Obtenga hasta 48% de descuento Productos selectos fermentados Obtenga hasta 48% de descuento Productos selectos fermentados

PUBLICIDAD

Los radiólogos ocultan la acumulación de metales pesados de las resonancias magnéticas

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

gadolinio en resonancia magnetica mri con contraste

Historia en Breve -

  • Las resonancias magnéticas (MRI, por sus siglas en inglés) mejoradas utilizan un agente de contraste o tinte para mejorar la claridad de las imágenes. Una encuesta reciente revela que el 58 % de los radiólogos evita informar a los pacientes cuando descubren depósitos de agentes de contraste tóxicos
  • La justificación que citan más comúnmente al omitir los depósitos de gadolinio en su informe radiológico, fue para evitar una "ansiedad innecesaria en el paciente" debido a la toxicidad
  • El gadolinio, un metal pesado tóxico, es el agente de contraste usual en alrededor de un tercio de los casos. Para disminuir su toxicidad, el gadolinio se administra junto con un agente quelante. Una investigación sugiere que hasta el 25 % del gadolinio inyectado no se elimina y mucho tiempo después todavía se encuentran depósitos en algunos pacientes
  • En un artículo realizado en 2016, los investigadores proponen que los depósitos de gadolinio en el cuerpo deberían percibirse como una nueva categoría de enfermedad, "enfermedad por deposición de gadolinio"
  • Los pacientes con alto riesgo de depósitos de gadolinio incluyen: aquellas personas que requieren dosis múltiples de por vida, mujeres embarazadas, niños y pacientes con enfermedades inflamatorias. Realice la mínima cantidad posible de resonancias magnéticas de alto contraste, en particular los estudios de resonancia magnética que se hacen muy seguido

La resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) es un estudio de imágenes que le permite al médico observar una imagen detallada de sus órganos y tejidos. La máquina de resonancia magnética requiere un imán grande, ondas de radio y una computadora para tomar imágenes transversales detalladas de los órganos y tejidos internos.

El escáner se parece a un tubo con una mesa que le permite deslizarse en el túnel de la máquina para recopilar datos. A diferencia de las tomografías computarizadas o los rayos X que utilizan radiación ionizante que daña el ADN, la resonancia magnética requiere de campos magnéticos.

Las imágenes de resonancia magnética les brindan a los médicos mejores datos sobre las anomalías, tumores, quistes y problemas específicos en órganos como el corazón, hígado, útero, riñones y otros.

En algunos casos, su médico podría solicitar una resonancia magnética mejorada, que requiera de un agente de contraste o tinte para mejorar la claridad de las imágenes. Según una encuesta internacional reciente, la mayoría de los radiólogos evitan informarles a los pacientes cuando encuentran depósitos de agentes de contraste tóxicos.

Directrices de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos sobre el gadolinio

El gadolinio es el agente de contraste de elección en alrededor de un tercio de los casos. Se inserta en el cuerpo, para que las MRI puedan revelar el área con más precisión. Sin embargo, todo conlleva un costo, ya que el gadolinio es un metal pesado muy tóxico.

Para disminuir su toxicidad, el gadolinio se administra con un agente quelante. Sin embargo, la investigación sugiere que hasta el 25 % del gadolinio inyectado no se elimina, y posteriormente aún se han encontrado depósitos en algunos pacientes.

En 2015, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) comenzó a investigar los posibles efectos de los depósitos cerebrales de gadolinio, y publicó las directrices sobre el uso de agentes de contraste a base de gadolinio (GBCA, por sus siglas en inglés) para reducir cualquier posible riesgo.

Dos años después, la agencia emitió una actualización que indicaba, "la retención de gadolinio no se ha relacionado directamente con los efectos adversos en pacientes con función renal normal", y que los beneficios de los GBCA podrían superar los posibles riesgos. Aun así, la agencia requirió una nueva advertencia de clase y ciertas medidas de seguridad para ser implementadas.

En su anuncio de seguridad del 19 de diciembre de 2017, la FDA declaró:

"... Después de una revisión y consulta adicionales con el Comité Asesor de Medicamentos e Imágenes Médicas, solicitamos diversas medidas para alertar a los profesionales de la salud y pacientes sobre la retención de gadolinio después de una resonancia magnética con GBCAs, y acciones que pueden ayudar a minimizar estos problemas.

Esto incluye solicitar una nueva Guía de Medicamentos para el paciente, que brinde información educativa que se le solicitará leer a cada paciente, antes de recibir un GBCA. También, les exigimos a los fabricantes de GBCA que realicen estudios animales y con la participación de humanos para evaluar aún más la seguridad de estos agentes de contraste...

Los profesionales de la salud deben tomar en consideración las características de retención de cada agente al elegir un GBCA para pacientes que pueden tener un mayor riesgo de retención de gadolinio...

Estos pacientes incluyen a los que requieren dosis múltiples de por vida, mujeres embarazadas, niños y pacientes con enfermedades inflamatorias. Realice la mínima cantidad posible de estudios de imágenes GBCA, en particular los estudios de resonancia magnética que se hacen muy seguido".

Los pacientes son responsables de solicitar la guía de medicamentos

Sin embargo, si bien los centros de resonancia magnética deben proporcionar la guía de medicamentos con gadolinio a todos los pacientes primerizos que se someten a una resonancia magnética mejorada, no es obligatorio proporcionar la guía a los pacientes hospitalizados a menos que el paciente la solicite específicamente.

Hay un detalle bastante desconcertante mencionado en la actualización de la FDA del 16 de mayo de 2018:

"Un profesional de la salud que determina que recibir una guía de medicamentos no es lo mejor para un paciente, debido a los riesgos significativos sobre sus efectos, podría señalar que no se le debe proporcionar a tal paciente".

En otras palabras, si consideran que la persona podría negarse al procedimiento porque le preocupa la toxicidad de los metales pesados, simplemente el profesional de la salud podría ocultar la información de seguridad. Así que, solo si la persona lo solicita específicamente, se le proporcionará esa guía.

Si bien, la FDA decidió no restringir el uso de cualquier GBCA, el Comité de Farmacovigilancia y Evaluación de Riesgos de la Agencia Europea de Medicamentos ha recomendado suspender el uso de cuatro agentes de contraste de gadolinio lineales que han demostrado menor estabilidad (y por lo tanto parecen más propensos a acumularse en el cerebro y causar problemas en las personas con problemas renales) que los GBCA macrocíclicos.

La mayoría de los radiólogos oculta los hallazgos de la acumulación de gadolinio

Un descubrimiento igualmente inquietante es que el 58 % de los radiólogos oculta el hallazgo de depósitos de gadolinio en los pacientes cuando los detectan por medio de los escáneres. Según informó el sitio web Health Imaging, la justificación más comúnmente citada para omitir cualquier mención de depósitos de gadolinio en su informe de radiología fue evitar provocar "ansiedad innecesaria en el paciente".

Sin embargo, esto también evita que los pacientes tomen medidas para proteger su salud, lo que podría ser realmente crucial si experimentan los efectos de toxicidad por gadolinio y aún no lo han conectado.

Hasta la fecha, se cree que el mayor peligro de GBCA se ha relegado a las personas con enfermedad renal grave, en quienes la exposición a GBCA se ha relacionado con la fibrosis sistémica nefrogénica (NSF), una enfermedad debilitante que involucra fibrosis de tejido progresiva que afecta la piel y tejidos subcutáneos. Para evitarlo, las personas con enfermedad renal deben recibir formas más estables de un agente quelante con el gadolinio.

Sin embargo, el hecho de que el gadolinio pueda acumularse en el cerebro (y en todo el cuerpo), incluso si no tiene problemas renales podría causar peligros significativos, hasta ahora no reconocidos. Por ejemplo, el uso de GBCA se ha relacionado con la hipersensibilidad en dos regiones cerebrales (el núcleo dentado y globo pálido), cuyas consecuencias aún se desconocen.

La hiperintensidad en el núcleo dentado se relacionó previamente con la esclerosis múltiple y, según las investigaciones más recientes, esta hiperintensidad en realidad podría ser el resultado de la gran cantidad de escáneres de MRI mejorados que los pacientes con EM reciben con frecuencia. Mientras tanto, la hiperintensidad del globo pálido se ha relacionado con la disfunción hepática.

Los investigadores proponen nueva categoría de enfermedad debido al gadolinio

En el documento de 2016, "Gadolinium in Humans: A Family of Disorders", los investigadores proponen que los depósitos de GBCA en el cuerpo deben considerarse como una nueva categoría de enfermedad. Y escriben:

"A principios del 2014, una investigación de Kanda y otros colegas describió el desarrollo de una señal de alta intensidad en el tejido cerebral en imágenes ponderadas en T-2 de pacientes con función renal normal después de suministrar GBCAs en repetidas ocasiones...

Esto sorprendió a muchos radiólogos, ya que muchos pensaron que la deposición del gadolinio no podría ocurrir en pacientes con función renal normal. Esta deposición podría dar como resultado una mayor intensidad de la señal en imágenes potenciadas en T1 sin mejorar, en diferentes regiones cerebrales, principalmente en el núcleo dentado y el globo pálido...

Hasta donde sabemos, ni la deposición ósea informada por primera vez por Gibby y otros investigadores ni la deposición cerebral reportada por primera vez por Kanda y otros colegas se relacionaron con enfermedades reconocidas. Proponemos nombrarlas como 'enfermedades por almacenamiento de gadolinio'.

Además, en una investigación independiente descubrimos que se habían formado grupos de defensa de pacientes, con una presencia en línea en la que los miembros informan de forma individual que han experimentado una enfermedad grave después de recibir GBCAs.

Algunos de estos pacientes han reportado la presencia persistente de gadolinio en sus sistemas, como lo demuestran los niveles cada vez mayores de gadolinio en la orina. Todos experimentan diversos síntomas que incluyen dolor tanto en el torso como en las extremidades; y esta última área está relacionada con el engrosamiento y decoloración de la piel.

Estas características físicas son similares, pero son de menor gravedad, a las reportadas para NSF. Nuestra investigación preliminar nos ha convencido de que este fenómeno es un verdadero proceso de enfermedad, que proponemos nombrar 'enfermedad por deposición de gadolinio'".

Los investigadores continúan observando otros signos y síntomas comunes de la "enfermedad por deposición de gadolinio", como dolores de cabeza persistentes, dolor óseo, en articulaciones, tendones y ligamentos (a menudo, descritos como alfileres y agujas afiladas, cortaduras o ardor), opresión en las manos y pies, confusión mental y engrosamiento de tejidos blandos que "clínicamente parece algo esponjoso o gomoso sin la dureza y enrojecimiento observados en NSF".

Esta demanda destaca los riesgos del gadolinio

La "enfermedad por deposición de gadolinio" es el padecimiento que Gena O’Kelly, la esposa de Chuck Norris, afirma haber desarrollado después de someterse en una sola semana a tres MRI con contraste mejorado para evaluar su artritis reumatoide.

El estudio citado anteriormente es parte de la evidencia incluida en la demanda de Norris (presentada en noviembre de 2017) contra varios fabricantes y distribuidores de GBCA. Según la demanda, se conocían los riesgos del gadolinio, pero no se les advirtió a los pacientes.

Los síntomas de Gena comenzaron con una sensación de ardor en la piel. En una entrevista en 2017 para el programa de televisión Full Measure, Gena lo describió como si un ácido quemara la piel, y cubriera lentamente su cuerpo. Seguido por confusión mental, espasmos musculares, daño renal y desgaste muscular.

Visitó la sala de urgencias muchas noches consecutivas, donde los médicos realizaban pruebas de ALS, MS, cáncer y enfermedad de Parkinson. El abogado de la pareja, Todd Walburg, dijo para CBS News, "tenemos clientes que fueron diagnosticados erróneamente con la enfermedad de Lyme, ALS, y luego descartaron todas esos diagnósticos y la causa resultó ser el gadolinio".

De hecho, Gena fue quien asoció sus síntomas con las resonancias magnéticas realizadas. Dijo para el programa de televisón Full Measure:

"Esta última vez, cuando llegamos al hospital en Houston, estaba tan mal y dije, escuchen, tengo suficiente claridad mental en este momento, porque tenía problemas cerebrales, y dije que solo podría contarlo una vez y que necesitaba que me escucharan muy detenidamente.

Me han intoxicado con gadolinio o por medio de gadolinio y si no descubren rápidamente cómo sacar esto de mi cuerpo, moriré".

Los Norris declararon que habían gastado casi 2 millones de dólares para tratar de restaurar la salud de Gena, con pocos resultados. Incluso, no tuvieron tanto éxito con la terapia de quelación.

La toxicidad causada por metales pesados es un riesgo común de la modernidad

Los metales pesados se distribuyen ampliamente en todo el medio ambiente debido a la contaminación industrial, agrícola, médica y técnica. La toxicidad por metales pesados ha demostrado su capacidad para causar graves consecuencias en la salud, incluyendo daño renal, neurológico, cardiovascular, esquelético y endocrino.

Los metales pesados más comúnmente relacionados con la intoxicación son el arsénico, plomo, mercurio y cadmio, que también son los metales pesados más usuales en la contaminación ambiental. Los síntomas de intoxicación por metales pesados varían según los sistemas de órganos afectados.

Los científicos han descubierto que los metales pesados también pueden elevar desde el estrés oxidativo secundario hasta la formación de radicales libres. Las pruebas de toxicidad por metales pesados incluyen análisis sanguíneos, orina, cabello y uñas por exposición acumulativa.

La desintoxicación puede ser difícil y debe realizarse con el cuidado adecuado. He escrito diversos artículos sobre este tema. Podrá encontrar más información en "Los tres pilares para la desintoxicación de los metales pesados" y "El programa de desintoxicación de Walsh".

Considere cuidadosamente realizarse una resonancia magnética con contraste

El mensaje clave final es evitar las imágenes de resonancia magnética con contraste a menos que sea absolutamente necesario. Muchas veces, los médicos ordenan estas pruebas solo para estar muy seguros y protegerse en cuestión jurídica.

Si ese es su caso, simplemente debe rechazar las pruebas con contraste. Si es necesario, consulte con otros médicos que puedan brindarle una perspectiva diferente.

En particular, esto es importante si presenta un padecimiento como esclerosis multiple (MS, por sus siglas en inglés), en el que se realizan múltiples resonancias magnéticas. Asimismo, debe recordar que hacer múltiples MRI con contraste podría ser particularmente peligroso si se realizan con frecuencia.

Si necesita una resonancia magnética, valdría la pena comparar opciones

Aunque, siempre recomiendo ser prudente en el uso de los procedimientos de diagnóstico médico, hay momentos en los que es apropiado y útil hacer determinadas pruebas. Si realmente requiere una resonancia magnética, no tema comparar opciones.

Lo que muchos no se percatan es que los honorarios de estos procedimientos pueden variar mucho, en función de dónde se realicen. Por lo regular, los hospitales son la opción más costosa para realizar los diagnósticos y procedimientos ambulatorios, algunas veces por un margen enorme.

Los centros de diagnóstico independientes son lugares alternativos para obtener servicios como estudios de laboratorio, radiografías y resonancias magnéticas, y a menudo por una fracción del costo de los hospitales.

Los centros privados de imagenología no están afiliados a ningún hospital en particular y, por lo general, están abiertos de lunes a viernes, en lugar de los centros de radiología del hospital que requieren personal las 24 horas del día.

Con frecuencia, los hospitales cobran tarifas más altas por sus servicios para compensar los costos de las operaciones que realizan todos los días de la semana. Los hospitales también podrían cobrar tarifas exorbitantes por diagnósticos de alta tecnología, como los MRI, para subsidiar otros servicios mal reembolsados.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario