¡20 propósitos saludables para el 2020! De solo propósitos a soluciones ¡20 propósitos saludables para el 2020! De solo propósitos a soluciones

PUBLICIDAD

Maquillajes contaminados con superbacterias

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

maquillaje contaminado

Historia en Breve -

  • Un análisis de 467 productos de maquillaje donados demostró que hasta el 90 % estaban contaminados con bacterias, algunas de las cuales estaban asociadas con la contaminación fecal
  • Los peores eran las esponjas para el contorno; los investigadores encontraron que el 93 % de ellas nunca habían sido limpiadas, mientras que dos tercios habían entrado en contacto con el suelo
  • Los productos cosméticos y de cuidado personal pueden fabricarse con productos químicos tóxicos que son regulados por la Unión Europea, y no en los Estados Unidos
  • Es posible reducir la contaminación al limpiar los aplicadores, secarlos antes de almacenarlos, tirar el rimel y el delineador después de tres meses y almacenar los cosméticos fuera del baño

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades publicaron su primer Informe sobre la resistencia a los antibióticos en el 2013 con la intención de dar a conocer los peligros que existen sobre la resistencia a los antibióticos. Los expertos han advertido el surgimiento de las superbacterias durante décadas, que es el término utilizado por los medios de comunicación para denominar a las bacterias resistentes a los antibióticos.

La resistencia ocurre cuando las bacterias comienzan a adaptarse a los productos químicos y los medicamentos en el medio ambiente, lo que genera una menor eficacia. Cuando las bacterias se vuelven resistentes, el tratamiento de vuelve ineficaz. Los CDC estimaron en su primer informe que se registraron 2 millones de infecciones causadas por estas bacterias en el 2013, lo que representa 23 000 fallecimientos.

Sin embargo, el informe del 2019 calcula que estos datos omitieron casi la mitad de los casos y fallecimientos. Según las nuevas estimaciones, 3 millones de personas se infectan al año, mientras que 35 000 personas fallecen. Otros investigadores consideran que esta estimación es demasiado baja y que la cantidad real de infecciones es mucho mayor. El informe del 2019 identificó la infección relacionada con el uso de antibióticos, Clostridioides difficile (C. diff).

Esta infección causa diarrea mortal después de que los antibióticos alteran el equilibrio de las bacterias en el sistema digestivo. Si se añade la cifra de fallecimientos atribuidos al C. diff al total estimado en el 2019, se pueden atribuir cerca de 48 000 fallecimientos a las bacterias resistentes a los antibióticos. Los CDC han relacionado el uso indebido de antibióticos con el aumento de infecciones resistentes.

Es posible encontrar superbacterias en el hospital y en las comunidades donde aumentan el riesgo de desarrollar infecciones potencialmente mortales. Cualquier persona con un sistema inmunológico comprometido presenta un mayor riesgo de padecer una infección, incluyendo los niños, los enfermos y los ancianos.

¿Qué tan contaminados están los cosméticos?

La investigación publicada en el Journal of Applied Microbiology aborda el alcance de la contaminación en los cosméticos, incluyendo los productos para labios y ojos, así como las esponjas. El objetivo era identificar los riesgos que los consumidores en el Reino Unido podían experimentar al utilizar estos productos cosméticos.

El equipo del estudio evaluó productos donados y descubrió que entre el 79 % y el 90 % de ellos se encontraban contaminados. Encontraron Staphylococcus aureus (S. aureus), Escherichia coli (E. coli) y Citrobacter freundii, así como hongos y Enterobacteriaceae en el maquillaje.

Estos tipos de bacterias pueden desencadenar enfermedades e infecciones cuando entran en contacto con los ojos, la boca o cerca de las heridas. Los investigadores consideran que los consumidores se encuentran en riesgo de infecciones y enfermedad al utilizar productos caducados.

Los lineamientos de la UE se adhieren a normas estrictas para evitar la contaminación de nuevos cosméticos, en particular concentraciones de E. coli, pero existe un límite en la protección de los consumidores después de abrir o utilizar los productos. La vida útil o caducidad es la cantidad de tiempo de uso y efectividad de un producto.

La fecha de caducidad puede variar dependiendo de diferentes factores, incluyendo el almacenamiento, el tipo de producto y su uso. Los investigadores explicaron que después del Brexit, los consumidores en el Reino Unido pueden estar en mayor riesgo debido a que ya no existe la protección de la UE y que es posible adquirir más productos de los Estados Unidos, donde no existen este tipo de regulaciones.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos, es la responsable de regular la industria, y no exige que los cosméticos especifiquen su vida útil o que presenten sus fechas de vencimiento en los productos. La FDA considera que "determinar la vida útil de un producto es parte de la responsabilidad del fabricante".

La ley no exige que los fabricantes compartan sus pruebas o información de seguimiento. Es decir, la FDA responsabiliza a los fabricantes de la seguridad de sus productos, lo que les permite regularse a sí mismos.

Publicidad
Obtenga mis 20 propósitos saludables GRATIS para 2020 aquíObtenga mis 20 propósitos saludables GRATIS para 2020 aquí

Peligros de las esponjas

Los investigadores evaluaron 467 artículos, incluyendo las esponjas que se utilizan para aplicar la base del maquillaje. Estas esponjas obtuvieron los niveles más elevados de bacterias dañinas, las cuales se desarrollan cuando los productos se almacenan húmedos debido a que se crea el ambiente perfecto para que se multipliquen.

Además, los investigadores encontraron que dos tercios de los usuarios habían dejado caer las esponjas en el piso, mientras que el 93 % de ellas nunca se habían limpiado. Amreen Bashir, Ph.D., de la Universidad de Aston fue el investigador principal y comentó los siguientes resultados:

"Es muy preocupante la falta de higiene que existe con los maquillajes cuando se considera la existencia de bacterias como la E. coli, que está relacionada con la contaminación fecal, especialmente con las esponjas.

Se necesita mayor información para educar a los consumidores y a la industria en general sobre la necesidad de lavar las esponjas con regularidad y secarlas por completo, así como los riesgos relacionados con el uso de los maquillajes caducados".

Los investigadores redactaron que este estudio es el primero que ha analizado las esponjas, las cuales son relativamente nuevas y son respaldadas por las celebridades. Los investigadores concluyeron lo siguiente: "Se producen niveles significativos de contaminación microbiana durante el uso de productos cosméticos y la presencia de organismos patógenos representa un riesgo potencial para la salud".

El maquillaje puede contener veneno

Los productos para el cuidado personal y los cosméticos son conocidos por la cantidad de productos químicos que se utilizan para su creación y fabricación. En los Estados Unidos, una mujer promedio utiliza 12 productos distintos para el cuidado personal al día, los cuales contienen cerca de 168 productos químicos diferentes.

Aunque la UE regula la cantidad de productos químicos expuestos para los consumidores, esto no sucede en los Estados Unidos. Los productos para el cuidado personal llegan a los supermercados sin autorización de ninguna agencia federal, mientras que la FDA puede tomar medidas solo cuando se registra un daño. Por desgracia, esto ha generado una gran cantidad de productos químicos peligrosos en los cosméticos disponibles al público.

Los investigadores inscribieron a 100 mujeres jóvenes en un estudio para determinar si el uso de productos con menos niveles de químicos como parabenos, triclosán, ftalatos y fenoles podría resultar en menores concentraciones urinarias. Antes del estudio, los investigadores encontraron que el 90 % de las mujeres mostraban niveles detectables de ftalatos, parabenos y BP-3.

Después de utilizar productos etiquetados como libres de parabenos y ftalatos durante tres días, se redujeron las concentraciones de parabenos hasta un 40 % y hasta un 27 % para los monoetil ftalatos. Por desgracia, se detectó un aumento de parabenos de butilo y etilo en casi la mitad de las participantes, lo que sugiere que estos pueden haber sido contaminantes en los cosméticos o ingredientes no etiquetados.

Esto respalda un estudio adicional en el que los investigadores evaluaron 49 artículos de maquillaje y encontraron una seria contaminación por metales pesados en casi todos los productos analizados. Los contaminantes incluyen plomo, berilio, talio, cadmio y arsénico.

En el 2015, se propuso por primera vez la Ley de Seguridad de Productos para el Cuidado Personal ante el Congreso por los senadores Dianne Feinstein, D-California y Susan Collins, R-Maine, como una enmienda a la Ley de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos. El proyecto incluía un sistema que requería que los fabricantes registraran sus productos e ingredientes, y que la FDA revisara cinco productos químicos al año.

Sin embargo, el proyecto nunca fue aprobado. Se presentó nuevamente en mayo del 2017 y en marzo del 2019. Por desgracia, Skopos Labs para GovTrack estima que existe una muy mínima posibilidad de que se promulgue esta ley como resultado de la introducción del 2019.

Cómo prevenir la contaminación

Es importante reducir el riesgo potencial de desarrollar una infección al tomar precauciones para evitar que los cosméticos y productos para el cuidado personal se contaminen con bacterias. Es importante limpiar y secar las esponjas entre cada uso ya que los datos demostraron que eran propensas al crecimiento bacteriano, incluyendo las bacterias que se encuentran en las heces.

El uso de los cosméticos y las precauciones son esenciales para la vida útil de los productos. Los cosméticos pueden degradarse o descomponerse con el tiempo en relación con el uso y el almacenamiento. A continuación, se muestran algunas precauciones para reducir el riesgo de infección y extender la vida útil de los cosméticos:

Es necesario limpiar y secar aquello que utilice para aplicar el maquillaje antes de sumergirlo en el producto. Los dedos o esponjas húmedas pueden añadir bacterias y otros patógenos.

El maquillaje se fabrica con conservadores que se descomponen con el tiempo, lo que aumenta el riesgo de crecimiento bacteriano. Busque la fecha de vencimiento. La mejor opción es buscar productos del Grupo del Trabajo Ambiental y prestar atención a las fechas de vencimiento.

Los aplicadores de rímel y delineador se exponen a bacterias con cada uso, los cuales se introducen nuevamente en el producto. Se recomienda adquirir productos pequeños y utilizar el rímel y el delineador durante tres meses antes de tirarlo. El rímel y el delineador tienen una menor vida útil ya que están expuestos a bacterias con cada uso y se encuentran húmedos. Sí adquiere un olor extraño antes de los tres meses, es momento de comprar un nuevo producto.

En caso de que el rímel se seque, no es necesario añadir agua o saliva ya que esto introduce bacterias.

Guarde el maquillaje en un lugar con poca humedad, como fuera del baño donde las duchas con agua caliente provocan cambios de temperatura, mientras que el aumento de la humedad puede afectar el crecimiento bacteriano.

No comparta el maquillaje, ni siquiera con sus familiares. Esto propaga las bacterias y aumenta la carga bacteriana en los productos.

Limpie las esponjas con agua y jabón y permita que se sequen con cada uso. Asimismo, es necesario limpiar los pinceles y otros aplicadores.

Adquiera sus productos de proveedores confiables. En caso de comprar en línea, es necesario hacerlo directamente del fabricante o distribuidor para reducir el potencial de adquirir un producto falso que puede estar caducado, manipulado o diluido.

En caso de presentar una infección ocular o cutánea, se recomienda dejar de utilizar todo el maquillaje, especialmente el maquillaje para ojos. Busque atención médica inmediata para reducir el potencial de desarrollar una infección que puede conducir a una pérdida de la vista.

Lavarse las manos adecuadamente ayuda a prevenir la propagación de infecciones

La bacteria E. coli es una de las bacterias que se ha encontraron en el maquillaje contaminado. Algunos científicos lo llaman el Dr. Jekyll y el Sr. Hyde de las bacterias, ya que existe un espectro muy amplio que varía de inofensivo a fatal. Lavarse las manos es una de las estrategias principales para prevenir la propagación de las enfermedades, sin embargo, numerosos estudios han encontrado que muchas personas que utilizan los baños públicos no se lavan las manos.

En un estudio realizado por el ejército de los Estados Unidos, después de implementar unas técnicas de lavado adecuadas, el 45 % de las personas mostraban menos enfermedades respiratorias en un lapso de dos años. Es importante lavarse las manos antes de maquillarse y limpiar los aplicadores. Implementar una técnica correcta ayuda a reducir la cantidad de bacterias dañinas. Para que realmente funcione, considere los siguientes lineamientos.

Utilice agua tibia con jabón. NO necesita usar jabón antibacterial, y esto ha sido científicamente comprobado. Incluso la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos ha declarado que "actualmente no existe evidencia de que [los jabones antibacteriales] sean más eficaces para prevenir enfermedades que el agua con jabón.

Además, algunos datos sugieren que la exposición a largo plazo a ciertos ingredientes activos utilizados en productos antibacterianos, como el triclosán (jabones líquidos) y triclocarbán (jabones en barra), podría presentar riesgos para la salud, como una resistencia bacteriana o efectos hormonales."

Cubra sus manos húmedas con una gran cantidad de espuma hasta las muñecas, y tállelas por 15 o 20 segundos (la mayoría de las personas solo se lavan durante seis segundos). Una buena manera de medir el tiempo es al cantar la canción "Cumpleaños Feliz" dos veces.

Asegúrese de cubrir todas las superficies, incluyendo el dorso de las manos, muñecas, entre los dedos, y alrededor y por debajo de las uñas. Enjuáguese bien con agua.

Séquese bien las manos, lo ideal es hacerlo con una toalla de papel. En lugares públicos, utilice una toalla de papel para abrir la puerta para protegerse contra los gérmenes que pueden albergar.