Obtenga 36% de descuento en un suministro para 90 dias de Vitaminas d3 and K2 Obtenga 36% de descuento en un suministro para 90 dias de Vitaminas d3 and K2

PUBLICIDAD

Principales beneficios de la rhodiola

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

rhodiola rosea

Historia en Breve -

  • La rhodiola es una antigua planta con flores que posee una gran variedad de usos que van desde reducir la depresión, ansiedad y el estrés físico, químico y ambiental, hasta mejorar su estado de ánimo
  • Los mecanismos de la rhodiola para mejorar el estado de ánimo provienen en parte, de su capacidad para aumentar los niveles de serotonina del cerebro al optimizar su paso a través de la barrera hematoencefálica
  • La rhodiola se considera como un nootrópico o una sustancia que mejora la función cerebral, así como un adaptógeno, lo que significa que puede proporcionar diferentes efectos según lo que su cuerpo necesite
  • La salidrosida, rosavina y tirosol son tres de los compuestos más importantes de los 140 compuestos orgánicos diferentes identificados en la rhodiola que han sido relacionados con efectos beneficiosos

Científicos de todo el mundo han estado estudiando a detalle todos los atributos de la rhodiola, que es una planta perenne resistente que produce hermosas flores parecidas al crisantemo. Sin embargo, más allá de sus características físicas, la rhodiola tiene una serie de propiedades muy valiosas para la salud.

La rhodiola florece en regiones montañosas frías y acantilados áridos como los del norte de Asia, Europa y América del Norte. Otras especies estrechamente relacionadas con esta planta y que también se utilizan en la medicina tradicional incluyen Rhodiola imbricata, Rhodiola algida y Rhodiola crenulata.

Debido a que su historia se remonta a la época de los vikingos, la rhodiola tiene varios nombres diferentes. Además de su nombre científico rhodiola rosea, dependiendo del lugar en donde se encuentre, también se le conoce como raíz de oro, raíz de rosa, corona de rey y hóng jǐng tiān.

Durante miles de años, las personas familiarizadas con la planta utilizaron sus extractos para aumentar su fuerza y virilidad. Por ejemplo, las novias siberianas recibían ramitas de rhodiola para mejorar su resistencia física con el fin de enfrentar largos inviernos bajo cero, reducir la ansiedad y depresión y aumentar la fertilidad.

Un famoso texto griego titulado “De Materia Medica”, escrito en el año 77 A.D., describe las múltiples propiedades medicinales del tallo de la planta. De acuerdo con el Centro Médico Sueco, desde hace mucho tiempo, la rhodiola se integró a la medina tradicional de países como Suecia, Noruega, Islandia y Rusia.

Su historia más reciente respalda muchas de estas afirmaciones hechas en el pasado. Se ha demostrado que cuando el cuerpo está debilitado debido a la exposición prolongada o a una gran cantidad de estrés, el uso de rhodiola ayuda a aliviar tanto la fatiga física como mental e incluso mejora la capacidad para concentrase.

Las múltiples propiedades de la rhodiola benefician su cuerpo y mente

El tallo, raíz y hojas de la rhodiola tienen una larga lista de propiedades que aumentan la vitalidad, tales como aumentar su inmunidad para combatir enfermedades, fortalecer su cerebro, órganos y nervios, mejorar la función sexual y neurología y ayudar a prevenir el daño de todo lo anterior. Algunos estudios sugieren que incluso puede aumentar su esperanza de vida. Un estudio señala:

"Los estudios realizados en órganos, tejidos, células y enzimas aislados han revelado que las preparaciones de Rhodiola exhiben un efecto adaptogénico, incluidos los efectos neuroprotectores, cardioprotectores, antifatiga, antidepresivos, ansiolíticos, nootrópicos, que aumentan la esperanza de vida y refuerzan el CNS (sistema nervioso central).

Varios ensayos clínicos demuestran que la administración crónica de extracto de R. rosea SHR-5 ejerce un efecto antifatiga que aumenta el rendimiento mental (especialmente la capacidad de concentración en personas sanas) y reduce el agotamiento en pacientes con síndrome de fatiga.

Existen resultados alentadores sobre el uso de la rhodiola en la depresión leve a moderada y la ansiedad generalizada. Se han identificado varios mecanismos de acción que posiblemente contribuyen con el efecto clínico de los extractos de Rhodiola".

Una de las formas en la que los compuestos de la rhodiola benefician al cuerpo es al aumentar su capacidad para combatir otro tipo de estrés: el estrés oxidativo.

También ayudan a combatir infecciones y quemar energía, mientras que al mismo tiempo ayudan a reducir la inflamación, aumentar los niveles de energía, prevenir la acumulación de grasa, proteger el corazón y pulmones, aliviar el dolor y mejorar el estado de ánimo.

Este último beneficio explica por qué la rhodiola se considera como nootrópica, que se describe como una sustancia que mejora la función cerebral. La rhodiola tiene sus propios beneficios relacionados con este aspecto, ya que estimula la actividad cerebral y se ha encontrado que se encarga de activar cuatro neurotransmisores importantes:

  • Norepinefrina
  • Serotonina
  • Dopamina
  • Acetilcolina

Cada uno de estos neurotransmisores es muy importante, por ejemplo, la depresión ha sido relacionada con los bajos niveles de dopamina. Los estudios señalan que cuando trabajan en conjunto, estos neurotransmisores refuerzan la memoria, concentración y aprendizaje. La rhodiola también mejora el estado de vigilia, reduce la fatiga tanto física como mental, así como la ansiedad.

Además, la rhodiola podría ser una alternativa segura para los SSRI (medicamentos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina) o antidepresivos como sertralina, también conocida como Zoloft.

Los poderosos beneficios del compuesto de la rhodiola conocido como salidrosida

¿De dónde vienen todos estos increíbles beneficios? La fragancia parecida a la de la rosa se debe a la presencia del aceite esencial de geraniol, pero se ha encontrado que la rhodiola tiene más de 140 poderosos compuestos orgánicos diferentes que se relacionan con la salud.

Tres de los más importantes, que se destacan por tener propiedades adaptogénicas (lo que significa que pueden proporcionar diferentes efectos según las necesidades de su cuerpo) son:

  • Salidrosida, también conocida como rodiolósido, que es considerada por muchos expertos como la molécula bioactiva más importante de la planta y es probablemente el compuesto responsable de sus efectos protectores y estimulantes en el cerebro.
  • Rosavina, tiene muchas de las mismas propiedades y mecanismos que la salidroside, pero requiere una dosis más alta para producir el mismo efecto.
  • Tirosol, uno de los elementos antioxidantes en los extractos de rhodiola que, aunque contribuye con los beneficios de esta planta, por lo general no se encuentra en las etiquetas de los suplementos comerciales.

Un estudio demuestra que la salidroside ayuda a restablecer el equilibrio entre los radicales libres y los antioxidantes y protege su cerebro contra el flujo sanguíneo deficiente y derrame cerebral (también conocido como isquemia).

Debido a su fuerza antibacteriana, la salidroside también se ha utilizado con éxito para tratar el acné. Si bien los tratamientos estándar para el acné pueden provocar resistencia a los antibióticos e incluso problemas más graves, la salidroside puede eliminar la capa delgada y viscosa de las células bacterianas conocidas como biopelículas que son difíciles de erradicar.

Su actividad antioxidante podría ayudar a combatir el envejecimiento, aunque sus mecanismos en humanos, aún no han sido estudiados a detalle. Sin embargo, es bien sabido que los niveles elevados estrés oxidativo pueden causar muchas enfermedades crónicas y problemas de salud relacionados con la edad.

Mecanismos de acción de la salidroside

¿Cómo produce todos estos beneficios? Resulta que la salidroside es responsable de la activación de varias vías cruciales para producen muchos de los beneficios más importantes de la planta rhodiola.

Una es la vía Nrf2, una vía genética que activa los genes protectores, aumenta las proteínas antioxidantes y protege las células, lo que lleva a los autores de un estudio a afirmar que la salidroside puede ser servir para tratar el derrame cerebral isquémico.

La rhodiola también activa la vía AMPK, que aumenta la producción de proteínas antioxidantes, previene la resistencia a la insulina, reduce la inflamación, controla los niveles de azúcar en la sangre y evita la acumulación de grasa en el hígado.

Las citocinas son moléculas de señalización secretadas por ciertas células del sistema inmunológico, que afectan a otras células, incluidas aquellas relacionadas con la inflamación e inmunidad. Conocidas como los "malas" debido a su influencia en la inflamación crónica e infecciones agudas, es necesario tener un equilibrio correcto de citoquinas para obtener beneficios.

Sin embargo, las personas con inflación crónica o enfermedades autoinmunes, pueden sufrir de niveles demasiado altos de Th1 cuando esta vía se activa en exceso.

Ciertas citoquinas inflamatorias pueden disminuir de forma selectiva cuando se aplican extractos de rhodiola, según lo demostró un estudio en el que se inyectaron ratones con E. Coli, para después recibir una gran dosis de extracto de rhodiola, lo que provocó una reducción "significativa" de la inflamación renal y cerebral.

Efectos de la rhodiola para combatir el estrés

La Rhodiola puede valer su peso en oro gracias a la forma en que aumenta sus niveles de energía y combate el estrés:

"El estrés podría permitirle a su cuerpo obtener más energía al momento, sin embargo, no es una solución sostenible para obtener energía. Después de períodos prolongados de estrés, los procesos y neuroquímicos necesarios para obtener energía de forma eficiente comienzan a deteriorarse.

Por ejemplo, la dopamina y serotonina mantienen la mente enfocada y positiva durante horas y combaten la tensión e impulsividad. El estrés le roba al cuerpo estos neurotransmisores esenciales para el procesamiento extendido del pensamiento.

También interfiere con la tiroides y sus hormonas estimulantes y disminuye el metabolismo del cuerpo. Trate de ser productivo sin que el proceso de asimilación de energía del cuerpo funcione correctamente y se dará cuenta de que podrá lograrlo por mucho tiempo".

De acuerdo con otro estudio, la salidroside también actúa sobre el eje HPA (hipotalámico-hipofisario-adrenal) que constituye un sistema de glándulas que controlan muchas de las respuestas al estrés del cuerpo, tales como la liberación de cortisol.

La salidroside es un ejemplo de un adaptógeno que facilita la expresión de Hsp70, una "proteína de choque térmico" que ayuda a las células a adaptarse a la exposición crónica a los mismos factores estresantes.

También puede aumentar la tolerancia al estrés emocional y físico, disminuir la expresión de Hsp70 en las células cancerosas del estómago, que se relaciona específicamente con su efecto sobre las células cancerosas del colon, ya que el extracto también:

"Inhibe la proliferación celular e induce la apoptosis celular en varias células y líneas celulares, incluidas líneas celulares de cáncer de vejiga urinaria humana, líneas celulares de cáncer de mama, cáncer colorrectal, gástrico, glioma, pulmón, glioma y sarcoma".

Por ejemplo, la osteoporosis, una enfermedad que causa la disminución de la densidad ósea, en parte por el estrés oxidativo. Los efectos antioxidantes de la salidroside pueden ayudar a prevenir la osteoporosis y mantener la salud ósea a futuro. Los efectos antioxidantes de la salidroside incluso pueden aumentar la salud ósea a futuro.

Advertencias, divulgación y suplementación con rhodiola

Tenga cuidado al combinar rhodiola con ciertos medicamentos de prescripción. Los inhibidores de monoaminooxidasa no deben combinarse con sustancias que aumentan los niveles de dopamina o norepinefrina.

No tome rhodiola con SSRI, medicamentos para presión arterial alta, sustratos de diabetes CYP2C9, fenitoína y warfarina o antidepresivos, sin antes consultar a su médico. Al menos un estudio ha encontrado que la rhodiola puede reducir los síntomas de fatiga crónica en dosis de 400 miligramos (mg) al día, con pocos o ningún efecto secundario.

Los suplementos de rhodiola rosea vienen en forma de cápsulas, té o extractos líquidos, pero los extractos de alta calidad deben contener al menos un 3 % de rosavinas y 1 % de salidroside. Otras especies de rhodiola, como la r. Crenulata, podrían tener concentraciones mucho mayores de salidroside.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario