Obtenga 36% de descuento en un suministro para 90 dias de Vitaminas d3 and K2 Obtenga 36% de descuento en un suministro para 90 dias de Vitaminas d3 and K2

PUBLICIDAD

Muchos niños toman melatonina

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

muchos ninos toman melatonina

Historia en Breve -

  • La suplementación con pequeñas dosis de melatonina puede ayudar a reiniciar su reloj interno, pero los efectos a largo plazo en niños son ampliamente desconocidos
  • Suplementar con melatonina puede ayudar a los niños con autismo, TDAH u otros padecimientos psiquiátricos o del neurodesarrollo
  • Si bien, la suplementación con melatonina en niños saludables podría ayudarles a dormir y es poco probable que les cause daño, la mayoría de los problemas podrían ser abordados a través de una higiene del sueño apropiada y cambios en el comportamiento

La melatonina es una hormona importante que produce la glándula pineal. Una de sus funciones principales es regular el ritmo circadiano. Al anochecer, el cerebro comienza a secretar melatonina (generalmente alrededor de las 9 o 10 p. m.), la cual puede generar somnolencia.

Por lo regular, los niveles continúan elevados durante alrededor de 12 horas; posteriormente, a medida que amanece, la glándula pineal reduce su producción y sus niveles en la sangre disminuyen hasta casi desaparecer.

Cuando el ritmo circadiano se altera, debido a factores como el trabajo por turnos, desfase horario (o jet lag) o exposición a la luz por la noche, el cuerpo produce menor cantidad de melatonina. En estos casos, puede ser más útil suplementar con pequeñas dosis de melatonina, ya que puede ayudar a restablecer su reloj interno.

Sin embargo, se informa que ahora cada vez más niños toman este suplemento para poder conciliar el sueño, lo que podría estar relacionado con riesgos a largo plazo.

La melatonina puede ayudar a los niños con ciertos trastornos del sueño

Si su hijo tiene una necesidad médica particular que le dificulte conciliar el sueño por las noches, la melatonina puede ser útil y probablemente más segura que los medicamentos recetados para dormir.

Un ejemplo serían los niños con autismo, para quienes los trastornos del sueño son comunes y pueden intensificar los síntomas autistas. La melatonina ha demostrado ayudar a sincronizar los ritmos circadianos y mejorar la calidad del sueño y el comportamiento de personas con autismo.

Entre los niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH, por sus siglas en inglés) e insomnio crónico de inicio del sueño, también se descubrió que la melatonina es una terapia eficaz en el 88 % de los casos, incluso cuando se utiliza a largo plazo, sin que se hayan informado eventos adversos graves.

Además, el comportamiento y estado de ánimo también mejoraron respectivamente en un 71 % y 61 % de los casos.

La mayoría de los niños debería poder dormir bien por la noche sin necesida de tomar melatonina

Sin embargo, en los niños, que son saludables pero que en ocasiones tienen problemas para dormir, la melatonina debe utilizarse con suma precaución. "La mayoría de los pediatras saben poco sobre el sueño o la melatonina.

En el caso de los niños que no son autistas, es un tratamiento de moda para los padres que desean hijos 'perfectos'. El Dr. Neil Stanley, ex director del centro de investigación del sueño en la Universidad de Surrey, indicó para The Guardian.

Si bien, se cree que la melatonina es relativamente segura cuando se utiliza por períodos cortos o incluso medianos (hasta 18 meses), algunos niños toman el suplemento durante seis o siete años.

En los niños, los efectos de la melatonina a largo plazo son en gran medida desconocidos, pero hay algunas investigaciones que sugieren que podría interferir con la producción de hormonas relacionadas con la pubertad. Según un estudio, lo recomendable es utilizarla con precaución, incluso en niños con TDAH e insomnio crónico:

"Se ha realizado muy poca investigación sistemática sobre el posible impacto del consumo de la melatonina en la pubertad y sistema endocrino.

Por lo tanto, el tratamiento con melatonina en niños con TDAH e insomnio crónico de inicio del sueño [(C) SOI] se reserva para niños con insomnio persistente que tienen un impacto severo en el funcionamiento diario, particularmente en casos donde [hay] un cambio de fase obvio en el ritmo circadiano endógeno".

Sin embargo, hay quienes apoyan su uso, incluso entre niños sanos, de quienes se dice que el 25 % padece insomnio (esto puede incrementar hasta el 75 % en niños con padecimientos psiquiátricos o de desarrollo neurológico).

Según una revisión publicada en la revista Canadian Family Physician, "en los niños con insomnio no diagnosticado e higiene del sueño saludable, se debe considerar el uso de melatonina. Si bien, la melatonina parece ser segura, no hay suficiente evidencia sobre su uso rutinario en niños sanos".

Primero aborde la higiene del sueño adecuada

Existe la preocupación de que pueda recetarse una forma sintética de melatonina para niños que podrían mejorar su sueño por medio de otros métodos, como adoptar una rutina regular al dormir. Esto podría ser tan simple como bajar las persianas de la ventana, poner a su hijo en pijama, leerle un cuento y reproducir ruido blanco, seguido de un abrazo y un beso.

Las modificaciones de comportamiento y atención en la higiene del sueño adecuada siempre deben ser la primera línea de tratamiento, si su hijo manifiesta problemas para dormir, incluso antes de probar un suplemento natural, como la melatonina. En particular, Canadian Family Physician sugirió:

Debe evitar que tome la siesta durante el día

La hora de la cena debe ser al menos dos horas antes de acostarse

El tiempo para utilizar pantallas (mirar la televisión, jugar con la computadora o videojuegos) debe suspenderse al menos una hora antes de dormir

Debe mantenerse una rutina regular a la hora de dormir, lo que incluye una rutina al dormir y despertar

Los niños deben dormir en sus propias camas

El espacio para dormir debe ser oscuro y silencioso; la habitación no debe tener una temperatura muy alta

Debe evitarse el consumo de cafeína, nicotina y alcohol

También, es importante poner atención a la luz y oscuridad en los momentos apropiados del día. Su cuerpo requiere exposición a la luz del día, en especial temprano por la mañana, con el fin de producir cantidades saludables de melatonina todas las noches.

Tomar el sol por la mañana es una forma de ayudar a restablecer su reloj circadiano de forma cotidiana. Exponerse a la luz solar de 10 a 15 minutos por la mañana le enviará un poderoso mensaje de que es el momento de levantarse y hacer sus actividades. De esta manera, es menos probable que su cuerpo se confunda con señales de luz más débiles durante el día.

Mi recomendación es, si hay suficiente luz en su habitación por la noche para ver su mano frente a su cara, es suficiente para interrumpir su sueño. Su cuerpo necesita luz durante el día para producir cantidades saludables de melatonina, pero por la noche la luz inhibe esta producción.

Por lo tanto, es difícil obtener demasiada luz durante el día y es fácil obtener demasiada luz por la noche. Además de instalar cortinas blackout en la habitación de su hijo, debe evitar que se exponga a la luz azul por la noche y hacer que utilice lentes para bloquear la luz azul después del anochecer.

¿A qué edad deben dormir los niños en su propia habitación?

En 2016, la Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) presentó sus nuevas directrices del sueño para bebés, con la intención de disminuir el riesgo de SIDS y otras causas de muerte infantil relacionadas con el sueño.

Además de poner a los bebés a dormir boca arriba hasta el año de edad, también recomiendan que tengan una superficie firme para dormir sin sábanas u objetos blandos y de lactancia. Además, la AAP recomienda que los bebés duerman en la habitación de sus padres, cerca de su cama (como en una cuna portátil) durante al menos los primeros 6 meses, e idealmente durante el primer año.

En cambio, un estudio publicado en Pediatrics en junio de 2017 encontró que compartir la habitación a los 4 y 9 meses de edad se relacionaba con las puntuaciones más bajas del sueño. En cambio, los bebés que dormían en sus propias habitaciones antes de los 4 meses de edad lo hacían 40 minutos más por noche, en comparación con los bebés que aún compartían la habitación a los 9 meses.

Sin embargo, existe mucha controversia en este tema, y el tiempo que su bebé permanezca en su habitación también podría depender de cuestiones prácticas y preferencias personales.

Asimismo, aunque en general los funcionarios de salud recomiendan no compartir la cama con los bebés, algunos expertos creen que la práctica de compartir la cama, cuando se realiza de manera segura, con una madre que amamanta, podría disminuir el riesgo de SIDS y proporcionar un ambiente seguro para dormir.

En caso de que se pregunte cuántas horas de sueño necesita su hijo, enseguida se encuentran las últimas directrices de National Sleep Foundation (NSF):

Recién nacidos (0 a 3 meses) — 14 a 17 horas

Bebés (de 4 a 11 meses) — 12 a 15 horas

Niños pequeños (1 a 2 años) — 11 a 14 horas

Niños en edad preescolar (3 a 5 años) — 10 a 13 horas

Niños en edad escolar (6 a 13 años) — 9 a 11 horas

Adolescentes (14 a 17 años) — 8 a 10 horas

Recomendaciones de otros padres para promover el sueño

Algunas veces, los padres proporcionan consejos interesantes para ayudar a los niños a conciliar el sueño. En un artículo publicado en Growing Slower, una madre compartió lo que finalmente pudo ayudar a su hijo a dormir bien, y esto involucró un largo proceso de prueba y error para encontrar la combinación correcta de "trucos" que funcionaran en su familia. Por ejemplo:

Ropa para dormir de algodón orgánico, en vez de telas sintéticas y posiblemente irritantes

Apoyo para el sistema inmunológico en forma de vitamina D, vitaminas y grasas omega-3

Una cucharadita de aceite de coco antes de dormir, para calmar los malestares por hambre durante la noche

Baños de sal de Epsom antes de dormir

Masajear al abdomen con aceite de magnesio antes de dormir

Alimentación para eliminar la lactancia materna, así como abordar las alergias y sensibilidades alimenticias del niño

Ruido blanco (por medio de un abanico)

Rutina predecible al dormir

De igual manera, es importante recordar que los niños duermen mejor cuando los padres se involucran activamente para crear un ambiente positivo que favorezca su sueño. Según NSF, "cuando los padres establecen y hacen cumplir las reglas del sueño, los niños duermen más".

Por ejemplo, establecer e imponer una hora fija para dormir y limitar el tiempo en que su hijo puede ver la televisión, o utilizar la computadora, puede aumentar el tiempo de sueño en más de una hora por noche.

También es importante ser un buen modelo a seguir, incluyendo limitar su propia exposición a dispositivos electrónicos y luz azul por la noche, y terminar su trabajo antes de dormir.

Incluso, hacer la tarea demasiado tarde puede hacer que su hijo tenga problemas para conciliar el sueño. Convierta al sueño en una prioridad saludable dentro de la apretada agenda familiar", declara NSF. "Establezca horarios apropiados y constantes para dormir, en usted y sus hijos, cúmplalos, y hable con sus hijos sobre la importancia del sueño para la salud y el bienestar".

Incremente la producción de melatonina natural en su hijo

Antes de considerar la suplementación con melatonina en su hijo, sería lógico adoptar hábitos que promuevan la producción natural de melatonina y mejoren la salud general de su hijo. Las siguientes recomendaciones se aplican tanto en los niños como en los adultos.

Expóngase a los rayos del sol por la mañana — La exposición a la luz y oscuridad puede influir en la producción de melatonina. Durante la exposición a la luz, la producción de melatonina disminuye naturalmente. Obtener al menos 15 minutos de luz solar en las mañanas ayuda a regular la producción de melatonina, ya que reduce sus niveles para hacerle sentir despierto durante el día y dormir mejor por la noche.

Duerma en la oscuridad — Su cuerpo produce y secreta melatonina en la oscuridad, lo que ayuda a conciliar el sueño y permanecer dormido.

Dormir en una habitación completamente oscura, su calidad de sueño mejorará si no tiene luces de despertadores, televisores u otros dispositivos que generen luz. Si se levanta durante la noche para utilizar el baño, es importante mantener las luces apagadas para no interrumpir su producción de melatonina.

Además, debe utilizar lentes para bloquear la luz azul después del anochecer, para evitar exponerse a este tipo de luz.

Apague su computadora y dispositivos electrónicos — Aunque estas son fuentes de luz, merecen una mención especial ya que este tipo de dispositivos digitales también pueden disminuir la producción de melatonina por la noche, que es cuando más se necesita.

Al parecer, el brillo y la exposición a la luz en las longitudes de onda azul y blanca pueden influir en la producción de melatonina, que son exactamente las longitudes de onda de la luz emitidas por tabletas, laptops y computadoras. Para proteger su sueño, debe guardar sus computadoras y equipos digitales al menos una hora antes de acostarse.

Reduzca su consumo de cafeína — La cafeína, presente en el café, chocolate oscuro, sodas y otras bebidas, tiene un promedio de duración de cinco horas. Esto significa que el 25 % permanece en su sistema 10 horas después. Para dormir mejor durante la noche, evite consumir alimentos y bebidas con cafeína después del almuerzo.

Disminuya su nivel de estrés y cortisol — La liberación de melatonina depende de la liberación de otra hormona, la noradrenalina. La liberación de cortisol, causada por el exceso de estrés, puede inhibir la liberación de la noradrenalina y, por lo tanto, la liberación de la melatonina.

Las estrategias para disminuir el estrés que podrían ser útiles antes de dormir, incluyen al yoga, ejercicios de estiramientos, meditación y oración.

Consuma más alimentos ricos en magnesio — El magnesio desempeña un rol en la disminución de la actividad cerebral por la noche, lo podría ayudarle a relajarse y conciliar el sueño más fácilmente. Este puede funcionar junto con la melatonina.

Algunos de los alimentos que contienen niveles más altos de magnesio son las almendras, aguacates, semillas de calabaza y verduras de hoja verde.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario