Compre 2 Y Reciba 1 Gratis Cualquier caja barras Keto Mitomix Compre 2 Y Reciba 1 Gratis Cualquier caja barras Keto Mitomix

PUBLICIDAD

Los mejores beneficios del jugo de apio

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

jugo apio

Historia en Breve -

  • El apio contiene poderosas vitaminas y antioxidantes, como la apigenina, que pueden mejorar las neuronas en su cerebro, así como luteolina, que puede reducir el riesgo de metástasis en las mujeres
  • Al aplicar apigenina en una placa de Petri que contenía células madre humanas durante un período de 25 días, se descubrió que está convertía a las células madre en neuronas, y las sinapsis que las conectaban eran "más fuertes y más sofisticadas"
  • El apio ofrece fitonutrientes que mejoran el tracto digestivo y el sistema cardiovascular al combatir la inflamación; las semillas tienen un efecto positivo en los vasos sanguíneos ya que reducen la presión arterial
  • Asimismo, el apio es un alimento saludable que se come crudo, la manera en que se cocina el apio puede afectar sus atributos nutricionales. Además, el apio orgánico es aún mejor, pero ciertos compuestos pueden actuar como un goitrógeno si se consumen en grandes cantidades

Tal vez ele sorprenda saber que el apio forma parte de la misma familia de plantas, llamadas Apiaceae, que las zanahorias y el perejil, pero puede que no sea difícil imaginar que también esté relacionado con el apio nabo, un tubérculo.

La mayoría de las personas piensa que el apio es una verdura agradable y crujiente que se puede combinar con las zanahorias y los rábanos como botana para fiestas.

Pero estudios recientes han revelado que estos tallos de color verde pálido, también conocidos como Apium graveolens, tienen una gran variedad de beneficios para la salud, al igual que las pequeñas semillas e incluso el jugo, a pesar de que los tallos son 95 % de agua.

Resulta que el jugo de apio se promociona como una de las súper bebidas más recientes, y según The Guardian, a partir de octubre de 2018, se ha cuadruplicado en ventas en comparación con el jugo de col rizada (kale), que aparentemente ya pasó de moda. De hecho, las ventas en los Estados Unidos han aumentado en un 454 %, y la emoción está llegando a Gran Bretaña.

El fenómeno del jugo de apio

El fenómeno se atribuye a Anthony Williams, quien se llama a sí mismo el creador del “Global Celery Juice Movement” ya que logró comercializarlo como "una herramienta de curación para cada síntoma y afección imaginable".

Williams dice que la mayoría de los beneficios provienen de beberlo por la mañana con el estómago vacío, sin mezclarlo con otras sustancias, y esperar 15 minutos para comer cualquier otra cosa.

Los beneficios que enumera se extienden a "enfermedades autoinmunes, acné, eccema, psoriasis, migrañas, reflujo ácido, adicciones, ansiedad, depresión, fatiga, problemas de peso, hinchazón y estreñimiento".

Los científicos creen que el apio tiene beneficios para su tracto digestivo y sistema cardiovascular. Por su parte, las semillas se han utilizado como analgésicos naturales. Uno de los compuestos más ventajosos en el apio es la apigenina, una molécula que está llamando la atención por sus posibles propiedades para combatir el cáncer.

La apigenina es un flavonoide que se encuentra en muchas hierbas, como el perejil, tomillo y manzanilla. Una razón por la que es tan importante es porque mejora las neuronas en su cerebro. De hecho, un estudio demostró que después de 25 días de haber aplicado apigenina a una placa de Petri que contenía células madre humanas, las células madre se convertían en neuronas.

Además, las sinapsis que conectaban las neuronas eran "más fuertes y más sofisticadas", algo que no ocurría sin la apigenina. El resultado es que las neuronas más fuertes refuerzan varios aspectos de la función cerebral. Además del crecimiento de nuevas células cerebrales, la apigenina ha demostrado ser efectiva contra el cáncer, en especial con el cáncer de mama.

Este compuesto también se ha relacionado con menores daños en su cuerpo provocados por la inflamación. En un estudio publicado en PloS One, se observó que el consumo de apio y otros alimentos con apigenina puede restablecer el equilibrio inmunológico incluso cuando hay inflamación:

"La apigenina inhibe la respuesta inflamatoria inducida por LPS (lipopolisacáridos) a través de múltiples mecanismos en los macrófagos. Estos resultados proporcionaron evidencia científica de gran importancia sobre el uso de la apigenina como agente terapéutico contra las enfermedades inflamatorias".

Según el Online Textbook of Bacteriology, los lipopolisacáridos están relacionados con la membrana externa de las bacterias tipo E. coli, Salmonella y Shigella, así como otros patógenos gramnegativos.

En resumen, tal como lo demuestra un estudio de la Universidad Estatal de Ohio, la apigenina reduce los efectos tóxicos y "ejerce una actividad antiinflamatoria efectiva en los tejidos vivos al reducir la expresión inducida por LPS, por lo que restablece el equilibrio inmune".

Los beneficios del apio

Hay una dosis saludable de vitamina K en el apio que es necesaria para proporcionar una coagulación sanguínea saludable y prevenir la calcificación arterial. Además de que provee el 37 % del consumo diario recomendado (DRI, por sus siglas en inglés) en una sola taza.

También proporciona la cantidad de más alta del nutriente molibdeno, 11 %, el cual es un oligoelemento esencial para la desintoxicación de metales pesados. En artículos anteriores he escrito acerca de cómo es que el molibdeno funciona como un cofactor para cuatro enzimas cruciales:

Otros nutrientes en el apio incluyen las vitaminas A y C, así como folato y potasio, y es una fuente rica de antioxidantes, ácidos fenólicos, fitosteroles, flavonas y flavonoles, junto con muchos fitonutrientes.

Además, como ya lo había mencionado, no solo es bueno comer el apio, sino también sus semillas. Los estudios indican que, si bien el apio puede ser un alimento simple, tiene una composición química compleja con componentes capaces de producir un efecto relajante y dilatador para disminuir su presión arterial. Según el estudio destacado:

"Los extractos de semillas de apio tienen propiedades antihipertensivas, que parecen atribuirse a las acciones de sus constituyentes hidrófobos activos, como la NBP (n-butilftalida), y se pueden considerar como un agente antihipertensivo en el tratamiento crónico de la PA elevada".

Los estudios indican que el 3nB (3-n-butilo) se identifica como un compuesto útil en el manejo de las enfermedades vasculares en el cerebro, incluyendo los derrames cerebrales y la demencia vascular.

Se han realizado estudios que sugieren una reducción viable de la presión arterial en ratas, tal como un que fue publicado en el Journal of Medicinal Food, pero estudios posteriores en humanos han demostrado que el extracto de semilla de apio sí reduce los niveles de hipertensión.

Caso en cuestión: en los 30 participantes del estudio que sufrían de hipertensión entre leve y moderada, y tomaron las dosis prescritas de 75 miligramos (mg) de extracto de semilla de apio dos veces al día durante seis semanas, los resultados fueron significativos.

Los niveles iniciales de la presión arterial disminuyeron 8.2 mm Hg en la presión sistólica y 8.5 en la diastólica. Sin embargo, para obtener un beneficio similar, tendría que consumir alrededor de 22 kg o 530 tallos de apio.

Compuestos del apio para combatir el cáncer y estimular la neurogénesis

Con respecto a la neurogénesis, la apigenina también puede estimular el crecimiento y el desarrollo de las células nerviosas en ratones y mejorar sus capacidades de aprendizaje y memoria, así como ser útil para el tratamiento de enfermedades, trastornos y lesiones neurológicas, de acuerdo con un estudio realizado la Escuela de Biotecnología de Dublín, en Irlanda.

Además de la apigenina en el apio, también está la luteolina flavonoide, que ha demostrado tener propiedades anticancerígenas. Los autores del estudio explican que esto ocurre, porque la presencia de luteolina hace que las células cancerígenas sean más vulnerables a los agentes terapéuticos. También se demostró que la apigenina inhibe el crecimiento en cuatro cultivos celulares de cáncer pancreático.

Además, en 2017, los investigadores descubrieron que la luteolina también puede ser eficaz para reducir el riesgo de las mujeres de desarrollar metástasis de cáncer de mama triple negativo. Salman Hyder, profesor de angiogénesis tumoral y ciencias biomédicas en el Colegio de Medicina Veterinaria y Centro de Investigación Cardiovascular de Dalton, analizó las células en placas de Petri y explicó que:

“El cáncer de mama triple negativo es un conjunto de células cancerígenas que carecen de tres receptores que son abordados por los regímenes de quimioterapia actuales.

Debido a esta falta de receptores, los medicamentos comunes contra el cáncer no pueden ‘encontrar’ dichas células, y los médicos deben tratar el cáncer con estrategias de tratamiento que son demasiado agresivas y tóxicas.

Además, las mujeres con este tipo de cáncer de mama con frecuencia desarrollan lesiones metastásicas que se originan a partir de células resistentes a los medicamentos, las cuales se pueden mover fácilmente a través del cuerpo, lo que las ayuda a metastatizar a otros órganos.

Encontramos que la luteolina inhibe esa migración y que también puede eliminar a las células cancerosas".

Las investigaciones anteriores sugieren que hay otros beneficios con respecto a la efectividad del apio. Sus compuestos pueden calmar al sistema nervioso, aliviar el dolor y tratar una serie de enfermedades tales como la artritis, gota, retención de agua, espasmos musculares, resfriados y gripe, aunque los científicos afirman que se necesitan más pruebas para verificar estos usos.

Las ventajas del apio para el tracto digestivo

Se sabe desde hace mucho tiempo que el apio es una excelente botana ya que más allá de ser crujiente y tener un sabor ligero, ofrece una fibra que es esencial. De acuerdo con Live Science:

“La fibra es conocida por sus beneficios digestivos. Ayuda a mantener la constancia en los movimientos intestinales, reduciendo así el estreñimiento. También ayuda a mantener los intestinos sanos y a mantener el peso. Una taza de apio proporciona alrededor del 6 % de sus requisitos diarios de fibra.

Algunas investigaciones recientes sugieren que los antioxidantes en el apio también podrían reforzar el revestimiento del estómago y reducir el riesgo de úlceras gástricas".

Aspectos que debe tomar en cuenta antes de consumir apio

Al consumir apio, hay algunas cosas a las que hay que estar atento. Primero, el apio es un bocadillo saludable y un alimento que se come crudo, pero la forma en que se cocina puede afectar sus atributos nutricionales.

Los estudios muestran que pierde entre el 38 y 41 % de sus antioxidantes cuando se hierve o blanquea, lo cual es significativo, pero al cocerlo al vapor durante unos 10 minutos, retiene entre el 83 y 99 % de sus nutrientes antioxidantes.

El sitio web Medical News Today señala que el apio pertenece a un pequeño grupo de alimentos que pueden causar una reacción alérgica grave, y esto puede causar una afección que puede ser fatal conocida como shock anafiláctico. A lo anterior añade que "aquellos que son alérgicos al apio deben ser cuidadosos y revisar las etiquetas de los alimentos, ya que basta con pequeños rastros de apio para causar una reacción".

Muchos alimentos naturales tienen elementos que pueden ser tóxicos si se comen crudos y en cantidades excesivas a la vez; el apio es uno de ellos. De hecho, podría causar bocios, que son inflamaciones en el cuello que podrían provocar problemas respiratorios e incluso hipotiroidismo.

"El apio puede actuar como un goitrógeno si se consume en cantidades excesivas, sobre todo si no está cocido... Esto se debe a que el apio crudo en grandes cantidades puede interferir con el proceso del yodo en la tiroides", señaló SF Gate.

Además, muchas plantas contienen compuestos naturales conocidos como psoralenos que podrían aumentar su sensibilidad a la luz ultravioleta. En el caso del apio, puede causar una reacción en la piel o sarpullido en caso de que le caigan algunas gotas de jugo de apio sobre su piel y se exponga al sol entre 12 a 36 horas.

De hecho, el sarpullido o hiperpigmentación pueden causar una sensación de ardor y durar de tres a cinco días, o incluso meses, según un artículo del Baylor University Medical Center Proceedings, publicado en el 2000.

Por último, los pesticidas se han convertido en un gran negocio y, por desgracia, los agricultores utilizan sustancias tales como el glifosato, entre otros pesticidas, en un total de casi 2 mil millones de kilogramos en todo el mundo, y 136 millones de kilogramos son rociados en las tierras de cultivo de los Estados Unidos.

Una clase de pesticidas llamados organofosforados (OP) también se ha relacionado con aquellos riesgos de salud que destruyen al cerebro, tales como los déficits de atención y de memoria, autismo y menor coeficiente intelectual.

Por desgracia, el apio se encuentra en el lugar número 10 de la notoria lista del Grupo de Trabajo Ambiental que indica cuáles son las 12 frutas y vegetales con mayor cantidad de residuos de pesticidas. Los alimentos orgánicos son superiores en comparación con los que son cultivados de manera convencional y que están a la venta en su supermercado local, debido al uso de pesticidas dañinos.

Si no puede conseguir apio orgánico o simplemente no está seguro de querer consumirlo, se recomienda que lave sus frutas y verduras antes de comerlas, incluso si se pelan antes de su consumo. Mejor aún, cultive su propio apio, de manera orgánica.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario