le ofrece demasiadas oportunidades a los microorganismos para que pasen de su mano a su teléfono.

Emily Martin, Ph. D., profesora asistente de epidemiología en la Universidad de Michigan, cree que los teléfonos celulares pueden estar tan llenos de bacterias debido a que las personas los llevan a donde normalmente se lavarían las manos antes de hacer cualquier otra cosa.

Si bien la información sobre cuántos gérmenes hay en un teléfono celular promedio no es precisa, un estudio encontró más de 17 000 copias de genes bacterianos en los teléfonos de estudiantes de preparatoria.

En otro estudio se encontró que los teléfonos móviles de los trabajadores en la industria de la salud eran un enorme yacimiento de patógenos potenciales, ya que casi no se limpiaban y, con frecuencia, se usaban durante o después del examen de los pacientes.

Para reducir la cantidad de bacterias que transporta en su teléfono celular, manténgalo fuera del baño y considere lavarse las manos con más frecuencia. Otra alternativa es invertir en un pequeño desinfectante de luz ultravioleta para matar a las bacterias sin tener que aplicar demasiado calor o humedad.

Será mejor que evite el exceso de humedad para desinfectar su teléfono en casa, ya que puede dañar el aparato. La mayoría de las pantallas tienen un revestimiento para repeler los aceites, por lo que el uso de cualquier producto abrasivo puede rayar la superficie de forma permanente.

No use productos tales como los limpiadores de ventanas, aire comprimido, lejía, agua oxigenada o polvos abrasivos. Siga estos pasos para limpiar a profundidad su teléfono celular y funda cada semana.

  • Desconecte el teléfono, apáguelo y retire cualquier accesorio. Limpie su funda o estuche por separado
  • Mezcle una proporción de 1 a 1 de alcohol isopropílico y agua destilada al 70 % en una pequeña botella con atomizador. El agua sin destilar contiene minerales microscópicos que pueden rayar el vidrio de la pantalla
  • Rocíe un poco de la mezcla sobre un paño de microfibra. Nunca rocíe el teléfono directamente y no humedezca el paño demasiado, ya que podría dañar los componentes electrónicos. Limpie el teléfono por ambos lados
  • Si hay acumulación alrededor de las áreas pequeñas, como los puertos de los accesorios, botones o lente de la cámara, use un hisopo seco o un palillo de madera para limpiar esas áreas con delicadeza. Una vez que haya limpiado cualquier acumulación, vuelva a limpiar el teléfono con un paño de microfibra ligeramente humedecido con la mezcla de isopropilo y agua destilada
  • Mientras espera que el teléfono se seque por completo, limpie su funda. Espere a que esté 100 % seca antes de ponérsela al teléfono

¿De verdad confía en su lavabo o fregadero?

En un estudio realizado por la National Sanitation Foundation (NSF) de los Estados Unidos, los investigadores encontraron que el fregadero de la cocina tenía la segunda concentración más alta de microorganismos en el hogar.

Mientras que, en otro estudio, los investigadores encontraron que el lavabo del baño tenía más de 1000 colonias de bacteria en formación.

Otro estudio sobre los lavabos del hospital encontró bacterias peligrosas que crecen a lo largo de las tuberías de drenaje. Según los investigadores, la humedad y la seguridad relativa de ese entorno lo convierten en un ambiente ideal para cultivar bacterias.

De acuerdo con la NSF, es importante limpiar y desinfectar su fregadero una o dos veces por semana, así como desinfectar los drenajes y triturador de basura.

Comience por eliminar los yacimientos de jabón, manchas de comida, óxido y manchas de agua con bicarbonato de sodio. Puede desinfectar los gérmenes en su fregadero al bloquear el drenaje y llenarlo con agua tibia y vinagre o vodka. El vinagre blanco está hecho con ácido acético y un poderoso limpiador para cortar la grasa y eliminar el moho y las manchas.

El vodka es alcohol puro al 80 o 100 % y es bastante antibacteriano, además de que no expide ningún olor.

Los aceites esenciales también tienen una amplia gama de propiedades medicinales, que incluyen sus potentes propiedades antibacterianas. Cuando mezcla aceites esenciales con vodka en una botella con atomizador, podrá eliminar el moho, hongos y olores a humedad con mayor facilidad.

Los aceites esenciales tales como el aceite de árbol de té, citronela, te de limón, naranja y aceites esenciales de pachuli tienen fuertes propiedades antibacterianas. Cada semana, llene su fregadero con agua caliente y vodka, o vinagre, y libere la mezcla rápidamente por el drenaje para que pueda limpiar las tuberías.

Esto también ayuda a eliminar la grasa de las tuberías y mantiene el drenaje del fregadero en buen estado. Considere aplicar esta técnica en el lavabo de su baño.

¿Qué alimentos pasan por su tabla para cortar?

Las tablas para cortar son otro problema cuando se trata de albergar bacterias peligrosas. Los expertos recomiendan tener al menos dos tablas de cortar, una para los alimentos que se pueden comer sin cocinar, como frutas y verduras, y la segunda para cortar carne, pollo y pescado crudos. Esto ayuda a evitar la transferencia de bacterias.

Las superficies que usa para cortar su comida pueden tener bacterias, tales como la E. Coli y salmonela. Debido a que las tablas hechas de plástico son más fáciles de desinfectar, se creía que eran más seguras.

Eso fue hasta la década de 1980, cuando un científico de la Universidad de California en Davis investigó y descubrió que, aunque sean más fáciles de desinfectar, la acción de cortar puede dejar ranuras en el plástico, ofreciendo a las bacterias un lugar donde esconderse.

Puede que la madera sea más difícil de desinfectar, pero no se desgasta con tanta facilidad. La línea de ayuda del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) recomienda lavar su tabla para cortar con agua caliente y jabón después de cada uso y dejarla secar al aire antes de guardarla.

Las tablas hechas de bambú son más duras y menos porosas que la madera, absorben poca humedad y resisten al desgaste de los cuchillos. Es importante que reemplace las tablas desgastadas, ya que tienen ranuras difíciles de limpiar.

El control remoto es un imán de bacterias

Su control remoto también está cubierto de bacterias, moho y estafilococo áureo, el cual puede ser muy infeccioso. Si no está acostumbrado a limpiar el control remoto, lo más seguro es que los hoteles tampoco lo hagan. Según Katie Kirsch, quien presentó un estudio en la reunión general de 2012 de la American Society for Microbiology mientras estudiaba de la Universidad de Houston:

“Hoy en día, las amas de llaves limpian de 14 a 16 habitaciones por cada turno de ocho horas, y pasan alrededor de 30 minutos en cada habitación.

Saber identificar los objetos de alto riesgo dentro de una habitación de hotel les permitiría a los gerentes de limpieza diseñar estrategias para las prácticas de limpieza y asignar tiempo para reducir con eficiencia los riesgos potenciales provocados por la contaminación microbiana en las habitaciones de los hoteles”.

Los investigadores de la Universidad de Houston descubrieron un promedio de 67.6 tipos de bacterias formadoras de colonias por centímetro cúbico en los controles remotos de los hoteles. Esto es 13 veces superior al nivel máximo aceptable recomendado en los hospitales.

Lo ideal es que tome las mismas precauciones de limpieza para su teléfono con su control remoto con el fin de no dañar los componentes electrónicos.

Retire las baterías y limpie con un algodón humedecido con alcohol desinfectante, eliminando el polvo o suciedad alrededor de los botones con un algodón o un palillo de madera. Permita que se seque por completo antes de reemplazar las baterías.

Utilizar productos para la limpieza no tóxicos es más seguro y eficaz

El uso de productos no tóxicos es tan efectivo y más seguro que los productos químicos. Los aerosoles, toallitas, exfoliantes y abrillantadores comerciales a menudo agregan toxinas al ambiente de su hogar en lugar de eliminarlos.

Si alguna vez ha sentido náuseas, mareo o dolor de cabeza después de limpiar su hogar o de usar un ambientador en aerosol, es probable que se deba a los compuestos orgánicos volátiles (COV) que emanan de estos productos

Estos químicos irritan sus ojos, nariz y garganta y, a largo plazo, pueden dañar su hígado, riñones y sistema nervioso central. No hay manera de saber qué tipo de químicos tóxicos se encuentran en los productos de limpieza disponibles en el mercado porque no están obligados a etiquetar todas las sustancias que pueda haber en ellos.

Incluso los productos cuya etiqueta asegura que son verdes, naturales y orgánicos pueden emitir contaminantes peligrosos.

Tal como se mencionaba en secciones anteriores, algunos aceites esenciales tienen fuertes propiedades antibacterianas y agregan un aroma fresco y limpio a su arsenal de limpieza natural. Para obtener más información sobre cómo preparar sus propios productos de limpieza, vea mi artículo anterior, “Mantenga su casa limpia con productos que no son tóxicos”.

¿Qué puede hacer con su esponja desechable?

Aunque muchas veces es posible economizar y mantener la seguridad al mismo tiempo, es posible que mantener limpia una esponja desechable necesite de un poco de esfuerzo.

Poner la esponja en su horno de microondas en altas temperaturas puede hacer que ésta huela un poco mejor, pero los investigadores han descubierto que aun así hay bacterias potencialmente patógenas en las esponjas de quienes afirman desinfectarlas de manera rutinaria.

Si bien no es obligatorio que se deshaga de una esponja a diario, lo mejor es reemplazarlas una vez por semana. Solo usted sabe cuánto la ha usado y para qué se ha utilizado.

Tenga cuidado con ella si se usó para limpiar la boca de su bebé, absorber la leche del suelo o limpiar el drenaje del fregadero, ya que es casi seguro que estas acciones hayan depositado una mayor cantidad de bacterias de lo que usted imagina.

Según el USDA, calentar las esponjas en el microondas puede matar hasta el 99.99999 % de las bacterias, mientras que limpiarlas en el lavaplatos mata al 99.9998 %. Forbes recomienda tres formas de desinfectar sus esponjas, cuyos resultados pueden variar:

  • Hervirlas
  • Calentarlas en el horno de microondas
  • Remojarlas en cloro: Mezcle de 1 a 2.5 ml de cloro por litro de agua tibia (no caliente) y remójela durante al menos un minuto

Si elige usar su microondas, la Universidad Estatal de Michigan recomienda que la esponja esté 100 % húmeda, ya que podría incendiarse o explotar en el proceso si está seca. La esponja húmeda debe colocarse en temperaturas altas durante un minuto y dejar que se enfríe durante 15 minutos para que no se queme al tocarla.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario