Anniversary Sale Anniversary Sale

PUBLICIDAD

Si estas “cremas” para café no contienen lácteos, ¿entonces qué contienen? Más toxinas de las que imagina

Análisis escrito por Dr. Joseph Mercola Datos comprobados

crema sin lacteos para cafe

Historia en Breve -

  • Se les denomina como "cremas sin lácteos", pero es posible que sean completamente libres de lácteos y que no sean naturalmente cremosas. Aunque es posible que estos aditivos para el café aparentemente inocentes no contengan el azúcar de la lactosa en la leche que los veganos e intolerantes a la lactosa tratan de evitar, casi siempre contienen caseína, una proteína láctea adictiva y alergénica; de hecho, la parte "más cremosa" podría derivarse de un aceite "vegetal" altamente procesado
  • Lo que realmente permite que este tipo de "crema" se denomine "sin lácteos" es una combinación nociva de sustancias químicas que simulan las propiedades de la crema verdadera. Pero, la razón principal por la que se han creado es porque tienen una vida útil más larga, que está destinada a beneficiar al fabricante y no al consumidor
  • Por desgracia, los aceites parcialmente hidrogenados (también conocidos como grasas trans), el jarabe de maíz y la sucralosa (Splenda) son los ingredientes básicos y más comunes que se encuentran en las cremas en polvo utilizados para otorgarles el sabor, color y textura similares a la crema
  • Los estudios indican que los químicos menos conocidos en las cremas en polvo, como el acesulfame de potasio, aluminosilicato de sodio y carragenina, entre otros, se consideran ingredientes comunes en los fertilizantes, son altamente inflamables y pueden ser cancerígenos
  • Una alternativa más natural y saludable a la crema en polvo sería consumir alimentos reales con moderación

Una de las razones principales por las que se crearon las llamadas cremas en polvo o "sin lácteos" fue para ayudar a los fabricantes a evitar la necesidad de refrigeración, prolongar la vida útil y, por lo tanto, extender la fecha de "caducidad".

Para lograrlo, fue necesario preparar una combinación que imitara la dulzura y simulara la cremosidad de los alimentos reales y, además, para poder conservarlos sin refrigeración.

El primero que surgió fue COFFEE-MATE de Nestlé Carnation, un revolucionario producto en polvo "sin lácteos" en 1961; y en 1989 se presentó una versión líquida.

Después de que WhiteWave Foods creó docenas de productos similares, como Borden´s Cremora and International Delight, la popularidad de las cremas sin lácteos continuó aumentando hasta su actual incursión en el mercado global.

Hoy en día, según las estadísticas, el 62 % de las personas que beben café utilizan algún tipo de crema, y alrededor de 37 000 millones de tazas por año contienen algún tipo de crema sin lácteos.

Se prevé que las ventas de crema para café proyectadas hasta el año 2028 tendrán una tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR, por sus siglas en inglés) del 5.5 %(aunque debe considerarse que uno de los principales productores de crema en polvo es parcialmente responsable de estas estadísticas).

Pero, incluso sin la necesidad de conservarlos sin refrigeración, muchas personas utilizan estos productos en vez de los productos reales. ¿Por qué? Más del 60 % de los usuarios indicó que era por su sabor (¿será otra forma de denominarlo por su "dulzura"?).

Además, ¿ha escuchado que la crema en polvo para café es inflamable? Pues, ¡es verdad! ¡Incluso conozco a algunas personas que han utilizado crema en polco para iniciar sus fogatas! Lo que por supuesto plantea la pregunta... ¿cómo son elaboradas estas cremas y realmente quiere agregarlas a su café matutino?

Entonces, ¿qué son realmente?

De inicio, el hecho de que este tipo de productos denominen como “crema sin lácteos” debería generar algunas especulaciones. Porque si tiene que utilizarse leche para obtener crema y este tipo está hecha sin productos lácteos, entonces ¿qué contiene? En primer lugar, técnicamente no es "sin lácteos".

El sitio web de Coffee mate lo explica:

"Coffee mate® en presentación líquida y en polvo contiene un ingrediente llamado caseinato de sodio, que es un derivado de la leche. […] Aunque las cremas líquidas Coffee mate® no contienen leche ni tienen lactosa, contienen caseinato de sodio/caseína micelar, que es un derivado de la leche".

La lactosa es un tipo de azúcar láctea, que puede contribuir a problemas digestivos en las personas que carecen de la capacidad de producir la enzima lactasa en la adolescencia y adultez, pero en realidad no es tan problemática como la caseína, cuando se trata de inducir inmunidad (por ejemplo, diabetes de inicio juvenil) o producir una respuesta adictiva a través de sus péptidos de casomorfina.

Entonces, si bien algunas de las cremas que no contienen productos lácteos pueden estar etiquetadas como "sin lactosa", en su lugar podrían contener caseína, una proteína láctea agregada por los fabricantes para proporcionarle a las cremas sin lácteos un sabor y consistencia similares a la leche, y probablemente también, de forma accidental o intencionada, un efecto adictivo que asegure la captación del consumidor.

Incluso la respuesta oficial de la empresa sobre si los productos contienen alérgenos lácteos es "SI". Y entonces, estas empresas pueden comercializar una crema que contenga alérgenos lácteos, pero "sin lácteos".

El contenido consiste en "aceite vegetal", que generalmente se trata de un extracto de semilla de palma, soya, algodón y cártamo. Pero, aquí hay otra pregunta importante, ¿desde cuándo son de origen vegetal?

Esto ayuda a explicar lo que hay detrás de la terminología de la "crema sin lácteos". Pero eso solo es superficialmente hablando. Por lo general, las cremas en polvo contienen una docena de químicos misteriosos (¿de qué otra manera podría conservarse este tipo de polvo hasta una fecha de caducidad de dos años?!) que solo pueden describirse como problemáticos para la salud.

De hecho, estos productos son tan artificiales y diferentes a los que provienen de la naturaleza que ¡los estudios de cine de Hollywood los utilizan para producir un efecto explosivo sin necesidad de emplear gasolina!

Si desea saber el contenido de los alimentos que consume, lea las letras pequeñas...

Además del agua (el primer ingrediente incluido en la lista), 25 de las cremas en polvo más populares contienen la mayoría o diversas combinaciones de los siguientes ingredientes, incluyendo a las formas líquidas y en polvo, además de los saborizantes:

Aceite de soya u otro tipo parcialmente hidrogenado

Azúcar o jarabe de maíz (o sólidos de jarabe de maíz)

Almidón de maíz modificado

Fosfato dipotásico (modera la acidez del café)

Caseinato de sodio (derivado lácteo)

Aluminosilicato de sodio

Carragenina (agente espesante)

Mono y diglicéridos (evitan la separación del aceite)

Estearoil lactilato de sodio

Maltodextrina

Dióxido de titanio

Acesulfamo de potasio

Sucralosa

Estearoilestilato de sodio (emulsionante)

Polisorbato 60 (emulsionante)

Color

Saborizantes artificiales

Goma o gel de celulosa

Revise bien las etiquetas

El aceite de soya parcialmente hidrogenado tiene múltiples riesgos.

Si desglosamos la terminología, el término de hidrogenación se refiere a la transformación radical de las grasas naturales en semisintéticas al agregar hidrógeno al aceite vegetal a altas temperatura y, si bien, esto podría extender su vida útil, puede contribuir a una amplia variedad de efectos adversos para la salud, como la agresión, enfermedad arterial coronaria, cáncer y resistencia a la insulina.

Después del agua y azúcar, la soya parcialmente hidrogenada u otros aceites son el primer elemento que aparece en las listas de ingredientes de cremas en polvo. Como mínimo, los problemas relacionados con el aceite de soya parcialmente hidrogenado se duplican.

Uno involucra que el aceite atraviese un proceso que previene la rancidez al cambiar y perjudicar la composición química de sus ácidos grasos esenciales. El aceite interesterificado pasa por un proceso similar, una expresión que a menudo se utiliza porque los consumidores se han vuelto más precavidos ante los riesgos cuando leen la palabra "parcialmente hidrogenado".

En los años 90, los científicos descubrieron que el consumo parcial o total de alimentos hidrogenados cargados con grasas trans alteraba la estructura celular y función a nivel molecular.

Literalmente, podría alterar su expresión de ADN hasta el punto de promover la aparición o desarrollo prematuro de enfermedades como el cáncer, diabetes y derrames cerebrales. Según el sitio web heart.org, patrocinado por la Asociación Americana del Corazón:

“Las grasas trans pueden elevar los niveles de colesterol malo (LDL) y disminuir los niveles de colesterol bueno (HDL). Consumir grasas trans podría elevar el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y derrames cerebrales. También, está relacionado con un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2".

¿Por qué tantos alimentos contienen grasas trans?

"A las empresas les gusta utilizar grasas trans en sus alimentos porque son fáciles de usar, tienen bajo costo de producción y pueden durar mucho tiempo. Las grasas trans les otorgan a los alimentos un sabor y textura deseables.

Muchos restaurantes y establecimientos de comida rápida emplean grasas trans para freír alimentos porque los aceites con grasas trans se pueden utilizar muchas veces en las freidoras comerciales."

Su contenido de jarabe de maíz, como se explica algunas veces en la etiqueta, solo contiene una "cantidad trivial de azúcar", ¡como si el azúcar fuera la sustancia que debería evitar más! ¿Ha observado la diferencia entre la margarina derretida y refrigerada?

Estas sustancias también podrían cambiar en sus células, obstruir sus arterias y aumentar drásticamente el riesgo de obesidad, ataques cardíacos o enfermedades coronarias, en especial entre las mujeres, ¡y eso solo es el principio!

Transgénicos: la opción menos ideal... para su taza de café matutino

Según el sitio web GMOSeralini.org, "que es propiedad y mantenido por un grupo de ciudadanos y científicos preocupados", la modificación genética de los alimentos es un problema mundial, y la postura de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) sobre los GMO es sospechosa por diversas razones:

"A nivel mundial, las evaluaciones de seguridad de los organismos genéticamente regulados por organismos gubernamentales regulatorios no son científicamente rigurosas. Al igual que en los Estados Unidos no realizan ni encomiendan sus propias pruebas en los cultivos transgénicos (GM).

En vez de eso, toman decisiones relacionadas con la seguridad de los GMO con base en estudios encargados por las mismas empresas que se benefician de la aprobación de cultivos".

El estudio también señaló que "los estudios de la industria ya manifiestan un sesgo", y "a menudo, los expertos de EFSA son expuestos por tener conflictos de interés con la industria de GM. David Schubert, profesor y Jefe del laboratorio de Neurobiología Celular del Instituto Salk, expuso sobre los GMO:

"Algo que nos sorprendió es que los reguladores de los Estados Unidos confían casi exclusivamente en la información proporcionada por el desarrollador de cultivos biotecnológicos, y esos datos no se publican en revistas ni se someten a revisión por pares... un 'proceso de aprobación' sellado y diseñado para aumentar la confianza del público, pero no garantiza la seguridad de los alimentos transgénicos".

¡Si solo se tratara del ‘azúcar y sabores de moda’!

Los sabores pumpkin spice, amaretto, crema irlandesa, vainilla francesa, avellana, eggnog... la lista es extensa cuando se trata de los condimentos añadidos a las cremas en polvos.

Una de las sustancias ampliamente utilizadas para saborizar los alimentos y bebidas es el diacetilo (que no aparece en las etiquetas de productos sin lácteos), que el boletín de seguridad y salud de OSHA describe como posible problema de salud, por lo que:

“… Comenzaron a disminuir o eliminar la cantidad de diacetilo en algunos tipos de saborizantes, por problemas de salud. Los principales tipos de saborizantes que utilizan diacetilo son los saborizantes lácteos (por ejemplo, la mantequilla, queso, crema agria, huevo y yogur) y los llamados "saborizantes marrones" (por ejemplo, los sabores caramelo, caramelo duro, azúcar morena, maple o café).

Aparte de lo anterior, añade que:

“La aparición de enfermedades pulmonares graves entre los trabajadores en áreas laborales, donde se fabrica y utiliza el diacetilo ha llevado a algunos fabricantes a disminuir o eliminar la cantidad de diacetilo en algunos tipos de saborizantes, alimentos y bebidas. Han comenzado a emplear sustitutos como el acetil propionilo (2,3 pentanediona) y acetoína.

Estos sustitutos, de los cuales algunos son estructuralmente similares al diacetilo, no se han estudiado ampliamente y han suscitado cada vez más preocupación por que también representan riesgos para la salud de los trabajadores".

Cuando se trata de etiquetar los posibles riesgos relacionados con la salud, no todo es 'luz y dulzura'...

El azúcar, sal y jarabe de maíz son parte de los ingredientes que se agregan en las cremas en polvo para compensar la ausencia de leche y crema.

Si bien, Coffee mate es cuidadoso al afirmar que sus productos de crema en polvo no contienen jarabe de maíz alto en fructosa o el infame "azúcar de maíz" negado por la FDA, que la industria del maíz ha insistido que se diga públicamente que la presencia de sólidos de jarabe de maíz en las cremas en polvos representa posibles riesgos para la salud.

Al menos, los estudios sobre acesulfame de potasio (Acesulfame-K) en cremas en polvo, conocido por causar problemas renales, indican alguna sospecha sobre la aprobación de este ingrediente por parte de la FDA .

"Todas las aprobaciones de FAP de la FDA para el acesulfame se basaron en la conclusión de que los estudios de seguridad, incluyendo a los ensayos del acesulfame a largo plazo realizados en animales por Hoechst, el fabricante del químico, en los Países Bajos en los años 70, fueron adecuados y los resultados del examen manifestaron seguridad".

Sin embargo, “incluso con las fallas de diseño y ejecución de las pruebas de Hoechst, los resultados indicaron una relación entre el tratamiento con acesulfame y carcinogénesis."

Según esta información, el acesulfame de potasio es indicado en el sitio web labelwatch.com patrocinado por la FDA como un "ingrediente que debe utilizarse con precaución, el cual parece ser problemático".

“Al igual que con otros endulzantes artificiales, existe preocupación en la seguridad del acesulfame de potasio. Como indica el sitio web del Centro de Ciencia Para el Interés Público (CSPI, por sus siglas en inglés), una organización de defensa de la salud sin fines de lucro, las pruebas de seguridad del acesulfame-K que se realizaron en los años 70 fueron de baja calidad.

Y continúan al indicar que las pruebas clave en ratas fueron afectadas por enfermedades en las colonias de animales; un estudio con ratones que se adelantó varios meses y no expuso a los animales durante la gestación. Dos estudios en ratas sugieren que el aditivo podría causar cáncer.

Además, se mencionó que las grandes dosis de acetoacetamida (producto de degradación) han demostrado afectar la tiroides en ratas, conejos y perros".

Y ¿cuál es la situación de la sucralosa añadida para endulzar la crema en polvo? El hecho es que es un químico sintético, creado en laboratorio, con efectos secundarios reportados que incluyen:

Dolores y molestias articulares

Picazón, erupciones cutáneas o ampollas

Palpitaciones cardiacas

Congestión o secreción nasal

Ojos rojos, inyectados de sangre

Problemas al respirar, sibilancias

Dolores de cabeza, migrañas

Dolor estomacal severo, distensión abdominal, diarrea sanguinolenta

Y si ya pensaba que poner “crema” en su café era perjudicial...

Muchos de los ingredientes en las cremas en polvo no están relacionados con el sabor o color, pero son necesarios para compensar los problemas que surgen de la combinación de tantas sustancias diferentes (tóxicas).

El boletín de seguridad y salud de OSHA también aborda este problema:

"Existe la preocupación adicional de que las combinaciones de químicos pueden aumentar el daño".

Un buen ejemplo es el aluminosilicato de sodio, añadido como agente antiaglomerante. Una Hoja de Datos de Seguridad del Material (MSDS, por sus siglas en inglés) señala en la categoría de "consumo" que "no se anticipan efectos adversos durante el manejo industrial adecuado" de esta sustancia". (Eso es alentador).

Las medidas de manejo y almacenamiento advierten "no coma, beba, fume o aplique cosméticos mientras esté en contacto con este producto", y luego "quítese la ropa contaminada". Los procedimientos de limpieza incluyen, "no deseche el material por los desagües o vías fluviales".

Otro ingrediente común en las cremas en polvo es el fosfato dipotásico, que también se llama fosfato de hidrógeno y potasio, fosfato de potasio, fosfato dibásico de potasio y monofosfato de potasio. Una declaración concisa sobre esta sustancia indica:

“… proporciona el sabor a Coca-Cola. Nos ayuda a digerir los azúcares, grasas y proteínas, que son los tres ingredientes principales de las cremas sin lácteos. Además, es un pesticida e ingrediente importante en los fertilizantes".

Según los estudios sobre la carragenina demuestran que, en lugar de ser el derivado natural y saludable de algas marinas que se pensaba, es un agente inflamatorio relacionado con una enfermedad intestinal grave e incluso se clasifica como "posible agente cancerígeno".

Un estudio observó la "aparición de ulceraciones y neoplasias relacionadas con la exposición a la carragenina". Tanto la carragenina degradada como sin degradar estuvieron vinculadas con la aparición de úlceras intestinales. Lo más convincente es la conclusión del estudio:

"Debido a las propiedades cancerígenas reconocidas de la carragenina degradada en modelos animales y los efectos promotores de cáncer de la carragenina sin degradar en los modelos experimentales, debe reconsiderarse el uso generalizado de la carragenina en la alimentación occidental".

Luego tenemos al polisorbato 60, un agente emulsionante calificado como un riesgo de salud "moderado" por el Grupo de Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés), aunque existen brechas de datos reconocidas y posible toxicidad del sistema de órganos sensoriales. aunque no reproductivos.

Algunas veces también está contaminado con óxido de etileno y 1,4 dioxano, dos de los contaminantes industriales más conocidos por causar cáncer.

Leche sin pasteurizar: la mejor opción para la mayoría de las personas

Una de las razones por las que las personas optan por las cremas en polvo se debe a la intolerancia a la lactosa.

Si bien, esta puede ser una de las razones principales por las que se creó esta sustancia, algo que no han comprendido es que la leche y la crema sin pasteurizar, también conocidas como “alimentos verdaderos”, son una opción más ideal, ya que existen muchos menos problemas relacionados con la leche cuando no está pasteurizada.

Además, muchos de los que son alérgicos a la leche de vaca reaccionan bien con la leche de cabra u oveja.

Aunque la leche y crema pasteurizadas pueden causar sus propios problemas, por mucho, constituyen las alergias alimenticias más comúnmente reportadas en los Estados Unidos, relacionadas con la diarrea, autismo, diabetes tipo 1, infertilidad y artritis, entre otros muchos malestares de salud, son un mal menor en comparación con la combinación potencialmente mortal de la lista de ingredientes promedio que contienen las cremas sin lácteos.

Sin embargo, la pasteurización de la leche involucra utilizar las temperaturas elevadas de 145 a 150 grados durante 30 minutos o más, lo que puede cambiar por completo la estructura de las proteínas lácteas. Esa solo es una de las múltiples razones por las que la leche de vaca pasteurizada es la causa más común de alergias alimenticias en los Estados Unidos.

La crema batida es otro ejemplo de los trucos semánticos reflejados en el etiquetado de alimentos de los Estados Unidos; que a menudo son las mismas sustancias de origen químico que componen a la crema en polvo básica; es decir, aceite de soya hidrogenado, caseinato de sodio, azúcar, sorbitol, dextrosa, monodiglicérido, polisorbato 80, entre otros.

Encontrará que la leche sin pasteurizar es una opción más ideal no solo porque usualmente no está relacionada con las enfermedades anteriores, sino porque contiene bacterias beneficiosas, como el lactobacillus acidolphilus, vitaminas, enzimas, y sigue siendo una de las mejores formas de agregar minerales adicionales en su alimentación.

Alternativas saludables a la crema en polvo

Si solicita una taza de café con crema en algunas aerolíneas, es posible que le traigan su café junto con un pequeño paquete de una "sustancia blanca" en polvo, la cual no implica que contenga crema o lácteos.

Sin duda, esta sustancia blanqueará su café, lo cual por lo general es gracias al mismo pigmento de dióxido de titanio usado en la pintura blanca, que como mínimo es una descripción honesta de lo que contiene.

Hoy en día, hay muchos sitios en Internet que explican cómo elaborar sus propios alimentos y bebidas, incluyendo sustituto de crema real, por medio de ingredientes saludables, de origen vegetal, en vez de las mezclas químicas que encuentra en los supermercados. Si quiere poner crema en su café y que sea de calidad kosher, como lo dijo un bloguero:

¡Utilice crema real! O para obtener alternativas sin lácteos, use leche de coco o prepare leche de almendras. Si no puede elaborar una versión libre de lácteos, no lo haga. Sus invitados de Pascua no se molestarán porque el postre no incluyó una mezcla de ingredientes falsos".

Como una muestra de buenas noticias, si es de las personas que aman beber café, puede estar seguro que el café le beneficiará.

Es posible que esté cansado de las constantes alarmas alimenticias y codicia que a menudo impulsan las políticas relacionadas con los alimentos que consumimos, pero mantenerse informado y ser consciente es la única forma para proteger su salud y la de su familia en esta era de sustancias químicas disfrazadas de nutrientes y etiquetado deshonesto en alimentos.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario